Aires de Libertad

www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 704885 mensajes en 36703 argumentos.

Tenemos 1286 miembros registrados.

El último usuario registrado es frasesdemujer.

Últimos temas

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 28 usuarios en línea: 5 Registrados, 1 Ocultos y 22 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Carlos Justino Caballero, Chambonnet Gallardo, javier eguílaz, Leticia Varona, Maria Lua


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Mar 16 Mayo 2017, 23:10.

Septiembre 2017

LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

POESÍA SOCIAL I

Comparte
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23046
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Lluvia Abril el Miér 09 Dic 2015, 01:31

Y con este poema de Carlos Pezoa Véliz creo que por mi parte doy por concluido mi aporte sobre este autor, al menos hasta que vuelvas, jefe, jeje.


De vuelta a la pampa


En la apacible alegría
de este crepúsculo claro
muere santamente el día;
aquí, allá, prende una guía
o repercute un disparo.

Ya no hay carros en la rampa;
la huella se alarga; en ella
la mula su paso estampa,
y asoma una que otra estrella
cual si ansiara ver la pampa.

O pasa el peón hacia abajo
acariciando el orgullo
que naciera junto al rajo:
si él ha sido del trabajo,
el trabajo ha sido suyo.

Ya la bocina no exhala
silbos, ni hay brazos suspensos
sobre combo, cuña o pala.
Inmensa paz tiende el ala
sobre los llanos inmensos…

Ya se han ido los muchachos
del convoy… Los han seguido
los robustos dicharachos,
las barretas, los capachos,
las carretas… Y se han ido.

Solo el bravo Pedro Ureta
no descansa: cava, suda,
rompe la llanura escueta
y sepulta su piqueta
bajo la costra nervuda.

Y en la apacible alegría
de este crepúsculo claro
va a encender la última guía,
pues que es el último día
y es el último disparo.

¡Cinco años ya de servicio!
Granja, Puntunchara, Noria…
Se hizo indiferente el vicio:
la pampa era el sacrificio
y era también la victoria.

Quiso poner a la vida
ojo de águila, de buitre;
quiso arrancar su guarida
del campo a la enarcada
pampa que esconde el salitre.

Quiso conquistar dinero
y aferrarse a vida seria;
odiaba a ese aventurero
que hedía en el mundo entero
con su vicio y su miseria…
……………………………..

Y así pasaron cinco años
salitrosa, en la batea,
donde el agua vieja estampa
huellas agrias, o en la pampa
que calcina, que llamea…

Ahora volverá el costrero,
cuyo rostro el sol demacra,
vuelve, y con él su dinero;
Hoy ya es el último día
próximo a patrón de chacra.

Hoy ya es el último día
de labor por estos llanos:
lo esperan allá, la guía
del parrón, la algarabía
de los domingos aldeanos.

Cuando van los campesinos
jinetes a la parroquia,
cuando el órgano argentino
noblemente su divino
misticismo soliloquia…

Volverá al huerto, al torrente,
al viñedo, a la montaña
donde el tronco omnipotente
desenrosca gravemente
la indefinible maraña.
…………………………….

Allí donde la alegría
del trabajo nunca muere,
él comprará su alquería;
en pos vendrá la que un día,
será suya, si Dios quiere.

Tendrán sus cachorros sanos:
crecerán a campo lleno.
------Membrudos, sobrios, baquanos,
sabrán fecundar los llanos
y abocar a un potro el freno.

Para ser padres un día,
para extender la labranza
como se extiende la guía;
para ser fuerza, alegría,
prosperidad y esperanza.

Para honrar la tierra amable,
con vida fecunda, tersa;
para extirpar lo execrable
con el lema irrevocable:
“Por la razón o la fuerza”

Y ser grandes cual los ríos;
tercos, altos como robles;
como la nevada, fríos;
como los potros, bravíos;
como la montaña, nobles.

…Así aumentará esta raza
de los rústicos Ureta,
cuyo padre, a pampa rasa,
logró fortuna no escasa
de su brazo y su barreta.

Que en cinco años de servicio,
desde Puntunchara hasta Noria,
puso el hombro al sacrificio;
era un hombre: venció al vicio
y hoy es suya la victoria.




_________________


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24333
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 10 Dic 2015, 01:57

Afortunadamente estás ahí para que no se note mi ausencia. Espero estar a tu altura si en algún momento decides descansar. Gracias.
Besos.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24333
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 10 Dic 2015, 02:10

ALMA CHILENA ( Carlos Pezoa Véliz). Cont.


Con esa potencia augusta

que boca y ánimo llena

y donde a saltos se ajusta

la espontaneidad robusta

de la alegría chilena.


Alegría que es ensueño,

olor de campo, batida

de tambor, grito zahareño,

carga, combate tacneño,

sal, carne, explosión de vida.


Se reía... Mas, de pronto,

Pancho interrumpió el trabajo:

-¿ Y la mujer? -Era tonto

reir. La pobre era el monto

de esa risa tan de abajo...


...¿Y la mujer? ¿No han sabido?

¡Pobre! Llegó en el "Oyagua".

Sus muchachos han salido

a mendigar... Nadie ha oído,

y hoy mueren aquí a pan y agua.


Duerme ahí o acá. No es raro

que la de anoche la "melle":

se entregó a Dios, a su amparo,

con sus niños bajo el faro,

acurrucada en el muelle.


Y al alba, Juan cejijunto,

que husmeaba unos guardas idos,

desde lejos la vio al punto:

rezaba a sollozos junto

a sus chicuelos dormidos. ( Cont.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24333
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 10 Dic 2015, 15:10

ALMA CHILENA ( Carlos Pezoa Véliz)

No posee sino andrajos

y las marcas de una histeria

que brotó de agrios trabajos,

ni más bien que sus zancajos,

su vejez y su miseria.


Anda ahí entre los barullos

del "donkey"; las barcarolas

lejanas le hacen arrullos,

los nostálgicos murmullos

de las vagabundas olas...


Y arrastra ahí, paso a paso,

por la hosca playa chilena

un dialecto obscuro, craso,

que ni por doliente acaso

mueve a penas.


Condenada a la ironía

de revelar sus sollozos

al que pasó por la vía,

con sus ojuelos llorosos

que sudan melancolía.


Así muere, si aún existe,

la misérrima española;

así a su agonía asiste,

miserablemente triste,

miserablemente sola.


Hundida en la malquerencia

del orgullo, del decoro,

que aguza brazo y potencia

en la enorme indiferencia

de un puerto que afiebra el oro.


Cont.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24333
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 11 Dic 2015, 01:43

ALMA CHILENA ( Carlos Pezoa Véliz)

Cont.

¡Ah, ese pingajo pardusco

que hambre y dolor sólo apura,

y a quien con ímpetu brusco

arroja como un pedrusco

la mano de la aventura!


¡Ah, ese esqueleto beodo

de mujer! Ah, de ese modo

con que mira esa hambreada,

para quien todos son nada

para quien la nada es todo...


Todo adhiere al bajo suelo;

sólo alza siniestro vuelo

la indiferencia sin nombre

que implorar nos hace al cielo:

¡Dios mío! ¿dónde está el hombre?


Callaban todos. Soñaba

el mar; dejando su estela

melancólico llegaba

el alerta que lloraba

un lejano centinela.


Callaban todos. El viejo

bajaba la venerable

barba con cansado dejo;

en cada hombrote o truhanejo

hubo un jesto (*) lamentable.


Afuera la noche inmensa,

la estrella inmóvil, pasiva,

que tristeza y luz condensa

la noche que acoje arriba

lo que abajo el hombre piensa.


Cont.

(*) Esta y otras faltas ortográficas están así en el original.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24333
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 11 Dic 2015, 01:45

ALMA CHILENA (Carlos Pezoa Véliz)

Cont.


Y en un letargo de muerte

que aun no rompia (*) acre diana,

misterioso, enorme, inerte,

agrandaba su extrahumana

sombra el histórico fuerte.


Hablaba Austin. - Güeno, ahora

¿por qué hermanos no ayúarla?

Pensaban todos ( la aurora

venía ya). Arrulladora

fué atristándose la charla.


Callaban. En cada uno

surjia una inmensa pena,

pena honda que a mas de alguno

llorar hizo. Hasta el mas tuno

sintió que su alma era buena.


¿Por qué no ayúarla? Acaso

lo ejarian pa mañana?

Pa su mantencion, pa un vaso

estaba aun robusto el brazo

del bravo Lucho Orellana.


Ya reir era desdoro...

Un soplo brusco, deshecho,

de compasión, piedad. lloro,

tremulaba en cada pecho

sus melodías de oro.


Sola ahí, desamparada...

¡De veras que daba pena!

El, ponia su jornada:

dinero, afan, no eran nada

si no eran pa una obra buena.


Eran todos jenerosos.

Ellos daban sin consejos

calma a penas y sollozos.

Lloraban algunos mozos,

pensaban ya los más viejos.


John rumiaba: - ¡ Salvar nenes,

ser bello cuanto existe!

Sentado en unos sostenes,

con las manos en las sienes,

decía: - Esto ser mui triste...


Y Austin, ya chocho, maltrecho,

meditaba. Hasta su vida

la daría...El, daba a lo hecho,

su mesa del cerro, el techo

del viejo hogar, su comida.


¿Importaba un pan? ¿Acaso

no era hermano el desvalido?

Brazo de pobre era brazo

de Juan, de Pedro, si al paso

había un pobre caido.


Y era del mar, de la sierra

si la suerte era reacia,

de la patria allá en la guerra;

en paz era de la tierra

y del pobre en la desgracia.


Que desde Ercilla, a hoi, caso

no hai de aventuras o exodos

en que misérrimo o craso,

el pan del indio o del huaso

dejara de ser de todos.


