Aires de Libertad

www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 710511 mensajes en 36893 argumentos.

Tenemos 1292 miembros registrados.

El último usuario registrado es RafaelaDeroy.

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 24 usuarios en línea: 2 Registrados, 2 Ocultos y 20 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Chambonnet Gallardo, Juan Martín


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Mar 16 Mayo 2017, 23:10.

Noviembre 2017

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Anna Ajmátova: "Requiem"

Comparte
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25661
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Pedro Casas Serra el Mar 22 Mayo 2012, 10:34

.



ANNA AJMÁTOVA

Anna Andréyevna Ajmátova (ruso: Анна Андреевна Ахматова), de soltera Górenko (Bolshói Fontán, cerca de Odesa,11 de juniojul./ 23 de junio de 1889greg. - Domodédovo, cerca de Moscú, 5 de marzo de 1966), fue una destacada poeta rusa. Junto con Ósip Mandelshtam fue una de las figuras más representativas de la poesía acmeísta de la Edad de Plata de la literatura rusa.

Biografía

Anna Andréyevna Górenko nació el 11(23) de junio de 1889 en Odessa, hija de una noble familia de origen tártaro.
Su infancia no parece que fuese muy feliz; sus padres se separaron en 1905. Anna comenzó a escribir poesía a la edad de once años. Como su padre no quería ver ningún verso impreso bajo su "respetable" apellido, ella decidió adoptar el de su bisabuela tártara, Ajmátova, como pseudónimo.
Estudió derecho, latín, historia y literatura en Kiev y en San Petersburgo. Allí se casó con Nikolái Gumiliov en 1910, poeta famoso, promotor del acmeísmo, corriente poética que se sumaba al renacimiento intelectual de Rusia a principios del siglo XX. Los acmeístas rompían con el simbolismo, de carácter metafórico, y restablecían el valor semántico de las palabras. En esta línea Anna publica en 1912 su primer libro de poemas titulado La tarde. En ese mismo año nace su único hijo, Lev (Lev Gumiliov), que se convertiría en un famoso historiador Neo-Eurasianista. El matrimonio de Anna y Nikolái duraría desde 1910 hasta 1918.
En 1910-1912 viajó a Italia y Francia, visitando París dos veces. Conoció a Modigliani, quién influiría en su perspectiva.
Más tarde Ajmátova se casaría con el prominente asiriólogo Vladímir Shileiko (1918-1922) y poco después con el historiador de arte Nikolái Punin (1922-1938). Borís Pasternak estuvo enamorado de ella pero Anna rechazó su proposición.
Sus primeros escritos parecen intuir la gran soledad en la que se verá sumergida años más tarde, después de las trágicas consecuencias de la revolución rusa de 1917. Tras ésta, Anna se verá afectada ya que en 1921 su primer marido Nikolái Gumiliov, fue acusado de conspiración y fusilado. Más tarde, su hijo será también arrestado y deportado a Siberia. Y su último marido, Punin, moriría de agotamiento en un campo de concentración en 1938. Los poemas de Anna se prohibieron, fue acusada de traición y deportada. Por temor a que fusilaran a su hijo quemó todos sus papeles personales. En 1944 pudo regresar con su hijo a Leningrado, ciudad devastada tras el asedio nazi.
Allí comenzó a ganarse la vida traduciendo a Leopardi y publicando ensayos, incluyendo brillantes ensayos de Aleksandr Pushkin, en periódicos escolares. Todos sus amigos emigraron o fueron reprimidos.
En 1945 el joven intelectual británico Isaiah Berlin quiso visitarla antes de regresar a Londres. Ese encuentro se prolongó durante veinte horas donde Anna le leyó sus poemas y se sinceró con él, pero esto tuvo trágicas consecuencias ya que su hijo volvió a ser encarcelado durante diez años. Esta vez la escritora se negó a silenciar su voz y siguió adelante con su poemario más importante, "Réquiem", ahí explica que en aquella Unión Soviética los únicos que estaban en paz eran los difuntos y que los vivos pasaban su vida yendo de un campo de concentración a otro. El libro fue publicado sin su consentimiento y conocimiento en 1963 en Múnich.
En 1962, Ajmátova estuvo nominada al Premio Nobel de Literatura, pero no lo consiguió.
En 1964, en honor a su 75 cumpleaños, se realizaron nuevos estudios y se publicaron nuevas recopilaciones de sus versos. Ese mismo año viaja a Taormina (Italia), donde recibe el Premio Internacional de Poesía y en 1965 es nombrada doctor honoris causa por la Universidad de Oxford. Viaja a Gran Bretaña con escala en París y se publica en Moscú "El correr del tiempo" (1909-1965), un balance incompleto (y censurado) de su obra.
Sus últimas piezas, compuestas en ritmo y sentido neoclásico, parecen ser la voz que reflejaba lo mucho que ella había vivido. Durante su estancia en Komarovo era visitada por Joseph Brodsky y otros jóvenes poetas, que perpetuaron las tradiciones de Ajmátova en la poesía de San Petersburgo al siglo XXI. También tradujo obras completas de Rabindranath Tagore en 8 volúmenes, al ruso.
El 5 de marzo de 1966 Anna muere de un infarto en un sanatorio de las afueras de Moscú y es enterrada en Komarovo. Su obra, traducida a un sinnúmero de lenguas, sólo aparecerá íntegra en Rusia en 1990.
El poeta Joseph Brodsky la definió así:
"Su sola mirada te cortaba el aliento. Alta, de pelo oscuro, morena, esbelta y ágil, con los ojos verdosos de un tigre polar, durante medio siglo la ha dibujado, pintado, esculpido en yeso y mármol, fotografiado un sinnúmero de personas, empezando por Modigliani. Los versos dedicados a ella formarían más volúmenes que su obra entera."

