Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 932564 mensajes en 43754 argumentos.

Tenemos 1474 miembros registrados

El último usuario registrado es Irene

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 26 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 24 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Chambonnet Gallardo, Pascual Lopez Sanchez


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

Octubre 2021

LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


CLARICE LISPECTOR ( Centenario de nacimiento) - Página 25 Empty

+4
Lluvia Abril
Evangelina Valdez
Pascual Lopez Sanchez
Maria Lua
8 participantes

CLARICE LISPECTOR ( Centenario de nacimiento)

Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 51952
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CLARICE LISPECTOR ( Centenario de nacimiento) - Página 25 Empty Re: CLARICE LISPECTOR ( Centenario de nacimiento)

Mensaje por Maria Lua Lun 04 Oct 2021, 08:07

Siento que hay tantas cosas sobre las que escribir. ¿Por qué no? ¿Qué me lo impide? La exigüidad del tema, tal vez, que haría que se agotase en una palabra, en una línea. A veces es el horror de tocar una palabra que desencadenaría otras miles, éstas no deseadas. Sin embargo, el impulso de escribir. El impulso puro, incluso sin tema. Como si tuviese un lienzo, los pinceles y los colores y me faltase un grito de libertad, o la mudez esencial que es necesaria para que se digan ciertas cosas. A veces mi mudez hace que busque a las personas que, sin ellas saberlo, me darán la palabra-clave. Pero ¿quién? ¿Quién me obliga a escribir? El misterio es ése: nadie, y sin embargo la fuerza me impele.


Aprendiendo a vivir.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 51952
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CLARICE LISPECTOR ( Centenario de nacimiento) - Página 25 Empty Re: CLARICE LISPECTOR ( Centenario de nacimiento)

Mensaje por Maria Lua Jue 07 Oct 2021, 23:18

Felicidad Clandestina
Clarice Lispector

Traducción: Diana Margarita

Ella era gorda, baja, pecosa y tenía el pelo demasiadamente rizado, medio rojizo. Tenía un busto enorme, mientras nosotras aún éramos planas. Como si eso no bastara, se llenaba los dos bolsillos de la blusa, por encima del busto, con caramelos. Pero tenía lo que a cualquier niño devorador de historias le gustaría tener: un padre dueño de una librería.


Poco provecho le sacaba. Y nosotros menos aún: incluso para los cumpleaños, en vez de al menos un librito barato, ella nos entregaba en manos una postal de la tienda del padre. Y encima era del mismo paisaje de Recife, donde vivíamos, con sus puentes más que vistos. Detrás escribía con letra bordadísima palabras como “fecha natalicia” y “te echo de menos”.

Pero qué talento tenía para la crueldad. Ella entera era pura venganza, mientras comía caramelos ruidosamente. Cómo debía odiarnos esa niña, a nosotras que éramos imperdonablemente bonitas, elegantes, altas, con el pelo suelto. Conmigo ejerció con serena ferocidad su sadismo. En mi ansiedad de leer, ni notaba las humillaciones a que ella me sometía: seguía implorándole que me prestara los libros que ella no leía.


Hasta que le llegó el magno día de comenzar a ejercer sobre mí una tortura china. Como que de casualidad, me avisó que tenía Las travesuras de Naricita, de Monteiro Lobato.


Era un libro grueso, Dios mío, era un libro para quedarse a vivir con él, para comérselo, para dormírselo. Y completamente por encima de mis posibilidades. Me dijo que pasara por su casa al día siguiente y que me lo prestaría.


Hasta el día siguiente, me convertí en la misma esperanza de la alegría: no vivía, nadaba despacio en un mar suave, las olas me llevaban y me traían.

Al día siguiente fui a su casa, literalmente corriendo. Ella no vivía en un piso como yo, sino en una casa. No me invitó a entrar. Mirándome bien a los ojos, me dijo que le había prestado el libro a otra niña, y que volviera al día siguiente a buscarlo. Boquiabierta, salí despacio, pero pronto la esperanza volvía a invadirme y volvía a andar saltando por la calle, ese era mi modo extraño de andar por las calles de Recife. Esta vez ni me caí: me guiaba la promesa del libro, el día siguiente llegaría, los días siguientes serían más tarde mi vida entera, el amor por el mundo me esperaba, anduve saltando por las calles como siempre y no me caí ni una sola vez.


