Aires de Libertad

www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 710511 mensajes en 36893 argumentos.

Tenemos 1292 miembros registrados.

El último usuario registrado es RafaelaDeroy.

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 24 usuarios en línea: 2 Registrados, 2 Ocultos y 20 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Chambonnet Gallardo, Juan Martín


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Mar 16 Mayo 2017, 23:10.

Noviembre 2017

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

JOSÉ DE ANCHIETA

Comparte
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado JOSÉ DE ANCHIETA

Mensaje por Maria Lua el Dom 30 Mar 2014, 07:34

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


JOSÉ DE ANCHIETA


APÓSTOL DEL BRASIL
Fundador de São Paulo y Río de Janeiro.
Autor de la Primera Gramática Tupí-Guaraní.
Creador de la Literatura y Teatro Brasileño.
Primer historiador de los minerales, de la flora y fauna, y de la Ecología y Antropología del Brasil.




José de Anchieta es considerado el primer escritor brasileño, aunque nacido en Canarias, España...

Estuvo en Bahia, después en la fundación de las ciudades brasileñas: Santos, São Vicente, São Paulo,
Rio de Janeiro y Reritiba ( hoy Anchieta, en su homenaje)...

Escribió en latin, en español, en portugués y en tupí-guaraní ( lengua de los indígenas)
Obras: poesía religiosa, teatro pedagógico... diccionario y gramática en tupí-guaraní


Se le considera el primer autor de literatura médica en Brasil.


José de Anchieta S.J., conocido como el Padre Anchieta (San Cristóbal de La Laguna, Tenerife, 19 de marzo de 1534 - Reritiba, Brasil, 9 de junio de 1597), fue un misionero jesuita y beato español en Brasil. Además fue un destacado lingüista, literato, médico, arquitecto, ingeniero, humanista y poeta. Es el primer dramaturgo, el primer gramático y el primer poeta nacido en las Islas Canarias y el padre de la literatura brasileña.
Nacido en la isla de Tenerife, fue enviado a la Universidad de Coimbra, Portugal, en 1548. Una vez allí ingresó en la Compañía de Jesús y fue enviado como misionero a Brasil, donde murió en 1597. Fue el fundador de la ciudad de São Paulo y uno de los fundadores de la ciudad de Río de Janeiro.


José de Anchieta era hijo de Juan de Anchieta Celayaran (natural de Urrestilla, barrio de Azpeitia, en Guipúzcoa, y primo de San Ignacio de Loyola) y de Mencía Díaz de Clavijo, descendiente de la nobleza canaria.
Nació en la ciudad tinerfeña de La Laguna el 19 de marzo de 1534. Desde pequeño había mostrado una gran facilidad para realizar labores en el campo y en la vida cotidiana.
En 1548, a la edad de 13 años, partió junto con su hermano Baltasar hacia Coimbra, en Portugal, donde estudiarían en la universidad de la ciudad. José se convirtió poco a poco en un gran amante de la poesía y de la escritura. Componía versos latinos con extrema facilidad y era llamado el "Canario de Coimbra". Buscando un lugar para hospedarse, encontró una iglesia en la que se refugió.
Un día, se paró delante de la Virgen María y entonces averiguó que su verdadera vocación era ser misionero. Entró en una compañía jesuita que planeaba un viaje a Brasil, y predicar la palabra de Dios a los aborígenes del Amazonas, pero unos meses antes, José tuvo un golpe casual en la columna vertebral que le produjo una grave enfermedad.
José de Anchieta se vio obligado a dejar los estudios y abandonar la vida religiosa, pero siguió luchando para viajar al Amazonas, aunque el Padre Correira se negó a que prosiguiera el viaje. José supuso que la Virgen le mantenía en pie, ajeno a su enfermedad. Tras tanto insistir, logró entrarles en razón y le dejaron marchar a Brasil.


En mayo de 1553 embarcaría, junto con cinco jesuitas, hacia Brasil. Llegarían dos meses después a Salvador de la Bahía de todos los Santos, para luego ser trasladado a San Vicente, y su mayor, padre Manuel de Nóbrega, le acogería en la pequeña población de Piratininga.
José empezaría a aprender la lengua tupí, hablada por los indios del mismo nombre. Estudiaría el idioma escribiendo versos y obras de teatro, y empezó a ejercer como dramaturgo. Con 21 años se dice que empezó a realizar prodigios que fascinaban a los demás jesuitas, como elevarse al orar ante la Virgen o iluminando la choza en la que se encontraban las figuras santas con las que José hablaba y se dice también que éstas le contestaban.
Él seguía ayudando en la construcción de nuevos edificios religiosos, pese a su enfermedad. Un día, se adentró en la selva y encontró a unos indios torturando a un enemigo. Entonces, aplicando sus dotes de lenguas, consiguió soltar al preso y evangelizar a los nativos.

En una pequeña piragua embarcarían él, el padre Manuel de Nóbrega y un joven indio evangelizado y fiel a José. Al llegar los indios tamoyos atacaron a los misioneros, matando al joven indio. José les hizo entrar en razón y lo llevaron al jefe, que les acogió como huéspedes.
José ejercía como moderador entre los portugueses y las tribus amazónicas. Entonces, un día, José y el padre Manuel decidieron celebrar una eucaristía ante todos los indios, que quedaron admirados al comulgar y al leer la Biblia. Entonces, José empleó sus versos y los transformó en canciones que les enseñaba a cantar. Se hizo tan famoso que muchas tribus intentaron acogerlo, aunque se negaron. Lo intentaron por la fuerza pero Dios estaba con los evangelistas y les protegió en todo momento.
Mientras, Manuel de Nóbrega se marchó para realizar un tratado en la ciudad que uniera los pueblos amazónicos con los europeos. Aunque el padre Nóbrega no se encontraba, siguió contribuyendo con los indígenas y ellos le enseñaron prácticas de la medicina que realizaba el hechicero. Al fin llegaría el padre Nóbrega un año después con el pacto sellado.


