Aires de Libertad

www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 705031 mensajes en 36711 argumentos.

Tenemos 1286 miembros registrados.

El último usuario registrado es frasesdemujer.

Últimos temas

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 22 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 20 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

José Antonio Carmona, Simon Abadia


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Miér Mayo 17, 2017 2:10 pm.

Septiembre 2017

LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

POESÍA SOCIAL I

Comparte
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom Nov 01, 2015 5:30 pm

MINÚSCULAS ( Manuel González de Prada)


EL CRISANTEMO

Al frío del Otoño,

Floreces, oh dorado Crisantemo,

Cuando mimosas, lilas y azahares

Marchita gala de los campos fueron.


No vuelan mariposas

En derredor de tu inodoro seno,

Ni te fecundan encendidos soles,

Ni te acarician perfumados vientos.


Si dice amor el mirto,

Habla de triunfos el laurel soberbio,

Y es un emblema de placer la rosa,

Tú eres la flor de tumbas y de muertos.


Nacido a la existencia,

Entre neblinas y glaciales cierzos,

Semejas un amor sin esperanza

En el gastado corazón de un viejo.


RONDEL


Oh Fantasía, llévame a regiones

De enanos, de gigantes, de hechiceros;

Y mire yo doncella en prisiones,

Y andantes, invencibles caballeros

Ungidos con la sangre de leones.


Volemos á la edad del castellano,

De la pasión indómita y bravía,

Del paje, del rastrillo y del milano,

Oh Fantasía.


Ya en ágil potro y con marcial arreo,

Invado yo la arena del torneo:

Triunfo; y al pie de mi gentil Amada,

Depongo en obsequiosa cortesía

El corazón y la flamante espada,

Oh Fantasía.


ESPENSERINA

Pide á las aves desdeñar el nido,

Pide a los campos rechazar el riego;

Mas nunca pidas desamor ni olvido

A un corazón enamorado y ciego.

Haz de las nieves irradiar el fuego,

Detén el huracán en su carrera,

Infunde al mar la calma y el sosiego,

Y rige el Sol en la inviolada esfera,

Si quieres tú que yo te olvide y no te quiera.


TRIOLET


¡Hacia la luz, oh pensamiento!

¡Hacia lo grande, oh corazón!

Por el glorioso firmamento

¡Hacia la luz, oh pensamiento!

Guerra al menguado sentimiento,

Culto divino á la Razón:

¡Hacia la luz, oh pensamiento!

¡Hacia lo grande, oh corazón! (1)


(1) Este poema es poderosamente llamativo : expresión del momento en que nuestro autor estaría bajo el influjo del POSITIVISMO de AUGUSTO COMTE . Sin entrar en detalles : la Razón, la ciencia y la ley como pilares de una sociedad desarrollada.

Curioso, González de Prada, como viene demostrando Lluvia en su exposición evoluciona posteriormente, bajo el influjo de Rousseau y Voltaire hacia las ideas anarquistas en el plano sociológico y político.




_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23061
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Lluvia Abril el Lun Nov 02, 2015 7:47 pm

Libertarias
Manuel González Prada




TARDE PIACE

– Con mucha pompa y reclamo,
– Los políticos celebran,
– En el hall de un municipio,
– Una solemne asamblea.

– Cancerbero incorruptible,
– Monta la guardia en la puerta
– Un ujier ceremonioso,
– Embutido en su librea.

– Sin esforzar un saludo,
– Como a su casa penetra
– Una muy verde jamona
– Apellidada Elocuencia:

– Tiene pelo oxigenado,
– Carga joyas, viste seda
– Y la atmósfera satura
– Con pachuli de ramera.

– Después de serios varones
– Y de gravísimas hembras
– (Pues de un amplio feminismo
– Hace lujo la asamblea).

– Aparece una señora
– Modestamente risueña,
– Con el semblante muy joven
– Y con la ropa muy vieja.

– Quiere entrar; mas se interpone
– El ujier de la librea,
– Preguntándola con aire
– De porteril insolencia:

– – ¿Podrás decirme tu nombre?
– – La Honradez. – Muy tarde llegas;
– Y lo siento, amiga mía,
– Que ya no se abre la puerta.

LA REVOLUCIÓN

– Ya resplandece el Quirinal en Roma
– A la eclipsada faz del Vaticano;
– Ya la cerviz doblega el Otomano
– Y tiembla la mezquita de Mahoma.

– Ya el opulento alcázar del tirano
– En mar de sangre y llanto se desploma;
– Ya la triunfante libertad asoma
– A nivelar al noble y al villano.

– Revolución, revolución soñada,
– Ven y sacude la bandera roja
– En medio a la sangrienta barricada;

– Desata las tormentas de tus mares
– Y a lo profundo del abismo arroja
– Reyes y tronos, ídolos y altares.

EL VAPOR VOMITA EL HUMO…

– El vapor vomita el humo
– En espesas bocanadas,
– Y entre chirridos de hierros
– Emergen húmedas anclas.
– ¡Quién a la nave subiera
– Y en la nave se alejara!
– Tú me achicas, tú me ahogas,
– Aire infecto de la patria.

EL DIOS DEL PORVENIR

– Las aras del grosero fetichismo,
– Los númenes de sangre y destrucción,
– Despeñados cayeron al abismo
– Al destellar la luz de la Razón.

– Y ¿siempre sin rival y sin segundo,
– El Hombre Dios imperará de rey,
– Secando el alma, arideciendo el mundo,
– Al mortífero soplo de su ley?

– Pronto será visión desvanecida
– Tu leyenda pueril, oh Redentor,
– Que no arrastran los hombres en la vida
– El sempiterno grillo de un error.

– Un día, libre ya de servidumbre,
– Con gesto heroico alzándose de pie,
– Sus ojos abrirá la muchedumbre
– Sin la venda oprobios a de la fe.

– Día cercano: al presentir su aurora,
– Ceja el espectro lívido del mal;
– Ríe la Tierra, mas el cielo llora,
– Estremecido de pavor glacial.

– Tristes Dioses, inútiles ancianos
– Con la impotente rabia por vivir,
– El cetro rueda ya de vuestras manos,
– Tenéis como los hombres que morir.

– Entre el fragor de tempestad sombría,
– Rota en pedazos saltará la cruz,
– Y al negro abismo bajará María,
– Desde su trono espléndido de luz.

– Un eco solo dejará de llanto
– La lúgubre mansión, el cielo aquel,
– Donde tristeza derramó y espanto
– El Júpiter sangriento de Israel.

– Mas si hoy los Dioses de la fe cristiana
– Decrépitos caminan a morir
– ¿Quién nuestro pasó alumbrará mañana?
– La Ciencia, el solo Dios del porvenir.

– Sin el viejo parásito divino,
– Entre salmos de vida y libertad,
– Proseguirán los hombres su camino,
– Bajo la muda y sorda inmensidad.




_________________


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23061
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Lluvia Abril el Mar Nov 03, 2015 3:58 pm

GRAFITO

Para extirpar los crímenes sociales,
Traer la luz y redimir al pueblo,
No quiere el buen Simplicio
Revolución de muertes y de incendios.
Él pide sólo evolución tranquila,
Sin destrucciones, victimas ni duelos:
Pretende el buen Simplicio
Hacer tortilla sin quebrar los huevos.

NEGOCIO IGUAL
(De Guerra Junqueiro).


Por en medio de una feria,
Unos sórdidos gitanos
Exhibían sobre un burro
A un aborto infortunado,
A un pobre ser desprovisto
De los pies y de los brazos.

Cosechaban los bribones
Tan proficuo resultado,
Con tal arte removían
Los sentimientos humanos
Que a la viuda y al mendigo
Arrancaban el centavo.

Oh monaguillos de Roma,
Yo, al recordar ese cuadro,
Pienso que también vosotros
Sois grandísimos gitanos:
Vais por mares y por tierras,
Hace mil y tantos años,
Exhibiendo el crucifijo
Y sustrayendo los cuartos.


EPIGRAMA

¿Qué Bonaparte, Jerjes,
César, Ciro, Alejandro,
Tamerlán y Cambises?
Ladrones a caballo.

----------

¿Qué gobernantes, curas,
Banqueros, propietarios,
Congresantes y jueces?
Ladrones desmontados.

RONDEL

Humanidad, los odios y venganzas
En vano arrojan un clamor de guerra;
Que henchida de ilusiones y esperanzas,
Tú, por la ruina y el estrago, avanzas
A iluminar y redimir la Tierra.

Sobre la hiel de los rencores viertes
Un bálsamo de amor y de piedad,
Última Diosa de las almas fuertes,
Humanidad.

El miope ser de corazón rastrero
Oponga saña y dolo al extranjero.
Patria, feroz y sanguinario mito,
Execro yo tu bárbara impiedad;
Yo salvo las fronteras, yo repito:
Humanidad.

UN ACCIDENTE

Abstraído, cabizbajo
Y con muchísima priesa,
Un jornalero regresa
De terminar su trabajo.

Mas con tan mala ventura
Cae de largo en la vía
Que la rueda del tranvía
Una pierna le fractura.

Causa un horror inaudito
La rotura de la pierna:
Una jamona muy tierna
Se desmaya dando un grito.

Aunque mucha gente acorre
A la dama del desmayo,
Es un viejo verde -un gallo-
Quien primero la socorre.

En su pecho la reclina,
Con un foulard la ventea,
Y a mansalva la tantea
Usando astucia felina.

En los brazos del vejete
Cobra el sentido la dama,
Abre los ojos y exclama
Con una voz de falsete:

– ¡Df! ¡Hay brutos imposibles!
– ¡Ir corriendo por el lodo!
– ¡Exponerse de ese modo
– Ante personas sensibles!

– Sólo sirven estas gentes
– De las clases inferiores
– Para causar sinsabores
– A las personas decentes.

GRAFITO

– Oh sociólogo profundo,
– Admiración del burgués,
– Tú que sabes lo insabible,
– Tú me vas a responder:
– ----------
– – ¿Por qué los unos ayunan
Y los otros comen bien?
¿Por qué a los unos el bodrio
Y a los otros el pastel?


EL ÚLTIMO GRITO

I

Peñascosas montañas escalamos
Y erguidos en el trono de la cima,
Miramos ondular a la distancia
Las mieses de la Tierra Prometida.