( FIN DE ALMA CHILENA)

Aclaración.- Tengo dos volúmenes de Poesías de Carlos Pezoa Veliz; ambos obtenidos a través de la Biblioteca Virtual de Chile. Auténticas joyas. El primero ALMA CHILENA, de la BIBLIOTECA CHILENA MODERNA, volumen de 1912 con prólogo y epílogo de ALFREDO GUILLERMO BRAVO. El lenguaje es gauchesco en muchísimos pasajes. Llama la atención, no obstante, una gran cantidad de faltas de ortografía, sobre todo en relación con las tildes o símbolos de acentuación. Es el volumen que hemos seguido. Y por tanto hemos respetado las formas. El otro volumen es una ANTOLOGÍA , con selección, prólogo y notas de NICOMEDES GUZMAN. Idénticos pasajes de estilo gauchesco, pero sin las faltas de acentuación a que hago referencia. Este volumen es de 1957.
Ni qué decir tiene: el contenido de la obr es AUTÉNTICA POESÍA SOCIAL. Una bellísima obra digna de estar en todas las bibliotecas para el disfrute de los lectores.
Gracias por vuestra atención. Cuando Lluvia me diga que ha concluido con su exposición pasaremos a otro autor.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24333
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 12 Dic 2015, 14:40

DOLORES VENTIMILLA ( Quito 1829 -1857)


Como hasta ahora viene ocurriendo, Lluvia se encargará de la interesante y dramática vida de esta poeta. Yo expondré solamente dos poemas:

A MIS ENEMIGOS y

QUEJAS.

Lluvia elegirá el resto de los poemas que se pondrán de la autora, con una producción no muy extensa, pero si muy interesante, tanto por su valor poético en sí como por su defensa de los derechos de la mujer y de su igualdad con los hombres. También por su defensa de la religión como un compromiso con los más desfavorecidos.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23046
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 12 Dic 2015, 20:03

Gracias, mi querido Pascual.


Dolores Veintimilla de Galindo (Quito, 12 de julio de 1829 - Cuenca, 23 de mayo de 1857) fue una poetisa ecuatoriana.

En su corta vida fue creadora de inspirados poemas y trabajos literarios, el poema que más se conoce es Quejas (poema). El fracaso en su matrimonio con el médico colombiano Sixto Galindo. Así como su pensamiento adelantado a la época, marcarían la personalidad y los trabajos posteriores de Dolores, llevándola finalmente al suicidio.



Biografía
Primeros años

Nació en 1829, hija de José Veintimilla y de Jerónima Carrión y Antepara, lojanos acomodados residentes en Quito.

En el año de 1837 inició sus estudios en el Colegio "Santa María del Socorro" que funcionaba en el edificio del beaterio bajo la dirección del Sr. Isaac W. Wheelwright, pedagogo traído de Chile por el presidente Vicente Rocafuerte, que estuvo poco tiempo en el país. De allí pasó a la escuela que las madres dominicanas mantenían en el Convento de Santa Catalina de Siena, donde aprendió a leer y a escribir, muchos villancicos, la doctrina y el catecismo y algunas granjerías en las que eran expertas las monjas, tales como bordar, tejer, coser, cocinar. Con su parienta Rosa Carrión estudiará música y aprenderá a tocar piano y vihuela. Con Antonio Salas, dibujo y pintura y entonces sus padres creyeron que le habían proporcionado todo el saber que requería una señorita de sociedad.

Crecía protegida y mimada. En "recuerdos", memoria en prosa que redactó en 1.847, dice de esta época:

"Adorada de mi familia, especialmente de mi madre, había llegado a ser el jefe de mi casa; en todo se consultaba mi voluntad; todo cedía al más pequeño de mis deseos, era completamente dichosa bajo la sombra del hogar doméstico y en cuanto a mi vida social, nada me quedaba que pedir a mi fortuna.... Una figura regular, un pundonor sin límite y un buen juicio acreditado, me hicieron obtener las consideraciones de todas las personas de las distintas clases sociales de mi patria…. A la edad de 14 años un sentimiento de gratitud vino por primera vez a fijar mi atención en uno de mis amigos…. La confianza que mi madre tenía en mi me daba completa libertad, era, pues, señora de mis acciones y de mis horas y podía ver a mi amigo, que lo era también de mi madre, a mi satisfacción y estar y pasar sola con él, sin caer siquiera en cuenta que mi fortuna era una especialidad....Respetada siempre por él, uno de mis placeres más íntimos era estar tranquila a su lado. A este hombre virtuoso es a quien debo la mayor parte de mis buenos sentimientos. Las horas que pasábamos juntos las empleábamos en formar mi corazón para la virtud. Joven de 19 años, su amor le había vuelto reflexivo y prudente".

Contrae matrimonio

Al cumplir sus 19 años de temprana edad como ella diría después el 16 de febrero de 1847, contrajo matrimonio en Quito con el Dr. Sixto Antonio Galindo y Oroña, médico, natural de Nueva Granada, residente en el Ecuador a causa de las persecuciones políticas comunes de su patria. La dote de matrimonio se estipuló en 5.000 pesos que le fueron entregados por la novia. Él se encargó de hacerle continuar su educación literaria permitiendo la lectura de toda clase de libros hasta los que la colonia había prohibido por diversas causas, con esto Dolores logró una sólida ilustración, completa, variada y difícil de hallar en las mujeres u hombres de su tiempo, que unida a sus dotes naturales la convirtieron en una mujer excepcional.

Se convierte en madre

El 26 de noviembre del mismo año de su matrimonio fue madre de un niño bautizado con el nombre de Santiago, siendo madrina Rosa Ascázubi, primera mujer de García Moreno, su amiga y confidente. Poco después el Dr. Galindo decidió viajar a Guayaquil llamado por su concuñado el Coronel Sebastián Medina, casado con Josefina Veintimilla, única hermana de Dolores; así pues, el matrimonio y su tierno niño se establecieron en el puerto principal donde Dolores hizo numerosas y excelentes amistades pues la sociedad le recibió con las puertas abiertas.

De ésta época son dos composiciones "A Carmen, remitiéndole un jazmín del cabo" y "A la misma amiga" ambas dirigidas a Carmen Pérez Antepara, poetisa y también espíritu selecto; y buena parte de su poesía que traduce "la insatisfacción de un corazón que no era amado a la medida de lo que amaba" y por ello escribió "Quejas", "Sufrimientos", "Aspiración", "Anhelo" y "Desencanto" dentro del género romántico tan en boga por entonces.

Pasa a residir en Cuenca

En mayo de 1.854 se trasladó a Cuenca con su esposo e hijo, alquilando un departamento en casa de Josefa Ordóñez, luego viajará su esposo a Centroamérica llamado por unos paisanos, con la ilusión de mejorar en el desempeño de su profesión de médico, dejándola sola y entre gente extraña; pero no la olvidará, de tal suerte que mensualmente le remesaba dinero a través de la casa Comercial "Estrada" de Guayaquil. ¿Por qué Galindo la dejó en Cuenca y no en el Puerto donde ella tenía a su hermana casada o en Quito con su madre? En ambos sitios hubiera estado Dolores bien acompañada y atendida. ¿Acaso el Dr. Galindo no se llevaba con su familia política?.

Otro aspecto importante en la conducta de este colombiano es que nunca estaba mucho tiempo en un sitio determinado. ¿Sería un inestable emocional, un dromomaníaco o simplemente un aventurero? Esta preguntas y otras más aún no las contestan los documentos.

Lo cierto es que Dolores inició en Cuenca una vida activa e intelectual rodeándose de jóvenes honestos y de personas de edad, todos ellos literatos y poetas, a quienes recibía en su departamento y con quienes charlaba y leía en inocentes tenidas. Entre los jóvenes que la visitaban anotamos a Antonio Merchán y García, Tomás Rendón Solano, Manuel A. Toral, Luis Muñoz, León Morales y Vítores y entre los de edad el Dr. Vicente Salazar y Lozano, que meses después moriría haciéndose acreedor a una "Nota Necrológica" de Dolores, amiga de sus hijas. Igualmente el Dr. Benigno Malo, el Dr. Mariano Cueva, Miguel Ángel Corral y Francisco Eugenio Tamariz, es decir, lo más apreciado de la sociedad y de la intelectualidad morlaca.

Testigo de ejecución e inicio de una disputa

En el "Álbum Literario" de Dolores, Benigno Malo escribió "Yo me limito a estimar en Ud. a la amiga, a la ecuatoriana que recuerda ciertos rasgos nobles de Penélope. Yo prefiero la virtud a la belleza y al genio ¿Y quien no preferiría el cielo a la tierra?" Frase que constituye el mejor certificado de su conducta viniendo de tan ilustre repúblico. I así transcurrieron algunos meses, pero un día su casera se disgustó con ella -quizá por el atraso en los pagos del arrendamiento- y mandó a ponerle los muebles afuera. Dolores se cambió a un segundo piso en la casa de Josefa Peñafiel situada en la misma calle "Bolívar", ocurriendo entonces el fusilamiento de un indígena llamado Tiburcio Lucero, acusado del delito de parricidio. Era el 20 de abril de 1.857 y Lucero fue sacado con escolta, cubierto de una túnica blanca manchada de rojo, crucifijo en mano y rodeado de varios sacerdotes que recitaban preces. El patíbulo se había levantado en la plaza de San Francisco, abarrotada de curiosos. Dolores había concurrido con varias amigas y ocupaba lugar preferente, desde allí vio a Lucero cuando éste trató de arrojarse sobre su esposa y cinco hijos, uno de ellos de pecho, que presenciaban la escena; pero la guardia impidió tal efusión de afectos y poco después Lucero caía fusilado, dispersándose la concurrencia.

