Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 984777 mensajes en 45510 argumentos.

Tenemos 1526 miembros registrados

El último usuario registrado es Jose Antonio Taboada

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 63 usuarios en línea: 5 Registrados, 1 Ocultos y 57 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

clara_fuente, javier eguílaz, Lluvia Abril, Maria Lua, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

Enero 2023

LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


LA POESÍA BRASILEÑA - Página 4 Empty

5 participantes

LA POESÍA BRASILEÑA

Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 56940
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

LA POESÍA BRASILEÑA - Página 4 Empty Re: LA POESÍA BRASILEÑA

Mensaje por Maria Lua Dom 15 Ene 2023, 06:18

Augusto Massi
(1959)

CAJA DE HERRAMIENTAS


Exploro la caja de crueldades
y la ternura que cada una
carga y concentra.
He aquí mis herramientas:
los diarios de Kafka,
los dibujos de Klee,
la sagrada leica de Kertész,
los cahiers de Valéry
la mirada irónica de Suevo,
la elipsis de Erice
las hipótesis de Murilo,
las revelaciones de Rossellini,
La potencia de Picasso,
minerales rencorosos de Drummond
el Más allá de Jorge Guillén
los territorios de Antonioni
las lecciones de piedra de cabralina
el no estar del todo de Cortázar
las ideas sobre el orden de Stevens
y la tenaza de la atención.


CAIXA DE FERRAMENTAS


Exploro a carga de crueldade
e ternura que cada uma delas
carrega e concentra.
Eis minhas ferramentas:
os diarios de Kafka,
os desenhos de Klee,
a sagrada leica de Kertesz,
os cahiers de Valéry
a visada irônica de Svevo,
as elipses de Erice
as hipóteses de Murilo,
revelaçöes de Rossellini,
a potëncia de Picasso,
minérios rencorosos de Drummond
o Más allá de Jorge Guillén
os territórios de Antonioni
as liçoes de pedra cabralina
o no estar del todo de Cortázar
as idéias de ordem de Stevens
e o alicate da atençäo.



Augusto Massi. Nació en Säo Paulo, en 1959. Coordinó la colección Claro Enigma, dedicada a la poesía
brasileña contemporánea. Es profesor de literatura brasileira en la Universidad de Säo Paulo y miembro del
consejo editorial de la revista Novos Estudos Cebrap. Es autor del libro Negativo, 1991.


_________________



LA POESÍA BRASILEÑA - Página 4 Marialuaf


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





LA POESÍA BRASILEÑA - Página 4 Luna7
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 56940
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

LA POESÍA BRASILEÑA - Página 4 Empty Re: LA POESÍA BRASILEÑA

Mensaje por Maria Lua Dom 15 Ene 2023, 06:20

Sílvio Paro
(1964)


EL GRITO DEL DINOSAURIO



No oí un tango argentino
Ni comí en las manos de un pájaro;
Un pájaro es una hoja expuesta
Acribillada de vacíos por todos lados,
Un bulto de ceniza, casi blanco,
Está sentado delante del verdugo
Esperando el alimento de los justos;
Hay un grito en las montañas,
En la cumbre de aquel vaso de flores,
En los gestos obscenos de la tarde,
Que abriga a un dinosaurio
Congelado por la rústica luz
De mi pensamiento.



Sílvio Paro. N. en Sao Paulo en 1964. Ha publicado los libros Seara de quase-tudo, O quinio elemento y
O espelho quebrado de Alice.





FIN


https://www.almendron.com/blog/wp-content/images/2005/10/poesia-brasilena-del-siglo-xx.pdf


_________________



LA POESÍA BRASILEÑA - Página 4 Marialuaf


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





LA POESÍA BRASILEÑA - Página 4 Luna7
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 56940
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

