Aires de Libertad

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Temas similares

    Estadísticas

    Nuestros miembros han publicado un total de 797216 mensajes en 39705 argumentos.

    Tenemos 1362 miembros registrados

    El último usuario registrado es Andrecel12

    Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

    ¿Quién está en línea?

    En total hay 28 usuarios en línea: 5 Registrados, 1 Ocultos y 22 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

    F. Enrique, ingrid zetterberg, javier eguílaz, Maria Román, Pascual Lopez Sanchez


    Hubieron 125 usuarios en línea en la fecha Mar 04 Jun 2019, 03:50

    Septiembre 2019

    LunMarMiérJueVieSábDom
          1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    30      

    Calendario Calendario

    Conectarse

    Recuperar mi contraseña

    Galería


    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty

    UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



    Flujo RSS


    Yahoo! 
    MSN 
    AOL 
    Netvibes 
    Bloglines 

    Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E


    WALT WHITMAN

    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 40719
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty WALT WHITMAN

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 10 Abr 2010, 17:13

    I.- WALT WHITMAN

    Hablar de Walt Whitman ( W.W a partir de ahora) en un espacio necesariamente reducido como este parece un trabajo imposible : ¿Qué sintetizar de uno de los poetas más grandes que ha dado la humanidad, comparable tan sólo a autores como Homero, Pablo Neruda, Maiakovsky...?. ¿Cómo resumir en breves lineas a quien es esencialmente poesía...?.
    Ello, sin embargo, no nos anima a renunciar. Vamos a presentar unas breves notas hagiográficas - calificación hecha con la conciencia de que el único altar posible para W.W. es la propia tierra a la que él canta-, un corto discurso sobre su vida y un estudio crítico sobre su obra fundamental : "HOJAS DE HIERBA" (" ESTUDIO CRÍTICO DE HOJAS DE HIERBA : EL POEMA ÉPICO DE AMÉRICA"). Esta última parte no me pertenece. Es un trabajo de mi hija , INMACULADA LÓPEZ SÁNCHEZ, presentado hace unos 8 años como parte de sus estudios fín de carrera como Licenciada en Filología Inglesa. Si la ayudé o no en ese trabajo es lo de menos. Es posible que le indicara el camino. Y para ella, hoy, W.W. es un poeta que lleva consigo. Y cómo no llevar consigo - y cómo no llevar conmigo - a quien ha dicho :

    "No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, sin haber sido felíz, sin haber aumentado tus sueños.. No te dejes vencer por el dsaliento. No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte, que es casi un deber. No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario. No dejes de creer que las palabras y las poesías si pueden cambiar el mundo. Pase lo que pase nuestra esencia está intacta. Somos seres llenos de pasión. la vida es desierto y oasis. Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia. Aunque el viento sople en contra , la poderosa obra continúa : Tú puedes aportar una estrofa. NO DEJES NUNCA DE SOÑAR PORQUE EN SUEÑOS ES LIBRE EL HOMBRE".

    W.W. nace en West Hills, en el condado de Nueva York, el 31 de Mayo de 1819, muriendo en marzo de 1892 en Nueva Jersey. Ocupó varias actividades laborales : periodista, profesor, empleado del gobierno, enfermero durante la contienda civil americana...Su obra fundamental es la ya comentada HOJAS DE HIERBA, considerado como un libro épico - la épica del pueblo norteamericano, pero no sólo, también la épica de la democracia, o la épica del ser humano en general-. Este libro, tantas veces criticado en su época - y todavía marginado por algunas instituciones literarias- oscila en su concepción entre el Trascendentalismo religioso norteamericano - que identifica al hombre con el cosmos- y el Realismo literario, que posibilita que lo elemental del ser humano y de la sociedad sea poesía en contraposición a los malabarismos estéticos del romanticismo.
    Sobre la trascedencia o no de W.W. baste asimilar la cantidad de veces que HOJAS DE HIERBA ha sido comparada con el CANTO GENERAL de Pablo Neruda - la admiración confesa que este tenía por aquél-; la influencia que ha ejercido en poetas de la talla de Maiakovsky o la devoción que le profesaba Federico Garcia Lorca - se cuenta que su viaje a N.York perseguía conocer el Manhatan previamente cantado por W.W. -.

    II.- ESTUDIO CRÍTICO DE "HOJAS DE HIERBA". EL POEMA ÉPICO DE NORTEAMERICA ( INMACULADA LÓPEZ SÁNCHEZ).-

    A) INTRODUCCIÓN :

    Hoy en día el gran poeta es el que en su trabajo estimula mejor nuestra imaginación y reflexión. El mejor poeta no es el que ha creado la obra más perfecta , sino el que más nos sugiere. El que nos hace desear, explicar y estudiar.
    "Hojas de Hierba" es el poema épico de Norteamerica por antonomasia, pero es una nueva forma de épica. W.W. crea y modula esta nueva forma obviando formulas métricas preestablecidas y dándole al poema la autenticidad de un verso libre.
    Con anterioridad a W.W. hubo intentos de escribir la épica de América, pero usando formas tradicionales y con un héroe preestablecido. W.W. decide ser su propio héroe : "Hojas de Hierba" es una canción a sí mismo, a América, a la Democracia...una canción a y para la Humanidad,

    B)LENGUAJE Y ESTILO :

    Los dibujos, el drama y la melodía son los recursos que W.W. usa para organizar su poesía. Él, Whitman, tiene que enfrentarse y aclararse con la REALIDAD, es decir, con todo aquello que sus sentido perciben, no conformándose con las concepciones imperantes en aquella época.
    W.W. habló abiertamente y con mucha seguridad de la necesidad de América de encontrar "un inmenso número de palabras nuevas". Le satisfacía enormemente encontrar vocabulario nuevo con el que saciar sus necesidades intelectuales. También asumió la existencia de un mundo espiritual junto a las meras formas materiales, y creyó que estas formas materiales -el cuerpo humano, los objetos naturales, las cosa y partículas más elementales, las "hojas de " hierba"- eran capaces de despertar en el poeta una respuesta espiritual que otros poetas solo experimentaban en momentos de intensa excitación mística, cuando el hombre solitario era tocado por el corazón de la Naturaleza ( punto de vista del Romanticismo).
    El mundo físico de W.W. está vivo, se mueve, suena y a menudo surge de las ruidosas calles de Manhattan. El constante uso del gerundio ( en inglés, idioma original) da sentido de inmediatez y de cambio. Estos gerundios se encuentran por todas partes en su poesía, como por ejemplo en el papel inolvidable del mar en "DE LA CUNA QUE SE MECE ETERNAMENTE" :

    "De la cuna que se mece eternamente,
    De la garganta del ruiseñor, lanzadera musical,
    De la medianoche de septiembre,
    Sobre las arenas estériles y los campos lejanos, allá donde el niño abandonaba su lecho
    / para vagar sólo, con la cabeza descubierta, con lo pies desnudos,
    bajo la aureola de la lluvia,
    Sobre el juego místico de las sombras que se entrecruzan y se retuercen como si estuviesen
    / animadas,
    De las manchas de los rosales silvestres y de las zarzamoras,
    De los recuerdos del ave que me cantó...
    ........................................
    He escuchado sus notas para recordarlas, para cantarlas, para interpretarlas,
    Siguiéndote ,hermano mío

    ¡Arrulla! ¡Arrulla! ¡Arrulla!
    La ola arrulla a la ola que la precede
    Y de nuevo otra ola la abraza y la golpea, todas juntas
    Pero mi amor no me arrulla, no, no me arrulla a mí

    ..."

    Otro poema en el cual W.W usa el gerundio profusamente, "La última vez que florecieron las lilas", en el cual existe un potente contraste entre la fertilidad y las escenas dramáticas que se derivan de la muerte de Lincoln :

    "La última vez que florecieron las lilas en el huerto,
    Y la gran estrella declinaba en el cielo nocturno del oeste,
    Lamenté y lamentaré con el eterno retorno de la primavera.

    Primavera que eternamente retornas, trinidad segura me traes,
    Las lilas siempre en flor, la estrella que declin en el oeste,
    Y el pensamiento de aquel a quien amo.
    ..."

    El cuerpo humano entra dentro de la glorificación que W.W. hace del mundo físico. El cuerpo humano y sus propias actividades fisiológicas naturales , a las que W.W ensalza por su profundidad y perfección :

    "Canto el yo, persona simple , separada;
    No obstante, pronuncio la palabra democrática, la palabra En Masa.

    La fisiología de la cabeza a los pies yo canto.
    Ni la fisionomía sola, ni el cerebro solo, son dignos de la Musa; digo que el Cuerpo
    / completo es más digno,
    A la Mujer igual que al Hombre , yo canto.

