Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 977571 mensajes en 45253 argumentos.

Tenemos 1524 miembros registrados

El último usuario registrado es Gustavo Trejo

Últimos temas

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 32 usuarios en línea: 3 Registrados, 1 Ocultos y 28 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

javier eguílaz, Lluvia Abril, Pascual Lopez Sanchez


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

Diciembre 2022

LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031 

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


 MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942) - Página 9 Empty

+42
Samara Acosta
Mauricio Rey
Lluvia Abril
Angel Salas
A P
Evangelina Valdez
Fausto Antonio aybar
javier eguílaz
Jesus Diez
Hilda Roccia
vibiana zambrano
Alejandro Costa
Carlos Taracido De La Fue
Angel Cuesta
juan salvador
F.Rubio
Affelix
JOP PIOBB
Walter Faila
Mª Pilar Carmona
Administrador
cecilia gargantini
Liliana Aiello
sonia marelli
clara_fuente
María Cinta Cadenas
Gala Grosso
palomagrace
Miguel Garza
José Antonio Carmona
claudieta cabanyal
mariluz
MARI CRUZ VEGA
helena
Pedro Casas Serra
Adriana Pardo (Luia)
Carmen Parra
Andrea Diaz
Pascual Lopez Sanchez
charo torrejon
josemora
Maria Lua
46 participantes

MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942)

Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 56086
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado Re: MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942)

Mensaje por Maria Lua Sáb 12 Abr 2014, 08:13


CARTAS

A Federico García Lorca
Orihuela, 10 de abril de 1933

Sr. D. Federico G. Lorca.

Admirado poeta amigo:
Le escribí hace mucho pidiéndole elogios, aunque ya se los había oído para mi "Perito en lunas". Y aquí me tiene usted esperándolos - entre otras cosas.
He pensado, ante su silencio, que usted me tomó el pelo a lo andaluz en Murcia - ¿recuerdaaa?-, que para usted fuimos, o fui, lo que recuerdo que nos dijo cuando le preguntamos quién era uno que le saludó. "Ese - dijo- uno de los de: ¡adiós!, cuando les vemos." Y luego "me escriben muchas cartas a las que yo no contesto". ¿Puedo estar ofendido contigo?
Perdone. Pero se ha quedado todo: prensa, poetas, amigos, tan silencioso ante mi libro, tan alabado - no mentirosamente, como dijo- por usted la tarde aquella murciana, que he maldecido las putas horas y malas en que di a leer un verso a nadie.
Usted sabe bien que en este libro mío hay cosas que se superan difícilmente y que es un libro de formas resucitadas, renovadas, que es un primer libro y encierra en sus entrañas más personalidad, más valentía, más cojones - a pesar de su aire falso de Góngora - que todos los de casi todos los poetas consagrados, a los que si se les quitara la firma se les confundiría la voz.
Por otra parte, aquí, en mi pueblo - ¡pueblo mío! -, donde el que me gritaba: Yo te he comprado un libro creyéndole bueno y me has dado arpillera, yo he leído a Campoamor... - ¡ea! -, decía yo: Ved los periódicos de Madrid pronto, he quedado en ridículo, porque de toda la prensa madrileña, sólo "Informaciones" se desvirgó hablando de mis poemas por el pico de Alfredo Marqueríe, diciendo cuatro burradas. El tío, antes de decir: ¡Qué burro soy!, dijo: ¡Se ha extraviado el poeta, se ha oscurecido!
Por otra parte, en mi casa soy el cristo de los cinco sampedros: me niegan la mitad del pan; me niegan, padre y madre y sus hijos, como hijo de aquéllos, como hermano de éstos; les averg�enza el que haga versos; no quieren darme vestidos nuevos, y hasta a los pantalones viejos que tengo no les quieren poner remiendos, que amordacen rotos proclamadores de nalgas mías. Hoy mismo, hoy, me han escondido la llave del huerto para que pudiera entrar en él. Y yo he saltado a la torera la tapia, no la valla, y aquí, en este chiquero de abril, aquí, donde ha tenido el suyo "Perito en lunas" este estío, bajo esta higuera, que dilataban hasta sus pámpanos mi carne de acordeón semejante a una palmera degollada, aquí le escribo esto desesperado, desesperado.
Me alegran las noticias que leo - de prestado - de los triunfos que se suceden, que se sucedem. ¡Me alegran! y le envidio.
El otro día he visto en "El Sol" la crítica de un libro de romances. El crítico dice que al pronto resuena la voz suya, pero que sólo a primera vista. Yo, nada más por el ejemplo que pone allí de romance, adivino en ese Félix no sé qué un plagiador casi.
Federico: no quiero que me compadezca; quiero que me comprenda.
Aquí, en mi huerto, en un chiquero, aguardo respuesta feliz suya, y pronto, o respuesta simplemente; aquí, pegado como un cartel a esta tapia, detrás, de la cual viven padres pobres, con tantos hijos y tan poca casa, que, para que los niños no vean los orígenes de su fabricación, el comienzo de sus hermanos, se salen al callejón a reanudarse las noches más empinadas.
Un abrazo
MIGUEL HERNÁNDEZ G.
Orihuela, 10 de abril del 1933
Dirección: Arriba, 73.



[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 56086
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado Re: MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942)

Mensaje por Maria Lua Sáb 12 Abr 2014, 08:23

CARTAS

A Pablo Neruda
Orihuela, diciembre de 1934


Desde Orihuela -¿Quién le ha dicho que me he venido, querido Pablo?- me despido de usted. Una carta desperada o mi bolsillo casi acabado me hizo precipitar mi viaje. He sentido bastante no verle para matrimoniar nuestras manos y divorciarlas con un adiós te encomiendo.
Desde aquí, mi pueblo, mi casa, mi limonero de mi huerto soleado por un sol inacabable lleno de limones que lo enjoyecen fríamente, atiendo a su voz, su persona y su amistad poéticas y humanas; aquí espero que me diga, lo antes posible, qué hay de aquello que me dijo la otra noche -lunes- en que me invitó a una cena para la otra noche -miércoles-. Gracias. ¿Qué hay, Pablo?¿Se queda en Madrid? ¿Se irá -¡dolor!- a Barcelona? ¿Hará la revista? ¿Me llamará generosamente a su lado?
Aquí, aquí en mi pueblo, mi casa, mi huerto, mi limonero y mi problema espero angustiado su contestación.
Escríbame, que lo oiga su voz dolorida que duele: alívieme esta soledad de palma sin compaña, dígame algo aunque no me diga nada de lo que me importa.
Le abraza siempre.

MIGUEL HERNÁNDEZ
Escríbame a: Arriba, 73
Orihuela (Alicante)

¡Ah!: Invite a Federico a que se interese lo más posible del estreno de mi "El torero más valiente".
Gracias.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 56086
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado Re: MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942)

Mensaje por Maria Lua Sáb 12 Abr 2014, 08:24

CARTAS

A Juan Ramón Jiménez
Orihuela, noviembre 1931

Sr Don Juan Ramón Jiménez. Madrid.