LA POESÍA BRASILEÑA - Página 4 Empty Re: LA POESÍA BRASILEÑA

Mensaje por Maria Lua Lun 16 Ene 2023, 07:43

https://biblioteca.org.ar/libros/151649.pdf



La Revista de Cultura Brasileña



La Revista de Cultura Brasileña (Madrid, 1962) fue un osado y ambicioso proyecto ideado por el poeta
brasileño -y por entonces funcionario de la Embajada de Brasil en España- João Cabral de Melo Neto y
llevado a cabo por Ángel Crespo, quien, invitado por Cabral, dirigió la publicación durante ocho años, desde
su fundación en 1962 hasta 1970, cuando deja el cargo. Editada por la Embajada de Brasil en España, la
revista tenía carácter oficial y diplomático, escapando así de posibles censuras. Ahí se establecía el campo
perfecto para la difusión y debate sobre estéticas literarias experimentales que estaban siendo practicadas en
Brasil, en conexión con las vanguardias mundiales de la época. Jaume Pont (Lleida, 1947), poeta español y
gran estudioso del Postismo (movimiento poético vanguardista español nacido en los años 40, en el cual
participó activamente Ángel Crespo), recuerda el “importante papel que Crespo tendría en España, durante
los años sesenta y desde la Revista de Cultura Brasileña, como difusor de la poesía experimental” [22]. César
Antonio Molina también comenta que “Esta publicación contribuyó de manera importantísima para que, por
aquel entonces, muy jovencísimos e incipientes lectores como yo mismo, nos iniciásemos en tan rica y
variopinta literatura e historia”. [23]
En el primer número de la RCB (como ocasionalmente la llamaremos a partir de ahora), páginas cinco y
seis, el entonces Jefe del Servicio de Propaganda y Expansión Comercial de Brasil en España, Paulo Nonato
da Silva, así la presentaba:
La presente revista viene, según nuestro modo de ver, a llenar una gran laguna existente en el
campo de las relaciones culturales que, por tantos motivos, unen y deben unir España y Brasil. Era
preciso crear una publicación que, excediendo el ámbito de lo meramente informativo o noticioso,
pusiese al alcance de los estudiosos españoles un compendio, o quizá reflejo, del acontecer
cultural brasileño. Pero en esta labor, los brasileños no queríamos encontrarnos solos y por eso
hemos querido que, junto a las obras literarias y artísticas de nuestras intelectualidades figurasen
otras, del más variado carácter, en las que el juicio de los escritores españoles sobre nuestro
acontecer cultural fuese una guía para los lectores de su nacionalidad interesados en el mismo.
Esta publicación (…) quiere ser la culminación de un esfuerzo de aproximación y entendimiento
intelectuales, lo que equivale a decir cordiales en su más recto y consistente sentido.
Es interesante también observar las palabras del propio Ángel Crespo sobre la propuesta inicial de la RCB.
Él empieza relatando que João Cabral de Melo Neto, que era su correligionario político y estético,
… me habló un día de principios de 1962 de la posibilidad de publicar en la embajada del
Brasil en Madrid, bajo el patrocinio del Ministério de Relações Exteriores ya citado, y siempre
que yo estuviese dispuesto a dirigirla, una revista dedicada al estudio y divulgación en España y
América, además de en los centros hispanistas e iberoamericanistas de todo el mundo, de la
cultura brasileña y muy especialmente de su literatura y de su arte. Era la época del “boom” de la
literatura sudamericana y me pareció, coincidiendo en este parecer con el de Cabral, que sería tan
oportuno como interesante ofrecer paralelamente al desarrollo de aquella moda una información
de primera mano y una crítica, tanto europea como americana, de la cultura de un país que, como
el Brasil, había sido uno de los adelantados de los movimientos literarios iberoamericanos. [24]
Así nacía la Revista de Cultura Brasileña, publicación “clave para la posterior introducción del
experimentalismo en la poesía española” [25], a través de la cual “se dan a conocer en España las letras lusobrasileñas, que inciden en las últimas corrientes literarias y de experimentación vanguardista” [26]. No
podemos dejar de citar aquí también dos fragmentos escritos por Alejandro Krawietz (Tenerife, 1970), joven
poeta, profesor e intelectual español, un entusiasta de la RCB, que, según él, fue
… una de las publicaciones más ambiciosas, raras -pero en el centro del privilegio de serlo- y
potentes que se han editado nunca en España, y para la que sólo puede guardar parangón el grado
de desconocimiento y falta de atención que tradicionalmente se le ha otorgado por parte de la
crítica y los lectores (…) esa revista planteaba un nuevo horizonte para las poéticas que podían ser
apreciadas en nuestro país (…) Crespo inserta directamente en el marco de la España del realismo
las indagaciones en el lenguaje poético que se están llevando a cabo en la otra orilla atlántica.
(…)
… fue, en rigor, un proyecto muy serio, acaso el más ambicioso de la época, para poner en
diálogo a las dos orillas del Atlántico y a las dos lenguas que comparten ese espacio, pero con la
idea expresa de sembrar, en el territorio europeo, las estructuras críticas y estéticas necesarias
como para propiciar una poesía a la altura, como dice Crespo, de la pintura que se hacía en España
en el mismo momento. [27]
A la vez, Krawietz lamenta y denuncia la fría recepción de las literaturas de Iberoamérica en general en la
España de la segunda mitad del siglo, tanto por parte de la crítica como de los artistas. Ejemplifica diciendo
que la difusión del “boom” latinoamericano de los 60 en España sucedió a través de París, y no, como sería
de esperar, en línea directa desde Madrid.
Gabino-Alejandro también opina duramente sobre la crítica española de la posguerra:
La guerra creo que influyó poderosamente en esta regresión, en este enclaustramiento evidente.
Se cortaron amarras y los más jóvenes -atando cabos- hubimos de redescubrir alguna singladura.
Dios sabe a costa de qué tiempo y esfuerzos. Pero, sobre todo, hay que echarle la culpa a la
crítica, por llamarla de alguna manera. Esa crítica académica o de grupo, siempre proclive al
ditirambo, al amiguismo, a la pereza. Esa crítica que no ha querido o no ha sabido tener en cuenta
la experiencia de la “beat generation” y las vanguardias norteamericanas; que nada ha dicho nunca
en torno al concretismo alemán, al brasileño, al francés, y al de la Checoslovaquia socialista; que
nos ha hurtado el movimiento desencadenado en Brasil por João Cabral de Melo Neto -lenguaje
directo, economía y arquitectura funcional del verso- , de tan profundas como decisivas raíces
hispánicas, y sobre el que ahora nos vienen informando Ángel Crespo y Pilar Gómez Bedate,
introductores del conocimiento de la teoría concretista y la poesía praxis. [28]
Siguiendo con las citas, damos voz ahora a Pilar Gómez Bedate, secretaria de redacción de la RCB desde
su número siete (diciembre de 1963) hasta el número 30 (marzo de 1970) y actualmente catedrática de
