Aires de Libertad

www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 710494 mensajes en 36893 argumentos.

Tenemos 1292 miembros registrados.

El último usuario registrado es RafaelaDeroy.

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 22 usuarios en línea: 2 Registrados, 1 Ocultos y 19 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Lluvia Abril, Walter Faila


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Mar 16 Mayo 2017, 23:10.

Noviembre 2017

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

FRANCISCO DE QUEVEDO

Comparte
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por Maria Lua el Jue 08 Abr 2010, 11:18

Francisco Gómez de Quevedo y Villegas


BIOGRAFÍA

Francisco Gómez de Quevedo y Villegas, hijo de Pedro Gómez de Quevedo y Villegas y de María Santibáñez, nació en Madrid el 17 de septiembre de 1580 en el seno de una familia de la aristocracia cortesana. Escritor español, que cultivó con abundancia tanto la prosa como la poesía y que es una de las figuras más complejas e importantes del Siglo de Oro español.

En Madrid cursó sus primeros estudios en el Colegio Imperial de los jesuitas; —hoy Instituto de San Isidro— y después en la prestigiosa universidad de Alcalá de Henares; después cursó estudios de teología en la Universidad de Valladolid (1601-1606), ciudad que por aquellos años era la capital de España.

Hombre de acción envuelto en las intrigas más importantes de su tiempo, era docto en teología y conocedor de las lenguas hebrea, griega, latina y modernas. Destacaba por su gran cultura y por la acidez de sus críticas; acérrimo enemigo personal y literario del culterano Luis de Góngora, el otro gran poeta barroco español.

El año 1606 vuelve a su Madrid natal en busca de éxito y fortuna a través del duque de Osuna que se convierte en su protector; también entabla un pleito por la posesión del título nobiliario del señorío de La Torre de Juan Abad, —pequeña villa dependiente del municipio de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real) al sur de La Mancha—. Se traslada a Italia en el año 1613, llamado por el duque de Osuna, entonces virrey de los reinos de Nápoles y Sicilia, el cual le encarga importantes y arriesgadas misiones diplomáticas con el fin de defender el virreinato que empezaba a tambalearse; entre éstas intrigó contra Venecia y tomó parte en una conjura. El duque de Osuna cayó en desgracia en 1620 y Quevedo fue arrastrado en la caída y desterrado a sus posesiones de La Torre de Juan Abad, después, sufrió presidio en el monasterio de Uclés (Cuenca) y arresto domiciliario en Madrid. Por defender con virulencia la propuesta que el Apóstol Santiago fuese elegido el patrón de España, en pugna con los carmelitas que proponían a Santa Teresa, se vuelve a ver Quevedo castigado al destierro de nuevo en La Torre de Juan Abad. Esta etapa azarosa y desgraciada marcó todavía más su carácter agriado y además entró en una crisis religiosa y espiritual, pero desarrolló una gran actividad literaria. Con el advenimiento del reinado de Felipe IV cambia algo su suerte; el rey le levanta el destierro pero el pesimismo ya se había apoderado de él.

Su matrimonio con la viuda Esperanza de Mendoza (1634) tampoco le proporcionó ninguna felicidad al gran misógino y se separó de ella a los pocos meses.

De nuevo se siente tentado por la política, pues ve el desmoronamiento que se está cerniendo sobre España y desconfía del conde-duque de Olivares, valido del rey, contra quien escribió algunas diatribas amargas. Más tarde, por un asunto oscuro que habla de una conspiración, es acusado de desafecto al gobierno, y es detenido en 1639 y encarcelado en el monasterio de San Marcos (León), —hoy convertido en parador turístico de lujo— prisión tan miserable y húmeda, que provoca grandemente la merma de su salud.

Cuando es liberado, en 1643, es un hombre acabado y se retira a sus posesiones de La Torre de Juan Abad para después instalarse en Villanueva de los Infantes donde el 8 de septiembre de 1645 murió.

* * *

Como personaje perteneciente a la nobleza del siglo XVII, Quevedo ostentó los títulos de Caballero de la Orden de Santiago y Señor de la Torre de Juan Abad.

Su obra literaria es inmensa y contradictoria. Hombre muy culto, amargado, agudo, cortesano, escribió las páginas burlescas y satíricas más brillantes y populares de la literatura española, pero también una obra lírica de gran altura y unos textos morales y políticos de gran profundidad intelectual, que le hace ser el principal representante del barroco español. Su obra está entroncada con su forma de vida: desenvuelta y alegre en las sátiras de su juventud —letrillas burlescas y satíricas como "Poderoso caballero es don Dinero"— es el Quevedo más conocido y popular. Criticó con mordacidad atroz los vicios y debilidades de la humanidad, y zahirió de una manera cruel a sus enemigos, como en el conocido soneto, paradigma conceptista: "Érase un hombre a una nariz pegado...".