Monumentos

Hay un museo dedicado a Ajmátova en San Petersburgo en la Casa de Fontanka (conocida como el Palacio Sheremétiev) en el malecón del río Fontanka, donde Ajmátova vivió desde mediados de la década de 1920 hasta 1952.
En Rusia hay 4 monumentos dedicados a Anna Ajmátova:
En Bézhetsk
En el jardín de la Facultad de Filología de la Universidad de San Petersburgo
En un parque público en San Petersburgo, frente a una escuela, en la calle Vosstániya.
En San Petersburgo en el malecón del Neva, frente a la prisión "Krestý", donde su hijo, marido y muchos amigos estuvieron prisioneros. Ajmátova hizo cola regularmente cerca de "Krestý" con paquetes de comida para ellos durante muchos años. Ella quería que se le dedicara un monumento allí, cerca de "Krestý", si algún día se erigía uno en su memoria.
Se bautizó con su nombre a un planeta menor 3067 Ajmátova, descubierto por la astrónoma soviética Lyudmila Geórgievna Karáchkina en 1982.

Obra poética

En la evolución poética de Ajmátova podemos distinguir tres épocas:
1. Ciclo poético que va desde 1912 a 1922: La tarde (Vécher) (1912), El rosario (Chyotki) (1914), La bandada blanca (Bélaya staya) (1917), El llantén (Podorózhnik) (1921) y Anno Domini MLMXXI (1922). Escribe un poema épico Junto Al Mar (U sámogo mórya) (1914).
2. Época de 1922 a 1940 marcada por el silencio creativo y la ruptura del silencio mediante la creación de Requiem (1935-1940). Una de sus obras más conocidas, en ella refleja el dolor y el amor de una madre. Durante las largas colas de espera para poder ver a su hijo en la cárcel oye las historias de las demás mujeres. Escribe pero no publica un poema épico Putyóm vseyá zemlí (Kitezhanka) (1940).
3. Ciclo poético de 1940 a 1965 que tiene dos partes diferenciadas: por un lado, encontramos una serie de poemas épicos y por otro, sus poemas de madurez que culminan en Poema sin héroe (Poema bez gueróya) (1940—1965, texto completo publicado en 1976). Se publica en Moscú libros de poemas El correr del tiempo (Beg vrémeni) (1909-1965), Sauce (Iva, o Trostnik) 1940. Escribe pero no publica el libro de poemas titulado Nones (Néchet) (1936-1946) y un poema épico Trianon ruso (Russki trianón) (1923-1941).




"REQUIEM" de ANNA AJMÁTOVA


(Traducción de José Manuel Prieto)



Jamás busqué refugio bajo cielo extranjero,
ni amparo procuré bajo alas extrañas.
Junto a mi pueblo permancí estos años,
donde la gente padeció su desdicha.


A MODO DE INTRODUCCIÓN

En los terribles años de la yezhovzhina pasé diecisiete meses en las filas frente a las cárceles de Leningrado. Un día, alguien me reconoció. Entonces, una mujer de labios morados que ocupaba su lugar detrás de mí y que, por supuesto, jamás había escuchado mi nombre, pareció despertar del letargo en el que permanecíamos sumidas y me preguntó al oído (porque allí todos hablaban en voz muy baja):

-¿Y usted podría describir esto?

Yo repuse:

-Sí, puedo.

Entonces una especie de sonrisa se deslizó por lo que alguna vez había sido su rostro.

