Aires de Libertad

www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 705214 mensajes en 36718 argumentos.

Tenemos 1286 miembros registrados.

El último usuario registrado es frasesdemujer.

Últimos temas

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 22 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 20 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Carlos Justino Caballero, cecilia gargantini


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Mar 16 Mayo 2017, 23:10.

Septiembre 2017

LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Comparte
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 28 Oct 2015, 04:01

Al día siguiente del deceso pusimos una nota recordatoria en ANUNCIOS. Creo que no se ha hablado de él. Pese al mucho trabajo Lluvia y yo hemos decidido hablar del autor entre otras obras de PRIMAVERA DE LA MUERTE ( Poesías Completas 1945-1998) y de IRRACIONALISMO POÉTICO.

Insisto : lo vamos a hacer poco a poco; y compartiendo la tarea con lo que llevamos hacia adelante en POESÍA SOCIAL.



Fue en la claridad

donde comprendiste

tu media verdad.


Y la otra mitad

la reconociste

en la oscuridad.


En el negror más hondo. Allí estuviste. ( Introducción a Mis poesías Completas. TODA LA VERDAD. CARLOS BOUSOÑO. TUSQUET. BARCELONA 1998)


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Vie 30 Oct 2015, 06:32, editado 1 vez


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23077
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Lluvia Abril el Miér 28 Oct 2015, 07:46

Pues bien, sin más dilación comenzamos, y lo hago con su biografía, interesante por cierto, y que servirá para conocer un poco más a Carlos Bousoño.


Biografía

Nació en Boal, Asturias, en 1923. A los dos años sus padres se trasladaron a Oviedo, donde transcurrieron su niñez y adolescencia. Estudió los dos primeros años de la carrera de Filosofía y Letras en Oviedo y se trasladó a Madrid a los diecinueve años para concluirlos en 1946 en la Universidad Central, hoy Complutense, con premio extraordinario. En esa misma universidad se doctoró en 1949 con la primera tesis en España sobre un escritor aún vivo, Vicente Aleixandre, poeta de la Generación del 27 galardonado más tarde con el Premio Nobel de Literatura (1977). Su tesis fue publicada con gran éxito (La poesía de Vicente Aleixandre, 1950) y sigue considerándose hoy el mejor y más profundo estudio sobre la poesía de este autor.

En 1951 publicó con Dámaso Alonso, su gran modelo y compañero dentro de la disciplina estilística, Seis calas en la expresión literaria española y su más famoso libro teórico, varias veces reeditado y ampliado, Teoría de la expresión poética (1952). Entre sus obras fundamentales cabe también mencionar El irracionalismo poético. (El Símbolo) (1977), Superrealismo poético y simbolización (1978) y una obra muy ambiciosa que no llegó a concluir: Épocas literarias y evolución (1981). Reunió su poesía completa en 1998 revisada bajo el título Primavera de la muerte.

Casado en 1976 con Ruth, una exalumna puertorriqueña de la que tuvo dos hijos, enseñó Literatura española en varias universidades norteamericanas (Wellesley, Smith, Vanderbilt, Middlebury, New York University, entre otras). Impartió la materia estilística en la Universidad Complutense de Madrid, de la que fue en sus últimos años profesor emérito. Obtuvo el premio Fastenrath de la Real Academia Española en 1952 y fue nombrado miembro numerario de la misma en 1979, pronunciando su discurso de ingreso en 1980. Doctor honoris causa por la Universidad de Turín, en 1978 había ganado ya el Premio Nacional de Ensayo por El irracionalismo poético y el simbolismo. En 1990 le fue otorgado el Premio Nacional de Poesía por '‘Metáfora del desafuero’', libro clave en su evolución desde el realismo al simbolismo. En 1993 fue merecedor del Premio Nacional de las Letras Españolas y en 1995 recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Letras. Fue además «Honorary Fellow» de la Hispanic Society of America y Presidente de honor del Premio Loewe de Poesía, uno de los más importantes de España. Además fue finalista en dos ocasiones del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (mayo de 1993 y junio de 1994) y en diciembre de 2000 fue candidato al Premio Cervantes, en el que quedó entre los cuatro finalistas, galardón para el que compitió también en 1998, 2001 y 2002.

Durante muchos años fue votado como el mejor profesor de la Universidad Complutense. También fue un deslumbrante conferenciante. Sus clases en la Universidad Complutense fueron siempre lecciones magistrales que Bousoño decía sin mirar ni un solo apunte. Su fama como profesor llevó a sus aulas a los más destacados poetas y escritores que estudiaron en la Universidad Complutense. Entre sus amigos más importantes cabe destacar, aparte del propio Vicente Aleixandre, cuyo archivo heredó, a Francisco Brines, Claudio Rodríguez, Francisco Nieva, Mario Vargas Llosa y el crítico cubano José Olivio Jiménez, entre otros.

Falleció en Madrid el 24 de octubre de 2015 a los 92 años. En el momento de su muerte era el académico de la RAE más antiguo.



Obra poética

Su obra poética es muy abundante. Su primer poemario, Subida al Amor (1945), descubría la vena reflexiva existencialista o de poesía desarraigada de los jóvenes poetas que asumieron dramáticamente tras la Guerra Civil española el conflicto entre una visión existencialista de la vida y una profunda fe religiosa. En la misma línea y más cerca de cierto misticismo siguió Primavera de la muerte (1946); ambos libros reeditados juntos con el título Hacia otra luz (1950). De sus libros posteriores destacan Oda en la ceniza (1967, premio de la Crítica), Las monedas contra la losa (1973, premio de la Crítica), Metáfora del desafuero (1988, premio Nacional de Poesía) y El ojo de la aguja (1993). En todas estas obras su estilo fue evolucionando entre realismo y simbolismo y, aunque nunca abandonó su raíz existencial, su mirada se hizo más solidaria y su estilo se hizo menos sobrio.

Obra teórica

Desde muy joven, se interesó por la investigación de los fenómenos poéticos, en especial las diversas formas de metaforización, desde la clásica comparación que decía Tu mano es como la nieve, para resaltar la blancura de aquélla, hasta llegar a los difíciles símiles superrealistas, como la aleixandrina espadas como labios. Como teórico de la literatura investigó en profundidad el fenómeno poético y la poesía simbolista. En especial, mostró un gran interés por la lírica superrealista de Vicente Aleixandre.

Su obra Teoría de la expresión poética (1952) fue una obra teórica fundamental sobre el tema en lengua española en las décadas del 50 y el 60. En ella Bousoño trata de desentrañar los secretos del fenómeno poético: cómo surge el lenguaje poético de la deslexicalización del lenguaje cotidiano; y en qué se diferencia aquel del chiste, por ejemplo.

Posteriormente, publicó El irracionalismo poético. El símbolo (1979) y Superrealismo poético y simbolización, en el que esclarece por primera vez, y a nivel mundial, por qué es tan difícil la poesía superrealista: en ella el poeta puede decir "A" es igual a "B", sin que exista ningún parecido objetivo entre ambos elementos, algo indispensable en la metáfora tradicional. Basta con que ambos elementos produzcan sentimientos similares en el lector, es decir, simbolicen los mismos sentimientos; a este tipo de metáfora la llamó imagen visionaria.

Otro libro teórico importante es Épocas literarias y evolución, en el que analiza las épocas literarias y la peculiar forma en que evolucionaron.

René Wellek declaró que Bousoño era el teórico que más le interesaba de Europa.

Premios

Premio Fastenrath de la Real Academia Española en 1952 por Teoría de la expresión poética.
Premio de la Crítica de poesía castellana en 1968 y 1974, por Oda en la ceniza y Las monedas sobre la losa.
Premio Nacional de Ensayo en 1978, por El irracionalismo poético (El símbolo).
Premio Nacional de Poesía en 1990, por Metáfora del desafuero.
Premio Nacional de las Letras Españolas en 1993.
Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1995.

