Aires de Libertad

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Temas similares

    Estadísticas

    Nuestros miembros han publicado un total de 797152 mensajes en 39704 argumentos.

    Tenemos 1362 miembros registrados

    El último usuario registrado es Andrecel12

    Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

    ¿Quién está en línea?

    En total hay 47 usuarios en línea: 5 Registrados, 3 Ocultos y 39 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

    Chambonnet Gallardo, MARCELA VELEZ, Maria Lua, Ramón Carballal, Walter Faila


    Hubieron 125 usuarios en línea en la fecha Mar 04 Jun 2019, 03:50

    Septiembre 2019

    LunMarMiérJueVieSábDom
          1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    30      

    Calendario Calendario

    Conectarse

    Recuperar mi contraseña

    Galería


    Félix María Samaniego Empty

    UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



    Flujo RSS


    Yahoo! 
    MSN 
    AOL 
    Netvibes 
    Bloglines 

    Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E


    Félix María Samaniego

    Juan Martín
    Juan Martín
    España

    Cantidad de envíos : 7336
    Fecha de inscripción : 02/05/2009
    Localización : Madrid

    Félix María Samaniego Empty Félix María Samaniego

    Mensaje por Juan Martín el Jue 18 Jun 2009, 17:20



    ________________________________



    Félix
    María
    Samaniego


    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    _________________________

    El
    cañamón


    _______________



    Cierta viuda, joven y devota,

    cuyo nombre se sabe y no se anota,

    padecía de escrúpulos, de suerte

    que a veces la ponía a la muerte.

    Un día que se hallaba acometida

    de este mal que acababa con su vida,

    confesarse dispuso,

    y dijo al confesor: “Padre, me acuso

    de que ayer, porque soy muy guluzmera,

    sin acordarme de que viernes era,

    quité del pico a un tordo que mantengo,

    jugando, un cañamón que le había dado

    y me lo comí yo. Por tal pecado

    sobresaltada la conciencia tengo

    y no hallo a mi dolor consuelo alguno,

    al recordar que quebranté el ayuno”.

    Díjola el padre: “Hija,

    no con melindres venga,

    ni por vanos escrúpulos se aflija,

    cuando tal vez otros pecados tenga.”

    Entonces, la devota de mi historia,

    después de haber revuelto su memoria,

    dijo: “Pues es verdad; la otra mañana

    me gozó un fraile de tan buena gana

    que, en un momento, con las bragas caídas,

    once descargas me tiró seguidas

    y, porque está algo gordo el pobrecito,

    se fatigó un poquito

    y se fue con la pena

    de no haber completado la docena.”

    Oyendo semejante desparpajo,

    el cura un brinco dio, soltó dos coces,

    y salió por la iglesia dando voces

    y diciendo: “¡Carajo!

    ¡Echarla once y no seguir por gordo!

    ¡Eso sí es cañamón, y no el del tordo!”




    Horacio Oliveira
    Horacio Oliveira

    Cantidad de envíos : 79
    Fecha de inscripción : 27/08/2009

    Félix María Samaniego Empty Re: Félix María Samaniego

    Mensaje por Horacio Oliveira el Dom 08 Nov 2009, 11:36

    Muy bueno, Juan; irreverencia y humor muy bien llevados.
    Te lo agradezco.
    Un abrazo.
    Rocío Redondo
    Rocío Redondo

    Cantidad de envíos : 287
    Fecha de inscripción : 14/09/2009
    Localización : Valladolid-España

    Félix María Samaniego Empty Re: Félix María Samaniego

    Mensaje por Rocío Redondo el Vie 20 Nov 2009, 15:19

    Está muy en su punto, gracias por traerlo.

    Rocío
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 42862
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Félix María Samaniego Empty Re: Félix María Samaniego

    Mensaje por Maria Lua el Dom 22 Nov 2009, 06:51

    Gracias, amigo Juan, por
    traerlo, no lo conocía..
    Un beso
    Um beijo
    Maria Lua


    _________________


    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]



    Te encuentro
    tus huellas son tatuajes en mi corazón
    intensas e inmensas
    como el vino de la pasión
    y la rosa roja del amor
    eternas y etereas
    como los sortilegios de una Luna Creciente... 


    Maria Lua




    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 7477
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 63

    Félix María Samaniego Empty Re: Félix María Samaniego

    Mensaje por Evangelina Valdez el Miér 06 Mar 2013, 00:27

    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

    Félix María Serafín Sánchez de Samaniego Zabala (Laguardia, Álava, 12 de octubre de 1745 – ibídem, 11 de agosto de 1801 con 56 años) fue un escritor español famoso por sus fábulas.