    De la Vida inmensa en la pasión, en la elasticidad, en la fuerza,
    Alegre, para la más libre acción formado según las leyes divinas,
    Canto al Hombre Moderno".

    Además del reconocimiento igualitario entre hombre y mujer -todo un hecho singular en la segunda mitad del siglo XIX - W.W. canta el alma con la misma intensidad y pasión como lo hace con el cuerpo :

    "Aquí la tierra femenina y la tierra masculina,
    Aquí el patrimonio masculino y el patrimonio femenino del mundo, aquí la llama de los
    / elementos,
    Aquí la espiritulidad traductora, lo abiertamente reconocido,
    Lo siempre olícito, el final de las formas visibles,
    Lo que satisface y avanza después de la larga espera inevitable :
    Sí, ya viene mi amante, el alma.

    6

    El alma,
    Por siempre y por siempre -más tiempo que el de la duración del suelo pardo y sólido-
    / más tiempo que el del flujo y reflujo del mar.
    Haré los poemas de la materia, porque creo que habrán de ser los poemas más espirituales,
    Y haré los poemas de mi cuerpo y de la mortalidad,
    porque creo que entonces me proveeré de los poemas de mi alma y de la inmortalidad...
    ..."

    Por otra parte, el acto físico del amor es para W.W. el momento más íntimo y sublime del poeta ( hay que tener en cuenta que una de las mayores críticas recaidas sobre W.W en su época era su excesiva sensualidad), cuando siente sobre sí mismo " la paz, el júbilo y la sabiduría que sobrepasa cualquier arte sobre la tierra" :

    "Compondré los cantos de pasión para complacerlos,
    Y vuestros cantos, transgresores proscritos, porque os escudriño con ojos consanguineos
    / y os llevo conmigo como a cualesquiera otros.

    Compondré el verdadero poema de las riquezas,
    A fin de ganar para el cuerpo y el espíritu todo aquello que se adhiere y avanza,
    / y no es desechapo por la muerte;
    Derramaré egoísmo y mostraré como este lo realza todo, y seré el bardo de la personlidad,
    Y mostraré, respecto del macho y de la hembra, que cada uno de ellos no es sino igual al otro.
    ¡Y los órganos y los actos sexuales!. Concentraos en mí, porque he decidido divulgaros
    / con voz clara e intrépida para probar que sois ilustres.
    ..."

    En "CANTO A MÍ MISMO", sección 5 se da uno de los momentos sensuales de todo el libro, donde el alma se transforma en compañera activa de una escena de amor que no renuncia al componente sexual :

    "Yo creo en tí, alma mía; mi otro yo no se humillará ante tí,
    Y tú no te humillarás ante él.

    Entrégate conmigo al ocio sobre la hierba, desembaraza tu garganta,
    No quiero palabras, ni música, ni versos, ni costumbres, ni conferencias, ni siquiera
    / las mejores,
    Solo quiero el arrullo, el susurro de tu voz suave.
    Reuerdo cómo nos acostamos una mañana diáfana de estío,
    Cómo apoyaste tu cabeza en mis caderas, cómo te inclinaste dulcemente sobre mí,
    Cómo me abriste la camisa sobre el pecho, cómo hundiste tu lengua hasta tocar mi corazón
    / desnudo...
    ..."

    Sí, parece dificil leer estos versos sin sentirse atrapado por su sensualidad.

    La dicción, además , de las secciones "Hijos de Adan" y "Calamus, es especialmente desinhibida a la hora de describir el anhelo y las satisfacciones del amor entre mujer y hombre y entre hombre y hombre ( razón que ha llevado a discusiones sobre la supuesta homosexualidad de W.W., nunca demostrada)

    "Asciendo otra vez al jardín del mundo,
    Anuncio a los cónyuges vigorosos, a las hijas, a los hijos,
    Significo y soy el amor, la vida de sus cuerpos,
    Concuriosidad contemplo aquí mi resurrección después de mi adormecimiento,
    Los cielos, girando en sus vastas órbitas, me han devuelto,
    Amorosos, maduros, hermosísimos, maravillosos,
    mis miembros y el fuego vibrante que siempre juega en ellos asombroso.

    Existo y, existiendo, penetro en todas las cosas con mi vida,
    Estoy satisfecho con lo presente y satisfecho con lo pasado,
    Eva marcha conmigo junto a mí, o detrás,
    O delante, y yo la sigo del mismo modo".

    Pero en realidad ( duplicidad, puro realismo ) W.W. asume una variedad de lenguaje capaz de recoger todos los acontecimientos del mundo que extrapola a su vasta Ámerica -su geografía, sus ríos y montañas, su flora y su fauna y sobre todo sus gentes y sus sentimientos-. El lenguaje de W.W es fresco porque crece de una nueva actitud hacia la experiencia. Y gana riqueza porque acepta vocablos que provienen de cualquier otra lengua o cualquier actividad humana hasta ese momento considerada prosaica. Ya que la poesía no es solo para ser leída sino que debe ser escuchada ( y la palabra hablada) la dicción se convierte en la voz del poeta. W.W. fue siempre consciente de las virtudes de su poesía y eso le lleva a usarla como discurso

    C) LA ORATORIA DE W.W.

    Según algunos críticos la intención de W.W. en CANTO A MI MISMO es convertirse en un orador público. Y una lectura cuidadosa y pormenorizada de ese magno poema confirma esa impresión : El estilo esencial del poema es la oratoria formal, con interrogantes cargados de intencionalidad y sus respuestas correspondientes :

    "¿ Has exagerado el valor de un millar de hectáreas?, ¿ has exagerado el valor de la tierra?
    ¿Te has esforzado tanto en aprender a leer?
    ¿Te has vanagloriado de penetrar el significado de los poemas ?.

    Acompáñame este día y esta noche y poseerás el origen de todos los poemas,
    Poseerás lo bueno de la tierra y del sol ( sobran millones de soles),
    No aceptarás ya las cosas de segunda o tercera mano, ni verás con los ojos de los muertos,
    / ni te nutrirás de los espectros de los libros,
    Ni verás con mis ojos tampoco, ni aceptarás las cosas que yo he aceptado :
    Escucharás todas las opiniones y las filtrarás a través de tí mismo".

    Una de las técnicas fundamentales de la oratoria es la implicación del sujeto -lector- que escucha el discurso. Esa utilización retórica del Tú que se asimila al mismo actor que declama, al mismo poeta que recita identificándose con el individuo y con la masa :

    "Me celebro y me canto,
    Y aquello que yo me apropio habrás de apropiarte
    Porque todos los átomos que me pertenecen también te pertenecen..."

    Así empieza el impresionante poema ya mencionado, "Canto de mí mismo". Como una invitación a la simbiosis y al quehacer. Participación, pues, en lugar de lectura pasiva. Y esa misma invitación a la participación, a la emancipación del yo, descargando la fuerza del poema en la existencia del Tú se encuentra en toda la estructura de "Al partir de Paumanok"

    "También tú me haces preguntas y yo te escucho,
    Y te digo que no puedo contestarte, y que la respuesta has de encontrarla por tí mismo.

    Siéntate un momento, hijo mío,
    Aquí tienes pan para comer y leche para beber,
    Mas tan pronto como hayas dormido y te hayas puesto ropa fresca, te daré un beso de adiós
    / y te abriré la puerta para que salgas..."

    Este, que es un poema de viaje, es un recorrido emblemático por todo el libro " Hojas de Hierba". "Hojas de Hierba", a su vez , es un recorrido no solo por Norteamérica sino por toda la humanidad, por el ser humano individual y colectivo, por su forma de gobierno deseable, por su miseria que se confunde con su grandeza, con su misterio que se extrapola a su transparencia. Por lo vulgar...W.W. canta lo vulgar; lo que nadie se habá atrevido hacer hasta que él con un verso imperioso, libre y radiante hizo :

    "Yo canto lo vulgar;
    ¡Qué vulgar es la salud!, ¡qué vulgar la nobleza!
    La distancia : ni la mentira, ni la gula , ni la lujuria;
    Yo canto el aire libre, la libertad, la tolerancia
    (Toma aquí la lección principal - no tanto de los libros, no tanto de las cátedras-),
    El día y la noche comunes - la tierra y las aguas comunes ,
    Tu granja -tu trabajo, oficio, ocupación,
    la sabiduría democrática debajo, como terreno firme para todos".

    D) CONCLUSIÓN.

    Con "Hojas de Hierba" la poesía americana logró su independencia. W.W consiguió cambiar el rumbo no solo de la poesía americana sino también de la europea. Poetas de todo el mundo han bebido de las fuentes de W.W. por su universalidad, su pasión , su destreza con la palabra. Poetas como el ruso Maiakovsky, el francés Paul Elouard, el español Federico García Lorca, el chileno Pablo Neruda. José Luis Borges, posiblemente la autoridad intelectual mas notable del siglo XX, dijo :

    "Durante un tiempo consideré a Walt Whitman no solo un gran poeta, si no el único poeta".