Venerado poeta:
Sólo conozco a usted por su "Segunda Antología" que -créalo- ya he leído cincuenta veces aprendiéndome algunas de sus composiciones. ¿Sabe usted dónde he leído tantas veces su libro? Donde son mejores: en la soledad, a plena naturaleza, y en la silenciosa, misteriosa, llorosa hora del crepúsculo, yendo por antiguos senderos empolvados y desiertos entre sollozos de esquilas.
No le extrañe lo que le digo, admirado maestro; es que soy pastor. No mucho poético, como lo que usted canta, pero sí un poquito poeta. Soy pastor de cabras desde mi niñez. Y estoy contento con serlo, porque habiendo nacido en casa pobre, pudo mi padre darme otro oficio y me dio este que fue de dioses paganos y héroes bíblicos.
Como le he dicho, creo ser un poco poeta. En los prados por que yerro con el cabrío ostenta natura su mayor grado de belleza y pompa; muchas flores, muchos ruiseñores y verdores, mucho cielo y muy azul, algunas majestuosas montañas y unas colinas y lomas tras las cuales rueda la gran era del Mediterráneo.
... Por fuerza he tenido que cantar. Inculto, tosco, sé que escribiendo poesía profano el divino arte ... No tengo culpa de llevar en mi alma una chispa de la hoguera que arde en la suya ...
Usted, tan refinado, tan exquisito, cuando lea esto, ¿qué pensará? Mire: odio la pobreza en que he nacido, yo no sé ... por muchas cosas ... Particularmente por ser causa del estado inculto en que me hallo, que no me deja expresarme bien ni claro, ni decir las muchas cosas que pienso. Si son molestas mis confesiones, perdóneme, y ... ya no sé cómo empezar de nuevo. Le decía antes que escribo poesías ... Tengo un millar de versos compuestos, sin publicar. Algunos diarios de la provincia comenzaron a sacar en sus páginas mis primeros poemas, con elogios ... Dejé de publicar en ellos. En provincia leen pocos los versos y los que los leen no los entienden. Y heme aquí con un millar de versos que no sé qué hacer con ellos. A veces me he dicho que quemarlos tal vez fuera lo mejor.
Soñador, como tantos, quiero ir a Madrid. Abandonaré las cabras -¡oh, esa esquila en la tarde!- y con el escaso cobre que puedan darme tomaré el tren de aquí a una quincena de días para la corte. ¿Podría usted, dulcísimo Juan Ramón, recibirme en su casa y leer lo que le lleve? ¿Podría enviarme unas letras diciéndome lo que crea mejor? Hágalo por este pastor un poquito poeta, que se lo agradeceré eternamente.

MIGUEL HERNÁNDEZ
Arriba, 73. Orihuela.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 56086
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado Re: MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942)

Mensaje por Maria Lua Sáb 12 Abr 2014, 08:26

CARTAS

A Ramón Sijé
Madrid, 22 de marzo de 1932

Querido Sijé:

He quedado tristemente impresionado desde cuando recibí y leí tu carta: Dices que ahí no tienes más recursos. Pero tú debes intentarlo y porque tenga remedio. Madrid es cruel. Aunque con tu audacia y tu sapiencia dudo que para ti lo fuese, sabiendo que tenía a madre (tal vez más) cuando te escribí esto. Acabo de llegar a casa perdido, con los pies destrozados. Desde las dos de la tarde andando con estos zapatos, los únicos, y rotos y llenos de agujeros ... a la estación de Atocha a recoger dos cajas de naranjas que me han mandado mi madre y mi hermana para la señora Albornoz; con ellas al hombro me he encaminado hasta este sitio (si hubiese tenido al menos quince céntimos hubiese evitado la distancia desde la estación a la casa; la hubiese salvado en un tranvía ..., pero no tenía ni esa miseria). (Alda me dice que le diga el nombre del presidente de la Diputación para escribir a su padre.) Luego me he encaminado a la de Pescador para pedirle dinero. Ya me ha dejado bastante. Como no estaba, he tenido que volver andando a casa, que dista de la suya más de diez kilómetros. Estoy casi desesperado porque no has podido recoger nada. El pelo me llega casi a la nuca. Le pedí a mi padre y me ha escrito que no me puede mandar nada. Mi madre estoy cierto que tampoco. Me dio para venirme dos duros, lo que tenía ... Tengo sólo una corbata y, ¿sabes cómo le quito las arrugas?, metiéndola de noche cuando voy a dormir entre las hojas del diccionario que es el libro de más peso que tengo. Habla con Escudero Bernícola ahí: dile que escriba también a Alicante; a todo el que pueda hacer algo. Escribe y dime cómo se llama -si no lo sabes haz por averiguarlo- el Presidente de la Diputación y si has mandado el pliego, que no lo dices en tu carta cierto. Mira que dice Albornoz que él tiene poca influencia, en Alicante. Moléstate, amigo, y escribe en seguida. Y si no sacas de donde sea algú dinero voy a tener que oír la voz destemplada de Morante.
Mañana jueves nos trasladamos.
Cuando escribas, hazlo a: Cardenal Belluga, 2 (Hotel).
Lleva en seguida a mi casa eso, pues el sello que me mandaron para que contestara es el que he puesto a la carta y no he podido comprar otro.
Abrazos hondos.
MIGUEL


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 75895
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Recomendado Re: MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 02 Ago 2016, 07:33

Invito a aquel o aquellos que estén interesados en Miguel Hernández, que vengan a la última página de Elvio Romero ( POESÍA SOCIAL); donde este autor hablará de él.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 56086
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado Re: MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942)

Mensaje por Maria Lua Sáb 04 Feb 2017, 03:27

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49178
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Recomendado Re: MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942)

Mensaje por Lluvia Abril Sáb 04 Feb 2017, 04:11

Que bien que lo trajiste, y aunque nunca olvidamos al ¡Gran Miguel!, es bueno recordar desde aquí su gran obra.

Mi luna querida, gracias y muchos besos.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 75895
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Recomendado Re: MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Dom 05 Feb 2017, 01:29

En todo tiempo, en todo lugar y ocasión Miguel Hernández es apropiado. Gracias, María

Besos.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 75895
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Recomendado Re: MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 10 Abr 2017, 15:41

Mañana noche llega Walter a Murcia. Pasado mañana tenemos visita guiada con la Oficina de Turismo de Orihuela. Después de visitar diferentes edificios y lugares emblemáticos de la Ciudad, visitaremos LA CASA MUSEO DE NUESTRO QUERIDO MIGUEL HERNÁNDEZ. Si fuera posible allí editaría uno de sus poemas. La visita guiada concluye ahí. Sin en arco yo quiero que pasemos por uno de los barrios mas humildes de Orihuela, cuyas paredes están llenas de grafittis y poemas dedicados a Miguel.
Si alguien mas se apunta aun hay tiempo.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 56086
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado Re: MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942)

Mensaje por Maria Lua Dom 07 Mayo 2017, 10:42

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Muy bueno este vínculo de El País, con varios
articulos sobre el poeta Miguel Hernández.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 75895
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Recomendado Re: MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 25 Mayo 2020, 01:13

Gracias, María Lua… Si supiera poner un audio os pondría, con mi propia voz, "las tres heridas". No sé por qué no he aprendido todavía.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 56086
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado Re: MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942)

Mensaje por Maria Lua Mar 26 Mayo 2020, 09:08



_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 75895
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Recomendado Re: MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér 27 Mayo 2020, 01:05

Serrat pone alma en aquello que hace.

Gracias, María.

Besos.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 75895
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Recomendado Re: MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 22 Jun 2020, 06:15

VUELVO A MARCAR ESTE "BENDITO POEMA", CLAVADO COMO LA ESPINA DE UNA ROSA, PERO NO EN MI MANO, SINO EN MI ALMA.

LLEGÓ CON TRES HERIDAS


Llegó con tres heridas:
la del amor,
la de la muerte,
la de la vida.

Con tres heridas viene:
la de la vida,
la del amor,
la de la muerte.

Con tres heridas yo:
la de la vida,
la de la muerte,
la del amor.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 75895
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Recomendado Re: MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 20 Abr 2021, 00:30

LO SUBO REIVINDICANDO ESTE ESPACIO ABIERTO POR MARÍA LUA.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 39005
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Recomendado Re: MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942)

Mensaje por Pedro Casas Serra Mar 20 Abr 2021, 03:09

.