Leningrado, 1 de abril de 1957

***


DEDICATORIA

Ante esta inmensa desgracia los montes se doblegan
y dejan de correr los grandes ríos,
pero más fuetes aún son los cerrojos de la cárcel,
que esconden los lechos de tablas
y la infinita trsiteza.
Ya no sopla para ti la fresca brisa,
ni se enciende para ti el tierno ocaso.
Ya nada sabemos, somos siempre los mismos,
sólo escuchamos el odioso rechinar de los portones
y el retumbar de los soldados que marcan el paso.
Despertábamos temprano, como para la misa matutina,
y atravesábamos la capital totalmente salvaje.
Confluíamos en un punto, más inánimes que un muerto,
más opácos que el sol, más brumosos que el Neva,
pero la esperanza continuaba a lo lejos su canto.
¡La sentencia!... Y al instante saltaron las lágrimas,
y me hallé aislada del resto del mundo,
como si me arrancaran la vida que alberga el corazón,
o me hubieran lanzado de bruces contra el suelo.
Pero ella avanza... Solitaria... Vacila...
¿Dónde están hoy aquellas desconocidas con las
que compartí dos años de infortunio?
¿Qué formas adivinan en la ventisca siberiana?
¿Qué imaginan ver en el círculo blanco de la luna?
A todas ellas envío mi último adiós.

Marzo de 1940

***


INTRODUCCIÓN

Esto sucedió en tiempos en que sólo los muertos sonreían,
alegres por haber hallado al fin reposo,
y como un apéndice inútil, Leningrado colgaba
del portón de sus cárceles, mecido por el viento.
En tiempos en que, enloquecidos de dolor,
desfilaban al paso columnas de condenados
mientras las locomotoras lanzaban al aire
su breve canción de despedida...
Estrellas de muerte planeaban en lo alto,
y la inocente Rusia se retorcía
bajo las botas ensangrentadas,
y bajo las ruedas de los furgones celulares.


1

Te llevaron al amanecer,
fui tras de ti como quien despide un cadáver.
Lloraban los niños en la estancia oscura
y humeaba la vela bajo el icono.
No podré olvidar el frío de tus labios
y el sudor mortal en tu frente.
Como la muerte de los strelzi
aullaré a los pies del Kremlin.

1935


2

Fluye sereno el apacible Don,
entra en la casa una luna amarilla.

Entra alegre, con la gorra ladeada,
la luna, y ve una sombra.

Esta mujer padece de tristeza,
esta mujer se siente sola.

Su esposo yace en la tumba,
y su hijo está en la prisión. Recen por ella.


3

No, no soy yo, es otra la que sufre,
yo no podría sufrir tanto. Dejen
que un negro manto cubra lo ocurrido,
y que retiren las linternas...
........................................Cae la noche.


4

Si a ti, joven frívola y sarcástica,
la niña mimada de todos sus amigos,
la alegre pecadora de Tsárskoye Seló,
te hubieran dicho cuánto
habrías de sufrir en esta vida:
cómo, la número trescientos, esperarías
con tu atillo a los pies de Las Cruces;
y cómo tu lágrima ardiente quemaría
de parte a parte el hielo de año nuevo...
En el patio de la cárcel se mece un álamo,
nada se escucha, ni un solo murmullo. ¿Cuántas vidas
inocentes no se estarán consumiendo allí?


5

Hace diecisiete meses que grito
llamándote a casa.
Me he arrojado a los pies del verdugo,
por ti, hijo mío, horror mío.
Todo ha perdido sus contornos,
y ya soy incapaz de distinguir
a la fiera del hombre, al hombre de la fiera,
ni sé cuántos días faltan para la ejecución.
Me encuentro sola, rodeada de flores
polvorientas, del tintinear del incensario,
y de huellas que no conducen a ninguna parte.
Mientras me mira fijamente a los ojos
anunciándome la próxima muerte,
una estrella inmensa.


6

Ligeras vuelan las semanas,
y aún no sé cómo pudo ocurrir,
cómo, hijo mío, en la cárcel
las blancas noches te miraban,
como hoy vuelven a mirarte
con ojos de halcón afiebrado;
mientras te hablan de tu alta cruz
y de la muerte.

1939


7

LA SENTENCIA

Y cayó la palabra de piedra
sobre mi pecho, aún con vida.
No es nada, siempre supe que así sería,
sabré enfrentarlo de la mejor manera.

Son muchas las cosas que aún debo hacer:
acabar de matar la memoria,
procurar que mi alma se vuelva de piedra,
y aprender de nuevo a vivir.

Y si no... El cálido susurro del verano
semeja una fiesta bajo mi ventana.
Hace tiempo ya lo había presentido:
este diáfano día y esta casa vacía.

Verano de 1939


8

A LA MUERTE

Ya sé que vendrás, ¿por qué mejor no ahora?
Espero tu llegada mientras llora mi alma.
Apagué la luz y abrí de par en par la puerta
para que pudieras entrar, tú, tan simple y tan extraña.
Asume para esto el aspecto que quieras,
irrumpe como un proyectil envenenado,
o golpea silenciosa, como un bandido experto,
o mátame con el veneno del delirante tifus.
O llega con ese cuento, que tú misma inventaste
y que ya todos conocemos hasta la náusea -
en ese que descubro la gorra azul del gendarme
y detrás al conserje, pálido de muerte.
Hoy ya me da igual. Sobre el Yenisei se arremolina
la niebla. Fulgura imponente la estrella polar.
Y el más cruel de los espantos nubla
el brillo azul de los ojos que amo.