    Pero qué sentido tiene dar explicaciones que pudiern parecer capciosas o tendenciosas. El que tenga tiempo que escuche la vos del enorme poeta de la enorme barba blanca .

    "EL PROPÓSITO DE HOJAS DE HIERBA" :

    "Ni excluir ni limitar, ni arrancar los males de sus masas formidables
    /(aún para exhibirlos,
    Sino acrecentar, fundir, completar, ampliar - y celebrar lo inmortal y lo bueno.

    Altivo este poema, sus palabras y su alcance,
    Para abarcar los vastos dominios del espcio y del tiempo,
    Evolución -lo que se acumula- desarrollos y generaciones.

    Empezada en la madurez de mi juventud y continuada sin desmayar,
    Vagando, escrutando, holgando con todos - absorbiendo la guerra, la pz , el día y la noche-,
    Sin abandonar jamás mi tarea, ni por una breve hora,
    La termino aquí en la enfermedad, la pobreza y la vejez.

    Yo canto la vida, pero pienso mucho en la muerte :
    En este día la sombra de la Muerte me sigue los pasos, sigue a mi cuerpo cuando se sienta,
    / y me ha seguido desde hace años :
    Se me aproxima a veces, como para verme car a cara".


    ( Los extractos de poemas están sacados del Libro "Hojas de Hierba", Edición de Francisco Alexander, Colección Visor de Poesía. Los derechos intelectuales de este trabajo pertenecen a INMACULADA LÓPEZ SÁNCHEZ").


    Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Dom 11 Abr 2010, 16:53, editado 3 veces
    Gala Grosso
    Gala Grosso

    Cantidad de envíos : 3595
    Fecha de inscripción : 15/11/2009
    Edad : 61
    Localización : Buenos Aires

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Gala Grosso el Sáb 10 Abr 2010, 20:45

    MUY BUEN APORTE!!
    Espero ansiosa la continuación...
    Un besito
    Gala Grosso
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 42862
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Maria Lua el Sáb 10 Abr 2010, 21:22

    "No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, sin haber sido felíz, sin haber aumentado tus sueños.. No te dejes vencer por el dsaliento. No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte, que es casi un deber. No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario. No dejes de creer que las palabras y las poesías si pueden cambiar el mundo. Pase lo que pase nuestra esencia está intacta. Somos seres llenos de pasión. la vida es desierto y oasis. Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia. Aunque el viento sople en contra , la poderosa obra continúa : Tú puedes aportar una estrofa. NO DEJES NUNCA DE SOÑAR PORQUE EN SUEÑOS ES LIBRE EL HOMBRE".

    Maravilloso, querido Pascual!
    No conocía y te digo que muy poco
    he leído de los poemas de WW...
    Gracias, te sigo
    Besos
    Maria Lua


    _________________


    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]



    Te encuentro
    tus huellas son tatuajes en mi corazón
    intensas e inmensas
    como el vino de la pasión
    y la rosa roja del amor
    eternas y etereas
    como los sortilegios de una Luna Creciente... 


    Maria Lua




    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Walter Faila
    Walter Faila
    Fundador del Foro
    Fundador del Foro

    Cantidad de envíos : 16024
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Edad : 57
    Localización : Santiago Del Estero

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Walter Faila el Sáb 10 Abr 2010, 21:39

    Gracias Pascual por tan buena elección, yo tambien resalto el parrafo que resaltó Maria, excelente, abrazos y gracias


    _________________



    Cualquier realidad desmerece lo soñado, pero todos tenemos derecho a nuestros sueños*
    P.Casas Serra¨[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 40719
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 11 Abr 2010, 02:25

    Os pido disculpas a los tres. Desgraciadamente mi vista se cansa cuando llevo mucho tiempo. Lo mismo preciso un par de días para concluirlo. Pero estoy seguro que os merecerá la pena. Al menos eso deseo y espero.
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 42862
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Maria Lua el Dom 11 Abr 2010, 13:13

    Está muy bien, querido
    Pascual!
    Así vamos leyendo
    despacito y con más
    atención...
    Te sigo...
    Besos
    Maria Lua


    _________________


    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]



    Te encuentro
    tus huellas son tatuajes en mi corazón
    intensas e inmensas
    como el vino de la pasión
    y la rosa roja del amor
    eternas y etereas
    como los sortilegios de una Luna Creciente... 


    Maria Lua




    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 40719
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 11 Abr 2010, 14:50

    Voy a intentar concluirlo después, María . Un beso
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 42862
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Maria Lua el Lun 12 Abr 2010, 13:26

    "NO DEJES NUNCA DE SOÑAR PORQUE EN SUEÑOS ES LIBRE EL HOMBRE".

    Gracias, querido amigo
    Pascual...
    Sigo leyendo lo que nos
    dejas...
    Sigo soñando!
    Besos
    Maria Lua


    _________________


    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]



    Te encuentro
    tus huellas son tatuajes en mi corazón
    intensas e inmensas
    como el vino de la pasión
    y la rosa roja del amor
    eternas y etereas
    como los sortilegios de una Luna Creciente... 


    Maria Lua




    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 40719
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 12 Abr 2010, 15:01

    Gracias, Maria . Por ser la fecha que es para Aires de Libertad la entrega de W.Whitman es mi regalo, para Wlter, para tí, y para todos los foristas.
    Walter Faila
    Walter Faila
    Fundador del Foro
    Fundador del Foro

    Cantidad de envíos : 16024
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Edad : 57
    Localización : Santiago Del Estero

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Walter Faila el Lun 12 Abr 2010, 16:18

    Gracias pascual, es un grandioso regalo, esperamos calmos la otra parte.- Un abrazo amigo mio


    _________________



    Cualquier realidad desmerece lo soñado, pero todos tenemos derecho a nuestros sueños*
    P.Casas Serra¨[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 40719
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 13 Abr 2010, 00:50

    Walter, mi querido amigo. Ya está completo. El trabajo de Inma, en su momento, fue premiado en la Facultad de Letras ( Departamento de Filología Inglesa)de Murcia por su claridad expositiva.
    Los dos siguientes poetas que presentaré serán : JOSÉ HIERRO Y ANTONIO MACHADO. Pero tengo que dedicarle algún tiempo a mis pcientes, con lo cual tendréis que esperar un poquito. Un abrazo. Ánimo. Y nuevamente felicidades por el cumpleaños de Aires de Libertad
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 42862
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Maria Lua el Mar 13 Abr 2010, 02:04

    "También tú me haces preguntas y yo te escucho,
    Y te digo que no puedo contestarte, y que la respuesta has de encontrarla por tí mismo."


    Gracias, querido Pascual!
    Bello trabajo!
    Bello poeta!
    Un beso para tu hija
    y otro para ti, con
    mucho cariño
    Maria Lua


    _________________


    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]



    Te encuentro
    tus huellas son tatuajes en mi corazón
    intensas e inmensas
    como el vino de la pasión
    y la rosa roja del amor
    eternas y etereas
    como los sortilegios de una Luna Creciente... 


    Maria Lua




    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    avatar
    Inmaculada López

    Cantidad de envíos : 1
    Fecha de inscripción : 14/04/2010

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Inmaculada López el Miér 14 Abr 2010, 13:17

    Queridos amigos
    Debo decir que este trabajo no hubiera sido posible sin la ayuda de mi querido y admirado padre. Primero,porque me enseñó a amar la poesía cuando de muy niña nos sentaba a mi y a mi hermana en sus rodillas y nos recitaba a Miguel Hernández. Segundo,porque durante mi estancia en Liverpool (por cierto, facultad que premió este trabajo, y no la de Murcia),no se cansó de enviarme material que yo fui recopilando para la elaboración de dicho trabajo (no olvidemos que el correo electrónico no era lo que es ahora,hablamos de hace 15 años). Y tercero porque me enseñó a amar la Literatura y a leer para soñar,porque leyendo y soñando somos libres. Eternamente agradecida.
    Te quiero.
    Inma
    Administrador
    Administrador
    Administrador General del Foro
    Administrador General del Foro

    Cantidad de envíos : 536
    Fecha de inscripción : 11/04/2009
    Edad : 57
    Localización : Santiago del Estero- Argentina

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Administrador el Miér 14 Abr 2010, 14:22

    Cuando dejé el mensaje estaba hasta la mitad, creí que lo harías en otro post, gracias amigo, y felicitaciones y bienvenida Inma, tienes un gran padre y un gran ser humano en el.- Saludos y besos

    Perdón que no esté con mi nombre

    Walter Faila


    _________________
    ADMINISTRADOR
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 42862
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Maria Lua el Miér 14 Abr 2010, 14:55

    Me encanta verte aqui,
    querida Inma!
    Te felicito por tu bello
    trabajo y a tu padre,
    nuestro querido amigo
    Pascual, por lo que comenta,
    nos deja y nos enseña
    en este foro
    de grandes escritores...
    Gracias a los dos...
    Beos con mucho cariño
    Maria Lua


    _________________


    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]



    Te encuentro
    tus huellas son tatuajes en mi corazón
    intensas e inmensas
    como el vino de la pasión
    y la rosa roja del amor
    eternas y etereas
    como los sortilegios de una Luna Creciente... 