Mas no iremos ahí: minados fosos,
Muros y almenas de granito y hierro,
Innumerables huestes pretorianas,
El ímpetu detienen del guerrero.

Y ¡es fuerza abalanzarse a la conquista
Sin esperanza de alcanzar el triunfo!
Ahí nos llaman fraternales voces,
Ahí nos lleva generoso impulso.

¡Ay de nosotros, avanzadas tropas!
Nos cupo negro y desdichado lote:
Luchar en las guerrillas del combate,
Caer en las tinieblas de la noche.

¿Cuál es hoy el destino de los libres
En el revuelto batallar del mundo?
Colmar las anchas fauces del abismo,
Servir de puente al luchador futuro.

Sí, nos espera un Waterloo dantesco;
No ver la zanja, desplomarse al fondo,
Y entre el crujir de huesos y de carnes,
Sentir el pie de encabritados potros.

Felices los guerreros de mañana,
En campo abierto, al rayo de la aurora:
Ellos el día mirarán del triunfo
Y el himno entonarán de la victoria.

II

Mas veamos atrás… Rojizas charcas,
Las huellas son de impávidos guerreros
Que en la sombría noche del Pasado
Lucharon por nosotros y murieron.

Veamos y escuchemos: de las tumbas
Surge a los aires un perenne grito:
Es el hurra animoso de los muertos
A la indecisa tropa de los vivos.

Yo escucho el eco de pasados días,
Pido a mi ser arrolladoras fuerzas;
Y en un arranque de invencible rabia
Mi pequeñez maldigo y mi impotencia.

Que yo deseo suprimir distancias,
Dar voladoras plumas a los días,
Y en breve soplo trasladar los hombres
A la lejana Tierra Prometida.

Perdón, perdón, oh venideras razas,
Si mal soldado y labrador indigno,
No supe combatir en el combate,
Ni supe cultivar en el cultivo.

¡Bendito yo, si el rastro de mi sangre
Al indolente luchador anima!
¡Bendito yo, si el polvo de mis huesos
Hace en el campo germinar la espiga!

Futura Humanidad, yo te saludo;
Y al hundirme en la noche de la nada,
Arrojo a la región de las estrellas
Un grito de entusiasmo y esperanza.




_________________


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar Nov 03, 2015 5:19 pm

MINÚSCULAS ( Manuel González de Prada)

Cont.

RONDEL - ROMANCE

Oír me gusta un nó confuso y débil,

Cuando en tus ojos resplandece amor,

Irradia en tu semblante la sonrisa,

Y el bien que niegan balbucientes labios

Otorga silencioso corazón.


Cuando ceñuda y blandamente esquiva,

De mí te alejas con el pie veloz,

Mas ser cogida y subyugada quieres,

Oír me gusta un nó.


¡Cómo seducen goces y caricias

Entre fingidos odios y rigor!

Me place ver á la glacial palabra

Unirse tierna, apasionada acción :

Y al espirar tus besos en mi boca,

Oír me gusta un nó.


MAÑANA DE PRIMAVERA


No eres, oh Sol, el inconsciente globo

Perdido en la desierta inmensidad:

Tú encierras alma, corazón y vida,

Tus rayos son caricia paternal.


¡Cómo en el hondo de mi sér inflamas

La sed fecunda de vivir y amar!

¡Cómo fulminas en mi helada frente

Los besos de tu luz primaveral!


¿Cómo hacia tí me llamas, y me atraes

Con poderoso, irresistible imán!

¡Alas! que arder en mis arterias siento

El generoso impulso de volar.

¡Arriba, arriba, en incesante giro,

Sobre el nevado cráter del volcán,

Sobre las nubes, más allá del viento,

De Luna y de planetas más allá!


¡Por campos de luceros y de estrellas,

Por golfos de perenne claridad,

Por mares sin orillas y sin fondo,

Por la región del éter inmortal!


Yo quiero á tí lanzarme, y en tus brazos

Gemir, estremecerme y desmayar,

Oh gloria de la Tierra y de los cielos,

Oh padre de la vida universal.

Cont.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér Nov 04, 2015 5:25 pm

MINÚSCULAS ( Manuel González de Prada )

BALATA  ( De Heine)

Cuando me abraza enardecida y tierna,

Cuando mi pecho con su pecho toca,

Cierro sus ojos al besar su boca.


Al ver mi rara y pertinaz manía,

Ella ( mujer al fin y al fin amante)

Me acosa de preguntas, noche y día;

Me asedia sin cesar, á cada instante.


Yo no respondo nunca; mas (*) constante,

Por una idea singular ó loca,

Cierro sus ojos al besar su boca.

(*) Sin tilde en el original.


RONDEL


Acuérdate de mí, Gacela hermosa,

Cuando la luz espire en Occidente,

Cuando la tarde asome silenciosa,

Cuando en celaje de carmín y rosa

Levante el sol la coronada frente.


En las dolientes horas de la ausencia,

Cual yo me acuerdo sin cesar de tí,

Oh embriagadora Flor de mi existencia,

Acuérdate de mí.


Cuando descoja en el azul del cielo

La quieta noche su estrellado velo,

Oye la voz de lánguida ternura

Que hiende el aire murmurando así:

Luz de mis ojos, Reina de hermosura,

Acuérdate de mí.


TRIOLET

Para verme con los muertos,

Ya no voy al camposanto.

Busco plazas, no desiertos,

Para verme con los muertos.

¡Corazones hay tan yertos!

¡Almas hay que hieden tanto"

Para verme con los muertos,

Ya no voy al camposanto.


RISPETTO.

Era la noche : en lóbrega laguna

Agonizaba el resplandor de Sirio,

Mientras rayaba en el zenit la Luna,

Con la enfermiza palidez de un cirio.

Pensé mirar de lejos tu belleza,

Y suspiré de amor y de tristeza.

¿Por qué no respondiste a mi llamada,

en esa noche triste y desolada?

¿Por qué á brindarme amparo no viniste,

En esa noche desolada y triste?

Cont.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie Nov 06, 2015 12:39 am

¿Por qué diría antes que en Minúsculas había poesía amorosa y existencia, pero no social...?

MINÚSCULAS ( Manuel González de Prada)


RONDEL.

Humanidad, los odios y venganzas

En vano arrojan un clamor de guerra;

Que henchida de ilusiones y esperanzas,

Tú, por la ruina y el estrago, avanzas

A iluminar y redimir la Tierra.


Sobre la hiel de los rencores viertes

Un bálsamo de amor y de piedad,

Última Diosa de las almas fuertes,

Humanidad.


El miope ser de corazón rastrero

Oponga saña y dolo al extrangero(*).

Patria, feroz y sanguinario mito,

Execro yo tu bárbara impiedad;

Yo salvo las fronteras, yo repito:

Humanidad.


ROMANCE

No arrastres , oh poeta,

La púrpura de tu alma

En el lodo y las miserias

De las calles y las plazas:

No des tu noble corazón de pasto

Al insaciable pico de los grajos.


Respira el sano viento

De cimas invioladas,

Y en olímpico silencio,

Ve pasar á la distancia,

Como un torrente de ponzoña y fango,

El escuadrón siniestro de los malos.


Si al polvo de los hombres

Desciendes, si batallas,

Que tus versos sean golpes

De flamígeras espadas;

No hagas papel de justo y mercenario:

Lengua de apóstol, sangre de lacayo.


Cont.







_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie Nov 06, 2015 5:25 am

MINÚSCULAS ( Manuel González de Prada)

ESPENSERINA

¡Cómo rebosas de mi pecho, vibras

Y de entusiasmo juvenil te inflamas,

Oh Corazón! En tus ocultas fibras

Siento un volcán de inextinguibles llamas.

Tú que hoy suspiras, devaneas y amas,

Fuiste á mis ojos leño carcomido,

Pobre ciprés sin hojas y sin ramas.

Oh Corazón á delirar nacido,

No estabas muerto: estabas sólo adormecido.


A LA NATURALEZA

Al devorar la hiel de la tristeza,

Yo busco en tí dulzura y alegría,

Oh fuente de ilusión y poesía,

Oh próvida y feraz Naturaleza.


Luces sin mancha, en juvenil belleza,

Que tú no sufres la vejez sombría:

Eternas son tu pompa y lozanía,

Eternos tu poder y tu grandeza.


Á las auroras siguen las auroras,

Las noches á las noches: tú resistes

El destructor empuje de las horas.


¿Cuándo en estéril impotencia yaces?

Madre fecunda, sin nacer existes;

fénix divino, sin morir renaces.


RONDEL

No sé la dicha que persigo;

Mas corro lejos, adelante,

Mas voy cansado y palpitante

Luchando solo y sin tetigo.


¿Será la mano de un amigo?

¿Serán los besos de una amante?

No sé la dicha que persigo;

Mas corro lejos, adelante.


Por suelo estéril y enemigo,

Sin paz ni tregua de un instante,

Hastiado siempre y anhelante,

En duelo á muerte yo conmigo,

No sé la dicha que persigo.


RISPETTO.-

Tan vaporosa, en tanta gallardía,

Vas por la blanca estela del sendero,

Que un hijo de los aires cambiaría

Sus breves alas con tu pie ligero.

¡Feliz quién mira en tu menudo rastro

La orientadora claridad de un astro!

¡Quién cede humilde y con sus labios sella

El relumbrante polvo de tu huella!

¡Quién es vencido y ser hollado quiere!

¡Quién es hormiga y a tus plantas muere!


Cont.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie Nov 06, 2015 6:10 am

MINÚSCULAS ( Manuel González de Prada)

Cont.


SERENIDAD

Ni respuesta ni murmullo,

Á los tiros del malvado:

Marcha sereno, escudado

En el broquel del orgullo.


Siempre en le rostro del bueno(*)

Escupió la turba esclava:

El hombre tiene su baba,

Como el reptil su veneno.


Niega al ruin el torpe gozo

De arrancarte humilde queja:

Á cobardes almas deja

El lamento y el sollozo.


Muestra calma y alegría

En el dolor y la muerte:

Es del altivo y del fuerte

Sonreír en la agonía.

(*) Así en el original. Probable error tipográfico.


UN ECO DE AUSONIO

Eternamente vivamos

Como vivimos ahora:

Con las almas confundidas

En un éxtasis de gloria,

Enlacemos nuestros brazos

Y juntemos nuestras bocas.