Casa de la Fontanka, 19 de agosto de 1932


9

Ya el ala de la locura
ha cubierto la mitad de mi alma,
me da a beber su vino de fuego,
y me llama a su valle tan negro.

Comprendí entonces que ella
había conseguido la victoria,
que debía escucharla como quien
presta oídos a un delirio ajeno.

Y que no me dejaría
llevarme nada conmigo
por más que le pidiera,
o la cansara con mis ruegos:

ni el espanto en los ojos de mi hijo:
su sufrimiento vuelto piedra;
ni el día en que estalló la tormenta,
ni nuestra corta entrevista en la prisión.

Ni el amable frescor de sus manos,
ni la sombra temblorosa de los tilos,
ni aquel distante y levísimo rumor
de las palabras, el último consuelo.

Casa de la Fontanka, 4 de marzo de 1940


10

CRUCIFIXIÓN

..............................No llores por mí, Madre,
..............................yazgo en la tumba.

I

Un coro de ángeles cantaba el gran advenimiento
y los cielos llameaban como fuego fundido.
Al Padre dijo: "¿Por qué me has abandonado?".
Y a la madre: "Oh, no llores por mí...".

II

Se debatía y lloraba Magdalena,
su discípulo predilecto se había vuelto de piedra.
Pero a donde la Madre sufría en silencio,
nadie osó levantar los ojos.

1940-1943


EPÍLOGO

I

Aprendí cómo puede deshojarse un rostro
cómo entre los párpados asoma el espanto,
y el sufrimiento ya grabando las mejillas,
como tablillas de escritura cuneiforme.
Cómo bucles que fueron castaños o negros
se tornan plateados al paso de una noche,
y se marchita la risa en los labios sumisos
y en la seca sonrisa vemos temblar el miedo...
No sólo por mí elevo esta plegaria,
sino por todos aquellos que a mi lado
soportaron el frío atroz y el bochorno de julio,
a los pies de aquella pared roja y ciega.

II

Otra vez se avecina el Día de Muertos.
Ya las veo, ya las oigo, ya las siento.

Y aquélla, que no pudo soportar el sufrimiento,
y aquélla, que ya no pisa el suelo materno,

y a la que sacudiendo su hermosa cabellera
dijo: "Vengo aquí como quien va a su casa".

Quisiera, una a una, llamarlas por sus nombres,
mas me han robado la lista, ya nunca podré hacerlo.

Para ellas he tejido este amplísimo manto
con sus propias palabras, con su llanto inconsolable.

Las recuerdo siempre, dondequiera que me encuentre,
jamás las olvidaré, aunque me asalte una nueva desgracia.

Y si algún día silencian esta boca atormentada
por la que gritan cien millones de almas,

que también me recuerden como yo a ellas hoy
en vísperas del Día de Muertos.

Y si algún día en este país
deciden erigirme un monumento,

consiento en recibir tal homenaje
pero con esta condición:

no erigirlo junto al mar, en mi ciudad natal,
pues he roto el último lazo que me ataba a él,

ni en el jardín imperial, junto al tocón querido,
donde aún vaga y me busca sin consuelo una sombra.

Sino aquí, donde aguardé trescientas horas
y donde este portón jamás abrió sus hojas.

Porque hasta en la misma ventura de la muerte
temo olvidar el fragor de los negros furgones;

o el rechinar del odioso portón
y a la anciana que aullaba como una fiera herida.

Para que por mis párpados de bronce
la nieve del deshielo fluya como lágrimas.

Y la paloma de la cárcel arrulle en el cielo
y en silencio los barcos naveguen por el Neva.

Marzo de 1940


***
avatar
Samara Acosta

Cantidad de envíos : 3441
Fecha de inscripción : 10/01/2011
Localización : Madrid

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Samara Acosta el Mar 22 Mayo 2012, 20:27


Jamás busqué refugio bajo cielo extranjero,
ni amparo procuré bajo alas extrañas.
Junto a mi pueblo permancí estos años,
donde la gente padeció su desdicha.


Que belleza Pedro, te seguiré, un abrazo
avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Evangelina Valdez el Miér 23 Mayo 2012, 12:03

¡Toda una odisea su vida y sus escritos!
Interesantísimo leerlo y saberlo.
Gracias por darnos a conocer.
Abrazos
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25661
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Pedro Casas Serra el Miér 23 Mayo 2012, 12:15

Hola, Samara, Evangelina: Celebro que os haya gustado la poesía de Anna Ajmátova, una de los más grandes poetas de la Edad de Plata de la poesía rusa. "Requiem" es su obra más conmovedora. Es impresionante su fuerza.

Un abrazo.
Pedro
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Maria Lua el Jue 24 Mayo 2012, 11:13


I

Aprendí cómo puede deshojarse un rostro
cómo entre los párpados asoma el espanto,
y el sufrimiento ya grabando las mejillas,
como tablillas de escritura cuneiforme.
Cómo bucles que fueron castaños o negros
se tornan plateados al paso de una noche,
y se marchita la risa en los labios sumisos
y en la seca sonrisa vemos temblar el miedo...
No sólo por mí elevo esta plegaria,
sino por todos aquellos que a mi lado
soportaron el frío atroz y el bochorno de julio,
a los pies de aquella pared roja y ciega.