    Maria Lua




    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 40719
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 14 Abr 2010, 16:14

    Inma, te daré unos azotes. Esto no me lo esperaba yo
    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 29358
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 65
    Localización : buenos aires

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por cecilia gargantini el Sáb 17 Abr 2010, 18:32

    Qué bello homenaje a este gran poeta. Amo a WW.
    Gracias, queridos Pascual e Inma, por este maravilloso recuerdo.
    Besossssssssssssssssssss
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 40719
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 19 Abr 2010, 01:30

    Gracias , Cecilia. Un fuerte abrazo.
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 30000
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Barcelona

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Miér 21 Abr 2010, 14:39

    Muy buen artículo el que habéis hecho entre padre e hija. Felicidades y un abrazo a los dos. Pedro.


    Aporto los poemas que en homenaje a Walt Whitman escribieron Rubén Darío, Pablo Neruda, Federico García Lorca, Carlos Vitale, Pedro Mir Y Heddy Navarro Harris:



    "Walt Whitman" de Rubén Darío

    En su país de hierro vive el gran viejo,
    bello como un patriarca, sereno y santo.
    Tiene en la arruga olímpica de su entrecejo
    algo que impera y vence con noble encanto.

    Su alma del infinito parece espejo;
    son sus cansados hombros dignos del manto;
    y con arpa labrada de un roble añejo
    como un profeta nuevo canta su canto.

    Sacerdote, que alienta soplo divino,
    anuncia en el futuro, tiempo mejor.
    Dice el águila: «¡Vuela!», «¡Boga!», al marino,

    y «¡Trabaja!», al robusto trabajador.
    ¡Así va ese poeta por su camino
    con su soberbio rostro de emperador!




    "Oda a Walt Whitman" de Pablo Neruda:

    YO no recuerdo
    a qué edad,
    ni dónde,
    si en el gran Sur mojado
    o en la costa
    temible, bajo el breve
    grito de las gaviotas,
    toqué una mano y era
    la mano de Walt Whitman:
    pisé la tierra
    con los pies desnudos,
    anduve sobre el pasto,
    sobre el firme rocío
    de Walt Whitman.

    Durante
    mi juventud
    toda
    me acompañó esa mano,
    ese rocío,
    su firmeza de pino patriarca, su extensión de
    pradera,
    y su misión de paz circulatoria.

    Sin
    desdeñar
    los dones
    de la tierra,
    la copiosa
    curva del capitel,
    ni la inicial
    purpúrea
    de la sabiduría,

    me enseñaste
    a ser americano,
    levantaste
    mis ojos
    a los libros,
    hacia
    el tesoro
    de los cereales:
    ancho,
    en la claridad
    de las llanuras,
    me hiciste ver
    el alto
    monte
    tutelar. Del eco
    subterráneo,
    para mí
    recogiste
    todo,
    todo lo que nacía,
    cosechaste
    galopando en la alfalfa,
    cortando para mí las amapolas,
    visitando
    los ríos,
    acudiendo en la tarde
    a las cocinas.

    Pero no sólo
    tierra
    sacó a la luz
    tu pala;
    desenterraste
    al hombre,
    y el
    esclavo
    humillado
    contigo, balanceando
    la negra dignidad de su estatura,
    caminó conquistando
    la alegría.

    Al fogonero,
    abajo,
    en la caldera,
    mandaste
    un canastito
    de frutillas,
    a todas las esquinas de tu pueblo
    un verso
    tuyo llegó de visita
    y era como un trozo
    de cuerpo limpio
    el verso que llegaba,
    como
    tu propia barba pescadora
    o el solemne camino de tus piernas de acacia.

    Pasó entre los soldados
    tu silueta
    de bardo, de enfermero,
    de cuidador nocturno
    que conoce
    el sonido
    de la respiración en la agonía
    y espera con la aurora
    el silencioso
    regreso
    de la vida.

    Buen panadero!
    Primo hermano mayor
    de mis raíces,
    cúpula
    de araucaria,
    hace
    ya
    cien
    años
    que sobre el pasto tuyo
    y sus germinaciones,
    el viento
    pasa
    sin gastar tus ojos.

    Nuevos
    y crueles años en tu patria:
    persecuciones,
    lágrimas,
    prisiones,
    armas envenenadas
    y guerras iracundas,
    no han aplastado
    la hierba de tu libro,
    el manantial vital
    de su frescura.
    Y, ay!
    los
    que asesinaron
    a Lincoln
    ahora
    se acuestan en su cama,
    derribaron
    su sitial
    de olorosa madera
    y erigieron un trono
    por desventura y sangre
    salpicado.

    Pero
    canta en
    las estaciones
    suburbanas
    tu voz,
    en
    los
    desembarcaderos
    vespertinos
    chapotea
    como
    un agua oscura
    tu palabra,
    tu pueblo
    blanco
    y negro,
    pueblo
    de pobres,
    pueblo simple
    como
    todos
    los pueblos,
    no olvida
    tu campana:
    se congrega cantando
    bajo
    la magnitud
    de tu espaciosa vida:
    entre los pueblos con tu amor camina
    acariciando
    el desarrollo puro
    de la fraternidad sobre la tierra.





    "Oda a Walt Whitman" de Federico García Lorca:

    Por el East River y el Bronx
    los muchachos cantaban enseñando sus cinturas,
    con la rueda, el aceite, el cuero y el martillo.
    Noventa mil mineros sacaban la plata de las rocas
    y los niños dibujaban escaleras y perspectivas.

    Pero ninguno se dormía,
    ninguno quería ser el río,
    ninguno amaba las hojas grandes,
    ninguno la lengua azul de la playa.

    Por el East River y el Queensborough
    los muchachos luchaban con la industria,
    y los judíos vendían al fauno del río
    la rosa de la circuncisión
    y el cielo desembocaba por los puentes y los tejados
    manadas de bisontes empujadas por el viento.

    Pero ninguno se detenía,
    ninguno quería ser nube,
    ninguno buscaba los helechos
    ni la rueda amarilla del tamboril.

    Cuando la luna salga
    las poleas rodarán para tumbar el cielo;
    un límite de agujas cercará la memoria
    y los ataúdes se llevarán a los que no trabajan.

    Nueva York de cieno,
    Nueva York de alambres y de muerte.
    ¿Qué ángel llevas oculto en la mejilla?
    ¿Qué voz perfecta dirá las verdades del trigo?
    ¿Quién el sueño terrible de sus anémonas manchadas?

    Ni un solo momento, viejo hermoso Walt Whitman,
    he dejado de ver tu barba llena de mariposas,
    ni tus hombros de pana gastados por la luna,
    ni tus muslos de Apolo virginal,
    ni tu voz como una columna de ceniza;
    anciano hermoso como la niebla
    que gemías igual que un pájaro
    con el sexo atravesado por una aguja,
    enemigo del sátiro,
    enemigo de la vid
    y amante de los cuerpos bajo la burda tela.
    Ni un solo momento, hermosura viril
    que en montes de carbón, anuncios y ferrocarriles,
    soñabas ser un río y dormir como un río
    con aquel camarada que pondría en tu pecho
    un pequeño dolor de ignorante leopardo.

    Ni un sólo momento, Adán de sangre, macho,
    hombre solo en el mar, viejo hermoso Walt Whitman,
    porque por las azoteas,
    agrupados en los bares,
    saliendo en racimos de las alcantarillas,
    temblando entre las piernas de los chauffeurs
    o girando en las plataformas del ajenjo,
    los maricas, Walt Whitman, te soñaban.

    ¡También ese! ¡También! Y se despeñan
    sobre tu barba luminosa y casta,
    rubios del norte, negros de la arena,
    muchedumbres de gritos y ademanes,
    como gatos y como las serpientes,
    los maricas, Walt Whitman, los maricas
    turbios de lágrimas, carne para fusta,
    bota o mordisco de los domadores.

    ¡También ése! ¡También! Dedos teñidos
    apuntan a la orilla de tu sueño
    cuando el amigo come tu manzana
    con un leve sabor de gasolina
    y el sol canta por los ombligos
    de los muchachos que juegan bajo los puentes.