Literatura Española de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. Ella habla del significado de la RCB para
Ángel Crespo, relacionando el tema con la situación de la literatura española de la época:
Desde la Revista de Cultura Brasileña pudo difundir a su gusto durante los años sesenta -en
una tarea en que fui colaboradora suya- un tipo de poesía experimental, de intención
revolucionaria tanto en el fondo como en la forma, que estaba en estrecha relación con lo que eran
las vanguardias europeas (…) y, así, apoyar una intención que él explica claramente en las
declaraciones a la Antología de la poesía social de Leopoldo de Luis (1965), donde se lamenta de
que la poesía española del momento esté “más cerca del llamado tremendismo, que fue una
supervivencia romántica, que del realismo, base indispensable de toda posición social válida”,
porque “se ha tenido en cuenta lo que se dice, pero no la manera de expresarlo” y “con ello se ha
empobrecido el lenguaje y, así, se ha producido esa crisis de expresión que ha conducido a la no
menos triste de valores, que también padecemos”, porque “¿cómo puede facilitarse un cambio en
las circunstancias sociales con una técnica conformista?” [29]
Fernando Millán (Jaén, 1944), poeta español adepto a los experimentalismos de los años sesenta y setenta,
participante en el grupo de vanguardia Problemática 63 [30] y uno de los fundadores del grupo N.O. [31],
habla de toda esta época, diciendo que “ya existía una atmósfera favorable a las novedades, creada desde
mediados de los años sesenta por la labor informativa sobre el fenómeno internacional de la poesía concreta.
Ángel Crespo y Pilar Gómez Bedate, desde la revista que la embajada de Brasil publicaba en España, habían
ofrecido abundante información”. [32]
Por fin, la revista Arbor (Madrid, 1944, hasta nuestros días) [33] publica en su número 330, de junio de
1973, un largo artículo firmado por el poeta y crítico literario español Arturo del Villar (Santander, 1943),
titulado “La poesía experimental española”, que dice que:
… en Brasil, se echan los cimientos de la poesía concreta, y se hace con tan buen fortuna, que
el nombre se extiende por otros países (…). Tratamos ahora de ver su paso a España (…). Hay
que empezar destacando un nombre, el de Ángel Crespo, no como realizador, sino como
introductor de las novedades en nuestro ambiente literario (…). Una labor más importante es lo
que hace Ángel Crespo con otra revista que dirige desde Madrid: la “Revista de Cultura
Brasileña”.
Nos sentimos seguros de poder afirmar que la RCB, en los años sesenta, fue una publicación de alto nivel y
merecedora de admiración en los círculos literarios a que llegó. Más que eso, fue objeto de estudio y material
que influenció parte de la literatura española de entonces, principalmente a los escritores más abiertos a
conocer nuevas propuestas estéticas e interesados en practicar la experimentación literaria. A cuántas manos
llegó y a cuántos escritores influenció son números que no pretendemos definir. Sería tarea imposible. Lo que
sí es posible afirmar es que la RCB ha sido -y sigue siendo- grande. Grande en su ambición, que para algunos
puede sonar a pura pretensión, de querer divulgar en España la literatura del país latinoamericano que tal vez,
culturalmente, más lejos de los españoles haya estado a lo largo de la historia. Pero principalmente grande en
la seriedad con que era dirigida por Ángel Crespo y por la riqueza de temas y propuestas que la literatura
brasileña de entonces podía proporcionar. [34]
La RCB prosiguió después de Ángel Crespo. A partir del número treinta y uno, de mayo de 1971, su
dirección cambia de manos, pasando al crítico de arte, director de cine y escritor español Manuel Augusto
García Viñolas, con Léa del Prá Netto como secretaria de redacción. Según el prólogo de este número, escrito
por el entonces embajador de Brasil en España, Manoel Emílio Guilhon, esta nueva etapa sería marcada por
la intención de diversificar temas, “dándole una mayor cabida a las artes plásticas, al cine, al teatro y a la
crítica bibliográfica”, aunque sepamos que, antes, la RCB también ya venía abarcando todos estos asuntos.
Viñolas la sigue dirigiendo hasta su número cincuenta y dos, de noviembre de 1981, cuando la publicación es
interrumpida.
La RCB no volvería a surgir hasta julio de 1997, con una edición conmemorativa en homenaje a Ángel
Crespo, que había fallecido a finales de 1995. La coordinación de esta edición es del periodista, escritor y
traductor español Antonio Maura, actualmente coordinador de la cátedra de Estudios Brasileños en la
Universidad Complutense de Madrid. Este número especial reaparecía en forma de antología, y el propio
embajador de Brasil en España en la época, Luiz Felipe de Seixas Corrêa, no estaba seguro sobre la
continuidad de la revista. En el prólogo, declaraba: “Quién sabe si surgirán las condiciones para que vuelva a
ofrecer regularmente a los tradicionales y a nuevos lectores elementos para el mejor conocimiento de la
variada, rica y dinámica producción cultural brasileña. Aquí quedan la sugerencia y la esperanza de que así
ocurra”.
De hecho, no se verifica un retorno de la RCB con la regularidad probablemente esperada por el
embajador. El siguiente número aparece casi un año después, en marzo de 1998, y es entonces clasificado
como el “número uno” de la “nueva serie”. El número dos vendría seis meses después, en septiembre de
1998. Pero ahí, otra vez, la revista deja de ser editada. Esta larga pausa dura casi siete años. El número tres de
la nueva serie no aparece hasta marzo de 2005 y, a partir de entonces, la RCB consigue mantener periodicidad
anual. Son lanzados el número cuatro en abril de 2006; el cinco en febrero de 2007 y el seis en febrero de
2008. Nosotros esperamos ansiosos el número siete, que hasta la fecha no ha surgido.
Creemos que el mayor valor de la RCB ha sido divulgar en España estéticas poéticas de carácter novedoso
y revolucionario, como lo fueron, por ejemplo, la poesía concreta y la poesía praxis. Sin embargo, aunque la
literatura sea el tema principal, la RCB siempre abarcó en sus páginas también otras modalidades del arte y de
la cultura. A título de ilustración, y para que el lector tenga una idea de lo que decimos, miremos los artículos
que componen el índice del número uno de la RCB, de junio de 1962: Dámaso Alonso (Traducción de):
Poemas de Murilo Mendes; Gilberto Freyre: Los moros en la civilización brasileña (De Casa-Grande y
Senzala, cap. III); José María Moreno Galván: La nueva forma de Franz Weissmann; José Guilherme
Merquior: El serial de João Cabral de Melo Neto; João Cabral de Melo Neto: 6 poemas de Serial; Ángel
Crespo (Traducción de): 6 poemas de Serial; Enrique Sánchez Pedrote: Héctor Villalobos, arquetipo de una
forma cultural; Otto Lara Resende: Gato, gato, gato. (Cuento con bicho y niño); Max Bense: Escorzo
brasileño (Traducción de Alberto Sánchez); Noticiario breve.