En su poesía amorosa, de corte petrarquista en la que lo que cuenta es la hondura del sentimiento, Quevedo vio una posibilidad de explorar el amor como lo que da sentido a la vida y al mundo, ejemplo de ello es el soneto "Cerrar podrá mis ojos la postrera..." que es uno de los sonetos más bellos de las letras españolas, en el cual la muerte no vence al amor que permanecerá en el amante como queda evidente en el último terceto. Es un poeta genial, cuya permanente actualidad, maravillosa capacidad creadora del idioma castellano, honradez moral y elevada lírica, le dan un lugar preeminente en la poesía española.

De su prolífica obra en verso, se conservan casi 900 poemas. De su prosa cabe señalar: "La vida del Buscón llamado don Pablos"; "Política de Dios y gobierno de Cristo"; "Vida de Marco Bruto"; "Los sueños" y "Los nombres de Cristo".

Entre sus poesías hay un sinnúmero de sonetos endecasílabos, pero también abunda el romance octosílabo y la redondilla. La poesía titulada "Epístola satírica y censoria..." es un alarde magistral de tercetos endecasílabos encadenados. Disfrutemos con esta esmerada antología de su inmensa obra poética.




_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por Maria Lua el Jue 08 Abr 2010, 11:19

SONETO A LUIS DE GÓNGORA

Yo te untaré mis obras con tocino
porque no me las muerdas, Gongorilla,
perro de los ingenios de Castilla,
docto en pullas, cual mozo de camino;

apenas hombre, sacerdote indino,
que aprendiste sin cristus la cartilla;
chocarrero de Córdoba y Sevilla,
y en la Corte bufón a lo divino.

¿Por qué censuras tú la lengua griega
siendo sólo rabí de la judía,
cosa que tu nariz aun no lo niega?

No escribas versos más, por vida mía;
aunque aquesto de escribas se te pega,
por tener de sayón la rebeldía.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por Maria Lua el Jue 08 Abr 2010, 11:19

A UNA NARIZ

Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una nariz sayón y escriba,
érase un pez espada muy barbado.

Érase un reloj de sol mal encarado,
érase un alquitara pensativa,
érase un elefante boca aariba,
era Ovidio Nasón mas narizado.

Érase un espolón de una galera,
érase una pirámide de Egipto,
las doce tribus de narices era.

Érase un naricísimo infinito,
muchísima nariz, nariz tan fiera,
que en la cara de Anás fuera delito.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por Maria Lua el Jue 08 Abr 2010, 11:19

UN VALENTÓN

Un valentón de espátula y gregüesco,
que a la muerte mil vidas sacrifica,
cansado del oficio de la pica,
mas no del ejercicio picaresco,

retorciendo el mostacho soldadesco,
por ver que ya su bolsa le repica,
a un corrillo llegó de gente rica,
y en el nombre de Dios pidió refresco.

"Den voacedes, por Dios, a mi pobreza
-les dice-; donde no; por ocho santos
que haré lo que hacer suelo sin tardanza!"

Mas uno, que a sacar la espada empieza,
"¿Con quién habla? -le dice al tiracantos-,
¡cuerpo de Dios con él y su crianza!

Si limosna no alcanza,
¿qué es lo que suele hacer en tal querella?"
Respondió el bravonel: "¡Irme sin ella! "


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por Maria Lua el Jue 08 Abr 2010, 11:21