MIGUEL HERNÁNDEZ

(Sacado de wikipedia, ofrece un relato bastante completo de las vicisitudes y dificultades que encontró Miguel Hernández para desarrollarse como poeta así como del injusto trato que le condujo a su temprana muerte.)


Miguel Hernández Gilabert (Orihuela, 30 de octubre de 1910-Alicante, 28 de marzo de 1942) fue un poeta y dramaturgo de especial relevancia en la literatura española del siglo XX. Aunque tradicionalmente se le ha encuadrado en la generación del 36, Miguel Hernández mantuvo una mayor proximidad con la generación anterior hasta el punto de ser considerado por Dámaso Alonso como «genial epígono de la generación del 27. ​ Actualmente —y tras las interesantes aportaciones de A.Sánchez Vidal- se le asocia a la Escuela de Vallecas.

Recordar a Miguel Hernández que desapareció en la oscuridad y recordarlo a plena luz, es un deber de España, un deber de amor. Pocos poetas tan generosos y luminosos como el muchachón de Orihuela cuya estatua se levantará algún día entre los azahares de su dormida tierra. No tenía Miguel la luz cenital del Sur como los poetas rectilíneos de Andalucía sino una luz de tierra, de mañana pedregosa, luz espesa de panal despertando. Con esta materia dura como el oro, viva como la sangre, trazó su poesía duradera. ¡Y éste fue el hombre que aquel momento de España desterró a la sombra! ¡Nos toca ahora y siempre sacarlo de su cárcel mortal, iluminarlo con su valentía y su martirio, enseñarlo como ejemplo de corazón purísimo! ¡Darle la luz! ¡Dársela a golpes de recuerdo, a paletadas de claridad que lo revelen, arcángel de una gloria terrestre que cayó en la noche armado con la espada de la luz!
Pablo Neruda​


Biografía


Infancia y juventud


Miguel Hernández nació el 30 de octubre de 1910 en Orihuela. Era el tercer hijo de los cuatro que tuvieron Miguel Hernández Sánchez y Concepción Gilabert, y el segundo varón. Su familia se dedicaba a la cría de ganado caprino, lo que motivó que se trasladaran de la casa donde Miguel nació (calle San Juan, n.º 82) a una más grande y acorde con el negocio familiar (calle de Arriba, n.º 73), ubicada en las afueras. Su padre aspiraba a ascender socialmente, logrando ser nombrado «alcalde de barrio»; su madre, por su parte, era una mujer enfermiza (padecía bronquitis crónica) y a menudo debía guardar cama.

Miguel fue pastor de cabras desde muy temprana edad. Fue escolarizado desde 1915 hasta 1916 en el centro de enseñanza «Nuestra Señora de Monserrat» y de 1918 a 1923 recibió educación primaria en las escuelas del Amor de Dios. En 1923 pasa a estudiar el bachillerato en el colegio de Santo Domingo de Orihuela, regentado por los jesuitas, que le proponen para una beca con la que continuar sus estudios, que su padre rechaza. En 1925 abandonó los estudios por orden paterna para dedicarse en exclusiva al pastoreo. Mientras cuidaba el rebaño, Hernández leía con avidez y escribía sus primeros poemas.

Por entonces, el canónigo Luis Almarcha Hernández inició una amistad con Hernández y puso a disposición del joven poeta libros de San Juan de la Cruz, Gabriel Miró, Paul Verlaine y Virgilio entre otros. Sus visitas a la biblioteca pública eran cada vez más frecuentes y empezó a formar un improvisado grupo literario junto a otros jóvenes de Orihuela en torno a la tahona de su amigo Carlos Fenoll. Los principales participantes en aquellas reuniones eran, además de Hernández y del propio Carlos Fenoll, su hermano Efrén Fenoll, Manuel Molina y José Marín Gutiérrez, futuro abogado y ensayista que posteriormente adoptaría el seudónimo de  "Ramón Sijé" y a quien Hernández dedicó su célebre Elegía. Desde ese momento, Ramón Sijé se convirtió no solo en su amigo, sino también en su compañero de inquietudes literarias.

Los libros fueron su principal fuente de educación, convirtiéndose en una persona totalmente autodidacta. Los grandes autores del Siglo de Oro: Miguel de Cervantes, Lope de Vega, Pedro Calderón de la Barca, Garcilaso de la Vega y, sobre todo, Luis de Góngora, oficiaron como sus principales maestros.

Su pasión creciente por la escritura le lleva a pensar en comprar una máquina de escribir y dejar de molestar así al vicario, que era quien le pasaba a limpio sus versos. Eladio Belda, administrador del semanario social y agrario El pueblo de Orihuela, le aconseja comprar una de segunda mano, portátil, de la marca Corona, cuyo precio es de 300 pesetas. Miguel Hernández estrena su máquina de escribir el 20 de marzo de 1931. A partir de entonces, subirá cada mañana al monte, hasta la Cruz de la Muela, con el hatillo al hombro y la máquina de escribir para componer poemas hasta altas horas de la tarde.

El 25 de marzo de 1931, con tan solo veinte años, obtuvo el primer y único premio literario de su vida concedido por la Sociedad Artística del Orfeón Ilicitano con un poema de 138 versos llamado Canto a Valencia, bajo el lema Luz..., Pájaros..., Sol... El tema principal del poema era el paisaje y las gentes del litoral levantino, en el que destacaba el mar Mediterráneo, el río Segura y las ciudades de Valencia, Alicante y Murcia. Cuando Hernández recibió la notificación de la consecución del premio, se apresuró a viajar a la ciudad ilicitana creyendo que recibiría un premio económico, pero fue acreedor tan sólo de una escribanía de plata.


Primer viaje a Madrid


Debido a la reputación que logró gracias a las publicaciones en varias revistas y diarios, el 31 de diciembre de 1931 viajó a Madrid, buscando consolidarse en la escena, acompañado de unos pocos poemas y recomendaciones. Introducido por Francisco Martínez Corbalán, las revistas literarias La Gaceta Literaria y Estampa lo ayudaron a buscar empleo, pero el intento no fructificó y se vio obligado a volver a Orihuela el 15 de mayo de 1932. No obstante, dicho viaje tuvo gran importancia, al permitirle conocer de primera mano la obra de la generación del 27, así como la teoría necesaria para la composición de su obra Perito en lunas.


Segundo viaje a Madrid



En 1933 se publicó Perito en Lunas, su primer libro. Hernández fue invitado a hacer lecturas de su obra en la Universidad de Cartagena y en el Ateneo de Alicante el 29 de abril de 1933.

Tras aquel prometedor comienzo, marchó a Madrid por segunda vez para obtener trabajo, esa vez con mejor fortuna, pues logró ser nombrado colaborador en las Misiones Pedagógicas. Más tarde le escogió como secretario y redactor de la enciclopedia Los toros su director y principal redactor, José María de Cossío, que se convirtió en su protector y más ferviente sostenedor de su obra. Colaboró además con asiduidad en Revista de Occidente y mantuvo una relación con la pintora Maruja Mallo, que le inspiró parte de los sonetos de El rayo que no cesa.​ Se presentó a Vicente Aleixandre e hizo amistad con él y con Pablo Neruda; este fue el origen de su breve etapa dentro del surrealismo, con aliento torrencial e inspiración telúrica. Su poesía por entonces se hace más social y manifestó a las claras un compromiso político con los más pobres y desheredados. En diciembre de 1935 murió su fraternal amigo de toda la vida, Ramón Sijé, y Hernández le dedicó su extraordinaria Elegía, que provocó el difícil entusiasmo de Juan Ramón Jiménez en una crónica del diario [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] .


