Aires de Libertad

www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 710437 mensajes en 36890 argumentos.

Tenemos 1292 miembros registrados.

El último usuario registrado es RafaelaDeroy.

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 22 usuarios en línea: 3 Registrados, 0 Ocultos y 19 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Chambonnet Gallardo, Maria Lua, Pascual Lopez Sanchez


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Mar 16 Mayo 2017, 23:10.

Noviembre 2017

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Henry Wadsworth Longfellow

Comparte
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25661
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Henry Wadsworth Longfellow

Mensaje por Pedro Casas Serra el Vie 17 Ene 2014, 14:16

.



Henry Wadsworth Longfellow


(27/02/1807 - 24/03/1882) Poeta estadounidense

Nació el 27 de febrero de 1807, en Portland, Maine (Estados Unidos).

Cursó estudios en el Bowdoin College. Mientras se preparaba para dedicarse a la enseñanza viajó por Europa. Ejerció durante algún tiempo como profesor de lenguas modernas en Bowdoin (1829-1835) y en la Universidad de Harvard (1835-1854). Más tarde se dedicó por entero a escribir.

Obtuvo un amplio éxito con su primer volumen de poesías, Voces de la noche (1839), que incluía el poema 'Un salmo a la vida'. En su obra poética destacan: Baladas (1841), donde figuran algunos de sus mejores poemas, como 'El naufragio del Hésperos', 'El guerrero del pueblo', 'El esqueleto en el armario' y 'Excelsior'; y tres largos poemas sobre temas americanos: Evangeline (1847), Hiawattha (1855) y Miles Standish (1858).

También sobresalen Junto al mar y junto al fuego (1849); Cuentos de la taberna Wayside (1863), basada en los Cuentos de Canterbury de Chaucer, y Última Thule (1880). Además tradujo la Divina Comedia de Dante (1865-1867).

Henry Wadsworth Longfellow falleció el 24 de marzo de 1882, en Cambridge (Massachusetts).



POEMAS:


LA CRUZ DE NIEVE

Durante las largas e insomnes vigilias de la noche,
un gentil rostro —el rostro de quien murió hace tiempo—
me observa desde la pared mientras el candil
proyecta a su alrededor un halo de pálida luz.
Aquí murió, en esta habitación; el martirio del fuego
nunca llevó al reposo una alma más pura
ni tampoco puede leerse en ningún libro
la leyenda de una vida más bendita.
Lejos de aquí, en el distante Oeste, hay una monte
que desafía el sol y muestra una cruz de nieve
en las profundas quebradas de una de sus laderas.
Así es la cruz que llevo hace dieciocho años
sobre el pecho, a través de la mudanza de estaciones
y paisajes, inmutable desde el día en que ella murió.



LA FLECHA Y LA CANCION

Disparé una flecha al aire,
cayo en tierra, no sé dónde,
puesto que voló tan raudamente, que la vista
no la pudo seguir en su vuelo

Exhalé una canción en el aire,
cayo en tierra, no sé dónde,
porque ¿quién tiene la vista tan penetrante y fuerte
que puede seguir el vuelo de una canción?

Mucho, mucho tiempo después, en un roble
encontré la flecha, todavía intacta,
y la canción, de principio a fin
la encontré de nuevo en el corazón de un amigo.



