Aires de Libertad

www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 705031 mensajes en 36711 argumentos.

Tenemos 1286 miembros registrados.

El último usuario registrado es frasesdemujer.

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 22 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 21 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Simon Abadia


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Mar 16 Mayo 2017, 23:10.

Septiembre 2017

LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Comparte
avatar
Ana María Di Bert

Cantidad de envíos : 14846
Fecha de inscripción : 21/11/2010
Edad : 68
Localización : HERNANDO (Córdoba) Argentina

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Ana María Di Bert el Jue 24 Abr 2014, 19:46

Muchas gracias por esto Lúa. Es un importante aporte para este espacio.
Besos
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 25 Abr 2014, 00:37

Es clara tu preparación, María, en el misticismo sufí (¡ y qué difícil, no , seguir sus preceptos...!). Si todos lo hiciéramos el mundo sería una balsa de aceite. Pero, insisto, un esfuerzo loable por tu parte.

Ánimo, Ana, todo va bien. En cuanto pueda yo comenzaré con Fray Luís de León. Pero no podrá ser, seguro, hasta la próxima semana.

Entraré cada vez que pueda.

Besos para ti, para María y para Evangelina.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 25 Abr 2014, 23:55

Bien, sigo estando bastante ocupado. Y no he podido encontrar un trabajo muy interesante que tenía sobre FRAY LUÍS DE LEÓN ( 1529-1521). Estudio crítico sobre su obra. Y referencias biográficas muy interesantes sobre la persecución a la que fue sometido por la "SANTA INQUISICIÓN" y que le llevaron a la cárcel.
Seguiré buscando. Y, encuentre o no ese libro, me extenderé en su historia personal, en su obra y en el significado de la misma... Pero no quiero que pase más tiempo sin cumplir la promesa que le hice a Ana María. Voy, por tanto a poner, un par de poemas suyos.

1) Quizás el más conocido de todos sus poemas: AL SALIR DE LA PRISIÓN

"Aquí la envidia y mentira
me tuvieron encerrado.
¡Dichoso el humilde estado
del sabio que se retira
de aqueste mundo malvado!
Y con pobre mesa y casa
en el campo deleitoso,
a solas su vida pasa;
con sólo Dios se acompasa
ni envidiado ni envidioso". (Op.1)

Ésta décima, a él atribuida, se encontraba en las paredes de la celda que ocupó, en la Prisión de Valladolid, por traducir la Biblia del griego, haciendo caso omiso de la disposición del Concilio de Trento que daba por válido el texto latino ( "La Vulgata") para la Iglesia Católica.

2) EN LA ASCENSIÓN.

" ¡ Y dexas, Pastor santo,
tu grey en este valle hondo, escuro,
con soledad y llanto,
y tú rompiendo el puro
aire, te vas al inmortal seguro!
Los antes bienhadados,
y los agora tristes y afligidos,
a tus pechos criados,
a Ti desposeídos,
¿a dó convertirán ya sus sentidos?

¿Qué mirarán los ojos
que vieron de tu rostro la hermosura,
que no les sea enojos?
Quien oyó tu dulzura,
¿ qué no tendrá por sordo y desventura?
Aqueste mar turbado,
¿ quién le pondrá ya freno? ¿ Quién concierto
al viento fiero airado?
Estando tú encubierto,
¿ qué norte guiará la nave al puerto"

¡Ay! Nube envidiosa
aun de este breve gozo, ¿ qué te aquexas?
¿Dó vuelas presurosa?
¡Cuán rica tu te alexas!
¡Cuán pobres y cuán ciegos, ¡ay!, nos dexas!" (Op.1)

3) MORADA DEL CIELO (Según Op.1; "DE LA VIDA DEL CIELO" según Op.2 y Op.3)

"Alma región luciente,
prado de bienandanza, que ni al hielo
ni con el rayo ardiente
falleces, fértil suelo
producidor eterno de consuelo.

De púrpura y de nieve
florida la cabeza coronado,
a dulces pastos mueve
sin honda ni cayado,
el buen Pastor en ti su hato amado.

El va, y en pos dichosas
le siguen sus ovejas, do las pace
con inmortales rosas,
con flor que siempre nace,
y cuanto más se goza más renace.

Ya dentro a la montaña
del alto bien las guía: ya en las venas
del gozo bien las baña,
y les da mesa llena,
pastor y pasto Él solo, y suerte buena.

Y de su esfera cuando
la cumbre toca altísimo subido
el sol, él sesteando
de u hato ceñido
con dulce son deleita el santo oído.

Toca el rabel sonoro,
y el inmortal dulzor el alma pasa
con que envilece el oro,
y ardiendo se traspasa
y lanza en aquel bien libre de la tasa.

¡Oh son, oh voz! ¡Siquiera
pequeña parte alguna descendiese
en mi sentido, y fuera
de sí el alma pusiese
y toda en ti, oh amor, la convirtiese!

Conocería dónde
sesteas, dulce Esposo, y desatada
de esta prisión a donde
padece, a tu manada
junta, no ya andará perdida, errada" (F. Luís de León. Op. 1)




Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Dom 27 Abr 2014, 07:22, editado 1 vez


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 26 Abr 2014, 13:17

Bien, Ana María, no encontré el libro de Fray Luís de León que buscaba. El 2º más antiguo de los que tengo sobre él. Y el que más trabajado tengo, aunque también es cierto que no recuerdo la última vez que abrí sus páginas. Lo seguiré buscando el próximo lunes.
Por contra, he encontrado dos interesantes libros sobre él:  POESÍA ( FRAY LUÍS DE LEÓN) Edición de Álvaro Alonso, Barcelona 2005 (  Clásicos Comentados. Coedición de  AREA Y RANDOM HOUSE MONDADORI, S.A.
Y el 2º libro: Fray Luís de León. Poesía. Edición de Juan Francisco Alcina. CÁTEDRA. Letras Hispánicas. Decimotercera Edición, 2011.
De dónde he sacado yo los dos poemas que puse anteriormente. Aparte de ser, posiblemente, los más conocidos de Fray Luís de León... Y que los podía haber obtenido de muchas referencias en la red, su procedencia es , sin embargo, de uno de esos libros que termina siendo una auténtica joya: No sé el nombre del libro; no sé la editorial. Tampoco sé el número de edición. No tiene pastas ( ni portada ni contraportada). Comienza en la pág. 35 y concluye en la 705/706 separada del resto del libro. Páginas gastadas por el uso y los años. Lomo cosido, como Juan Antonio nos enseñara en el taller de Buenos Aires, Vértice superior derecho y vértice inferior derechos enrollados hacia afuera y roídos. Empieza este libro con poesías y poetas españoles de los siglos XIII al XIV. Los versos iniciales dicen:
"Finchien se de omne a priesa los portales,
non les cabie en las plaças subien se a los poyales"

Luego pone Anónimo atribuido a Rodrigo Yannes. El libro, a todas luces, es una ANTOLOGÍA de escritores españoles de todos los tiempos hasta Pedro Cuyas, 1915.
Las págs. 61 a 67, además están inutilizadas, en su mayor parte, por manchas de tinta.
Para hablar de Fray Luís, diré como referencias, Op.1 a ésta última; Op. 2 a la de Álvaro Alonso y Op. 3 a la de Juan Francisco Alcina..

(cont.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Ana María Di Bert

Cantidad de envíos : 14846
Fecha de inscripción : 21/11/2010
Edad : 68
Localización : HERNANDO (Córdoba) Argentina

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Ana María Di Bert el Sáb 26 Abr 2014, 19:37

Gracias Pascual por tu aporte, sé del tiempo que dispones, lo que has publicado es muy rico para ir conociendo a fondo la historia de vida de este poeta, porque siempre llevan la marca tatuada en los poemas, lo que han vivido.
Gracias por tu colaboración amigo, es muy grande y me siento apoyada.
Voy a continuar con otros poemas de Santa Teresa de Jesús que me quedaron y son muy bellos...
avatar
Ana María Di Bert

Cantidad de envíos : 14846
Fecha de inscripción : 21/11/2010
Edad : 68
Localización : HERNANDO (Córdoba) Argentina

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Ana María Di Bert el Sáb 26 Abr 2014, 20:31




Vuestra soy, para vos nací
Santa Teresa de Jesús


Vuestra soy, para Vos nací,
¿qué mandáis hacer de mí?

Soberana Majestad,
eterna sabiduría,
bondad buena al alma mía;
Dios alteza, un ser, bondad,
la gran vileza mirad
que hoy os canta amor así:
¿qué mandáis hacer de mí?

Vuestra soy, pues me criastes,
vuestra, pues me redimistes,
vuestra, pues que me sufristes,
vuestra pues que me llamastes,
vuestra porque me esperastes,
vuestra, pues no me perdí:
¿qué mandáis hacer de mí?

¿Qué mandáis, pues, buen Señor,
que haga tan vil criado?
¿Cuál oficio le habéis dado
a este esclavo pecador?
Veisme aquí, mi dulce Amor,
amor dulce, veisme aquí:
¿qué mandáis hacer de mí?

Veis aquí mi corazón,
yo le pongo en vuestra palma,
mi cuerpo, mi vida y alma,
mis entrañas y afición;
dulce Esposo y redención,
pues por vuestra me ofrecí:
¿qué mandáis hacer de mí?

Dadme muerte, dadme vida:
dad salud o enfermedad,
honra o deshonra me dad,
dadme guerra o paz crecida,
flaqueza o fuerza cumplida,
que a todo digo que sí:
¿qué mandáis hacer de mí?

Dadme riqueza o pobreza,
dad consuelo o desconsuelo,
dadme alegría o tristeza,
dadme infierno o dadme cielo,
vida dulce, sol sin velo,
pues del todo me rendí:
¿qué mandáis hacer de mí?

Si queréis, dadme oración,
si no, dadme sequedad,
si abundancia y devoción,
y si no esterilidad.
Soberana Majestad,
sólo hallo paz aquí:
¿qué mandáis hacer de mi?

Dadme, pues, sabiduría,
o por amor, ignorancia;
dadme años de abundancia,
o de hambre y carestía;
dad tiniebla o claro día,
revolvedme aquí o allí:
¿qué mandáis hacer de mí?

Si queréis que esté holgando,
quiero por amor holgar.
Si me mandáis trabajar,
morir quiero trabajando.
Decid, ¿dónde, cómo y cuándo?
Decid, dulce Amor, decid:
¿qué mandáis hacer de mí?

Dadme Calvario o Tabor,
desierto o tierra abundosa;
sea Job en el dolor,
o Juan que al pecho reposa;
sea viña fructuosa
o estéril, si cumple así:
¿qué mandáis hacer de mí?

Sea José puesto en cadenas,
o de Egipto adelantado,
o David sufriendo penas,
o ya David encumbrado;
sea Jonás anegado,
o libertado de allí:
¿qué mandáis hacer de mí?

Esté callando o hablando,
haga fruto o no le haga,
muéstreme la ley mi llaga,
goce de Evangelio blando;
esté penando o gozando,
sólo vos en mí vivid:
¿qué mandáis hacer de mí?

Vuestra soy, para vos nací,
¿qué mandáis hacer de mí?





En la cruz está la vida
Santa Teresa de Jesús

En la cruz está la vida
y el consuelo,
y ella sola es el camino
para el cielo.

En la cruz está "el Señor
de cielo y tierra",
y el gozar de mucha paz,
aunque haya guerra.
Todos los males destierra
en este suelo,
y ella sola es el camino
para el cielo.

De la cruz dice la Esposa
a su Querido
que es una "palma preciosa"
donde ha subido,
y su fruto le ha sabido
a Dios del cielo,
y ella sola es el camino
para el cielo.

Es una "oliva preciosa"
la santa cruz
que con su aceite nos unta
y nos da luz.
Alma mía, toma la cruz
con gran consuelo,
que ella sola es el camino
para el cielo.

Es la cruz el "árbol verde
y deseado"
de la Esposa, que a su sombra
se ha sentado
para gozar de su Amado,
el Rey del cielo,
y ella sola es el camino
para el cielo.

El alma que a Dios está
toda rendida,
y muy de veras del mundo
desasida,
la cruz le es "árbol de vida"
y de consuelo,
y un camino deleitoso
para el cielo.

Después que se puso en cruz
el Salvador,
en la cruz está "la gloria
y el honor",
y en el padecer dolor
vida y consuelo,
y el camino más seguro
para el cielo.





Al nacimiento de Jesús

Santa Teresa de Jesús

Hoy nos viene a redimir
un Zagal, nuestro pariente,
Gil, que es Dios omnipotente.

Por eso nos ha sacado
de prisión a Satanás;
mas es pariente de Bras,
y de Menga, y de Llorente.
¡Oh, que es Dios omnipotente!

Pues si es Dios, ¿cómo es vendido
y muere crucificado?
¿No ves que mató el pecado,
padeciendo el inocente?
Gil, que es dios omnipotente.

Mi fe, yo lo vi nacido
de una muy linda Zagala.
Pues si es Dios ¿cómo ha querido
estar con tan pobre gente?
¿No ves, que es omnipotente?

Déjate de esas preguntas,
muramos por le servir,
y pues El viene a morir
muramos con El, Llorente,
pues es Dios omnipotente.





¡Oh hermosura que excedéis!
Santa Teresa de Jesús

¡Oh hermosura que excedéis
a todas las hermosuras!
Sin herir dolor hacéis,
y sin dolor deshacéis,
el amor de las criaturas.