HALLA EN LA CAUSA DE SU AMOR TODOS LOS BIENES

Después que te conocí,
todas las cosas me sobran:
el sol para tener día,
abril para tener rosas.
Por mi bien pueden tomar
otro oficio las auroras,
que yo conozco una luz
que sabe amanecer sombras.
Bien puede buscar la noche
quien sus estrellas conozca,
que para mi astrología
ya son oscuras y pocas.
Gaste el Oriente sus minas
con quien avaro las rompa,
que yo enriquezco la vista
con más oro a menos costa.
Bien puede la margarita
guardar sus perlas en conchas,
que buzano de una risa
las pesco yo en una boca.
Contra el tiempo y la fortuna
ya tengo una inhibitoria,
ni ella me puede hacer triste,
ni él puede mudarme un hora,
El oficio le ha vacado
a la muerte tu persona:
basquiñas y más basquiñas,
carne poca y muchas faldas.
Don Melón, que es el retrato
de todos los que se casan:
Dios te la depare buena,
que la vista al gusto engaña.
La Berenjena, mostrando
su calavera morada,
porque no llegó en el tiempo
del socorro de las calvas.
Don Cohombro desvaído,
largo de verde esperanza,
muy puesto en ser gentilhombre,
siendo cargado de espaldas.
Don Pepino, muy picado
de amor de doña Ensalada,
gran compadre de doctores,
pensando en unas tercianas.
Don Durazno, a lo envidioso,
mostrando agradable cara,
descubriendo con el trato
malas y duras entrañas.
Persona de muy buen gusto,
don Limón, de quien espanta
lo sazonado y panzudo,
que no hay discreto con panza.
De blanco, morado y verde,
corta crin y cola larga,
don Rábano, pareciendo
moro de juego de canas.
Todo fanfarrones bríos,
todo picantes bravatas,
llegó el señor don Pimiento,
vestidito de botarga.
Don Nabo, que viento en popa
navega con tal bonanza,
que viene a mandar el mundo
de gorrón de Salamanca.
Mas baste, por si el lector
objeciones desenvaina,
que no hay boda sin malicias,
ni desposados sin tachas.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por Maria Lua el Jue 08 Abr 2010, 11:21

ADVIERTE AL TIEMPO DE MAYORES HAZAÑAS,
EN QUE PODRÁ EJERCITAR SUS FUERZAS

Tiempo, que todo lo mudas,
tú, que con las horas breves
lo que nos diste, nos quitas,
lo que llevaste, nos vuelves:
tú, que con los mismos pasos,
que cielos y estrellas mueves,
en la casa de la vida,
pisas umbral de la muerte.
Tú, que de vengar agravios
te precias como valiente,
pues castigas hermosuras,
por satisfacer desdenes:
tú, lastimoso alquimista,
pues del ébano que tuerces,
haciendo plata las hebras,
a sus dueños empobreces:
tú, que con pies desiguales,
pisas del mundo las leyes,
cuya sed bebe los ríos,
y su arena no los siente:
tú, que de monarcas grandes
llevas en los pies las frentes;
tú, que das muerte y das vida
a la vida y a la muerte.
Si quieres que yo idolatre
en tu guadaña insolente,
en tus dolorosas canas,
en tus alas y en tu sierpe:
si quieres que te conozca,
si gustas que te confiese
con devoción temerosa
por tirano omnipotente,
da fin a mis desventuras
pues a presumir se atreven
que a tus días y a tus años
pueden ser inobedientes.
Serán ceniza en tus manos
cuando en ellas las aprietes,
los montes y la soberbia,
que los corona las sienes:
¿y será bien que un cuidado,
tan porfiado cuan fuerte,
se ría de tus hazañas,
y victorioso se quede?
¿Por qué dos ojos avaros
de la riqueza que pierden
han de tener a los míos
sin que el sueño los encuentre?
¿Y por qué mi libertad
aprisionada ha de verse,
donde el ladrón es la cárcel
y su juez el delincuente?
Enmendar la obstinación
de un espíritu inclemente,
entretener los incendios
de un corazón que arde siempre;
descansar unos deseos
que viven eternamente,
hechos martirio del alma,
donde están porque los tiene;
reprender a la memoria,
que con los pasados bienes,
como traidora a mi gusto
a espaldas vueltas me hiere;
castigar mi entendimiento,
que en discursos diferentes,
siendo su patria mi alma,
la quiere abrasar aleve;
éstas si que eran hazañas,
debidas a tus laureles,
y no estar pintando flores,
y madurando las mieses.
Poca herida es deshojar
los árboles por noviembre,
pues con desprecio los vientos
llevarse los troncos suelen.
Descuídate de las rosas,
que en su parto se envejecen;
y la fuerza de tus horas
en obra mayor se muestre.
Tiempo venerable y cano,
pues tu edad no lo consiente,
déjate de niñerías,
y a grandes hechos atiende.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por Maria Lua el Jue 08 Abr 2010, 11:46

PASIONES DE AUSENTE ENAMORADO

Este amor, que yo alimento
de mi propio corazón,
no nace de inclinación
sino de conocimiento.
Que amor de cosa tan bella,
y gracia que es infinita,
si es elección, me acredita;
si no, acredita mi estrella.
Y, ¿qué deidad me pudiera
inclinar a que te amara,
que ese poder no tomara
para sí, si le tuviera?
Corrido, señora, escribo
en el estado presente,
de que estando de ti ausente,
aún parezca que estoy vivo.
Pues ya en mi pena y pasión,
dulce Tirsi, tengo hechas
de las plumas de tus flechas
las alas del corazón.
Y sin poder consolarme,
ausente y amando firme,
más hago yo en no morirme
que hará el dolor en matarme.
Tanto he llegado a quererte,
que siento igual pena en mí
del ver, no viéndote a ti,
que adorándote, no verte,
si bien recelo, señora,
que a este amor serás infiel,
pues ser hermosa y cruel
te pronostica traidora.
Pero traiciones dichosas
serán, Tirsi, para mí,
por ver dos caras en ti,
que han de ser por fuerza hermosas.
Y advierte, que en mi pasión
se puede tener por cierto
que es decir ausente, y muerto,
dos veces una razón.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por Maria Lua el Jue 08 Abr 2010, 11:46