Afectación y posterior suicidio

Ya en su casa y afectadísima por lo que había presenciado tomó la pluma y escribió "'Necrología" que apareció el día 27, en una hoja suelta, protestando contra la pena de muerte y pidiendo al "Gran Todo" que una generación más civilizada y humanitaria venga a borrar del Código de la Patria, dicha pena. El 5 de mayo circuló otra hoja conteniendo una réplica bajo el título de "Una graciosa Necrología", suscrita por "Unos colegiales" siendo su autor el Canónigo Dr. Ignacio Marchán, religioso torpe y vehemente, discípulo de Fray Vicente Solano, a quien de paso, menciona. La hoja acusábala de ser panteísta porque al referirse a Dios escribió "El Gran - Todo". Así las cosas alguien aconsejó a Dolores que conteste a Marchán con otra hoja que salió el 5 de mayo, con el pomposo título de "Otro campanillazo", dándole lecciones de gramática, de cordura y buenas maneras y recordando el incidente de la campanilla suscitado años atrás en la Iglesia Catedral, cuando el Dr. Andrés Villamagán a punta de campanillazos bajó a Marchán del púlpito donde predicaba; se dijo entonces que más por ignorancia que por otra razón Marchan había lanzado ideas falsas en religión o lo que es lo mismo, herejías. Y como Cuenca era una ciudad pequeña y falta de diversiones, esta inusitada y absurda polémica dividió al público en dos bandos, unos a favor y otros en contra de Dolores y no faltaron los espíritus innobles que mal aconsejaron a Marchán para que la siguiera vituperando con otro escrito que salió el 9 de mayo, en hoja titulada "La defensa de Madama Zoila" donde sin rubor ni respeto a su sexo llegó a decirle "Ud. carece hasta de la lógica natural ¿Que tiene que ver el culo con las temporas?.... y para mayor abundancia el 12 sacó otra hoja suscrita por "Roepan", con el título de "'Un curioso ratoncito" en la que dice: "Llorona". "Zoila", etc.

Y aunque no está probado y solo flota como conseja o leyenda se cuenta que una tarde que Dolores subía a la Iglesia del Belén, se topó con Fray Vicente Solano que venía por la acera opuesta y al verlo, dijo: ¿Allí va el perro de toda boda! pero fue contestada con un ¿Allí va la boda de todo perro! Estas "agudezas" motivaron comentarios y el vacío social no se dejó esperar. Dolores quedó aislada, lo que unido a diversas tribulaciones de orden económico y sentimental y a varios desaires recibidos, la llevaron a un estado de depresión. Para colmos, por esos días llegó a Cuenca la noticia del suicidio de la poetisa chilena Carolina Lizardi y esto terminó por desquiciarla, se sentía humillada, deshonrada, llena de vergüenza, traicionada por la mentalidad de la época y con tales tristezas el 23 salió al comercio, adquirió unas medias blancas, crespones de seda negra, varias velas y alguna cantidad de cianuro de potasio. Esa noche se vistió de blanco, sobre una mesita dejó dos cartas, una bellísima a su madre y otra inconclusa, escrita cuatro días antes a su marido y sobre un anaquel la poesía "La noche de mi dolor" y atracando por dentro las cerraduras de su dormitorio y prendidas todas las luces, bebió parte del contenido del vaso de veneno, luego se acostó y esperó la muerte.

A la madrugada su hijo la encontró en el suelo, aún con vida pero inconsciente y se puso a llorar. Tiempo después se apareció una sirvienta y empezó a gritar: ¿A mi niña la han envenenado! el perro lamía su cara. Vinieron varios vecinos y uno de ellos se llevó al niño, los demás miraban con curiosidad. Corríase el rumor que estaba embarazada..! El Dr. Mariano Cueva auxiliado por el Cor. José E. Valverde y por Antonio Marchán García despejaron el dormitorio de curiosos y el Dr. Agustín Cueva, hermano del primero, practicó la autopsia de 3 cavidades (craneana, pectoral y abdominal) dictaminando que no estaba embarazada. El poeta chileno Guillermo Blest Gana, de paso por Cuenca, costeó el sepelio en la quebrada de Supay- Guayco donde se enterraba a los réprobos.

Objeto de más ofensas

Después de muerta recibió el último manifiesto de ofensa de Solano, que en "La Escoba", el 21 de octubre escribió "Esta mujer con tufos de ilustrada había hecho apología de la abolición de la pena de muerte.

Traslado de sus restos a campo santo

Un año después llegó el Dr. Galindo y siguió juicio para que la Iglesia permita el entierro en sagrado. Se probó que Dolores había sido católica practicante, que su confesor era el Dr. Vicente Cuesta y que su suicidio se había debido a "una ligera enajenación mental". Obtenida la sentencia se trasladaron sus restos en una urna que costeó el viudo, a la bóveda que aún ocupa, .

Santiago Galindo Veintimilla creció en Quito con su tía, fue secretario de la Sociedad Liberal en 1.866, contrajo matrimonio con su prima hermana Urbana Medina Veintimilla, tuvo descendencia y murió en 1.885, a los 38 años de edad.

Su obra casi se pierde por completo
Poco quedaba de su poesía porque Dolores había quemado la mayor parte, se salvaron unos sonetos casi de milagro y fueron recogidos por su amigo Antonio Marchán.

En 1.886 se editaron cuatro de ellos en "La Lira Ecuatoriana" y su autor Vicente Emilio Molestina los colocó detrás de los de Olmedo, porque generacionalmente Dolores inauguró el romanticismo en el Ecuador, cerrando el neoclasismo. En 1.874 Federico Proaño publicó dos más en Guayaquil. "La Nueva Lira Ecuatoriana" de Juan Abel Echeverría nos dio otros cuatro poemas. En 1.880 Amadeo Izquieta publicó en "La Palabra" la composición en prosa titulada "Mi fantasía". En 1.908 Celiano Monge dio la más completa versión de su producción y el escrito "Recuerdos".

Sobre datos de su vida y biógrafos

Varios autores nos han dejado datos biográficos suyos: Juan León Mera, Guillermo Blest Gana; Remigio Crespo Toral la describió como La Safo ecuatoriana, pintándola hipersensible y exaltada. Nicolás Augusto González la defendió desde Centroamérica, luego Ricardo Márquez Tapia en 1.968 dio el primer libro biográfico y entre 1.976 y 77 Gonzalo Humberto Mata la redescubre en Dolores Veintimilla asesinada. Eudófilo Álvarez tiene un drama psicológico para teatro titulado Dolores Veintimilla de Galindo aún inédito. Marcelino Menéndez Pelayo la elogió, desde España, en el siglo pasado; y, la crítica nacional la ha situado entre las más elevadas voces de nuestra poesía, la mayor del romanticismo y por ser la primera mujer que luchó contra la pena de muerte en el Ecuador y en defensa de la clase indígena; pues, fue una mujer, de intuición genial, en sus ideas sociales y literarias.

Obra literaria

Dolores Veintimilla dejó pocas obras, las cuales fueron publicadas en conjunto por Celiano Monge en Quito después de la muerte de la poetisa.

Entre la prosa sobresalen Fantasía y Recuerdos. Son obras en las que dialoga con el pasado y en las que culpa al tiempo por haber dado una temprana muerte a sus ilusiones.

En el verso es donde mejor logra plasmar su dolor.

Con Aspiración, Desencanto, Anhelo, Sufrimiento, La noche y mi dolor, Quejas, A mis enemigos, A un Reloj y A mi madre.

Cómo característica de estilo prefirió el verso rimado y musical, y que casi no se valió de metáforas u otras imágenes literarias para plasmar su dolor en sus escritos.


_________________


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24333
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 13 Dic 2015, 03:18

A MIS ENEMIGOS ( DOLORES VENTIMILLA)

¿Qué os hice yo, mujer desventurada,

que en mi rostro, traidores, escupís

dela infame calumnia la ponzoña

y así matàis mi alma juvenil?


¿Qué sombra os puede hacer una insensata

que arroja de los vientos al confín

los lamentos de su alma atribulada

y el llanto de sus ojos? ¡ay de mí!


¿Envidiáis, envidiáis que sus aromas

le dé a las brisas mansas el jazmín?

¿Envidiáis que los pájaros entonen

sus himnos cuando el sol viene a lucir?


¡No! ¡ no os burláis de mí sino del cielo

que al hacerme tan triste e infeliz

me dio para endulzar mi desventura

de ardiente inspiración rayo gentil!


¿Por qué, por qué queréis que yo sofoque

lo que en mi pensamiento osa vivir?

¿Por qué matáis para la dicha mi alma?

¿Por qué ¡cobardes! a traición me herís?


No dan respeto, la mujer, la esposa,

la madre amante a vuestra lengua vil...

Me marcáis con el sello de impura

¡Ay! nada! nada! respetáis en mí!


( Si leeis la biografía que ha traído Lluvia, veréis que es fácil comprender la queja de este poema; también se entenderá , de manera apropiada, el poema QUEJA, que luego pondremos. Y es fácil de comprender que nuestra autora, adelantada de su tiempo en cuanto al pensamiento libre de la mujer, haya sido traída a este espacio de POESÍA SOCIAL.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23046
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 13 Dic 2015, 03:51

Anhelo
de Dolores Veintimilla de Galindo



¡Oh! ¿dónde está ese mundo que soñé
allá en los años de mi edad primera?
¿Dónde ese mundo que en mi mente orlé
de blancas flores … ? Todo fue quimera!
Hoy de mí misma nada me ha quedado,
pasaron ya mis horas de ventura,
y sólo tengo un corazón llagado
y un alma ahogada en llanto y amargura.
¿Por qué tan pronto la ilusión pasé?
¿Por qué en quebranto se trocó mi risa
y mi sueño fugaz se disipó
cual leve nube al soplo de la brisa …?
Vuelve a mis ojos óptica ilusión,
vuelve, esperanza, a amenizar mi vida,
vuelve, amistad, sublime inspiración …
yo quiero dicha aun cuando sea mentida.


La noche y mi dolor



El negro manto que la noche umbría
tiende en el mundo, a descansar convida.
Su cuerpo extiende ya en la tierra fría
cansado el pobre y su dolor olvida.

También el rico en su mullida cama
duerme soñando avaro en sus riquezas;
duerme el guerrero y en su ensueño exclama:
-soy invencible y grandes mis proezas.

Duerme el pastor feliz en su cabaña
y el marino tranquilo en su bajel;
a éste no altera la ambición ni saña;
el mar no inquieta el reposar de aquel.