Gracias, Pedro!
Impresionante la historia de
ANNA AJMÁTOVA... me hizo
recordar a la poeta portuguesa
Florbela Espanca, por el dolor
de su vida...
Me gustó mucho conocerla y
volveré...
Me quedo pensando: cuántos poetas
hay que nos faltan conocer?
Besos, amigo
Maria Lua



_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25661
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Pedro Casas Serra el Jue 24 Mayo 2012, 11:42

Parece que la poesía se reserva para los grandes sentimientos. Hay muchos escritores que sólo han escrito poesía en aquellos momentos de su vida en que atravesaban una situación que les afectaba muy intensamente. No es el caso de Anna Ajmátova, que escribió poesía toda su vida, pero sí hace que este poema largo, "Requiem", brille especialmente dentro de su magnífica obra poética.

Un abrazo, Maria.
Pedro

avatar
Samara Acosta

Cantidad de envíos : 3441
Fecha de inscripción : 10/01/2011
Localización : Madrid

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Samara Acosta el Jue 24 Mayo 2012, 12:07

ni en el jardín imperial, junto al tocón querido,
donde aún vaga y me busca sin consuelo una sombra.

Sino aquí, donde aguardé trescientas horas
y donde este portón jamás abrió sus hojas.


vuelvo a Anna Pedro y dejo este poema que me encanta con tu permiso

Unos van por un sendero recto...

Unos van por un sendero recto,
Otros caminan en círculo,
Añoran el regreso a la casa paterna
Y esperan a la amiga de otros tiempos.
Mi camino, en cambio, no es ni recto, ni curvo,
Llevo conmigo el infortunio,
Voy hacia nunca, hacia ninguna parte,
Como un tren sobre el abismo.

Versión de Jorge Bustamante García

avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25661
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Pedro Casas Serra el Vie 25 Mayo 2012, 10:38

Muy bello el poema de Ajmátova que has dejado, Samara.

Te dejo yo otro.

Un abrazo.
Pedro




EL AMOR

Días hay en que aovilla como serpiente
y suelta su embrujo corazón adentro.
Otros hay en que como una paloma
gorjea en la blanca ventana.

A veces brilla en la blanca escarcha
o creo poder verlo en un alhelí dormido...
Pero seguro, como en secreto,
me aleja de la alegría y de mi paz interna.

Sabe sollozar con inusual dulzura
en la plegaria triste de un violín.
Oh, cuánto me asusta encontrarlo
en la sonrisa de un desconocido.

Tsarkoye Seló, 24 de noviembre de 1911

Anna Ajmátova

(Versión de José Manuel Prieto)
avatar
Samara Acosta

Cantidad de envíos : 3441
Fecha de inscripción : 10/01/2011
Localización : Madrid

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Samara Acosta el Lun 28 Mayo 2012, 14:27

Sabe sollozar con inusual dulzura
en la plegaria triste de un violín.
Oh, cuánto me asusta encontrarlo
en la sonrisa de un desconocido.



Que belleza Pedro, muchas gracias, un abrazo
avatar
Simon Abadia

Cantidad de envíos : 6678
Fecha de inscripción : 14/01/2010
Edad : 76
Localización : Barcelona

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Simon Abadia el Lun 12 Nov 2012, 15:40

INTRODUCCIÓN

Esto sucedió en tiempos en que sólo los muertos sonreían,
alegres por haber hallado al fin reposo,
y como un apéndice inútil, Leningrado colgaba
del portón de sus cárceles, mecido por el viento.
En tiempos en que, enloquecidos de dolor,
desfilaban al paso columnas de condenados
mientras las locomotoras lanzaban al aire
su breve canción de despedida...
Estrellas de muerte planeaban en lo alto,
y la inocente Rusia se retorcía
bajo las botas ensangrentadas,
y bajo las ruedas de los furgones celulares.


FANTÁSTICO LO QUE PRESENTAS PEDRO.
LO ESTOY DISFRUTANDO. GRACIAS.
Abrazos,
Simon
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25182
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 27 Nov 2012, 01:49

Una autora de la que estoy hablando ahora en la promoción poética de los 5o, Pedro, tiene un estudio crítico sobre Anna Ajmátova que está considerado de lo mejor que hay. La autora es Dionisia García, vive en Murcia. Además de poeta es ensayista, narradora y crítica literaria. La Universidad de Murcia tiene un premio literario con su nombre. Acaba de publicar un libro de poemas que se titula "Señales". Yo no he leído el libro sobre Anna, aunque sí otro sobre Jorge Guillén.
Yo a Anna, la conocí a través de un libro que ya mencioné en el partado de Vladimir Maiakovsky, una antología publicada en Cuba en el año 1966, y que para mí es una auténtica joya.
Un abrazo


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Ana María Di Bert

Cantidad de envíos : 15000
Fecha de inscripción : 21/11/2010
Edad : 68
Localización : HERNANDO (Córdoba) Argentina

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Ana María Di Bert el Miér 28 Nov 2012, 19:40

Fluye sereno el apacible Don,
entra en la casa una luna amarilla.