    Pero tú no buscabas los ojos arañados,
    ni el pantano oscurísimo donde sumergen a los niños,
    ni la saliva helada,
    ni las curvas heridas como panza de sapo
    que llevan los maricas en coches y terrazas
    mientras la luna los azota por las esquinas del terror.

    Tú buscabas un desnudo que fuera como un río,
    toro y sueño que junte la rueda con el alga,
    padre de tu agonía, camelia de tu muerte,
    y gimiera en las llamas de tu ecuador oculto.

    Porque es justo que el hombre no busque su deleite
    en la selva de sangre de la mañana próxima.
    El cielo tiene playas donde evitar la vida
    y hay cuerpos que no deben repetirse en la aurora.

    Agonía, agonía, sueño, fermento y sueño.
    Éste es el mundo, amigo, agonía, agonía.
    Los muertos se descomponen bajo el reloj de las ciudades,
    la guerra pasa llorando con un millón de ratas grises,
    los ricos dan a sus queridas
    pequeños moribundos iluminados,
    y la vida no es noble, ni buena, ni sagrada.

    Puede el hombre, si quiere, conducir su deseo
    por vena de coral o celeste desnudo.
    Mañana los amores serán rocas y el Tiempo
    una brisa que viene dormida por las ramas.

    Por eso no levanto mi voz, viejo Walt Whítman,
    contra el niño que escribe
    nombre de niña en su almohada,
    ni contra el muchacho que se viste de novia
    en la oscuridad del ropero,
    ni contra los solitarios de los casinos
    que beben con asco el agua de la prostitución,
    ni contra los hombres de mirada verde
    que aman al hombre y queman sus labios en silencio.
    Pero sí contra vosotros, maricas de las ciudades,
    de carne tumefacta y pensamiento inmundo,
    madres de lodo, arpías, enemigos sin sueño
    del Amor que reparte coronas de alegría.

    Contra vosotros siempre, que dais a los muchachos
    gotas de sucia muerte con amargo veneno.
    Contra vosotros siempre,
    Faeries de Norteamérica,
    Pájaros de la Habana,
    Jotos de Méjico,
    Sarasas de Cádiz,
    Ápios de Sevilla,
    Cancos de Madrid,
    Floras de Alicante,
    Adelaidas de Portugal.

    ¡Maricas de todo el mundo, asesinos de palomas!
    Esclavos de la mujer, perras de sus tocadores,
    abiertos en las plazas con fiebre de abanico
    o emboscadas en yertos paisajes de cicuta.

    ¡No haya cuartel! La muerte
    mana de vuestros ojos
    y agrupa flores grises en la orilla del cieno.
    ¡No haya cuartel! ¡Alerta!
    Que los confundidos, los puros,
    los clásicos, los señalados, los suplicantes
    os cierren las puertas de la bacanal.

    Y tú, bello Walt Whitman, duerme a orillas del Hudson
    con la barba hacia el polo y las manos abiertas.
    Arcilla blanda o nieve, tu lengua está llamando
    camaradas que velen tu gacela sin cuerpo.
    Duerme, no queda nada.
    Una danza de muros agita las praderas
    y América se anega de máquinas y llanto.
    Quiero que el aire fuerte de la noche más honda
    quite flores y letras del arco donde duermes
    y un niño negro anuncie a los blancos del oro
    la llegada del reino de la espiga.



    "Visiones diurnas" de Carlos Vitale:

    La cópula no es para mí
    más vergonzosa que la muerte.
    Walt Whitman


    La silueta vuelve su contorno
    al que emboscado atisba
    las delicias de un cuerpo
    de moral desnudo.

    Animal saludable
    en estado de gracia
    ¿dónde vive el pecado
    sino en la distancia?



    "Contracanto a Walt Whitman" de Pedro Mir (este poema al copiarlo ha perdido su estructura original en versos cortados):

    Yo,
    un hijo del Caribe,
    precisamente antillano.
    Producto primitivo de una ingenua
    criatura borinqueña
    y un obrero cubano,
    nacido justamente, y pobremente,
    en suelo quisqueyano.
    Recorrido de voces,
    lleno de pupilas
    que a través de las islas se dilatan,
    vengo a hablarle a Walt Whitman,
    un cosmos,
    un hijo de Manhattan.
    Preguntarán
    ¿quién eres tú?
    Comprendo.
    Que nadie me pregunte
    quién es Walt Whitman.
    Iría a sollozar sobre su barba blanca.
    Sin embargo,
    voy a decir de nuevo quién es Walt Whitman,
    un cosmos,
    un hijo de Manhattan.

    1

    Hubo una vez un territorio puro.
    Árboles y terrones sin rúbricas ni alambres.
    Hubo una vez un territorio sin tacha.
    Hace ya muchos años. Más allá de los padres de los padres
    las llanuras jugaban a galopes de búfalos.
    Las costas infinitas jugaban a las perlas.
    Las rocas desceñían su vientre de diamantes.
    Y las lomas jugaban a cabras y gacelas...

    Por los claros del bosque la brisa regresaba
    cargada de insolencias de ciervos y abedules
    que henchían de simiente los poros de la tarde.
    Y era una tierra pura poblada de sorpresas.
    Donde un terrón tocaba la semilla
    precipitaba un bosque de dulzura fragante.
    Le acometía a veces un frenesí de polen
    que exprimía los álamos, los pinos, los abetos,
    y enfrascaba en racimos la noche y los paisajes.
    Y eran minas y bosques y praderas
    cundidos de arroyuelos y nubes y animales.


    2

    (¡Oh, Walt Whitman de barba luminosa...!)
    Era el ancho Far-West y el Mississippi y las Montañas
    Rocallosas y el Valle de Kentucky
    y las selvas de Maine y las colinas de Vermont
    y el llano de las costas y más...
    Y solamente
    faltaban los delirios del hombre y su cabeza.
    Solamente faltaba que la palabra
    mío
    penetrara en las minas y las cuevas
    y cayera en el surco y besara la Estrella
    Polar. Y cada hombre
    llevara sobre el pecho,
    bajo el brazo, en las pupilas y en los hombros,
    su caudaloso yo,
    su permanencia
    en sí mismo,
    y lo volcara por aquel desenfrenado territorio.


    3

    Que nadie me pregunte
    quién es Walt Whitman.
    A través de los siglos
    iría a sollozar sobre su barba blanca.

    He dicho que diré
    y estoy diciendo
    quién era el infinito y luminoso.
    ¡Walt Whitman,
    un cosmos
    un hijo de Manhattan!


    4

    Hubo una vez un intachable territorio puro.
    Solamente faltaba que la palabra
    mío
    penetrara su régimen oscuro.
    Sin embargo,
    el yo que iba a decirla estaba allí
    pero cogido
    como un pez
    en su red de costillas.
    Estaba
    pero interno, pero adusto y confinado
    y amaba y deshojaba sus novias amarillas.
    Afuera estaba el firme sistema de la Ley.
    Estaba la celosa
    regulación de la conducta.
    La Ley del algodón, la Ley del sueño,
    la Ley inglesa, dura y definitiva.
    Y apenas
    un breve yo surgía entre dos párpados,
    se iluminaba d cumplimiento de la Ley.
    Y entonces,
    cada cual derogaba su yo desestimado
    entre el musgo, la sombra, la amapola
    y el buey.


    5

    Y un día
    (¡Oh, Walt Whitman de barba insospechada...!)
    al pie de la palabra
    yo
    resplandeció la palabra
    Democracia.
    Fue un salto.
    De repente
    el más recóndito yo
    encontró su secreto beneficio.
    Libertad de Trabajo. Libertad de Conciencia.
    Libertad de Palabra. Libertad de Camino.
    Libertad de aventura, proyecto y fantasía.
    Libertad de fracaso, de amor y de apellido.
    Libertad sin retorno ni vértices ni orugas.
    Libertad de quererme y mirarme en su pupila.
    Libertad de la dulce asamblea que tengo en mi corazón
    contigo y con toda la infinita humanidad que rueda a través
    de todas las edades, los años, las tierras, los países,
    los credos, los horizontes... y fue
    la necesaria instalación del júbilo.
    Las colinas desataron luceros y luciérnagas.
    Las uvas se embriagaron de vino y de perennidad.
    En todo el territorio
    se hizo la gran puerta de la oportunidad
    y todo el mundo tuvo acceso a la palabra
    mío.

    6

    ¡Oh, Walt Whitman, tu barba sensitiva
    era una red al viento!
    Vibraba y se llenaba de encendidas figuras
    de novias y donceles, de bravos y labriegos,
    de ruidos mozalbetes camino del riachuelo,
    de guapos con espuelas y mozas con sonrisa,
    de marchas presurosas de seres infinitos,
    de trenzas o sombreros...
    Y tú fuiste escuchando
    camino por camino
    golpeándoles el pecho
    palabra con palabra.
    ¡Oh, Walt Whitman de barba candorosa,
    alcanzo por los años tu roja llamarada!