EN LO PENOSO DE ESTAR ENAMORADO

¡Qué verdadero dolor,
y qué apurado sufrir!
¡Qué mentiroso vivir!
¡Qué puro morir de amor!
¡Qué cuidados a millares!
¡Qué encuentros de pareceres!
¡Qué limitados placeres,
y qué colmados pesares!
¡Qué amor y qué desamor!
¡Qué ofensas!, ¡qué resistir!
¡Qué mentiroso vivir!
¡Qué puro morir de amor!
¡Qué admitidos devaneos!
¡Qué amados desabrimientos!
¡Qué atrevidos pensamientos,
y qué cobardes deseos!
¡Qué adorado disfavor!
¡Qué enmudecido sufrir!
¡Qué mentiroso vivir!
¡Qué puro morir de amor!
¡Qué negociados engaños
y qué forzosos tormentos!
¡Qué aborrecidos alientos
y qué apetecidos daños!
¡Y qué esfuerzo y qué temor!
¡Qué no ver! ¡Qué prevenir!
¡Qué mentiroso vivir!
¡Qué enredos, ansias, asaltos!
¡Y qué conformes contrarios!
¡Qué cuerdos! ¡Qué temerarios!
¡Qué vida de sobresaltos!
Y que no hay muerte mayor,
Que el tenerla y no morir:
¡qué mentiroso vivir!
¡qué puro morir de amor!


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por Maria Lua el Jue 08 Abr 2010, 11:47

MADRIGAL

Está la ave en el aire con sosiego,
en la agua el pez, la salamandra en fuego,
y el hombre, en cuyo ser todo se encierra,
está en sola la tierra.
Yo sólo, que nací para tormentos,
estoy en todos estos elementos:
la boca tengo en aire suspirando,
el cuerpo en tierra está peregrinando,
los ojos tengo en llanto noche y día,
y en fuego el corazón y la alma mía.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por Maria Lua el Jue 08 Abr 2010, 11:47

DÉCIMAS BURLÁNDOSE DE TODO ESTILO AFECTADO

[ I ]

Con tres estilos alanos
quiero asirte de la oreja,
porque te tenga mi queja
ya que no pueden mis manos.
La habla de los cristianos
es lenguaje de ramplón;
por eso va la razón
de un circunloquio discreto
en retruécano y concepto,
como en calzas y en jubón.


[ II ]

Amar y no merecer,
temer y desconfiar,
dichas son para obligar,
penas son para ofender.
Acobardar el querer,
cuando más valor aplique,
es hacer que multiplique
el miedo su calidad
, para más seguridad.
(¡Tómate este tique-mique!)

Lágrimas desconsoladas
son descanso sin sosiego,
y diligencias del fuego,
más vivas cuando anegadas.
Las memorias olvidadas
en la voluntad sencilla
son golfo que miente orilla,
son tormenta lisonjera,
en donde expira el que espera.
(¡Qué linda recancanilla!)

El tener desconfianza
es tener y presumir,
y apetecer el morir
mucho de grosero alcanza.
Quien osa tener mudanza,
se culpa en el bien que asiste;
y quien se precia de triste,
goza con satisfacción
la pena por galardón.
(¡Pues pápate aqueste chiste!)

[ III ]

Pero, siendo tú en la villa
dama de demanda y trote,
bien puede ser que del mote
no hayas visto la cartilla.
Va del estilo, que brilla
en la culterana prosa,
grecizante y latinosa:
mucho será si me entiendes.
Yo vacío piras, y asciendes:
culto va, señora hermosa.

[ IV ]

Si bien el palor ligustre
desfallece los candores,
cuando muchos esplendores,
conduce a poco palustre.
Construye el aroma ilustre
víctima de tanto culto,
presintiendo de tu bulto
que rayos fulmina horrendo.
me entiendes, ni te entiendo:
pues cátate que soy culto.)

[ V ]

No me va bien con lenguaje
tan de grados y corona:
hablemos prosa fregona
que en las orejas se encaje.
Yo no escribo con plumaje,
sino con pluma; pues ya
tanto bien barbado da
en escribir al revés,
óyeme tu dos por tres
lo que digo de pe a pa.