Guerra Civil



Al estallar la Guerra Civl, Miguel Hernández estaba en Orihuela. A su amigo José María de Cossío, con el que tenía tanto trato en Espasa-Calpe por la redacción conjunta de la enciclopedia Los Toros, le pide en carta del 25 de agosto que le gestione el poder cobrar la mitad de su sueldo mensual al ser asesinado el padre de su novia, Josefina Manresa, en Elda, por ser guardia civil. Es "enorme desgracia, por equivocación", y dejar a su mujer y a varios hijos, le afirma en esa carta. Hernández se alistó por entonces en el bando republicano. En el verano de 1936 también se afilió al Partido Comunista de España y desde comienzos de 1937 es comisario político militar.​ Hernández figuró en el 5º Regimiento, ejerciendo en él de comisario político y pasó a otras unidades en los frentes de la batalla de Teruel, Andalucía y Extremadura. Su actividad de comisario político comunista en el Ejército le valdría la pena capital tras la guerra, luego conmutada. En plena guerra, logró escapar brevemente a Orihuela para casarse el 9 de marzo de 1937 con Josefina Manresa. A los pocos días tuvo que marchar al frente de Jaén. En el verano de 1937 asistió al II Congreso Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura celebrado en Madrid y Valencia, donde conoció al peruano César Vallejo. Más tarde viajó a la Unión Soviética en representación del gobierno de la República, de donde regresó en octubre para escribir el drama Pastor de la muerte y numerosos poemas recogidos más tarde en su obra El hombre acecha. El 19 de diciembre de 1937 nació su primer hijo, Manuel Ramón, que murió a los pocos meses de nacer, el 19 de octubre de 1938, y a quien dedicó el poema Hijo de la luz y de la sombra y otros recogidos en el Cancionero y romancero de ausencias. El 4 de enero de 1939 nació su segundo hijo, Manuel Miguel, a quien dedicó las famosas Nanas de la cebolla.​ Escribió un nuevo libro: Viento del pueblo. Destinado a la 6ª división, pasó a Madrid.


Prisión y muerte


En abril de 1939, recién concluida la guerra, se había terminado de imprimir en Valencia El hombre acecha. Aún sin encuadernar, una comisión depuradora franquista​ presidida por el filólogo Joaquín de Entrambasaguas, ordenó la destrucción completa de la edición. Sin embargo, dos ejemplares que se salvaron permitieron reeditar el libro en 1981.

Su gran amigo Cossío se ofreció a acoger al poeta en Tudanca, pero este decidió volver a Orihuela. Pero en Orihuela corría mucho riesgo, por lo que decidió irse a Sevilla pasando por Córdoba, con la intención de cruzar la frontera de Portugal por Rosal de la Frontera (Huelva). La policía de Salazar, dictador portugués, lo entregó a la Guardia Civil.

Cuando estaba en prisión, su mujer Josefina Manresa le envió una carta en la que mencionaba que sólo tenían pan y cebolla para comer; el poeta compuso en respuesta las Nanas de la cebolla. ​ Durante los nueve días que estuvo en la cárcel de Huelva fue sacado varias veces de ella por grupos de falangistas y «gente de orden» que lo golpearon brutalmente. Querían que confesara que él había matado a José Antonio Primo de Rivera, líder de Falange.

Desde la cárcel de Huelva lo trasladaron a Sevilla y posteriormente al penal de la calle Torrijos en Madrid (hoy calle del Conde de Peñalver), de donde, gracias a las gestiones que realizó Pablo Neruda ante un cardenal, salió en libertad inesperadamente, sin ser procesado, en septiembre de 1939, aunque asimismo influyeron las gestiones paralelas de Cossío. Estando preso en la prisión de la calle Torrijos le escribe una dramática tarjeta postal: «Querido primo José María: [...] tú puedes ayudarme a salir rápidamente y no debes dejar de hacerlo. No llevaba la documentación necesaria y me detuvieron en Portugal, y me condujeron aquí». Al recto de la postal, sobre la dirección de Cossío, consciente de la extrema gravedad personal de su situación, llega a poner incluso, de su mano: «¡Arriba España!¡Viva Franco!» (reproducción fotográfica de la postal en Ignacio de Cossío, Cossío y los toros. [S.l.], Consejería de Cultura de Cantabria, 2008, entre pp. 232-233).

Pero vuelto a Orihuela, fue delatado y detenido y ya en la prisión de la plaza del Conde de Toreno en Madrid, fue juzgado y condenado a muerte en marzo de 1940 por un consejo de guerra presidido por el juez Manuel Martínez Margallo y en el que actuó como secretario el alférez Antonio Luis Baena Tocón. José María de Cossío​ y otros intelectuales amigos, entre ellos Luis Almarcha Hernández,​ amigo de la juventud y vicario general de la diócesis de Orihuela (posteriormente obispo de León en 1944), intercedieron por él y se le conmutó la pena de muerte por la de treinta años de cárcel. También entonces influyó mucho la gestión del propio Cossío, que acude al secretario de la Junta Política de FET y de las JONS, Carlos Sentís, y a Rafael Sánchez Mazas, vicesecretario de la misma, pero que tenía relación con el general José Enrique Varela, ministro del Ejército, que en carta le contestó a Sánchez Mazas a mitad de 1940: "Tengo el gusto de participarle que la pena capital que pesaba sobre Don Miguel Hernández Gilabert, por quien se interesa, ha sido conmutada por la inmediata inferior, esperando que este acto de generosidad del Caudillo, obligará al agraciado a seguir una conducta que sea rectificación del pasado" (estos documentos se reproducen fotográficamente en Ignacio de Cossío, op. cit., entre pp. 232-233).

Pasó luego a la prisión de Palencia, donde decía que no podía llorar, porque las lágrimas se congelaban por el frío; en septiembre de 1940 y en noviembre, al penal de Ocaña (Toledo). En 1941, fue trasladado al Reformatorio de Adultos de Alicante, donde compartió celda con Buero Vallejo. Allí enfermó. Padeció primero bronquitis y luego tifus, que se le complicó con tuberculosis. La intervención del pintor Miguel Abad Miró, amigo desde antes de la prisión, fue decisiva ​ para recibir una atención médica especializada del director del Dispensario Antituberculoso de Alicante, Antonio Barbero Carnicero, quien pudo mejorar la situación del poeta ​ con dos intervenciones, pero desgraciadamente el permiso de traslado al Hospital Antituberculoso "Porta Coeli"» de la provincia de Valencia llegó demasiado tarde. ​ Falleció en la enfermería de la prisión alicantina a las 5:32 de la mañana del 28 de marzo de 1942, con tan sólo treinta y un años de edad. Se cuenta que no pudieron cerrarle los ojos, hecho sobre el que su amigo Vicente Aleixandre compuso un poema. ​ Abad Miró formó parte del reducido séquito fúnebre que, con la viuda, acompañó los restos mortales del poeta hasta el cementerio y corrió con los gastos del enterramiento. ​Fue enterrado el 30 de marzo, en el nicho número mil nueve del cementerio de Nuestra Señora del Remedio de Alicante.


Póstumamente



Sus restos fueron exhumados en 1984 debido a la muerte de su hijo Manuel Miguel Hernández Manresa el mismo año. Aquella exhumación causó gran revuelo entre un grupo reducido de seguidores de Hernández, que se agolparon el día del entierro del hijo, llegando a besar su calavera o intentar robar un hueso. El ataúd fue preservado para exponerlo en la Casa-Museo de Miguel Hernández de Orihuela.

En diciembre de 1986, los restos de ambos fueron trasladados a un terreno cedido por el Ayuntamiento de Alicante ubicado en el mismo cementerio y en febrero de 1987 fue enterrada junto a ellos la que fuera esposa de Miguel Hernández, Josefina Manresa.