Entra alegre, con la gorra ladeada,
la luna, y ve una sombra.

Esta mujer padece de tristeza,
esta mujer se siente sola.

Su esposo yace en la tumba,
y su hijo está en la prisión. Recen por ella.


Gracias Pedro por traerla, Anna; mi tocaya, que admiro y respeto por lo que ha vivido.
Leí pocos poemas de ella, pero tú me has regalado más.
¡Gracias y felicitaciones`por el trabajo!
Un abrazo
Ana
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25661
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Pedro Casas Serra el Miér 09 Ene 2013, 15:35

Celebro que te haya gustado esta obra de Anna Ajmátova, Simón.

Un abrazo.
Pedro
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25661
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Pedro Casas Serra el Miér 09 Ene 2013, 15:40

Gracias por tu información, Pascual. Procuraré encontrar en la biblioteca y leer el estudio crítico de Dionisia García sobre Anna Ajnátova que indicas. Estos estudios sobre grandes poetas me ayudan mucho a conocerlos y disfrutarlos más y me gusta mucho leerlos.

Un abrazo.
Pedro
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25661
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Pedro Casas Serra el Miér 09 Ene 2013, 15:45

¡Bonito nombre y bien representado poeticamente, Ana!

Un abrazo.
Pedro
avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Evangelina Valdez el Jue 10 Ene 2013, 11:49

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

"VOZ DE MEMORIA"

¿Qué ves, que observas sombríamente la pared

a la hora que en el cielo se alza el crepúsculo?



¿A la gaviota en el manto azul del agua,

o quizá los vastos jardines florentinos?



¿O al inmenso Parque Tsarkoe Selo,

donde un día se apareció el temor en tu sendero?



¿Qué ves en tus rodillas,

acaso al que abandonó a su esclavo a la muerte blanca?



—No. Yo observo sólo la pared:

en ella están las respuestas de los fuegos celestiales

a punto de extinguirse.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

"AQUÍ ESTÁ LA ORILLA DEL MAR DEL NORTE"

Aquí está la orilla del Mar del Norte,

la frontera de nuestros triunfos y fracasos:

ni la felicidad ni pena encuentro…



Y tú lloras y a mis pies te inclinas,

pero yo necesito más condenados:

prisioneros, deudores, esclavos.



Sólo con un inquebrantable, querida,

compartiré el pan y la sangre.

*Versión de Azalia López González:
es doctora en Ciencias Sociales y profesora-investigadora de la Facultad de Historia de la Universidad Autónoma de Sinaloa. Ha sido becaria de El Colegio de Sinaloa y es Miembro del Sistema Nacional de Investigadores.

avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Evangelina Valdez el Jue 10 Ene 2013, 12:02

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
-ANNA PINTADA POR KUZMA PETROV-VODKIN-

"ME RETORCÍA LAS MANOS"

Me retorcía las manos bajo mi oscuro velo.
—¿Por qué estás pálida, qué te intranquiliza?
—Porque hice de mi amado un borracho
con una recóndita tristeza.

Nunca lo olvidaré. Salió tambaleándose:
su boca torcida, desolada…
Corrí por las escaleras, sin tocar los barandales.
tras él, hasta la puerta.

Y le grité, conmocionada: —Todo lo decía
en broma, no me dejes, o moriré de pena.
Me sonrió, terriblemente despacio
y exclamó: —¿Por qué no te quitas de la lluvia?

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

"PARA ALEXANDER BLOK"

Llego a casa del poeta.
Un domingo. Precisamente a mediodía.
La estancia es grande y tranquila.
Afuera, en el helado paisaje,

cuelga un sol color frambuesa
sobre cuerdas de humo grisazul.
La mirada escrutadora de mi anfitrión
me envuelve silenciosamente.

Sus ojos son tan serenos
que uno podría perderse eternamente en ellos.
Sé que debo cuidarme
de no devolverle la mirada.

Pero la plática es lo que recuerdo
de aquel domingo a mediodía,
en la amplia casa gris del poeta
cerca de las puertas del Neva.



Última edición por Evangelina Valdez el Jue 10 Ene 2013, 16:05, editado 1 vez
avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Evangelina Valdez el Jue 10 Ene 2013, 12:47

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
-ANNA pintada por Nathan Altman (1914)-

"TODO ME HA SIDO ARREBATADO"

Todo me ha sido arrebatado: el amor y la fuerza.
Mi cuerpo, precipitado dentro de una ciudad que detesto,
no se alegra ni con el sol. Siento que mi sangre
congelada está.