_________________



LA POESÍA BRASILEÑA - Página 4 Marialuaf


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





LA POESÍA BRASILEÑA - Página 4 Luna7
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 56940
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

LA POESÍA BRASILEÑA - Página 4 Empty Re: LA POESÍA BRASILEÑA

Mensaje por Maria Lua Lun 16 Ene 2023, 07:58

POEMAS DEL BRASILEÑO ANTONIO MIRANDA. TRADUCCIÓN DE ALFREDO PÉREZ ALENCART


LA POESÍA BRASILEÑA - Página 4 1-el-poeta-antonio-miranda-570x427


Crear en Salamanca tiene el especial privilegio de publicar por vez primera al destacado poeta brasileño Antonio Miranda (Antonio Lisboa Carvalho de Miranda, en Maranhão, 1940). Miranda, actual director de la Biblioteca Nacional de Brasília, es doctor en Ciencia de la Información y profesor emérito de la Universidad de Brasília. Autor de más de 50 títulos de poesía, novelas, cuentos y libros científicos, algunos traducidos al español, inglés, italiano, griego y otras lenguas. Su poema dramático “Tu país está feliz”, estrenado en 1971, y presentado en más de 20 países de América y Europa, propició la creación de los grupos teatrales aún vigentes: Rajatabla (Venezuela) y Cuatro Tablas (Lima, Perú).


TEXTOS DEL POEMA DRAMÁTICO “TU PAÍS ESTÁ FELIZ”

Miranda los escribió directamente en castellano, cuando estudiaba en Venezuela hace más de cuarenta años. Años después los tradujo al portugués y se publicó en Brasil recién el año 1989.



EL MUNDO ESTA LLENO DE PALABRAS





El mundo está lleno de palabras
Tú consumes pan y palabras:

Democracia libertad temor
Felicidad.

El mundo está lleno de palabras…

Y tan sólo una palabra
una tan sólo
te quita la corona
o te inflama la garganta.

¡El mundo está lleno de palabras!


*************


VOY A CERRAR POR INVENTARIO





Voy a cerrar por inventario.
Retiro del mostrador la mercancía quedada.
A nadie le gustó
Nadie leyó
nadie sintió.