Sin que pasen ilusiones,

Vengan y pasen las horas;

Y aunque el tiempo nos convierta

En mi sombra y en tu sombra,

Tú me veas siempre joven,

Yo te vea siempre hermosa.


RITMO SIN RIMA.

Feroces vándalos de Siria

El templo arrasan y el icono:

Sus dioses, el miedo, las sombras y la muerte;

Sus odios, el arte, la vida y el placer.


El trébol místico profana

Al mirto griego y al acanto,

La jónica gracia maldice de los hombres,

Y cubre al Eurotas el limo del Jordán.


¡Adiós, olímpicos festines!

¡Adiós, terrestres alegrías!

En danzas macabras, ululan y hormiguean

Selváticos brutos de rígida virtud.


Restaura, oh santo Paganismo,

Las secas fuentes de la vida;

Desciende á los hombres, oh espíritu fecundo

De Homero y Esquilo, de Fidias y Platón.


Resurja el ritmo de la forma,

Reviva el culto de lo bello:

No cunda en las venas la mística neuosis,

Ni atrofie las almas el tedio de vivir.


En ancha copa, devoremos

Las mieles ática del goce:

Nos dan a porfía, sus rosas los jardines,

Sus llamas los astros, sus besos la mujer.


Al muerto, sombras y reposo;

Al vivo, luces y combates.

Un ¡Gloria a la vida! retumbe por los mundos;

Alegres vivamos, en plétora de luz.


RONDEL

Oh mis Rondeles, emprended el vuelo:

Dejad la muda sombra de mi estancia;

Y palpitando en suave resonancia,

Pedid su rósea claridad al cielo,

Su voz al ave, al lirio su fragancia.


Huyendo de la pompa y la grandeza,

Sin mendigar aplausos ni laureles,

Llamad á la mansión de la tristeza,

Oh mis Rondeles.


¡Felices de vosotros, si mi Amada

Os da su noble pecho de morada,

Sin sueña con mi amor al repetiros,

Si al fiel reclamo de los versos fieles

Responde con la voz de los suspiros,

Oh mis rondeles!


Lo que es, estrictamente, el poemario MINÚSCULAS ha concluído con este Rondel. Nosotros hemos aprovechado durante la exposición de esta obra para hablar de las diferentes estructuras poéticas que en poemario aparecen. Un poemario con escaso contenido social , pero que nos amplifica la imagen de excepcional poeta , y comprometido, que Lluvia nos ha dejado tanto en Baladas Peruanas como en Libertarias.

El poemario lleva a modo de epílogo unas NOTAS que creo interesante exponer. Aprovecharé para hacerlo mañana.

La semana próxima pasaremos a otro autor..



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie Nov 06, 2015 5:07 pm

MINÚSCULAS ( Manuel González de Prada )

NOTAS.-

Inferior al clásico soneto, que bien merecería llamarse una lágrima cristalizada; á la octava real, que recuerda el plinto de una estatua griega; y al terceto, que parece un ejercito disciplinado y aguerrido; el Rondel francés no cede á la décima española, compite con la espenserina inglesa, y ocupa el mismo lugar que el rispetto de los italianos.

El Rondel ( comprendiendo en esta denominación el Triolet; el Rondeau y el Rondel propiamente dicho) se presta mucho á la expresión de sentimientos finos y delicados. La repetición de la glosa ¿nó figura como una armonía imitativa de las ideas y las impresiones, que se apoderan de nosotros, nos persiguen y nos obseden? Bien torneado, como antiguamente lo hicieron Froissart, Charles d¨Orléans; Marot, Voiture &, y como en nuestros días lo han hecho Théodore de Banville; Catulle Mendès y Maurice Rollinat, el Rondel tiene muchas semejanzas con los nocturnos insectos enganchados al coche de cáscara de nuez en que la Reina Mab sale a recorrer el espacio y llenar de fantásticas visiones el cerebro de los hombres.

Al querer vulgarizar en castellano el Rondeau, hemos ensayado algunas modificaciones : - que el número de rimas no se limite á dos; y que el refrán ó bordoncillo conste de siete o cinco sílabas y aconsonante con los versos. En el Rodel á la Charles D´Orléans, lo misma que en la Balata, el Estornelo, el Rispetto y el Pántum, no intentamos ninguna modificación. Nada innovamos tampoco en la Espenserina, cultivada ya por un amigo nuestro.

Hemos excluído los endecasílabos acentuados en la tercera: quedan seis en la página 17, uno en la 11. Por mucho que diga Sinibaldo de Mas, tal vez no carecía de razón Luzán al tachar de duro este verso: "En sus cándidos pechos le adormece".

Dejando la lectura de Pope, Shelley, Byron ó de otro buen poeta inglés, resalta más la disonancia de nuestros endecasílabos acentuados en la tercera. Quizá estos versos tengan la suerte que los del acento en la séptima: formar un grupo distinto y servir en composiciones monorrítmicas. Un poeta colombiano, José E. Caro, trató de eliminarlos y dar al endecasílabo más perfección en el ritmo.

De los octosílabos, hemos excluído(*) tanto los acentuados en segunda, quinta y séptima, como en segunda y séptima solamente.

Hemos ensayado algunos nonasílabos , ya en composiciones monorrítmicas, ya combinados con los de once ó trece sílabas, prefiriendo los acentuados en segunda, cuarta y octava.

(*) Así en el original.

FIN DE MINÚSCULAS.



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23061
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Lluvia Abril el Dom Nov 08, 2015 5:31 pm

FRANCISCO GAVIDIA

Fuente
Extraído de www.mcnbiografías.com



Gavidia, Francisco (ca. 1863-1955).

Poeta, narrador, ensayista, dramaturgo, historiador, filósofo, musicólogo, orador, pedagogo, politólogo, crítico literario y traductor salvadoreño, nacido en San Miguel el 29 de diciembre de 1863 (aunque algunos de sus biógrafos retrasan esta fecha hasta 1865), y fallecido en San Salvador el 24 de septiembre de 1955. Al margen de la calidad contrastada de su producción literaria, por la amplitud de todos sus saberes humanísticos está considerado como el gran patriarca de las Letras salvadoreñas, y como una de la grandes figuras de la cultura universal. Al mismo tiempo, constituye uno de los modelos más representativos del progreso autodidacto, pues desde su propio esfuerzo, sin innegables dotes intelectuales y su voraz deseo de aprender consiguió atesorar un bagaje enciclopédico que abarca prácticamente todas disciplinas del saber humanístico.

Por lo demás, su presencia en la Historia de la Literatura Universal no se debe tan sólo a su propia creación literaria, ya que desempeñó un papel fundamental en la evolución de la poesía hispanoamericana de finales del siglo XIX, al convertirse desde muy pronto en uno de los principales renovadores de las técnicas, el estilo y la métrica de la lírica escrita en lengua castellana. Tanto es así, que su conocimiento y asimilación de las nuevas tendencias poéticas procedentes de Europa (en especial, de Francia) influyó decisivamente en la progresión estilística de su gran amigo el poeta nicaragüense Rubén Darío, máximo baluarte del modernismo literario hispanoamericano. En efecto, cuando ambos poetas eran apenas unos adolescentes deslumbrados por cualquier noticia cultural procedente de Europa, Gavidia animó con entusiasmo a su gran amigo Rubén para que empezase a cultivar el verso alejandrino (tan en boga, entonces, en la Francia de los poetas parnasianos y simbolistas), adopción métrica que constituye una de las piedras sillares del posterior quehacer modernista del universal vate nicaragüense.

Anclado, en sus primeros versos juveniles, a ese romanticismo tardío que aún coleaba en tierras hispanoamericanas, Francisco Gavidia se aficionó a la lectura de los poetas franceses contemporáneos (a algunos de los cuales traduciría posteriormente al castellano) y descubrió la grandeza de la obra de Víctor Hugo, lo que le permitió adaptar su oído lírico a las formas métricas más características de la lírica gala. Así, puede afirmarse que Gavidia fue el auténtico precursor del modernismo en Centroamérica, pues en su temprano poemario Versos (1884) ya se sirve de algunas de las principales características léxicas, rítmicas y métricas que, poco tiempo después, habría de codificar y consagrar magistralmente el susodicho Darío.

Posteriormente (y debido, en parte, a su longeva existencia), Francisco Gavidia fue evolucionando en la particular modulación de su propia voz poética, hasta llegar al cultivo de una reflexión conceptual que alcanza su máximo esplendor en el poemario titulado Sóteer o Tierra de preseas (1949), un moderno canto épico que, en buena medida, constituye su obra maestra y su gran legado literario. Pero entre aquella etapa romántica inicial y esta honda introspección lírica de su edad provecta cabe una copiosa producción creativa y ensayística que pasó por muy diversas etapas y se contagió de múltiples tendencias estéticas.

En efecto, también en su condición de dramaturgo supo Gavidia evolucionar desde un romanticismo tardío (o un atisbo premodernista) presente en dramas como Júpiter (1885) o Ursino (1889), hasta una épica conceptual manifiesta en el poema dramático titulado La princesa Catalá (1944). En media, quedan algunas obras teatrales tan diferentes entre sí como Conde de San Salvador o El Dios de las Cosas (1901), Lucía Lasso o Los piratas (1914), La torre de marfil (1920) o Héspero (1931).

Como precursor de nuevas estéticas literarias, Francisco Gavidia no se limitó a sus valiosas aportaciones en los géneros poético y dramático, ya que también desde el terreno de la narrativa breve propugnó una recreación de los espacios y personajes legendarios precolombinos y coloniales, en un claro anticipo de la posterior literatura indigenista que habría de triunfar en todos los países hispanoamericanos. Este decidido aliento innovador le impulsó, en fin, a proponer la adopción de un lenguaje universal inventado por él mismo, el "Idioma Salvador", del que se llegó a servir para publicar algunos números de su famosa revista Kosmos, una publicación prestigiada por su enorme difusión internacional. Asimismo, utilizó este lenguaje propio para componer su célebre poema titulado "Los aeronautas", o "Poema en Hexámetros a la Gloria Latinoamericana de Santos Dumont". Esta composición, de nítida inspiración prefuturista, está dedicada -como reza su subtítulo- al ingeniero y piloto de aviones brasileño Santos Dumont, considerado por aquellos años como "El Padre de la Aviación", por sus hazañas realizadas a los mandos de globos dirigibles y de las primeras aeronaves.