Oh ñudo que así juntáis
dos cosas tan desiguales,
no sé por qué os desatáis,
pues atado fuerza dais
a tener por bien los males.

Juntáis quien no tiene ser
con el Ser que no se acaba;
sin acabar acabáis,
sin tener que amar amáis,
engrandecéis nuestra nada.





Coloquio amoroso
Santa Teresa de Jesús

Si el amor que me tenéis,
Dios mío, es como el que os tengo,
Decidme: ¿en qué me detengo?
O Vos, ¿en qué os detenéis?

-Alma, ¿qué quieres de mí?
-Dios mío, no más que verte.
-Y ¿qué temes más de ti?
-Lo que más temo es perderte.

Un alma en Dios escondida
¿qué tiene que desear,
sino amar y más amar,
y en amor toda escondida
tornarte de nuevo a amar?

Un amor que ocupe os pido,
Dios mío, mi alma os tenga,
para hacer un dulce nido
adonde más la convenga.





Para Navidad

Santa Teresa de Jesús

Pues el amor
nos ha dado Dios,
ya no hay que temer,
muramos los dos.

Danos el Padre
a su único Hijo:
hoy viene al mundo
en pobre cortijo.
¡Oh gran regocijo,
que ya el hombre es Dios!
no hay que temer,
muramos los dos.

Mira, Llorente
qué fuerte amorío,
viene el inocente
a padecer frío;
deja un señorío
en fin, como Dios,
ya no hay que temer,
muramos los dos.

Pues ¿cómo, Pascual,
hizo esa franqueza,
que toma un sayal
dejando riqueza?
Mas quiere pobreza,
sigámosle nos;
pues ya viene hombre,
muramos los dos.

Pues ¿qué le darán
por esta grandeza?
Grandes azotes
con mucha crudeza.
Oh, qué gran tristeza
será para nos:
si esto es verdad
muramos los dos.

Pues ¿cómo se atreven
siendo Omnipotente?
¿Ha de ser muerto
de una mala gente?
Pues si eso es, Llorente,
hurtémosle nos.
¿No ves que Él lo quiere?
muramos los dos.





Pastores que veláis
Santa Teresa de Jesús

¡Ah, pastores que veláis,
por guardar vuestro rebaño,
mirad que os nace un Cordero,
Hijo de Dios Soberano!

Viene pobre y despreciado,
comenzadle ya a guardar,
que el lobo os le ha de llevar,
sin que le hayamos gozado.
Gil, dame acá aquel cayado
que no me saldrá de mano,
no nos lleven al Cordero:
¿no ves que es Dios Soberano?

¡Sonzas!, que estoy aturdido
de gozo y de penas junto.
¿Si es Dios el que hoy ha nacido,
cómo puede ser difunto?
¡Oh, que es hombre también junto!
La vida estará en su mano;
mirad, que es este el Cordero,
Hijo de Dios Soberano.

No sé para qué le piden,
pues le dan después tal guerra.
Mía fe, Gil, mejor será
que se nos torne a su tierra.
Si el pecado nos destierra,
y está el bien todo en su mano,
ya que ha venido, padezca
este Dios tan Soberano.

Poco te duele su pena;
¡oh, cómo es cierto del hombre,
cuando nos viene provecho,
el mal ajeno se esconde!
¿No ves que gana renombre
de pastor de gran rebaño?
Con todo, es cosa muy fuerte
que muera Dios Soberano.




avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 27 Abr 2014, 02:50

La contraportada de la Op. 3 dice:

"Entre los poetas de nuestros SIGLOS DE ORO destaca poderosamente FRAY LUÍS DE LEÓN. Profundo conocedor de los clásicos grecolatinos, delos textos bíblicos y de los poetas italianos, disertó en prosa, tradujo Libros Sagrados y escribió unas poesías donde brillan el sentimiento horaciano de la naturaleza y un misticismo entreverado de platonismo y pitagorismo: su poesía original no puede separarse de sus versiones y traducciones. Su objetivo fue crear una poesía que pudiera parangonarse con la gran poesía humanística..."

La Op. 2 tiene el siguiente texto en la contraportada:

"El siglo de Carlos I y de Felipe II es el siglo de FRAY LUÍS DE LEÓN, uno de los poetas más relevantes del RENACIMIENTO ESPAÑOL, gran maestro junto a sus contemporáneos FRAY LUÍS DE GRANADA, SANTA TERESA DE JESÚS y SAN JUAN DE LA CRUZ, de la MÍSTICA ESPAÑOLA, para los que la POESÍA debía ser "UNA COMUNICACIÓN DEL ALIENTO CELESTIAL Y DIVINO". Su obra, bastante escasa, fue rescatada por FRANCISCO DE QUEVEDO, y publicada por primera vez en 1631..."

Intentando refundir ambos textos obtenemos las siguientes palabras claves: SIGLOS DE ORO y autores del mismo; MÍSTICA ESPAÑOLA Y RENACIMIENTO ESPAÑOL. Pues bien, Ana María está dando señales pormenorizadas de la poesía de SANTA TERESA DE JESÚS. Nosotros intentaremos ir desgranando la poética y los poemas de FRAY LUÍS DE LEÓN. Ana María hablará también de SAN JUAN DE LA CRUZ. Y en la medida que el tiempo me lo permita yo hablaré también de Fray Luís de Granada y otros poetas místicos de la época señalada.

"CANCIÓN DE LA VIDA SOLITARIA" ( "VIDA RETIRADA" según otros; en la versión original quevediana, sin título)

¡Qué descansada vida
la del que huye el mundanal ruido
y sigue la escondida
senda, por donde han ido
los pocos sabios que en el mundo han sido;

que no le enturbie el pecho
de los soberbios grandes el estado,
ni del dorado techo
se admira, fabricado
del sabio Moro, en jaspes sustentado!

No cura si la fama
canta con voz su nombre pregonera,
ni cura si encarama
la lengua lisonjera
lo que condena la verdad sincera.

¿Qué presta a mi contento,
si soy del vano dedo señalado;
si en busca deste viento,
ando desalentado,
con ansias vivas, con mortal cuidado?

¡Oh monte, oh fuente, oh río!
¡Oh secreto seguro, deleitoso!,
roto casi el navío,
a vuestro almo reposo
huyo de aqueste mar impetuoso.

Un no rompido sueño,
un día puro, alegre, libre quiero;
no quiero ver el ceño
vanamente severo
de a quien la sangre ensalza o el dinero.

Despiértenme las aves
con su cantar sabroso no aprendido;
no los cuidados graves,
de que es siempre seguido
el que al ajeno arbitrio está atenido.

Vivir quiero conmigo;
gozar quiero del bien que debo al cielo,
a solas, sin testigo,
libre de amor, de celo,
de odio, de esperanzas, de recelo.

Del monte en la ladera,
por mi mano plantado, tengo un huerto,
que con la primavera,
de bella flor cubierto,
ya muestra en esperanza el fruto cierto;

y, como codiciosa
por ver y acrecentar su hermosura,
desde la cumbre airosa
una fontana pura
hasta llegar corriendo se apresura;

y, luego sosegada,
el paso entre los árboles torciendo,
el suelo, de pasada,
de verdura vistiendo
y con diversas flores va esparciendo.

El aire el huerto orea
y ofrece mil olores al sentido;
los árboles menea
con un manso ruido,
que del oro y del cetro pone olvido.

Ténganse su tesoro
los que de un falso leño se confían;
no es mío ver el lloro
de los que desconfían,
cuando el cierzo y el ábrego porfían.

La combatida antena
cruje, y en ciega noche el claro día
se torna; al cielo suena
confusa vocería,
y la mar enriquecen a porfía.

A mí una pobrecilla
mesa, de amable paz bien abastada,
me baste; y la vajilla,
de fino oro labrada,
sea de quien la mar no teme airada.

Y mientras miserable-
mente se están los otros abrasando
con sed insaciable
del peligroso mando,
tendido yo a la sombra esté cantando;

a la sombra tendido,
de hiedra y lauro eterno coronado,
puesto el atento oído
al son dulce , acordado,
del plectro sabiamente meneado " ( Fray Luís de León. Op. 3)

(cont.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39820
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Maria Lua el Dom 27 Abr 2014, 20:40

Pascual, el misticismo sufi me llega,
ya estuve un tiempo ( tres años) en un
grupo no religioso (Naqshbandi), donde se estudiaba
filosofía y poesía de los maestros y poetas místicos...
La meditación es algo fascinante: pero todo
muy dificil, se necesita disciplina...

Gracias a ti, Ana, por tu bello trabajo!

Besos para los dos

Maria Lua


_________________


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua














avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 27 Abr 2014, 23:06

Gracias, María. Creo que eres la persona más preparada para hablar de esta corriente mística. Para otros nos sería desconocida sin ti ( no ya desconocida, no es correcta la expresión). Pero no profundizaríamos.
Por otro lado el trabajo de Ana María es muy loable. Y necesario. No podíamos pasar por alto una de las Grandes expresiones - ya que no movimiento- poéticas de todos los tiempos. Queda mucho trabajo por hacer: pero sé que a sus características humanas Ana suma una gran preparación y una gran capacidad de trabajo. Desde la segunda fila yo me comprometí a ayudarla. Lo estoy haciendo con Fray Luís de León. Y ella me irá diciendo otros autores según desarrolle su trabajo. Espero que los compañeros del Foro valoren lo que estáis haciendo aquí. Por eso es tan importante - y nunca dejaré de insistir ( aunque ciertamente nunca haya servido para mucho)- en procurar no dispersar tanto: No abrir un autor o una nueva sección hasta no haber profundizado en el precedente. Eso sería símbolo de trabajo y calidad. Pero en fin... Mi criterio no es universal ni tiene por qué ser impuesto.
Ánimo. Besos.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 29 Abr 2014, 01:33

Después de estar una hora escribiendo sobre Fray Luís de León le di a la tecla equivocada y... con perdón: "trabajo al carajo". Esto es empezar el día con buen pie.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 29 Abr 2014, 13:08

Y continué así... Un listado inicial de 38 pacientes que al final de la mañana se transformaron en 50. ¿Cómo los pude ver...? ¡Ah...! ¿pero es que los vi?

"VIDA DE FRAY LUÍS DE LEÓN:

Fray Luís de león nació en Belmonte de Tajo ( Cuenca), en 1527 o 1528, descendiente de una familia de judíos conversos. Durante sus primeros años vivió en Madrid, Valladolid y Salamanca, donde profesó como agustino en 1544, y en cuya universidad realizó sus estudios de Teología. Durante sus años de estudiante conoce al gran humanista Benito Arias Montano, al que le unirá una estrecha amistad y no pocas afinidades intelectuales. Eb 1557 lo encontramos en Alcalá como discípulo de Cipriano de la Huerga, pero no tarda en volver a Salamanca, donde en 1566 obtiene la Cátedra de Sto. Tomás. Una carta escrita en 1570, precisamente a Arias Montano, da idea de su situación durante aquellos años:
"trabajo en esta atahona ocupado siempre en las letras de que menos gusto, y cada día con más deseo de salir de ellas y de todo lo que es universidad".
El texto revela el mismo deseo de fuga que su obra poética, al tiempo que lo concreta : el mundanal ruido de la ODA I  tuvo siempre para él el rostro preciso de "todo lo que es universidad". No obstante , esa voluntad de partamiento no impidió que participara activamente en los asuntos académicos, y que llegara a ser vicerrector. En cuanto a "las letras de que menos gusto", es muy probable que l expresión haga referencia a la teología escolástica, que Fray Luís explicaba sin demasiado entusiasmo, obligado por los planes de estudio y por las exigencias de las diversas cátedras que ocupó. En realidad, el agustino se sentía mucho más atraído por los estudios humanísticos, como muestra de manera muy dramática el proceso inquisitorial abierto contra él.
En 1571, fray Bartolomé de Medina presenta ante la Inquisición una lista de 17 proposiciones heréticas defendidas por varios profesores de la Universidad de Salamanca, cuyos nombres no se señalaban explícitamente. No obstante, el contenido de las proposiciones muestra claramente quiénes son las personas y, sobre todo, cuál es la orientación espiritual contra las que se dirige la acusación: EL CANTAR DE LOS CANTARES es un poema amatorio que puede ser explicado en romance; la BIBLIA LATINA utilizada habitualmente está llena de errores y debe ser corregida; la exégesis rabínica es la únicas que consigue explicar la SAGRAD ESCRITURA, mal entendida por quienes ignoran la lengua hebrea. La denuncia era probablemente injusta, pero las proposiciones que se imputaban a los acusados guardan una indudable relación con el HUMANISMO CRISTIANO, del que constituyen una suerte de maliciosa caricatura. No puede sorprender. por tanto,  que varios de los profesores implicados - el propio Fray Luís, Grajal o Martínez Cantalapiedra- hubieran sido discípulos de Fray Cipriano de la Huerga.
El proceso siguió adelante y en los primeros meses de 1572 los acusados pasaron a los severos calabozos de la Inquisición. En ellos, en medio de la incertidumbre y del laberinto jurídico de su defensa, pasó Fray Luís casi cinco años. Ciertos detalle revelan su temple y sus inclinaciones: en cierta ocasión pide una imagen de la Virgen y un crucifijo de marfil; en otra, un Sófocles en griego y un Píndaro en griego y latín. Al fin, Fray Luís es declarado inocente, y a finales de 1576 regresa a Salamanca, donde es acogido de manera triunfal.
Los años de la cárcel no había destruido, sino más bien exacerbado, su carácter orgulloso y combativo. Al poco de u liberación, tras obtener una nueva Cátedra, entabla con la Universidad un pleito sobre el horario en que debe explicar sus clases. Menos anecdóticas fueron las disputas que mantuvo sobre el tema de la PREDESTINACIÓN. Al discutir el espinoso problema, Fray Luía adopta un punto de vista que, sin menoscabar la omnipotencia divina, concede al hombre un amplio margen de iniciativa. A pesar de la ortodoxia de sus ideas, el tono y la forma de expresarlos no debieron ser las más adecuadas, porque el mismo Cardenal Quiroga, que, sin duda, simpatizaba con él, tuvo que reconvenirlo benévolamente por su actitud en el debate.
En los últimos años de su vida, ocupó cargos de responsabilidad en su Orden y preparó la edición de algunas de sus obras, así como de las de SANTA TERESA. Murió en MADRIGAL DE LAS ALTAS TORRES en 1591."
( FRAY LUÍS DE LEÓN. Op. 2)
(cont.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Ana María Di Bert