Tras la llegada de Manuel de Nóbrega, volvió con los jesuitas, y contribuyó a la creación de la ciudad brasielña de San Pablo y de San Sebastián de Río de Janeiro, y en esta misma ciudad sería ordenado, en 1566, sacerdote de la catedral, de manos de don Pedro Leitão.
Un año después, Nóbrega fallecería por una enfermedad que contrajo en la selva. Mientras, José buscaría un remedio con los frascos que le había prestado el hechicero. Se convertiría en director del colegio de San Vicente y dos años después, marcharía a Europa a visitar las Islas Canarias, su lugar de nacimiento, para luego volver a Bahía, en Brasil.
Con 49 años, se había ganado la fama de Brasil y todo el mundo le seguía y le pedían que les ayudase. A partir de 1588 ya era considerado apóstol en Brasil, y gran escritor: escribió un libro de medicina, de fauna y flora de Brasil y un libro de poesía y de cánticos.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


El 9 de junio de 1597, moriría en la aldea de Reritiba, llamada posteriormente "Anchieta" en su honor, y el mismo predijo el día y la hora de su muerte. Más tarde, sería proclamado apóstol de Brasil y beatificado por el papa.
En 1960 se instaló en la ciudad de San Cristóbal de La Laguna (su ciudad natal) una estatua en su honor. Dicha obra fue creada por el artista italo-brasileño Bruno Giorgi se alza sobre una especie de trampolín por el que camina, seguro, José de Anchieta rumbo a su destino eclesiástico como jesuita en Portugal. Esta estatua fue un regalo del Gobierno de Brasil a la ciudad natal del Santo. Por otro lado, también existe otra importante estatua suya junto a la Catedral Metropolitana de São Paulo en Brasil. En la ciudad de La Laguna se encuentra también una imagen madera del beato en la catedral de la ciudad. Esta imagen sale en solemne procesión por las calles del casco antiguo cada 9 de junio, festividad del Padre Anchieta.
En la Basílica de Nuestra Señora de la Candelaria, santuario de la patrona de las Islas Canarias, se encuentra una pintura que representa al beato José de Anchieta fundando la ciudad de Sao Paulo mientras tiene una aparición mariana.
En 1965, el servicio postal de España, llamado Correos, emitió un sello con la imagen de Anchieta, dentro de una serie llamada "Forjadores de América".3
En el año 1997, en la ciudad de La Laguna, se publicó un pequeño libro, de unas 40 páginas en formato cómic, que narra la historia de este misionero, el más importante de Canarias junto al Santo Hermano Pedro de San José Betancur.



[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Con mala salud, a las misiones de Brasil

De temprana vocación religiosa, en 1551 ingresó en la orden jesuita recientemente creada. Tenía 17 años. Era de salud más bien frágil. Desde niño sufría escoliosis, que no le impedía ser estricto en sus ejercicios ascéticos.

Sus superiores pensaron que el clima de Brasil le beneficiaría y fue enviado allá junto con otros seis hermanos de orden, llegando a Bahía en el año 1553.

A los dos meses de su llegaba a Brasil, se le envió a San Vicente, hoy Santos, situada en el sur del país. Una tormenta hizo zozobrar su barco y mientras se arreglaba el navío, el jesuita naufragado contactó con indígenas amistosos y se dedicó a aprender su idioma.

Al año siguiente, Anchieta fundó junto al padre provincial Manuel de Nóbrega una aldea misional en Piratininga, que habría de ser el germen de la ciudad más grande de Sudamérica en nuestros días. Lo que él fundó como un colegio en 1555 se convertiría en Sao Paulo, que actualmente supera los 20 millones de habitantes.



En el colegio Anchieta enseñaba gramática tanto a los hijos de los portugueses como a los nativos.

El primer filólogo guaraní

Anchieta aprendió rápidamente el tupí-guaraní hablado por los indios. En filología tupí fue el primero en casi todo. Él escribió:

- la primera gramática de la lengua tupí
- el primer diccionario de lengua tupí
- el primer catecismo en lengua tupí (hay quien lo considera el primer catecismo cristiano escrito en una lengua nativa del continente americano, aunque otros dirían que ese honor corresponde al catecismo en español, quechua y aymara de 1584 en Lima).

Él, que ya escribía poesía y teatro en portugués y latín no tuvo problemas para usar el tupí-guaraní en estos géneros... y también en canciones y sermones.

Naturalista, escritor médico...


Ya con una salud más estable, Anchieta es incansable. Estudia todo lo relacionado con las plantas y la fauna de la región, e incluso aprende a usar con éxito la medicina natural practicada por los indígenas.



Se le considera el primer autor de literatura médica en Brasil, por sus extraordinarias descripciones de enfermedades y técnicas indígenas de curar.

También enseñó a los nativos a fabricar casas de adobe y a obtener fibras textiles de los cardos con las que fabricar alpargatas.



[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]



A Santa Inês

I

Cordeirinha linda,
como folga o povo
porque vossa vinda
lhe dá lume novo!

Cordeirinha santa,
de Iesu querida,
vossa santa vinda
o diabo espanta.

Por isso vos canta,  
com prazer, o povo,
porque vossa vinda
lhe dá lume novo.

Nossa culpa escura
fugirá depressa,
pois vossa cabeça
vem com luz tão pura.

Vossa formosura
honra é do povo,    
porque vossa vinda
lhe dá lume novo.

Virginal cabeça
pola fé cortada,
com vossa chegada,
já ninguém pereça.

Vinde mui depressa
ajudar a pava,
pois com vossa vinda        
lhe dais lume novo.

Vós sais, cordeirinha,
de Iesu formoso,
mas o vossa esposo
já vos fez rainha.