Al margen de las obras citadas, Francisco Gavidia publicó decenas de títulos sobre las más diversas materias. Entre ellos, resulta obligado recordar el ensayo filosófico Estudio y resumen del "Discurso sobre el método", de Descartes (1901); el ensayo crítico-literario Tradiciones (1901), centrado en la obra homónima del escritor peruano Ricardo Palma (1901); el ensayo histórico titulado 1814 (1905); el volumen de poemas líricos familiares publicado bajo el epígrafe de El libro de los azahares (1913), donde aparecía su famoso poema patriótico "Canto a Centroamérica"; el primer tomo de la recopilación de sus escritos, titulado Obras (1913); el tratado Historia moderna de El Salvador (publicado en dos tomos, en 1917 y 1918); el estudio de crítica musical titulado El cancionero del siglo XIX (1929-1930), constituido por una recopilación de sus traducciones de algunos fragmentos de las más conocidas óperas decimonónicas escritas en francés, inglés, alemán e italiano; la recopilación de relatos breves Cuentos y narraciones (1931); la recopilación de sus Discursos, estudios y conferencias (1941); y la narración en verso Cuento de marinos (1947). En 1974 y 1976 aparecieron, respectivamente, los tomos primero y segundo de sus Obras completas, en los que está recogida toda su producción poética, mientras que la recopilación de su quehacer dramático, publicada por el perspicaz crítico salvadoreño Carlos Cañas-Dinarte, vio la luz en 1999 bajo el título genérico de Teatro.

La presencia de Francisco Gavidia en el panorama socio-cultural salvadoreño de finales del siglo XIX constituye uno de los mejores exponentes del intelectual hispanoamericano comprometido con el desarrollo institucional de su país. En el terreno político, fue el fundador del Partido Parlamentarista (1895); y en el campo estrictamente cultural, fundó la revista Los andes (1904), y fue miembro -y, posteriormente, director- de la Academia Salvadoreña de la Lengua, de la Academia Salvadoreña de la Historia, y del Ateneo de El Salvador. Asimismo, fue director de Educación Pública Primaria (1896), ministro de Instrucción Pública (1898), director de la Biblioteca Nacional (1906-1919), catedrático del Instituto Nacional y de la Universidad de El Salvador, que en 1941 le otorgó el grado de "Doctor Honoris Causa". Entre otros muchos premios y honores con que fue reconocida su labor pública, literaria e intelectual, fue oficialmente homenajeado en 1912 y en 1919 por el Poder Ejecutivo de El Salvador, y en 1933 fue declarado "salvadoreño meritísimo" por parte de la Asamblea Nacional. Finalmente, en 1939 recibió el reconocimiento unánime de sus paisanos, quienes le coronaron como poeta en el teatro principal de San Miguel, emblemático edificio que, a partir de entonces, lleva el nombre del homenajeado escritor.


_________________


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom Nov 08, 2015 5:48 pm

Bien, amiga mía. Lo leeré más despacio ya que es más completa que la que yo había leído. Besos.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23061
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Lluvia Abril el Lun Nov 09, 2015 3:59 pm

Oda A Centroamérica
de Francisco Antonio Gavidia


Centro América duerme
silenciosa e inerme.
El sueño del olvido de los mundos:
Sus pueblos son estériles llanuras,
zarzales infecundos.
Temerosas y agrestes espesuras
que hincha de negra savia el egoísmo
por esta selva lúgubre y sombría,
su horrible paso en las tinieblas guía
leñador infernal, el despotismo.
Ved el cuadro, que aviva
en la conciencia pública extenuada
el rayo de una lumbre fugitiva;
Ved extender la Historia
su acusador legajo
¿Qué veis? El crimen coronado arriba.
¿Qué veis? El crimen inconsciente, abajo.
Los tiranos, la plebe,
todos, los oprimidos, los que oprimen,
todo pasa y se mueve
en un sudario fúnebre de nieve
que de gotas de sangre siembra el crimen.
¡Oh, Patria! ¡Oh, Centro América!
Necesitáis con vuestras propias manos
levantar vuestra lápida mortuoria
que gravita en la tierra como un monte
e interrogar después el horizonte
para encontrar el rumbo de la gloria.
No: no habían pensado
Los PRÓCERES augustos,
cuando hace medio siglo proclamaban
tu santa libertad y tu grandeza
en el noble estandarte desgarrado
ni en el pueblo cobarde y maniatado
sobre cuya cabeza
su huella sepulcral dejará un día
como estampa de sangre
el pie de la cobarde tiranía
No; la vehemencia que cual fuego abraza,
la indignación terrífica y solemne;
La sagrada iracundia
con la que anatematiza y amenaza
la palabra de truenos de Barrundia.
La calma pensativa
con que en la soledad de la noche
cuando alzan los espíritus el vuelo
y los perfumes suéltanse del broche
y el pensamiento se encamina al cielo;
Cuando tiende profunda sobre el orbe
la sombra, como trémulo palacio
su triste inmensidad de terciopelo;
Cuando, ¡oh natura!, tu suspiro exhalas
y los ámbitos cruzan del espacio
misteriosos enjambres
de almas errantes de impalpables alas;
La calma pensativa, inmensa lucha,
del genio soberano,
con que el gran Valle en el silencio escucha
Misterioso y profundo.
Inclinado a las simas de la ciencia;
Cual forja el porvenir, la Providencia,
para este corazón del Nuevo Mundo;
La fuerza poderosa con que escruta
el espíritu inmenso de Delgado
del corazón la misteriosa ruta,
cuando extiende la diestra
sobre el pueblo a sus pies arrodillado
que espera sus palabras para erguirse
y lanzarse al fragor de la palestra;
La espada, luminosa cual la idea
con que Francisco Morazán, sondea
donde su rayo el patriotismo fragua,
Para escalar las escarpadas cumbres
en que el laurel florece de la gloria
y llevar por la mano a la victoria
el furor a las bravas muchedumbres;
Las épicas y ardientes aventuras,
con que un día el coloso,
Gloria de El Salvador, hijo de Honduras,
Padre de Centro América glorioso;
Ensordeció los ámbitos del Istmo,
surgiendo, como un león, con la bandera
del derecho, trasunto de Mavorte;
Con sus huestes ardientes y bravías,
luminosa cohorte,
detrás de esas azules serranías
en que flotan las nieblas, hacia el norte;
El que sembró llanuras y montañas
con victorias y hazañas,
dando asunto a las rústicas familias
para animar de noche sus vigilias
con el nombre del héroe en las cabañas;
Toda esa fulgurante llamarada
que cual gloriosa bruma
está flotando, oh Patria, en tu memoria,
los héroes de los triunfos de la espada,
los héroes del triunfo de la pluma,
que han tejido de triunfos nuestra historia;
Obra providencial, santo legado,
¡Oh! no eran para un pueblo esclavizado
sobre cuya cabeza
su huella sepulcral dejará un día
estampada con sangre
el pie de la cobarde tiranía.
¡Oh, centroamericanos,
despertad ya de la tremenda calma!
Y en vez del negro y gélido vacío
que lleváis del pecho,
poned en él un corazón y un alma
formados por la audacia y el derecho.
¡Oh, centroamericanos!
No acabará la esclavitud si pronto
no os tomáis de las manos
ni avanzáis en unión estrecha y fuerte,
poniendo un sólo pecho como hermanos;
A ver si hiere a un pueblo de esa suerte
el destino que forja los tiranos
o si ellos en la empresa hallan la muerte
sí, un pueblo yace en el tremendo sueño
del baldón y el olvido
en que se hunden lo oscuro y lo pequeño,
cuando el ánimo pobre y abatido
vive esperando con vigor escaso,
que le trae un camino
el ademán de loco del destino
o la brújula imbécil del acaso.
¡Oh, no esperéis que el dedo de la suerte
os marque el ignorado derrotero,
mientras dormís en estupor inerte
y al borde del abismo traicionero.
El porvenir no llega, inesperado,
advenedizo sin misión ni nombre;
Llega porque es llamado;
Porque lo han engendrado
el valor y el espíritu del hombre
y porque el hombre mismo lo ha creado.
No es hijo el porvenir de la fortuna
ni es el azar el padre de la gloria,
ni va sin ley y sin conciencia alguna
sin fe e inteligencia,
trazando los caminos de la historia
la mano de la oculta Providencia.
¡Oh! No habrían los mares
desvelado su seno
que un nuevo mundo encierra,
si el genio no venciera los azares
con que la chusma pálida se aterra,
para transfigurarse en el océano.
Al gritar ¡tierra! Al completar el viaje,
ante el mar y las brumas y el misterio,
como si un Dios al extender la mano
engendrase en la sombra un hemisferio.
Los pueblos cuyo espíritu desmaya,
al azar confiados
que con ellos navega,
abandonados a la fuerza ciega
nunca alcanzaron a ganar la playa;
Sin fe, sin guía, sin razón, ni tino,
jamás se salva el pueblo que se entrega
solo a las tempestades del destino.
No es sociedad la turba que amalgama
el azar, y en que el pálido egoísmo
su simiente derrama
preparando la siembra de tinieblas
que ha de segar después el despotismo.
Ved lo que os pide el porvenir: un lazo;
Unir el brazo, unir los corazones,
una gran sociedad, un gran abrazo
que una los corazones y una el brazo;
Así la tiranía que envenena
no hallará sin ligar los eslabones
ni romperá jamás esa cadena.
¡Oh, minorías cultas, indolentes!
¡Minorías! La gloria será vuestra,
cuando inclinándoos sobre el pueblo rudo,
tendiéndole la diestra,
hagáis del pueblo indestructible nudo
y halle en la unión impenetrable escudo
la corrupción irónica y siniestra.
¡Un alma para el pueblo!
Ved lo que os pide el porvenir: un lazo
que estreche los espíritus y el brazo
y que os sostenga al ir hacia delante:
La democracia, formidable atlante,
invencible coloso,
vendrá, cuando en trabajo luminoso
concentréis el espíritu que flota,
como una fuerza cósmica gigante,
en la dispersa muchedumbre ignota.
Y un día el porvenir que hoy os aterra,
¡Oh, centroamericanos!
Vendrá a poner su antorcha en vuestras manos,
a la faz de los pueblos de la tierra…
Así el ardiente Izalco un tiempo era
un declive sin faldas ni estatura
donde al sol dormitaba la palmera
abanico oriental de la llanura.
Una noche, el espíritu del mundo,
concentrando su fuerza poderosa,
sacó de las entrañas de la tierra
una cima espantosa
que arrojó de su cráter iracundo,
por sobre de las cimas de la sierra,
un torrente de luz que alumbró el mundo.
Ahora el navegante
que el ardor de los trópicos agosta
cuando en la noche espléndida y desierta
al fulgor del Océano, vacilante,
con rendida mirada
busca los arrecifes de la costa.
Ve, cual mito de una hórrida odisea;
Cual si agitasen con terrible aliento
los titanes del Istmo
las flamígeras crenchas de una tea
surgiendo de las sombras del abismo,
cortando enhiesto al horizonte el rumbo,
que tuercen a su vez los huracanes,
y ensordeciendo al mar con su retumbo,
cual titán vencedor de los titanes;
Al Izalco terrífico,
monologando en sus tormentas bravas
en las tinieblas de la noche a solas,
titánico y magnífico,
bañado en el torrente de sus lavas,
y alumbrando, el aplauso de las olas,
las soledades de agua del Pacífico.