La fundación que lleva el nombre del poeta se creó el 13 de julio de 1994, para preservar y difundir el patrimonio y memoria del poeta. Además de sus sucesores la conformaron la Generalitat Valenciana, la Diputación Provincial de Alicante, los Ayuntamientos de Alicante, Elche y Orihuela. Posteriormente, al ayuntamiento de Elche le sustituyó el Ayuntamiento de Cox, y se le sumó Caja Mediterráneo, y las universidades de Alicante y la universidad Miguel Hernández.

En febrero de 2011, la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo de España denegó la posibilidad de un recurso extraordinario de revisión de la condena solicitado por la familia, al considerar que la misma fue impuesta por motivos ideológicos o políticos y que ya quedó anulada con la ley de Memoria Histórica aprobada durante el Gobierno de J. L. Rodríguez Zapatero, que declaró este tipo de condenas como radicalmente injustas e ilegítimas.

En 2018, coincidiendo con la conmemoración de los setenta y cinco años de la muerte de poeta, se celebraron varias actividades. Entre otras la celebración en Orihuela, Alicante y Elche del IV Congreso Internacional “Miguel Hernández, poeta del mundo” los días 15, 16, 17 y 18 de noviembre. El segundo eje temático del congreso aborda la obra de Miguel Hernández en otros idiomas. Así como una exposición para dar a conocer la experiencia vivida por el poeta en la cárcel de Alicante.

En junio de 2019 la Universidad de Alicante, a solicitud del hijo de Antonio Luis Baena Tocón, que se basaba en la Ley de Protección de Datos, borró de sus archivos digitales las referencias que el profesor Juan Antonio Ríos Carratalá había incluido en algunos de sus artículos referidos a la actuación de Baena Tocón como secretario judicial en los juicios contra el poeta.​  Rápidamente se generó un efecto Streisand, convirtiendo el nombre de Baena Tocón en trending topic.


Obra literaria



Poesía


  • Perito en lunas, Murcia, La Verdad, 1933 (Prólogo de Ramón Sijé).
  • El rayo que no cesa, Madrid, Héroe, 1936.
  • Viento del pueblo, Valencia, Socorro Rojo Internacional, 1937 (Prólogo de Tomás Navarro Tomás).
  • Cancionero del romancero de ausencias (1938-1941), Buenos Aires, Lautaro, 1958 (Prólogo de Elvio Romero).
  • El hombre acecha (1937-1938), Diputación de Santander, Cantabria, 1981. Primera edición secuestrada en imprenta en 1939 y nunca publicada.
  • Nanas de la cebolla, 1939
  • Elegía (1910-1942)


Teatro


  • Quien te ha visto y quien te ve y sombra delo que eras, 1933.
  • El torero más valiente, 1934.
  • Los hijos de la piedra, 1935.
  • El labrador de más aire, Madrid - Valencia, Nuestro Pueblo, 1937.
  • Teatro en la guerra, 1937.



***


Dejo unos poemas de Miguel Hernández escritos por el poeta cuando solo tenía 19 ó 20 años, que ya dan idea de su prometedora voz:.

Un abrazo.
Pedro



(QUE COMO EL SOL SEA MI VERSO)

Que como el sol sea mi verso
más grande y dulce cuanto más viejo.


A MI ALMA

Murmuran que hablo muy poco
alma los que nada saben
de nuestros largos coloquios.


UN GESTO DEL ALBA

¡Oh, qué carcajadas
tan disparatadas
las de las granadas!


........(El alba de oro

Risas coralinas
entre matutinas
auras y hojas finas.

........romper quiere en lloro

Sobre los ardientes
labios, rubescentes
asoman mis dientes.

........mas avergonzada

Hay en aposentos
ocultos más cientos
de dientes sangrientos.

........una gran granada.

Rosada en los llanos
celestes deslíe...

¡Ah, los rubios granos
de la escarcha!

........Y ríe.)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 56086
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado Re: MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942)

Mensaje por Maria Lua Dom 18 Sep 2022, 18:25

Miguel Hernández con traducción en portugués:


EL RAYO QUE NO CESA

Un carnívoro cuchillo
de ala dulce y homicida
sostiene un vuelo y un brillo
alrededor de mi vida.

Rayo de metal crispado
fulgentemente caido,
picotea mi costado
y hace en él un triste nido.

Mi sien, florido balcón
de mis edades tempranas,
negra está, y mi corazón
y mi corazón con canas.

Tal es la mala virtud
del rayo que me rodea,
que voy a mi juventud
como luna a la aldea.

¿Recojo con las pestañas
mi perdición a buscar?
Tu destino es de la playa
y mi vocación del mar.

Descansar de esta labor
de  huracán, amor o infierno
no es posible, y el dolor
me hará mi pesar eterno.

Pero al fin podré vencerte,
ave y rayo secular,
corazón, que de la muerte
nadie ha de hacerme dudar.

Sigue, pues, sigue cuchillo,
volando, hiriendo. Algún día
se pondrá el tiempo amarillo
sobre mi fotografía.

====================

TEXTO EM PORTUGUÊS


O RAIO QUE NÃO CESSA

      Tradução de Mario Faustino

Um carnívoro punhal
De suave asa homicida
Mantém seu vôo e seu brilho
Em redor de minha vida.

RaIo d emetal crispado,
Faiscantemente caído,
Esporeia meu costado
Onde faz seu triste ninho.

Minha têmporas, janelas
Floridas da mocidade,
Estão negras e, com elas,
As cãs de meu coração.

Tão malvada é a natureza
Do raio que me esporeia
Que vejo meus verdes anos
Como a lua vê a aldeia.

Recolho nestas pestanas
O sol da alma e do olho,
Flores de teia de aranha
De minhas tristezas colho.

Aonde irei que não vá
A perdição me buscar?
Teu fado é de praia e minha
Vocação é a do mar.

Descansar desta labuta
De tufão, de amor, de inferno
É impossível, e a dor
Fará meu pesar eterno.

Mas no fim te vencerei,
Ave, aio secular,
Coração, porque da morte
Ninguém me faz duvidar.

Anda , pois, anda, punhal
Voa, fere, que algum dia
Montarás, tempo amarelo,
Em minha fotografia.

****************************



[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 75895
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Recomendado Re: MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 19 Sep 2022, 06:02

ME GUSTARÍA ENSEÑARTE LA HUMILDE CASA DE MIGUEL HERNÁNDEZ EN ORIHUELA Y RECITARTE, DEBAJO DE LA HIGUERA DONDE SE SENTABA ESTE POEMA O CUALQUIER OTRO POEMA.

GRACIAS, MARIA POR LA EXQUISITA TRADUCCIÓN AL PORTUGUÉS.

BESOS.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 56086
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado Re: MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942)

Mensaje por Maria Lua Lun 19 Sep 2022, 17:38

Me encantaría!
Sería un precioso homenaje a Miguel Hernández!!!!
Gracias a ti, Pascual!
Besos


Otros poemas de Miguel Hernández, traducidos al
portugués:


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 75895
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Recomendado Re: MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue 13 Oct 2022, 01:12

HOMENAJES A MIGUEL HERNÁNDEZ

1. ¿QUIENES SON LOS MÁRTIRES DE LA MUERTE? ( A MIGUEL HERNÁNDEZ). L.A. AMBROGIO

Los que se distinguen
en blanco y negro
y mueren en las banderas
de la muchedumbre.

Rostros testigos,
almas que viven
rocas
de conjuros
y vigilias,
la fuerza del amor;
despojos de un origen
y de un final.