Publicaciones

Poesía

Subida al amor. Hispánica, Adonais. Madrid, 1945.
Primavera de la muerte. Hispánica, Adonais. Madrid, 1946.
Hacia otra luz (Subida al amor, Primavera de la muerte, En vez de sueño). Ínsula. Madrid, 1952.
Noche del sentido. Ínsula. Madrid, 1957.
Poesías completas. Primavera de la muerte. Giner. Madrid, 1960.
Invasión de la realidad. Espasa-Calpe. Madrid, 1962.
Oda en la ceniza. El Bardo. Barcelona, 1967 (2ª edición: Ciencia Nueva. El Bardo, 1968).
La búsqueda. Fomento de Cultura. Hontanar, Valencia, 1971.
Al mismo tiempo que la noche. El Guadalhorce, Cuadernos de María Isabel. Málaga, 1971.
Las monedas contra la losa. Alberto Corazón, editor. Madrid, 1973.
Oda en la ceniza. Las monedas contra la losa. Losada. Buenos Aires, 1975.
Antología poética (1945-1973). Edición del autor. Plaza & Janés. Barcelona, 1976.
Selección de mis versos. Edición del autor. Cátedra. Madrid, 1980 (varias ediciones).
Elegías (a Vicente Aleixandre), con una Presentación del autor. La pluma del águila. Valencia, 1988.
Metáfora del desafuero. Visor. Madrid, 1988.
Oda en la ceniza. Las monedas contra la losa. Edición de Irma Emiliozzi. Castalia. Madrid, 1991.
Poesía. Antología 1945-1993. Edición de Alejandro Duque Amusco. Espasa-Calpe, Colección Austral. Madrid, 1993.
El ojo de la aguja. Tusquets Editores. Barcelona, 1993.
Primavera de la muerte. Poesías completas (1945-1998). Tusquets Editores. Madrid. 1998.

Teoría y crítica literaria

La poesía de Vicente Aleixandre. Ediciones Ínsula. Madrid, 1950. Editorial Gredos (varias ediciones).
Seis calas en la expresión literaria española (en colaboración con Dámaso Alonso). Editorial Gredos. Madrid, 1951.
Teoría de la expresión poética, 1952.
El irracionalismo poético (El Símbolo), 1977.
Superrealismo poético y simbolización, 1978.
Épocas literarias y evolución. Edad Media, Romanticismo, época contemporánea, 1981.



_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 28 Oct 2015, 09:27

Estupendo, amiga mía.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23077
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Lluvia Abril el Miér 28 Oct 2015, 10:18

Antes de irme, y para abrir boca, que se dice, dejo un poema de Carlos



Algo en mi sangre espera todavía...

Algo en mi sangre espera todavía.
Algo en mi sangre en que tu voz aún suena.
Pero no. Inútilmente yo te llamo.
Aquella voz que te llamaba es ésta.

Ven hacia mí. Mis brazos crecen, huyen
donde los tuyos la mañana aquella.

Ven hacia mí. La tierra toda oscila,
se mueve, cruje. Vístete. Despierta.

Oh, qué encendida el alma
en su secreto puro, si vinieras.
Sin esperanza, entre la luz del día,
mi voz te llama.
El eco. La respuesta.

De "Primavera de la muerte" 1946



_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 28 Oct 2015, 14:11

Bellísimo poema. Iremos desgranando su poesía y con un poquito de tiempo , sin prisas, iremos hablando de su obra crítica, tan desconocida como impresionante y valiosa.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 28 Oct 2015, 14:28

RECUERDOS DE INFANCIA

Un niño fui. Un niño que en tus manos

quiso sentir la música del alba,

dulces hierbas tocar, céspedes suaves.

Allá, en lo alto, luces situadas.


¿Estaba a punto de sonar la roca

de la negrura misteriosa y cauta?

Callaba el mundo como calla el cielo.

Callaba el cielo como a un niño callan.


¡Ah, mi sueño infantil de río y frondas,

mi fuga de cristal: necesitada;

mi cosntante pasar ante tu muda,

ante tu torva estatua!


Quieta, quieta mujer sola en el día,

mujer sin luz, mujer de sombras largas,

reseco muro sin dolor: materia.

¡Dura mujer amarga!


Y yo te vi otras veces paseando

tu enorme cola por la triste estancia,

mientras yo golpeaba mi luz tenue,

mi niña luz, mis suaves luces ávidas.


Feroz fue tu quietud, tu seca tierra,

cuando ante ti pasaba

un niño, sólo un niño, siempre, siempre,

como una espuma, un ansia..." ( Carlos Bousoño. Op.Cit.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 29 Oct 2015, 00:39

ODA A ESPAÑA ( Preguerra civil)

Oh España, tierra donde

un toro embiste y otro toro mata.

Ebria vuelas, sin rumbo, en las estrellas

que buscan ascender las bocamangas.


En las esquinas de la mala muerte

y de la buena vida, la jarana

prosigue a media noche. Acordeones.

Más vino. Aplausos. Bulleas. Pitos. Bascas.


En la juergas, castrense surge un cura.

Impone bendiciones y medallas.

Se sube en una silla. Arenga al pueblo.

Un general se sube a una batalla.


En los arenales del desierto duro,

por el camino de la sed amarga,

multitud de borrachos, contra el viento,

bamboleados en la madrugada.


Uno de ellos viste de torero.

Otro se ríe solo. Todos bailan.

En la estepa con con viento y hambre antigua,

España balbucida, entrecortada. ( Carlos Bousoño. Obra cit.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23077
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Lluvia Abril el Jue 29 Oct 2015, 19:14

Primavera de la muerte
(1946)
Carlos Bousoño






Introducción a la muerte


1
Hay veces en que llegan a mi boca


Hay veces en que llegan a mi boca
raros sonidos y a la muerte canto.
Allá en el esqueleto está escondida,
dura, fija, aguardando.

Pero los hombres nunca saben.
Arriba hay quietos cielos vastos.
Tierra dorada, abajo, inmóvil.
Sol el la arena. Torsos, brazos.

Mas el hueso en el fondo de sus vidas
(esa dureza de un futuro extraño)
está tranquilo, porque luz no habita
su funeral reposo milenario.

Yo sé lo mismo que los huesos saben,
y miro, sin embargo,
el viento puro, y, sin tristeza,
suspiro en él y algunas veces amo.



Sólo los huesos son eternos

Sólo los huesos son eternos.
La muerte son que espera su reinado.
La muerte que se sabe victoriosa
allá en su fondo solitario.
Los huesos son antiguos. De su origen
nada sabemos los humanos,
mas hundido en el cuerpo nos habita
lo que seremos bajo el campo.

No la semilla de los vientos
ni la alegría de lo iluminado,
sino un duro esqueleto indescifrable
de irredenta mudez bajo los astros.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 30 Oct 2015, 02:17

"CORDIALÍSIMO CARLOS

FRANCISCO BRINES.-

En Carlos se ha cumplido ya el desvanecimiento, lo único que sabemos con certeza, que habrá de ocurrirle a toda criatura que al nacer abre las puertas de la vida. Vida la suya larga y plena. Como poeta, cuántas satisfacciones y emociones hondas nos ha regalado. Se cumplió en él la escasa rareza de escribir colmada poesía de impronta adolescente, creo recordar que en su segundo libro, y en otros posteriores, ya vitalmente madurado en tiempos no proclives al irracionalismo, experimentó en ese campo innovaciones y experiencias personales que enriquecieron a sus lectores, entre los que se encuentran las sucesivas generaciones poéticas.
Como teórico de la poesía cuánto nos ha enseñado, desde su aguda y profunda inteligencia y experimentado conocimiento práctico. Su "Teoría de la expresión poética" y otros libros lo sitúan en la línea de vanguardia junto a los Alonso ( Dámaso y Amado) y muy pocos más.
Pero hoy lloramos al amigo. Cordialísimo ( he escrito la palabra más larga que se escribe con el corazón), ingenioso, entregado, participativo, bien dispuesto, generoso, brazos acogedores.
Gracias. Carlos. Y hasta pronto.

Francisco Brines es poeta y amigo de Carlos Bousoño." ( EL PAÍS. CULTURA: ADIÓS A UN HUMANISTA DE LA LITERATURA. Lunes 26 de Octubre de 2015).