    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

    "LA DANZA PASTORIL"

    A la sombra que ofrece
    Un gran peñón tajado,
    Por cuyo pie corría
    Un arroyuelo manso,
    Se formaba en estío
    Un delicioso prado.
    Los árboles silvestres
    Aquí y allí plantados,
    El suelo siempre verde,
    De mil flores sembrado,
    Más agradable hacían
    El lugar solitario.
    Contento en él pasaba
    La siesta, recostado .
    Debajo de una encina,
    Con el albogue, Bato.
    Al son de sus tonadas,
    Los pastores cercanos,
    Sin olvidar algunos
    La guarda del ganado,
    Descendían ligeros
    Desde la sierra al llano.
    Las honestas zagalas,
    Según iban llegando,
    Bailaban lindamente,
    Asidas de las manos,
    En tomo de la encina
    Donde tocaba Bato.
    De las espesas ramas
    Se veía colgando
    Una guirnalda bella
    De rosas y amaranto.
    La fiesta presidía
    Un mayoral anciano;
    Y ya que el regocijo
    Bastó para descanso,
    Antes que se volviesen
    Alegres al rebaño,
    El viejo presidente
    Con su corvo cayado
    Alcanzó la guimalda
    Que pendía del árbol,
    Y coronó con ella
    Los cabellos dorados
    De la gentil zagala
    Que con sencillo agrado
    Supo ganar a todas
    En modestia y recato.
    Si la virtud premiaran
    Así los cortesanos,
    Yo sé que no huiría
    Desde la corte al campo.


    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 7477
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 63

    Félix María Samaniego Empty Re: Félix María Samaniego

    Mensaje por Evangelina Valdez el Miér 06 Mar 2013, 00:48

    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

    "EL ASNO Y EL COCHINO"

    A los caballeros alumnos
    del Real Seminario Patriótico Vascongado


    Oh jóvenes amables,
    que en vuestros tiernos años
    al templo de Minerva
    dirigís vuestros pasos,
    seguid, seguid la senda
    en que marcháis, guiados,
    a la luz de las ciencias,
    por profesores sabios.
    aunque el camino sea,
    ya difícil, ya largo,
    lo allana y facilita
    el tiempo y el trabajo.
    Rompiendo el duro suelo,
    con la esteva agobiado,
    el labrador sus bueyes
    guía con paso tardo;
    mas al fin llega a verse,
    en medio del verano,
    de doradas espigas,
    como Ceres, rodeado.
    A mayores tareas,
    a más graves cuidados
    es mayor y más dulce
    el premio y el descanso.

    Tras penosas fatigas,
    la labradora mano
    ¡con qué gusto recoge
    los racimos de Baco!
    Ea, jóvenes, ea,
    seguid, seguid marchando
    al templo de Minerva,
    a recibir el lauro.
    mas yo sé, caballeros,
    que un joven entre tantos
    responderá a mis voces:
    no puedo, que me canso.
    Descansa enhorabuena;
    ¿digo yo lo contrario?
    Tan lejos estoy de eso,
    que en estos versos trato
    de daros un asunto
    que instruya deleitando,
    los perros y los lobos,
    los ratones y gatos,
    las zorras y las monas,
    los ciervos y caballos
    os han de hablar en verso,
    pero con juicio tanto,
    que sus máximas sean
    los consejos más sanos.
    deleitaos en ello,
    y con este descanso,
    a las serias tareas
    volved más alentados.

    Ea, jóvenes, ea.
    Seguid, seguid marchando
    al templo de Minerva,
    a recibir el lauro.
    pero ¡qué! ¿os detiene
    el ocio y el regalo?
    Pues escuchad a Esopo,
    mis jóvenes amados:

    Envidiando la suerte del Cochinos,
    un Asno maldecía su destino.
    «Yo, decía, trabajo y como paja;
    él come harina, berza, y no trabaja:
    a mí me dan de palos cada día;
    a él le rascan y halagan a porfia.»
    Así se lamentaba de su suerte;
    pero luego que advierte
    que a la pocilga alguna gente avanza
    en guisa de matanza,
    armada de cuchillo y de caldera,
    y que con maña fiera
    dan al gordo Cochino fin sangriento,
    dijo entre sí el jumento:
    «si en esto para el ocio y los regalos,
    al trabajo me atengo y a los palos.»