    7

    Los hombres avanzaron con su suerte
    robusta y masculina,
    sudorosa. Pilotearon los barcos
    y los días. En la ruta pelearon con los indios
    y las indias. En las noches contaron sus historias
    y ciudades. En la brisa colgaron sus camisas
    y caminos. En los valles pusieron diligencias
    y ciudades. En la brisa colgaron sus camisas
    y el olor de los pechos procedentes del hacha
    y a veces se extraviaron en las sombras
    de un vientre de muchacha...
    Aquel territorio fue creciendo hacia arriba
    y hacia abajo.
    Rascacielos
    y minas
    se iban alejando de la tierra,
    unidos y distantes.
    Los más fuertes, los más iluminados, los más
    capaces de violar un camino, fueron adelante.
    Otros quedaron atrás. Pero la marcha
    seguía sin sosiego, sin volver la mirada.
    Era preciso
    confianza en sí mismo.
    Era preciso
    fe.
    Y suavemente se forjó la canción:
    yo el cow-boy y yo el aventurero
    y yo el pioneer y yo el lavador de oro
    y yo Alvin, yo William con mi nombre y mi suerte de barajas,
    y yo el predicador con mi voz de barítono
    y yo la doncella que tengo mi cara
    y yo la meretriz que tengo mi contorno
    y yo el comerciante, capitán de mi plata
    y yo
    el ser humano
    en pos de la fortuna para mí, sobre mí,
    detrás de mí.
    Y con el mundo entero
    a mis pies, sometido a mi voz,
    recogido en mi espalda
    y la estatura de la cordillera yo
    y las espigas de la llanura yo
    y el resplandor de los arados yo
    y las orillas de los arroyos yo
    y el corazón de la amatista yo
    y yo
    ¡Walt Whitman,
    un cosmos,
    un hijo de Manhattan...!


    8

    ¡Secreta maravilla de una historia que nace...!
    Con aquel ancho grito
    fue construida una nación gigante.
    Formada de relatos y naciones pequeñas
    que entonces se encontraban como el mundo
    entre dos grandes mares...
    Y luego
    se ha llenado de golfos, islotes y ballenas,
    esclavos, argonautas y esquimales...
    Por los mares bravíos
    empezó a transitar el clíper yanqui,
    en tierra se elevaron estructuras de acero,
    se escribieron poemas y códigos y mármoles
    y aquella nación obtuvo sus ardientes batallas
    y sus fechas gloriosas y sus héroes totales
    que tenían aún entre los labios
    la fragancia
    y el zumo
    de la tierra olorosa con que hacían su pan,
    su trayecto y su equipaje...
    Y aquella fue una gran nación de rumbos y albedrío.
    Y el yo
    —la rotación de todos los espejos
    sobre una sola imagen—
    halló su prodigioso mensaje primitivo
    en un inmenso, puro, territorio intachable
    que lloraba la ausencia de la palabra
    mío.

    9

    Porque
    ¿qué ha sido un gran poeta indeclinable
    sino un estanque límpido
    donde un pueblo descubre su perfecto semblante?
    ¿qué ha sido
    sino un parque sumergido
    donde todos los hombres se reconocen
    por el lenguaje?
    ¿y qué
    sino una cuerda de infinita guitarra
    donde pulsan los dedos de los pueblos
    su sencilla, su propia, su fuerte y
    verdadera canción innumerable?
    Por eso tú, numeroso Walt Whitman, que viste y deliraste
    la palabra precisa para cantar tu pueblo,
    que en medio de la noche dijiste
    yo
    y el pescador se comprendió en su capa
    y el cazador se oyó en mitad de su disparo
    y el leñador se conoció en su hacha
    y el labriego en su siembra y el lavador
    de oro en su semblante amarillo sobre el agua
    y la doncella en su ciudad futura
    que crece y que madura
    bajo la saya
    y la meretriz en su fuente de alegría
    y el minero de sombra en sus pasos debajo de la patria...
    cuando el alto predicador, bajando la cabeza,
    entre dos largas manos, decía
    yo
    y se encontraba unido al fundidor y al vendedor
    y al caminante oscuro de suave polvareda
    y al soñador y al trepador
    y al albañil terrestre parecido a una lápida
    y al labrador y al tejedor
    y al marinero blanco parecido a un pañuelo...
    Y el pueblo entero se miraba a sí mismo
    cuando escuchaba la palabra
    yo
    y el pueblo entero se escuchaba en ti mismo
    cuando escuchaba la palabra
    yo, Walt Whitman, un cosmos,
    un hijo de Manhattan...
    Porque tú eras el pueblo, tú eras yo,
    y yo era la Democracia, el apellido del pueblo,
    y yo era también Walt Whitman, un cosmos,
    un hijo de Manhattan...!


    10

    Nadie supo qué noche desgreñada,
    un rostro frío, de bajo celentéreo,
    se halló en una moneda. Qué reseco semblante
    se pareció de pronto a un círculo metálico y sonoro.
    Qué cara seca vio en circulación de mano en mano.
    Qué seca boca dijo de pronto
    yo
    y empezó a conjugarse, a cumplirse y a multiplicarse
    en todas las monedas.
    En monedas de oro, de cobre, de níquel,
    en monedas de manos, de venas de vírgenes,
    de labradores y pastores, de cabreros y albañiles.
    Nadie supo quién fue el desceñido primero.
    Mas se le vio una mañana adquirir el crepúsculo.
    Mas se le vio otra mañana comprar la conciencia.
    Y del fondo de los ríos, de los barrancos, de la médula
    de los arbustos, del filo de las cordilleras,
    pasando por torrentes de sudor y de sangre,
    surgieron entonces los Bancos, los Trusts, los monopolios,
    las Corporaciones... Y, cuando nadie lo supo,
    fueron a dar allí la cara de la niña y el corazón
    del aventurero y las cabriolas del cow-boy y los anhelos
    del pioneer... y todo aquel inmenso territorio
    empezó a circular por las cajas de los Bancos, los libros
    de las Corporaciones, las oficinas de los rascacielos,
    las máquinas de calcular...
    y ya:
    se le vio una mañana adquirir la gran puerta de la
    oportunidad
    y ya más nadie tuvo acceso a la palabra mío
    y ya más nadie ha comprendido la palabra yo.


    11

    Preguntadlo a la noche y al vino y a la aurora...
    por detrás de las colinas de Vermont, los llanos de
    las costas,
    por el ancho Far-West y las Montañas Rocallosas,
    por cl valle de Kentucky y las selvas de Maine.
    Atravesad las fábricas de muebles y automóviles, los
    muelles,
    las minas, las casas de apartamientos, los ascensores
    celestiales,
    los lupanares, los instrumentos de los artistas;
    buscad un piano oscuro, revolved las cuerdas,
    los martillos, el teclado, rompedle el arpa silenciosa
    y tiradla sobre los últimos raíles de la madrugada...
    Inútilmente.
    No encontraréis el limpio acento de la palabra
    yo.
    Quebrad un teléfono y un disco de baquelita,
    arrancadle los alambres a un altoparlante nocturno,
    sacad al sol el alma de un violín Stradivarius...
    Inútilmente.
    No encontraréis el limpio acento de la palabra
    yo.
    (¡Oh, Walt Whitman, de barba desgarrada!)
    ¡Qué de rostros caídos, qué de lenguas atadas,
    qué de vencidos hígados y arterias derrotadas...!
    No encontraréis
    más nunca
    el acento sin mancha
    de la palabra
    yo.


    12

    Ahora,
    escuchadme bien:
    si alguien quiere encontrar de nuevo
    la antigua palabra
    yo
    vaya a la calle del oro, vaya a Walt Street.
    No preguntéis por Mr. Babbitt. Él os lo dirá.
    —Yo, Babbitt, un cosmos,
    un hijo de Manhattan.
    Él os lo dirá
    —Traedme las Antillas
    sobre varios calibres presurosos sobre cintas
    de ametralladoras, sobre los caterpillares de los tanques
    traedme las Antillas.
    Y en medio de un aroma silencioso
    allá viene la isla de Santo Domingo.
    —Traedme la América Central.
    Y en medio de un aroma pavoroso
    allá viene callada Nicaragua.
    —Traedme la América del Sur.
    Y en medio de un aroma pesaroso
    allá viene cojeando Venezuela.
    Y en medio de un celeste bogotazo
    allá viene cayendo Colombia.
    Allá viene cayendo Ecuador.
    Allá viene cayendo Brasil.
    Allá viene cayendo Puerto Rico.
    En medio de un volumen salino
    allá viene cayendo Chile...
    Vienen todos. Allá vienen cayendo.
    Cuba trae su dolor envuelto en un estremecimiento
    de comparsas.
    México trae su rencor envuelto en una sola mirada
    fronteriza.
    Y Haití, y Uruguay y Paraguay, vienen cayendo.
    Y Guatemala, El Salvador y Panamá, vienen cayendo.
    Vienen todos. Vienen cayendo.
    No preguntéis por Mr. Babbitt, os lo he dicho.
    —Traedme todos esos pueblos en azúcar, en nitrato,
    en estaño, en petróleo, en bananas,
    en almíbar
    traedme todos esos pueblos.
    No preguntéis por Mr. Babbitt, os lo he dicho.
    Vienen todos, vienen cayendo.