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 30 Oct 2015, 02:30

"SALMO SOMBRÍO

No pases, Dios, ante mi rostro oculto,

no cruces como un cielo sin estrellas,

cuando mi cuerpo se retuerce en llamas,

amando con silencio, angustia terca.


No cruces mientras amo un cuerpo oscuro,

mientras gimo entre cardos, entre piedras.

Aleja, pues, tu faz, tu faz que temo

en esta noche dura, pétrea.


Aléjate, abandóname en la sombra,

que quiero ser raíz y tierra seca

para poder amar este torcido

tronco sin luz, a solas y en tinieblas.


SALMO VIOLENTO


Señor, escúchame.

Soy de la selva, vengo de la selva.

Vengo hasta ti porque te amo, y luzco

como un peñasco en una noche negra.


Devora mi amargura y tierra amarga.

Devóralas, Señor de mi tormenta.

Quiero gritar de amor, de Dios, de gloria,

hecho ya luz en las estrellas.


Señor, soy alimaña oscura

que te ama, despojo que se deja.

Las tinieblas me cubren , y deslumbro

de rugido y amor, de ruina y selva.


ARRÁNCAME LA LUZ (cont.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23077
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Lluvia Abril el Vie 30 Oct 2015, 04:51

ALEGRE SOY

Alegre soy; mi alma está desnuda.
¡Vedla dorada por el sol!
Es vuestra, amigos. Sólo quiero
que me queráis. Tomadla. Yo os la doy.

Amigos míos: sé que a vuestro lado
he de pasar sin que sepáis mi amor.

…A las aves y al viento daré el alba
que brota pura de mi corazón.


ERES FELIZ

Eres feliz. Saber no quieras
lo que brilla en los ojos humanos.
Sonríe tú como mañana fresca,
como tarde colmada en su ocaso.

Porque eres eso, sí: la tarde pura
en que a veces yo mojo mis manos,
en que a veces yo hundo mi rostro.
¡La tarde pura en su placer dorado!

La savia dulce de la primavera,
toda la luz de la tarde en un cántico,
sube entonces feliz y presurosa
desde tu corazón hasta mis labios.



Yo iba contigo

Yo iba contigo. Tú con tristes ojos
parecías la tarde en la mañana.
Mi amor, al verte triste, atardecía.
Atardecía, pero alboreaba.

Pues yo te quise más. Para alegrarte,
la luz del mundo celebré más ancha.
Y mi alma entonces exhaló el perfume
agreste y fresco que madruga y canta.

Como el jilguero su garganta oprime
en donde suena una experiencia humana,
se escuchaban arrullos, liras, voces,
tambores, venturas, violas, arpas.

Y el mundo era el sonido no vivido
que en mi interior vivía y resonaba.


El hueco del aire

En el norte pasaba contigo aquellas horas,
leve como una gota el verano pequeño.
Te miré, me miraste. Temerlo era muy dulce,
y muy duro negarlo, ignorarlo, esconderlo.

Mientras, se retiraban muros, opciones, cálculos;
inconvenientes, hábitos; ritos, estrellas, vértigos.
Y en la noche me ví traspasando una aurora,
y en la aurora una noche que no era la que vemos.

Se había terminado el cómo, el cuándo, el dónde;
el aquí y el allí; el más cerca, el más lejos.
Y todo resultaba ser lo mismo, aunque fuese
tan distinto de todo, más cerrado y abierto.

Y luego se entreabría todo, se entrecerraba,
todo se entrelazaba entre cielos y suelos.
Y tú te entredecías entre sol y entre nubes,
entre lo que venía y lo que se iba yendo…

Y así empezó la leve insinuación que era
como un ir a dejarlo, como un ir a cogerlo.
Tan delicadamente cual la plata del día,
cuando se queda inmóvil, cuando querría hacerlo.

Supe que el amor tiene rayas negras y sauces,
inquietantes redobles, entredoses, espejos,
ilusiones profundas que parecen verdades,
y verdades sinuosas, donde el aire, sus huecos…

Y cuando nos hablamos desde el hueco del aire
en donde se aprendía que respirar no es eso,
oscuros nubarrones ponían la luz agria,
y vi unos estorninos y un gran pájaro negro.

En el norte pasé contigo aquellas horas
que hoy mismo forman parte principal del recuerdo.
Llovía. Algunas veces un sol débil doraba
el amor, acabado, y el verano, más terco.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 30 Oct 2015, 06:03

"Un largo camino lleva recorrido Bousoño desde "Subida al amor"( 1945) aquel primer libro de poemas en que traslucía sus ansias de Dios y que, junto con "Primavera de la muerte" (1946), ese canto a la victoria de lo vital sobre la muerte, y el metafísico "Noche del sentido" (1957) , concluye un primer ciclo que se cierra con la duda más sombría. Su cuarta obra poética, "Invasión de la realidad" (1962), marca un cambio de rumbo, caracterizado por la apertura, en el plano temático, hacia el mundo objetivo, real, y, en el estilístico, hacia el verso libre y el abandono de los moldes clásicos. Con "Oda a la ceniza" (1967), Bousoño, confirma esta nueva línea y abre, a juicio de los críticos, una segunda TRILOGÍA , la que completan "Las monedas contra la losa" (1973) y "Metáforas del desafuero" (1988), y en la que se inaugura un procedimiento retórico. "El alargamiento de una imagen que, partiendo de un postulado racional, ensayístico, culmina en lo irracional" (L.A. de Villena) y llega a lo visionario. El poeta sorprendió luego a todos con su libro más denso, maduro y metafísico, "El ojo de la aguja", que resume toda su trayectoria poética y ejemplifica su reflexión teórica. Dos últimas obras - "Canto de Salvación" (1993) y "El martillo y el yunque" (1996)-  cierran este auténtico viaje por la luz y las tinieblas en busca de la plenitud y la verdad poética". ( Solapa y contrasolapa de  PRIMAVERA DE LA MUERTE. Poesías completas 1945-1998) Tusquets. Barcelona. Octubre de 1998)


ARRÁNCAME LA LUZ

Yo quisiera, Señor, cruzar la inmensa

tierra, la inmensa tierra de tu pecho.

A contrario remontar tus ríos.

A contramuerte comprender que es esto.


Te cruzo ya subiendo tus torrentes.

Nado contra su fuerza, los navego.

Te navego, Señor; Señor, te nado

tus sombras densas, tus designios pétreos.


Me azotan piedras, ráfagas de piedras.

Piedras furiosas me golpean. Siento,

allá en lo abrupto de la cima dura,

surgir la noche en la que estoy ya muerto.


No, no, Señor. No, nunca. Heme vencido.

No puedo, no, arribar hasta tu cielo,

hasta tu faz donde se precipitan

los grandes ríos y los grandes vientos.


No puedo, no. Arráncame la luz

y arrástrame otra vez hacia lo espeso,

donde sienta un brutal olor de sombra

y crezca un árbol para morir ciego.


(Atención, no he elegido todos los poemas de Salmos sombríos. La única razón es economizar espacio y abrir interés. Absolutamente todos los poemas son excepcionales.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 30 Oct 2015, 14:58

LOS DISCÍPULOS

... Jesús los contemplaba, los quería. La tarde

ancha en todo el espacio muy triste se aposenta,

sobres las cumbres átonas un sol muy débil arde,

unsol más fuerte y alto su corazón inventa.


Allá lejos, al fondo, a sus pies, se extendía

el campo tan amado, el cielo de su infancia,

caminaba despacio porque su amor ardía.

Suavemente la tarde cedía en la distancia.


Poco a poco la sombra bajaba de la cumbre.

Todo se iba borrando muy despaciosamente,

y su corazón claro seguía en su costumbre

de luz, de amor. La noche tocaba ya el poniente.


De pronto su mirada, de un bosquecillo al fondo,

a Pedro, a Juan, efímeros y tristes viom un momento.

En su corazón puro se hizo un silencio hondo.