Também padeirinha
sais de nosso povo,
pois, com vossa vinda,
lhe dais lume novo.

II

Não é d'Alentejo
este vasso trigo,
mas Jesus amigo
é vosso desejo.

Morro porque vejo
que este vosso povo
não anda faminto,
deste trigo novo.

Santa padeirinha,
morta com cutelo,
sem nenhum farelo
é vossa farinha.

Ela é mezinha
com que sara o povo,
que, com vossa vinda,
terá trigo novo.

O pão que amassastes
Dentro em vossa peito,
é o amor perfeito
com que a Deus amastes.

Deste vos fartastes,
deste dais ao povo,
porque deixe o velho
polo trigo novo.

Não se vende em praça
este pão de vida,
porque é comida
que se dá de graça.

Ó preciosa massa!
Ó que pão tão novo que,
com vossa vinda,
quer Deus dar ao povo!

Ó que doce bolo,
que se chama graça!
Quem sem ele passa
é mui grande tolo.
       
Homem sem miolo,
qualquer deste povo,
que não é faminto
deste pão tão novo!

III

CANTAM:
Entrai ad altare Dei,
virgem mártir mui formosa,
pois que sois tão digna esposa
de Iesu, que é sumo rei.

Debaixo do sacramento,
em forma de pão de trigo,
vos espera, como amigo,
com grande contentamento. Ali tendes vosso assento.

Entrai ad altare Dei,
virgem mártir mui formosa,
pois que sois tão digna esposa
de Iesu, que é sumo rei.

Naquele lugar estreito
cabereis bem çom Jesus,
pois ele, com sua cruz,
vos coube dentro no peito,
ó virgem de grão respeito

Entrai ad altare Dei,
virgem mártir mui formosa,
pois que sois tão digna esposa
de Iesu, que é sumo rei.


(De Poesias)

Extraído de POESÍA BRASILEÑA COLONIAL.  Traducción y prólogo de Ricardo Silva-Santisteban. Lima: Centro de Estudios Brasileños, 1985.  117 p. (Tierra Brasileña. Poesía 23)



A Santa Inés

I

¡Corderita linda,
cómo goza el pueblo
pues que tu venida
le da nuevo fuego!

Corderita santa,
de Jesús querida,
tu santa venida
hasta al diablo espanta.

¡Por eso te canta
con placer el pueblo,
pues que tu venida
le da nuevo fuego!

Nuestra culpa oscura
huirá de prisa,
pues que tu cabeza
viene con luz pura.

Tu gran hermosura
es honra del pueblo,
pues que tu venida
le da nuevo fuego.

Virginal cabeza
por la fe cortada,
que con tu llegada
ya nadie perezca.


Ven ya muy de prisa
a ayudar al pueblo,
pues con tu venida
le das nuevo fuego.

Eres corderita
de Jesús hermoso,
y como es tu esposo
eres ya la reina.

Ya panaderita
eres de tu pueblo,
pues, con tu venida,
le das nuevo fuego.

II

No es del Alentejo
aqueste tu trigo,
mas Jesús amigo
es tu gran anhelo.

Muero porque veo
que este nuestro pueblo
no discurre hambriento
deste trigo nuevo.

Tú, panaderita,
muerta con cuchillo,
ya ningún afrecho
posee tu harina.

Eres gran remedio
con que sana el pueblo,
que, con tu venida,
tendrá trigo nuevo.

El pan que amasaste
dentro de tu pecho,
es amor perfecto
con que a Dios amaste.

Deste pan te hartaste,
deste das al pueblo,
porque deje el viejo
por el trigo nuevo.

No se vende en plazas
este pan de vida,
pues que es la comida
que se da de gracia.

¡Oh preciosa masa!
¡Oh que pan tan nuevo
que, con tu venida,
Dios ofrece al pueblo!

!Oh que dulce tarta,
que se llama gracia!
Quien della no se harta
es porque es un sandio.

Es hombre sin seso,
alguien deste pueblo
que no lleve hambre
deste pan tan nuevo.


III

CANTAN:
Entrai ad altare Dei,
virgen mártir muy hermosa,
porque eres tan digna esposa
de Jesús, que es sumo rey.

Debajo del sacramento,
en forma de pan de trigo,
te espera Dios como amigo,
con grandísimo contento.
Allí tienes gran asiento.

Entrai ad altare Dei,
virgen mártir muy hermosa,
porque eres tan digna esposa
de Jesús, que es sumo rey.

En aquel lugar estrecho
entrarás bien con Jesús,
pues es él, con su grave cruz,
abrigo encontró en tu pecho,
oh,virgen de gran respeto.

Entrai ad altare Dei,
virgen mártir muy hermosa,
porque eres tan digna esposa
de ]esús, que es sumo rey.


(De Poesías)

Extraído de POESÍA BRASILEÑA COLONIAL.  Traducción y prólogo de Ricardo Silva-Santisteban. Lima: Centro de Estudios Brasileños, 1985.  117 p. (Tierra Brasileña. Poesía 23)




Compôs o Poema à Virgem, poema de 4.172 versos, enquanto estava no cativeiro dos tamoios e, diz a lenda, que o havia escrito nas areias da praia e que, graças a sua memória excepcional, somente mais tarde teria transcrito o poema para o papel.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Obras

As principais obras do jesuíta estão divididas entre poemas, peças de teatro, sermões e, claro, na elaboração de uma gramática que facilitasse o ensino e o aprendizado da religião pelos indígenas. Seus poemas, carregados de subjetividade, mostram um Anchieta empenhado no louvor à religião católica, na busca pelo consolo das adversidades da vida que é encontrado apenas por meio da entrega e do amor divino e, claro, na vida dos santos.