Perdí todos los amigos,
eran malos pagadores
huyeron todos de mí.
Perdí tiempo. Perdí todo.
Pero donde perdí me salvé.

Mario prefiere los versos de amor,
Manuel los poemas del dolor,
Maria lee
como quien se retoca en el espejo.

Me dicen panfletario, sentimentaloide
circunstancial, y hasta personalista.
No soy como,
no llego a,
soy prolijo, sintético, seco
reaccionario, comunista, alienado.
Ateo, plebeyo, indecente.

A María no le gusta la palabra estiércol.
Luis busca lugares comunes.

Adalgisa, cansada y fatigada
Aún encuentra pecados ortográficos.

Para Mario soy cerebral, frío, geométrico
hermético: él no entiende nada.
María entiende todo y espera más.

El oro que toqué se convirtió en chatarra.
Vuelvo por los caminos andados
y ya son otro camino.

Descuelgo el teléfono,
desconecto las luces,
tranco la puerta por dentro
y destruyo el timbre.
Pero dejo la ventana abierta.


*************


BARCO A LA DERIVA





Antes que los edificios invadiesen las dunas,
que los peces expuestos en almacenes,
que los puertos congestionados, olas
estancadas, marea sin retorno, naves.

Pájaros sin aterrizaje, nubes estancadas
Islas (todavía) deshabitadas, escalas imposibles.
Soñar. Aires degradados, reposo, vacío
y una mirada sin rumbo, sin plomada, turbio.

Debe existir una salida, ventana, foso,
muro abrupto, caminos interrumpidos.
Debe existir una salida, escalera, patíbulos,
mapas imprecisos, vestigios indescifrables.

Antes que la costa se volviese muralla y vidrio,
horizonte cubierto, visión distorsionada, errática
donde los peces, donde los pájaros, olas, ayes.
Debe existir alguna salida. Antes que los.


****************


CONTRADICCIONES

Lo feo y lo bello
lo justo y lo injusto
la certeza y la duda
son caras
de una misma moneda

si te amo me odias,
egoísta, se mira en el espejo
y lo que refleja
no es lo que se muestra

si me preguntas
no respondo
pero sabes la respuesta
si me humillo
crezco en tu aprecio

meamoteme
– ¡dije a los 17 años
y repito ahora!
tu lado bello
que es lo más feo,
con la certeza
de la duda




_________________



LA POESÍA BRASILEÑA - Página 4 Marialuaf


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





LA POESÍA BRASILEÑA - Página 4 Luna7
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 56940
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

LA POESÍA BRASILEÑA - Página 4 Empty Re: LA POESÍA BRASILEÑA

Mensaje por Maria Lua Lun 16 Ene 2023, 08:01

[center]LA POESÍA DEL SIGLO XX EN BRASIL[/center]


Descubro con gran placer esta antología de poesía brasileña que publicó Visor con la colaboración de la Embajada de Brasil hace ocho. La edición corrió a cargo del escritor y traductor mexicano José Javier Villarreal, quien firma también la hermosa introducción que abre este volumen bilingüe de casi 600 páginas que se me antoja breve, pero que cumple con la primera y más necesaria de las virtudes de toda antología: servir de presentación a quienes allí aparecen, es decir, despertar las ganas de seguir leyendo y conocer más de la obra de las dos docenas de antologados.

Un par de muestras:

NO HAY LUGAR

El precio del frijol
no cabe en el poema. El precio
del arroz
no cabe en el poema.
No caben en el poema el gas
la luz el teléfono
la especulación
de la leche
de la carne
del azúcar
del pan

El burócrata
no cabe en el poema
con su salario de hambre
su vida sofocada
en los archivos.
Como no cabe en el poema
el obrero
que esmerila su día de acero
y carbón
en fábricas oscuras

—porque el poema, señores,
está cerrado:
"no hay plazas"
Sólo cabe en el poema
el hombre sin estómago
la mujer de las nubes
la fruta sin precio

El poema, señores,
no apesta
ni huele

Ferreira Gullar (1930-2016). En algún momento estuvo propuesto para el Nobel. Vinicius de Moraes, músico y poeta antologado aquí, dijo de su Poema sujo (1976) que era el más importante poema escrito en cualquier lengua en las últimas décadas. Lo tenéis enlazado (en portugués).




CON LICENCIA POÉTICA


Cuando nací un ángel esbelto,

de esos que tocan la trompeta, anunció:

vas a llevar la bandera.

Cargo muy pesado para una mujer,

esta especie aún avergonzada.

Acepto los subterfugios que me tocan,

sin necesidad de mentir.

No soy tan fea que no me pueda casar,

encuentro que Río de Janeiro es una belleza y

a veces sí, a veces no, creo en el parto sin —dolor.

Pero lo que siento lo escribo. Cumplo la misión.

Inauguro linajes, fundo reinos

dolor no es amargura.

Mi tristeza no tiene pedigrí,

ya mi voluntad de alegría,

remonta su raíz hasta mi abuelo mil.