[ VI ]

Digo, pues, que yo te quiero,
y que quiero que me quieras,
sin dineros, ni dineras,
ni resabios de tendero.
De muy mala gana espero:
date prisa, que si no,
luego me cansaré yo
y perderás este lance.
(¡Bien haya tan buen romance,
y el padre que le engendró!)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por Maria Lua el Jue 08 Abr 2010, 11:48

E P I T A F I O S
- - - - - - - - - - - - - - - - -
A UN AVARIENTO

En aqueste enterramiento
humilde, pobre y mezquino,
yace envuelto en oro fino
un hombre rico avariento.

Murió con cien mil dolores,
sin poderlo remediar,
tan sólo por no gastar
ni aun hasta malos humores.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por Maria Lua el Jue 08 Abr 2010, 11:48

A CELESTINA

Yace en esta tierra fría,
digna de toda crianza,
la vieja cuya alabanza
tantas plumas merecía.

No quiso en el cielo entrar
a gozar de las estrellas,
por no estar entre doncellas
que no pudiese manchar.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por Maria Lua el Jue 08 Abr 2010, 11:48

LETRILLAS LÍRICAS

[ I ]

Flor que cantas, flor que vuelas,
y tienes por facistol
el laurel, ¿para qué al sol
con tan sonoras cautelas,
le madrugas y desvelas?
Dígame,
dulce jilguero, ¿por que?

Dime, cantor ramillete,
lira de pluma volante,
silbo alado y elegante,
que en el rizado copete
luces flor, suenas falsete,
¿por qué cantas con porfía
envidia, que llora el día,
con lágrimas de la aurora,
si en la risa de Lidora
su amanecer desconsuelas?

Flor que cantas, flor que vuelas,
etc... ...

¿En un átomo de pluma,
como tal concento cabe?
¿Cómo se esconde en una ave
cuanto el contrapunto suma?
¿Qué dolor hay, que presuma
tanto mal de su rigor,
que no suspenda el dolor
al Iris breve, que canta,
llena tan chica garganta
de orfeos y de vigüelas?

Flor que cantas, flor que vuelas,
etc... ...

Voz pintada, canto alado,
poco al ver, mucho al oído,
¿ dónde tienes escondido
tanto instrumento templado?
Recata de mi cuidado
tus músicas y alegrías,
que las malas compañías
te volverán los cantares
en lágrimas y pesares,
por más que a sirena anhelas.

Flor que cantas, flor que vuelas,
etc... ...


[ II ]

Rosal, menos presunción,
donde están las clavellinas,
pues serán mañana espinas
las que ahora rosas son.

¿De qué sirve presumir,
rosal, de buen parecer,
si aún no acabas de nacer
cuando empiezas a morir?
Hace llorar y reír
vivo y muerto tu arrebol,
en un día o en un sol;
desde el oriente al ocaso
va tu hermosura en un paso,
y en menos tu perfección.

Rosal, menos presunción, etc... ...

No es muy grande la ventaja
que tu calidad mejora:
si es tu mantilla la aurora,
es la noche tu mortaja:
no hay florecilla tan baja
que no te alcance de días,
y de tus caballerías,
por descendiente del alba,
se está riendo la malva,
caballera de un terrón.

Rosal, menos presunción, etc... ...


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por Maria Lua el Dom 27 Jun 2010, 17:39

Gracias, querida Helena
por traernos un poco
de la obras de
FRANCISCO DE QUEVEDO...
Besos
Maria Lua


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25170
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 27 Jun 2010, 17:41

Helena, mi felicitación más sincera
avatar
Andrea Diaz

Cantidad de envíos : 2183
Fecha de inscripción : 10/01/2010
Edad : 44
Localización : donde me encuentren...(Argentina)

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por Andrea Diaz el Lun 28 Jun 2010, 15:53

mira que casualidad helena, estuve leyendo a quevedo esta fin de semana, me encanto tanto "a una nariz" que intente por todos los medios hacer lago similar , imposible, él es un genio, gracias por traerlo...
avatar
helena

Cantidad de envíos : 6891
Fecha de inscripción : 12/05/2009

MARIA LUA

Mensaje por helena el Lun 28 Jun 2010, 16:00

Gracias, querida Lua, por pasar.
Sí, vale la pena dedicar un ratito a Quevedo.
Un beso cariñoso,
Helena
avatar
helena

Cantidad de envíos : 6891
Fecha de inscripción : 12/05/2009

PASCUAL LÓPEZ SÁNCHEZ

Mensaje por helena el Lun 28 Jun 2010, 16:04

Muchas gracias a tí, amigo, por encabezar este magnífico foro.