Suas peças de teatro (autos), de cunho pedagógico, são voltadas para a catequização dos indígenas, escritos ora em português, ora em tupi, transformando o imaginário e os costumes daquelas sociedades “pagãs” em entidades “do Mal”, contrárias às imagens do cristianismo, que representam “o Bem”, criando dois pólos de oposição entre os dois mundos. Na Festa de São Lourenço é considerado seu auto mais importante, pois, embora não haja uma unidade narrativa nos quatro atos que o compõe, há a descrição de cenas da vida nativa e demais aspectos da vida dos indígenas.

Suas principais publicações são O De Gestis Mendi de Saa, impresso em 1563, poema épico em homenagem ao governador Mem de Sá que chefiou os primeiros levantes contra os franceses que invadiram as colônias portuguesas. É considerado o primeiro poema épico da América e anterior ao “Os Lusíadas” de Luís de Camões. No entanto, críticos e antropólogos contemporâneos chamam a atenção para o aspecto da violência contida no poema que, segundo a visão dos jesuítas, legitimaria a conquista, a subordinação e o extermínio dos indígenas em face de um objetivo “maior”, a evangelização, assemelhando-se às cruzadas medievais. Além disso, o imaginário pagão dos indígenas é considerado diabólico e seus rituais, principalmente o antropofágico, são vistos como algo bestial e animalesco, desprovido de significação cultural. Logo, o texto mostra, acima de tudo, que a vinda dos jesuítas, embora com objetivos diferentes dos conquistadores de terras, também se deu de maneira violenta, de um povo sobre outro e que a instalação dos redutos missionários não foi tão pacífica como se supunha, expondo as chagas da história brasileira; e A arte de gramática da língua mais usada na costa do Brasil, impresso em 1595, constitui-se no primeiro registro dos fundamentos da língua tupi.



Última edición por Walter Faila el Miér 09 Abr 2014, 09:42, editado 2 veces (Razón : ortografía)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
G. Sarmiento

Cantidad de envíos : 470
Fecha de inscripción : 03/01/2011
Localización : S/C de Tenerife. Islas Canarias

Recomendado Re: JOSÉ DE ANCHIETA

Mensaje por G. Sarmiento el Dom 30 Mar 2014, 08:05

Hoy día resulta muy difícil encontrar a seres de ese tipo...a seres inmensos....Un gran artículo para un gran personaje.
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado Re: JOSÉ DE ANCHIETA

Mensaje por Maria Lua el Dom 30 Mar 2014, 08:09

CREADOR DEL TEATRO BRASILEÑO



Sin sombra alguna de hipérbole, dice de Anchieta el gran historiador mexicano Carlos Pereyra:

(En el Brasil) vivía y trabajaba el Padre Anchieta, miembro de la Compañía de Jesús, tipo excelso
del colonizador, maestro y oficial en las artes útiles como Pedro de Gante, lingüista y etnólogo como
fray Bernardino de Sahagún, elocuente como fray Bartolomé de las Casas, habilísimo negociador
como Bartolomé de Olmedo, generoso y caritativo como fray Toribio de Benavente, austero como
fray Juan de Zumárraga y caminante como Santo Toribio de Mogrovejo. Era, además de todo esto,
músico y poeta.

Y creador del Teatro Brasileño en la Navidad de 1561. Pero antes quiero hacer una precisión a la cita
precedente. ―Elocuente como fray Bartolomé de las Casas‖. No. Comparar al Padre Anchieta con el Padre las
Casas puede inducir a cierta confusión. Las diferencias son abismales. Anchieta cruzó una sola vez el
Atlántico para entregarse a los indios durante 44 años seguidos no sólo con la palabra, sino con la vida entera.
Y defendió también a los negros. Las Casas lo cruzó 14 veces (ida y vuelta) para morir en la Corte, después
de haber ―defendido‖ al indio más de palabra que de obra, y admitiendo sin protesta alguna la esclavitud de
los negros. Y dando pie, por su falta de objetividad, a la Leyenda Negra, a que aludiremos después.

Volvamos al Teatro de Anchieta. En 1561 Sao Paulo era ya una ciudad. Y algunos colonos añoraban el Teatro
de la Corte, cuando Gil Vicente escribía sus piezas bilingües, porque si el Rey era portugués, la Reina era
castellana o aragonesa. Y el Padre Nóbrega le dijo de nuevo al Hermano Anehieta: ―Ésta es tu
empresa‖. Y nuestro portentoso tinerfeño redactó en pocas semanas el ―Auto de Navidad‖, llamado
también ―Predicación universal‖ por ser ―trilingüe‖, con fragmentos en portugués, castellano y tupí-
guaraní.


En el acto 1º aparece el ―molinero‖ Adán, sobre un saco de harina, apesadumbrado y triste. El
―demonio‖ Guaixará ríe, mostrando la ―vestidura‖ que le ha robado al primer hombre... El coro canta
una tonada popular portuguesa:

Já furtaran ao moleiro
el pelote domingueiro

(Ya hurtaron al molinero
el vestido dominguero).

El lector intuye fácilmente el argumento: Adán pierde la vestidura de la gracia por culpa de Satanás.
Y será un pobre desgraciado hasta que se la restituya su ―nieto‖ Jesús, hijo de María. Toda la
Historia de la salvación contada con suma gracia y viveza. El coro lo formaban los meninos indios.

Esta primera pieza anchietana -el Primer Teatro del Brasil-, con diversas adaptaciones, estuvo en
cartel durante muchas Navidades por toda la costa brasileña. Quince años después, el 31 de
diciembre de 1576, siendo ya Anchieta sacerdote y Superior de San Vicente, ocurrió uno de sus
―portentos‖ tan curiosos como bien documentados...
Era el comienzo del verano austral. En el atrio de la Iglesia estaba todo preparado para Ja representación. Una
enorme nube negra se cernía sobre aquel tinglado. La gente se disponía a retirarse prudentemente a sus casas.
El Padre les dijo: ―No caerá una sola gota hasta que todo termine...‖ En efecto. Pasaron las dos horas largas
del teatro. El pueblo pudo retirarse a sus hogares... y vino el diluvio.