Vas a ser cojo en la vida es maldición para el hombre.

La mujer es flexible. Yo soy.


Adélia Prado (1935). De ella dice el editor en su presentación: El sueño no espera, llega a cualquier hora y no aguarda a que cerremos los ojos; al contrario, se extasía descubriendo las más profundas razones que no admiten engaño alguno.





https://tertuliaspoeticas.blogspot.com/2020/07/la-poesia-del-siglo-xx-en-brasil.html


_________________



LA POESÍA BRASILEÑA - Página 4 Marialuaf


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





LA POESÍA BRASILEÑA - Página 4 Luna7
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 56940
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

LA POESÍA BRASILEÑA - Página 4 Empty Re: LA POESÍA BRASILEÑA

Mensaje por Maria Lua Lun 16 Ene 2023, 08:06

Antología de la poesía del siglo XX en Brasil




Pese a su indudable calidad y proximidad idiomática la poesía brasileña sigue siendo la injusta y gran desconocida del público español. La antología que comentamos reúne a dos docenas de poetas del siglo XX, aunque más de uno cabalgue sobre el presente, porque la más joven, Claudia Roquette-Pinto nació en 1963. Justificadamente abre el volumen Manuel Bandeira (1886-1968) y con él, el Modernismo, cuyo significado, más próximo a las vanguardias, no coincide con el movimiento hispanoamericano en español de idéntica denominación. Poco habrá que reprochar al antólogo por los nombres seleccionados. Con buen criterio, se sitúa página a página el texto en versión original y su respectiva traducción casi literal. Sin embargo, los poemas en su mayoría se eligen de obras completas o seleccionadas. Hubiera sido más provechoso indicar a qué libro o fecha correspondían en lugar de mencionar, al pie, siempre la fecha de la edición utilizada. Cada poeta se introduce con una breve consideración general que, con variantes, se reitera al final del volumen, tal vez de forma innecesaria. El prólogo del mexicano José Javier Villarreal, "En el cielo y en la tierra", resulta una disquisición sobre el fenómeno poético, pero no utiliza fuentes brasileñas ni alude a las poéticas, escuelas o períodos.

Por lo menos, la mitad de los poetas seleccionados superaron las fronteras lingüísticas. Y es probable que Murilo Mendes, Carlos Drummond de Andrade, Vinicius de Moraes, Joal Cabral de Melo, Oswald de Andrade o Cecilia Meireles sean ya conocidos por el público lector. La ventaja de la antología es que abre la perspectiva general del siglo, a modo de introducción, al resto de los no elegidos y, al tiempo, permite adivinar las amplias estéticas que representan los poetas seleccionados. En general, dada la escasez del espacio disponible son poemas breves y uno puede advertir en ellos desde la espiritualidad, a la reflexión filosófica, desde la sensualidad, al ambiente que transpiran textos que reflejan una diversidad urbana muy acentuada. Poco tiene que ver un poeta que realizó su labor en Sao Paulo a otro que lo hizo en Rio de Janeiro, quien sufrió exilio, como Ferreira Cullar, o quien, como Haroldo de Campos, recibió toda suerte de honores dentro y fuera de su país. En buena medida, la poesía brasileña es una poesía de ruptura. Bebe de las fuentes del surrealismo; pero, asimismo, de las de las vanguardias europeas que adapta a su manera en este macrocosmos que se ha denominado, no sin deliberada vaguedad, Modernismo brasileño.

Tampoco faltan rasgos de humor, como en "Receta de mujer", de Vinícius de Moraes o "Los malditos", del mismo poeta. Y también, tan alejado, "La adolescente", de Mario Quintana: "Va andando y creciendo. Toda esmirriada: su/ voz, sus gestos, sus piernas... ¡Antílopes! /¡Veo antílopes cuando ella pasa! Pues deja, al pasar, un/ friso de antílopes, de bambúes al viento, de lunas/ cambiantes, mudables, crecientes..." Tal vez, llega a percibirse el renovador tratamiento de la imagen, que golpea desde la realidad misma, captada como una cámara fija. Así, en Francisco Alvim, la simplicidad de su díptico "Pareja": "En la recámara ella hace la maleta/ En la sala él ve la televisión" o navegar hacia atrás, hasta Murilo Mendes para descubrir la sensualidad de un largo poema, "Jandira", del que mencionaremos tan sólo su primer verso: "El mundo comenzaba en los pechos de Jandira/.../". Estos breves ejemplos permitirán advertir a los amantes de la poesía que no deben dejar pasar buena parte de la poesía brasileña tan audaz como renovadora de los mecanismos del poema. En este libro no está todo lo que es, pero puede entenderse como una excelente introducción.



https://www.elespanol.com/el-cultural/letras/poesia/20130308/antologia-poesia-siglo-xx-brasil/7249761_0.html


_________________



LA POESÍA BRASILEÑA - Página 4 Marialuaf


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





LA POESÍA BRASILEÑA - Página 4 Luna7
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 56940
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

LA POESÍA BRASILEÑA - Página 4 Empty Re: LA POESÍA BRASILEÑA

Mensaje por Maria Lua Lun 16 Ene 2023, 08:08

Manifiesto de poesía de Palo de Brasil


Oswald de Andrade publicó el Manifiesto de poesía de Palo de Brasil en 1924. Este texto es una proclamación de las estéticas de vanguardia. Andrade contribuyó al rescate del portugués vernáculo de Brasil hasta entonces atrapado en las convenciones de la lengua escrita, tutelada por gramáticos que deseaban imponer a los escritores brasileños las formas lusitanas del lenguaje.