Crujían viejas aspas de un molino muy lento... (Op.Cit. Cristo en el sueño)

Cont.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 31 Oct 2015, 03:07

"CULTURA

ADIÓS A UN HUMANISTA DE LA LITERATURA

El académico fallecido es recordado por sus conocimientos, sus versos y su sonrisa.


J. RODRÍGUEZ MARCOS (*). Madrid.

Carlos Bousoño, quien murió el sábado en Madrid a los 92 años, era un hombre que sonreía. Cuando en los últimos tiempos acudía a la lectura de algún amigo en la Residencia de Estudiantes, sonreía incluso a aquellos a quienes, perdido en las tinieblas de la memoria, ya no reconocía. Era un escritor serio que sonreía. Las sucesivas ediciones de su poesía completa llevaron siempre el mismo título que su segundo libro: Primavera de la muerte. No en vano, la tensión entre lo que florece y lo que perece atraviesa la obra de un autor que, como su amigo Vicente Aleixandre ( cuyo archivo heredó), dedicó tantos esfuerzos a escribir sus versos como a leer los de sus contemporáneos.
Nacido en 1923 en la asturiana Boal, Bousoño se estrenó en 1945 con Subida al amor. Su decena de libros le sitúan entre la primera generación de posguerra ( la de Hierro y Valverde) y el grupo de los años 50( Brines, Claudio Rodríguez). "Hice de la angustia mi casa", escribió sobre su poesía existencial, que se movió de la religión a la metafísica y sintetizaba las lecciones de realismo con el vuelo del irracionalismo. En 1967, publicó un título clave, Oda a la ceniza ( Premio de la crítica). En él se leen versos como estos:

"Más allá de esta rosa e impulsando su sueño,

paralelo, invertido

hay un mundo, y un hombre

que medita, como yo, a la ventana.

Y cual yo en esta noche,

con estrellas al fondo,

mientras muevo mi mano,

alguien mueve su mano, con estrellas al fondo,

y escribe mis palabras

al revés, y las borra".

Su incursión en la metapoesía unió al Bousoño poeta con el Bousoño profesor, que en 1952 había publicado Teoría de la expresión poética, ensayo que avisó el debate entre poesía como comunicación o como conocimiento. Fue Premio Nacional de la Crítica, y Príncipe de Asturias. No perdió la sonrisa. Así lo expresaba él mismo:

"Alegre soy: mi alma está desnuda.

¡Vedla dorada por el sol!"

Puro Bousoño". ( El País, Lunes 26 de Octubre de 2015)


(*) J. RODRÍGUEZ MARCOS, es periodista, colaborador habitual en las páginas culturales de el diario El País.


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Dom 01 Nov 2015, 04:42, editado 2 veces


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23077
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 31 Oct 2015, 03:26

Muchacha dulce

Muchacha dulce: lejos vives
y no conoces mi figura,
mi triste rostro que lejano vela
tu faz borrosa entre la lluvia.

Muchacha dulce: aquí en mis ojos
brilla un otoño que rezuma
oro de amor, de amor por ti que tienes
entre tus manos una aurora púrpura.

Nadie me escucha cuando hablo.
Nadie responde si me escucha.
Mira. Mira mi amor…¡Cómo me brota
del corazón esta alba rubia!

Tómala para ti. Para ti sólo.
Es para ti. Tómala. Nunca.
Hacia el azul sube amorosa
y allí, tristísima, se alumbra.


El amor

Íbamos de camino.
Mi cariño en sus brisas te oreaba.
Tu cabello llevado entre los céfiros
era también como brisa del alma.

Eras también como brisa en la brisa.
¡Qué claridad rumorosa mis ansias!
¡Oh transparencia vital que encendía
toda mi vida cual fuego en luz blanca!

De mi alma entonces salía silvestre
el aire fresco de la madrugada.
Allá dentro, por dentro, ¡Qué pura
la caricia amorosa del alba!

¡Qué delicadas nubes se encendían
y qué irisadas aguas!
el mundo era el sonido
y en mi interior sonaba.


Mucho te quise…




Algo en mi sangre espera todavía

Algo en mi sangre espera todavía.
Algo en mi sangre en que tu voz aún suena.
Pero no. Inútilmente yo te llamo.
Aquella voz que te llamaba es ésta.

Ven hacia mí. Mis brazos crecen, huyen
donde los tuyos la mañana aquella.
Ven hacia mí. La tierra toda oscila,
se mueve, cruje. Vístete. Despierta.

Oh, qué encendida el alma
en su secreto puro, si vinieras.
Sin esperanza, entre la luz del día,
mi voz te llama.
El eco. La respuesta.



Escúchame

Escúchame. Escucha esta voz triste.
Déjame que te hable piadoso.
porque mucha tristeza es la que tengo
viéndote madurar bajo el otoño.

Escúchame. Muchacho. Mis palabras
lenguaje son de un monte antiguo y broncoso
por donde mucha lluvia fue dejando
su sabio estigma silencioso.

Tengo el dolor de muchos cuerpos
que la tierra pisaron con trastorno
y un día se tendieron para siempre
en el negror más hondo.

Tengo el dolor que tú tendrás mañana
envuelto en un crepúsculo remoto.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 31 Oct 2015, 04:19

"Algo en mi sangre espera todavía...", sublime, querida Lluvia. Y "El Amor", sin comentario. Es un poeta, desde luego, fuera de lo común.

No creo que se nos haya ido.

Sigue. Besos.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23077
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 31 Oct 2015, 04:24

Y así es, desde luego que es todo un lujo, y estoy disfrutando mucho su POESÍA.
Gracias y sí, seguiré, por supuesto.
Un beso.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 31 Oct 2015, 04:30

CRISTO EN LA NOCHE

Acaricio su oído en largo soplo.

"Es el amor", murmura.

"En luz divina que desciende dulce,

que en la..."

- - - - - - - / Confusa,


la noche puso sombra entre los aires.

Ya su figura

se desvanece. " Es el amor..." Flotaba.

Buscaba. No hubo luna.


Era un ensueño entre la noche honda,

entre la noche turbia.

Pasaba el viento por el campo. - "Dime

que eres Amor...Escucha.".


(Excelso : ¡Qué lastima que personas a las que le gusta la poesía religiosa como Mari Cruz, Lucero; Carlos, Juan José Cautivo o Ana María di Bert no se den una vuelta por aquí.)  


JESÚS DE CAMINO


"Miradle: es la luz que nos viene."

El crepúsculo se hundía.

Lentitud. Melancolía.

"¡Sólo tu amor me sostiene!"

Parado el aire, no tiene

sino sombra, sino hastío...

Él pasó. Cuerpo sin brío,

dolor. La sombra se adensa.

Nadie ya... Noche suspensa.

Quieto el horizonte frío.


(Carlos Bousoño. Op. Cit.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23077
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 31 Oct 2015, 06:27

Te he dicho que los hombres no contemplan

Te he dicho que los hombres no contemplan
el puro río que pasa,
la clara luz que invade las riberas
cuando fluye hacia el mar el agua casta.

Con desolada luz vas olvidado,
pero yo te contemplo, agua irisada,
silente amigo, y veo mi figura
triste, mirándose en tus aguas.

Amigo mío solitario:
esto te digo mientras pasas.
Repite luego mi voz triste
allá en las rocas desoladas.

Porque has de ver tierras estériles
y muertos sin remedio y esperanza.


Por un instante fui la brisa

Por un instante fui la brisa
tersa y desnuda en el espacio.
Con ilusoria luz fui por el mundo
pidiendo amor a tristes labios.

Fui esclava luz de aquellos cuerpos.
Leve rubor que nace alado,
que vibra alado, que acaricia
frentes, cabellos, torsos, brazos.

Iba el rubor, dulce insistía.
¡Cuán tibiamente delicado!
Almas ponía del color
suave, encendido del ocaso.

Pero los cuerpos no supieron.
siempre los cuerpos rechazaron
y aquella brisa lentamente
fue su color leve apagando.

Brisa que fui. Brisa que quiere
ir todavía por los campos.