Doce piezas enteras y algunos fragmentos autógrafos se conservan en el Archivo Romano de la Compañía de
Jesús. Una breve alusión a su última obra teatral ya mencionada. Se trata del ―Auto de la Visitación‖, escrita
en la enfermería de la aldea de Reritiba (hoy Ciudad Anchieta, Estado de Espíritu Santo). Se la pidieron los
cofrades de la Santa Casa de la Misericordia de Vila Velha para celebrar la fiesta de su Patrona el día 2 de
julio de 1597. La obra está escrita en castellano, porque aquellos cofrades eran de Castilla... Anchieta la
terminó a fines de mayo, unos días antes de su santa muerte. El autógrafo, con su letra ya algo temblorosa,
pero clarísima, se conserva en el Archivo de la Compañía de Jesús en Roma.

Consta de tres actos, como de ordinario. El primero tiene 415 versos. El segundo, 145. El tercero, sólo 12. Se
le iba acabando la vida...
El argumento es sencillísimo. Un romero castellano dialoga con Santa Isabel sobre la Visitación de María a su
casa. Cuando va a marcharse el romero del atrio de la Iglesia, lo llama un ángel que viene delante de Nuestra
Señora. Aparece María vestida con el manto de la Cofradía de la Misericordia, que sostienen, extendido, otros
dos ángeles...

ÁNGEL:

Volved acá, castellano,
que la Madre de Jesús
viene, pues sois buen cristiano, a daros muy clara luz.
y teneros de su mano,
para que podáis pasar
por este camino estrecho,
con grande fervor del pecho,
entrando, sin punto errar,
en el cielo, muy derecho.

En este momento se le juntan cuatro compañeros, y entre los cinco hacen una paráfrasis bellísima del
himno mariano ―Ave, maris stella,‖

Una quintilla como ejemplo:
En AVE se mude EVA,
que perturbó nuestra paz
Mas vos, otra Eva nueva,
nos sacaréis de la cueva
y prisión de Satanás.

Otra quintilla, esta vez de la respuesta de la Virgen, con una alusión a la
Eucaristía:

Gustad de Él, que es muy suave.
Comedlo para vivir. Él es la
divina llave,
que a mí se me dio en el AVE
para los cielos abrir.

Por si no estaba clara la intención del portentoso poeta moribundo, lean la última estrofa del acto segundo:

Pártome sin me partir
de vos, mi madre y señora,
confiado que, en la hora
en que tengo de morir,
seréis mi VISITADORA.

El tercer acto no es más que una sencilla glosa a la ―redondilla‖, que se había cantado al principio de la obra.
Esta estrofa de cuatro octosílabos era una de tantas coplas populares que, trasladadas a lo divino por Anchieta,
iban cantando por las calles los niños de la catequesis. Con ella terminamos el Teatro de Anchieta.

¿Quién te visitó, Isabel
que Dios en su vientre tiene?
Hazle fiesta muy solenne,
pues que viene Dios en él.

Un pequeño comentario al término ―solenne‖ Así se lee perfectamente en el manuscrito anchietano. Hoy se
escribe ―solemne‖. Entonces solía escribirse ―solene‖ para que rimara mejor. Como, por ejemplo, ―benino‖
con ―divino‖. Tengo la impresión de que el castellano de Anchieta está bastante más evolucionado que el de
Lope de Vega o Cervantes, posteriores a él. Este hecho lingüístico merecería estudiarse mejor.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado Re: JOSÉ DE ANCHIETA

Mensaje por Maria Lua el Dom 30 Mar 2014, 08:23

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Primeras estrofas( en portugués) del Poema a la Virgen,
escrito ( cuenta la leyenda) en las arenas de la playa en Ubatuba, São Paulo...
Son 4.172 versos...



Poema a Virgem - Padre José de Anchieta



Minha alma, por que tu te abandonas ao profundo sono?
Por que no pesado sono, tão fundo ressonas?
Não te move à aflição dessa Mãe toda em pranto,
Que a morte tão cruel do FILHO chora tanto?

E cujas entranhas sofre e se consome de dor,
Ao ver, ali presente, as chagas que ELE padece?
Em qualquer parte que olha, vê JESUS,
Apresentando aos teus olhos cheios de sangue.

Olha como está prostrado diante da Face do PAI,
Todo o suor de sangue do seu corpo se esvai.
Olha a multidão se comporta como ELE se ladrão fosse,
Pisam-NO e amarram as mãos presas ao pescoço.

Olha, diante de Anás, como um cruel soldado
O esbofeteia forte, com punho bem cerrado.
Vê como diante Caifás, em humildes meneios,
Aguenta mil opróbrios, socos e escarros feios.

Não afasta o rosto ao que bate, e do perverso
Que arranca Tua barba com golpes violento.
Olha com que chicote o carrasco sombrio
Dilacera do SENHOR a meiga carne a frio.

Olha como lhe rasgou a sagrada cabeça os espinhos,
E o sangue corre pela Face pura e bela.
Pois não vês que seu corpo, grosseiramente ferido
Mal susterá ao ombro o desumano peso?

Vê como os carrascos pregaram no lenho
As inocentes mãos atravessadas por cravos.
Olha como na Cruz o algoz cruel prega
Os inocentes pés o cravo atravessa.