Un abrazo
Helena
avatar
helena

Cantidad de envíos : 6891
Fecha de inscripción : 12/05/2009

ANDREA DÍAZ

Mensaje por helena el Lun 28 Jun 2010, 16:12

Sí, amiga, reconozco que emular a Quevedo no es una empresa fácil, mucho menos en lo satírico y jocoso.
Gracias por leer y comentar.

Un beso
Helena
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25170
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 28 Jun 2010, 16:55

Pese a que los autores de la Generación del 27 tomaran como bandera reivindicar la poesía de Don Luís de Góngora, este no sale muy bien parado en el soneto que más arriba presenta Helena. En realidad la enemistad debía ser manifiesta. Y si no , sigamos leyendo :

CONTRA DON LUIS DE GÓNGORA Y SU POESÍA

"Este ciclope no siciliano
del microcosmos sí, orbe postrero,
esta antípoda faz cuyo hemisfero
zona divide en término italiano,

este círculo vivo en todo plano,
este que, siendo solamente cero,
le multiplica y parte por entero
todo buen abaquista veneciano;

el minoculo sí, mas ciego vulto;
el resquicio barbado de melenas;
esta cima del vicio y del insulto;

éste, en quien hoy los pedos son sirenas,
éste es el culo, en Góngora y en culto,
que un bujarrón le conociera apenas."

( Se preserva el castellano antigüo de la Antología Poética , de Austral, Pablo Jauralde, Decimotercera edición). En esta Antología hay , al menos , otros dos sonetos más "Al mesmo D. Luís" y "Al mesmo Góngora". Cualquiera de los tres sonetos haría sonrojar al más pintado. Indicativo pues de que la relación entre ambos no debió ser muy gratificante. Trasfondo en realidad del proceso evolutivo del arte ( fase final de la poesía renacentista española y el conceptismo al culteranismo gongorino). Muchos, defienden, sin embargo que Góngora sigue haciendo conceptismo. Lo cierto es que Góngora va cayendo en el olvido hasta que Paul Valery y otros poetas franceses revitalizan su poesía, lo que se traducirá en los prolegómenos de la admiración de la Generación del 27 por este.

Sea como fuere : Enemistad manifiesta entre dos genios de la poesía. Mirad este soneto de Góngora a Quevedo :

"Anacreonte español, no hay quien os tope,
que no diga con mucha cortesía,
que ya vuestros pies son de elegía,
que vuestras suavidades son de arrope.

¿No imitaréis al terenciano Lope,
que al de Belerofonte cada día
sobre zuecos de cómica poesía
se calza espuelas y le da un galope.

Con cuidado especial vuestros anteojos
dicen que quieren traducir el griego,
no habiéndolo mirado vuestros ojos.

Prestádselos un rato a mi ojo ciego
porque a la luz saque ciertos versos flojos
y entendeeréis cualquier gregüesco luego".

Yo no he podido dejar de troncharme de risa con los "dímes y diretes" de uno y otro. Pero en su tiempo, sin duda, el propósito era hacer daño


avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por Maria Lua el Lun 28 Jun 2010, 17:29

Sigo leyendo...
GRacias, Helena, gracias
Pascual...
Besos, amigos
Maria Lua


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25170
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 29 Jun 2010, 00:17

Esta magnífica exposición es obra de Helena, María. Yo solo soy expectador que se ha atrevido a reir un poco.
avatar
helena

Cantidad de envíos : 6891
Fecha de inscripción : 12/05/2009

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por helena el Mar 29 Jun 2010, 06:58

.
Quevedo tenía un carácter difícil,intransigente, y su azarosa vida lo hizo más correoso. Hay que decir que Góngora no fue su único “enemigo” literario, aunque sí su más digno rival, pues también anduvo en abierta gresca con el dramaturgo madrileno Juan Pérez de Montalbán, el discípulo predilecto de Lope de Vega. Pérez de Montalbán llegó a gozar de gran popularidad en su tiempo, como se ve por las numerosas ediciones de sus obras, pero tuvo grandes enemigos que lo desprestigiaron (hoy se intenta poner su labor literaria en un plano más justo), y el más significativo entre ellos fue Quevedo, que le zahirió con despiadadas burlas. Al parecer, el dramaturgo tuvo la osadía de silbarle una comedia, a raíz de lo cual Quevedo le dirigió una sarcástica Carta Consolatoria, también le ridiculizó con su "Perinola", tras publicar aquél un libro de miscelánea, "Para todos", que Quevedo juzgó inmoral e inaceptable, y compuso un hiriente epigrama que llegó a ser famoso, en el que aludía a la pretendida hidalguía del dramaturgo, que firmaba Doctor Juan Pérez de Montalbán. En realidad, Pérez de Montalbán era doctor en Teología por la universidad de Alcalá, pero la ostentación del título no agradaba a todos.
Estoy de acuerdo con Pascual en que estos escritores se infligían mucho daño recíprocamente y eran conscientes de ello. Cosas de la época. Aunque en ésta también podemos ver algo similar, aunque entre gente no tan genial como la del Siglo de Oro.