Duerme la fiera en lóbrega espesura,
duerme el ave en las ramas guarecida,
duerme el reptil en su morada impura,
como el insecto en su mansión florida.

Duerme el viento, la brisa silenciosa
gime apenas las flores cariciando;
todo entre sombras a la par reposa,
aquí durmiendo, más allá soñando.

Tú, dulce amiga, que tal vez un día
al contemplar la luna misteriosa,
exaltabas tu ardiente fantasía,
derramando una lágrima amorosa,

duermes también tranquila y descansada
cual marino calmada la tormenta,
así olvidando la inquietud pasada
mientras tu amiga su dolor lamenta.

Déjame que hoy en soledad contemple
de mi vida las flores deshojadas;
hoy no hay mentira que mi dolor temple,
murieron ya mis fábulas soñadas.





_________________


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24333
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 13 Dic 2015, 06:00

Este último poema que yo pondré - ¡QUEJAS!- puede parecer un simple poema de amor - que los es- y desengaño - que también lo es- pero no solamente ello. Es un poema de amor apasionado - pero la pasión estaba vetada en esa época a la mujer; cuyas emociones debían ser ejemplo de castidad-. Razón por la cual, una más, fue vilipendiada por los seglares de una sociedad infantilmente dogmática que hacían de una malentendida fe norte y destino de todo ser viviente ( menos de los que no tenían alma. animales; indios; prostitutas...) Doblemente vilipendiado porque si difícil era hacer pública la pasión de una mujer más difícil era asumir que tras el rechazo ( que ella no permite que influya como maltrato) la mujer no quedara recogida en un convento dedicando su vida a Dios. Es decir, esta mujer, Dolores Ventimilla es profundamente rompedora de costumbres y hechos que aún, en sociedades profundamente machistas, no terminan siendo obsoletos.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24333
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 13 Dic 2015, 06:08

DOLORES VENTIMILLA

¡QUEJAS!


¡Y amarla pude!... Al sol de la existencia

se abría apenas soñadora el alma...

Perdió mi pobre corazón su calma

desde el fatal instante en que le hallé.


Sus palabras sonaron en mi oído

como música blanda y deliciosa;

subió a mi rostro el tinte de la rosa;

como la hoja en el árbol vacilé.

Su imagen en el sueño me acosaba

siempre halagüeña, siempre enamorada;

mil veces sorprendiste, madre amada,

en mi boca un suspiro abrasador;

y era él quien lo arrancaba de mi pecho,

él, la fascinación de mis sentidos,

él, ideal de mis sueños más queridos,

él, mi primero, mi ferviente amor.


Sin él, para mí, el campo placentero

en vez de flores me obsequiaba abrojos;

sin él eran sombríos a mis ojos

del sol los rayos en el mes de Abril.

Vivía de su vida aprisionada;

era el centro de mi alma el amor suyo,

en mi aspiración, era mi orgullo...

¿por qué tan presto me olvidaba el vil ?


No es mío ya su amor, que a otra prefiere.

Sus caricias son frías como el hielo.

Es mentira su fe: finge desvelo...

Más no me engañará con su ficción.

¡Y amarle pude delirante loca!

¡No! mi altivez no sufre su maltrato,

y si a olvidar no alcanzas al ingrato

¡te arrancaré del pecho corazón!


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Lun 14 Dic 2015, 01:55, editado 2 veces


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23046
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 14 Dic 2015, 01:31

Dolores Veintimilla


Aspiración


Yo no quiero ventura ni gloria,
Sólo quiero mi llanto verter:
Que en mi mente la cruda memoria
Sólo tengo de cruel padecer.

Cual espectro doliente y lloroso
Sola quiero en el mundo vagar,
Y en mi pecho, cual nunca ardoroso,
Sólo quiero tu imagen llevar.

Yo no quiero del sol luminoso
Sus espléndidos rayos mirar,
Mas yo quiero un lugar tenebroso
Do contigo pudiera habitar.

Si del mundo un imperio se hiciera,
Que encerrara tesoros sin cuento;
Si este imperio a mis pies se pusiera,
Lo cambiara por verte un momento.

Si angel fuera a quien templos y altares
En mi culto se alzaran tal vez,
Con tormentos cambiara eternales
Por estar un instante a tus pies.





Desencanto


¿Por qué mi mente con tenaz porfía
Mi voluntad combate; y obstinada,
Tristes recuerdos de la infancia mía
Ofrece a mi memoria infortunada?
¿Por qué se cambia el esplendente día
En mustia sombra del dolor velada,
Y a la sonrisa de inocente calma
Sucede el llanto y la ansiedad de mi alma?

Las puras flores que mi cien orlaron
De mi frente fugaz se desprendieron,
Y cual sombra levísima pasaron
En pos llevando el bien que me ofrecieron.
Sólo las horas del dolor quedaron;
Las horas del placer nunca volvieron,
Y de mi vida en el perdido encanto
Sólo me queda por herencia el llanto.

Yo era en mi infancia alegre y venturosa
Como la flor que el céfiro acaricia,
Fascinada cual blanda mariposa
Que incauta goza en férvida delicia;
Pero la humana turba revoltosa
Mi corazón hirió con su injusticia
Y veóme triste, en la mitad del mundo,
Víctima infausta de un dolor profundo.




_________________


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23046
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 15 Dic 2015, 01:05

Dolores Veintimilla


Sufrimiento

Pasaste, edad hermosa
En que rizó el ambiente
Las hebras del cabello por mi frente
Que hoy anubla la pena congojosa.
Pasaste, edad de rosa,
De los felices años,
Y contigo mis gratas ilusiones....
Quedan en su lugar los desengaños
Que brotó el huracán de las pasiones.

Entonces ay! entonces, madre mía,
Tus labios enjugaban
Lágrimas infantiles que surcaban
Mis purpúreas mejillas....y en el día
¡Ay de mí! no estás cerca para verlas....
¡Son del color alquitaradas perlas....

Madre! madre! no sepa la amargura
Que aqueja el corazón de tus Dolores,
Saber mi desventura
Fuera aumentar tan solo los rigores
Con que en ti la desgracia audaz se encona.
En mi nombre mi sino me pusiste!
Sino, madre, bien triste!
Mi corona nupcial, está en corona
De espinas ya cambiada....
Es tu Dolores ay! tan desdichada!!!



A un reloj

Con tu acompasado son
marcando vas inclemente
de mi pobre corazón
la violenta pulsación…
¡Dichosa quien no te siente!

Funesto, funesto bien
haces reloj…La venida
marcas del ser a la vida,
y así impasible también
la hora de la partida.





Un poeta chileno dice: "que era alta de cuerpo, de frente espaciosa, de ojos bellísimos.... de cabellos castaños, de noble y majestuoso porte". La última carta a su madre es la fotografía de su estado anímico: "Mamita adorada: Perdón una y mil veces; no llore; le envío mi retrato, bendígalo; la bendición de la madre alcanza hasta la eternidad. Cuide de mi hijo... déle un adiós al desgraciado Galindo... Sus poemas destilan lágrimas. El amor y el dolor se fusionan. La forma es perfecta por la armonía de sus versos, el lenguaje es de un casticismo perfecto; rompe con todo lo tradicional.


CARTA DE DOLORES VEINTIMILLA A SU MADRE



_________________


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24333
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 15 Dic 2015, 01:27

Un trabajo muy meritorio, querida amiga.

Seguiremos buscando.

Besos.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24333
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 17 Dic 2015, 07:55

LISÍMACO CHAVARRÍA PALMA.- COSTA RICA ( 1878 -1913)


NOCHE BUENA TRISTE

Guiñapos de parias, tristes harapientos;

humildes viviendas sin jergón ni pan;

niños enfermizos de ojos macilentos,

¡cuántos de vosotros sin comer están!


Dicen misereres, al pasar, los vientos,

todas las campanas sus repiques dan,

y una viejecita prorrumpe en lamentos

mientras los cocuyos en las sombras van.


Madres dolorosas de senos enjutos,

que estáis aguardando dentro del bohío

de las esperanzas los inciertos frutos.


¡Noche buena triste! Rasgan el vacío

relámpagos rojos con saña de brutos;

¡sobre la pobreza se acurruca el frío!


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24333
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 17 Dic 2015, 16:38

LISÍMACO CHAVARRÍA PALMA . Cont.


ANHELOS HONDOS

Allá en el camposanto

que esmaltan las auroras de amaranto

y las tardes de sándalo y carmín,

allá donde la hiedra

abraza con amor la cruz de piedra

anhelo ahora descansar al fin.

Allá donde los vientos juguetones

columpian los rosales en botones

y lloran al pasar,

allá donde los lúgubres cipreses

me esperan hace meses

anhelo descansar.

En mi pueblo que doble la campana

bajo el oro del sol de la mañana

por este nativo trovador;

en mi pueblo... y que manos cariñosas

me lleven a la huesa muchas rosas

cortadas con amor.

Mi cuerpo que se torne en pasionarias,

y que adornen las tumbas silenciarias

en las tardes de lumbre tropical:

es el único anhelo que hoy me inspira

y que siga la cruz siendo la lira

del alma mía que será inmortal.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23046
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Lluvia Abril el Jue 17 Dic 2015, 18:57

Lisímaco Chavarría Palma (San Ramón, Costa Rica, 10 de mayo de 1878 - 27 de agosto de 1913) fue un escritor y poeta costarricense. De orígenes humildes y escasa formación académica, en su corta vida logró posicionarse como uno de los poetas más importantes de la literatura costarricense, representante del modernismo en Costa Rica pero desarrollador de un estilo propio, que lo llevó a considerársele un renovador de la poesía lírica nacional. Es Benemérito de las Letras Patrias desde 1994.


Biografía

Poeta nacido en San Ramón de Alajuela (Costa Rica) el 10 de mayo de 1878, en un modesto hogar que tenía su asiento cerca del cementerio de la ciudad. Hijo de Eduardo Chavarría y Teresa Palma. Cursó la enseñanza primaria en su ciudad natal, pero tuvo que abandonar los estudios para dedicarse a la agricultura como medio de subsistencia.