Catorce años en La Laguna, cinco en Coimbra y cuarenta y cuatro en el Brasil
portugués (1553-1580) bajo los reinados o regencias de Don Juan III, Doña Catalina de
Austria, el joven Don Sebastián y el Cardenal infante Don Enrique; y en el Brasil castellano (1580- 1597) bajo Felipe II de Castilla y 1 de Portugal. Es de advertir que cuando Felipe de
Austria heredó legítimamente la corona de Portugal, Anchieta llevaba ya tres años de
Superior Provincial del Brasil.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado Re: JOSÉ DE ANCHIETA

Mensaje por Maria Lua el Dom 30 Mar 2014, 08:31

TRAS DEL RÍO DE LOS CEDROS


Tras del río de los cedros,
el buen Jesús se salía,
con pavor y gran tristeza,
a orar, como solía,
en el huerto.

Postrado sobre el rostro,
ante el Padre se ponía.
Con suspiros entrañables,
estas palabras decía
en el huerto.

«Padre mío, si mi muerte
excusar no se podía,
Hágase perfectamente
tu voluntad, no la mía,»
en el huerto.

Orando prolijamente,
puesto en mortal agonía,
sudaba gotas de sangre,
que hasta la tierra corría,
en el huerto.

Mis grandes males son éstos,
¡oh buen Jesús, vida mía!
que te hacen sudar sangre,
y causan tal agonía,
en el huerto.

Prenden al manso cordero,
que a recibirlos salía.
Una soga a la garganta,
el cruel sayón le ponía
en el huerto.

Escupen su santa cara,
que en el cielo es alegría.
Atan sus sagradas manos,
que el cielo formado había,
en el huerto.

Al Verbo del Padre eterno,
hijo de la virgen pía,
de coces y bofetones
cada cual lleva porfía,
en el huerto.

Así pagas tú, sin culpas,
buen Jesús, la culpa mía,
y la que el primer padre
cometió, con osadía,
en el huerto.



[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado Re: JOSÉ DE ANCHIETA

Mensaje por Maria Lua el Dom 30 Mar 2014, 08:35

José de Anchieta:

el primer literato de Brasil, enfermero, misionero y fundador de ciudades
Escribió en portugués, latín y la primera gramática de lengua tupí, fundó Sao Paulo, hospitales; es beato y un humanista de enorme altura.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Estatua dedicada a Anchieta en Sao Paulo
Charles Reding

¿Conoce usted, lector de Forum Libertas, a algún hombre de principios del siglo XXI que sea a la vez poeta, actor de teatro, dramaturgo, diplomático, maestro, filólogo, gramático, naturista, enfermero, promotor de hospitales, fundador de ciudades, asceta, misionero y profeta?

En el s.XVI había gente así. José de Anchieta nació el 19 de marzo de 1534, año de la fundación de la Compañía de Jesús, en las Islas Afortunadas, concretamente en San Cristobal de la Laguna, isla de Tenerife. Hijo de un padre rico, hidalgo vascuence que participó en el levantamiento de los comuneros contra Carlos I, fue enviado a la por entonces prestigiosa Universidad de Coimbra a la edad de 15 años junto con su hermano Pedro, mayor que él. Allá estudió latín, retórica y filosofía en la Escuela de Bellas Artes, donde pronto destacó por sus composiciones poéticas.

Con escoliosis, a las misiones

De temprana vocación religiosa, en 1551 ingresó en la orden jesuita recientemente creada. Su salud era quebradiza debido a que su fervor ascético no beneficiaba en nada una escoliosis que venía sufriendo desde niño. Sus superiores pensaron que el clima de Brasil le beneficiaría y fue enviado allá junto con otros seis hermanos de orden, llegando a Bahía en el año 1553.

A los dos meses de su llegaba a Brasil, se le envió a San Vicente, hoy Santos, situada en el sur del país. Durante la travesía, una tormenta hizo zozobrar su barco a la altura de Las Carabelas. Mientras se arreglaba el navío, el joven jesuita naufragado contactó con indígenas amistosos y se dedicó a aprender su idioma.

Al año siguiente, Anchieta fundó junto al padre provincial Manuel de Nóbrega una aldea misional en Piratininga, que habría de ser el germen de la ciudad más grande de Sudamérica en nuestros días: Sao Paulo, que actualmente tiene casi 20 millones de habitantes.

Clases para todos, y gramáticas de tupí-guaraní

Precisamente en la fiesta de San Pablo se inaugura allá un modesto colegio, en el cual José de Anchieta enseñó gramática tanto a los hijos de los portugueses como a los nativos. De gran facilidad para los idiomas, Anchieta aprendió rápidamente el tupí-guaraní hablado por los indios.

No contento con eso, escribió la primera gramática de la lengua tupí, así como un catecismo en dicho idioma, siendo el mismo el primer catecismo cristiano escrito en una lengua nativa del continente americano. También hizo el primer diccionario. Poesía, obras dramáticas (teatro que combinaba lo visto en Portugal y propuestas guaraníes), cantos, sermones... el Beato José de Anchieta tuvo una gran actividad literaria en portugués, latín y tupí-guaraní.




El primer escritor médico de Brasil... y taumaturgo

Muy mejorada su salud, siquiera temporalmente, José de Anchieta se convierte en un trabajador incansable. Estudia todo lo relacionado con las plantas y la fauna de la región, e incluso aprende a usar con éxito la medicina natural practicada por los indígenas. De hecho se convierte en el primer autor de literatura médica en el Brasil, con unas extraordinarias descripciones de enfermedades y técnicas indígenas de curar.

También enseñó a los nativos a fabricar casas de adobe y a obtener fibras textiles de los cardos con las que fabricar alpargatas. En el orden espiritual, empezaban a darse testimonios de hechos sobrenaturales alrededor de su persona. Sus hermanos de orden aseguran que llega a levitar en sus momentos de oración. Los indígenas le tienen por mago cuando ven que en varias ocasiones logra amainar fuertes tormentas con su oración.