    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 7477
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 63

    Félix María Samaniego Empty Re: Félix María Samaniego

    Mensaje por Evangelina Valdez el Miér 06 Mar 2013, 00:56

    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

    "LA CIGARRA Y LA HORMIGA"

    Cantando la Cigarra
    pasó el verano entero,
    sin hacer provisiones
    allá para el invierno;
    los fríos la obligaron
    a guardar el silencio
    y a acogerse al abrigo
    de su estrecho aposento.
    Viose desproveída
    del precioso sustento:
    sin mosca, sin gusano,
    sin trigo, sin centeno.

    Habitaba la Hormiga
    allí tabique en medio,
    y con mil expresiones
    de atención y respeto
    la dijo: «Doña Hormiga,
    pues que en vuestro granero
    sobran las provisiones
    para vuestro alimento,
    prestad alguna cosa
    con que viva este invierno
    esta triste cigarra,
    que alegre en otro tiempo,
    nunca conoció el daño,
    nunca supo temerlo.
    No dudéis en prestarme;
    que fielmente prometo
    pagaros con ganancias,
    por el nombre que tengo.»

    La codiciosa hormiga
    respondió con denuedo,
    ocultando a la espalda
    las llaves del granero:
    «¡Yo prestar lo que gano
    con un trabajo inmenso!
    Dime, pues, holgazana,
    ¿qué has hecho en el buen tiempo?»
    «Yo, dijo la Cigarra,
    a todo pasajero
    cantaba alegremente,
    sin cesar ni un momento.»
    «¡Hola! ¿conque cantabas
    cuando yo andaba al remo?
    Pues ahora, que yo como,
    baila, pese a tu cuerpo.»
    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 7477
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 63

    Félix María Samaniego Empty Re: Félix María Samaniego

    Mensaje por Evangelina Valdez el Miér 06 Mar 2013, 01:05

    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

    "EL MUCHACHO Y LA FORTUNA"

    A la orilla de un pozo,
    sobre la fresca yerba,
    un incauto Mancebo
    dormía a pierna suelta.
    Gritóle la Fortuna:
    «Insensato, despierta;
    ¿no ves que ahogarte puedes,
    a poco que te muevas?
    Por ti y otros canallas
    a veces me motejan,
    los unos de inconstante,
    y los otros de adversa.
    Reveses de Fortuna
    llamáis a las miserias;
    ¿por qué, si son reveses
    de la conducta necia?»

    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 7477
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 63

    Félix María Samaniego Empty Re: Félix María Samaniego

    Mensaje por Evangelina Valdez el Miér 06 Mar 2013, 01:18

    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

    "LA CODORNIZ"

    Presa en estrecho lazo
    la Codorniz sencilla,
    daba quejas al aire,
    ya tarde arrepentida.
    «¡Ay de mí miserable
    infeliz avecilla,
    que antes cantaba libre,
    y ya lloro cautiva!
    Perdí mi nido amado,
    perdí en él mis delicias,
    al fin perdilo todo,
    pues que perdí la vida.
    ¿Por qué desgracia tanta?
    ¿Por qué tanta desdicha?
    ¡Por un grano de trigo!
    ¡oh cara golosina!»
    El apetito ciego
    ¡a cuántos precipita,
    que por lograr un nada,
    un todo sacrifican!

    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 7477
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 63

    Félix María Samaniego Empty Re: Félix María Samaniego

    Mensaje por Evangelina Valdez el Miér 06 Mar 2013, 11:56

    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

    "EL ÁGUILA Y EL ESCARABAJO"