Números de la voluntad
cuerpos de los cuerpos
que transcienden
las quejas, las noches,
el vacío,
el anillo del imperio,
el féretro del olvido,
la ceguera del silencio.
También y siempre,
dioses intactos,
muerte.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 75895
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Recomendado Re: MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 14 Oct 2022, 08:30

"MIGUEL HERNÁNDEZ: UNA ELEGÍA, UN ELOGIO Y UNA PREGUNTA SIN RESPUESTA" (*)


¿dónde llegará este rayo?
Miguel Hernández:
las influencias,
una elegía, un elogio
y
una pregunta sin respuesta



Literatura Española III - Prof: Jorge Albistur - CeRP Maldonado - 2010


buscó únicamente en los trayectos de su itinerario cotidiano, sin saber que la búsqueda de las cosas perdidas está entorpecida por los hábitos rutinarios, y es por eso que cuesta tanto trabajo encontrarlas

Gabriel García Márquez

Cien años de soledad



el olvido está tan lleno de memoria

Mario Benedetti



el olvido es una de las formas de la memoria, su vago sótano, la otra cara secreta de la moneda

Jorge Luis Borges



más vale que no tengas que elegir entre el olvido y la memoria

Joaquín Sabina

Índice
1. Introducción: a propósito del olvido

2. Aproximación: el juicio de Juan Ramón Jiménez

3. Conclusión: sin excluir nada, sin aceptar nada

4. Bibliografía
1. Introducción: a propósito del olvido

El presente trabajo, correspondiente a la última entrega de la materia Literatura Española, lleva como título una pregunta sin respuesta conocida. Juan Ramón Jiménez comentó en Españoles de tres mundos la aparición del libro El rayo que no cesa de Miguel Hernández. Allí anotó:

El rayo que no cesa es Miguel Hernández mismo. Si sigue así este rayo, ¿dónde llegará él, dónde llegará, con él la poesía española de nuestro siglo?

Obviamente que se trataba de una frase formularia, de una pregunta retórica que no pedía ser respondida y que demostraba la admiración del emisor a la obra del autor nacido en Orihuela.

Lamentablemente, temprano levantó la muerte el vuelo. Allí se acaban las historias de una muerte igual a otras, queda flotando la pregunta y el recuerdo.

En Estados Unidos, Jorge Guillén escribe a Salinas el 26 de noviembre de 1942:

He leído en los Cuadernos Americanos que el pobre Miguel Hernández murió el 28 de marzo en la cárcel, tuberculoso. ¡Otra víctima de la guerra civil! Me ha producido una verdadera pena esa noticia: Miguel Hernández era, hasta ahora, el mejor de su generación.

Y contesta Pedro Salinas a su amigo el 12 de diciembre de 1942:

¡Pobre Miguel Hernández! Otro caso de esos en que uno ha tenido que dar por muerto y resucitar luego a una persona, para acabar peor. Todo idiota, idiota. ¿Por qué había de morir ese muchacho, noblote y generoso, en una cárcel, cruelmente ayudado a morir, por no decir asesinado por sus prójimos? Te diré que si el franquismo durante la guerra se me hizo odioso más se me está haciendo en la paz. Porque desaparecido el consabido “calor del combate”, ahora ya la persistencia en la política persecutoria y vindicativa, es fría infamia, mala entraña, nada más.

Los epígrafes del presente trabajo presentan el olvido y la memoria como dos complementarios indisolublemente unidos, inseparables y caras opuestas de una misma realidad, de una misma moneda.

Consolidado en España el régimen franquista, muerto Hernández entre tantos otros y pacificado el país a la fuerza, se destruyó y ocultó la obra del poeta con el propósito de olvidarla. Quisieron imponerle olvido. Del extrañamiento forzoso volvieron sus versos, algunos inéditos ya a partir de 1946 [1] a sólo cuatro años de su muerte en plena embriaguez del franquismo de aquellos años llamados triunfales [2] y salvo censuras imposibles de evitar a:

Estos hombres, estas liebres, / comisarios de la alarma,

cuando escuchan a cien leguas / el estruendo de las balas,

con singular heroísmo / a la carrera se lanzan,

se les alborota el ano, / el pelo se les espanta.

Valientemente se esconden, / gallardamente se escapan

del campo de los peligros / estas furtivas cacas,

que me duelen hace tiempo / en los cojones del alma.

comienzan a integrar antologías poéticas: Poesía española Actual de Alfonso Moreno de la Editora Nacional de carácter ministerial y la que le otorgaría mayor difusión fuera de fronteras Historia y antología de la poesía castellana de Federico Carlos Sainz de Robles publicada por Aguilar en Madrid en 1947. Conocieron ediciones fuera de España hasta ser recogidos en 1972 por Joan Manuel Serrat [3] para besar tu noble calavera y ser escuchados por quienes no los habíamos leído, esa inmensa mayoría que la estadística proclama.

En el presente año 2010, precisamente mañana, el 30 de octubre, se cumple el centenario del nacimiento de Hernández, del comienzo de su vida, rayo fugaz. Acompañando la conmemoración se publicaron impresiones de sus obras, biografías, análisis literarios, reivindicaciones, sitios web reproducen sus poemas y Serrat lanzó un nuevo disco musicalizándolos [4]. Complementariamente, a menos de cuarenta años de finalizado el Régimen que se jactaba de dejar todo atado y bien atado para el futuro, no hay avenida en ciudad de España alguna que evoque al generalísimo.

Quienes encarcelaron al poeta y cruelmente le ayudaron a morir, _a mal morir_, vencieron pero no convencieron. Impusieron el olvido pero no pudieron abolir la memoria. La alegoría del Faro de Alejandría de Rodó sigue teniendo vigencia. El tiempo devela y la muerte iguala. Sin embargo, los poderosos de todos los tiempos, en una suerte de retornos equívocos de la historia como les denomina Jacques Le Goff harán como los aristócratas emigrados de la Revolución Francesa y de los que Talleyrand afirmó que no aprendieron nada y no olvidaron nada.

Lanzada al aire de los tiempos la moneda con las caras opuestas de olvido y de memoria, ni el más poderoso de los mortales puede asegurar que una de las caras prevalecerá. Y no sólo es una cuestión de azar y de probabilidades; es el juicio del hombre a la que se le concede la perspectiva del paso del tiempo.
2. Aproximación: el juicio de Juan Ramón Jiménez

El reconocimiento al poeta oriolano le llegó en vida y lo consagró en el círculo poético. Leímos ya comentarios de Jiménez, de Guillén y de Salinas. Juan Ramón Jiménez expresó un juicio consagratorio en ocasión de la publicación de seis sonetos y la Elegía a Sijé en el número CL de la Revista de Occidente, páginas 299-307. Jiménez le dedicó el 23 de febrero de 1936 una elogiosa crítica en el diario El Sol de Madrid:

"Con la inmensa minoría: Crítica"

Verdad contra mentira, honradez contra venganza. En el último número de la Revista de Occidente, publica Miguel Hernández, el estraordinario muchacho de Orihuela, una loca elejía a la muerte de su Ramón Sijé y seis sonetos desconcertantes. Todos los amigos de la "poesía pura" deben buscar y leer estos poemas vivos.

Tienen su empaque quevedesco, es verdad, su herencia castiza. Pero la áspera belleza tremenda de su corazón arraigado rompe el paquete y se desborda, como elemental naturaleza desnuda. Esto es lo escepcional poético, y ¡quién pudiera esaltarlo con tanta claridad todos los días! Que no se pierda en lo rolaco, lo "católico" y lo palúdico (las tres modas más convenientes en la "hora de ahora", ¿no se dice así?), esta voz, este acento, este aliento joven de España." [5]

Se dirige Jiménez, como siempre agrega en una de las tantas reiteraciones de la dedicatoria inicial, a la inmensa minoría, explicándose: a los buenos de todas partes. La expresión puede entenderse como elitismo o ser puesta en el contexto de ese tiempo en el mismo sentido en que definía Ortega y Gasset la oposición entre las masas y las minorías cultas y que impregnaba el magisterio del doctor Simarro y de Francisco Giner de los Ríos, dos de los educadores de minorías que encontramos en la génesis de la generación del 98. Jiménez se dirigía a la minoría ansiosa por mejorar su situación social y la del pueblo; a una minoría que se sabe inmensa, aunque en inferioridad numérica frente a las mayorías anestesiadas. Una minoría inmensa, lúcida, que Jiménez calificaba de aristocracia de intemperie en oposición a la que despreciaba: la sí elitista aristocracia de casta.