Burlada estoy por el ánimo de la Musa
que me observa y nada dice,
descansando su cabeza de oscuros rizos,
exhausta, sobre mi pecho.

Sólo la Conciencia, más terrible cada día,
enfurecida, exige cuantioso tributo.
Y para responder, me cubro el rostro con las manos,
porque he agotado mis lágrimas y mis excusas.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
-ANNA EN EL AÑO 1964-

"NO SABEMOS COMO DECIRNOS ADIÓS"

No sabemos cómo decirnos adiós:
erramos por ahí, hombro con hombro.
Ya el sol está bajando,
vas taciturno, soy tu sombra.

Entremos en una iglesia a ver
bautizos, matrimonios, misas de difuntos.
¿Por qué somos diferentes del resto?
Afuera otra vez, cada quien vuelve la cabeza.

O sentémonos en el cementerio,
sobre la nieve pisoteada, suspirando el uno por el otro.
Esa vara en tu mano está dibujando mansiones
donde estaremos siempre juntos.

avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Evangelina Valdez el Jue 10 Ene 2013, 15:41

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
-La poeta posó muchas veces para el artista Amadeo Modigliani-


"ESTAMOS TAN INTOXICADOS UNO DEL OTRO..."


Estamos tan intoxicados uno del otro
Que de improviso podríamos naufragar,
Este paraíso incomparable
Podría convertirse en terrible afección.
Todo se ha aproximado al crimen
Dios nos ha de perdonar
A pesar de la paciencia infinita
Los caminos prohibidos se han cruzado.
Llevamos el paraíso como una cadena bendita
Miramos en él, como en un aljibe insondable,
Más profundo que los libros admirables
Que surgen de pronto y lo contienen todo.


Versión de Jorge Bustamante García




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

"HAY EN LA INTIMIDAD UN LÍMITE SAGRADO..."

Hay en la intimidad un límite sagrado
Que trasponer no puede aun la pasión más loca
Siquiera si el amor el corazón desgarra
Y en medio del silencio se funden nuestras bocas.

La amistad nada puede, nada pueden los años
De vuelos elevados, de llameante dicha,
Cuando es el alma libre y no la vence
La dulce languidez del goce y la lascivia.

Pretenden alcanzarlo mentes enajenadas,
Y a quienes lo trasponen los colma la tristeza.
¿Comprendes tú ahora por qué mi corazón
No late a ritmo debajo de tu diestra?

Versión de María Teresa León

avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Evangelina Valdez el Jue 10 Ene 2013, 16:00

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
-ANNA PINTADA POR YURY ANNENKOV-1921-

"LA CANCIÓN DE LA ÚLTIMA CITA"

Se enfriaba, desvalido, mi pecho,
pero eran ligeros mis pasos.
Me puse en la mano derecha
el guante de la mano izquierda.

¡Me pareció que había muchos peldaños
aunque sabía que eran sólo tres!
Un murmullo otoñal entre los arces
me pidió: “¡Muere conmigo!

¡Oye: una suerte penosa,
inconstante y mala me engañó!”
Le contesté: “¡Querido mío:
a mí también. Contigo moriré!”

Esta es la canción de la última cita.
Eché una mirada a la casa sombría.
Tan sólo en la alcoba ardían las velas
con una llama indiferente y mustia.

1912
Versión de Jorge Bustamante García


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
-ANNA PINTADA POR OLGA DELLA VOS KARDOVSKAYA-

"UNOS VAN POR UN SENDERO RECTO..."

Unos van por un sendero recto,
Otros caminan en círculo,
Añoran el regreso a la casa paterna
Y esperan a la amiga de otros tiempos.
Mi camino, en cambio, no es ni recto, ni curvo,
Llevo conmigo el infortunio,
Voy hacia nunca, hacia ninguna parte,
Como un tren sobre el abismo.

Versión de Jorge Bustamante García

avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Evangelina Valdez el Jue 10 Ene 2013, 16:04

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
-ANNA EN 1924-


"CUANDO ESCUCHES EL TRUENO ME RECORDARÁS..."


Cuando escuches el trueno me recordarás
y tal vez pienses que amaba la tormenta...
El rayado del cielo se verá fuertemente carmesí
y el corazón, como entonces, estará en el fuego.
Esto sucederá un día en Moscú
cuando abandone la ciudad para siempre
y me precipite hacia el puerto deseado
dejando entre ustedes apenas mi sombra.



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
-LA POETA CON SU HIJO LEO-

"SÓTANO DEL RECUERDO"

Es pura tontería que vivo entristecida

y que estoy por el recuerdo torturada.

No soy yo asidua invitada en su guarida

y allí me siento trastornada.

Cuando con el farol al sótano desciendo,

me parece que de nuevo un sordo hundimiento

retumba en la estrecha escalera empinada.

Humea el farol. Regresar no consigo

y sé que voy allí donde está el enemigo.