Introducción a las odas celestes

En medio de la noche donde nada se escucha,
en el silencio inmenso que niega los sentidos,
es cuando se presenta tal vez la gran llamada,
que empezó siendo sólo un vago ser, un ritmo.

Un gobernalle roto, una quebrada silla,
una cinta arrancada que fuese como un vínculo,
la caracola mínima que inventa un mar remoto,
un frescor de olas grandes, consuelo siempre vivo,
lavador de mis penas, salvador de mis gozos,
promesa, tan lejana, de un viejo paraíso.




Donde el aire no es aire porque le falta el viento,
y la luna no es luna porque le falta el río,
yo me puse a escucharte, mar que clamas profundo,
tan fuera de mi alcance y dentro de mí mismo.


Primer encuentro con la luz

¡He aquí lo espacios, he aquí las riberas,
he aquí los anhelos y las puras nostalgias,
por que una voz se quede que diga para siempre
el signo que hace el sueño bajo una luz callada.

a quien tuvo deseos y encendidas promesas,
turbios desasosiegos, efluvios, resonancias,
transparencias absortas, misteriosos presentes
donde todas las rémoras del mundo se aliviaban!


Impulso


Este fulgor del alma, esta ventura
que me nace en el pecho y que me eleva
en ascensión de pájaro que lleva
fuego en sus alas, gracia en su premura,

tiene la luz más cierta, la hermosura
arrebatada y dulce que Dios nieva
para que yo la sufra y me la beba.
Pero antes Dios, el mismo Dios la apura.

Soy pájaro y temblor, estoy desnudo
bajo el estío de la gloria agudo
que pasa por el alma y la encandece.

Tengo fuego en mis ojos y en mis venas
y conservo mi hueso humano apenas,
oh plena gracia de otra luz que crece.


Estoy mirando allá en el horizonte

Estoy mirando allá en el horizonte
las cumbres albas y los cielos siempres.
De pronto, un algo, y a mi ser lo habita
un secreto fugaz de ala celeste.

Es un momento interminable y hondo.
Parado el mundo. Insigne mayo indemne.
Más allá del amor, el cielo brilla.
Insigne, el cielo brilla. El amor duerme.


Y hay algo en mí que no prohíbe el viento

Y hay algo en mí que no prohíbe el viento
cuando una mano de los cielos sale
invisible, y me toca el alma toda,
que vibra en tibio son de arcángel.

Entonces sueño, y lo sonoro
se abre en el alma inacabable,
mientras siento en mi vida el error dulce
de ser llevado por las aves.


Todos los años una vez


Todos los años, una vez, mi vida
atraviesa quizá, como un planeta,
algún rincón de Fiesta, en el espacio,
de alegres arpas y floridas testas,

pues que, de pronto, siento que, crecientes,
a mi persona ritmos, ondas llegan,
y yo me voy cargando de luz calma,
de notas calmas, sacras, bellas.

Despojándome voy del cuerpo triste,
del hueso triste, de la forma ciega,
y luego un soplo llega, y de mí arranca
toda la música arcangélica.


Poesía que eleva.
¡Qué gozada!












_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23077
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 01 Nov 2015, 01:36


Y ahora, algunos poemas de su libro
“ La invasión de la realidad”(publicado en 1962)
Apasionante y de una belleza realmente suprema, como dice Pascual.




Verdad, mentira

Con tu verdad, con tu mentira a solas,
con tu increíble realidad vivida,
tu inventada razón, tu consumida
fe en esa luz negada que enarbolas;

con la tristeza en que tal vez te enrolas
hacia una rada nunca apetecida,
con la enorme esperanza destruida,
reconstruida, como el mar sus olas,

con tu sueño de amor que nunca se hace
tan verdadero como el mar suspira,
con tu cargado corazón que nace,

muere y renace, asciende y muere, mira
la realidad inmensa, porque ahí yace
tu verdad toda y toda tu mentira.



La labor del poeta


Tú, poeta, corazón solitario.
Supiste del amor porque eres hombre.
Amaste la verdad de la llanura,
y tus ojos antiguos percibieron
en el hondo horizonte la callada
incógnita.
Nunca pude decirte qué milagro
arde en tus ojos de planeta ciego,
qué costado de luz hay en tu vida
cuando tú miras temblorosamente
caer la noche en la extensión vacía.

Porque yo sé muy bien qué nos ocultas.
En tu rincón de sombra hay un vilano
de luz, hay un punto de cálida corola
y tú lo miras largamente mientras
la noche cae muy honda. Todo duerme,
todo calla en la noche. Mas palpita
la luz pequeña en el rincón sombrío
su celeste inocencia, su purísima
realidad.
Están ocultas todas las estrellas,
todo se entenebrece sobre el mundo.
No hay consuelo que pueda aligerarnos
el corazón. De pronto has levantado
tus manos rudas hacia el firmamento.
Necesitado has toda tu vida
acumulada para hacerlo. Eran
muy pesadas tus manos,
como de piedra o de metal muy duro.
Has elevado con dolor tus puños
entre la noche. Se entreabrían lentos
con esfuerzos de siglos, de raíces
que avanzan. Como debajo de la tierra abrías
tus manos,
entre la densidad de la materia
sombría. Y allá lejos,
en el fúnebre espacio, entre la espesa
sombra,
pudiste abrir al fin sangriento el puño
y exhalar para todos los humanos
fraternos, que tú amabas,
la luz que tú miraste,
la leve luz que acompañó tu vida.

Hela brillando para todos leve,
para todos celeste y diminuta: hela brillando
no sé si como un agua de frescura,
mas sé que dá frescura,
no sé si como un río o una gota
de un río transparente.
Un agua que ha corrido muy despacio,
que ha resbalado lenta por tu vida,
que ha emanado de vida temblorosa,
desde raíces viejas, desde rotas
cavernas soterradas.
Desde un amor de rocas soterradas.
Un amor por el mundo, por el mundo
de angustiadas sazones, de roídas
esperanzas, de ciegos exterminios;
un mundo pobre de lamida pena,
de triste horror,
de ocaso envejecido…








_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23077
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 01 Nov 2015, 03:59

De "La invasión de la realidad"
Carlos Bousoño




Invasión de la realidad
(Un día: la vida entera)


I

Y aquí estás verdadero.
¡Oh, déjame tocarte!
tu piel, en donde pones
un limite a los aires.

Tu don de serte vivo,
tu realidad me baste.
dejadme que compruebe
su ser. ¡Oh, sí, dejadme!


II

Dejadme. Yo no quiero
las nieblas pertinaces.
Tras el humo dibuja
su vago ser un valle.

Allá tras la cortina
incierta, hay verdes sauces,
un prado con sus flores
diminutas y suaves.

III

Dejadme con las cosas
también, Son realidades
súbitas que se crean
duras a cada instante.

Emergen con firmeza
cruel. Se satisfacen
con su presencia misma.
Dicen: >>¡Toma, regálate!<<.


IV

Regálate. Contempla
la piedra, el cielo, el aire.
Respira entre las luces.
Desciende hasta los cauces.

Toca la piedra. Mira.
Huele la rosa. Sáciate.
Gusta, mira, comprueba,
duele, solloza: sabe.

Ensánchate en el alba.
Al mediodía, ensánchate.
Sube a la tarde y mira
todo en ella ensanchándose.


V

Hermoso es el paisaje
final. Y todo arde
en el espacio abierto
sin fin. La piedra arde
con suavidad tranquila,
ensimismada. Nacen
ardiendo delicadas

las nubes. Arden casi
las aguas de los ríos
silentes, reflejantes
de un cielo azul, abierto
sobre los hombres. ¡Árboles,
vegetación copiosa,
praderas anchas, grandes,
augustas;
ondulantes
montañas y llanuras
serenas! ¡Todo arde!


VI

Todo lo miras tú.
Majestuosa imagen
reflejan tus pupilas
que miran serenándose.
Allá en el horizonte
incierta sombra cae
imperceptiblemente.
Miras. El aire suave
te enciende de amor. Tomas
la luz en tu ropaje,
vaporosa. Te crece
la realidad. Y ardes.