    13

    Si queréis encontrar el duro acento moderno
    de la palabra
    yo
    id a Santo Domingo.
    Pasad por Nicaragua. Preguntad en Honduras.
    Escuchad al Perú, a Bolivia, a la Argentina.
    Dondequiera hallaréis un capitán sonoro
    un yo.
    Un jefe luminoso,
    un yo, un cosmos,
    Un hombre providencial,
    un yo, un cosmos, un hijo de su patria.
    Y en medio de la noche fragorosa de la América
    escucharéis, detrás de madureces y fragancias,
    mezclados con sordos quejidos, con blasfemias y gritos,
    con sollozos y puños, con largas lágrimas y largas
    aristas y maldiciones largas
    un yo, Walt Whitman, un cosmos,
    un hijo de Manhattan.
    Una canción antigua convertida en razón de fuerza
    entre los engranajes de las factorías, en las calles
    de las ciudades. Un yo, un cosmos, en las guardarrayas,
    y en los vagones y en los molinos de los centrales.
    Una canción antigua convertida en razón de sangre y
    de miseria,
    un yo, un Walt Whitman, un cosmos,
    un hijo de Manhattan...!


    14

    Porque
    ¿qué ha sido la ventura de los pueblos
    si no un cambio continuo, un movimiento eterno,
    un fuego infinito que se enciende y que se
    apaga?
    ¿Qué ha sido
    si no un chorro incontenido,
    espejo ayer de oteros y palmares,
    hoy nube blanca?
    ¿Y qué
    si no una brega infatigable
    en que hoy manda un puñado de golosos
    y mañana los puños deliciosos,
    fragantes y frenéticos del pueblo
    innumerable?
    Por eso tú, innúmero Walt Whitman,
    que en mitad de la noche dijiste
    yo
    y el herrero sonoro se descubrió en la llama
    y el forjador y el fogonero
    y el cuidador del faro, celeste de miradas,
    y el fundidor y el leñero
    y la niña celeste colando la alborada
    y el pionero y el bombero
    y el cochero y el aventurero y el arriero...

    que en medio de la noche dijiste
    Yo, Walt Whitman, un cosmos,
    un hijo de Manhattan
    y un pueblo entero se descubrió en tu lengua
    y se lanzó de lleno a construir su casa,
    hoy,
    que ha perdido su casa,
    hoy,
    que tiene un puñado de golosos sonrientes y
    engreídos,
    hoy,
    que ha cambiado el fuego infinito que se
    enciende y que se apaga
    hoy...
    hoy no te reconoce
    desgarrado Walt Whitman,
    porque tu signo está guardado en las cajas de los Bancos,
    porque tu voz está en las islas guardadas por arrecifes
    de bayonetas y puñales,
    porque tu voz inunda los decretos y los centros
    de Beneficencia
    y los juegos de lotería,
    porque hoy,
    cuando un magnate sonrosado,
    en medio de la noche cósmica,
    desenfrenadamente dice
    yo
    detrás de su garganta se escucha el ruido
    de la muchedumbre
    ensangrentadas explotadas refugiadas
    que torvamente dicen

    y escupen sangre entre los engranajes,
    en las fronteras y las guardarrayas...
    ¡Oh, Walt Whitman de barba interminable!


    15

    Y ahora
    ya no es la palabra
    yo
    la palabra cumplida
    la palabra de toque para empezar el mundo.
    Y ahora
    ahora es la palabra
    nosotros.
    Y ahora,
    ahora es llegada la hora del contracanto.

    Nosotros los ferroviarios,
    nosotros los estudiantes,
    nosotros los mineros,
    nosotros los campesinos,
    nosotros los pobres de la tierra,
    los pobladores del mundo,
    los héroes del trabajo cotidiano,
    con nuestro amor y con nuestros puños,
    enamorados de la esperanza.
    Nosotros los blancos,
    los negros, los amarillos,
    los indios, los cobrizos,
    los moros y morenos,
    los rojos y aceitunados,
    los rubios y los platinos,
    unificados por el trabajo,
    por la miseria, por el silencio,
    por el grito de un hombre solitario
    que en medio de la noche,
    con un perfecto látigo,
    con un salario oscuro,
    con un puñal de oro
    y un semblante de hierro,
    desenfrenadamente grita
    yo
    y siente el eco cristalino
    de una ducha de sangre
    que decididamente se alimenta en
    nosotros
    y en medio de los muelles alejándose
    nosotros
    y al pie del horizonte de las fábricas
    nosotros
    y en la flor y en los cuadros y en los túneles
    nosotros
    y en la alta estructura camino de las órbitas
    nosotros
    camino de los mármoles
    nosotros
    camino de las cárceles
    nosotros...


    16

    Y un día,
    en medio del asombro más grande de la historia,
    pasando a través de muros y murallas
    la risa y la victoria,
    encendiendo candiles de júbilo en los ojos
    y en los túneles y en los escombros,
    ¡oh, Walt Whitman de barba nuestra y definitiva!
    Nosotros para nosotros, sobre nosotros
    y delante de nosotros...
    Recogeremos puños y semilleros de todos los pueblos
    y en carrera de hombros y brazos reunidos
    los plantaremos repentinamente
    en las calles de Chile, de Ecuador y Colombia,
    de Perú y Paraguay,
    de El Salvador y Brasil,
    en los suburbios de Buenos Aires y de La Habana
    y allá en Macorís del Mar, pueblo pequeño y mío,
    hondo rincón de aguas perdido en el Caribe,
    donde la sangre tiene
    cierto rumor de hélices quebrándose en el río...
    ¡Oh, Walt Whitman de estampa proletaria!
    Por las calles de Honduras y el Uruguay.
    Por los campos de Haití y los rumbos de Venezuela.
    En plena Guatemala con su joven espiga.
    En Costa Rica y en Panamá.
    En Bolivia, en Jamaica y dondequiera,
    dondequiera que un hombre de trabajo
    se trague la sonrisa,
    se muerda la mirada,
    escupa la garganta silenciosa
    en la faz del fusil y del jornal.
    ¡Oh, Walt Whitman!
    Blandiendo el corazón de nuestros días delante
    de nosotros,
    nosotros y nosotros y nosotros.


    17

    ¿Por qué queríais escuchar a un poeta?
    Estoy hablando con unos y con otros.
    Con aquellos que vinieron a apartarlo de su pueblo,
    a separarlo de su sangre y de su tierra,
    a inundarle su camino.
    Aquellos que lo inscribieron en el ejército.
    Los que violaron su barba luminosa y le pusieron un fusil
    sobre sus hombros cargados de doncellas y pioneros.
    Los que no quieren a Walt Whitman el demócrata,
    sino a un tal Whitman atómico y salvaje.
    Los que quieren ponerle zapatones
    para aplastar la cabeza de los pueblos.
    Moler en sangre las sienes de las niñas.
    Desintegrar en átomos las fibras del abuelo.
    Los que toman la lengua de Walt Whitman
    por signo de metralla, por bandera de fuego.
    ¡No, Walt Whitman, aquí están los poetas de hoy
    levantados para justificarte!
    “—¡Poetas venideros, levantaos, porque vosotros debéis
    justificarme!”
    Aquí estamos, Walt Whitman, para justificarte.
    Aquí estamos
    por ti
    pidiendo paz.
    La paz que requerías
    para empujar el mundo con tu canto.
    Aquí estamos
    salvando tus colinas de Vermont,
    tus selvas de Maine, el zumo y la fragancia de tu tierra,
    tus guapos con espuelas, tus mozas con sonrisas,
    tus rudos mozalbetes camino del riachuelo.
    Salvándolos, Walt Whitman, de los traficantes
    que toman tu lenguaje por lenguaje de guerra.
    ¡No, Walt Whitman, aquí están los poetas de hoy,
    los obreros de hoy, los pioneros de hoy, los campesinos
    de hoy,
    firmes y levantados para justificarte!
    ¡Oh, Walt Whitman de barba levantada!
    Aquí estamos sin barba,
    sin brazos, sin oído,
    sin fuerzas en los labios,
    mirados de reojo,
    rojos y perseguidos,
    llenos de pupilas
    que a través de las islas se dilatan,
    llenos de coraje, de nudos de soberbia
    que a través de los pueblos se desatan,
    con tu signo y tu idioma de Walt Whitman
    aquí estamos
    en pie para justificarte,
    continuo compañero de Manhattan!