SALMO DE LA VIDA

No me digas lamentándote,
¡la vida no es más que un sueño vano!
Puesto que muerta está el alma que dormita
y las cosas no son lo que parecen.
¡La vida es real! ¡La vida es grave!
y la tumba no es su meta.
Polvo eres y en polvo te convertirás,
no se refería al alma.
Ni el goce, ni el pesar
son a la postre nuestro destino;
es actuar para que cada amanecer
nos lleve más lejos que hoy.
El tiempo es breve y el arte es largo
y nuestros corazones, aunque bravos y valerosos,
todavía, al igual que tambores sordos,
tocan marchas fúnebres hacia la sepultura.
En el extenso campo de batalla de este mundo,
en el campamento de la vida,
¡no seas como buey mudo aguijado!
¡sino héroe en el conflicto!
¡Desconfía del futuro por agradable que sea!
Deja que el pasado muerto entierre a sus muertos.
¡Actúa, actúa en el vivo presente
el corazón firme y Dios guiándote!
Las vidas de los grandes hombres nos recuerdan
que podemos sublimar las nuestras,
y al partir tras de sí dejan
sus huellas en las arenas del tiempo.
Huellas por las que quizás otro que navegue
por el solemne océano de la vida,
un hermano náufrago desolado,
al verlas, vuelva a recobrar la esperanza.
En pie y manos a la obra,
con ánimo para afrontar cualquier destino.
Logrando y persistiendo,
aprendiendo así a trabajar y a esperar.


.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: Henry Wadsworth Longfellow

Mensaje por Evangelina Valdez el Vie 17 Ene 2014, 14:33

¿Sabes? Un día me vi tentada a traer a "Evangeline" abriendo un post y dejando sus capítulos, quería hacerle honor a mi tocaya jaaaaaaaaa.
Me alegra ver tan excelentes poetas.
Besos
avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: Henry Wadsworth Longfellow

Mensaje por Evangelina Valdez el Vie 17 Ene 2014, 14:44

Regresé, vine a preguntarte si conoces a esta escritora:

Joana Raspall i Juanola (Barcelona, 1 del 7 del 1913 – Sant Feliu de Llobregat, 4 del 12 del 2013)
Estoy interesada en ella, la conocí (sus letras) a través del esposo de su hija Imma que expuso un trabajo sobre ella y me gustó muchísimo, es muy versátil.

Abrazos de nuevo
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25661
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: Henry Wadsworth Longfellow

Mensaje por Pedro Casas Serra el Vie 17 Ene 2014, 15:19

Evangelina: Yo no conozco la obra de Joana Raspall, pero oí que algunos de sus poemas se estudian en las escuelas. Esta es la crónica aparecida en el diario "la Vanguardia" de Barcelona, con motivo de su muerte. Procuraré facilitarte más información sobre ella y algún poema traducido al castellano.

Un abrazo.
Pedro


"Barcelona (Redacción y Agencias). - La poeta y bibliotecaria Joana Raspall ha fallecido a los 100 años de edad, según ha confirmado el ayuntamiento de Sant Feliu de Llobregat.

Este año la capital del Baix Llobregat celebraba el "Año Raspall" como homenaje a la ilustre vecina, que cumplió el siglo de vida el pasado 1 de julio.

Los actos de homenaje concluyeron el pasado 2 de diciembre con un acto público que reunió a más de 500 personas.

El alcalde de Sant Feliu, Jordi San José, ha lamentado la muerte de la escritora y ha asegurado que "todavía tenía muchas cosas que hacer y fuerza para llevarlas a cabo".

Nacida en Barcelona en 1913 y residente en Sant Feliu desde 1916, se diplomó en 1938 por la Escuela de Bibliotecarias, y ejerció la profesión durante una breve temporada en Vilafranca del Penedès.

Su carrera literaria acumula numerosas obras, especialmente para niños y jóvenes y teatrales, empezando con Petits poemes per a nois i noies y siguiendo por títulos Llum i gira-sols, Bon dia, poesia, Degotall de poemes, Versos amics, Pinzellades en vers, Com el plomissol, Serpentines de versos, Escaleta al vent, Font de versos y A compàs dels versos, entre otras composiciones.

En narrativa, también en el género infantil y juvenil, es autora de El mal vent, Contes del si és no és, Contes increïbles y La trampa de la Urbanització K, así como para adultos Diamants i culs de got, El cau de les heures y El calaix del mig i vell rellotge.