_________________


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun Nov 09, 2015 5:24 pm

LA CALLE ( FRANCISCO GAVIDIA )

¡Aborreced la suerte, cuya mano

Le premia su egoísmo al opulento

Y le allana la senda al miserable,

Y lleva a los altares al perverso!

¡Aborreced la suerte que levanta

Una muralla al paso de los buenos,

Y abre una sima a la virtud y ahoga

El corazón más noble entre sus dedos!


La calle es la morada del mendigo.

La indiferencia la cubrió de hielo.

Y en ella, al sol, al aire y al espacio,

El mendigo es su libre prisionero;

Con la ciudad por cárcel, se detiene,

A las puertas, no más: no pasa dentro!

Es cojo; tiene grillos a las plantas.

Es manco; sus esposas son de hierro.

Es sordo; ni él se escucha; está murado.

Es mudo; tiene una mordaza. Es ciego;

Está preso en la tumba.


- - - - - - - - - - - - - - - La miseria

He allí el invisible carcelero.


¿Quién dice que la suerte -¡oh tú que pasas

Cerca de esos harapos y sin verlos!-

Quién dice que en los hombros, algún día

No te puede poner la mano, y luego,

Llevándote a la puerta, al sol, al aire,

Entregarte a las calles prisionero?

¿Volviste, pues, la vista al desgraciado?

¿Quién la volverá a ti, si no la has vuelto?

¿Alargaste la mano al desvalido?

¿Quién te la ha de alargar, si no lo has hecho?

¿Apagaste su sed? ¿Saciaste su hambre?

¿Diste una cama al doblegado al sueño?

No diste agua, ni pan, ni diste cama:

¡Ve soñoliento, pues, sediento, hambriento!


¡Ah! Muchas veces, quien negó un bocado,

Vio a su mesa doblársele el sustento;

Quien negó una limosna, vio doblarse

La plata en la arca, el grano en el granero;

Quien negó un lecho, descansó tranquilo

Hasta muy tarde, abandonado al sueño.


¡Alza, que llega el día! ...

- - - - - - - - - - - - el de la muerte...

¿Quién no la vio llegar sobrado presto?

¿Y entonces quién no pide una limosna?

¿Quién, Señor, ante ti, no es pordiosero!



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie Nov 13, 2015 5:04 pm

Vamos a continuar con los modernistas hispanoamericanos relacionados, de una u otra forma, con la POESÍA SOCIAL, en su más amplio concepto: COMPROMISO CON EL SER HUMANO.

JULIÁN DEL CASAL ( La Habana 7/11/1863 - 21/10/1893) . La Biografía corresponde a Lluvia que la expondrá en cuanto pueda. Llama la atención su corta vida. Su producción poética , por tanto, no es muy exhaustiva. Pero sí muy interesante y representativa del MODERNISMO hispanohablante.

Sus obras fundamentales

- HOJAS AL VIENTO.

- NIEVE

- BUSTOS Y RIMAS.

Expondremos unos poemas representativos del autor. El primero, además, da idea de ese compromiso humano que hemos mencionado por activa y pasiva.


A LOS ESTUDIANTES

Víctimas de cruenta alevosía,

Doblasteis en la tierra vuestras frentes,

Como en los campos llenos de simientes

Palmas que troncha tempestad bravía.


Aún vagan en la atmósfera sombría

Vuestros últimos gritos inocentes,

Mezclados a los golpes estridentes

Del látigo que suena todavía.


¡Dormid en paz los sueños postrimeros

En el seno profundo de la nada,

Que nadie ha de venir a perturbaros;


Los que ayer no supieron defenderos

Sólo pueden, con alma resignada,

Soportar la vergüenza de lloraros!


Cont.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23061
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Lluvia Abril el Vie Nov 13, 2015 8:41 pm

Gracias,  Pascual

Biografía de Julián del Casal



Julián del Casal. (La Habana, 7 de noviembre de 1863 - 21 de octubre de 1893). Intelectual, poeta y periodista cubano, fue una de las grandes voces de la poesía cubana del siglo XIX. Considerado como el "poeta infortunado"[1], Casal fue uno de los iniciadores del modernismo hispanoamericano de conjunto con Manuel Gutiérrez Nájera y José Asunción Silva. SU obra estuvo influenciada por la literatura francesa finisecular. Fue fiel colaborador de importantes publicaciones cubanas y extranjeras.
Sobre él, el también poeta y Apóstol de la independencia de Cuba, José Martí, expresó en un artículo en el periódico Patria en 1893 que:
“Por toda nuestra América era Julián del Casal muy conocido y amado, y ya se oirán los elogios y las tristezas. Es como una familia en América esta generación literaria, que principió por el rebusco imitado, y está ya en la elegancia suelta y concisa, y en la expresión artística y sincera, breve y tallada, del sentimiento personal y del juicio criollo y directo. El verso, para estos trabajadores, ha de ir sonando y volando. El verso, hijo de la emoción, ha de ser fino y profundo, como una nota de arpa. No se ha de decir lo raro, sino el instante raro de emoción noble y graciosa. Y ese verso, con aplauso y cariño de los americanos, era el que trabajaba Julián del Casal.

Síntesis biográfica

Nació el 7 de noviembre de 1863 en La Habana, hijo de Julián del Casal y Ugareda, natural de Vizcaya, y María del Carmen de la Lastra y Owens, natural de Artemisa. Fue bautizado el 23 de diciembre en la Iglesia del Ángel. Pasó su niñez en La Habana, en la casa de la calle Cuba No. 4. En 1868 falleció su madre. Cursó estudios en el Real Colegio de Belén, donde ingresó en 1870 donde pronto mostró su vocación rebelde y de escritor. En 1879 se graduó de bachiller. Publicó su primer poema conocido en un semanario de arte, ciencia y literatura llamado El Ensayo,  en el número editado el 13 de febrero de 1881. Ese mismo año empieza a trabajar en el Ministerio de Hacienda como escribiente; inicia también sus primeras publicaciones e ingresa en la Universidad de la Habana para seguir estudios de derecho que luego abandona, en los años que siguen comienza a colaborar, aunque de modo irregular, con diferentes órganos de prensa. en publicaciones prestigiosas como en La Habana Elegante, El Fígaro, La Habana Literaria. Fundó con varios compañeros el periódico clandestino y manuscrito El Estudio, en el que publicó sus primeros versos.
En 1885 queda huérfano tras la muerte de su padre, ya que su madre había fallecido cuando solo tenía cinco años. En ese mismo año comienza su colaboración con la publicación La Habana Elegante en el número correspondiente al 19 de abril. Durante una visita al Nuevo Liceo, gracias a su amistad con Nicolás Azcárate, conoció a Ramón Meza y se puso en contacto con los principales autores extranjeros del momento. El 25 de marzo de1888 comienza a publicar en "La Habana Elegante" los artículos sobre «La sociedad de La Habana», bajo el seudónimo de Conde de Camors. y poco después regresó a La Habana en precaria situación económica. Comenzó a trabajar en La Discusión como corrector de pruebas y periodista. Por esos días estrechó relaciones con la familia Borrero, especialmente con Juana Borrero, también poetisa, con la cual tendría una especial relación de amistad.
En noviembre de 1888 emprendió un viaje a Europa con la pretensión de visitar París. Estuvo en Madrid, donde trabó amistad con Salvador Rueda y con Francisco Asís de Icaza y finalmente regresó a Cuba en precaria situación económica. Ya en el país Aniceto Valdivia lo puso en contacto con la literatura francesa finisecular, que tanta influencia tuvo en su obra.
Publicó en La Habana Elegante su primer trabajo en prosa sobre el poeta Manuel Reina y en 1890 su primer volumen de poemas con el título de Hojas al viento. En 1892 apareció el segundo: Nieve.
En 1891 había llegado Rubén Darío a La Habana, con quien Casal entabló amistad. El primero le dedicó a éste El clavicordio de la abuela; Casal, por su parte, había conseguido ese mismo año que en La Caricatura apareciera el poema de Darío La negra Dominga; también publicó en La Habana Elegante un artículo sobre su amigo el 5 de enero de 1893.
El 21 de octubre de ese mismo año dejó en la redacción una parte de las pruebas corregidas de su libro Bustos y Rimas, así como un suelto sobre el libro de Lola Rodríguez Tió, titulado Mi libro de Cuba.
En 1891 publica su segundo libro: "Nieve" y conoce al poeta nicaragüense Rubén Darío quien se encontraba de visita en La Habana y con quien forja una gran amistad. Sobre la impresión causada en Casal tras conocer a Darío fue narra Raoul Cay, redactor de El Fígaro, quien asistió al banquete de bienvenida ofrecido a Darío:
Casal apenas almorzó, la admiración que siente por Rubén y el regocijo de tenerlo cerca, quitaron el apetito al sombrío poeta de Nieve.
En vida nunca pasó de ser un modesto escribiente de la Intendencia General de Hacienda, puesto este que perdió al publicar un artículo alusivo al Capitán General, y un talentoso redactor de prensa y colaborador de revistas culturales.
Fue redactor del semanario La Familia Cristiana (1891-1892). Colaboró en La Habana Elegante, donde publicó una serie de artículos titulada «La sociedad de la Habana» (el primero de ellos, sobre el Capitán General Sabás Marín y su familia, le costó su puesto en la Intendencia General de Hacienda), El Fígaro, La Habana Literaria, El Hogar, El País, La Caricatura, Diario de la Familia, Ecos de las Damas, La Lucha, El Pueblo, El Triunfo, La Unión Constitucional.
El 21 de octubre de 1893 acude, en horas de la tarde, a la redacción de La Habana Elegante. Escribe un suelto que titula «Mi libro de Cuba» y que trata del texto de Lola Rodríguez de Tió. Luego acude a cenar a casa del Dr. Lucas de los Santos Lamadrid en Prado 111. De sobremesa, cuando uno de los presentes hace un chiste, Casal lanza una carcajada; le sobreviene una hemorragia y muere de la rotura de un neurisma. Días antes, en una carta a su amigo Rubén Darío, había confesado que presentía el advenimiento de su muerte:
Si ha caído en tus manos, por casualidad, algún periódico cubano de estos últimos tiempos, te habrás enterado de que me encuentro muy enfermo, tan enfermo que, desde julio a la fecha, he recibido dos veces los santos sacramentos.