VII

Cantas con un gemido
Final. Cantas el cáliz
de la luz, cielo abierto,
las planicies, los aires
pálidos, las colinas
largas hacia la tarde.

Miras así. Coronas
tu vida. Dices: ¡arces,
piedras, caminos, lomas,
montes donde el sol nace,
agua que allí relumbra,
ceniza ya insinuándose,
plenitud donde calmo
mi sed de ser: salvadme!

VIII

¡Salvadme, suaves vientos,
salvadme, frescos valles,
raíces de la vida,
luz que a diario renaces,
manantiales del mundo,
fuentes, brisas errantes!
¡Elevadme, embebedme!
¡Vedme, resucitadme!



_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 01 Nov 2015, 04:14

Un poema, éste último, de una gran belleza. Hemos de reconocer que , pese a su maestría en el verso clásico y su capacidad intelectual y lírica en general Carlos Bousoño no es de los poetas que más "ruido" ha hecho... Desconocido, casi, para las mayorías. Y es una lástima: Porque las mayorías también tienen alma poética.

Gracias Lluvia.

( Si puedo hoy pondré algo sobre él)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 01 Nov 2015, 04:54

"La emoción de las mejores palabras

DARÍO VILLANUEVA

Carlos Bousoño, activo miembro de la Real Academia Española durante 35 años, es autor de una obra poética inspirada, sustantiva e intensa, desde su primer libro juvenil Subida al amor hasta primavera de la muerte, Poesías completas (1945-1998). Al tiempo, su producción como teórico de la literatura y crítico de poesía fue monumental. Después de su estudio clarividente sobre la lírica del primero de sus grandes maestros, VICENTE ALEIXANDRE, Bousoño publicó en 1951 al alimón con el segundo de ellos, DÁMASO ALONSO, SEIS CALAS EN LA EXPRESIÓN LITERARIA ESPAÑOLA, antes de iniciar ya, en solitario, la empresa de toda una TEORÍA DE LA EXPRESIÓN POÉTICA, premio Fastenrath de la RAE, aventura que cerrará con los dos volúmenes de la quinta edición casi veinte años después de la primera. Completó su teoría con sendos libros sobre el símbolo, que relacionó por una parte con el irracionalismo poético y con el movimiento surrealista por otra.. Su aportación a la ciencia de la literatura incluiría también una ambiciosa cala en el terreno de la historia: su tratado en dos tomos ÉPOCAS LITERARIAS Y EVOLUCIÓN.

En su conjunto, sus reflexiones sobre el hecho poético y literario en general constituyen uno de los corpus teóricos más coherente y completo de la teoría de la literatura contemporánea, cuyas bases sentó el formalismo ruso a principios del siglo XX y luego desarrollaron el Círculo de Praga, los estructuralismos y la semiótica, con la contribución del "close reading" anglosajón, alimentado por las reflexiones metaliterarias de grandes poetas como T.S. ELIOT o EZRA POUND.

Bousoño voló con alas propias por el vasto espacio abierto por la estilística, nacida en el seno de la romántica europea bajo la inspiración de filólogos alemanes como VOSSLER, HATZFELD, o SPITZER, pero también gracias a algunos representantes de la escuela de filología española como los dos ALONSOS, AMADO y DÁMASO. A este último le viene como anillo al dedo el rubro de "poeta profesor", que tuvo entre los miembros de la GENERACIÓN DEL 27; otros ejemplos destacados como PEDRO SALINAS, JORGE GUILLÉN O LUÍS CERNUDA. Bousoño lo fue también: un profesor tan brillante, riguroso y elocuente como lo era simultáneamente en su dimensión de poeta. Un poeta de temas trascendentales: desde la angustia existencial y el diálogo del hombre con Dios hasta la afirmación de la vida y la fraternidad ( que incluye el tema de España : "Mas te amo, patria, vapor, fantasma, sueño"), todo ello bajo el misterioso dosel del tiempo.

Al revivir todo lo que Bousoño ha sido, lo que es y lo que será para nuestra literatura, es imposible no pensar en la gran tradición de la poesía metafísica, desde QUEVEDO hasta los "POETAS DE LOS LAGOS". A uno de ellos, SAMUEL TAYLOR COLERIDGE, se debe una definición minimalista de la poesía que bien podría estar en la base y el fundamento de la estilística de Bousoño: "las mejores palabras en el orden mejor". Su oficio de poeta le obligaba a porfiar constantemente en esta búsqueda, pues para Bousoño la poesía es ante todo verbo, en cuyo poder taumatúrgico, creativo, cree firmemente.

Pero no basta con el acierto formal para que brote la llamarada poética. Si los componentes verbales del poema pueden ser diseccionado, revelados, estudiados e, incluso, retóricamente aprendidos, para Bousoño solo con esto, que no es poco, nos falta la clave: la emoción lírica. Bien entendido, sin embargo, que esta viene siempre por una sustitución realizada sobre la lengua.

Y es aquí donde Bousoño sitúa, en el origen de su teoría de la expresión poética, no tanto su experiencia como poeta, sino su intuición como lector. Aquella emoción lírica es cointencional: así poesía es comunicación. Siempre a través de las palabras arduamente escogidas del poema el lector proyecta sus propias vivencias sobre las que el poeta haya podido sufrir o gozar. Por eso, orteguianamente, los grandes poetas, como CARLOS BOUSOÑO, siempre nos plagian."

El País. Lunes, 26 de Octubre de 2015.

DARÍO VILLANUEVA es Director de la REAL ACADEMIA ESPAÑOLA.


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Lun 02 Nov 2015, 00:29, editado 1 vez


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23077
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 01 Nov 2015, 06:21

De "La invasión de la realidad"
(Carlos bousoño)



En un amanecer
(Homenaje a san Juan de la Cruz
en su vía iluminativa)


Valientes contra la luz, esparcidos, serenos, recibimos el
amanecer, escuchamos
su tintinear prodigioso.
Y alguien recién advenido de la penumbra, mojado
todavía de noche, no se atreve a sugerir con palabras
el milagro naciente que ante sus ojos temblorosamente se
anuncia.
Los numerosos sonidos se alzan como bandadas de pájaros
que asestasen a la luz su existencia, y el viento
pausadamente decide la inclinación de las mieses,
mientras el extranjero resiste a la tentación peligrosa
de vivir en el amanecer invadido.
Nadie se acuerda ya de la noche; los altos
cielos se extienden arriba como si nunca
hubiesen sido habitáculos de la tiniebla onerosa.
Y entonces
el extranjero empieza a creer en la piedra, a pensar en el
matorral
y a ver el grueso tentáculo de la raíz cómo avanza
en silencio, con una seguridad que el humano nunca resiste.
He aquí la tenacidad de la roca,  sostenida
en su propio poder, y la rosa
a su lado, temblorosa, delicadísima,
pero completada en toda su extensión puesto que se atiene a sí
misma.
En la mañana entera, es la lucidez perfumada
la que invade sin piedad ese pétalo,
y por eso podemos hablar de la energía inmensa de la flor
que coloca con matices muy suaves su piel de fragilidad y
limitación.
En ese luminoso matiz existe toda la Creación concentrada
y es como una inmensa carga de poder que se hubiera
atenido a la superficie más nítida,
y hubiera fingido fragilidad para la pupila inexperta.
No hay nada que pueda detener el nacimiento, la plenitud de
esa rosa.
Toda la luz del mundo aquí fulge agolpada.
Es un amanecer, es un irradiar,
es un llegar a un cenit y un gritar enloquecedor lo que oígo.
Un crujir sideral, un romperse
en la luz. Un llamar
en la noche, un crecer
en el estruendo,
un llamear cuando hay luna.
                                            Todos
los hombres reunidos pujan
desde sus huesos hacia el amor, todos
los campos se llenan de flores, todos
los bosques susurran.
                                Es la mañana
que nace,
es el día. Es en los aires
un viento. Y entonces
nadie puede dudar de la veracidad que se extiende
desplegándose en ondas y con majestad hasta el horizonte
sereno
para revelarse finalmente desnuda, reducida a su propio…
luminoso,
esencial,
concentrada de lucidez matutina.
                                                 Se diría
que todo existe ya como la piedra que afirma, como la decisiva
materia que se pronuncia
a sí misma.
                Oh rumores,
oh campos: Así dijo
el extranjero en la mañana encendida.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23077
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 02 Nov 2015, 04:40

Muchas gracias, mi querido Pascual, por toda la información que dejas, y que sigo con interés.