Cantidad de envíos : 14846
Fecha de inscripción : 21/11/2010
Edad : 68
Localización : HERNANDO (Córdoba) Argentina

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Ana María Di Bert el Mar 29 Abr 2014, 21:24

Gracias María Lúa por tus palabras y como dijo Pascual eres la persona indicada para lo que has presentado.
Trataré de ir completando el trabajo propuesto presentando ordenadamente a los que fueron influyendo con sus poemas diferentes corrientes místicas y religiosas.
Analizar y ver los motivos que los llevaron a escribirlos, algunos contraponiéndose a sus mismas creencias, confrontando en momentos su fe y escribiendo lo que su alma les dictaba.
Es muy interesante el tema y fue en muchos casos promotor de cambios en la literatura de su tiempo.
Gracias por tu aporte.
Besos
Ana
avatar
Ana María Di Bert

Cantidad de envíos : 14846
Fecha de inscripción : 21/11/2010
Edad : 68
Localización : HERNANDO (Córdoba) Argentina

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Ana María Di Bert el Mar 29 Abr 2014, 21:41

Tus pacientes deben saber con el hombre que se tratan antes que con el médico, y seguro entienden muchas veces tu mirada un tanto cansada por tener que atender a tantos , te admiro por esa labor que haces, curas cuerpos, pero seguro que también sus almas, por lo que te conozco, y eso no tiene precio.
Gracias por lo que estás haciendo en este espacio para ayudarme y sostenerme, jamás lo voy a olvidar y dejar de agradecer.
¿Has visto que los grandes maestros de la mística han llevado una dura vida y también una lucha interna y externa con sus pensamientos para defender sus ideales?
Muchos sufrieron las cárceles, la locura que fue la Inquisición con la prohibición de libertades y de expresiones que contradijeran lo que se "suponía era la VERDAD ABSOLUTA".
El pensamiento diferente fue muy castigado, siguió después con las dictaduras de todos los tiempos.
Por eso es tan importante hundirse en sus obras para comprender los cambios que fueron introdujendo a la literatura toda.
Tu trabajo es muy grande amigo y lo valoro mucho.
Sigo con el mío para ir completando...
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 29 Abr 2014, 23:48

Gracias, Ana. Espero que te encuentres bien. Continuaré con Fray Luís de León y mañana me iré a Poesía Social para terminar con Celaya y comenzar con Pepe Hierro.

(Viene de la exposición de la Vida de Fray Luís de León :

"Fray Luís coincide en el tiempo con otros grandes maestros de la espiritualidad española. Es algo más joven que Fray Luís de Granada y que Santa Teresa, y algo más viejo que San Juan de la Cruz, a quien, probablemente conocería en Salamanca cuando el Santo era sólo un joven estudiante. En otro orden de cosas, se ha visto en Fray Luís el representante más genuino de la llamada escuela salmantina. Pero es dudoso que pueda hablarse de tal escuela y, en todo caso, resulta sumamente difícil precisar sus perfiles. No obstante sí conviene recordar que, geográficamente, el mundo de Fray Luís es mucho más reducido que el de los poetas soldados (1) o diplomáticos de la primera mitad de siglo. Su vida se limita al centro de la Península, a ciudades como Madrid, Valladolid y Salamanca. El admirador entusiasta de la cultura antigua nunca estuvo en Roma, ni pisó el suelo de Italia, tan favorable, sin embargo, a los poetas españoles." (FRAY LUÍS DE LEÓN Op. 2)

(1) ANOTACIÓN PROPIA ( ALONSO DE LA ERCILLA  /1533-1594/, autor de la epopeya LA ARAUCARIA, sobre todo. También otros autores más o menos conocidos como Fernando de Herrera, "El Divino"; Juan de Timoneda; Gaspar Gil Polo; Juan López de Úbeda; Pablo de Céspedes y otros).


" A FRANCISCO SALINAS (36)

El aire se serena
y viste de hermosura y luz no usada, (37)
Salinas, cuando suena
la música extremada, (38)
por vuestra sabia mano gobernada.

A cuyo son divino,
el alma, que en olvido (39), está sumida,
torna a cobrar el tino
y memoria perdida
de su origen primera esclarecida.

Y como se conoce, (40)
en suerte y pensamiento se mejora;
el oro desconoce (41)
que el vulgo vil adora,
le belleza caduca engañadora.

Traspasa el aire todo
hasta llegar a la más alta esfera (42),
y oye allí otro modo
de no perecedera
música (43), que es la fuente y la primera.

Ve como el gran Maestro,
a aquesta inmensa cítara aplicado,
con movimiento diestro
produce el son sagrado
con que este eterno templo es sustentado (44).

Y como está compuesta
de números concordes, luego envía
consonante respuesta,
y entre ambos a porfía
se mezcla una dulcísima harmonía (45).

Aquí la alma navega
por un mar de dulzura y, finalmente,
en él ansí se anega,
que ningún accidente
extraño y peregrino oye y siente (46).

¡Oh desmayo dichoso!,
¡oh muerte que das vida!, ¡oh dulce olvido! (47)
¡Durase en tu reposo
sin ser restituido
jamás a aqueste bajo y vil sentido!

A este bien os llamo,
gloria de apolíneo sacro coro (48),
amigos a quien amo
sobre todo tesoro
que todo los visible (49) es triste lloro.

¡Oh, suene de contino,
Salinas, vuestro son en mis oídos,
por quien al bien divino
despiertan los sentidos,
quedando a lo demás adormecido." (Fray Luís de León. Op. 2)

(Tanto Op. 2 como Op. 3 son abras comentadas. Ello tiene la ventaja de que ambas nos introducen en la Poética de Fray Luís de León con un análisis pormenorizado y experto de cada una de las odas o poema. En este caso, el análisis resulta casi imprescindible para obtener el valor real de lo que estamos leyendo. Hemos respetado, pues la misma numeración del libro. Una aclaración, creo que ya innecesaria, es que lo que puede parecer como una falta de ortografía no es más que el uso del castellano en aquella época.)

"(36) A FRANCISCO SALINAS: la oda retoma temas platónicos y pitagóricos bien conocidos. El alma está desterrada en el mundo de la materia, pero, gracias a la música, pude remontarse transitoriamente a su origen, que está en el cielo. La idea de la estructura musical del universo, y del alma misma, e también de origen platónico. Francisco Salinas, músico ciego, amigo de Fray Luís, es autor de un importante tratado, DE MUSICA LIBRI SEPTEM. fue castedrático de música en Salamanca desde 1567. ( Op. 2)

Cont.


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Miér 30 Abr 2014, 00:55, editado 2 veces


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Ana María Di Bert

Cantidad de envíos : 14846
Fecha de inscripción : 21/11/2010
Edad : 68
Localización : HERNANDO (Córdoba) Argentina

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Ana María Di Bert el Miér 30 Abr 2014, 00:38




En su obra Santa Teresa de Jesús dejó cartas con preceptos para su orden y otras sobre conceptos de vida en las que deja a la luz su profundo interior, el amor a Dios y como hacer que las almas se puedan acercar más a Él.
En ellas demuestra su temple, la lucha para imponerse en un orden social donde primaba lo masculino, donde la mujer era considerada en inferioridad de condiciones intelectuales y fortaleza de espíritu, como lo demuestran estas cartas escritas por Obispos comentando la obra de Santa Teresa y lo que aportó a la Iglesia y a la literatura.





El Illmo. Sr. D. Juan de Palafox y Mendoza, Obispo de Osma del Consejo de su Majestad,  recomienda al Reverendísimo Padre Fr. Diego de la Visitación, General de los Carmelitas descalzos,
leer las epístolas de Santa Teresa de Jesús



Reverendísimo Padre:

    Con gran consuelo mío he leído las epístolas de Santa Teresa, que V. P. R.ma quiere dar a la estampa, para pública utilidad de la Iglesia, porque en cada una de ellas se descubre el admirable espíritu de esta virgen prudentísima, a la cual comunicó el Señor tantas luces, para que con ellas después ilustrase, y mejorase a las almas.
Y aunque todos sus escritos están llenos de doctrina del cielo; pero como advierten bien los instruidos en la humana erudición, no puede negarse que en las cartas familiares se derrama más el alma y la condición del autor, y se dibuja con mayor propiedad y más vivos colores su interior y exterior, que no en los dilatados discursos, y tratados.
Y como quiera que aquello será mejor y mayor de Santa Teresa, en que se descubra a sí misma más, por eso estas cartas, en las cuales tanto manifiesta su celo ardiente, su discreción admirable, su prudencia y caridad maravillosa, han de ser recibidas de todos con mayor gozo y no menor fruto, y aprovechamiento.

    Verdaderamente cosa alguna de cuantas dijo, de cuantas hizo, de cuantas escribió esta santa, habían de estar ignoradas de los fieles; y así siento mucho el ver algunas firmas de su nombre, compuestas con las letras de sus escritos; porque faltan aquellas letras a sus cartas y aquellas cartas y luces a la Iglesia Universal: y más la hemos menester leída enseñando, que venerada firmando.

    ¿Pues qué otra cosa son las epístolas familiares de los santos, sino unas disimuladas instrucciones, ofrecidas con suavidad a los fieles? ¿Y una elocuente y persuasiva doctrina, que informa a la humana y cristiana comunicación entre nosotros mismos? La cual no sólo da luz con su discurso, sino calor y eficacia para seguir e imitar lo que primero enseñaron los santos con su ejemplo y virtudes al obrar.

    Y así me parece, que la Santa en sus tratados del Camino de la perfección, de las Moradas, en la explicación del Pater Noster, en sus Documentos y Avisos (que todos son celestiales) nos ha enseñado de la manera que hemos de vivir en orden a Dios y dirigir nuestros pasos por la vida espiritual.
Pero como hemos de vivir en esta exterior unos con otros (de la cual depende tanta parte y no sé si la mayor de la interior) nos lo enseña en estas epístolas; porque con lo que dice en ellas, nos alumbra de lo que debemos aprender; y con lo que estaba obrando al escribirlas, de lo que debemos obrar.

    ¿Qué celo no descubre en ellas del bien de las almas? ¿Qué prudencia y sabiduría en lo místico, moral, y político? ¿Qué eficacia al persuadir?¿Qué claridad al expresarse? ¿Qué gracia y fuerza secreta al cautivar con la pluma a los que enseña con la erudición?

    Muchos santos ha habido en la Iglesia, que como sus maestros universales la han enseñado; muchos, que con sapientísimos tratados la han alumbrado; muchos, que con eficacísimos escritos la han defendido: pero que en ellos y con ellos hayan tan dulcemente persuadido, arrebatado, y cautivado, ni con mayor suavidad y actividad vencido las almas y convencido, no se hallarán fácilmente.

    Innumerables virtudes, propiedades y gracias pueden ponderarse en la Santa; no digo en sus heroicas acciones, costumbres y perfecciones (porque esas aprobadas y canonizadas por la Iglesia, más piden la imitación, que la alabanza) sino en sus suavísimos escritos; pero yo lo que admiro más en ellos, es la gracia, dulzura y consuelo con que nos va llevando a lo mejor; que es tal, que primero nos hallamos cautivos, que vencidos y aprisionados, que presos.    

El camino de la vida interior, es áspero, y desapacible: Arcta est via, quæ ducit ad vitam (Matt. 7, vers. 14); porque se vence la naturaleza a sí misma y todos son pasos de dolor para la parte inferior, cuantos le ofrece al alma el espíritu; y así hacer dulce y entretenido este camino, alegre y gustoso al caminante, no solamente le facilita el viaje, sino que le hace más meritorias las penas con reducirlas a gozos.

    Al que alegremente da, ama el Espíritu Santo: Hilarem enim datorem diligit Deus (2, Cor. 9, vers. 7). Esto es, ama más que a otros, al que sirve más alegremente que otros. Esta alegría, gusto, y suavidad comunica admirablemente la Santa en sus Obras, adulzando por una parte y haciendo por otra más meritorias las penas.
A todos socorre con sus escritos y les deja contentos con su dulce modo de enseñar y persuadir.
A Dios, con la mayor caridad del justo; y al justo, con la mayor alegría y mérito de servir a Dios. Porque tal gracia en lo natural y tal fuerza en lo sobrenatural, como este admirable espíritu tiene en su pluma y como allana y facilita las dificultades del camino de la virtud, no es bastantemente ponderable.