Ahora estoy mejor, pero sin esperanzas de curación, porque ningún médico conoce mi enfermedad. Todos aseguran (me han visto los mejores de aquí, donde los hay muy buenos) que es un mal oscuro y misterioso, desconocido por ellos... Te escribo estos renglones para demostrarte que, aun al borde de la tumba, a donde pronto me iré a dormir, te quiero y te admiro cada día más. Yo he sabido de ti por Gómez Carrillo, que me anunció tu llegada a París y tu marcha a Buenos Aires. Dentro de poco, quizás antes de que me muera, podré leer el libro que debes estar imprimiendo a estas horas. La Habana Elegante me está editando uno, pero que no tiene ningún valor. Yo te lo mandaré, o te lo mandarán.
Fragmento de la carta de Julián del Casal a Rubén Darío, 7 de febrero de 1893

Muerte

Falleció a los 29 años de edad, encontrándose en una cena en casa de Don Lucas de los Santos Lamadrid, una familia amiga, cuando uno de los presentes, realizó un chiste y un ataque de risa le provoca la mortal rotura de un neurisma.

Obras fundamentales

Hojas al Viento
Nieve
Bustos y Rimas

Publicaciones en las que trabajó

La Discusión

La Familia Cristiana


Publicaciones en las que colaboró

           El Ensayo
La Habana Elegante
El Fígaro
La Habana Literaria
El Hogar
El Pueblo
El Triunfo
La Unión Constitucional
El País
La Caricatura
Diario de la Familia
Ecos de las Damas
La Lucha


_________________


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23061
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Lluvia Abril el Vie Nov 13, 2015 8:58 pm

A UN DICTADOR

Noble y altivo, generoso y bueno
Apareciste en tu nativa tierra,
Como sobre la nieve de alta sierra
De claro día el resplandor sereno.

Torpe ambición emponzoñó tu seno
Y, en el bridón siniestro de la guerra,
Trocaste el suelo que tu polvo encierra
En abismo de llanto, sangre y cieno.

Mas si hoy execra tu memoria el hombre,
No del futuro en la extensión remota
Tus manes han de ser escarnecidos;

Porque tuviste, paladín sin nombre,
En la hora cruel de la derrota,
El supremo valor de los vencidos.


A UN HÉROE

Como galeón de izadas banderolas
Que arrastra de la mar por los eriales
Su vientre hinchado de oro y de corales,
Con rumbo hacia las playas españolas,

Y, al arrojar el áncora en las olas
Del puerto ansiado, ve plagas mortales
Despoblar los vetustos arrabales
Vacío el muelle y las orillas solas;

Así al tornar de costas extranjeras,
Cargado de magnánimas quimeras,
A enardecer tus compañeros bravos,

Hallas sólo que luchan sin decoro
Espíritus famélicos de oro
Imperando entre míseros esclavos.



_________________


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23061
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Lluvia Abril el Lun Nov 16, 2015 3:44 pm

BLANCO Y NEGRO


I
Sonrisas de las vírgenes difuntas
En ataúd de blanco terciopelo
Recamado de oro; manos juntas
Que os eleváis hacia el azul del cielo
Como lirios de carne; tocas blancas
De pálidas novicias absorbidas
Por ensueños celestiales; francas
Risas de niños rubios; despedidas
Que envían los ancianos moribundos
A los seres queridos; arreboles
De los finos celajes errabundos
Por las ondas del éter; tornasoles
Que ostentan en sus alas las palomas
Al volar hacia el Sol; verdes palmeras
De les desiertos africanos; gomas
Árabes en que duermen las quimeras;
Miradas de los pálidos dementes
Entre las flores del jardín; crespones
Con que se ocultan sus nevadas frentes
Las vírgenes; enjambres de ilusiones
Color de rosa que en su seno encierra
El alma que no hirió la desventura;
Arrebatadme al punto de la Tierra,
Que estoy enfermo y solo y fatigado
Y deseo volar hacia la altura,
Porque allí debe estar lo que yo he amado.
II
Oso hambriento que vas por las montañas
Alfombradas de témpanos de hielo,
Ansioso de saciarte en las entrañas
Del viajador; relámpago del cielo
Que amenazas la vida del proscrito
En medio de la mar; hidra de Lerna
Armada de cabezas; infinito
Furor del Dios que en líquida caverna
Un día habrá de devorarnos; hachas
Que segasteis los cuellos sonrosados
De las princesas inocentes; rachas
De vientos tempestuosos; afilados
Colmillos de las hienas escondidas
En las malezas; tenebrosos cuervos
Cernidos en los aires; homicidas
Balas que herís a los dormidos ciervos
A orillas de los lagos, pesadillas
Que pobláis el espíritu de espanto;
Fiebre que empalideces las mejillas
Y el cabello blanqueas; desencanto
Profundo de mi alma, despojada
Para siempre de humanas ambiciones;
Despedazad mi ser atormentado
Que cayó de las célicas regiones
Y devolvedme al seno de la nada...
¿Tampoco estará allí lo que yo he amado?


_________________


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun Nov 16, 2015 8:13 pm

JULIÁN DEL CASAL


TRAS UNA ENFERMEDAD

Ya la fiebre domada no consume

El ardor de la sangre de mis venas,

Ni el peso de sus cálidas cadenas

Mi cuerpo débil sobre el lecho entume.


Ahora que mi espíritu presume

Hallarse libre de mortales penas,

Y que podrá ascender por las serenas

Regiones de la luz y del perfume


Haz, ¡oh Dios!, que no vean ya mis ojos

La horrible Realidad que me contrista

Y que marche en la inmensa caravana,


O que la fiebre, con sus velos rojos,

Oculte para siempre ante mi vista

La desnudez de la miseria humana.


EL JOVEN GLADIADOR

El joven gladiador yace en la arena

Manchado por la sangre purpurina

Que arroja sin cesar la rota vena

De su robusto brazo. Entre neblina

Azafranada luce su armadura

Como si el sol, dejando sus regiones

Bajado hubiera al redondel. Oscura

La fosa está en que rugen los leones

Olfateando la carne. Aglomerada

Bulle entorno impaciente muchedumbre

Que tiene hacia el mancebo la mirada,

Y, de las gradas en la erguida cumbre,

Abierto el abanico entre las manos,

Ostentan su hermosura las patricias

A los ojos de amantes cortesanos.

Ávidos de gozar de sus caricias.

Sacudiendo el cansancio del vencido

- ¡Arriba, gladiador, una voz grita,

Que para ornar tus sienes han crecido

Los laureles del Arno(*) - ¡ Necesita

El pueblo, otra vez clama, que al combate

Tornes de nuevo y venzas al contrario!

- ¡Lidia y triunfa que, a más de tu rescate,

Dice el edil, cuan don extraordinario,

Pondremos en tus manos un tesoro

De sextercios! - Si vences todavía

En mi litera azul, bordada en oro,

Juntos iremos por La Sacra Vía,

Murmura una Hetaira. - ¡Y en mi lecho,

Perfumado de mirra, al punto exclama

Otra más bella, encima de tu pecho,

Extinguiré de mi pasión la llama

Que en lo interior del alma siento ahora,

Y, aprisionado por ardientes lazos,

Cuando aparezca la rosada aurora

Ebrio de amor te encontrarás en mis brazos.


Al escuchar las voces agitadas,

Levanta el gladiador la mustia frente,

Fija en la muchedumbre sus miradas,

Muéstrale una sonrisa indiferente

Y , desdeñando los placeres vanos

Que ofrecen a su alma entristecida,

Sepulta la cabeza entre las manos

Viendo correr la sangre de su herida.

( Y con este bello poema termina mi contribución -pequeña contribución- a Julián del Casal. Pero quería deciros que según lo pasaba se me venía a la memoria una de mis películas favoritas : ESPARTACO (1960), DE STANLEY KUBRIC.  Y según leía el poema me venían a la memoria las escenas terribles y memorables de cuando DRABA ( Woody Strode) tiene el tridente sobre el cuello de Espartaco ( Kirk Douglas) y en un gesto que dignifica y justifica la posterior rebelión de los esclavos se vuelve lanzando el tridente contra los patricios. También me ha hecho recordar la muerte de Antonino ( Tony Curtis) a mano de Espartaco para evitar la crucifixión de aquel. En fin una película impecable y un poema de un gran valor, escrito 70 años antes que el guión de la película).


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Mar Nov 17, 2015 4:28 am, editado 2 veces


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23061
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Lluvia Abril el Mar Nov 17, 2015 12:48 am

HORRIDUM SOMNIUM

Al señor don Raimundo Cabrera



¡Cuántas noches de insomnio pasadas
En la fría blancura del lecho,
Ya abrevado de angustia infinita,
Ya sumido en amargos recuerdos,
Perturbando la lóbrega calma
Difundida en mi espíritu enfermo,
Como errantes luciérnagas verdes
Del jardín en los lirios abiertos,
Ha venido a posarse en mi alma
Áureo enjambre de sacros ensueños!
Cual penetran los rayos de la luna,
Por la escala sonora del viento,
En el hosco negror del sepulcro
Donde yace amarillo esqueleto,
Tal desciende la dicha celeste,
En las alas de fúlgidos sueños,
Hasta el fondo glacial de mi alma
Cripta negra en que duerme el deseo.