Y pediré benevolencia… pero allí ahora

todo está oscuro y callado. ¡Mi fiesta se acabó!

Hace treinta año se acompañaba a la señora,

hace treinta que el pícaro de viejo murió…

He llegado tarde. ¡Qué mala fortuna!

Ya no puedo lucirme en parte alguna,

pero rozo de las paredes las pinturas

y me caliento en la chimenea. ¡Qué maravilla!

a través del moho, la ceniza y la negrura

dos esmeraldas grises brillan

y el gato maulla. ¡Vamos a casa, criatura!

¿Pero dónde es mi casa y dónde mi cordura?


avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Evangelina Valdez el Jue 10 Ene 2013, 16:59

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
-TRES ETAPA DE SU VIDA-

"EL POETA"

Piensas que es esto trabajo, esta vida despreocupada
escuchar a la música algo y decirlo tuyo como si nada.
Y el ajeno scherzo juguetón meterlo en versos mañosos
jurar que el pobre corazón gime en campos luminosos.
Y escucharle al bosque alguna cosa y a los pinos taciturnos ver
mientras la cortina brumosa de niebla se alza por doquier.
Tomo lejos o a mi vera, sin sentir culpa a mi turno
un poco de la vida artera y el resto al silencio nocturno.




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
-FOTO FAMILIAR-ESPOSO E HIJO-

"CUANDO LA LUNA ES DE MELÓN"

Cuando la luna es de melón una tajada en la ventana
y en redor es la calina cerrada la puerta y la casa encantada
por las azules ramas de glicinas y en la fuente de arcilla hay agua fría
y la nieve del paño y arde una bujía de cera
tal que en la niñez, mariposas zumban
la calma, que no oye mi palabra, retumba
entonces de lo negro de rincones rembrandtianos algo se ovilla de pronto
y se esconde allí a mano, pero no me estremezco, ni me asusto siquiera...
la soledad en sus redes me hizo prisionera
el gato negro el alma me mira, como ojos centenarios
y en el espejo mi doble es tal vez mi contrario.
Voy a dormir dulcemente, buenas noches, noche.


avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25661
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Pedro Casas Serra el Lun 14 Ene 2013, 08:58

"Buenas noches, noche."

Sólo tres palabras, y sin embargo con que brillantez se culmina un poema que es en si mismo una obra de arte, una exquisita miniatura, un trabajo irrepetible, que seduce por sus melancólicas imágenes, porque nos mira desde su decadencia, cuando ya se ha subido a lo más alto y sólo queda la caída, como esas imágenes de mujer, toda fragilidad y fuerza.

Gracias, Evangelina, por haberlas traído hasta aquí.

Un abrazo.
Pedro

avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25661
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Pedro Casas Serra el Jue 17 Ene 2013, 14:26

Dejo un poema de Velimir Khlebnikov, en el que aparece Anna Ajmátova:


HISTRIÓN SOLITARIO

Y mientras sobre Tsárskoie Sélo
Resbalan el canto y las lágrimas de Achmátova
Yo, devanando la madeja de la bruja,
Como un cadáver somnoliento me arrastraba por el desierto
Donde agonizaba la imposibilidad:
Histrión fatigado
Avanzando pese a los obstáculos,
Y durante ese tiempo la frente ensortijada
Del toro subterráneo de las cavernas sombrías
Masticaba y comía hombres ensangrentados
Entre el humo de amenazas obscenas.
Y arropado en la voluntad de la luna,
Como el vespertino errante con su abrigo de sueño,
Saltaba en mi pesadilla sobre los abismos
De roca en roca.
Caminaba ciego
Mientras el viento de la libertad me impulsaba
Y golpeaba con su lluvia oblicua.
Y arranqué la cabeza de toro con mi carne y poderosos huesos
Y la colgué del muro.
Como el guerrero de la verdad, la sacudí sobre el mundo.
¡Mirad!
¡Es la frente ensortijada por la que antes quemaron a las masas!
Y con espanto
Comprendí que nadie podía verme,
Que había que sembrar ojos,
¡Que el sembrador de ojos debía llegar!

Velimir Khlebnikov



Velimir Khlebnikov(ruso: Велимир Хлебников) es el seudónimo de Víktor Vladímirovich Jlébnikov (Malie Derbeti, Óblast de Astracán (ahora en Kalmukia), 28 de octubrejul./ 9 de noviembre de 1885greg. – Santálovo, Óblast de Nóvgorod, 28 de junio de 1922), escritor y poeta futurista ruso.


.
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25182
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 09 Ago 2015, 23:31

A ver si saco un poquito de tiempo y participo en esta excepcional autora.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25661
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Pedro Casas Serra el Lun 10 Ago 2015, 13:13

Me alegro de encontrarte aquí, Pascual, y de que participes en este tema.

Un abrazo.
Pedro



_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Contenido patrocinado

Re: Anna Ajmátova: "Requiem"

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun 20 Nov 2017, 04:38