   Dicen muy bien los varones místicos, que Dios en las almas que quiere para sí no destruye la naturaleza, sino que la perfecciona.
-Al natural colérico lo hace celoso al darle luego con el espíritu la moderación.
-Al flemático, contemplativo le da luego con el espíritu la diligencia.

Así la naturaleza de Santa Teresa, su capacidad, su entendimiento y discurso, la gracia de su condición, la suavidad de su trato, sin duda alguna fueron grandísimos; y todo esto elevado y levantado con la gracia sobrenatural.
Ilustrada su alma con las luces de Dios, inflamada con su caridad y alumbrada con su sabiduría, formó al persuadir una gracia eficacísima y una eficacia suavísima, fortísima, que lleva y arrebata las almas a Dios, con la dulzura de la enseñanza, con la fuerza del espíritu.
   
Sólo que al ganar las almas para Dios y al enamorarlas de la virtud, ¿se olvida la Santa de sí?
De ninguna manera. Porque sin hacerlo al intento, al paso que las enamora de Dios, sin sentirlo ellas, las va cautivando y enamorando de sí.

    Ninguno lee los escritos de la Santa, que no busque luego a Dios y ninguno busca por sus escritos a Dios, que no quede devoto y enamorado de la Santa.
Y esto no sólo creo yo que es gracia particular del estilo y fuerza maravillosa del espíritu, que secretamente lo anima, sino providencia de Dios.
Porque ama tanto a la Santa, que a los que hace perfectos con la imitación de sus virtudes e ilustra con la luz de sus tratados espirituales, quiere asegurar con la fuerza poderosa de su intercesión.

    No he visto hombre devoto de Santa Teresa, que no sea espiritual. No he visto hombre espiritual, que si lee sus Obras, no sea devotísimo de Santa Teresa. Y no comunican sus escritos sólo un amor racional, interior y superior, sino también práctico, natural y sensitivo, y tal, que me hace persuadir (y júzgolo yo por mí mismo), que no habrá alguno que la ame, que no anduviera muy dilatadas provincias (si estuviera en el mundo la Santa) por verla, hablarla, y comunicarla; y pues por no merecerla esta vida, se halla en la eterna coronada, es menester esforzarnos a buscarla donde está.

    La religión de V. P. R.ma, Santa, penitente y perfecta, llena de excelentes virtudes, yo no digo que el celo, la penitencia, el desasimiento y la austeridad, no se lo deban a su celosísimo y santísimo padre Elías; pero todo lo que es la caridad, la suavidad, el agrado, el ser tan amados de todos, se lo deben sin duda a su madre Santa Teresa. Ella es quien les hizo herederos de su agrado, imitadores de su dulzura, e hijos de su caridad.

    Y aunque en esto y en todo resplandece mucho en sus hijos Santa Teresa; porque sus virtudes, letras, religión y observancia, no pueden bastantemente ponderarse: pero si he de decir lo que mi afecto y estimación me dicta, sin causar celos a los hijos por las hijas, aunque no sé que excedan las Esposas de Cristo Señor nuestro, sé que las hallo asistidas de algunas particulares circunstancias, poderosas a imprimir en ellas una viva y perfecta semejanza de su santa madre; ya porque les valió y favoreció la misma naturaleza y al fin es madre la Santa y no padre, ya sea por haberlas comunicado más; ya por su mayor asistencia con ellas; ya porque a ellas se enderezaron sus instrucciones primero; ya porque el dar hijas a Dios, fue el primer empleo de su espíritu, aunque después le dio tales y tantos hijos, para mayor perfección de la primera obra, como la Santa reconoce agradecida; ya porque la santidad que infundió y comunicó su espíritu en la clausura y paredes de sus conventos, se refunde y la participan estas prudentes vírgenes que los habitan; ya sea porque la bebieron el espíritu más cerca y pudo aquel sello de su alma, grabado con celestiales virtudes, imprimirse con singular eficacia en la materia que tenía más presente.

  Confieso que no veo ni oigo religiosa Carmelita descalza, que en el modo, en la sustancia, en el espíritu, en las acciones, en los discursos, agrado y caridad, no me parezca una viva imagen de su madre santísima y perfectísima.
Y de la manera que un espejo, lleno de círculos limitados, hace de una imagen, infinitas del mismo rostro, todos  parecidos al primero; así de una santa parece que se han hecho muchas santas y de una imagen de Dios (que eso son las almas perfectas), muchas imágenes de Dios, parecidas a aquel admirable y primitivo original, que es la Santa.

    Pero es cierto, que me he engañado en decir, que el ser madre pudo influir en la imitación de sus hijas, cuando influyó tan eficazmente la Santa en sus hijos. Porque sin duda alguna, que Santa Teresa, aunque fue mujer en la naturaleza; pero en el valor y en el espíritu, en el celo y la grandeza de corazón, en la fortaleza del ánimo y superioridad al concebir, al pensar, al resolver, al ejecutar, al obrar, fue un varón esclarecido.

    Y a más de verse esto tan claramente en la admirable reformación, que hizo de ambos sexos en la antigua y venerable religión del Carmelo, se reconoce también en estas epístolas; en las cuales todo cuanto escribe, más parece que procede de un pecho magnánimo, grande, varonil, que de una humilde y descalza religiosa.

    Desto se nos ofrece bien a la mano un clarísimo ejemplo, en lo que sucedió con uno de mis antecesores y se refiere en una destas epístolas, que fue el ilustrísimo señor don Alonso Velázquez, docto, pío, y prudente: Cujus non sum dignus corrigiam calceamentorum ejus solvere.
El cual habiendo sido su confesor en Toledo, donde también fue canónigo, le envió a rogar a la Santa que le enseñase a orar; y esta admirable maestra de espíritu, obedeciendo rendidamente a su confesor, como si en la carta que le escribió le pusiera en la mano la cartilla espiritual, comenzó a enseñarle y a que conociese las primeras letras, las juntase y diese principio a letrear y leer sueltamente en la vida del espíritu.

    Bien me parece a mí, que se admirarían y alegrarían los ángeles de ver la fuerza y eficacia de la gracia, mirando a la discípula, enseñando a su maestro; a la hija, a su padre; y a la religiosa, al obispo.

    Y para mayor ponderación, veamos a quien enseñaba la Santa este abecedario espiritual. A un obispo y prelado doctísimo y piísimo, padre de pobres, consuelo de afligidos y universal maestro de las almas de su cargo.
Al que era tan rígido consigo, que visitaba a pie su obispado, como lo dice la Santa en sus fundaciones. Al que después de haber gobernado la iglesia de Osma, con inimitables virtudes, fue segunda vez presentado por el gran juicio y censura del señor rey Felipe segundo a la metropolitana de Santiago; y habiendo servido algún tiempo con gran espíritu aquella santa iglesia, la dejó con igual luz y desengaño, que la recibió y se retiró a morir a la soledad. A obispos, que saben servir y dejar los obispados, enseña Santa Teresa y les enseña a servirlos y a dejarlos.

    Confieso, que habiendo visto esta carta, me puse a considerar algunas veces, cuál fue mayor, la humildad en el obispo, o la obediencia en la Santa; y si aquel prelado era más grande, teniéndola a sus pies arrodillada, enseñando en Toledo, o estando él arrodillado a los suyos, aprendiendo en Osma; y que agradaría más a Dios, que el maestro se rindiese a la enseñanza de su discípula, o que la discípula se rindiese a la obediencia de su pastor, y maestro.

Todo es mucho y aquello sería mayor que se obrase con mayor caridad; pero lo que excede a todo, es la eficacia de la gracia del Espíritu Santo: Qui ubi vult spirat (Joan. 3, vers. 8). Y nos enseña en este y en otros ejemplos y casos, que ni las dignidades, ni las capacidades, ni los entendimientos, ni las experiencias, ni los estudios, ni las letras, ni los sutilísimos discursos, principalmente hacen sabios a los hombres, sino la gracia de Dios por la humildad, la caridad, la oración, el fervor, la devoción, la penitencia y mortificación y el trato interior divino con que Santa Teresa obró desde sus primeros años, repitiendo insignes merecimientos.

    Esto la hizo maestra universal de espíritu en sus tiempos y lo será en los venideros. Esto la hizo madre de tan santos hijos, e hijas que son la luz y el consuelo de la Iglesia. Esto hizo que los reyes, los obispos, los maestros grandes de las religiones, los varones mayores de aquel siglo la buscasen para alumbrarse con su luz y aprender de su doctrina a ser humildes discípulos de aquella erudición celestial.

    Para mí, padre R.mo. esta carta entre las demás, me ha sido de grandísimo consuelo; porque la que es verisímil, que no fuese necesaria en mi antecesor, será todo mi remedio. En él  pidió la humildad y en mí logrará la necesidad. A él se la envió y a mí me alumbra. Para él era el sobrescrito y la carta para mí.

    La utilidad de los escritos de Santa Teresa, no basta para ponderarlos con la pluma. Díganlo las almas a quien sacaron de los lazos de la vanidad del mundo. Díganlo los que por la luz comunicativa que traen consigo como con vivas centellas, leyéndolas se han abrasado sus devotos corazones. Díganlo tanto número de hijos y de hijas y siervos de Dios, que a ellos les deben primero su conversión y después su vocación.

    El año de 1639, sólo con leer las obras de la Santa, uno de los más doctos herejes de Alemania, a quien ni la fuerza de tan patente verdad, ni las plumas de los más sabios católicos lo pudieron rendir, ni reducir, sólo el leer las Obras desta divina  maestra que él tomó en las manos, para querer impugnarlas, por el contrario fue dellas tan alumbrado, vencido, convencido y triunfado, que habiendo quemado públicamente sus libros y abjurado sus errores, se hizo hijo de la Iglesia. Y escríbelo con las siguientes palabras a su hermano el señor don Duarte de Braganza:

    Estando para firmar esta carta, se me acordaron dos cosas, que acontecieron los días pasados en Breme, en el ducado de Witemberg, ciudad muy nombrada en Alemania, de donde salen los mayores herejes que hay aquí. Era rector della, había muchos años, uno destos, que tenía dado en qué entender con sus libros a todos los letrados de estas partes. Oyendo decir mucho de Santa Teresa, envió a buscar un libro de su vida, para reprobar y confutar. Escribió tres años sobre ella, quemando en un mes lo que en los otros escribía. Resolviose en fin, que no era posible, sino que aquella Santa seguía el verdadero camino de la salvación y quemó todos los libros. Dejó el oficio  y todo lo demás y en breve se convirtió el día de la Purificación pasado, en que le vi comulgar con tanta devoción y lágrimas, que se veía era grande la fe que tenía.
Vive como quien se quiere vengar del tiempo perdido. Escribe ahora sobre las epístolas de San Pablo, refutando lo que sobre ellas tenía perversamente escrito. Dicen que es grande la obra.

    ¡Oh admirable fuerza de la gracia! ¡Oh espíritu más cortador, y penetrante, que la espada acicalada! ¡Oh maestra celestial que vives en tus escritos! ¡Oh escritos que penetran hasta el alma! Quiso Dios manifestar su poder y la fuerza de las verdades católicas y señalar con su dedo, en donde está con su Iglesia. Quiso, que viese el engaño que habita en el Septentrión; que no la pluma de Agustino, no la de Ambrosio y Gerónimo, no la de los Naciancenos y Crisóstomos y otros santísimos doctores de la Iglesia, sino la de una doncella humilde bastaba (cuando por ella, como por órgano suyo enseña el Espíritu Divino) para rendir,y confutar los errores de tanta herética presunción.

    Y si los demás escritos de Santa Teresa para llevar a Dios almas, han sido tan eficaces, yo estoy pensando, que lo han de ser mucho más estas espirituales epístolas. Porque la misma Santa dejó escrito en su vida el provecho interior, lo que sentía un sacerdote en sí mismo al leer aquello que le escribía. Y que sólo con pasar por ello los ojos, le templaba y ahuyentaba muy graves tribulaciones.
Y así V. P. R.ma nos consuele con darlas luego a la estampa, porque han de ser para la Iglesia Universal de todos los fieles de grandísimo provecho.

    A instancia de los padres deste santo convento de V. P. R.ma. y particularmente del padre prior fray Antonio de Sant Ángelo, mi confesor, he escrito sobre cada carta algunas notas, que creo serán más a propósito para entretener los noviciados de los conventos de V. P. R.ma con una no inútil recreación, que no para que se impriman.

    Las ocupaciones desta peligrosa dignidad son tales, que apenas me han dejado libres treinta días y no del todo; antes muy llenos de embarazos inexcusables al pastoral ministerio, para darlos a tan gustoso trabajo; y así servirá la congoja y la brevedad del tiempo de disculpa a sus descuidos. Guarde Dios a V. P. R.ma. Osma, febrero 15 de 1656.

De V. P. R.ma m. servidor.

Juan, obispo de Osma.







Carta del P. Fr. Diego de la Presentación,

General de los Descalzos de N.tra S.ra del Carmen, primitiva observancia; al excelentísimo señor don Juan de Palafox y Mendoza, obispo de Osma, del Consejo de S. M.

Jesús, María.


Excelentísimo Señor:

    Mandome V. Exc. le enviase las Cartas de nuestra madre santa Teresa, que tenía recogidas; y me las vuelve tan llenas de riquezas del cielo, tan adornadas de conceptos de espíritu, y tan honradoras de la Santa, de sus hijos, y de sus hijas, que incurriera en nota grande de desagradecido, si no significara en ésta mi agradecimiento, y el de toda mi religión a favores tan crecidos.