Así he visto llegar a mis ojos
En la fría tiniebla entreabiertos,
Desde lóbregos mares de sombra
Alumbrados por rojos destellos,
A las castas bellezas marmóleas
Que, ceñidos de joyas los cuerpos
Y una flor elevada en las manos,
Colorea entre eriales roqueños
El divino Moreau; a las frías
Hermosuras de estériles senos
Que, cual flores del mal, han caído
De la vida al oscuro sendero;
A Anactoria, la amada doliente,
Emperlados de sangre los pechos
Y encendidos los ojos diabólicos
Por la fiebre de extraños deseos;
A María, la virgen hebrea,
Con sus tocas brillantes de duelo
Y su manto de estrellas de oro
Centelleando en sus largos cabellos;
A la mística Eloa, cruzadas
Ambas manos encima del pecho
Y tornados los húmedos ojos
Hacia el cálido horror del Infierno;
Y a Eleonora, la pálida novia,
Que, ahuyentando la sombra del cuervo,
Cicatriza mis rojas heridas
Con el frío mortal de sus besos.
Mas un día —¡oh, Rembrandt!, no ha trazado
Tu pincel otro cuadro más negro—
Agrupados en ronda dantesca
De la fiebre los rojos espectros,
Al rumo de canciones malditas
Arrojaron mi lánguido cuerpo
En el fondo de fétido foso
Donde ariados croajaban los cuervos.
Como eleva la púdica virgen
Al dejar los umbrales del templo,
La mantilla de negros encajes
Que cubría su rostro risueño,
Así entonces el astro nocturno,
Los celajes opacos rompiendo,
Ostentaba su disco de plata
En el negro azulado de cielo.
Y, al fulgor que esparcía en el aire,
Yo sentí deshacerse mis miembros,
Entre chorros de sangre violácea,
sobre capas humeantes de cieno,
En viscoso licor amarillo
Que goteaban mis lívidos huesos.
Alrededor de mis fríos depojos,
En el aire, zumbaban insectos
Que, ensanchados los húmedos vientres
Por la sangre absorbida de mi cuerpo,
Ya ascendían en rápido impulso
Ya embriagados caían al suelo.
De mi cráneo, que un globo formaba
Erizado de rojos cabellos,
Descendían al rostro deforme,
Saboreando el licor purulento,
Largas sierpes de piel solferina
Que llegaban al borde del pecho
Donde un cuervo de pico acerado
Implacable roíame el sexo.
Junto al foso, espectrales mendigos
Sumergidos los pies en el cieno
Y rasgadas las ropas mugrientas,
Contemplaban el largo tormento
Mientras grupos de impuras mujeres,
En unión de aterrados mancebos,
Retorcían los cuerpos lascivos
Exhalando alaridos siniestros.
Muchos días, llenando mi alma
De pavor y de frío y de miedo,
He mirado este fúnebre cuadro
Resurgir a mis ojos abiertos,
Y al pensar que no pude en la vida
Realizar mis felices anhelos,
Con los ojos preñados de lágrimas
Y el horror de la muerte en el pecho,
Ante el Dios de mi infancia pregunto:
—«Del enjambre incesante de ensueños
Que persiguen mi alma sombría
De la noche en el frío silencio,
¿Será sólo el ensueño pasado
el que logre palpar mi deseo
En la triste jornada terrestre?
¿Será el único ¡oh Dios! verdadero?»




_________________


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar Nov 17, 2015 6:45 pm

Quizá, por derecho propio, ahora le correspondería a una autora. Ocurre que la misma ya ha sido tratada ampliamente, desde el 31 de Mayo de 2013, por Maria Lua; Evangelina y Lluvia. Es posible que falte un pequeño comentario sobre la significación poética de la autora y cómo relacionarla con la Poesía social. Estoy hablando claro de SALOMÉ UREÑA DE HENRÍQUEZ, la poeta dominicana más internacional. Ese comentario, si Lluvia acepta el envite - cuando vea esto me mata- le correspondería a ella. Para conocer más de su poesía lo justo es remitir a quien desee saber al espacio abierto con su nombre en la sección Grandes escritores.

Gracias.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23061
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Lluvia Abril el Miér Nov 18, 2015 12:06 am

Ese comentario, si Lluvia acepta el envite - cuando vea esto me mata- le correspondería a ella. Para conocer más de su poesía lo justo es remitir a quien desee saber al espacio abierto con su nombre en la sección Grandes escritores.


Gracias por el regalo de la sonrisa que me dejas en tus palabras, y ahora te digo que sí, que cuando tenga un ratito te mato, ahora es que no me da tiempo. Recuérdamelo.
Bien, si me dejas un poquito de tiempo veré más a fondo. He pasado por el apartado de Salomé, y he visto muchos, muchísimos aportes.
Si me dejas ese tiempo, me lo pienso y no te mato.
Un beso y perdona, estoy un poco liada y acabo de venir.


_________________


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér Nov 18, 2015 12:44 am

Gracias, amiga mía. Te dejo todo el tiempo que precises.

Besos.

( Hay algunos autores dominicanos de la época. Yo los que he encontrado más relacionados con el tema que estamos tratando son

- SALOMÉ UREÑA  DE HENRÍQUEZ

- GASTÓN FERNANDO DELIGNE . No sé si este último está o no recogido en grandes  autores. Lo miraré y si no lo estuviera pondría un poco de su biografía y el poema OLOLOI. )


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Miér Nov 18, 2015 4:21 pm, editado 1 vez


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
cecilia gargantini
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25529
Fecha de inscripción : 26/04/2009
Edad : 63
Localización : buenos aires

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por cecilia gargantini el Miér Nov 18, 2015 6:51 am

Gracias, queridos Pascual y lluvia!!!!!!!!!!!!!!!!!Poesía social que ayuda a abrir conciencias, sobre todo en los momentos difíciles que hoy vive la humanidad.
Los quiero mucho y les mando miles de besitosssssssssss a cada uno
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér Nov 18, 2015 4:27 pm

OLOLOI


Yo, que conservo con vista anodina,

cual si fuesen pasajes de China...


tú, prudencia, que hablas muy quedo,

y te abstienes, zebrado (*) de miedo;

tú, pereza, que el alma te dejas

en un plato de chatas lentejas;

tú, apatía, rendida en tu empeño

por el mal africano del sueño;

y ¡oh tú, laxo no importa! que aspiras

sin vigor, y mirando, no miras...


Él, de un temple felino y zorruno,

halagüeño y feroz todo en uno;

por aquel y el de allá y otros modos,

se hizo dueño de todo y de todos.


Y redujo sus varias acciones

a una sola esencial: ¡violaciones!

Los preceptos del código citas,

y las layes sagradas no escritas,

la flor viva que el himen aureola

y el hogar y su honor...¿ qué no viola?


Y pregona su aullido inaudito,

que es mirar sus delitos, delito;

y que de ellos murmúrese (*) y hable,

es delito más grande y notable;

y prepara y acota y advierte,

para tales delitos, la muerte.


Adulado aquel ídolo falso,

¡qué de veces irguióse (*) el cadalso!

Y a nutrir su hemofagia larvada,

¡cuántas veces sinuó (*) la emboscada!


Ante el lago de sangre humeante

como ante una esperanza constante,

exclamaba la eterna justicia :

¡Ololoi! ¡Ololoi! (sea propicia)


Y la eterna Equidad, consternada,

ante el pliegue de alguna emboscada,

tras el golpe exclamaba y el ay :

¡Sea propicia! : ¡Ololoi! ¡Ololoi!...


Y clamando, clamaban no en vano.

Ya aquel pueblo detesta al tirano;

y por más que indicándole , actúe,

y por más que su estrella fluctúe,

augurando propincuos adioses,

no lo vio. ¡Lo impidieron los dioses!


Y pasó, que la sangre vertida

con baldón de la ley y la vida,

trasponiendo el cadalso vetusto,

¡se cuajó... se cuajó... se hizo un busto!


Y pasó que la ruín puñalada,

a traición o en la sombra vibrada,

con su mismo diabólico trazo

¡se alargó... se alargó...se hizo un brazo!

cuyo extremo, terrífico lanza

un gesto de muda venganza.


Y la ingente maldad vampirina

de aquella alma zorruna y felina,

de aquel hombre de sangre y pecado,

vióse dentro del tubo argenado

de una maza que gira y que ruge


¡y ha caído el coloso al empuje

de un minuto y dos onzas de plomo!


Los que odiais la opresión, ¡`ved ahí cómo!...

Si después no han de ver sus paisanos,

cual malaria de muertos pantanos,

otra peste brotar cual la suya,

¡Aleluya! ¡Aleluya! ¡Aleluya!


Si soltada la Fuerza cautiva,

ha de hacer que resurja y reviva

lo estancado, lo hundido, lo inerte

¡paz al muerte! ¡loor a la Muerte! (  GASTÓN FERNANDO DELIGNE. Poema OLOLOI, del libro  GALARIPSO, editado en 1908. ) Es decir, medio siglo antes de que se pueda identificar el movimiento de POESÍA SOCIAL  en ESPAÑA, el autor dominicano - hablaremos un poco de él- escribe este impresionante y bellísimo poema con todas las connotaciones que definen a la poesía social, que , en definitiva, es y pertenece a todos los tiempos  de la humanidad.


(*) Palabras tal como vienen escritas en el original.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23061
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Lluvia Abril el Jue Nov 19, 2015 4:12 pm

De nuevo, gracias, y sí, maravilloso poema de un autor que tampoco conocía.
Un beso,Pascual.


_________________


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie Nov 20, 2015 4:46 am

RESUMEN BIOGRÁFICO DE GASTÓN FERNANDO DELIGNE.- Nació en Santo Domingo el 23 de Octubre de 1861, de madre criolla, Ángela Figueroa, y padre francés, oficial de la marina, Alfred Jules Deligne; el cual murió de fiebres tifoideas siendo Gastón muy niño. Fue acogido por el Padre Billini, quien lo internó en el Colegio San Luís Gonzaga hasta que obtuvo el grado de Bachiller.

Trabajó como tenedor de libros durante 15 años. Debido a la crisis económica emigró a San Pedro de Macoris donde tras varios intentos infructuosos de hacerse comerciante volvió a ocupar un puesto de tenedor de libros, con un banquero que le protegió hasta su muerte.