La expresión no se emite desde el elitismo, sino que implica el compromiso de la búsqueda directa del lector individual, opuesto al hombre-masa. A ese hombre le dirige Jiménez su mensaje crítico de la obra de Hernández. Sin duda, lo hace incluyendo también en la dedicatoria a sus colegas poetas, mostrándoles su verdad y el camino a seguir. Y de paso, lo hace también a Hernández. Es aquí donde podríamos encontrar el muchas veces denunciado aforismo mesiánico que se atribuye a Jiménez.

En el esfuerzo por definir el arte poético y la poesía pura, lo que debía ser la verdadera poesía, Jiménez y sus colegas ponían en juego todo su intelecto y toda su pasión, sin perder la oportunidad de mostrar al otro su supuesto error, usando el silogismo propio del primero, la firmeza y el vigor de la segunda. La ironía y el sarcasmo fueron usuales en los intercambios entre creativos devenidos en críticos feroces. Valga solamente a modo de ejemplo la carta enviada por Dalí y Buñuel a Jiménez en atención a su criterio arbitrario:

Nuestro distinguido amigo:

Nos creemos en el deber de decirle -sí, desinteresadamente- que su obra nos repugna profundamente por inmoral, por histérica, por arbitraria.

Especialmente: ¡¡MERDE!! para su Platero y yo, para su fácil y malintencionado Platero y yo, el burro menos burro, el burro más odioso con el que nos hemos tropezado.

¡MIERDA!

Sinceramente,

Luis Buñuel

Salvador Dalí

Dalí reconocería después que había cometido con JRJ el acto más cruel de su vida. [6]

Imaginar la poesía pura es, en tiempos de reacción al romanticismo decadente, plantearse aquella poesía que no tuviera nada que ver con una situación emocional concreta que surja de una experimentación. Se trabajará entonces en busca de la belleza estética aparentemente deshumanizada. Pasada la etapa inicial de Hernández en la que se dedicó a la poesía gongorina, al juego estético y al cifrado en el que hay que tener una llave para abrir [7], queda en él desarrollada en forma autodidacta una férrea disciplina a propósito de lo que no debía hacer, parafrasear, dar una visión clara y didáctica de la situación. Así la Elegía de Hernández llegará al borde del máximo estado de emoción, manteniendo en ese punto el equilibrio. Estando comprometidos los sentimientos no se detiene como clásico, ni se desgarra como romántico. Siente y trasmite el temblor que distingue al artista del académico. La pena que dio origen al poema sin duda es sincera, se agrava por el distanciamiento previo de los amigos, físico y de intenciones, por el incumplimiento de la promesa de enterrar el uno al otro, quiero escarbar la tierra con los dientes // quiero minar la tierra hasta encontrarte. Si MH se hubiera dejado llevar por la emoción el resultado no hubiera sido el que nos ocupa. Sometió los sentimientos a la forma, las aliteraciones, anáforas y la forma métrica usada, actúan como riendas que impiden que se desboque la emoción. [8]

En un muy posterior análisis crítico, el 23 de abril de 1954, durante una conferencia en la Universidad de Río Piedras en Puerto Rico, JRJ se refiere a MH como el único poeta, joven entonces, que peleó y escribió en el campo y en la cárcel. Pero enjuicia Perito en Lunas calificándolo de barroquismo inaguantable, producto del didactismo que le impregnaran los frailes de Orihuela que duró toda su corta vida. Su juicio acerca de esa influencia gongorina es definitivo: es muy difícil saber lo que MH hubiera escrito sin ese veneno adolescente y juvenil, pero la verdad es que, aun cuando dice ‘pan y cebolla’, lo dice como lo pudiera decir un seminarista. Su prejuicio retórico le pone como una funda a las palabras. [9]

Volvamos al comentario de JRJ en El Sol. Planteaba en él las tendencias de su tiempo, a las que califica de las tres modas más convenientes de la «hora de ahora» en una de sus acostumbradas calificaciones/descalificaciones. Pide que MH no caiga en esas modas, que no se pierda en: lo rolaco [10], lo "católico" y lo palúdico [11].

Difícil es definir a la influencia de quién o quiénes se refirió JRJ con lo rolaco. Luego de tener los elementos de juicio puede resultar más fácil definir a qué se refiere con la moda de ahora por lo rolaco. Rolaco es el nombre de una fábrica de muebles fundada en Madrid en 1930 y a la que se debería, entre otras acciones, la introducción del mueble de tubo metálico y de las creaciones de Mies van der Rohe en España y el novedoso equipamiento con el que se dotó a lugares emblemáticos de Madrid: el edificio Capitol y el Bar Chicote, ambos en la Gran Vía. El edificio Capitol tiene dieciséis pisos con una fachada de estilo art-decó. La decoración y los muebles corrieron a cargo de la firma Rolaco-Mac; incluyó adelantos tecnológicos innovadores en el ambiente de la capital madrileña: vigas de hormigón tipo Vierendel, telas ignífugas y sistema de refrigeración centralizado. Recibió el Premio Ayuntamiento de Madrid de 1933 y la Medalla de Segunda Clase en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1934. JRJ descalifica con el término rolaco, tomándolo de la proveedora de equipamiento, a lo moderno, ¿lo aséptico?, ¿la frialdad guilleniana? [12] se pregunta el citado Riquelme aludiendo a la obra de Jorge Guillén. Podría preguntarse el porqué de tal suposición, acaso fundamentada en el optimismo del autor de la expresión: el mundo está bien hecho [13], el poeta del existencialismo jubiloso [14] en el mejor de los mundos posibles, quedaría asociado a la visión del desarrollo y de la innovación tecnológica de las señaladas intervenciones urbanas, decorativas y funcionales.

En orden de citación, la siguiente moda de ahora indicada por JRJ es lo católico. Ya quedó expresado el rechazo del crítico a la influencia de lo que él llamó el didactismo de los frailes en la obra de MH, difícilmente atribuible a su escasísima escolarización que finalizó a los quince años, sea por no renovación de la beca de estudios de los jesuitas o por haber sido retirado de la escuela ante el reclamo de padre del para trabajar. Puede verse en la referencia a Ramón Sijé cuya muerte está en el origen motivador de la Elegía y con quien MH había roto el lazo de tutelaje artístico que lo unía.
3. Conclusión: sin excluir nada, sin aceptar nada

Es así que Sijé reprendía a MH por haberse volcado a lo que JRJ llama lo palúdico, en el seguimiento de un Neruda que levanta la bandera de la poesía impura desde la revista Caballo Verde para la Poesía. En una carta de Sijé a Hernández le recrimina su distanciamiento personal e ideológico: Es terrible lo que has hecho conmigo. Es terrible no mandarme Caballo Verde…Por lo demás, Caballo Verde no debe interesarme mucho…Caballo impuro y sectario. [15] Para continuar con lo que consideramos la conclusión de las opciones planteadas por JRJ por las que transitaría la obra de MH, en el concepto de quien con su muerte motivaría la Elegía: Nerudismo (¡qué horror, Pablo y selva, ritual narcisista e infrahumano de entrepiernas, de vellos de partes prohibidas y de prohibidos caballos!) [16]

La poesía, de acuerdo a Neruda y expuesta en el manifiesto fundacional de Caballo Verde es un dogma que no excluye deliberadamente nada ni acepta deliberadamente nada:

Así sea la poesía que buscamos, gastada como por un ácido por los deberes de la mano, penetrada por el sudor y el humo, oliente a orina y a azucena salpicada por las diversas profesiones que se ejercen dentro y fuera de la ley. Una poesía impura como traje, como un cuerpo, con manchas de nutrición, y actitudes vergonzosas, con arrugas, observaciones, sueños, vigilia, profecías, declaraciones de amor y de odio, bestias, sacudidas, idilios, creencias políticas, negaciones, dudas, afirmaciones, impuestos. La sagrada ley del madrigal y los decretos del tacto, olfato, gusto, vista, oído, el deseo de justicia, el deseo sexual, el ruido del océano, sin excluir deliberadamente nada, sin aceptar deliberadamente nada, la entrada en la profundidad de las cosas en un acto de arrebatado amor, y el producto poesía manchado de palomas digitales, con huellas de dientes y hielo, roído tal vez levemente por el sudor y el uso. [17]

En el mismo diario El Sol donde JRJ publicaría su crítica elogiosa, pocos días antes, el 2 de enero de 1936, MH había comentado Residencia en la tierra de su amigo Neruda, exaltándolo al tiempo que criticando a la poesía pura: ¡Qué ridículos encuentro el romancillo, la cosita, los cuatro versos tartamudos, verbales, vacíos, incoloros, ingenuos; el poemilla relamido y breve, que tantos cultivan y acatan!… Basta de remilgos y empalagos de poetas que parecen monjas confiteras, todo primor, todo punta de dedo azucarado. Pido poetas de las dimensiones de Pablo Neruda para acabar con tanta confitura rimada. [18]

Posiblemente JRJ daba en su juicio a la Elegía otra oportunidad a MH desde su altura literaria y humana sabiendo que lo podría tener como discípulo por poco tiempo más. La obra futura de Miguel Hernández estaba comprometida.

4. Bibliografía

BLASCO PASCUAL, Francisco Javier, La Poética de Juan Ramón, Ediciones Universidad Salamanca: Salamanca, 1982

disponible en [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Carnero arroja luz sobre la influencia de Góngora en Miguel Hernández, Conferencia de CARNERO, Guillermo, Profesor de la Universidad de Alicante, Universidad de Córdoba, 20/04/2010

disponible en [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

GUILLEN, Jorge, Aire nuestro, Diputación Provincial de Valladolid, Centro de Creación y Estudios "Jorge Guillen": Valladolid, 1987 citado en SÁNCHEZ-CUÑAT, Luis, Fe en lo desconocido en la poesía de Jorge Guillén: el universal y eterno “instinto de perfección” Departamento de Español, Universidad de Flinders, Adelaide, Australia del Sur, 1993

disponible en [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

JIMÉNEZ, Juan Ramón, El romance, río de la poesía española en El trabajo gustoso (conferencias) Selección y prólogo de Francisco Garfias, Aguilar: México, 1961 en LARRABIDE ACHÚTEGUI, Aitor Luis, Miguel Hernández y la Crítica, Universidad de León, 1997

disponible en [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

NERUDA, Pablo, Sobre una poesía sin purezas, Caballo verde para la poesía, l, octubre de 1935, p. 5. Edición facsímil en 1974

disponible en [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

OLIVARES BRIONES, Edmundo, Pablo Neruda: Los caminos del mundo Tras las huellas de un poeta itinerante (1933-1939), LOM Ediciones: Santiago de Chile, 2001

disponible en [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

PÉREZ ANDÚJAR, Javier, Dalí: a la conquista de lo irracional, Algaba Ediciones: Madrid, 2003

disponible en Internet [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

ROMERO, ELVIO, Prólogo: Miguel Hernández entre la vida y la muerte. Cancionero y romancero de Ausencias, Editorial Lautaro: Buenos Aires, 1958 en LARRABIDE ACHÚTEGUI, Aitor Luis, Miguel Hernández y la Crítica, Universidad de León, 1997

disponible en Internet [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

RIQUELME, Jesucristo Miguel Hernández Antología Comentada (II, Prosa), Ediciones de la Torre: Madrid, 2002

disponible en [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

SERRANO SEGURA, José Antonio, La Obra Poética de Miguel Hernández, 2010

disponible en [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]



[1] Revistas Halcón de Valladolid en 1946, Verbo de Alicante, Estilo de Elche en 1947

[2]RIQUELME, Jesucristo Miguel Hernández Antología Comentada (II, Prosa), Ediciones de la Torre: Madrid, 2002

[3] Miguel Hernández (Zafiro/Novola, 1972)

[4] Hijo de la luz y de la sombra (Sony Music, 2010)

[5]Se trascribe el texto en forma literal con la ortografía original de Jiménez: elejía en lugar de elegía, estraordinario en vez de extraordinario, esaltarlo por exaltarlo, escepcional por excepcional, para resaltar la agreste singularidad del emisor que empleaba la grafía s por x y transforma la g en j en todas las sílabas en que su sonido es igual al de la primera

[6] PÉREZ ANDÚJAR, Javier, Dalí: a la conquista de lo irracional, Algaba Ediciones: Madrid, 2003

[7] Carnero arroja luz sobre la influencia de Góngora en Miguel Hernández, Conferencia de CARNERO, Guillermo, Profesor de la Universidad de Alicante, Universidad de Córdoba, 20/04/2010

[8] SERRANO SEGURA, José Antonio, La Obra Poética de Miguel Hernández, 2010

[9]JIMÉNEZ, Juan Ramón, El romance, río de la poesía española en El trabajo gustoso (conferencias) Selección y prólogo de Francisco Garfias, Aguilar: México, 1961

[10]ROLACO, fábrica de muebles fundada en Madrid en 1930, se fusionó en 1932 con la Mac de Fernández de Castro y Eduardo Shaw, introductores en España de los muebles de tubo, entre otros, los de Mies van der Rohe. Rolaco-Mac trabajó con los arquitectos más importantes del momento como Bergamín, Arniches, Domínguez, Mercadal y Gutiérrez Soto. Nace así el mobiliario de obras emblemáticas de la capital como el Bar Chicote, el antiguo Club de Campo de G. Soto y, especialmente, el edificio Capitol de L. Martínez Feduchi y Vicente Eced. Fuente: Gran Enciclopedia de España Mueble

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[11] RAE palustre. adj. Perteneciente o relativo a una laguna o a un pantano.

[12] RIQUELME, Op.Cit.

[13] GUILLÉN, Jorge, Aire nuestro, Diputación Provincial de Valladolid, Centro de Creación y Estudios Jorge Guillén: Valladolid, 1987 citado en SÁNCHEZ-CUÑAT, Luis, Fe en lo desconocido en la poesía de Jorge Guillén: el universal y eterno “instinto de perfección” Departamento de Español, Universidad de Flinders, Adelaide, Australia del Sur, 1993

[14] SÁNCHEZ-CUÑAT, Luis, Fe en lo desconocido en la poesía de Jorge Guillén: el universal y eterno “instinto de perfección” Departamento de Español, Universidad de Flinders, Adelaide, Australia del Sur, 1993

[15] OLIVARES BRIONES, Edmundo, Pablo Neruda: Los caminos del mundo Tras las huellas de un poeta itinerante (1933-1939), LOM Ediciones: Santiago de Chile, 2001

[16]Ídem

[17]Ídem

[18] Ídem


(*)Autor: LEANDRO SCASSO


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 75895
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Recomendado Re: MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Sáb 26 Nov 2022, 02:23

Hoy hay un HOMENAJE EN MURCIA A MIGUEL. ¡Dios, cómo me gustaría ir y recitar! Pero me temo que no va a ser posible. Me fatigo nada más que hablando.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!

Contenido patrocinado


Recomendado Re: MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942)

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Sáb 03 Dic 2022, 02:54