En su juventud se dedicó a la pintura y a la escultura en el taller del maestro Manuel Rodríguez Cruz , como medio para ganarse la vida en una época hostil a las manifestaciones literarias. También trabajó como peón agrícola en San Marcos de Tarrazú. Su deseo por arte lo motivó a viajar a San José, donde trabajó para Pedro Pérez Molina por un corto periodo, para luego trasladarse a Cartago, donde laboró de nuevo como imaginero. Durante esta época aprendió el oficio de relojero, y después fue maestro en una escuela de Tabarcia de Mora y en Santa Rita de Nicoya. En 1901 dirigió la escuela de Santa Ana. Luego de su divorcio en 1905, residió nuevamente en San Ramón. Laboró en sus últimos diez años en la Biblioteca Nacional, gracias a su amigo el poeta Justo A. Facio. La consecución de este empleo le permitió solventar su ingreso económico, permitiéndole cultivar su cultura literaria. En 1907, fue redactor del diario La Prensa Libre.

En medio de sus labores no dejaba de escribir poesía. Publicó su primer poemario, Orquídeas, en 1904, y unos meses después, el segundo, Nómadas, con un prólogo de Antonio Zambrana. Sus primeros escritos, debido a su timidez, los esconde bajo el nombre de Rosa Corrales de Chavarría, su primera esposa. El triunfo del poema El arte, que obtuvo el primer premio en el festival Fiesta del Arte (1905) precipitó una disputa entre Lisímaco y su esposa por la autoría del mismo, lo que precipitó el divorcio. Poco después, se comprobó que Chavarría era el autor, y al año siguiente, dos poemas suyos, Al pensador y Al trabajo, obtuvieron el primer premio de la Fiesta del Arte de ese año. Entre 1905 y hasta su muerte, se dedicará a mejorar su producción poética, publicando sus trabajos en la revista Páginas Ilustradas. También incursionó en el ensayo. En 1904, escribió varios ensayos sobre las artes plásticas, donde destacaba la labor pedagógica de Tomás Povedano en este campo.

En 1907, publicó Añoranzas líricas, e inició sus estudios de pintura en la Escuela de Bellas Artes que dirigió Tomás Povedano. Se le han atribuido varias obras pictóricas de gran calidad cuya autoría no ha podido ser comprobada. En 1908 publicó su libro Desde los Andes, que lo dio a conocer como poeta en Hispanoamérica. Esto permitió que revistas extranjeras comenzaran a publicar sus poemas: France Amerique (París, Francia), Cuba (La Habana, Cuba), América (Nueva York, EEUU), Expectación literaria (Alicante, España), El Comercio (Quito, Ecuador), El diario de la tarde (Mazatlán, México). También lo puso en contacto con prestigiosos literatos latinoamericanos. Un poema suyo, El árbol del sendero, ganó un certamen de poesía latinoamericana organizado por la revista neoyorquina América, mientras que en México se le declaró segundo poeta de Hispanoamérica, luego de Rubén Darío.

En 1909, por su Poema del agua, obtuvo el galardón La Flor Natural en los juegos florales de Costa Rica y dos Menciones Honoríficas por Palabras de la momia y Los carboneros. Este premio nacional, marca la consagración de Lisímaco como poeta de una época y lo lanza internacionalmente mediante el reconocimiento de figuras tan prestigiosas como Rubén Darío, Manuel Magallanes Moure, Manuel Baldomero Ugarte, Ismael Urdaneta, José Enrique Rodó, quienes se convirtieron en sus amigos epistolares.

Lisímaco, afectado de tuberculosis, fallece en casa de su madre en San Ramón, la tarde del 27 de agosto de 1913. Fue declarado Benemérito de las Letras Patrias el 27 de abril de 1994 por la Asamblea Legislativa de Costa Rica.

Obra

La obra de Lisímaco Chavarría se compone principalmente de poesía lírica. Presenta marcados rasgos del modernismo, aunque gran cantidad de sus poemas presentan matices diferentes, sin aferrarse a los lineamientos de dicho movimiento. En su poesía se nota un profundo apego a la tierra, motivado por sus raíces campesinas. Sus primeras obras se sitúan dentro del modernismo simbolista, con una cosmovisión del mundo en que la moral y la espiritualidad son más importantes que la belleza estética. Por esto, no hay en sus obras los aspectos aristocratizantes y cosmopolitas propios del modernismo parnasiano.

En sus poesías, se interesa por describir aspectos de la vida nacional (la vida del campo, la labor agrícola, las aves), aunque sin profundizar en ellos, tratándolos como pinceladas. Sus poemas tienen carácter bucólico, lleno de metáforas, en las cuales inserta el lenguaje vernáculo, propio de su tierra natal. Este recurso es muy utilizado por los poetas de la época, siendo una característica propia del movimiento nacionalista.


La influencia modernista lo llevará a enfrentarse con aspectos de la vida donde sobresalen las miserias humanas, aflorando la pobreza y el hambre, notándose entonces una posición antiburguesa, propia del modernismo.


Madres dolorosas de senos enjutos,
que estáis aguardando dentro del bohío
de las esperanzas los inciertos frutos.
¡Noche buena triste! Rasgan el vacío
relámpagos rojos con saña de brutos:
¡sobre la pobreza se acurruca el frío!


En este tipo de poemas, Chavarría recurre a fuertes epítetos para resaltar la situación dolorosa del pobre, recursos que están en consonancia con la realidad histórica de la época en la que le tocó vivir.

Con el tiempo, Lisímaco va introduciendo cada vez más recursos modernistas, incluyendo en sus obras temas exóticos, exceso de palabras, poemas extensos, figuras mitológicas, apego a lo foráneo, más propio de la corriente modernista.
Plasma escenas del carácter nacional y de la naturaleza a la vez que va introduciendo elementos de culturas foráneas y reminiscencias mitológicas, pero intentando rescatar el pasado indígena de Costa Rica utilizando palabras propias de las culturas precolombinas y aludiendo a héroes culturales de los indígenas costarricenses, equiparándolos a los héroes mitológicos clásicos, característica netamente modernista.

En búsqueda de un estilo propio, introduce el tema vernáculo y trata de plasmar el sentimiento popular, intentado reproducir el habla campesina, pero aludiendo al mismo tiempo a temas esotéricos, denotando la influencia modernista con temas orientales y de carácter místico.

Chavarría tuvo que enfrentar la crítica de su época, que tildó su obra de exótica y poco natural, debido a su recargada elaboración, y motivado también por el apoyo que se daba al nacionalismo en esa época, marcada por el costumbrismo. Lisímaco incursionó en la poesía costumbrista por breve tiempo. En La muerte del minero, publicado luego de la muerte de su hermano en una mina, el poeta exalta las cosas sencillas, el trabajo diario y el alma humana. En Manojos de guarias, pinta sentimientos y costumbres de la gente campesina de su país. El poeta hace gala de su origen campesino, rescata las gentes, los colores y los paisajes de su tierra. Este último trabajo le permitió insertarse en el gusto del lector de su tiempo, aunque fue publicado en 1913 de forma póstuma.

Publicaciones literarias


Orquídeas (San José, Imprenta Nacional, 1904).
Nómadas (San José, Imprenta Nacional, 1904).
Desde Los Andes (San José, Imprenta Alsina, 1907).
Añoranzas líricas: poema vívido (San José, Imprenta Alsina, 1907).
Manojo de guarias (San José, Imprenta Moderna, 1913, póstumo).
Palabras de la momia (San José, Imprenta Alsina, 1919, póstumo).

Obra derivada

A la distancia (1925), romanza para canto y piano con versos de Lísimaco Chavarría y música de José Oliva Nogueira





_________________


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24333
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 18 Dic 2015, 01:38

LISÍMACO CHAVARRÍA.-


PROMESAS DE LA TIERRA


Hay un olor de vida

en el huerto, en el aire y en las cosas;

es un olor a tierra humedecida

que va anunciando la precoz venida

de la mies y del fruto y de las rosas.


Hay nuncios y promesas en el rayo

que el sol derrama encima de las eras;

durmió la tierra como en un desmayo,

pero las lluvias del florido mayo

fecundarán las mustias sementeras.


hay regocijos hondos en los prados

y enrojecen sus flores las piñuelas;

van peinando la tierra los arados;

hila el yigüirro versos delicados

y el labriego labora sus parcelas.


El campo reverdece y fatigosas

tornan las yuntas de mover la tierra

tan pródiga en ofrendas hechas rosas

y espigas... Vida nueva hay en las cosas

y en las verduras que el cercado encierra.







_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24333
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 18 Dic 2015, 02:46

LISÍMACO CHAVARRÍA

EL CRISTO DE ESQUIPULAS.


El gallo - ese clarín de la primera

luz- alza el canto anunciador del día

y la gente devota en romería,

invade la polvosa carretera.


La viuda, la casada y la soltera

conducen sus promesas y en la vía

refieren los milagros a porfía

que el Cristo de Esquipulas les hiciera.


Aquella porta un corazón de plata,

promesa que nació de unos amores

que echó por tierra la traición del suegro.


Y la otra se curó una catarata,

lleva un ojo, hecho de oro, y unas flores

en pago del milagro al Cristo negro.




_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23046
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Lluvia Abril el Vie 18 Dic 2015, 04:44

Manojo de guarias
(Publicado en 1913)

Lisímaco Chavarría


Manojo de guarias


Moradas cual la túnica de Cristo,
columpiando sus pétalos de seda,
en mis bosques nativos las he visto
donde el sinsonte al manantial remeda.

Caprichos de amatista suspendidos
en los troncos de ceibas centenarias,
fulgores de la aurora detenidos
sobre el remanso azul, así las guarias.

La más preciada flor costarriqueña
que florece en tejados y pretiles,
parece un alma que en la tarde sueña
con el paje floral de los abriles.

De noche, cuando salen las estrellas,
como pálidas niñas del espacio,
riegan collares de ópalos sobre ellas
y entonces son joyeles de topacio.