Pero no se quedó simplemente en eso. El plan secreto de la hija del dueño de la librería era sereno y diabólico. Al día siguiente allí estaba yo ante la puerta de su casa, con una sonrisa y el corazón palpitante. Para oír la respuesta tranquila: aún no tenía el libro, que volviera el día siguiente. Yo apenas sabía como más tarde, durante el transcurso de la vida, el drama del “día siguiente” con ella se repetiría con mi corazón palpitante.


Y así prosiguió. ¿Por cuánto tiempo? No lo sé. Ella sabía que sería por tiempo indefinido, mientras la hiel no se escurriera por completo de todo su cuerpo grueso. Yo ya había comenzado a adivinar que ella me había elegido para sufrir, a veces adivino. Pero, aún adivinando, a veces lo acepto: como si quien quisiera hacerme sufrir estuviera necesitando extraordinariamente que yo sufra.


¿Por cuánto tiempo? Yo iba diariamente a su casa, sin faltar un día siquiera. A veces ella me decía: pues tuve el libro ayer por la tarde, pero tú solo viniste por la mañana, así que se lo presté a otra niña. Y a mí, que no se me daban las ojeras, sentía que las ojeras se me cavaban debajo de los ojos asombrados.


Hasta que un día, cuando me encontraba delante de la puerta de su casa, oyendo humilde y silenciosa su rechazo, apareció su madre. A ella debía parecerle rara la aparición muda y diaria de aquella niña a la puerta de su casa. Nos pidió explicaciones a las dos. Hubo una confusión silenciosa, entrecortada de palabras poco aclaradoras. A la señora le parecía cada vez más raro el hecho de no estar entendiendo. Hasta que esa madre buena lo entendió. Se dio la vuelta hacia su hija y con enorme asombro exclamó: ¡pero si este libro nunca salió de aquí de casa y ni quisiste leerlo!


Y lo peor para esa mujer no era descubrir lo que sucedía. Debía ser el descubrimiento horrible de la hija que tenía. Ella nos espiaba en silencio: la potencia de perversidad de su hija desconocida y la niña rubia parada delante de la puerta, exhausta, al viento de las calles de Recife. Fue entonces que, finalmente recomponiéndose, le dijo firme y tranquila a la hija: vas a prestarle el libro ahora mismo. Y a mí: “Y tú quédate con el libro el tiempo que quieras.” “¿Entienden? Eso valía más que darme el libro: por el tiempo que yo quisiera” es todo lo que una persona, grande o pequeña, puede tener el valor de querer.


¿Cómo contar lo que sucedió a continuación? Yo me encontraba aturdida, y así recibí el libro en manos. Creo que no dije nada. Tomé el libro. No, no salí saltando como siempre. Salí andando bien despacio. Sé que sostenía el libro grueso con las dos manos, apretándolo contra el pecho. Cuánto tiempo tardé en llegar a casa, tampoco importa. Mi pecho estaba caliente, mi corazón, pensativo.


Al llegar a casa, no me puse a leer. Fingía que no lo tenía, solo para después sentir el susto de tenerlo. Horas después lo abrí, leí algunas líneas maravillosas, lo cerré otra vez, fui a pasear por la casa, lo aplacé más aún yendo a comer pan con manteca, fingí que no sabía dónde había guardado el libro, lo encontraba, lo abría por algunos instantes. Creaba las más falsas dificultades para aquella cosa clandestina que era la felicidad. La felicidad siempre sería clandestina para mí. Parece que yo ya lo presentía. ¡Cómo tardé! Vivía en el aire… había orgullo y pudor en mí. Era una reina delicada.


A veces me sentaba en la hamaca, meciéndome con el libro abierto en el regazo, sin tocarlo, en puro éxtasis.

Ya no era una niña con un libro: era una mujer con su amante.