Contra el canibalismo y el alcoholismo

Sin todavía haber sido ordenado sacerdote, es ya un verdadero apóstol que no duda en jugarse la vida intentando cambiar algunas de las costumbres más salvajes de los indios. Y así un día, al ver que sus amigos indígenas habían atrapado a un miembro de una tribu enemiga y se disponían a comérselo, se lanzó en medio de ellos para disuadirles de tal acción. Evangelizados los hijos de los indígenas, los pequeños se convirtieron a su vez en evangelizadores de sus padres y de su pueblo, de tal forma que se atrevían incluso a derramar en el suelo la chicha fermentada que tenía alcoholizada a buena parte de la población.

Tanta fecundidad espiritual y material se vio amenazada en 1555 por la llegada del hugonote francés Villegagnon. Establecidos contra la voluntad de los portugueses en la región cercana a la actual Río de Janeiro, los franceses se alían con la tribu de los indios tamoios, o tamoyas, a quienes incitan a lanzar un ataque contra la población fundada por Anchieta. Empieza entonces una guerra que parece no tener fin y el Provincial, Manuel de Nóbrega, se hace acompañar de José como embajador de paz.

Rehén entre los indios

Retenido en Iperoig, capital de la tribu india enemiga, es usado como rehén en las conversaciones de los tamoyas con los portugueses. Pero el jesuita aprovecha la ocasión para predicarles el evangelio durante los siete meses que fue retenido. Una predicación que es acompañada de milagros, algunos espectaculares como la resurrección de un niño pequeño.



Y por si no fuera suficiente, el tiempo libre que le queda lo dedica a escribir poemas en la arena de la playa con una rama. Allá compone su famoso poema o Canto a la Virgen titulado “De Beata Virgine Dei Matre María”, pero al no disponer de papel para escribirlo, lo memoriza.

Ordenado sacerdote en 1566, acompaña de nuevo a Nóbrega en la fundación de Río de Janeiro. Muerto el Provincial, Anchieta se convierte en rector del Colegio de Río, funda el Hospital de la Misericordia y evangeliza a nuevas tribus indígenas, algunas ciertamente violentas como la de los tapuyas. Roma le nombra Provincial de todos los jesuitas de Brasil en 1577.

Señales y milagros

Desde entonces hasta su muerte, su labor apostólica fue inmensa, recorriendo la “provincia” a pie en varias ocasiones, a pesar de que nuevamente la dolencia de su espalda le había dejado muy incapacitado. Es asombrosa la cantidad de profecías cumplidas, señales y milagros que siguieron acompañando su ministerio en estas fechas, como reforzando la promesa de Jesucristo en Juan 14,12: "El que cree en mí, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará".

Murió el 9 de junio de 1597. Venerable desde 1617 por sus virtudes heróicas, el jesuita canario fue beatificado por Juan Pablo II el 22 de junio de 1980, celebrándose su memoria en la Iglesia todos los 9 de junio.

José de Anchieta en Brasil, como Vasco de Quiroga en México o José de Acosta en Perú, fue uno de esos asombrosos humanistas cristianos que vieron los siglos XVI y XVII. Tan sabio como santo, tan artista como apóstol, su apasionante e intensa vida es una de las glorias de la orden fundada por San Ignacio de Loyola y de la Iglesia universal.


Algo sobre los años siguientes en Sao Paulo

Al morir José de Anchieta, Sao Paulo apenas tenía 2.000 habitantes blancos. Se convirtió en una ciudad especializada en la "bandeira", es decir, la caza de indios en masa para vender como esclavos. Los jesuitas de la ciudad no podían hacer nada para frenar a las bandeiras pese a las continuas denuncias que efectuaban en Asunción y en España.

A partir de 1610 los jesuitas, dirigidos por el padre Ruiz de Montoya, establecen unas 15 misiones de indios en la zona de Guayra, a medio camino entre la Asunción española y el Sao Paulo portugués. Los bandeirantes paulistas violaron las leyes de la Corona española una y otra vez llevándose miles y miles de indios, vaciando ciudades españolas como Vila Rica, Ciudad Real y las misiones jesuitas.

En 1641, con autorización del Rey y después de años de solicitarlo, los jesuitas armaron y organizaron a los indios de sus reducciones como un ejército e infligieron una gran derrota a los bandeirantes paulistas. Se salvaron así durante otros 150 años las misiones del interior. En cambio, las aldeas indias de los jesuitas en la costa y cerca de Sao Paulo -herederas del trabajo de José de Anchieta- fueron desmanteladas con la expulsión de los jesuitas de esa región entre 1640 y 1653. Los que pudieron huyeron a las reducciones del Paraguay y Argentina.
.



[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Recomendado Re: JOSÉ DE ANCHIETA

Mensaje por Evangelina Valdez el Dom 30 Mar 2014, 10:03

¡Extraordinario trabajo María, excepcional!
Claro que me gustó, gracias por la invitación.

Es cierto lo que dice nuestro compañero G. Sarmiento, un ser inmenso, tan necesario en estos tiempos.
Altruista a carta cabal.
Quedé encantada de su lectura.
Besos y gracias
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado Re: JOSÉ DE ANCHIETA

Mensaje por Maria Lua el Dom 30 Mar 2014, 21:49

Gracias, amigo Goyo, por tus palabras...
estoy de acuerdo!
Besos
Maria Lua


Hermosas palabras...
Gracias, amiga Evangelina por estarmos
siempre juntas, en este foro de
Grandes Escritores...
Besos
Maria Lua



_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
cecilia gargantini
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25799
Fecha de inscripción : 25/04/2009
Edad : 64
Localización : buenos aires

Recomendado Re: JOSÉ DE ANCHIETA

Mensaje por cecilia gargantini el Mar 01 Abr 2014, 17:23

Me encantó tu aporte, querida Luita!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
No lo conocía, así que me ayudás a seguir aprendiendo.
Besitosssssssssss miles, amiga, y gracias
avatar
Mauricio Rey