    Mucho debemos a nuestra Santa, por habernos dejado documentos del cielo en todos sus escritos. Mas como en estos de cartas manuales, se mezcla lo precioso de los documentos espirituales entre lo vil de los temporales negocios, a quien divide lo uno de lo otro, y nos da a conocer los tesoros que se esconden entre lo bajo de los negocios humanos, no se le pueden negar estimaciones; pues en eso manifiesta las propiedades, que resplandecen en V. Exc. de la boca de Dios, de quien es atributo: Si separaveris pretiosum a vili, quasi os meum eris (Jer. 15, vers. 19). Aparta Dios lo precioso de lo vil, dándonos a entender la diferencia que hay entre lo precioso del espíritu, y lo vil de todos los negocios humanos; y descubriendo el espíritu,  que en la corteza de las palabras se encierra, y en las notas, que V. Exc. hace a las Cartas, que miradas con menos atención, parecen de bajo metal, notadas de V. Exc. descubren el tesoro de espíritu, que escondían.

    Lenguas hay, que son plumas, porque escriben en el corazón lo que hablan: Lingua mea calamus scribæ, velociter scribentis (Sal. 44, v. 2). Pero también hay plumas, que son lenguas, pues escribiendo hablan, imprimiendo conceptos altísimos de espíritu en lo superior de las almas. La pluma de V. Exc. habla tan conceptuosamente, que apenas pone rasgo en el papel, que no quebrante el alma; ya moviéndola al dolor de sus culpas; ya deshaciéndola en lo humilde de su nada; ya dividiendo con destreza admirable, no sólo entre el espíritu, y la carne, sino entre el alma, y el espíritu, dándonos a entender la diferencia entre uno, y otro, elevando el espíritu al conocimiento de las mayores altezas de Dios, e inflamando la voluntad, cuando manifiesta las razones que a ello mueven.

    Partos del entendimiento suelen llamarse los escritos de los doctos. Estos de V. Exc. son también hijos de su voluntad (que también la voluntad tiene hijos: Transtulit in regnum filii dilectionis suæ (Coloss. 1, v. 13), dijo allá el Apóstol. Y si estos escritos, por lo que tienen de conceptuosos, son partos del clarísimo entendimiento, con que Dios ha dotado a V. Exc. por lo que tienen de afectivos, son hijos de su voluntad, y por la que manifiesta tener a nuestra santa, a sus hijos, y a sus hijas: que por este nuevo título lo somos todos de V. Exc.
¿Quién, sino el amor, hubiera puesto en los desvelos, y trabajos de esta obra, a quien ocupan los embarazos del gobierno? ¿Quién, sino el amor, obligara a honrar, y favorecer con tantos hipérboles, a los que reconocemos ser empeños de su voluntad, y no méritos de nuestra humildad? De nuevo forma V. Exc. a nuestra santa, y a sus hijos, y de nuevo nos engendra por su afecto el amor de todos los que leyeren estas notas.

    Verdad es, que también V. Exc. se dibuja en estos sus escritos, y por esta parte son también hijos suyos, por ser trabajos de sus manos. Faltábanle a Absalón hijos, y por verse tan hermoso, le pareció agravio de la posteridad, no dejarle  un retrato siquiera, que declarase su hermosura.
Hizo formar una estatua, que muy al vivo le representase. Mas reconociendo, que los que mirasen, y admirasen su perfección, prorrumpirían en admiraciones, y alabanzas, no tanto del original, que representaba, cuanto del artífice que la había fabricado, determinó poner en ella su mano, y aun la llamó: Manus Absalom (2, Reg. 18, v. 18).
Como si dijera: Si te arrebatare la admiración más la destreza del artífice, que la hermosura de Absalón que representa, advierte, que Absalón no sólo es representado en esta estatua, sino que él mismo puso en ella su mano. Y por ser obra de sus manos, no sólo tiene la perfección de retrato, sino la imitación de su ánimo, explicado por su mano.
Cuando no tuviéramos tantos dibujos, y pinturas de las excelentes virtudes de su ánimo de V. Excelencia, bastaba a darlas a conocer la mano destos escritos. Y quien deseare admirar lo atento de su prudencia, lo sublime de su ingenio, lo cuidadoso de su ministerio, lo inflamado de su caridad, mire estas obras, y advierta con atención, que no sólo son líneas que representan lo generoso de su ánimo, sino obras de su mano, que trasladó en ellas su corazón, y que se deben llamar, Manos de Absalón.

    Nabucodonosor se fabricó otra estatua en parte más excelente que la de Absalón, no por la perfección del arte, sino por lo más precioso de la materia; pues si aquella era de mármol, esta de Nabuco fue oro finísimo.
¿Quién no reconoce en esta fábrica, compuesta de tantos miembros, y variedad de doctrinas, tropos y figuras, lo superior de los metales en lo encendido y finísimo del oro puro de caridad de Dios y amor de los prójimos, que centellea en estos escritos? ¿Y quién descifrará el enigma, viendo que con ser toda de oro, es también de plata, en lo lúcido, en lo claro, y terso del estilo? ¿Y que siendo toda de oro, no le falta la perfección de los otros metales?
Sólo uno he echado menos. Y porque no diga V. Excelencia que no le pongo faltas a esta obra, aunque la he mirado con atención, no he descubierto en toda ella un yerro. También he echado menos los pies de barro, de que se componía no sé qué otra estatua. Y es el caso, que como no han de bastar chinas, ni aun piedras, para derribar, ni deslucir la perfección de esta, ha sido necesario asentar tan bien, como le asienta el pie, fundándose en lo firme de las verdades, que apoya.
Y como la otra estatua se había de estar queda, hasta que la piedrecita la derribase, tuvo harto en los pies de barro, para sustentarse poco tiempo. Mas la que ha de durar eternidades y andar en las manos de todo el mundo, necesita de mayor firmeza en los pies, y aun de mayor ligereza para correr, y para volar.
Y así me persuado, que si los pies destos escritos son tan derechos, como lo eran los de aquellos animales de Ezequiel: Pedes eorum, pedes recti (Ecech. 1, vers. 7), por no ladearse, por no torcerse, y por no inclinarse, enderezándose siempre a Dios, y a su servicio; esta misma firmeza, y rectitud le servirá de alas, como a los otros de Ezequiel, de los cuales dijo otra versión: Pedes eorum pennati.
La pluma de V. Exc. da pies, y pone a las Cartas de nuestra Santa, y las hace volar, levantando a una el vuelo con ellas. Vuelen, pues, sobre la fama: vuelen sobre el viento, pues vuelan a la eternidad, mereciendo no sólo los aplausos del mundo, y de los sabios dél, que admirarán la erudición, estimarán la prudencia, atenderán a la elocuencia, sino también los sabios del cielo, estimando lo profundo de las sentencias, aprovechándose de lo místico de los conceptos, y de lo provechoso de los afectos.
Los hijos de santa Teresa, y yo el menor dellos, no tengo palabras para significar mi agradecimiento.
¿Cómo las tendré, para explicar lo que siento de lo grande, y superior de este convento, en que atiendo lo humano de su dulzura, lo fuerte de su persuasiva, lo sólido de su razonar, y lo superior de su vuelo?
Conque levantando la cabeza a lo alto, superior a todo, como la del águila: Facies Aquilæ desuper ipsorum quatuor, nos eleva de lo terreno a lo celestial, de lo humano a lo divino, y de lo divino a lo más divino, y profundo de los soberanos misterios. Vuela otra vez esta Obra con alas de águila, y de águila grande, no sólo a los desiertos de nuestra Descalcez; sino a lo poblado, y más poblado del mundo, sin parar, hasta llegar a las manos del rey nuestro señor, a quien las deseo dedicar, para que de las manos de un rey católico, pasen a las del Rey soberano de las eternidades, que ha de premiar a V. Exc. este trabajo, y los demás que abraza por servirle. De este convento de Carmelitas descalzos de Zaragoza. Mayo 29 de 1657.

                          Excelentísimo Señor.

Su menor capellán de V. Exc., y mayor servidor, Q. S. M. B.

Fr. Diego de la Presentación.


Continuaremos con sus CARTAS...

avatar
Ana María Di Bert

Cantidad de envíos : 14846
Fecha de inscripción : 21/11/2010
Edad : 68
Localización : HERNANDO (Córdoba) Argentina

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Ana María Di Bert el Miér 30 Abr 2014, 00:53

Hola Pascual, estoy bien, solo un poco resfriada por el frío que se adelantó y tomé ayer. Pero disfruté de mis nietos, fue hermoso pasar el día con ellos.
Tu trabajo es impecable compañero.

Seguí con Santa Teresa porque encontré unas cartas muy interesantes escritas por unos obispos que hablan de su obra, y en ellas muestran lo que era vivir en esos tiempos siendo mujer y queriendo ganarse un lugar de respeto en la comunidad tan masculinizada de la Iglesia.

"Porque sin duda alguna, que Santa Teresa, aunque fue mujer en la naturaleza; pero en el valor y en el espíritu, en el celo y la grandeza de corazón, en la fortaleza del ánimo y superioridad al concebir, al pensar, al resolver, al ejecutar, al obrar, fue un varón esclarecido.

Y a más de verse esto tan claramente en la admirable reformación, que hizo de ambos sexos en la antigua y venerable religión del Carmelo, se reconoce también en estas epístolas; en las cuales todo cuanto escribe, más parece que procede de un pecho magnánimo, grande, varonil, que de una humilde y descalza religiosa".


Menos mal que no nací en esa época, porque no soportaría que me discriminaran de ese modo como mujer. ¡Cómo si las mujéres no pudieran tener un espíritu magnánimo, grande, "mujeril" para decir sus propios pensamientos y sentires...

Bueno amigo, pondré las cartas y luego sigo con San Juan de la Cruz, para completar su obra también...
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 30 Abr 2014, 00:58

Me parece excepcional tu trabajo. Pero yo lo sabía con antelación.
Me alegro que lo pasaras bien. Los nietos son una bendición.
Cuídate el resfriado. Ahora me tengo que marchar. Intentaré seguir esta tarde.
Besos.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 30 Abr 2014, 14:18

[quote="Pascual Lopez Sanchez"]Gracias, Ana. Espero que te encuentres bien. Continuaré con Fray Luís de León y mañana me iré a Poesía Social para terminar con Celaya y comenzar con Pepe Hierro.

(Viene de la exposición de la Vida de Fray Luís de León :

"Fray Luís coincide en el tiempo con otros grandes maestros de la espiritualidad española. Es algo más joven que Fray Luís de Granada y que Santa Teresa, y algo más viejo que San Juan de la Cruz, a quien, probablemente conocería en Salamanca cuando el Santo era sólo un joven estudiante. En otro orden de cosas, se ha visto en Fray Luís el representante más genuino de la llamada escuela salmantina. Pero es dudoso que pueda hablarse de tal escuela y, en todo caso, resulta sumamente difícil precisar sus perfiles. No obstante sí conviene recordar que, geográficamente, el mundo de Fray Luís es mucho más reducido que el de los poetas soldados (1) o diplomáticos de la primera mitad de siglo. Su vida se limita al centro de la Península, a ciudades como Madrid, Valladolid y Salamanca. El admirador entusiasta de la cultura antigua nunca estuvo en Roma, ni pisó el suelo de Italia, tan favorable, sin embargo, a los poetas españoles." (FRAY LUÍS DE LEÓN Op. 2)

(1) ANOTACIÓN PROPIA ( ALONSO DE LA ERCILLA  /1533-1594/, autor de la epopeya LA ARAUCARIA, sobre todo. También otros autores más o menos conocidos como Fernando de Herrera, "El Divino"; Juan de Timoneda; Gaspar Gil Polo; Juan López de Úbeda; Pablo de Céspedes y otros).


" A FRANCISCO SALINAS (36)

El aire se serena
y viste de hermosura y luz no usada, (37)
Salinas, cuando suena
la música extremada, (38)
por vuestra sabia mano gobernada.

A cuyo son divino,
el alma, que en olvido (39), está sumida,
torna a cobrar el tino
y memoria perdida
de su origen primera esclarecida.

Y como se conoce, (40)
en suerte y pensamiento se mejora;
el oro desconoce (41)
que el vulgo vil adora,
le belleza caduca engañadora.

Traspasa el aire todo
hasta llegar a la más alta esfera (42),
y oye allí otro modo
de no perecedera
música (43), que es la fuente y la primera.

Ve como el gran Maestro,
a aquesta inmensa cítara aplicado,
con movimiento diestro
produce el son sagrado
con que este eterno templo es sustentado (44).

Y como está compuesta
de números concordes, luego envía
consonante respuesta,
y entre ambos a porfía
se mezcla una dulcísima harmonía (45).

Aquí la alma navega
por un mar de dulzura y, finalmente,
en él ansí se anega,
que ningún accidente
extraño y peregrino oye y siente (46).

¡Oh desmayo dichoso!,
¡oh muerte que das vida!, ¡oh dulce olvido! (47)
¡Durase en tu reposo
sin ser restituido
jamás a aqueste bajo y vil sentido!

A este bien os llamo,
gloria de apolíneo sacro coro (48),
amigos a quien amo
sobre todo tesoro
que todo los visible (49) es triste lloro.