    «Que me matan; favor»: así clamaba
    una liebre infeliz, que se miraba
    en las garras de una Águila sangrienta.
    A las voces, según Esopo cuenta,
    acudió un compasivo Escarabajo;
    y viendo a la cuitada en tal trabajo,
    por libertarla de tan cruda muerte,
    lleno de horror, exclama de esta suerte:
    «¡Oh reina de las aves escogida!
    ¿Por qué quitas la vida
    a este pobre animal, manso y cobarde?
    ¿No sería mejor hacer alarde
    de devorar a dañadoras fieras,
    o ya que resistencia hallar no quieras,
    cebar tus uñas y tu corvo pico
    en el frío cadáver de un borrico?»
    Cuando el Escarabajo así decía,
    la Águila con desprecio se reía,
    y sin usar de más atenta frase,
    mata, trincha, devora, pilla y vase.
    El pequeño animal así burlado
    quiere verse vengado.
    En la ocasión primera
    vuela al nido del Águila altanera,
    halla solos los huevos, y arrastrando,
    uno por uno fuelos despeñando;
    mas como nada alcanza
    a dejar satisfecha una venganza,
    cuantos huevos ponía en adelante
    se los hizo tortilla en el instante.
    La reina de las aves sin consuelo,
    remontaba su vuelo,
    a Júpiter excelso humilde llega,
    expone su dolor, pídele, ruega
    remedie tanto mal; el dios propicio,
    por un incomparable beneficio,
    en su regazo hizo que pusiese
    el Águila sus huevos, y se fuese;
    que a la vuelta, colmada de consuelos,
    encontraría hermosos sus polluelos.
    Supo el Escarabajo el caso todo:
    astuto e ingenioso hace de modo
    que una bola fabrica diestramente
    de la materia en que continuamente
    trabajando se halla,
    cuyo nombre se sabe, aunque se calla,
    y que, según yo pienso,
    para los dioses no es muy buen incienso.
    Carga con ella, vuela, y atrevido
    pone su bola en el sagrado nido.
    Júpiter, que se vio con tal basura,
    al punto sacudió su vestidura,
    haciendo, al arrojar la albondiguilla,
    con la bola y los huevos su tortilla.
    Del trágico suceso noticiosa,
    arrepentida el Águila y llorosa
    aprendió esa lección a mucho precio:
    a nadie se le trate con desprecio,
    como al Escarabajo,
    porque al más miserable, vil y bajo,
    para tomar venganza, si se irrita,
    ¿le faltará siquiera una bolita?




    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 7477
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 63

    Félix María Samaniego Empty Re: Félix María Samaniego

    Mensaje por Evangelina Valdez el Miér 06 Mar 2013, 12:02

    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

    "EL LEÓN VENCIDO POR EL HOMBRE"

    Cierto artífice pintó
    Una lucha, en que valiente
    Un Hombre tan solamente
    A un horrible León venció.
    Otro león, que el cuadro vio,
    Sin preguntar por su autor,
    En tono despreciador
    Dijo: «Bien se deja ver
    Que es pintar como querer,
    Y no fue león el pintor.»

    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 7477
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 63

    Félix María Samaniego Empty Re: Félix María Samaniego

    Mensaje por Evangelina Valdez el Dom 26 Mayo 2013, 22:56

    "LA CIERVA Y LA VIÑA"

    Huyendo de enemigos cazadores una cierva ligera, siente ya fatigada en la carrera, más cercanos los perros y ojeadores. No viendo la infeliz algún seguro y vecino paraje de gruta o de ramaje, crece su timidez, crece su apuro. Al fin, sacando fuerzas de flaqueza, continúa la fuga presurosa: Halla al paso una viña muy frondosa, y en lo espeso se oculta con presteza. Cambia el susto y pesar en alegría, viéndose a paz y a salvo en tan buen hora. Olvida el bien, y de su defensora los frescos verdes pámpanos comía. Mas ¡ay!, que de esta suerte quitando ella las hojas de delante, abrió puerta a la flecha penetrante, y el listo cazador le dio la muerte. Castigó con la pena merecida el justo cielo a la cierva ingrata. Mas, ¿qué puede esperar el que maltrata al mismo que le está dando la vida?

    A la viña que te ampara, retorna su cariño como si fuese un niño; porque la traición es un acto dañino


    -----------

    "EL LABRADOR Y LA CIGÜEÑA"

    Un Labrador miraba
    Con duelo su sembrado,
    Porque gansos y grullas
    De su trigo solían hacer pasto.
    Armó sin más tardanza
    Diestramente sus lazos,
    Y cayeron en ellos
    La Cigüeña, las grullas y los gansos.
    «Señor rústico, dijo
    La Cigüeña temblando,
    Quíteme las prisiones,
    Pues no merezco pena de culpados;
    La diosa Ceres sabe
    Que, lejos de hacer daño,
    Limpio de sabandijas,
    De culebras y víboras los campos.»
    «Nada me satisface,
    Respondió el hombre airado:
    Te hallé con delincuentes,
    Con ellos morirás entre mis manos.»