Un manojo de guarias, tal los versos
que vengo a deshojar a tu ventana;
son candorosas cual tus labios tersos,
como tu sien de rosa y porcelana.

Te ofrezco el ramillete delicado
de las frescas parásitas nativas:
lo recogí no ha mucho de mi prado
de helechos y jaral y siemprevivas.

Aun viene con las gotas del rocío
que sobre él salpicaron las auroras;
tiene fragancia del terruño mío,
de reinas de la noche y de pastoras.

Lo vieron florecer los campesinos
en las mañanas tibias de labranza,
cuando los bueyes van por los caminos
oyéndole al jilguero su romanza.

Lo vieron reventar los manantiales
en las noches de luna, en las montañas,
como rizos de sedas orientales
junto a la paz rural de las cabañas.

¿Para quién han de ser? ¡Oh dulce niña!
Para ti compañera de mis rutas
son las flores que bordan mi campiña
rica de mies y de doradas frutas.

¿Para quién han de ser? Entre tus manos
serán así como imperial ofrenda,
cual jirón que te dejen los veranos
cuando la tarde en el azul descienda.

Recibe este manojo hecho de guarias
que fueron el collar de las encinas;
ellas te llevan las cadencias varias
que saben las dulzainas campesinas.



En el barrio

Hay una imagen de Santa Rita
en cuyo rostro muestra candores,
las mozas llevan hasta su ermita
de las montañas las frescas flores.

Las tristes viudas que llevan luto ,
y las muchachas, ya casaderas,
van a dejarle como tributo
ramos de salvia de las praderas.

Dicen las gentes que es milagrosa,
que ella consuela los afligidos,
cuando una joven va a ser esposa
deja en su trono cirios prendidos.

La moza alegre, la viejecita
y los abuelos, ya centenarios,
van a buscarla dentro su ermita
para rezarle sendos rosarios.


_________________


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23046
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 19 Dic 2015, 02:09

Manojo de guarias

Lisímaco Chavarría


[center]
Bodas campestres


Cantan los gallos, es la del alba,
"coge las bestias -dice el abuelo-
hay ya clarores sobre el Turrialba
y las palomas bajan al suelo."

"Muchachas, vamos, arriba todas,
ya se oyen gritos sobre la cuesta";
así se anuncian aquellas bodas
y los cohetes cuentan la fiesta.

La novia es joven, el novio sano,
del barrio al pueblo distan dos leguas;
diez montañeses bajan al llano
y van alzando polvo sus yeguas.

Va el novio alegre, feliz la moza
y la noticia va a los confines...
otros aguardan allá en la choza
con dos guitarras y dos violines.



De tierra fértil

Zas... zas... Resuena el tajo entre el cafeto
bajo el sol que los páramos rescalda
y dobla pudreorejas de esmeralda
que simulan encajes en el seto.

El fresco manantial discurre inquieto
de la colina en la vistosa falda,
y finge el cafetal una guirnalda,
-joyel de Ceres de rubís repleto-

Zas... zas... zas... zas. Trabajan los paleros
y sudan bajo el sol, en sus labores,
mientras cantan yigüirros y jilgueros.

Suspenden su labor los labradores
y tornan al hogar por los senderos
que perfumaron las silvestres flores.





_________________


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23046
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 19 Dic 2015, 02:28

Virgiliana

Dijo el vaquerillo
a su moza franca:
-yo te haré una choza
junto a la montaña
muy cerca del río,
donde dice el agua
al pasar caricias
y dulces baladas,
cual las notas dulces
que da mi dulzaina-,
y la moza fresca
rió y lo miraba
y en sus ojos negros
dejó la mañana
todo aquel paisaje
de frondas y garzas
y un rumor de besos
oyeron las guarias;
ella ruborosa
bajó a la quebrada
y el siguió el sendero
en pos de sus vacas...


La roca de Carballo

Seméjase a una esfinge de pedernal eterno
erguida ante el abismo del piélago sonoro;
sobre ella el Sol despunta doscientos dardos de oro
y ante ella el mar levanta su canto sempiterno.

El fuego del verano, las lluvias del invierno,
los foscos huracanes que van rugiendo en coro
y todas las estrellas que vierten su tesoro,
descienden por su espalda de cíclope de averno.

En ella se posaron Saturno y los Vestiglos
a contemplar la marcha de todas las edades
que fueron en los potros piafantes de los siglos.

El piélago le dice de aquella raza trunca,
señora que fue dueña de aquellas soledades,
en una edad remota que ya no vuelve nunca.



En Puntarenas

Aroma suave da la reseda
y el mar sus tumbos rima en la playa
donde la espuma vibrando queda
como heliotropo que se desmaya.

Un marinero fuma cachimba
viendo dos barcos en lontananza;
allá las notas de una marimba
se unen rimando costeña danza.

Una morena de ojos quemantes,
de curvaturas hechas pecado,
ha vuelto locos dos navegantes
que van tras ella para el mercado.

Se ven dos bongos en el Estero
dando tirones a las amarras,
y junta notas el marimbero
acompañado de dos guitarras.


El zopilote

Señor de los poblados, cuando subes
describiendo espirales con el vuelo
semejas una cruz bajo del cielo
santiguando la frente de las nubes.

En tus éxodos nada te detiene,
de carroñas preparas tus festines
y vas, de la ciudad, a los confines
como un celoso policial de higiene.

Del tejado te posas en la cumbre
y abres al Sol tus abanicos negros
en las mañanas de dorada lumbre.

Enamoras a la hembra con ternura,
el cadáver del can te infunde alegras
y visitas los astros en la altura.


_________________


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23046
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 20 Dic 2015, 04:29

El maestro de escuela

Es un leva con cara que da miedo,
nariz muy larga y con los ojos gatos;
los dedos se le ven por los zapatos,
-le dice ña Pascuala a ñor Alfredo-

Yo no lo bajo unque me rece el credo;
-ni yo tampoco, pos parece, en ratos,
lo mesmo queni aquellos mojigatos
que echamos con escritos... ¡yo no puedo!

En el trapiche le contó a ñor Mora
quél sabe muncho de la Magia Negra,
quél a un cristiano lo convierte en lora.

Sopló un diacuatro que prestó ña Rita,
dijo una cosa en que mentó a la suegra,
y entre sus manos se volvió nadita.


La paz del campo

La paz del campo llega y me habla de la infancia;
los tulipanes ríen en el jardín despierto;
se yerguen las begonias, las rosas dan fragancia
y las legumbres frescas me incitan en el huerto.
Alegre todo me habla de muchas cosas viejas,
del manantial de plata, del viejo limonero
vestido de azahares y azules "pudreorejas"
como dosel vistoso erguido en el "potrero".

Despide olor de leche la negra vaca mansa,
anuncian que pusieron en el corral las aves,
el perro bajo el árbol, huyendo al sol, descansa,
y copia las faenas en sus pupilas graves.

¡Bendita paz campestre! Mi casa lugareña
le infunde nueva vida a mi vigor escaso;
en un guacal muy limpio mi buena madre ordeña
su vaca preferida para ofrecerme un vaso.

Al frente de la casa en el jardín florece
la enredadera dócil que invade hasta las tejas;
aromas orientales el jazminero ofrece
y se oyen los zumbidos de errátiles abejas.

Mi madre y mis hermanos se sientan en mi torno
y el sol en los manzanos enreda rubios lampos...
Celebran los chicuelos con gracias, mi retorno
al dulce hogar paterno, a mis tranquilos campos.


Tardes campestres

Tiende la tarde
fúlgidas gasas,
finge Occidente
rojiza fragua;
dejan la vega
todas las garzas
batiendo al aire
sus níveas alas...
Semeja el barrio
verde guirnalda;
¡de aves y flores
feliz morada!

***

Entre la hondura
canta que canta,
corre un torrente
como de plata,
y en las riberas
deja en su marcha,
blancos encajes
de espumas blancas.
Allá una choza
de hojas de caña
semeja un nido
bajo las ramas
que tiende un árbol
con flores albas,
y de un trapiche
crujen las mazas
con ruido ronco
cual de matracas.

***

Ya de la ermita,
sonoras llaman
con sus repiques
ledas campanas;
para el rosario
las viejas pasan,
y por la calle
van cabizbajas.

***

Los mozos tornan
de sus labranzas
y al hombro llevan
lucientes palas,
y los coloquios,
que con Nazaria,
tuvo en la fuente,
noche pasada,
cuenta a Norberto,
en tosca charla,
un mozo imberbe
de piel tostada.

***

Allá un muchacho
junto a una tranca,
entusiasmado
toca dulzaina;
más lejos se oye
alegre danza
que alguien preludia
en su guitarra.

***

Por el sendero,
una muchacha,
viene cantando
de la quebrada;
en la cabeza
ostenta ufana
pesado lío
de ropa blanca
y en la cadera
una tinaja
que con el brazo
tiene y abraza.

***

Allí una vieja
con voz cansada
le da consejos
a Nicolasa;
moza del barrio
muy vivaracha
que a quince abriles
está ya entrada;
con voz muy queda
le habla la anciana;
dícela cómo
el Diablo engaña
a aquellas niñas
no recatadas.
-No siás zopenca
ve lo que a Juana
le ha sucedió
con Lucas Parra,
¡si son los hombres
el mesmo Patas!-
Dice la abuela
a la muchacha.

****

Cesó el rosario,
las viejas pasan...
van por las calles
cual sombras vagas…
El Sol se oculta
tras las montañas,
y al fin la tarde
lenta se apaga...
Los pajarillos
en la enramada
Manojo de guarias
dan a la noche
su serenata;
los campesinos
vanse a sus casas
y satisfechos
en toscas bancas
cenan alegres
queso de vaca
y albas tortillas
bien aliñadas.

***

Así concluyen,
llenas de charlas,
de nuestros campos
las tardes plácidas,
las bellas tardes
que el Sol esmalta
con sus pinceles
de rosa y nácar.