Manifiesto de poesía “Palo-del-Brasil” (1924)

La poesía existe en los hechos. Los tugurios de azafrán y de ocre en los verdes de la Favela, bajo el azul cabralino, son hechos estéticos.
El Carnaval de Río es el acontecimiento religioso de la raza. Palo-del-Brasil. Wagner sucumbe ante las Escuelas de Samba de Botafogo. Bárbaro y nuestro. La formación étnica rica. Riqueza vegetal. El mineral. La cocinada del vatapá. El oro y la danza

Toda la historia Tordesillas y la historia comercial del Brasil. El lado docto, el lado citas, el lado autores conocidos. Conmovedor. Rui Barbosa: un sombrero de copa en Senegambia. Todo revierte en riqueza. La riqueza de los bailes y de las frases hechas. Negras de Jockey. Odaliscas en Catumbí. Hablar difícil.

El lado docto. Fatalidad del primer blanco aportado y dominador político de selvas salvajes. El bachiller. No podemos dejar de ser doctos. Doctores. País de dolores anónimos, de doctores anónimos. El Imperio fue así. Eruditamos todo. Olvidamos el gavilán de penacho.
La nunca exportación de poesía. La poesía anda oculta en los bejucos maliciosos de la sabiduría. En las lianas de la morriña universitaria.

Pero hubo un estallido en las enseñanzas. Los hombres que sabían todo se deformaron como globos inflados. Reventaron.
La vuelta a la especialización. Filósofos haciendo filosofía, críticos crítica, amas de casa tratando de cocina.
La poesía para los poetas. Alegría de los que no saben y descubren.

Había habido la inversión de todo, la invasión de todo: el teatro de tesis y la lucha en el palco entre morales e inmorales. La tesis debe ser decidida en guerra de sociólogos, de hombres de ley, gordos y dorados como Corpus Juris.
Ágil el teatro, hijo de saltimbanquis. Ágil e ilógico. Ágil la novela, nacida de la invención. Ágil la poesía.
La Poesía Palo-del-Brasil. Ágil y cándida. Como una criatura.

Una sugerencia de Blaise Cendrars: –Tenéis las locomotoras llenas, vais a partir. Un negro gira el manubrio del desvío rotativo en que estáis. El menor descuido os hará partir en dirección opuesta a vuestro destino.

Contra el gabinetismo, la práctica culta de la vida. Ingenieros en vez de jurisconsultos, perdidos como chinos en la genealogía de las ideas.
La lengua sin arcaísmos, sin erudición. Natural y neológica. La contribución millonaria de todos los errores. Como hablamos. Como somos.

No hay lucha en tierra de vocaciones académicas. Hay solo uniformes. Los futuristas y los demás.
Una única lucha –la lucha por el camino. Separemos: Poesía de importación. Y la poesía Palo-del-Brasil, de exportación.

Hubo un fenómeno de democratización estética en las cinco partes sabias del mundo. Instituyérase el naturalismo. Copiar. Cuadro de ovejas que no fuera de pura lana, no servía. La interpretación en el diccionario de las Escuelas de Bellas Artes quería decir reproducir tal cual… Vino el pirograbado. Las chicas de todos los hogares se volvieron artistas. Apareció la cámara fotográfica. Y con ella todas las prerrogativas del pelo largo, de la caspa y de la misteriosa genialidad del ojo virolo –el artista fotógrafo.
En la música, el piano invadió las salitas desnudas, con almanaques en la pared. Todas las chicas se volvieron pianistas. Surgió la pianola y el piano de cola. La pianola. Y la ironía eslava compuso para la pianola. Stravinsky.
La estuaria se quedó atrás. Las procesiones salieron nuevecitas de las fábricas.
Solo no se inventó una máquina de hacer versos –ya había el poeta parnasiano.

Entonces la revolución indicó apenas que el arte se volvía hacia las élites. Y las élites comenzaron deshaciendo. Dos fases: 1ª, la deformación a través del impresionismo, la fragmentación, el caos voluntario. De Cézanne y Mallarmé, Rodin y Debussy hasta ahora. 2ª, el lirismo, la presentación en el templo, los materiales, la inocencia constructiva.
El Brasil oportunista. El Brasil docto. Y la coincidencia de la primera construcción brasileña en el movimiento de reconstrucción general. Poesía Palo-del-Brasil.