Dejo aquí el famoso epigrama de
Quevedo, que supongo conocéis:


El Doctor tú te lo pones,
el Montalbán no lo tienes,
conque, en quitándote el Don,
vienes a quedar Juan Pérez.


.
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25170
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 29 Jun 2010, 12:43

Helena, magnífico trabajo el tuyo. Se me ha vuelto a escapar una sonrisa.
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por Maria Lua el Mar 29 Jun 2010, 14:41

Te sigo querida Helena...
Muy bueno...
Un beso, amiga
Maria Lua


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
helena

Cantidad de envíos : 6891
Fecha de inscripción : 12/05/2009

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por helena el Mar 29 Jun 2010, 20:12

Muchas gracias, amigos Pascual y Maria Lua, por vuestra colaboración e interés.

Me gustaría disponer de más tiempo para dedicarlo al tema inagotable de Quevedo, pero como no es así, voy a referirme sólo a un texto que creo es poco conocido, copiando palabra a palabra el fragmento que transcribiré (vemos que la ortografía difiere de la actual), pues no puedo utilizar el copia-pega. Me refiero a la obra cruelmente satírica llamada Perinola, que se inicia así:

PERINOLA

DE DON FRANCISCO DE QUEVEDO
VILLEGAS
contra

EL DR. JUAN PÉREZ DE MONTALVAN

AL LIBRO DE PARA TODOS DE MONTALVAN

DÉCIMA

El licenciado Lebruno,
dicen que por varios modos,
hizo un libro para todos,
no siendo para ninguno,
a la postre es Almanake,
baturrillo y badulaque,
y así suplico al Poeta
que en el libro no me meta
y si me metió me saque.

------
Ahora el fragmento aludido, escogido al azar, donde Quevedo ironiza sobre lo escrito por Pérez de Montalvan:

..."Y allí desde un repecho
que quiso ser peñasco,
baxa el lagarto que la cola ondea
azotando las matas de un carrasco,
hasta que el silvo de su dama escucha,
corriendo en poco salto tierra mucha...!


Lo primero, este Autor sabe el intento de los repechos, pues sabe que este quiso ser peñasco (que es mucho saber) y luego viste al lagarto de damasco y no de tavini o tercio pelo; mas eso el lagarto se lo ha de agradecer al peñasco; porque si el verso dixera:

...”Y allí desde un repecho
que pretendió ser peña,
con vestido de dueña...”


De suerte que el consonante hace el gasto a los Poetas para estos vestidos; de buena se escapó el lagarto, pues el pasearse como arroyo verde es bien ingenioso, no habiendo arroyo verde en el mundo; si él se acuerda del

“Río verde, río verde,
más negro vas que la tinta...”,
,

lo acierta y escribe:

“Y como río verde se pasea...”


Y pone a la márgen: Granada, insigne Doctor y Poeta heróyco, cómico y lírico, y allá va con los demás citados; pues consideren los doctos en lagartos este lagarto que se pasea azotando las ramas de un carrasco, que es un árbol alto, y verán que el Autor es un cascabel, no en cogerlo como el que vimos en Madrid, sino en pintar y llamar a la culebra, o lagarta, dama del lagarto, lo cual es cosa para que los mismos lagartos se caigan de risa; acabo con este verso:

...”corriendo en poco salto tierra mucha”.


Y demás de ser imposible, no se entiende poco ni mucho. Luego, hablando de una pelea de toros dice:

“De marfil los estoques retorcidos...”


Marfil llama el cuerno, sin dexar su derecho á salvo á los tinteros y cabos de cuchillos. Y estoques retorcidos, siendo eso siempre de los alfanges, nunca de los estoques. Pasa adelante el Doctor con su canción y dice:

...”hasta que con el miedo se reprimen
de una tigre bordada que arrogante
de su cueva salió para montante..."