¡Oh, suene de contino,
Salinas, vuestro son en mis oídos,
por quien al bien divino
despiertan los sentidos,
quedando a lo demás adormecido." (Fray Luís de León. Op. 2)

(Tanto Op. 2 como Op. 3 son abras comentadas. Ello tiene la ventaja de que ambas nos introducen en la Poética de Fray Luís de León con un análisis pormenorizado y experto de cada una de las odas o poema. En este caso, el análisis resulta casi imprescindible para obtener el valor real de lo que estamos leyendo. Hemos respetado, pues la misma numeración del libro. Una aclaración, creo que ya innecesaria, es que lo que puede parecer como una falta de ortografía no es más que el uso del castellano en aquella época.)

"(36) A FRANCISCO SALINAS: la oda retoma temas platónicos y pitagóricos bien conocidos. El alma está desterrada en el mundo de la materia, pero, gracias a la música, pude remontarse transitoriamente a su origen, que está en el cielo. La idea de la estructura musical del universo, y del alma misma, e también de origen platónico. Francisco Salinas, músico ciego, amigo de Fray Luís, es autor de un importante tratado, DE MUSICA LIBRI SEPTEM. fue castedrático de música en Salamanca desde  1567.

(37) NO USADA : inusual , no habitual.

(38) EXTREMADA : excelente, sumamente buena.

(39) EN OLVIDO : el alma, que procede del cielo, está olvidada de su origen.

(40) SE CONOCE : toma conciencia de su verdadera naturaleza.

(41) DESCONOCE : desprecia.

(42) LA MÁS ALTA ESFERA :  el Empíreo. donde está Dios (véase II, v. 8)

(43) NO PERECEDERA MÚSICA : la música divina ( es decir, la armonía de Dios), fuente de todas las demás.

(44) VE CÓMO...SUSTENTADO: de acuerdo con ideas neoplatónicas, el GRAN MAESTRO es Dios; LA INMENSA CÍTARA y el SON SAGRADO hacen referencia al Universo y a la música de las esferas. La imagen del mundo como un INMENSO TEMPLO es también tradicional.

(45) Y COMO... HARMONÍA : alma y Dios armonizan entre sí, ya que ambos presentan una análoga estructura musical.

(46) EXTRAÑO Y PEREGRINO OYE Y SIENTE : las dos copulativas "Y" deben entenderse en el sentido de "o".

(47) OLVIDO : este olvido no es el mismo que el de los versos del comienzo, sino, al contrario, el olvido de las cosas materiales.

(48) APOLÍNEO SACRO CORO : el coro de las Musas, que acompañan a Apolo, dios de la poesía. Fray Luís se refiere a sus amigos, GLORIA de las Musas.

(49) TODO LOS VISIBLE : alude al mundo visible, el de la Materia, opuesto, platónicamente, al mundo perfecto de las Ideas. Pero hay también una referencia a la ceguera de Salinas" (Fray Luís de León. Op. 2)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 02 Mayo 2014, 23:58

VIII

NOCHE SERENA, A D. OLOARTE (117)

Cuando contemplo el cielo,
de innumerables luces adornado,
y miro hacia el suelo
de noche rodeado,
en sueño y en olvido(118) sepultado,

el amor y la pena
despiertan en mi pecho un ansia ardiente;
despiden larga vena
los ojos hechos fuente,
Oloarte, y digo al fin con voz doliente:

"Morada de grandeza,
templo de claridad y hermosura,
el alma, que a tu alteza
nació, ¿ qué desventura
la tiene en esta cárcel baja, (119) escura?

¿Qué mortal desatino
de la verdad aleja así el sentido,
que, de tu bien divino
olvidado, perdido
sigue la vana sombra, el bien fingido?

El hombre está entregado
al sueño, de su suerte no cuidando,
y, con paso callado,
el cielo, vueltas dando,
las horas de vivir le va hurtando.

¡Oh, despertad, mortales!,
¡mirad con atención en vuestro daño!
Las almas inmortales,
hechas a bien tamaño, (120)
¿podrán vivir de sombras y de engaño?

¡Ay!, ¡levantad los ojos
a aquesta celestial eterna esfera!
Burlaréis los antojos
de aquesa lisonjera
vida, con cuanto teme y cuanto espera.

¿Es más que un breve punto
el bajo y torpe suelo, comparado
con ese gran trasunto, (121)
do vive mejorado
lo que es, lo que será, lo que ha pasado?

Quien mira el gran concierto
de aquestos resplandores eternales,
su movimiento cierto,
sus pasos desiguales
y en proporción concorde tan iguales;

la luna cómo mueve
la plateada rueda, y va en pos d´ella
la luz do el saber llueve, (122)
y la graciosa estrella (123)
de amor la sigue, reluciente y bella;

y cómo otro camino
prosigue el sanguinoso Marte airado,
y el Júpiter benigno, (124)
de bienes mil cercado,
serena el cielo con su rayo amado;

rodéase en la cumbre (125)
Saturno, padre de los siglos de oro;
tras él la muchedumbre
del reluciente coro (126)
su luz va repartiendo, y su tesoro:

¿ quién es el que esto mira,
y precia la bajeza de la tierra,
y no gime y suspira,
y rompe lo que encierra
el alma (127) y d´estos bienes la destierra?

Aquí vive el contento;
aquí reina la paz; aquí, asentado
en rico y alto asiento,
está el Amor sagrado, (128)
de glorias y deleites rodeado.

Inmensa hermosura
aquí se muestra toda; y resplandece
clarísima luz pura
que jamás anochece;
eterna primavera aquí florece.

¡Oh campos verdaderos!
¡Oh prados con verdad frescos y amenos!
¡Riquísimos mineros!
¡Oh deleitosos senos,
repuestos valles de mil bienes llenos!".

(117) NOCHE SERENA, A D. OLOARTE : el arranque del poema se ha relacionado con un famoso pasaje del DE RERUM NATURA de Lucrecio. Como la música en la Oda III, el armonioso movimiento de los cielos evoca en el alma el recuerdo de su verdadero origen, EL CIELO. DIEGO OLOARTE pertenecía al grupo de amigos de Fray Luís de León. Sabemos que en 1573 era arcediano en Ledesma (Salamanca).

(118) EN SUEÑO Y EN OLVIDO: deben entenderse en sentido real, pero también simbólico: son la indiferencia hacia la verdadera realidad, la del mundo suprasensible.

(119) CÁRCEL BAJA: no e preciso que se refiera a la prisión real. Retoma el motivo del cuerpo como cárcel del alma.

(120) TAMAÑO: tan grande.

(121) TRASUNTO: modelo.

(122) LA LUZ DEL SABER LLUEVE: referencia al planeta Mercurio, cuyo influjo hace sabio a los hombres.

(123) LA GRACIOSA ESTRELLA: referencia obvia al planeta Venus.

(124) EL JÚPITER BENIGNO: el influjo de Júpiter suele ser benigno.

(125) RODÉASE EN LA CUMBRE: entre los planetas, Saturno gira (rodéase) en la esfera más alta (la cumbre). Como divinidad, Saturno se asocia con los primeros siglos de la humanidad, la mítica Edad de Oro.

(126) DEL RELUCIENTE CORO: se refiere a las estrellas. A lo largo de estos quince versos, el poeta ha enumerado , por su orden, las primeras esferas de la cosmología tolemaica: Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno y las estrellas. Sólo falta la del sol.

(127) LO QUE ENCIERRA EL ALMA: nuevamente aparece la imagen del cuerpo ( o materia) como cárcel del alma.

(128) AMOR SAGRADO: se refiere al Espíritu Santo.

(Fray Luís de León. Op. 2)



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 03 Mayo 2014, 07:08

"XIII

DE LA VIDA DEL CIELO (185)

Alma (186) región luciente;
prado de bienandanza, que ni al hielo
ni con el rayo ardiente
fallece; fértil suelo,
producidor eterno de consuelo:

de púrpura y de nieve (187)
florida, la cabeza coronado,
a dulces pastos mueve,
sin honda ni cayado,
el Buen Pastor en ti su hato amado.

Él va, y en pos, dichosas
le siguen sus ovejas do las pace (188)
con inmortales rosas, (189)
con flor que siempre nace,
y cuanto más se goza más renace.

Y dentro a la montaña
del alto Bien las guía; ya en la vena
del gozo fiel (190) las baña;
y les da mesa llena,
pastor y pasto (191) él solo, y suerte buena.

Y de su esfera cuando
la cumbre toca, altísimo (192) subido,
el sol, él sesteando,
de su hato ceñido, (193)
con dulce son deleita el santo oído.

Toca el rabel sonoro,
y el inmortal dulzor al alma pasa,
con que envilece el oro, (194)
y ardiendo se traspasa (195)
y lanza en aquel bien libre de tasa.

¡Oh son!, ¡oh voz! ¡Siquiera
pequeña parte alguna descendiese
en mi sentido, y fuera
de sí el alma pusiese,
y toda en ti, ¡oh amor!, la convirtiese ! (196)

Conocería dónde
sesteas, dulce Esposo, y desatada
d´esta prisión adonde
padece, a tu manada
viviera junta, sin vagar errada.

(185): Descripción de la bienaventuranza  llena de ecos bíblicos: desde detalles tomados del Cantar de los cantares al Salmo 22.

(186) ALMA: vivificadora.

(187) DE PÚRPURA Y DE NIEVE: referencia al color blanco y sonrosado del amado.

(188) LAS PACE: las lleva a pacer, las apacienta.

(189) CON INMORTALES ROSAS: los bienes del PARAÍSO son eternos y no causan hastío.

(190) GOZO FIE: "gozo de la Fe" (Alcina. Op.3)

(191) PASTOR Y PASTO...: el cristianismo interioriza a CRISTO y sus enseñanzas.

(192) ALTÍSIMO: tiene el significado de superlativo relativo, es decir "subido en su punto más alto (su cumbre)".

(193) CEÑIDO: rodeado.

(194) ENVILECE EL ORO: el maravilloso sonido del rabel hace que el alma, por comparación, desprecie (envilece) el oro.

(195) SE TRASPASA: en este contexto "se eleva a ..." ( como en la oda III "traspasa el aire todo").

(196) LA CONVIRTIESE: según una vieja idea neoplatónica, el alma se transforma en el ser amado.

(Fray Luís de León. Op. 2)

Hay otras muchas Odas de Fray Luís que quizás merecerían atención con su espacio correspondiente aquí. Sin embargo el Tema abierto por ANA MARÍA DI BERT  es tan amplio e interesante que quedan todavía muchísimos autores y obras de los que hablar. Faltarían, las Odas XVIII ( En la Ascensión); XIX ( A Todos los Santos)...
Como es el DÍA DE LA MADRE, que creo se celebra en todo el mundo de influencia cristiana, me parece interesante concluir esta exposición con la Oda XXI. Después iré  buscando todavía en la Edad Media ( Siglos de Oro).

"XXI

A NUESTRA SEÑORA (289)

Virgen, que el sol más pura,
gloria de los mortales, luz del cielo,
en quien en la piedad como la alteza,
los ojos vuelve al suelo
y mira un miserable en cárcel dura,
cercado de tinieblas y tristeza;
y si mayor bajeza
no conoce, ni igual, juicio humano,
que el estado en que estoy por culpa ajena,
con poderosa mano
quiebra, Reina del cielo, esta cadena.

Virgen, en cuyo seno
halló la Deidad digno reposo,
do fue el rigor en dulce amor trocado,
si blando al riguroso
volviste, bien podrás volver sereno
un corazón de nubes rodeado.
Descubre el deseado
rostro, que admira el cielo, el suelo adora:
las nubes huirán, lucirá el día.
Tu luz, alta Señora
venza esta ciega y triste noche mía.

Virgen y Madre junto,
de tu Hacedor dichosa engendradora,
a cuyos pechos floreció la vida,
mira cómo empeora
y crece mi dolor más cada punto.
El odio cunde, la amistad se olvida;
si no es de ti valida
la justicia y verdad que tú engendraste,
¿adónde hallará seguro amparo?
Y pues Madre eres, baste
para contigo el ver mi desamparo.

Virgen, de sol vestida,
de luces eternales coronada,
que huellas con divinos pies la luna:
envidia emponzoñada,
engaño agudo, lengua fementida,
odio cruel, poder sin ley ninguna
me hacen guerra a una.
Pues contra un tal ejercito maldito,
¿ cuál pobre y desarmado será parte,
si tu nombre bendito,
María, no se muestra por mi parte?

Virgen, por quien vencida
llora su perdición la sierpe fiera,
su daño eterno, su burlado intento:
miran de la ribera
seguras muchas gentes mi caída,
el agua violenta, el flaco aliento;
los unos con contento,
los otros con espanto; el más piadoso
con lástim la inútil voz fatiga;
yo, puesto en ti el lloroso
rostro, cortando voy onda enemiga.

Virgen, del Padre esposa,
dulce Madre del Hijo, templo santo
del Inmortal Amor, (290) del hombre escudo,
no veo sino espanto.
Si miro la morada, es peligrosa;
si la salida, incierta; el favor, mudo;
el enemigo, crudo;
desnuda la verdad; muy proveída
de armas y valedores la mentira:
la miserable vida
sólo cuando me vuelvo a ti, respira.