_________________


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24333
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 23 Dic 2015, 02:47

Gracias, Lluvia, por seguir pese a mi inacción - espero que temporal-. El poema del maestro es de una gran sensibilidad.

Insisto, y aunque no te guste, gracias.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23046
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 28 Dic 2015, 01:07

AQUILEO ECHEVERRÍA

Aquileo J. Echeverría Zeledón (San José, Costa Rica, 22 de marzo de 1866 - Barcelona, 11 de marzo de 1909) fue un escritor, periodista y político costarricense. Poeta de exquisita sensibilidad artística, es una de las figuras más importantes de la historia literaria de este país, al punto que se le considera "el poeta nacional de Costa Rica". Su obra más conocida, Concherías (1905), refleja la vida, el pensamiento, las costumbres y el lenguaje de los campesinos costarricenses. Los Premios Nacionales de Costa Rica por la creación de obras en las áreas de poesía, cuento, novela, ensayo, teatro, historia, libro no ubicable, artes plásticas y música llevan su nombre. Es Benemérito de las Letras Patrias desde 1949.


Biografía

Fue bautizado con el nombre de Adolfo Dolores Aquileo de la Trinidad Echeverría Zeledón. Sus padres fueron Aquileo Echeverría y Trinidad Zeledón. El 1 de septiembre de 1885 se casó en Heredia con María Dolores Flores Zamora.
Participó en la campaña militar contra el Presidente Justo Rufino Barrios de Guatemala, quien pretendía restablecer la unión centroamericana. Al finalizar la campaña se estableció en Nicaragua, al servicio del Presidente Adán Cárdenas del Castillo. Fue en ese país donde conoció y entabló amistad con el poeta Rubén Darío, quien posteriormente escribiría: «... y Costa Rica tiene un Poeta. Tiene, en verdad, otros poetas, pero SU poeta, el poeta nacional, el poeta familiar se llama Aquileo J. Echeverría».
De regreso en Costa Rica fungió como periodista en varios periódicos y revistas, entre los que destacan La República, El comercio, Costa Rica Ilustrada, La Patria, El periódico, entre otros.
Fungió como Agregado de la Embajada de Costa Rica en Washington, Estados Unidos.
En el año 1889 colaboró con Rubén Darío en el periódico La Unión en El Salvador, posteriormente colabora con el periódico Guatemala Ilustrada.
Regresa a Costa Rica en 1893, donde continúa ejerciendo el periodismo, posteriormente trabaja en la Biblioteca Pública de la ciudad de Heredia, donde se traslada a vivir y establece una Pulpería. En lo económico las cosas no anduvieron nada bien, porque Aquileo no era comerciante pero el trato directo con sus clientes campesinos le proporciono al pulpero, que si era escritor, un material folclórico invaluable que supo aprovechar de maravilla para crear sus famosas Concherías, consideradas hoy como un tesoro en las letras nacionales.
Muere en España el 11 de marzo de 1909, país al que había viajado para ser sometido a un tratamiento en la Casa de Salud de Barcelona, luego de un serio quebranto de salud. Sus restos fueron llevados a Costa Rica en marzo de 1915.
Fue designado Benemérito de las Lenguas Patrias en octubre de 1953. En 1961 el Ministerio de Cultura Juventud y Deportes de Costa Rica crea el Premio Nacional Aquileo J. Echeverría en honor a la labor de este autor.
Fue primo del laureado escritor costarricense Manuel González Zeledón, "Magón"; y abuelo de la escritora de cuentos para niños Marilyn Echeverría Zurcher, quien firma bajo el seudónimo de Lara Ríos.

Obra literaria

Romances (1903)
Romances y misceláneas
Concherías (1905)
Poesía, concherías y epigramas (1918)
Crónicas y cuentos míos (1934)
Concherías, romances y epigramas (1950)
Concherías, romances, epigramas y otros poemas (1953)


_________________


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24333
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 28 Dic 2015, 01:44

Intentaré ayudarte esta mañana con AQUILEO ECHEVERRÍA . Desde luego lo que si es cierto es la gran cantidad de autores, hasta ahora desconocidos, que vienen a confirmar mi ignorancia poética


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24333
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 28 Dic 2015, 07:16

AQUILEO ECHEVERRÍA.-

LA LEY DEL EMBUDO

"La ley estira o encoge
según a quien se te aplica.
Esto pasa en todas partes,
pero más en Costa Rica".

De lanas, conchas y conchos

la taquilla está repleta.

Varios con un dominó

se disputan la honda pena

de pagar a los que ganan

los guaros u lo que juegan.

En un rincón dos jumaos,

prototipos de goteras,

sobre el estado ruinoso

de sus bolsillos conversan,

echándose cara a cara,

alientos, no de verbenas

mi de rosas, sino de algo

que a mis acreedores diera

cada vez que con sus cobros

acribillan mi pobreza.

Por allá, un viejo dormido

sobre unos sacos, se sueña,

con Matinas de aguardiente

y San Carlos de cerveza.

Una tusona muy guapa

que del mismo modo ofrenda

en los altares de Baco

que en los de Venus, se empeña,

en que conozca su templo

en concho de buena cepa;

de los de pita quiteño,

de los de faja de seda,

de los de alforjas de cuero,

reló de plata y cruceta.

Sentados en una banca

tres músicos de la legua

repican un zapateado

con guitarras y vihuela.

Frente a ellos un borrachillo,

con todas las faldas fuera,

baila, si bailar se llama

hacer con los pies etcéteras ,

acompañándose de hipos

a falta de castañeras

y embadurnando de mocos

las mangas de la chaqueta;

porque en el pañuelo guarda

el pan que a casa lleva.

El dueño de la bayuca,

es decir de la taberna,

entre nosotros taquilla,

guarería en Venezuela,

(exhibo esta erudición

por ilustrar a la prensa),

vigila a los dependientes

en tanto guarda la venta

en las entrañas de roble

de su ferrada gaveta.

De cuando en vez algún lana

arma con otro pendencia.

El policial de la esquina

al momento se presenta

y pone en paz a los cides

o del brazo se los lleva

"por el florido camino"

que conduce hacia la Agencia

do ejerce de Padre Eterno

don Goyo, tras una mesa.

Por muchas horas la zambra

prosigue de esa manera;

entre titirreos de copa

y restallar de botellas,

entre palabras "de a jeme",

entre frasecitas tiernas,

que a unos les da por las malas

y a otros les da popr las buenas

y no hay tres que tengan nunca

su guaro de igual manera.

De pronto suenan las dos:

los dependientes comienzan

a despedir los marchantes:

"Acuérdense que los friegan;

reparen al polecía

los ojazos que los pela.

Yo soy quien pago los patos,

dice el dueño, si se quedan

porque a mí me tiene tirria

y es que le negué una media

y unos puros que me vino

a pedir de moroleca.

- ¡De morolica, será!

- Bueno, sea de lo que sea.

El caso es que se las chiflan

o ese mantudo me friega."

Y ya por bien o empujados

van despejando la escena,

y salen las buenas gentes

por las mal cerradas puertas,

con sus alforjas los unos,

los otros con sus esteras,

motetes, palas, canastos,

cuchillos, planchas, etcétera,

y cuando ya los descalzos

dejan la casa desierta,

y viendo la ley cuumplida

el polizonte se aleja,

por un pasillo excusado

nos colamos los de leva

y sotto voce decimos,

mojándola, esta cuarteta:


"La ley estira o encoge

según a quien se le aplica.

Esto pasa en todas partes,

pero más en Costa Rica." ( CONCHERÍAS. AQUILEO ECHEVERRÍA. EDITORIAL DIGITAL. IMPRENTA NACIONAL COSTA RICA. Págs. 57-61)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23046
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 29 Dic 2015, 01:09

MERCANDO LEÑA


-¡ Hola, ñor José María!
Traiga la leña pa verla.
Cuánto cobra?
-Cinco pesos.
-¡Ave María gracia plena!
¡Los tres dulcísimos nombres!
-Deje la jesuseadera;
yo pido lo que quiero
y usté ofrece lo que ofrezca,
que usté manija su plata
y yo manijo mi leña,
y no hemos de disgustalos
por cuestiones de pesetas.
Eso sí, quiero decile
que repare en la carreta,
y que espí si está cargada
con consencia o sin consencia.
Si le cabe un palo más
me lo raja en la cabeza.
Yo soy un hombre legal,
feo desilo; pero vea,
a yo naide me' asariao
hasta l'ora por mi leña.
Esta es quisarrá amariyo,
laurel y madera negra:
de jierro pa' consumise,
y pa prendese de yesca.
Con una leñita asina
se lucen las cocineras.
-Sí, pero está muy menuda;
tres pesos le doy por ella.
-Por cuatro se la vaseo.
-Si quiere los tres, vaséla.
-Se la pongo en tres con seis,
nada más que pa que vea
que yo, si quiero tratar.
-No mejoro la propuesta.
Acuérdese qu'és verano
y que anda dunda la leña.
Sabe en cuánto compró dos
carretadas ña Manuela,
la mujer que vive ayí
'onde está echada la perra?
¡En cinco pesos!
-Caramba!,
de fijo que era de cerca.
Tal vez jocote o güitite?
-¡Qué va pa güitite!...Buena:
juaquiñiquil y targuá...
-Puede ser que asina sea.
Mas volviendo a nuestro trato
se la largo en tres cuarenta.
-Los tres pesos que le dije.
-Arrimeles la peseta
y tratamos.
-Ni un centavo.
-Dónde le boto la leña?
-¡Abrite el portón, Jacinta!
-¡Está con yave, ña Chepa!
-Aspérese, voy'abrile.
-¡Gui! Güey viejo sinverguenza!
¡Confisgao tan pachorrudo!
Gui, gui. Jesa, jesa, jesa!
-Entrela en brasaos pequeños
pa librar la chayotera.
Coja por este saguán
y d'iay cruza a la derecha,
y en el rincón de l'esquina
me l'acomoda en estebas
de modo que deje paso
al común.
-Sí,? De deveras?
Con que quiere de remache
que le meta yo la leña
y que d'iay se la acomode,
y que ha de ser de manera
que dé paso a la letrina?
Dígame, señora Chepa:
no le gusta más pelada
y olorosa a yerbagüena,
y con lasos en las puntas,
y aspergiada de canela,
y que además le regale
como a modo de una feria,
el chonete, los güeysiyos,
los calsones, la carreta,
y este chuso, y esta faja,
y'a la sonta de mi agüela?
-¡Qué hombresillo tan malcriao!
¡Cargue pronto con su leña!...
-¡No! ¡Si la voy a dejar
pa que la queme de muestra!...
¡Que me alse el patas el día
que güelga a tratar con viejas!