    "Crónica (desde la piel)" de Heddy Navarro Harris:

    Mujer soy
    contradictoria instancia que aletea
    saca cuentas
    decide el almuerzo
    balancea proteínas
    recuerda sus tareas a los hijos
    abre la puertas de la cocina
    y pela papas

    Walt Whitman
    resbala por mi pecho


    Última edición por Pedro Casas Serra el Vie 23 Abr 2010, 06:21, editado 1 vez
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 40719
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 21 Abr 2010, 16:15

    Fabuloso, Pedro. Conocía las obras de Pablo, Ruben y Federíco sobre Walt Whitman. Pero no conocía la obra de Pedro Mir, que he de leer más detenidamente, pero que me parece excelsa.
    Un abrazo : ¡Viva Aires de Libertad!
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 30000
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Barcelona

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Vie 23 Abr 2010, 06:17

    Yo tampoco las conocía, Pascual, pero al encontrarlas en internet, me ha parecido bueno traerlas al foro. He añadido la de Heddy Navarro Harris. Un fuerte abrazo. Pedro.
    Carmen Parra
    Carmen Parra

    Cantidad de envíos : 14617
    Fecha de inscripción : 17/04/2009

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Carmen Parra el Mar 27 Abr 2010, 18:36

    Es curioso como sin darme cuenta me estoy haciendo adicta a este espacio, no he leído todo el trabajo^Pascual, si la biografía y el estudio crítico de tu hija Inmaculada( un trabajo elaborado minuciosamente y maravilloso) y el primer poema; me fascina la presentación de este poeta que no conocía, recojo esta frase que me ha llegado y me la quedo como algo tan hermoso que voy a guardar
    NO DEJES NUNCA DE SOÑAR PORQUE EN LOS SUEÑOS ES LIBRE EL HOMBRE
    de verdad maravilloso
    Gracias Pascual por esta y tantas aportaciónes que consiguen que se expanda el alma
    eguiré por supuesto leyendo
    Un abrazo grande
    Carmen
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 40719
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 28 Abr 2010, 00:56

    Muy bien , Pedro : Se trata de expandir la poesía. De que la poesía se abra camino como un flecha en el viento cuyo dstino sea la sensibilidad de los seres humanos....¿lo conseguiremos?.
    Un abrazo
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 30000
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Barcelona

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Miér 28 Abr 2010, 15:21

    Seguro que si, Pascual, estoy contigo. Un abrazo. Pedro.
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 42862
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Maria Lua el Dom 09 Mayo 2010, 09:52

    Vuelvo a leer todo el trabajo
    de Pascual y de su hija,
    los poemas que ha dejado
    Pedro... los comentarios
    de los compañeros...
    Felicitaciones, amigos...
    Gracias
    Besos
    Maria Lua



    _________________


    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]



    Te encuentro
    tus huellas son tatuajes en mi corazón
    intensas e inmensas
    como el vino de la pasión
    y la rosa roja del amor
    eternas y etereas
    como los sortilegios de una Luna Creciente... 


    Maria Lua




    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Carmen Parra
    Carmen Parra

    Cantidad de envíos : 14617
    Fecha de inscripción : 17/04/2009

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Carmen Parra el Dom 09 Mayo 2010, 17:57

    Pedro, esta noche he leido despacido los poemas que has dejado de este grandisimo Poeta WALT WHITMAN , te doy las gracias por acercalos para que tengamos el placer de conocerle y disfrutarlo
    Un abrazo
    Stella
    Carmen Parra
    Carmen Parra

    Cantidad de envíos : 14617
    Fecha de inscripción : 17/04/2009

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Carmen Parra el Dom 09 Mayo 2010, 18:00

    He vuelto Pascual, desde que comencé a visitar este foro, disfruto enormemente cada vez que leo y descubro tan maravilloso trabajo, de verdad que es un regalo poder estar aqui
    Un beso
    Carmen
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 42862
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Maria Lua el Dom 16 Mayo 2010, 22:54

    De "Canto a mí mismo":


    1. Me celebro y me canto a mí mismo.
    Y lo que yo diga ahora de mí, lo digo de ti,
    porque lo que yo tengo lo tienes tú
    y cada átomo de mi cuerpo es tuyo también.

    Vago... e invito a vagar a mi alma.
    Vago y me tumbo a mi antojo sobre la tierra
    para ver cómo crece la hierba del estío.
    Mi lengua y cada molécula de mi sangre nacieron aquí,
    de esta tierra y de estos vientos.
    Me engendraron padres que nacieron aquí,
    de padres que engendraron otros padres que nacieron aquí,
    de padres hijos de esta tierra y de estos vientos también.

    Tengo treinta y siete años. Mi salud es perfecta.
    Y con mi aliento puro
    comienzo a cantar hoy
    y no terminaré mi canto hasta que muera.
    Que se callen ahora las escuelas y los credos.
    Atrás. A su sitio.
    Sé cuál es su misión y no la olvidaré;
    que nadie la olvide.
    Pero ahora yo ofrezco mi pecho lo mismo al bien que al mal,
    dejo hablar a todos sin restricción,
    y abro de para en par las puertas a la energía original de la naturaleza
    desenfrenada.

    Versión de León Felipe

    * * *


    _________________


    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]



    Te encuentro
    tus huellas son tatuajes en mi corazón
    intensas e inmensas
    como el vino de la pasión
    y la rosa roja del amor
    eternas y etereas
    como los sortilegios de una Luna Creciente... 


    Maria Lua




    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 42862
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Maria Lua el Dom 16 Mayo 2010, 22:54

    5. Creo en ti, alma mía, el otro que soy
    no debe humillarse ante ti,
    ni tu debes ser humillada ante el otro.

    Retoza conmigo sobre la hierba, quita
    el freno de tu garganta,
    no quiero palabras, ni música,
    ni rimas, no quiero costumbres
    ni discursos, ni aún los mejores,
    sólo quiero la calma, el arrullo de tu
    velada voz.

    Recuerdo cómo yacimos juntos cierta
    diáfana mañana de verano,
    cómo apoyaste tu cabeza en mi cadera
    y suavemente te volviste hacia mí,
    y apartaste la camisa de mi pecho, y
    hundiste la lengua hasta mi corazón
    desnudo,
    y te extendiste hasta tocar mi barba,
    y te extendiste hasta abrazar mis pies.

    Prontamente crecieron y me rodearon
    la paz y el saber que rebasan todas
    las disputas de la Tierra,
    y sé que la mano de dios es mi
    prometida,
    y sé que el espíritu de Dios es mi
    propio hermano,
    y que todos los hombres que alguna
    vez vivieron son también mis
    hermanos, y las mujeres mis
    hermanas y amantes,
    y que el amor es la sobrequilla de la
    creación,
    y que son incontables las hojas rígidas
    o lánguidas en los campos,
    y las hormigas pardas en los pequeños
    surcos,
    y las costras de musgo en el cerco
    sinuoso, las piedras apiladas, el saúco,
    la hierba carmín y la candelaria.

    Versión de León Felipe


    _________________


    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]



    Te encuentro
    tus huellas son tatuajes en mi corazón
    intensas e inmensas
    como el vino de la pasión
    y la rosa roja del amor
    eternas y etereas
    como los sortilegios de una Luna Creciente... 


    Maria Lua




    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 42862
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Maria Lua el Dom 16 Mayo 2010, 22:55

    14. Estoy enamorado de cuánto crece al aire libre,
    de los hombres que viven entre el ganado,
    o de los que paladean el bosque o el océano,
    de los constructores de barcos y de los timoneles,
    de los hacheros y de los jinetes,
    podría comer y dormir con ellos semana tras semana.

    Lo más común, vulgar, próximo y simple,
    eso soy Yo,
    Yo, buscando mi oportunidad, brindándome
    para recibir amplia recompensa,
    engalanándome para entregar mi ser
    al primero que haya de tomarlo,
    sin pedir al cielo que descienda cuando yo lo deseo,
    esparciéndolo libremente para siempre.

    Versión de León Felipe


    _________________


    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]



    Te encuentro
    tus huellas son tatuajes en mi corazón
    intensas e inmensas
    como el vino de la pasión
    y la rosa roja del amor
    eternas y etereas
    como los sortilegios de una Luna Creciente... 


    Maria Lua




    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

    Contenido patrocinado

    Walt Whitman - WALT WHITMAN Empty Re: WALT WHITMAN

    Mensaje por Contenido patrocinado

      Temas similares

      -

      Fecha y hora actual: Miér 18 Sep 2019, 06:50