Es considerado el más original de los poetas dominicanos, el de mayor hondura filosófica y existencial. Ofrece diversidad de temas: el amor, la mujer, la patria, las tragedias político - sociales... alcanzando cotas muy importantes en la valoración de su poesía, que se aparta del modernismo imperante para acercarse más al realismo clásico.

Se suicidó, agobiado por la lepra el 13 de enero de 1913.

SOLEDAD; GALARIPSOS y ROMANCES DE LA HISPANIA son sus obras poéticas fundamentales, recogidas como obra completa en SOLEDAD Y POEMAS DISPERSOS, 1996.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23061
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Lluvia Abril el Vie Nov 20, 2015 4:20 pm

LOS GALARIPSOS

En la liana vistosa y empinada
funden los galaripsos su esbelteza,
como una aspiración que se anonada
-temblando de pasión- en la belleza.

Tejiéndose al imán de sus amores,
su follaje nervioso, se estremece;
y presume quizás, al echar flores,
que es el árbol amado el que florece.

Teclado son de vientos vagarosos
y cual la mirra de sagrado rito
en espiral remóntanse, ganosos
de holgar entre el planeta y lo infinito.



INCENDIO

Dormida esta la ciudad,
bajo los limpios reflejos
de una luna sin mancilla
en un nacarado cielo.

Allá lejos zumba el mar;
acá suspira el misterio
y en las hebras de la luz
flota en su hamaca el silencio.

¡Qué de fantasmas de rosas,
en blando revoloteo
invaden calladamente
los cortinajes del lecho!

¡Qué tropel de diminutos
y ágiles duendes aéreos
se deslizan impalpables,
paz y calma repartiendo!

Todo, hasta el aire, es marasmo,
todo, hasta la luz, es sueño;
todo, hasta el duelo, es quimera:
¡Sólo el mal está despierto!

De cuya presencia adusta,
de cuyo empuje soberbio,
hablan, gritan las campanas
con vibrante clamoreo.

Y allá al lado del poniente,
entre oleadas de humo denso,
asoma el robusto monstruo
su roja cresta de fuego.

"Venid" parece que dice;
parece que clama: "os reto",
con su ruido de agua grande,
con sus crujidos siniestros.

¿Quién no lo vio...? Era uno solo,
y revistió en sus efectos,
los mil tonos, las mil formas,
de un espantable Proteo.

Como niño que en petardos
entretiene el raudo tiempo,
así niño en unas partes,
todo lo estallable uniendo,
estallaba en un volcán,
del raro volcán contento.

Enamorado, otras veces,
Del uno al contrario extremo
Iba hablando con su amada
a puras lenguas de fuego,
hasta perecer con ella
en blancas cenizas vuelto.

Ora bajando intranquilo,
ya presuroso subiendo,
ya contra el viento accionando
ya corriendo contra el viento;
escudriñando unas veces,
otras veces destruyendo;
dormido como un león,
en súbito apagamiento;
para surgir más robusto,
más voraz y más tremendo;
con profundidad de abismo,
con escalofrío de vértigo
era tristemente grande,
era noblemente tétrico
y hermoso terriblemente
¡aquel conflicto de incendio!

Pero más hermoso aún
el alcance del esfuerzo
que trajo el coloso a tierra,
junto a las ruinas deshecho.

Y más hermoso el que prueba
que Jesucristo no ha muerto;
que el mal sólo es transitorio,
que el bien es el solo eterno.

Porque ¿sabe acaso el ave,
después que el ciclón va lejos,
lo que la rama querida
y el dulce nido se hicieron?...

Lo sabe la caridad,
y es solamente por eso
que abre, mirando a las víctimas
¡su manto color de cielo!


_________________


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23061
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Lluvia Abril el Vie Nov 20, 2015 4:26 pm

Gastón Fenando Deligne


ANGUSTIAS
(Al poeta amigo, Arturo Pellerano Castro)


Su mano de mujer está grabada
hasta en el lazo azul de la cortina;
no hay jarrones de China,
pero es toda la estancia una monada.

Con un chico detalle,
gracia despliega y bienestar sin tasa,
a pesar de lo pobre de la casa
a pesar de lo triste de la calle.

Cuando el ardiente hogar chispas difunde,
cuando la plancha su trabajo empieza,
para cercar de lumbre su cabeza,
en sólo un haz se aduna
el brillo de dos luces soberanas;
un fragmento de sol, en las ventanas;
un destello de aurora, en una cuna!

¡Qué sima del ayer a lo presente!...
Allá, en retrospectivos horizontes,
la desgracia pasó sobre su frente,
cual una tempestad sobre los montes.

Era muy bella, ¡por extremo bella!;
y estuvo en su mirada
la candente centella
donde prendió su roja llamarada
la pira que más tarde la consume,
la que le hurtó, de tímida violeta
con el tierno matiz, todo el perfume.

Fue su triste caída,
lo mismo solitaria que completa;
y como en casos tales de amargura,
desde ella hasta Luzbel todo es lo mismo;
una vez desprendida de la altura,
cebó en ella sus garras el abismo.

Quedó al horror sumisa
con expresión que por tranquila, espanta;
apagada en los labios la sonrisa,
extinguida la nota en la garganta.

Flotó en la hirviente ola
con el raudo vaivén del torbellino,
y se encontró... sentada en el camino,
entristecida, macilenta, y sola!...

Pero así como planta que caída,
después que la desnuda
rama por rama la tormenta cruda;
a pesar de la fuerza que la azota,
de la raíz asida
queda, y más tiernos sus renuevos brota;
cuando estaba su oriente más distante,
y más desfallecida la materia;
brotó la salvación dulce y radiante
por donde entró señora la miseria.

Si es cierto que invisibles
pueblan los aires almas luminosas,
hubieron de acudir a aquel milagro,
como van a la luz las mariposas.

Así el suceso su mansión inunda
con tintes apacibles:
la gran madre fecunda,
naturaleza sabia y bienhechora,
miró piadosa su profunda pena,
palpó la enfermedad que la devora;
y en su amor infinito,
la puso frente a frente de una cuna;
a la vez que vocero del delito,
de calma y redención anunciadora!

¡Quién dirá lo que siente
al verse de la cuna frente a frente!...
Su corazón de madre se deslíe,
y al hijo que es su gloria y su embeleso,
le premia con un beso, si es que ríe;
le acalla, si es que llora, con un beso.

Al calor que la enciende
¡cuántas cosas le dice,
que el diminuto infante no comprende,
tan tiernas a la par como sencillas!...
Es un desbordamiento de ternuras,
sin valladares, límites, ni orillas!...

De pronto, en su alma sube
la hiel de sus pasadas desventuras;
y mientras surca y moja sus mejillas
llanto a la vez de dicha y desconsuelo,
cual si Dios la empujase desde el cielo,
¡cayó junto a la cuna de rodillas!

Y ante el espacio estrecho
que ocupa aquella cuna temblorosa,
como se abre el botón de un alba rosa,
la rosa del deber se abrió en su pecho!

¡Reída alborescencia
la que de Angustias el camino ensancha,
escrita en surcos de la urente plancha
y en serena quietud de la conciencia!

¿Hay algo oculto y serio
entre los pliegues de su afán constante?...
la vagarosa bruma de un misterio?...
La audaz de la vecina
que, cual prójima toda, es muy ladina,
quita al misterio la tupida venda,
desparrama la cosa
con todo este chispear de vivas ascuas:

-"El chiquitín, un sol; cerca las Pascuas;
y le trae preocupada y afanosa
el trajecito aquél que vio en la tienda".

Por eso, y así el Bóreas yazga inerme
o airado soplo con violento empuje,
Angustias canta, el pequeñuelo duerme,
la plancha suena, la madera cruje.


_________________


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24342
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie Nov 20, 2015 4:52 pm

Gracias, amiga mía : estaba "obtusamente atrancado". Es una suerte poder compartir contigo este espacio.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23061
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Lluvia Abril el Vie Nov 20, 2015 11:03 pm

Otro emblemático poema de Gastón Fernando Deligne donde se pone de manifiesto el patriotismo es “Arriba el Pabellón”, que constituye un canto a la bandera de su país y un homenaje al lienzo tricolor desde la primera hasta la última estrofa. El poema revela además los detalles observados por el autor en lo concerniente a la cotidianidad del pueblo llano y sencillo. “Enfilando pelotón/ de la guardia somnolienta/ al pie del asta presenta/ arbitraria formación”. “Y hechas a las dos auroras/ en que cielo y Patria están/ pasan de largo a su afán/ las gentes madrugadoras”. Los versos que forman la última estrofa de este poema han sido musicalizados y han recorrido cada rincón del país, y han llenado distintos escenarios de júbilo y de patriotismo en labios de estudiantes, docentes, intelectuales, patriotas, y de hombres, mujeres y niños sencillos del pueblo dominicano.




Arriba el Pabellón
(Acuarela)




¡Tercien armas!... ¡como quiera!
el acostumbrado estruendo
ello es que el sol va saliendo
y hay que enhestar la bandera.

Enfilando pelotón
de la guardia somnolienta
al pie del asta presenta
arbitraria formación.

Y hechas a las dos auroras
en que cielo y Patria están
pasan de largo a su afán
las gentes madrugadoras.

Ni ven el sol de la raza
cuyos colores lozanos
tremulan entre las manos
del ayudante de la plaza.

Ni del lienzo nacional
fijo ya a delgada driza
recuerda que simboliza
toda una historia inmortal.

Pues cada matiz encierra
lo que hicieron los mayores
por el bien y los honores
y el rescate de la tierra.

El rojo de su gloriosa
decisión dice al oído,
"Soy - dice - el laurel teñido
con su sangre generosa."

Es el azul de su anhelo
progresistas clara enseña
color con que el alma sueña
cuando sueña con el cielo.

El blanco póstumo amor
a sus entrañas se aferra
dar por corona a la guerra
el olivo al redentor.

Presenten armas!... Ya ondea
el Pabellón y se encumbra
bajo el sol que deslumbra
y el clarín que clamorea;

ladra un can del estridente
sonido sobresaltado
arede en aromas el prado
rompe en trinos el ambiente.

¡Que linda en el tope estás
Dominicana bandera!
¡Quién te viera, quien te viera
más arriba mucho más!


_________________


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL

Contenido patrocinado

Re: POESÍA SOCIAL I

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Jue Sep 21, 2017 8:47 pm