Virgen, que al alto ruego
no más humilde (291) "sí" diste que honesto,
en quien los cielos contemplar desean;
como terreno puesto
(los brazos presos, de los ojos ciego),
a cien flechas estoy que me rodean,
que en herirme se emplean.
Siento el dolor, mas no veo la mano; (292)
ni me es dado el huir, ni el escudarme:
quiera tu soberano
Hijo, Madre de amor, por ti librarme.

Virgen, lucero amado,
en mar tempestuoso clara guía,
a cuyo santo rayo calla el viento;
mil olas a porfía
hunden en el abismo un desarmado
leño de vela y remo, (293) que sin tiento
el húmedo elemento
corre; la noche carga, el aire truena;
ya por el cielo va, ya el suelo toca;
gime la rota antena:
socorre antes que embiste una dura roca.

Virgen no enficionada
por la común mancilla y mal primero
que al humano linaje contamina,
bien sabes que en ti espero,
dende mi tierna edad; y si malvada
fuerza, que me venció, ha hecho indina
de tu guarda divina
mi vida pecadora, tu clemencia
tanto mostrará más su bien crecido
cuanto es más la dolencia
y yo merezco meno ser valido.

Virgen, el dolor fiero
añuda ya la lengua, y no consiente
que publique la voz cuando desea;
más oye tú al doliente
ánimo, que contino a ti vocea."

(289) A NUESTRA SEÑORA: La crítica supone que el texto se escribió hacia 1573. Cuando Fray Luís estaba en la cárcel. De hecho, algunos manuscritos presentan el epígrafe "Estando preso en la Inquisición", u otro parecido. Su modelo más inmediato es la canción La canción "Vergine bella, che di sol vestita", que cierra el Cancionero de Petrarca. Pero como siempre en Fray Luis, esa fuente se combina con otras: antiguas, neolatinas y, desde luego, bíblicas y litúrgicas.

(290) INMORTAL AMOR: es Espíritu Santo.

(291) NO MÁS HUMILDE...: alusión clara a la Anunciación.

(292) SIENTO DOLOR, MAS NO VEO LA MANO: se ha interpretado este verso como referencia al hecho de que el poeta desconocía el nombre de sus acusadores.

(293) un desarmado... y remo: un barco desarmado de vela y remo"

(Fray Luís de León. Op. 2. )

La obra de Fray Luís de León quizás no sea muy extensa pero todavía existen unas cuantas odas de tema eminentemente religioso. Lo vamos a dejar aquí para pasar a otros autores. Si alguien desea saber más de él ya hemos mencionado las obras en nuestro poder. Tanto en una como en otra existen numerosas menciones a estudios, monográficos, comparaciones, etc. No tengo inconveniente en ofrecer esos datos, ni en público ni a través de mensajería privada.
Gracias por vuestra atención.


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Dom 04 Mayo 2014, 07:47, editado 3 veces


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Evangelina Valdez el Sáb 03 Mayo 2014, 19:26

Grandioso trabajo están haciendo.
Ana María, te felicito, muy interesante post.
Besos a todos y les sigo leyendo
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 04 Mayo 2014, 00:08

Ya conoces que no es "grandioso" Evangelina. Es trabajo: Y tú lo sabes, precisamente, porque si hay una persona trabajadora - excepcionalmente trabajadora- en este Foro esa persona se llama Evangelina. Pero es cierto: el compromiso de ANA MARÍA es pero que muy loable. Espero que los demás compañeros se den cuenta de ello.
Yo ayudo tan sólo en lo que puedo. Besos.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 04 Mayo 2014, 08:19

JUAN LÓPEZ DE ÚBEDA.- He encontrado escasas referencias biográficas de este autor. Parece que falleció sobre 1596. Hay estudios sobre su teatro. En Poesía destaca por una recopilación de POESÍA RELIGIOSA EN 1579, conocida como CANCIONERO GENERAL DE LA DOCTRINA CRISTIANA  y refundida ños después como VERGEL DE FLORES DIVINAS ( 1592). Este libro fue editado posiblemente a finales de los años 60 del siglo pasado. Sería muy interesante poder conseguir este libro. Expondré como obra suya :

"ROMANCE DE UN ALMA QUE DESEA EL PERDÓN

(He decidido no poner este Romance en tanto que me parece más una "Cántiga de amor" que un poema místico-religioso.

He buscado información sobre los libros anteriores: hay un manuscrito original, creo que en la Universidad de Pensilvania, EEUU. Me parece imposible acceder, pues, a dicho manuscrito. Pero es posible que la Reedición de los años 60 esté en la Biblioteca de Murcia. Obviamente me costará unos días salir de la duda pues el trabajo lo tengo multiplicado. Pero me pica la curiosidad. Sobre todo porque hay un poema ( "Romance de Nuestra Señora y Santiago") que me gustaría poner aquí.

Voy a continuar con una "EPÍSTOLA MORAL A FABIO", poema anónimo sevillano del siglo XVI. Posiblemente su autor sea FERNÁNDEZ DE ANDRADA. El poema es extenso por lo que usaré unos días.

Respecto a Andrés Fernández de Andrada ( Sevilla 1775- México 1648) decir que fue Capitán del Ejercito español que murió en la ciudad citada en la más absoluta pobreza e ignorado por todos. Se le conoce fundamentalmente por la perfección de la obra mencionada más arriba, cumbre de la tradición horaciana en España. El autor usa como fuentes de la misma el Antiguo Testamento, Séneca y el mismo Horacio; quedando muy marcada en la obra tanto la influencia de Séneca como el sentido asceta primigenio del Cristianismo, invitando a la resignación con reflexiones sobre la brevedad de la vida y la condición humana.
La autoría del poema ha sido asignada a otros escritores como Bartolomé Leonardo de Argensola o Francisco de Rioja. En 1875, Adolfo de Castro la asignó a Fernández de Andrada. Muchos años después, a trav´`es de nuevos estudios, Dámaso Alonso confirmó esta última autoría.
El poema, escrito en tercetos encadenados, está dedicado al corregidor de la Ciudad de México, Tello de Guzmán, invitándole a la búsqueda de la virtud, la resignación y el "áureo" equilibrio ( en la más pura tradición de Horacio y seguida por Fray Luís de León).
El poema se desarrolla con un marcado "ritmo bimembre" ( véase la página Vademécum poético) recurriendo al artificio del "braquistíquio" para destacar el significado de las palabras importantes..

(Fuentes: Wikipedia; Vademécum de poesía y Op.1 que ya explicara en Fray Luís de León)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 06 Mayo 2014, 00:09

"EPÍSTOLA MORAL A FABIO

Fabio, las esperanzas cortesanas
prisiones son do el ambicioso muere
y donde al más astuto nacen canas.

El ánimo plebeyo y abatido
elija, en sus intentos temerosos,
primero estar suspenso que caído.

Que el corazón entero y generoso
al caso adverso inclinará la frente
antes que la rodilla al poderoso.

Más triunfos, más coronas dió al prudente
que supo retirarse, la fortuna,
que al que esperó obstinada y locamente.

Esta invasión terrible e importuna
de contrarios sucesos nos espera
desde el primer sollozo de la cuna.

Dexémosla pasar como a la fiera
corriente del gran Betis , cuando airado
dilata hasta los montes su ribera.

Aquel entre los héroes es contado
que el premio mereció, no quien le alcanza
por vanas consecuencias del estado.

Peculio propio es ya de la privanza
cuando de Astrea fué cuanto regía
con su temida espada y su balanza.

El oro, la maldad, la tiranía
de inicuo procede y pasa al bueno.
¿Qué espera la virtud o qué confía?

Ven y reposa en el materno seno
de la antigua Romúlea , cuyo clima
te será más humano y más sereno.

Adonde por lo menos, cuando oprima
nuestro cuerpo la tierra, dirá alguno:
"Blanda le sea, al derramarla encima,

donde no dexarás la mesa ayuno
cuando te falte en ella el pece raro
o cuando su pavón nos niegue Juno.

Busca, pues, el sosiego dulce y caro,
como en la oscura noche del Egeo
busca el piloto el eminente faro;

que si acortas y ciñes tu deseo
dirás: "Lo que desprecio he conseguido;
que la opinión vulgar es devaneo."

Más precia el ruiseñor su pobre nido
de plumas y leves pajas, más sus quejas
en el bosque repuesto y escondido,

que halagar lisonjero las orejas
de algún príncipe insigne, aprisionado
en el metal de las doradas rejas.

Triste de aquel que vive destinado
a esa antigua colonia de los vicios,
augur de los semblantes del privado.

Cese el ansia y la sed de los oficios:
que acepta el don y burla del intento
el ídolo a quien haces sacrificios.

Iguala con la vida el pensamiento,
y no le pasarás de hoy a mañana,
ni quizá de un momento a otro momento.

Casi no tienes ni una sombra vana
de nuestra antigua Itálica ¿ y esperas?
¡Oh, error perpetuo de la suerte humana!

Las enseñas grecianas, las banderas
del senado y romana monarquía
murieron, y pasaron sus carreras.

¿Qué es nuestra vida más que un breve día
do apenas sale el sol cuando se pierde
en las tinieblas de la noche fría?

¿Qué más que el heno, a la mañana verde,
seco a la tarde? ¡ Oh ciego desvarío!
¿Será que de este sueño me recuerde?

¿Será que pueda ver que me desvío
de la vida viviendo, y que está unida
la cauta muerte al simple vivir mío?

Como los ríos, que en veloz corrida
se llevan a la mar, tal soy llevado
al último suspiro de mi vida.

De la pasada edad, ¿ qué me ha quedado?
¿ O qué tengo yo, a dicha, en la que espero
sin ninguna noticia de mi hado?

¡ Oh, si acabase, viendo cómo muero,
de aprender a morir antes que llegue
aquel forzoso término postrero;

antes que aquesta mies inútil siegue
de la severa muerte dura mano,
y a la común materia se la entregue!

Pasáronse las flores del verano,
el otoño pasó con sus racimos,
pasó el invierno con sus nieves cano;

las hojas que en las altas selvas vimos,
cayeron, y ¡nosotros a porfía
en nuestro engaño inmóviles vivimos!

Temamos al Señor, que nos envía
las espigas del años y la hartura ,
y la temprana pluvia y la tardía.

No imitemos la tierra siempre dura
a las aguas del cielo y al arado,
ni la vid cuyo fruto no madura.

¿Piensas acaso tú que fue criado
el varón para el rayo de la guerra,
para surcar el piélago salado,

para medir el orbe de la tierra,
y el cerco donde el sol siempre camina?
¡Oh, quien así lo entiende, cuanto yerra!

Esta nuestra porción, alta y divina,
a mayores acciones es llamada
y en más nobles objetos se termina.

Así aquella que al hombre sólo es dada,
sacra razón y pura, me despierta,
de esplendor y de rayos coronada;

y en la fría región dura y desierta
de aqueste pecho enciende nueva llama,
y la luz vuelve a arder, que estaba muerta.

Quiero, Fabio, seguir a quien me llama,
y callado pasar entre la gente,
que no afecto ni los hombres ni la fama.

El soberbio tirano del Oriente
que maciza las torres de cien codos
del cándido metal puro y luciente

apenas puede ya comprar los modos
del pecar: la virtud es más barata,
ella consigo mesma ruega a todos.

¡Pobre de aquel que corre y se dilata,
por cuantos son los climas y los mares,
perseguidor del oro y de la plata!

Un ángulo me basta entre mis lares,
un libro y un amigo, un sueño breve,
que no perturben deudas ni pesares.

Esto tan solamente es cuanto debe
Naturaleza al simple y al discreto,
y algún manjar común, honesto y leve.

No, porque así te escribo, hagas conceto
que pongo la virtud en ejercicio:
que aun esto fué difícil a Epíteto.

Basta al que empieza aborrecer el vicio
y el ánimo enseñar a ser modesto;
después le será el cielo más propicio.

Despreciar el deleite no es supuesto
de sólida virtud: que aun el vicioso
en sí propio le nota de molesto.

Mas no podrás negarme cuán forzoso
este camino sea el alto asiento,
morada de la paz y del reposo.

No sazona la fruta en un momento
aquella inteligencia que mensura
la duración de todo su talento.

Flor la vimos primera hermosa y pura,
luego materia acerba y desabrida,
y perfecta después, dulce y madura;

tal la humana prudencia es bien que mida
y dispense y comparta las acciones
que han de ser compañeras de la vida.

No quiera Dios que imite estos varones
que moran nuestras plazas macilentos,
de la virtud infames histriones;

esos inmundos trágicos, atentos
al aplauso común, cuyas entrañas
son infaustos y oscuros monumentos.

¡Cuán callada que pasa las montañas
el aura, respirando mansamente!
¡Qué gárrula y sonante por las cañas...!

¡Qué menuda la virtud por el prudente!
¡Qué redundante y llena de ruido
por el vano, ambicioso y aparente!

Quiero imitar al pueblo en el vestido,
en las costumbres sólo a los mejores,
sin presumir de roto y mal ceñido.

No resplandezca el oro y los colores
en nuestro traje, ni tampoco sea
igual al de los dóricos cantores.

Una mediana vida yo posea,
un estilo común y moderado
que no lo note nadie que lo vea.

En el plebeyo barro mal tostado
hubo ya quien bebió tan ambicioso
como en el vino Múrino preciado;

y alguno tan ilustre y generoso
que usó, como si fuera plata neta,
del cristal transparente y luminoso.

Sin la templanza, ¿viste tú perfecta
alguna cosa? ¡Oh muerte! , ven callada,
como sueles venir en la saeta,

no en la tonante máquina preñada
de fuego y de rumor: que no es mi puerta
de doblados metales fabricada.