•  La firmita
En la propaganda política

-Mirá, por vida tuyita,
no fregués, que no he de dala,
así me la pida el Rey
o el mismisísimo Papa.
-Pero, hombre, reflesioná;
no sos hijo de esta patria?
'Onde demonios nasiste?
'Onde nasieron tus tatas?
-¡Aquí!...Tambien mis agüelos
y sus padres y sus mamas,
y las mamas y los padres
de sus tatararatátas;
y hasta Adán, si vos queres,
pero no la doy, ¡carasta!
-Vos sos hombre, Masimino?
o decí lo que te falta.
No echamos todos la firma?
¡Por qué no habis vos de echála!
-Porque no quiero, entendés?,
porque no me da la gana.
Vos bien sabés que a los perros
una sola ves los capan.
En tiempos de don Rafel
llegaron dos palanganas,
me trujeron unas hojas
y me dieron unas cartas
de fulano y perengano,
de sutanejo y sutana.
"Usté que es hombre patriota,
usté que es persona franca,
usté que todos lo quieren,
usté que todos lo alaban,
usté que tal y tal cosa,
usté que tántas y tántas,
y que sido mayordomo
y tesorero de la fábrica,
y alcalde un chorro de veces
y Juez de Paz de Pacaca..."
y seguían catorce eséteras,
hasta llamame palanca.
Pos sabés tras qué vinieron
con su puño de alabancias?...
¡Adiviná si sos hombre!
No era tras yo, tras la casa
pa' clu. Qué salí ganando?...
Como mil pesos en plata,
un chorro de vidrios menos,
como tres mesas quebradas;
y a ocho bancas que presté;
nu'he vuelto a veles la cara;
y no cuento potrerajes
de las bestias que me echaban,
ni las jumas que ponía,
ni las gomas que quitaba.
Y usté hace viajes a Heredia,
y usté sale de Santa Barbara,
y usté se las manda abrir
al Barrial o a la Pitaya:
ya pa l'Alajuela o l'Uruca
o a la punta de la trampa.
Y usté aguanta malos modos,
y usté aguanta pachotadas
de todos los cevilistas,
¡ qu'eran la gente malcriada !
Aquí te pongo un letrero,
allí te pinto una cara
con dos orejas de burro
y abajo su malacriansa.
Ya te decían "tal por cual",
cuando no te la mentaban.
Hasta el cura, con ser cura,
con inderectas andaba.
Pos bueno, pasó las cosas;
se salieron con sus ganas,
y otra vez los encajaron
a don Rafael en las ancas,
Un que bebiendo castos,
le dimos a Dios las gracias
de que pusiera remedio
a tantísimas jodarrias.
Yo dije: ¡ya descansamos!
Pos mirá lo que te faltaba:
llegaron dos polecías,
me registraron la casa,
y no dejaron ni un cofre
sin levantarle la tapa;
ya andaban en los armarios,
ya debajo de las camas;
ispiaron en la retina,
me desnudaron la Santa,
y si no es que la Jelipa,
con el chingo se les para,
quién sabe si no se atreven
a lenvantále las naguas.
Así que se dieron gusto,
y me quitaron en plata
como once onsas y un billete
que tenía de Nicaragua,
me llevaron al cuartel,
mi'atoyaron a una sala
'onde había doce mancuernas
de individuos de mi causa.
Después de hacélos jurar
y dálos unas trapiadas,
en que pusieron cual chuicas
agüelos, padres y mamas,
los preguntaron el sitio
'onde teníamos las armas.
Todos contestaron: "Cuales?..."
Hombré, por poco los matan;
sacaron a medio patio
ocho soldados y una banca,
y va de voltiar cristianos,
y va de volales vara.
Y todo el que iban alsando
su poso de miaos dejaba.
No creás qu'es por alabame,
¡ si vos me vieras las nalgas!...
"A mi no me andés con cuentos,
decime, ónde están las armas?,
o te ajusilo, ¡ canastos ! ",
el cabo los preguntaba.
Yo me ponía helao de l'ira,
y los oidos me sonaban;
pero como no podía,
así amarrao como estaba,
agarralo del pescuezo,
o extrangulale la pansa,
me conformé con dicile,
una vez: ¡Mirá que rabia!
"Quiere saber onde están?...
Pregúnteselo a su mama."
Habís visto el Día el Juicio?
Pos yo vide ! carastas !
Con sólo eseisión de tiros
cuanto tenían me tiraban:
anduve sobre las mesas,
anduve bajo las bancas:
ya andaban con las manos.
ya me arreaban con las patas.
Hasta que me fui de mí
me llevaron a la sala.
Estuve como tres días
sin sentidos y sin habla.
Cuando me recuperé
tenía la mano quebrada,
y esta nube en el izquierdo,
y esta pelota en la pata,
y me faltaban los dientes
que no tengo en las quijadas.
Y estuve sin ver un puro
lo menos cuatro semanas;
y sin mascar una cuecha
¡ quién sabe cuánto, caramba!
Lo que era la comidilla
l'hacían una sarabanda
con la pura bayoneta,
la voltiaban y voltiaban,
y se comían lo mejor,
y el chilate los mandaban,
y los ponían por pretesto
que buscaban unas cartas.
Cartas en la sopa? ¡chanchos!
En el infierno se l'haigan.
Apenas los dieron suelta,
me arrebataron tersianas,
y estuve casi tres meses,
de día por medio, en cama.
Un cinco, con ser un cinco,
por mi vida naide daba.
Si nu'es don Juan, que en la gloria
lo tenga Dios, no contara
a l'hora de hora este cuento.
-¡Ese era dautor, carachas!
-Querés que te hable más claro?
-Tenés razón y te basta:
no se la des ni al obispo.
-Hombré, pos había de dásela.
Si hubiera guerra, se entiende,
o se bebe o se derrama,
que allí todos defendemos
familias, cercos y casas;
pero entre los mesmos, hombre,
no le miro yo las gracia.
Dejémole a los que saben
si se han quemao las pestañas,
un día con otros, en l'escuela,
noche tras noche en la casa,
que busquen entr'ellos quien
mande, si bien los mandan;
y que carguen con sus cluses,
con sus hojas y parrandas.
Y si los'otros queremos
de deveras al Patria,
escribamos con el sacho,
discurciemos con la pala,
porque el días que los metamos
nosotros a legislala,
se muere di'hambre la gente:
la levuda y la descalsa.
A mí pídamen la vida,
¡Pero la firma!... ¡Mirala!... (hace señal: dedo Pulgar entre dedos Indice y Corazón)


_________________


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24333
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 29 Dic 2015, 01:14

AQUILEO ECHEVERRÍA

"EL CURANDERO

- ¡Mama!...

- Qu´es?

- El curandero.

- Andá cogéle el caballo.

Muy buenas tardes, ñor Vindas.

- Muy buenas tardes... Ve, ñato,

aflojámete la cincha,

porque está muy requintao;

acercátele sin miedo,

si ese es nonis en lo manso.

- ¿Y qué tal Espiridión?

- De ayer pacá rematao.

- ¿Y lo ha visto algún dautor?

- No, ¿pa qué? Yo le estoy dando

cuanto me dicen que es bueno;

pero no se ha mejorao...

Pase pa´lante y lo ve.

Abrí la ventana, Marcos.

- ¿ Y eso qu´es? ¿Qué te ha cogío?

- Yo creo que viento colao:

ju i a vender unos frijoles,

hará quince días el sábado,

y yo creo que me resfrié,

porque estaba aquel mercao

cundiditico de gente.

Al salir, como a las cuatro,

me dijo acá: "¿Qué tenés

que estás tan desencajao?"

Yo no me sentía muy bien,

y jui y me tomé dos tragos;

después acá me flotó

con solfate y anisao

la nuque, y luego me vine

por mis propios pies andando.

Al llegar a la tranquera

me sentí como almadiao,

con mucha bulla en los oidos

y el paladar muy amargo.

Comimos y me acosté;

luego me jue arrebatando

un jielo por todo el cuerpo,

me puse a sudar jelao,

y me cogieron arquiadas

y corridas; a las cuatro

cuando ya estaba escrurrío

me vine a quedar calmao.

Desde entonces sigo mal;

me duele mucho el costao,

y onde tueso siento un chuzo

debajo de este sobaco.

- ¿ Y qué remedios te han hecho?

- Ñor Vindas, l´hemos untao

la enjundia con jiel de vaca;

además de eso ha tomao

uruca con achicoria

y castor.

- ¿ Y no le han dao

el güizaro con yantén?

- No, ñor Vindas.

- Hombré, malo...

Vea: restriegue unas daguillas

y´unas hojas de culantro,

y´un poco de juanilama,

y cuatro cabezas de ajo;

le mezcla flor de ceniza

y´m unas venas de tabaco;

lo pone todo a cocer,

ojalá en traste de barro,

y luego con un olote

le flotan el espinazo,

hasta que enronche el pellejo

y se ponga colorao;

después le pasa el untijo

y lo abriga bien en trapos.

Y di´ahi le atolla una ayuda

de romero con guarapo,

y en cada uno de los oidos

me le va a poner un taco

de buñiga con mostaza.

¡Vos lo que tenés es pasmo!" ( CONCHERÍAS. EDITORIAL DIGITAL. IMPRENTA NACIONAL COSTA RICA. PÁGINAS 63-65)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

Contenido patrocinado

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Mar 19 Sep 2017, 08:50