La autora ganó en 1963 el premio Joan Santamaria de teatro de adultos con L'ermita de Sant Miquel, y en 1967 el premio Cavall Fort con su obra teatral infantil y juvenil El pou, un género en el que publicó posteriormente L'invent y Kònsum S.A. -formando una trilogía-.

Raspall también es autora -junto a Jaume Riera- del Diccionari de sinònims, y -con Joan Martí- del Diccionari de locucions i frases fetes y el Diccionari d'homònims i parònims.

Entre otras distinciones ha sido galardonada con la Medalla de Oro de la ciudad de Sant Feliu de Llobregat, el Premi Igualtat de l'Institut Català de la Dona, el Premi de Reconeixement Cultural del Baix Llobregat Agna Canalies Mestre' de literatura, la Creu de Sant Jordi de la Generalitat, la Medalla al Treball President Macià y el Premi Crítica Serra d'Or de literatura infantil al conjunto de su obra.

De ella, recientemente, cuando se celebraba el centenario de su nacimiento, el escritor Vicenç Villatoro afirmaba que "realiza una obra completa para adultos y a través de ésta hace su biografía personal y literaria en paralelo a una acción de servicio, de maestría cívica".

Hace menos de un mes la Editorial Mediterrània publicaba el libro Divuit poemes de Nadal i un de Cap d'Any, de la escritora de Sant Feliu.

El libro coincidía con la celebración del centenario del nacimiento de Raspall, y se trata de una selección de poemas inéditos de temática navideña de la escritora, cada uno de ellos acompañado con una ilustración de Ignasi Blanch.

El libro hace revivir "imágenes, expresiones y melodías que forman parte de nuestros recuerdos personales y colectivos", según explica Carles Duarte en el prólogo.

Poco antes, se había presentado el libro Batec de paraules. Poesia lírica completa de Joana Raspall, en el que se recogía toda su producción poética."


Leer más: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Síguenos en: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] | [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: Henry Wadsworth Longfellow

Mensaje por Evangelina Valdez el Vie 24 Ene 2014, 22:15

Gracias Pedro por todas estas informaciones y los enlaces que dejas, me doy cuenta de que esta artista era muy completa y me gusta.
Debo decirte que gracias al internet, tengo contacto con una hija de la poeta que también escribe y es profesora (Imma Cauhé Raspall) creo que un día me animaré a abrir un post sobre la señora poeta.

Y ahora, veamos algunos escritos de Henry:

"DÍAS OSCUROS"

Oscuro está el tiempo, la tarde está fría;
La lluvia me azota y el cierzo á porfía.
La vid aun al césped marchito se adhiere,
Mas se lleva el viento la hoja que muere:
y oscuro está el tiempo, la tarde está fría.
Declinan los años, la vida se enfría;
La lluvia me azota y el cierzo á porfía:
A glorias que fueron se adhiere la mente,
Mas barre esperanzas un soplo inclemente;
Declinan los años, la vida se enfría.
No, empero, desmayes; ¡alienta, alma mía!
El sol de repente sus rayos envía.
Después que una nube robó su presencia.
Hombre eres; y es fuerza que en toda existencia.
Lluvioso á las veces y oscuro esté el día

----------

"MARTE"

Lenta se avanza la Noche
Con gran silencio, y la luna
Pálida en el dorado etéreo
Su menguada faz oculta.
Sola la luz de los astros
Cielo y tierra fría alumbra,
Y Marte, el rojo planeta,
Lugar preeminente ocupa.
¿Es del amor y los sueños
Ese el astro por ventura?
No; que armado un héroe brilla
Tras esa tienda cerúlea.
Cuando mis ojos contemplan
En la soledad nocturna,
Suspensa en el éter vago
Tu centellante armadura.
¡Numen del valor sereno!
Entiendo tus señas mudas,
Siento que mis fuerzas crecen,
Cesa el afán que me turba.
Sola la luz de los astros
Fría mi espíritu alumbra,
Y Marte, el rojo planeta,
Lugar preeminente ocupa.
Él, con la calma que inspira,
Me domina y me subyuga,
Como símbolo de firme
Voluntad que calla y triunfa.
¡Oh, tú, quienquiera que seas
Que este mi cantar escuchas,
Si tus bellas esperanzas
Viste morir una á una,
Cobra el ánimo perdido,
Vuelve esforzado á la lucha.
¡Gloria al hombre que combate
Siempre, y no desmaya nunca!