De "la invasión de la realidad"



Cosas

Vosotras, cosas, duras y reales,
escándalo en la luz y permanencia
sutil. Profunda en vuestra ciencia
de estancia lenta en frescos manantiales.

Porque brotáis de chorros virginales
y la honda vida recibís de herencia,
¡manad, manad, callados inmortales,
manad y dadme ser, amor, presencia!

¡Manad, callada piedra, azul montaña,
súbita cresta del amor, hondura,
de luz enorme! ¡Dadme ser, entraña

donde pueda beber la honda bravura:
realidad que subleva su maraña
total, contra la enorme noche oscura!


El barco

Pero tú, España mía, eres de rosa,
y yo te amo, y más si de violeta
te has revestido en el dolor: ser cosa
rota, en el aire de una vida quieta.

Cómo no amarte. Cómo no quererte.
La noche inerte baja hasta tu parte.
No sé dónde estaré. Vendría a verte.
Eres de rosa, de tristeza. A amarte.

Qué es lo que susurrabas, qué decías…
Cuáles tus signos, cuáles tus regalos.
Eran horribles olas tan bravías.

Tú navegabas por los mares malos.
Te rebajabas y te enaltecías,
rotos y errados(como aquellos días

y aquel gran sueño de tu amor), los palos.

Errante por la luz, en primavera
recóndita y azul y de oro y grana,
mi corazón recoge esta mañana
todo el amor que llueve en lisonjera

tempestad de frescor. La noche afuera.
Afuera el cierzo y la ansiedad lejana.
Se pone en pie la claridad temprana,
alza sus brazos, yergue su bandera,

grita su luz, avanza arrolladora
por la pradera vencedora y mueve
el árbol todo del espacio ahora.

Todo en el aire, luminoso, llueve,
gira, delira entre la luz sonora,
y allí suspira entre el follaje leve.


Aquí tenéis


Aquí tenéis un alma abierta al mundo.
Aquí una presa para vuestros dientes,
penas voraces, días inclementes,
noches sin alba, amanecer profundo.

Pesadumbre de amor en que me hundo,
y vosotras, miradas, bocas, frentes
que yo he adorado, tardes diferentes,
sueño de amor, sollozo gemebundo.

Y aquí tenéis mi vida. Vedla entera.
La noche grande y la pasión sincera,
el aire absorto, el caminar cansado.

Y os amo, rota piedra, amargo sueño,
carcomida verdad, trono arruinado.
Mi error ganado, mi perdido empeño.



Entrad

He aquí los campos de la patria hermosa
de la mirada, vida que se apresa
en piedra, en monte, en valle, en soto, en esa
colina que desciende perezosa.

Dadme la libertad, corriente undosa,
fuentes del mundo, vida que no cesa.
Con su tiniebla o su dulzura presa,
¡entrad, poniente oscuro, tarde rosa!

Entrad, entrad, el alma se despierta.
Quiere la vida con su noche cierta,
su amenaza terrible y cierta: ¡entrad!

¡Entrad, entrad, porfías, desengaños,
duelos, penumbras, días, meses, años,
pavor oscuro y negra soledad!


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23077
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 03 Nov 2015, 08:48

Culpables



He aquí que nosotros nos preguntamos si acaso
somos verdaderamente necesarios
en un mundo tal vez no del todo nacido de la necesidad y del
orden.
Henos caídos, levantados, henos inclinados a roer nuestra propia
felicidad,
a destruir nuestra propia verdad, a edificar en la ruina.
Henos asociados al error como a una verdad más pequeña,
girando en el desamparo como un planeta absolutamente
vacío,
en la redondez del espacio.
Henos acumulando día a día la pequeña fortuna de errores,
desgastados por la costumbre como una moneda cuya efigie
se borra.
Henos acostumbrados a nuestra culpabilidad como un remo
en el fango,
hechos de mitad de fango y mitad de madera pobrísima,
casi putrefacta, pero tal vez con recuerdos de bosque,
de verdísima luz, de senderos con luz conducida,
de flores fragantes, abiertas en mitad de la suave pradera.
Y el remo se alza en el aire como una bandera,
y sube en el aire y desea la luz,
y de nuevo cae con grave son, con profundo son, en la
sombra.
Y es vieja costumbre de renacernos…
como si nada hubiese pasado,
como si a cada hora amaneciese en nosotros una posibilidad,
algo en fin luminoso que nos incitase de lejos,
como una señal, hecha por alguien, de lejos,
borrosamente, no del todo explicable y lejano.

Es muy difícil no creernos seguros,
abrir los ojos a la realidad más sombría,
y aceptar con una resignación que acaso no podamos ni tan
siquiera soñar
eso tan cierto y tan sumiso que observamos todos los días a
nuestro alrededor obstinado,
hecho de silencio implacable tras el que creemos adivinar
un ir de pasos sutiles y un volver de los pies en lo oscuro.

Pero todo esto sólo podría sonar
en todo caso remotísimamente
tras el muro del silencio, ése sí, reducible al sentido,
como una madera de humilde contorno,
o una piedra de áspero peso y comprobación minuciosa.
Pero aquí nos hallamos frente a una mudez de tanto espesor
como ninguna puerta jamás tuvo,
y es inútil aplicar el oído para a su través escuchar
un ruido ligero,
el murmullo inconexo de una conversación en un sueño,
el caer de una piedra en el agua,
temblorosa un momento, extinguida después, como un ala
fugaz,
quieta después y tersa, como un ala fugaz, en una inmovilidad infinita.



Poder oculto

I

Poder oculto entre las sombras.
Se agita el viento entre unas ramas,
se escucha un mirlo entre unas hojas,
hay un amor bajo una acacia.

En el estanque de un jardín
los peces rojos se extasiaban
y el aire pálido extendía
sus vibraciones onduladas.

¿Hacia dónde? Todo tranquilo
comparece. No existe nada
que alarme al cauce que recorre
su camino de siempre. Nada.
Nada preside con torpeza
el espacio de puras nadas.
Nada insinúase sombrío
en el ámbito de la nada.

II

¿Qué hace aquí junto al agua fresca
este rostro que mira el agua,
esta mancha de miedo, en medio
de aquella atmósfera sin mancha?

En la llanura hay un molino,
campos de trigo y una casa.
Un muchacho que el amor toma
de los labios de una muchacha.

Unos árboles dan su sombra
y su frescura está habitada
por las aves y por los hombres
cuando las tardes son más largas.

En el invierno se recogen
al amor de la lumbre franca
cuando regresan del trabajo.
Silenciosas las horas pasan
y tan sólo su soplo puro
mueve un ramaje en la honda calma.


III
(Tras la muerte del molinero)

Un cementerio pueblerino,
cinco tumbas y cuatro tapias.
En un mármol hay unas flores
diminutas y perfumadas.

A la vera del cementerio
una niña pasando canta:
>>Soy la niña del molinero
que a la tarde molineaba>>.
Una nube gris la descubre
y un sol alegre la salvaba.

IV

Y otra vez la faena dura
y la inextinguible medalla.
Sigue el molino, sigue el aire,
sigue la noche, sigue el agua,
el cementerio con sus muertos,
el amor con su fiesta alada,
el arado tras unos bueyes,
los rumores de la mañana
y la dicha del niño aquel,
amador de la luz más alta,
que se alegra de haber nacido
como el verde frescor de un haya.


V

Acariciado por la brisa
y por la luna plateada,
sostenido en el cerrazón
tan real de materia cálida,

un hombre mira, sin embargo,
crujir la noche y cómo pasa
leve la sombra de una nube
por la planicie gris y blanca.