Cantidad de envíos : 6168
Fecha de inscripción : 20/01/2010
Edad : 35
Localización : Santiago del Estero

Recomendado Re: JOSÉ DE ANCHIETA

Mensaje por Mauricio Rey el Miér 02 Abr 2014, 00:00

Un gusto enorme conocer más de Brasil.
Felicitaciones María Lua.
avatar
Walter Faila
Fundador del Foro
Fundador del Foro

Cantidad de envíos : 13934
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Edad : 55
Localización : Santiago Del Estero

Recomendado Re: JOSÉ DE ANCHIETA

Mensaje por Walter Faila el Miér 02 Abr 2014, 12:45

Muy buen aporte Luita, iré leyendo más y aprendiendo un poco sobre el.- Gracias


_________________



Cualquier realidad desmerece lo soñado, pero todos tenemos derecho a nuestros sueños*
P.Casas Serra¨[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
María Ofelia Reimundo

Cantidad de envíos : 9213
Fecha de inscripción : 07/06/2009
Localización : SAN ISIDRO

Recomendado Re: JOSÉ DE ANCHIETA

Mensaje por María Ofelia Reimundo el Miér 02 Abr 2014, 16:22

INMENSO, CONMOVEDOR, Y BELLA ENSEÑANZA MI MUY QUERIDA LUA, BESOS MIL DE
MOR*
avatar
Juan Martín

Cantidad de envíos : 5865
Fecha de inscripción : 02/05/2009
Localización : Madrid

Recomendado Re: JOSÉ DE ANCHIETA

Mensaje por Juan Martín el Miér 02 Abr 2014, 19:56

Qué alegría encontrarme con este gran poeta, el padre Anchieta. Aunque también tiene sus detractores, pues usaba sus autos para catequizar a los indios, como si fueran niños pequeños.

He traducido un pequeño fragmento del auto Santa Úrsula, escrito por José de Anchieta. Intervienen dos actores: ángel y diablo.


Ángel:

¡Oh ponzoñoso dragón,
padre de toda mentira,
Que buscas la perdición,
con tanta y furiosa ira
a la humana condición!

Sabes que en este poblado
no tienes ningún poder,
pues todos pretenden ser,
con todo su corazón,
contrarios a Lucifer.

Diablo:

¡Oh, qué valientes soldados!
¡Pero dejadme reír!...
Mal me pueden combatir
los que flacos, con pecados,
no dejan de sucumbir!

Ángel:

Si caen, luego se levantan,
y otros quedan de pie.
Quienes armados de fe,
te combaten y te espantan,
pues de Dios es su poder.


Un abrazo muy grande, Maria

________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado Re: JOSÉ DE ANCHIETA

Mensaje por Maria Lua el Miér 02 Abr 2014, 20:53

Gracias, amigos: Cecilia, Mauricio, Walter,
María Ofelia y Juan...
Besos

Gracias, Juan, por tu traducción del
fragmento del auto Santa Úrsula...

Por supuesto sus autos y muchos de sus poemas
eran para catequisar a los indígenas, para
eso vinieron los jesuítas a los países de América...
El objetivo era "salvar" las almas de los
habitantes de las tierras descubiertas por
los españoles y portugueses...
Pero aunque religioso y pedagógico fué
el primer a escribir teatro y poesía en Brasil,
en lengua portuguesa y tal vez, lo más importante
en tupí-guaraní...
Para mí, no es muy facil encontrar poemas
o informaciones sobre José de Anchieta,
en español, casi todo está en portugués
y escrito desde una visión católica y no
literaria...


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Mauricio Rey

Cantidad de envíos : 6168
Fecha de inscripción : 20/01/2010
Edad : 35
Localización : Santiago del Estero

Recomendado Re: JOSÉ DE ANCHIETA

Mensaje por Mauricio Rey el Jue 03 Abr 2014, 00:16

Un fuerte abrazo Lua.
Besos compañera de letras.
avatar
enrique garcia

Cantidad de envíos : 11822
Fecha de inscripción : 14/04/2009

Recomendado Re: JOSÉ DE ANCHIETA

Mensaje por enrique garcia el Jue 03 Abr 2014, 03:04

Un gran trabajo, Lunita
lo leerre muchas veces despacio
gracias por todo
besos de cariño
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23640
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Recomendado Re: JOSÉ DE ANCHIETA

Mensaje por Lluvia Abril el Vie 04 Abr 2014, 04:23

Muchas gracias María,hasta ahora lo que he leído me parece muy interesante.Me gusta y seguiré leyendo.Te confieso que no lo conocía así que,gracias dobles,amiga mía.

Besitos


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio Paz
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado Re: JOSÉ DE ANCHIETA

Mensaje por Maria Lua el Vie 04 Abr 2014, 09:47

Gracias, Mauricio, Enrique y Lluvia...
También lo estoy conociendo un
poco más...
Besossss
Maria Lua


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25661
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Recomendado Re: JOSÉ DE ANCHIETA

Mensaje por Pedro Casas Serra el Vie 04 Abr 2014, 12:02

Me ha gustado conocer a conocer a José de Anchieta, que en mi ignorancia no conocía. Hombre de conocimientos universales, un sabio como los del Renacimiento. Gracias por traerlo aquí, Maria.

Un abrazo.
Pedro


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Mauricio Rey

Cantidad de envíos : 6168
Fecha de inscripción : 20/01/2010
Edad : 35
Localización : Santiago del Estero

Recomendado Re: JOSÉ DE ANCHIETA

Mensaje por Mauricio Rey el Sáb 05 Abr 2014, 16:41

Abrazos y gracias por éste aporte para conocer más de Brasil.
Buen sábado Lua.

Contenido patrocinado

Recomendado Re: JOSÉ DE ANCHIETA

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun 20 Nov 2017, 04:48