-----------

"UN RAYO DE SOL"*

Este es el sitio. ¡Mi corcel, detente!
Déjame repasar la misma escena,
Y el recuerdo evocar con honda pena.
De la mujer que fué.
Júntanse aquí el pasado y el presente.
Del tiempo separados por el vuelo,
Cual las huellas que oculta el arroyuelo,
Y á ambos lados se ven.

¡Venid, recuerdos, mi único recreo!...
¡Ah! la gramosa calle ya distingo
Que al ara santa aquel feliz domingo
Nos condujo á los dos.
La inquieta sombra de los tilos veo
Acariciando la menuda grama.
¡Ay! tú pasabas entre sombra y rama
Como etérea visión.

Blancas cual la azucena eran tus ropas,
Como ella casta y pura tu alma era;
Parecías, graciosa mensajera,
Del cielo descender.
Con ternura los árboles sus copas
Doblaban por besar tu ebúrnea frente,
Y el pudoroso trébol reverente
Te acariciaba el pie.

"¡Dormid, dormid en este santo día
Angustias y cuidados mundanales!"
El coro canta. Armónicos raudales
Ascienden hasta Dios.
El sol por la entreabierta celosía
Un rayo vierte en la extendida sala
Que el polvo dora, y la soñada escala
Semeja de Jacob.

El viento perfumado á cada instante
Besa y agita con su soplo blando
Las páginas del libro venerando
Que está sobre el altar.
Largo tiempo la voz edificante
Del ministro sonó; mas un momento
Fué para mí, que á ti mi pensamiento
Se ligaba tenaz.

Así también la férvida plegaria
Que él y yo pronunciamos aquel día,
Pasó; que á Dios volaba el alma mía,
Mi corazón á ti.
Hoy ¡oh dolor! la tea funeraria
Alumbra sólo. El rayo aquel de oro
Se extinguió para siempre. Amargo lloro
Sucedió á aquel festín.

¡Triste recuerdo, al corazón ligado
Con mil raíces! Cual el alto pino
El sol aparta y gime de con tino
Su eterna soledad.
Mas su memoria brilla en lo pasado
Como el luciente sol brilla á lo lejos,
Cuando nube que envidia sus reflejos
Nos oculta su faz.


* Traducción de Miguel Antonio Caro:
(10 de noviembre de 1843 - 5 de agosto de 1909)
Humanista y político colombiano.


avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: Henry Wadsworth Longfellow

Mensaje por Evangelina Valdez el Vie 24 Ene 2014, 22:18

"EVANGELINA"

En esta tierra plácida que baña
El Delawér, y que á la dulce sombra
De alta floresta y pastoral cabaña
A Penn, su apóstol, reverente nombra:
Allí de la fructífera campaña
Sobre la igual, terciopelada alfombra,
La ciudad que él fundó marca su huella
Y del río á las márgenes descuella.

Sus calles repercuten todavía
Los nombres de sus árboles frondosos,
Como ansiando aplacar con su armonía
Las dríadas y silfos nemorosos
Que vieron con enojo el hacha impía
Invadir sus retretes misteriosos;
Y allí el aura es fragancia, y la hermosura
En el pérsico ve su imagen pura.

Arrojó en esta playa el Océano
A Evangelina, huérfana y proscrita,
Y si patria y hogar le hurtó el tirano,
Aquí otra patria con amor la invita.
René Leblanc, el venerable anciano,
Reposó aquí su dilatada cuita,
Y de cien descendientes, uno apenas
Vio en torno suyo al rematar sus penas.