Así, Fabio, me muestra descubierta
su esencia la verdad, y mi albedrío
con ella se compone y se concierta.

No te burles de ver cuánto confío,
ni el arte de decir, vana y pomposa,
el ardor atribuyas de este brío.

¿Es por ventura menos poderosa
que el vicio la virtud? ¿Es menos fuerte?
No la arguyas de flaca y temerosa.

La codicia en manos de la suerte
se arroja al mar, la ira a las espadas,
y la ambición se ríe de la muerte.

¿Y no serán siquiera tan osadas
las opuestas acciones, si las miro
de más ilustres genios ayudadas?

Ya, dulce amigo, huyo y me retiro
de cuanto simple amé: rompí los lazos.
Ven y verás al alto fin que aspiro,
antes que el tiempo muera en nuestros brazos".

("EPÍSTOLA MORAL A FABIO. Siglo XVI. ANÓNIMO SEVILLANO. Probablemente Fernández de Andrada")

Me he atrevido a exponer la Epístola al completo. Ignoro si podría entenderse como "Poesía Mística- Religiosa". Es probable que no. Pero el discurso y objetivo de la misma es dar una serie de pautas morales estableciendo la diferencia entre ciertos comportamientos éticos y otros representativos de la desmesura y la soberbia.


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Vie 09 Mayo 2014, 13:16, editado 9 veces


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Ana María Di Bert

Cantidad de envíos : 14846
Fecha de inscripción : 21/11/2010
Edad : 68
Localización : HERNANDO (Córdoba) Argentina

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Ana María Di Bert el Mar 06 Mayo 2014, 01:42

Gracias Evangelina por llegarte y por tus palabras de aliento.


Pascual, estás haciendo un trabajo impecable, ralmente es bueno desmenuzar a los autores de la manera que lo haces para comprender sus versos y la manera en que dejaban el alma en cada uno.
Gracias por tu incondicional apoyo y guía.
Tuve toda la familia en casa el fin de semana largo, los nietos, los hijos, poco tiempo para dedicarle a este espacio que necesita trabajo y dedicación. Muy rica la poesía de Fray Luis de León. Su misticismo y espiritualidad dejan un sello en las odas o poemas de su inconmensurable obra. Es tanto para leer y leer, despacio para disfrutarlo mucho. Son tan bellos todos. Que me voy a dormir por lo tarde que es, pero mañana sigo leyendo. Muy bueno tu trabajo compañero.
Ya seguiré con lo que me toca.
Un abrazo


Última edición por Ana María Di Bert el Lun 19 Mayo 2014, 09:46, editado 1 vez
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 06 Mayo 2014, 03:51

Gracias, Ana, también toca descansar. Yo esta mañana no voy al Centro de Salud porque tengo un Curso del Programa ARGOS ( prevención de alcoholismo y otras drogodependencias. Al ser el responsable en mi centro de este tema luego he de transmitir a mis compañeros lo aprendido. También lo soy del Programa de Prevención de Malos Tratos y Violencia de Género. En fin, que no paro ( COLLAGE - en fase todavía de proyecto-; "VAMOS A EMPEZAR DE NUEVO -EROS-" ; materializándose, pero todavía en fases iniciales...). Uff... Si termino loco que me encierren.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Ana María Di Bert

Cantidad de envíos : 14846
Fecha de inscripción : 21/11/2010
Edad : 68
Localización : HERNANDO (Córdoba) Argentina

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Ana María Di Bert el Jue 08 Mayo 2014, 12:55

Tienes que cuidarte Pascual, no nos corre nadie, esto es para hacerlo con el tiempo que uno disponga.
Tienes muchas cosas y eres tan responsable que quieres que todo esté muy bien, como lo está, como lo haces.
Pero debes cuidarte amigo,´y no terminarás loco, nos estás enseñando y entregando obras de poetas, sus vidas, que son alimento para el alma por su profundidad y belleza, tanto en este espacio como en el de POESÍA SOCIAL.
Debemos aprovechar tu tiempo dedicado con tanto amor a la poesía.
Seguiré por la tarde, no estoy muy bien con este estado gripal. Voy a tener que ir al médico.
Pero hoy seguiré con mi tarea.
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 08 Mayo 2014, 16:24

ANOTACIONES AL POEMA EPÍSTOLA MORAL A FABIO.-

Finalmente he decidido suprimir las anotaciones que había hecho a este poema. Baste una peque explicación: muy pequeña. Está escrito en castellano antiguo y junto al uso de giros y palabras inusuales hoy hay ciertas formas de ortografía superadas.
El poema tiene además un recurso frecuente a la mitología griega y a los nombres antiguos. Todo ello es fácil de objetivar para cualquiera que tengan interés.
Gracias.


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Vie 09 Mayo 2014, 13:22, editado 1 vez


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39820
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Maria Lua el Jue 08 Mayo 2014, 17:14


POESÍA MÍSTICA DE INDIA









RABINDRANATH TAGORE



Tagore, Rabindranath, poeta de la mística oriental




(Calcuta 1861 – Santiniketan 1941)
Poeta, pensador, músico, pintor y filósofo. Su ingente obra escrita en bengalí se convirtió en baluarte de una nueva India que empezó a emerger en las últimas décadas de colonialismo británico.
Rabindranath Tagore nació en Calcuta en 1861. Fue el decimocuarto hijo de una familia acomodada. Su padre, Devendranath, fue uno de los impulsores del renacimiento de la sociedad bengalí. Bajo su influencia, empezó a publicar sus poemas a los 17 años. Sus padres decidieron enviarle a Inglaterra para que estudiase derecho, pero esta disciplina nunca consiguió interesar a Tagore. En cambio, durante los tres años que pasó allí, profundizó en la literatura y la música inglesa así como en sus costumbres.

Regresó a la India para hacerse cargo de la hacienda familiar y se sintió indignado por la extrema pobreza en la que vivían los campesinos en su país. Pensaba que sólo a través de la educación podían erigirse como fuerza de cambio las clases populares. Para Tagore, el sistema educativo colonial británico resultaba insuficiente porque estaba dirigido fundamentalmente a crear administrativos del gobierno y de las empresas inglesas. Para luchar contra esta situación, en 1901 el centro de meditación de Santiniketan fundado por su padre en la hacienda familiar se constituyó en escuela. Durante este tiempo compaginó la escritura de sus poemas con los proyectos educativos y de revitalización de aldeas a través de cooperativas.

En 1912 viajó de nuevo a Londres. Sus obras ya habían sido traducidas al inglés y llamaron la atención de diversas personalidades, entre ellas la del poeta W. B. Yeats. En 1913 recibió el Premio Nobel de Literatura y en 1915 el rey Jorge V le nombra caballero, título al que renunciaría cuatro años tras la matanza de 400 manifestantes indios en Amritsar.

Con la fama internacional del poeta, la escuela Santiniketan se convirtió en 1918 en Visva Bharati “Universidad del mundo”, centro desde el que se inculcó la idea de un nuevo humanismo, basado en la paz y la armonía con la naturaleza. Desde su puesto destacado de intelectual, defendió la independencia de su país desde la no violencia. Murió en Santiniketan en 1941.

En su ingente obra destacan los poemas y las narraciones cortas. En su poesía, trató de conjugar la tradicional espiritualidad de la India con el humanismo de occidente. Su prosa, sencilla y clara, transmite con profundidad los valores que el autor pretendió universalizar. El profundo amor por la naturaleza queda reflejado en toda su obra.

Sus textos fueron traducidos a otros idiomas por destacadas personalidades literarias: al español por Zenobia Camprubí y Juan Ramón Jiménez, al francés por André Gide y al ruso por Boris Pasternak.


Principales Obras
Carta de un viajero en Europa (1881)
Sandhya Sangeet (Canciones del atardecer - 1882)
Nirjharer Swapna Bhanga (El despertar de la fuente – 1882)
Chitra
Gitanjali ( Ofrecimiento de canciones - 1912)
El Jardinero (1913)
Luna Creciente (1913)
Sadhana (1913)








GITANJALI (FRAGMENTOS)

1
Fue tu voluntad hacerme infinito. Este frágil vaso mío tú lo derramas una y otra vez, y lo vuelves a llenar con nueva vida.
Tú has llevado por valles y colinas esta flautilla de caña, y has silbado en ella melodías eternamente nuevas.
Al contacto inmortal de tus manos, mi corazoncito se dilata sin fin en la alegría, y da vida a la expresión inefable.
Tu dádiva infinita sólo puedo recogerla con estas pobres manitos mías. Y pasan los siglos, y tú sigues derramando,
y siempre hay en ellas sitio que llenar.


2
Cuando tú me mandas que cante, mi corazón parece que va a romperse de orgullo. Te miro y me echo a llorar.
Todo lo duro y agrio de mi vida se me derrite en no sé qué dulce melodía, y mi adoración tiende sus alas, alegre
como un pájaro que va pasando la mar.
Sé que tú complaces en mi canto, que sólo vengo a ti como cantor. Y con el fleco del ala inmensamente abierta
de mi canto, toco tus pies, que nunca pude creer que alcanzaría.
Y canto, y el canto me emborracha, y olvido quien soy, y te llamo amigo, a ti que eres mi señor.


3
¿Cómo cantas Tú, Señor? ¡Siempre te escucho mudo de asombro!
La luz de tu música ilumina el mundo, su aliento va de cielo a cielo, su raudal santo vence todos los pedregales y sigue,
en un torbellino, adelante.
Mi corazón anhela ser uno con tu canto, pero en vano busca su voz. Quiero hablar, pero mi palabra no se abre en melodía;
y grito vencido. ¡Ay, cómo envuelves mi corazón en el enredo infinito de tu música, Señor!


4
Quiere tener mi cuerpo siempre puro, vida de mi vida, que has dejado tu huella viva sobre mí.
Siempre voy a tener mi pensamiento libre de falsía, pues tú eres la verdad que ha encendido la luz de la razón en mi frente.
Voy a guardar mi corazón de todo mal, y a tener siempre mi amor en flor, pues que tú estás sentado en el sagrario
más íntimo de mi alma.
Y será mi afán revelarte en mis acciones, pues que sé que tú eres la raíz que fortalece mi trabajo.


5
Sé indulgente conmigo un momento, y déjame sentarme a tu lado, que luego terminaré lo que estoy haciendo.
Mi corazón, si no te ve, no tiene sosiego, y mi trabajo es como un afán infinito en un fatigoso mar sin playas.
El verano ha venido hoy a mi ventana, zumbando y suspirando, y han venido las abejas, trovadores en la corte del bosque florecido.
Es el tiempo de sentarse quieto frente a ti, el tiempo de cantarte, en un ocio mudo y rebosante, la ofrenda de mi vida.


6
Anda, no esperes más; toma esta florcita, no se mustie y se deshoje.
Quizás no tengas sitio para ella en tu guirnalda; pero hónrala, lastimándola con tu mano, y arráncala, no sea que se acabe
el día sin que yo me dé cuenta; y se pase el tiempo de la ofrenda.
Aunque su color sea tan pobre, y tan poco su olor, ¡anda, ten esta flor para ti, arráncala ahora que es tiempo!




Mi canción, sin el orgullo de su traje, se ha quitado sus galas para ti. Porque ellas estorbarían nuestra unión, y su campanilleo ahogaría nuestros suspiros.
Mi vanidad de poeta muere de vergüenza ante ti, Señor, poeta mío. Aquí me tienes sentado a tus pies. Déjame sólo
hacer recta mi vida y sencilla, como una flauta de caña, para que tú la llenes de música.


8
El niño vestido de príncipe, colgado de ricas cadenas, pierde el gusto de su juego, porque su atavío le estorba a cada paso.
Por temor a rozarse o a empolvarse, se aparta del mundo, y no se atreve ni siquiera a moverse.
Madre, ¿gana él algo con ser esclavo de ese lujo que le aparta del polvo saludable de la tierra, que le roba el derecho de entrar
en la gran fiesta de la vida de todos los hombres?


9
¡Necio, que intentas llevarte sobre tus propios hombros! ¡Pordiosero, que vienes a pedir a tu propia puerta!
Deja todas las cargas en las manos de aquel que puede con todo, y nunca mires atrás nostálgico.
Tu deseo apaga al punto la lámpara que toca con su aliento. ¡No tomes sus dádivas malsanas con manos impuras!
¡Recoge sólo lo que te ofrece el amor sagrado!


10
Tienes tu escabel, y tus pies descansan, entre los más pobres, los más humildes y perdidos.
Quiero inclinarme ante ti, pero mi postración no llega nunca a la cima donde tus pies descansan entre los más pobres,
los más humildes y perdidos.
El orgullo no puede acercarse a ti, que caminas, con la ropa de los miserables, entre los más pobres,
los más humildes y perdidos.
Mi corazón no sabe encontrar su senda, la senda de los solitarios, por donde tú vas entre los más pobres,
los más humildes y perdidos.





_________________


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua














avatar
Ana María Di Bert

Cantidad de envíos : 14846
Fecha de inscripción : 21/11/2010
Edad : 68
Localización : HERNANDO (Córdoba) Argentina

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Ana María Di Bert el Jue 08 Mayo 2014, 19:39

Gracias Lúa por este aporte a la Mistica que presentas en este espacio.
Un abrazo amiga.

Contenido patrocinado

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Jue 21 Sep 2017, 05:44