El Doctor no es graduado en tigres, a lo que parece, pues ignora que en Monserrate no se crían tigres, ni han criado jamás. No me meto en que, llamandole todos los Poetas manchada, el Doctor la llame bordada; y quedese el Pérez por saca manchas de tigres; pero hacer la tigre maestro de esgrima y darle el montante, es todo lo que puede desatinar en buena tigrería...”



avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por Maria Lua el Mar 29 Jun 2010, 23:39

Gracias, querida amiga
Helena!
Excelente tu trabajo!
Muy interesante...
Un beso,con cariño
Maria Lua


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25170
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 30 Jun 2010, 00:27

Excepcional trabajo el tuyo, Helena. <<<enhorabuena
avatar
helena

Cantidad de envíos : 6891
Fecha de inscripción : 12/05/2009

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por helena el Miér 30 Jun 2010, 07:30


Gracias de nuevo, queridos Pascual y María Lua, por vuestros amables comentarios.

Para finalizar (por ahora; seguro que volveré) esta exposición sobre Francisco de Quevedo, voy a dejar algunos sonetos en los que se aprecia la profundidad del complejo y variado sentimiento humano.

Es hielo abrasador...

Es hielo abrasador, es fuego helado,
es herida que duele y no se siente,
es un soñado bien, un mal presente,
es un breve descanso muy cansado.

Es un descuido que nos da cuidado,
un cobarde con nombre de valiente,
un andar solitario entre la gente,
un amar solamente ser amado.

Es una libertad encarcelada,
que dura hasta el postrero paroxismo;
enfermedad que crece si es curada.

Éste es el niño Amor, éste es su abismo.
¿Mirad cuál amistad tendrá con nada
el que en todo es contrario de sí mismo!


A Lope de Vega

Las fuerzas, Peregrino celebrado,
afrentará del tiempo y del olvido
el libro que, por tuyo, ha merecido
ser del uno y del otro respetado.

Con lazos de oro y yedra acompañado,
el laurel con tu frente está corrido
de ver que tus escritos han podido
hacer cortos los premios que te ha dado.

La invidia su verdugo y su tormento
hace del nombre que cantando cobras,
y con tu gloria su martirio crece.

Mas yo disculpo tal atrevimiento,
si con lo que ella muerde de tus obras
la boca, lengua y dientes enriquece


A Roma sepultada en sus ruinas

Buscas en Roma a Roma ¡oh peregrino!
y en Roma misma a Roma no la hallas:
cadáver son las que ostentó murallas
y tumba de sí propio el Aventino.

Yace donde reinaba el Palatino
y limadas del tiempo, las medallas
más se muestran destrozo a las batallas
de las edades que Blasón Latino.

Sólo el Tíber quedó, cuya corriente,
si ciudad la regó, ya sepultura
la llora con funesto son doliente.

¡Oh Roma en tu grandeza, en tu hermosura,
huyó lo que era firme y solamente
lo fugitivo permanece y dura!


Al oro de tu frente...

Al oro de tu frente unos claveles
veo matizar, cruentos, con heridas;
ellos mueren de amor, y a nuestras vidas
sus amenazas les avisan fieles.

Rúbricas son piadosas, y crueles,
joyas facinerosas, y advertidas,
pues publicando muertes florecidas,
ensangrientan al sol rizos doseles.

Mas con tus labios quedan vergonzosos
(que no compiten flores a rubíes)
y pálidos después, de temerosos.

Y cuando con relámpagos te ríes
de púrpura, cobardes, si ambiciosos,
marchitan sus blasones carmesíes.


Miré los muros...

Miré los muros de la patria mía,
si un tiempo fuertes ya desmoronados
de la carrera de la edad cansados
por quien caduca ya su valentía.

Salime al campo: vi que el sol bebía
los arroyos del hielo desatados,
y del monte quejosos los ganados
que con sombras hurtó su luz al día.

Entré en mi casa: vi que amancillada
de anciana habitación era despojos,
mi báculo más corvo y menos fuerte.

Vencida de la edad sentí mi espada,
y no hallé cosa en que poner los ojos
que no fuese recuerdo de la muerte.


No me aflige morir...

No me aflige morir, no he rehusado
acabar de vivir, ni he pretendido
alargar esta muerte, que ha nacido
a un tiempo con la vida y el cuidado.

Siento haber de dejar deshabitado
cuerpo que amante espíritu ha ceñido,
desierto un corazón siempre encendido
donde todo el amor reinó hospedado.

Señas me da mi ardor de fuego eterno,
y de tan larga congojosa historia
sólo será escritor mi llanto tierno.

Lisi, estame diciendo la memoria,
que pues tu gloria la padezco infierno,
que llame al padecer tormentos gloria.



.
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25170
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 30 Jun 2010, 12:23

Volveré más despacio a este espacio tuyo. Creo que los has bordado.

Contenido patrocinado

Re: FRANCISCO DE QUEVEDO

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun 20 Nov 2017, 00:53