[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 51952
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CLARICE LISPECTOR ( Centenario de nacimiento) - Página 25 Empty Re: CLARICE LISPECTOR ( Centenario de nacimiento)

Mensaje por Maria Lua Sáb 09 Oct 2021, 10:36

Si, después de nacer, no hubiera tomado involuntaria y forzadamente el camino que tomé, yo habría sido siempre lo que realmente estoy siendo: una campesina que está en un campo donde llueve. Sin siquiera dar las gracias a Dios o a la naturaleza. La lluvia tampoco da las gracias. No hay nada que agradecer por haberse transformado en otra. Soy una mujer, soy una persona, soy una atención, soy un cuerpo mirando por la ventana. Del mismo modo, la lluvia no está agradecida por no ser una piedra. Ella es la lluvia. Tal vez sea eso lo que se podría llamar estar vivo. No es más que esto, sólo esto: vivo. Y sólo vivo de una alegría mansa.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 51952
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CLARICE LISPECTOR ( Centenario de nacimiento) - Página 25 Empty Re: CLARICE LISPECTOR ( Centenario de nacimiento)

Mensaje por Maria Lua Sáb 09 Oct 2021, 10:43

Mirarse en el espejo y decirse deslumbrada: qué misteriosa soy. Soy tan delicada y fuerte. Y la curva de los labios conservó la inocencia. No hay hombre ni mujer que no se haya mirado en el espejo y no se haya sorprendido consigo mismo. Por una fracción de segundo nos vemos como un objeto a observar. A esto lo llamarían tal vez narcisismo, pero yo lo llamaría: alegría de ser. Alegría de encontrar en la figura exterior los ecos
de la figura interna: ah, entonces es cierto que no me imaginé, yo existo.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 51952
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CLARICE LISPECTOR ( Centenario de nacimiento) - Página 25 Empty Re: CLARICE LISPECTOR ( Centenario de nacimiento)

Mensaje por Maria Lua Miér 13 Oct 2021, 17:40

A pesar de sentirse demasiado humilde de ahí paradojalmente venía su altivez de persona. Es que su altivez -que se reflejaba en el modo flexible y tranquilo de andar-su altivez surgía de la certeza oscura de que sus raíces eran sólidas, y que su humildad no era sólo humildad humana; es que cualquier raíz era sólida, y su humildad surgía de la certeza oscura de que todas las raíces eran humildes,terrosas y llenas de húmedo vigor en su modestia nudosa de raíz.

Claramente todo esto no era pensado: era vivido, con uno que otro fugaz haz de luz de reflector que iluminando el cielo por la noche por una fracción de segundo ilumina con su pensamiento la oscuridad.
(...)


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 51952
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CLARICE LISPECTOR ( Centenario de nacimiento) - Página 25 Empty Re: CLARICE LISPECTOR ( Centenario de nacimiento)

Mensaje por Maria Lua Jue 14 Oct 2021, 22:15

Mi verdad asombrada es que siempre he estado sola de ti y no lo sabía. Ahora lo sé: soy sola. Yo y mi libertad que no sé usar. La gran responsabilidad de la soledad. Quien no está perdido no conoce la libertad y no la ama. En cuanto a mí, asumo mi soledad. Que a veces se extasía como ante los fuegos artificiales. Soy sola y tengo que vivir una cierta gloria íntima que en la soledad puede convertirse en dolor. Y el dolor, en silencio. Guardo su nombre en secreto. Necesito secretos para vivir.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 51952
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CLARICE LISPECTOR ( Centenario de nacimiento) - Página 25 Empty Re: CLARICE LISPECTOR ( Centenario de nacimiento)

Mensaje por Maria Lua Dom 17 Oct 2021, 07:41

VIVIR



Él tuvo la sensación de ser. No podría explicarlo, de tan profundo, nítido y amplio que era. La sensación de ser era una visión aguda, calma e instantánea de ser el propio representante de la vida y de la muerte. Entonces, él no quiso dormir, para no perder la sensación de la vida.



Descubrimientos


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Contenido patrocinado

CLARICE LISPECTOR ( Centenario de nacimiento) - Página 25 Empty Re: CLARICE LISPECTOR ( Centenario de nacimiento)

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Jue 21 Oct 2021, 12:58