Como la época es milagrosa, las leyes nacieron de la propia rotación dinámica de los factores destructivos.
La síntesis
El equilibrio
El acabado de carrocería
La invención
La sorpresa
Una nueva perspectiva
Una nueva escala.

Cualquier esfuerzo natural en ese sentido será bueno. Poesía Palo-del-Brasil.

El trabajo contra el detalle naturalista –por síntesis, contra la morbidez romántica– por el equilibrio geómetra y por el acabado técnico; contra la copia, por la invención y por la sorpresa.

Una nueva perspectiva.
La otra, la de Paolo Ucello creó el naturalismo de apogeo. Era una ilusión óptica. Los objetos distantes no disminuían. Era una ley de apariencia. Entonces, el momento fue de reacción a la apariencia. Reacción a la copia. Sustituir la perspectiva visual y naturalista por una perspectiva de otro orden: sentimental, intelectual, irónica, ingenua.

Una nueva escala:
La otra, la del mundo proporcionado con letras en los libros y niños en los brazos. El anuncio produciendo letras mayores que torreones. Y las nuevas formas de la industria, del transporte, de la aviación. Postes. Gasolinerías. Rieles. Laboratorios y talleres técnicos. Voces y tics de alambres y ondas y fulguraciones. Estrellas familiarizadas con negativos fotográficos. El correspondiente de la sorpresa física en el arte.
La reacción contra el asunto invasor, ajeno a la finalidad. La obra teatral de tesis era un arreglo monstruoso. La novela de ideas, una mezcolanza. El cuadro histórico, una aberración. La escultura elocuente, un pavor sin sentido.
Nuestra época anuncia la vuelta al sentido puro.
Un cuadro son líneas y colores. La estatuaria son volúmenes bajo la luz.
La Poesía Palo-del-Brasil es un comedor dominguero, con pajaritos cantando en la selva reducida de las jaulas, un sujeto flaco componiendo un vals para flauta y la Mariquita leyendo el diario. En los diarios anda todo el presente.

Ninguna fórmula para la contemporánea expresión del mundo. Ver con ojos libres.

Tenemos la base doble y presente –la selva y la escuela. La raza crédula y dualista y la geometría, el álgebra y la química luego después de la mamadera y del té de yerbabuena. Una mezcla de “duérmete mi niño, duérmete ya-ya, si no viene el cuco que te comerá” y de ecuaciones.
Una visión que embone en los émbolos de los molinos, en las turbinas eléctricas, en las fábricas productoras, en las cuestiones bursátiles, sin perder de vista el Museo Nacional. Palo-del-Brasil.

Obuses de levadores, cubos de rascacielos y la resarcida pereza solar. La rezada. El Carnaval. La energía íntima. El zorzal. La hospitalidad un poco sensual, amorosa. La nostalgia de los hierve-hierbas y los campos de aviación militar. Palo-del-Brasil.

El trabajo de la generación futurista fue ciclópeo. Ajustar el reloj imperio de la literatura nacional.

Realizada esa etapa el problema es otro. Ser regional y puro en su época.

El estado de inocencia sustituyendo al estado de gracia que puede ser una actitud del espíritu.

El contrapeso de la originalidad nativa para inutilizar la adhesión académica.

La reacción contra todas las indigestiones de sabiduría. Lo mejor de nuestra tradición lírica. Lo mejor de nuestra demostración moderna.

No más brasileños de nuestra época. Lo necesario de química, de mecánica, de economía, de balística. Todo digerido. Sin mitin cultural. Prácticos. Experimentales. Poetas. Sin reminiscencias librescas. Sin comparaciones de apoyo. Sin investigación etimológica. Sin ontología.

Bárbaros, crédulos, pintorescos y tiernos. Lectores de diarios. Palo-del-Brasil. La selva y la escuela. El Museo Nacional. La cocina, el mineral y la danza. La vegetación. Palo-del-Brasil.

Correio da Manhâ, Río de Janeiro, 18 de marzo de 1924

Esta traducción del Manifiesto de poesía de Palo de Brasil estuvo a cargo de Héctor Olea y fue revisada por Haroldo de Campos.





https://linkgua-ediciones.com/producto/manifiesto-de-poesia-de-palo-de-brasil/


_________________



LA POESÍA BRASILEÑA - Página 4 Marialuaf


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





LA POESÍA BRASILEÑA - Página 4 Luna7
cecilia gargantini
cecilia gargantini
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 36871
Fecha de inscripción : 25/04/2009
Edad : 69
Localización : buenos aires

LA POESÍA BRASILEÑA - Página 4 Empty Re: LA POESÍA BRASILEÑA

Mensaje por cecilia gargantini Lun 16 Ene 2023, 14:50

Gracias Lua por toda esta información que iré leyendo de a poco. Siempre es muy interesante conocer las nuevas corrientes.
Besossssssssss

Contenido patrocinado


LA POESÍA BRASILEÑA - Página 4 Empty Re: LA POESÍA BRASILEÑA

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Sáb 28 Ene 2023, 06:33