    La inocente Cigüeña
    Tuvo el fin desgraciado,
    Que pueden prometerse
    Los buenos que se juntan con los malos


    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 7477
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 63

    Félix María Samaniego Empty Re: Félix María Samaniego

    Mensaje por Evangelina Valdez el Dom 26 Mayo 2013, 23:15

    "EL LADRÓN"

    Por catar una colmena
    Cierto goloso Ladrón,
    Del venenoso aguijón
    Tuvo que sufrir la pena.
    «La miel, dice, está muy buena:
    Es un bocado exquisito;
    Por el aguijón maldito
    No volveré al colmenar.»
    ¡Lo que tiene el encontrar
    La pena tras el delito!


    ---------

    "EL LEÓN ENAMORADO"

    Amaba un León a una zagala hermosa;
    Pidióla por esposa
    A su padre, pastor, urbanamente.
    El hombre, temeroso mas prudente,
    Le respondió: «Señor, en mi conciencia,
    Que la muchacha logra conveniencia;
    Pero la pobrecita, acostumbrada
    A no salir del prado y la majada,
    Entre la mansa oveja y el cordero,
    Recelará tal vez que seas fiero.
    No obstante, bien podremos, si consientes,
    Cortar tus uñas y limar tus dientes,
    Y así verá que tiene tu grandeza
    Cosas de majestad, no de fiereza.»
    Consiente el manso León enamorado,
    Y el buen hombre lo deja desarmado;
    Da luego su silbido:
    Llegan el Matalobos y Atrevido,
    Perros de su cabaña; de esta suerte
    Al indefenso León dieron la muerte.
    Un cuarto apostaré a que en este instante
    Dice, hablando del León, algún amante,
    Que de la misma muerte haría gala,
    Con tal que se la diese la zagala.
    Deja, Fabio, el amor, déjalo luego;

    Mas hablo en vano, porque, siempre ciego,
    No ves el desengaño,
    Y así te entregas a tu propio daño.



    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 7477
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 63

    Félix María Samaniego Empty Re: Félix María Samaniego

    Mensaje por Evangelina Valdez el Dom 26 Mayo 2013, 23:31


    "JÚPITER Y LA TORTUGA"

    A las bodas de Júpiter estaban
    Todos los animales convidados:
    Unos y otros llegaban
    A la fiesta nupcial apresurados.
    No faltaba a tan grande concurrencia
    Ni aun la reptil y más lejana oruga,
    Cuando llega muy tarde y con paciencia,
    A paso perezoso, la Tortuga.
    Su tardanza reprende el dios airado,
    Y ella le respondió sencillamente:
    «Si es mi casita mi retiro amado,
    ¿Cómo podré dejarla prontamente?»
    Por tal disculpa Júpiter tonante,
    Olvidando el indulto de las fiestas,
    La ley del caracol le echó al instante,
    Que es andar con la casa siempre a cuestas.

    Gentes machuchas hay que hacen alarde
    De que aman su retiro con exceso;
    Pero a su obligación acuden tarde:
    Viven como el ratón dentro del queso.


    ---------

    "EL ZAPATERO MÉDICO"

    Un inhábil y hambriento Zapatero
    En la corte por médico corría:
    Con un contraveneno que fingía
    Ganó fama y dinero.
    Estaba el Rey postrado en una cama,
    De una grave dolencia;
    Para hacer experiencia
    Del talento del médico, le llama.
    El antídoto pide, y en un vaso
    Finge el Rey que le mezcla con veneno:
    Se lo manda beber; el tal Galeno
    Teme morir, confiesa todo el caso,
    Y dice que sin ciencia
    Logró hacerse doctor de grande precio
    Por la credulidad del vulgo necio.
    Convoca el Rey al pueblo. «¡Qué demencia
    Es la vuestra, exclamó, que habéis fiado
    La salud francamente
    De un hombre a quien la gente
    Ni aun quería fiarle su calzado!»

    Esto para los crédulos se cuenta,
    En quienes tiene el charlatán su renta.



    Juan Martín
    Juan Martín
    España

    Cantidad de envíos : 7336
    Fecha de inscripción : 02/05/2009
    Localización : Madrid

    Félix María Samaniego Empty Re: Félix María Samaniego

    Mensaje por Juan Martín el Sáb 22 Jun 2013, 06:03

    Muchas gracias, estimada Evangelina, por añadir tan buenas obras de Félix María Samaniego, para deleite de los lectores y para el mío propio. Un fuerte abrazo (Juan Martín)

    Contenido patrocinado

    Félix María Samaniego Empty Re: Félix María Samaniego

    Mensaje por Contenido patrocinado

      Temas similares

      -

      Fecha y hora actual: Mar 17 Sep 2019, 17:05