Para su amiga en Filadelfia había
Algo que hablaba al corazón siquiera.
Algo que murmurarle parecía:
"Entre nosotros no eres extranjera."
Y el cuácaro tutear que en torno oía
Le recordaba aquella paz primera,
Aquel Edén de iguales y de hermanos,
Arcadia realizada entre cristianos.

Así, cuando por fin cesó en el mundo
Esa persecución que nunca alcanza
Su objeto; aquel afán ciego, infecundo;
Ese loco esperar sin esperanza:
Entonces, sofocando en lo profundo
Del corazón la impía desconfianza,
Volvióse aquí, como hacia el sol las hojas,
Aquella alma en tinieblas y congojas.

Igual se ve desde eminente cumbre
Plegarse y disiparse el cortinaje
De niebla matinal, y entre áurea lumbre
Ir surgiendo el magnífico paisaje:
Roja ciudad de innúmera techumbre.
Quintas y aldeas como suelto encaje,
Y, entrelazando hogares y plantíos,
Caminos de oro y plateados ríos:

Así también se disipó en su mente
La neblina falaz que la distrajo,
Y hoy al sol del amor resplandeciente
Ve el mundo inmenso dilatarse abajo.
El sendero asperísimo y pendiente
Que entre angustias y lágrimas la trajo,
Perdió con la distancia sus fragores,
Y es ya una calle de arbolado y flores.

Gabriel no ha muerto, vive en su alma: en ella
Su imagen brilla sin cesar, vestida
De amor y juventud: dos veces bella,
En flor de corazón y en flor de vida:
Cual lo vio última vez la fiel doncella
Extático en ardiente despedida,
Y más perfecto aún; que hoy lo acrisola
De eterna ausencia fúnebre aureola.

El tiempo no entra en su memoria: en vano
Los años, aunque lentos, se suceden:
No han de cambiarlo en su tesón profano;
Transfigurarlo solamente pueden.
Para Gabriel no existe aquel tirano
De quien olvido y desamor proceden.
Él ya no es un ausente: es como un muerto
Que al fin la mar depositó en su puerto.

Dulce paciencia, abnegación constante,
Consagración activa al bien ajeno,
Hé aquí lo que esa mártir anhelante
Leyó escrito en las llagas de su seno.
Así va á difundirse en adelante
Aquel amor de que rebosa lleno,
Cual rica especia embalsamando el viento
Sin perder su fragancia al dar su aliento.

Roto de la esperanza el frágil vaso,
Y todo anhelo terrenal proscrito,
Sólo ansia ya con reverente paso
Seguir las huellas de Jesús bendito;
Reanima el cuerpo quebrantado y laso
Templándolo en el piélago infinito
De la divina caridad, y ufana
Ciñe el cordón humilde de la Hermana.

Meses y años enteros se deslizan
Viéndola infatigable en su tarea;
¡Cuánta llaga esas manos cicatrizan!
¡Cuánta miseria incógnita rastrea!
Por callejuelas que á hombres horrorizan
De puerta en puerta sin temor golpea,
Y para cada mal lleva consigo
Pan, luz, remedio, estímulo y abrigo.

Noche tras noche, cuando duerme el mundo,
Y ruedan por las calles desoladas,
Entre ráfagas de aire gemebundo,
Las voces del sereno acostumbradas;
A tiempo que él anuncia aquel profundo
Sueño, y la paz y la quietud guardadas,
Tal vez divisa en mísera buhardilla
Velando algún dolor su lamparilla.

Y día tras día el alemán labriego,
Al entrar paso á paso con la aurora
Rodando el carretón aldeaniego
Colmado en frutos de Pomona y Flora;
Cuando sus gritos turban el sosiego
Del arrabal que aun duerme en esa hora,
Ve que á su claustro vuelve entonces ella,
Pálida de velar, mas siempre bella.



Contenido patrocinado

Re: Henry Wadsworth Longfellow

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Dom 19 Nov 2017, 07:27