VI

Vuelve el ámbito a su silencio
como la mar vuelve a su playa,
tan delicadamente como
una ola que rompe blanda.

¿Qué hace este rostro contemplando
pasar tan leve hacia mañana
esa hora que por el cielo
surca sin ruido? Calla, calla.
Mira la noche y corresponde
con el silencio de sus alas.


VII

Poder oculto entre las sombras,
lívida siembra en estrelladas
inmensidades que no dicen
lo que los siglos dicen, callan.
Nadie escucha el sonido puro
de los vientos o el mar. La vasta
interrogación de la tarde,
la afirmación de la mañana,
la negativa de la sombra
son acaso lo mismo. ¿Nada?
Pero quizás tan sólo suena
para tu oído lo que nada
dice a los hombres que ya duermen
en el silencio de sus casas.
Tal vez termine en armonía
la canción que nació insensata
de unos labios que fueron sombra,
de una sombra que fue garganta.


VIII

Poder oculto y residido
donde la noche es la mañana.
¿Quién recoge lo que insinúas,
quién insinúa lo que callas?

¿Acaso el alba, la tristeza,
la amplitud de la tarde en calma,
la llanura desierta, el cierzo
que golpea en una ventana,
o esas cimas que allá se yerguen
solitarias y ensimismadas
donde crece la luz solemne
hacia las plumas de unas águilas?

¿Las suavidades de una sombra,
inclinaciones de unas cañas?
¿El campo hermoso hacia poniente
en las estepas soleadas?

¿La luz, el cielo, las estrellas,
la noche, el día, el aire, el alma…?


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23077
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Lluvia Abril el Miér 04 Nov 2015, 05:00

Danza de la vida

Adelanta tu pie y avanza, alcanza.
Gira en la danza, pétalo en la rosa
que gira, si fragante, rumorosa,
también ligera como la esperanza.

Entra de lleno en la total pujanza.
La danza o vida es breve o luminosa.
Entra en la rosa, perezosa, hermosa.
Entra en la rosa peligrosa. Avanza.

Entra en la rosa lastimosa y mira
antes que acabe con su ritmo breve.
Entra en la rosa, que horrorosa, gira.

Entra entre aligerada y cuidadosa.
Entra paciente, alada, altiva, leve,
maravillada de un poniente rosa.



A pesar de todo


Vale la pena, vale la condena
contemplar en la tarde que se inclina
a poniente la paz de esta colina,
dulce en la hora de la luz serena.

Vale la pena contemplar tu pena,
aunque me duele como aguda espina,
vale la pena noche que avecina
su rostro duro y su tenaz cadena.

Vale la pena el alentar, la vida,
vale la pena el río con su llanto,
vale la pena la amistad mentida,

la luz mentida, el verdadero espanto,
la noche negra de la atroz partida,
y tu amargura que me importa tanto…



Es vida


(Después de todo es vida haber sufrido,
haber estado entre la mar sombría,
haber ganado, obrado, haber perdido:

ir mas allá de la melancolía;
haber estado en el dolor, dormido,
sin despertar, cuando llegaba el día)



El firmamento humano



Aquí estáis en cadencias inmortales,
estrellas del abismo. Poderosas
del cielo oscuro, lentas y onerosas,
más allá de las dichas y los males.

Aquí estáis pesadumbres celestiales,
ajenas a las ruinas de mis cosas;
dulces, oscuras, tristes, misteriosas,
grandiosas de las noches estivales.

Estáis eternas, pulcras, regaladas.
Yo, humano con mis cosas os diviso.
Fugaz el viento pasa en oleadas.

Permanecéis en el celeste friso.
Se oye la noche. Crujen enramadas.
Quietas estáis en el confín sumiso.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23077
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Lluvia Abril el Vie 06 Nov 2015, 01:30

¡Qué belleza!


Fuerza primaveral


Pues sé muy bien que has de morirte: espera.
Que en algún bosque crece ya tu caja
dentro de un roble, dulce en primavera
como tu carne que ahora me agasaja.

Crece tu caja y toda su madera
-en otro sitio ya su atroz cerraja-,
invade el árbol, crece lisonjera.
Florida entera y con amor tu caja.

Florida entera y con amor, la vida.
Florida entera la pradera leve.
Con flor la estancia, la pasión florida,

florida la verdad y en flor la sebe.
Florido el cielo que a su luz convida.
Florido el árbol de tu vida breve.


En tu compañía

Y tú me acompañaste entre las horas
aquellas de mi vida. Padeciste
conmigo tanto, tanto me tuviste
yerto en los brazos, muerto a las auroras

impenetrables…Las confusas horas
pasaban lentas. Tú las repetiste,
y redobladamente amor quisiste
cuando amar fue morir. Aún mi amor doras.

¡Y fui tu lenta y ardua creación!
Me alzaste con esfuerzo y con tesón
desde las simas del rebajamiento.

¡Y recordar que, allá en mi desventura,
me acariciabas con un aura pura
y anochecías con mi sentimiento!



_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 06 Nov 2015, 02:19

¡Qué hermosa juventud... ! Mientras nuestra Lluvia, incesante, melódica, fructífera... anda por el tercer libro de Invasión de la realidad yo todavía me encuentro en los Salmos de Reconciliación de Subida al Amor. Un pajarillo me ha dicho que Lluvia ha encontrado en Carlos Bousoño un inmenso y bellísimo páramo que debe regar con sus lágrimas. Que así sea... y todos vosotros lo disfrutéis.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 06 Nov 2015, 02:42

SUBIDA AL AMOR ( C. BOUSOÑO )

SALMOS DE RECONCILIACIÓN ( sólo tres)

LA TRISTEZA

Acaso el mundo sea bello,

cuando el sol claro lo ilumina,

pero yo sé que hay hombres tristes

como la lluvia gris y fría.


Yo sé que hay hombres sobre cuyal almas

pasó de Dios quizá la sombra un día.

Pasó, y hoy queda sólo ausencia,

hueco que fuera vida.


Hombres tristes en todos los caminos

con la tristeza pensativa.


Quizá la aurora sea pura,

el aire delicado, claro el día.

Mas muchos hombres hay como la lluvia

oscura e infinita.


Escúchame , Señor. Mi voz hoy sólo

tiene palabras de melancolía.

Sobre la tarde inmensa cae la lluvia,

monótona, fría.


ALMA DORMIDA

Con la tristeza voy por los caminos,

con la tristeza, por la tarde.

Todo se dora al sol que arriba vive,

en el fondo puro del aire.


La llanura es inmensa. El aire, inmenso.

Todo callado y fulgurante.

Miro hacia adentro. El alma, triste,

allá en el fondo, inmenso, yace.


Un otro sol la alumbra débilmente.

Un sol que está apagándose.

El alma sueña quedamente inmóvil

y la acaricia un aura suave.


Tal vez la última caricia,

la última brisa que se expande.

Por eso triste caminando

miro el sol puro de la tarde.


Alma dormida allá en el fondo.

Alma que duerme, y que no sabe.


EL ASCETA


Bebiendo luz tranquila en tu mano serena,

oh Dios, junto, a tu rostro en donde la luz nace,

vivir la calma plena.

Como en tumba de luz mi cuerpo, largo, yace.


Sé que algunos piensan que estoy muerto, enterrado,

porque hace muchos años que estoy aquí extendido,

sin flaqueza, callado,

con la túnica blanca del que nunca ha vivido.


Dios es la luz inmensa que eterna resplandece.

Yo estoy hundido en ella, en su centro flotando.

Mi serenidad crece.

Hay un montón de flores no sé dónde, ni cuándo...


Y es que aquí silencioso en mi tumba, yo olvido.

No me llaméis, no escucho vuestra voz engañosa.

Me invade ya el sentido,

el silencio que llega en la luz silenciosa.


Sé que algunos afirman que soy un duro muerto.

Que vengan y se embriaguen de la luz que ahora libo.

Verán quién es el triste; quién, de sombra cubierto.

Quién el ciego, el cautivo.


SALMOS PUROS (Cont.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

Contenido patrocinado

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Sáb 23 Sep 2017, 11:41