Aires de Libertad

www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 710285 mensajes en 36886 argumentos.

Tenemos 1292 miembros registrados.

El último usuario registrado es RafaelaDeroy.

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 23 usuarios en línea: 4 Registrados, 0 Ocultos y 19 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Carlos Justino Caballero, Chambonnet Gallardo, javier eguílaz, Pascual Lopez Sanchez


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Mar 16 Mayo 2017, 23:10.

Noviembre 2017

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

OMAR KHAYYAM

Comparte
avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Evangelina Valdez el Miér 17 Abr 2013, 19:01

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

"INJUSTICIA Y DESIGUALDAD"

1
¡Oh, qué dolor que en este horno candente
donde se ha de fundir la masa humana,
sean los crudos más favorecidos
con el pan más cocido de la hornada!

Y que en este taller de forma y peso,
donde cada uno su porción aguarda,
sean los incompletos los que lleven
la más completa dote de la fábrica.

Cuando los ojos de las odaliscas
son dulce regocijo para el alma,
han de ser estudiantes, aprendices
y esclavos los que gocen sus miradas.

2
¿Y por qué un hombre que sólo recibe
por su faena un pan para dos días,
y que en un tiesto desdentado bebe
de la cisterna el agua cristalina,

por qué ha de amoldarse a servidumbre
de quien no vale por su propia miga,
y ha de rendir su libertad a otro hombre
que es su igual por las leyes de la vida?

Oh, Señor, que los mundos has creado:
Tú les trazaste una órbita exclusiva,
fundaste un orden y equilibrio eternos
sin choques, ni ambiciones, ni conquistas:

¿Por qué sólo a esta mísera criatura
le diste una alma inquieta e infinita?
¿Debe romper el orden de los mundos?
¿Debe alterar el fiel de tu justicia?

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

"SORDOS Y CIEGOS"

¡Oh, eterna tragedia humana!
En pos de Ti el mundo entero
corre, indaga y peregrina
por mares y por desiertos.

Los derviches y magnates,
con su oro y sus privilegios,
no han podido aproximarse
hasta tu divino asiento.

En tanto, en todo lenguaje,
Tu nombre es música y verbo;
pero todos están sordos
para oírlo y conocerlo.

Todos tu visión ansían;
te llaman con loco anhelo;
Tú apareces, Tú iluminas...
¡Pero todos están ciegos!

avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Evangelina Valdez el Miér 17 Abr 2013, 20:27

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Nada me aflige ya
levántate para ofrecerme vino
tu boca, esta noche,
es la rosa
más bella
del mundo
escancia vino
que sea carmín
como tus mejillas
y haga leves
mis remordimientos
como ligeros
son
tus bucles.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Tú, corazón, no puedes vislumbrar el enigma,
ni enunciarlo como hacen, perspicaces, los sabios.

Construye un paraíso con el vino y la copa

que no sabes si al otro llegarás algún día

avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39974
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Maria Lua el Miér 17 Abr 2013, 21:27

Versos de Omar Khayyám (introducción del poeta persa Rumi)




[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23616
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Lluvia Abril el Vie 19 Abr 2013, 09:28

Por aquí ,deleitándome con vuestras aportaciones.

Muchas gracias de verdad ,y besos a repartir.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39974
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Maria Lua el Vie 19 Abr 2013, 13:56

Omar Khayyam - The Rubaiyat - en persa y en inglés
( Muy interesantes imágenes)




[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23616
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 20 Abr 2013, 02:45

Pues es cierto,mi amiga luna.Me pareció muy interesante este vídeo y yo,te lo agradezco de corazón.

Muchos besos y mi cariño para tí siempre.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Evangelina Valdez el Lun 22 Abr 2013, 11:51

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

CXV


La bóveda celeste bajo la cual vagamos,
finge una linterna mágica de la que el sol es la lámpara.
Y el mundo es el telón
donde vacilan nuestras imágenes.

* * *

CXVI


Decía la rosa:"Soy la delicia del mundo.
¿Es posible que un perfumista me haga sufrir?"
Cantaba un ruiseñor:
"Un día de felicidad, engendra un año de lágrimas.

* * *

CXVII


Esta noche, o mañana, ya no existirás.
Este es el instante de pedir un vino color rubí.
¡Ah demente! ¿Te comparas a un tesoro
y piensas que los ladrones han de venir a violar tu tumba para huir con tu cadáver?

* * *

CXVIII


Sultán: tu glorioso destino estaba escrito en las constelaciones
donde brilla el nombre de Khosrou. Desde el amanecer de los tiempos,
tu caballo de áureos cascos galopa entre los astros.
Cuando pasas, un vértigo de estrellas te oculta a nuestros ojos.

* * *

CXIX


No es amor el sentimiento que no arrasa.
¿Brinda acaso un tizón el calor de una hoguera?
Noche y día y durante el resto de su vida,
el amante verdadero se consume de dolor y de placer.
avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Evangelina Valdez el Lun 22 Abr 2013, 12:00

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


CXX


Puedes penetrar la noche que nos cerca.
Puedes ir hasta el último límite.¡Todo en vano!
Adán y Eva ¡Cuán amargo debió ser vuestro primer beso
para engendrarnos tan desesperados!

* * *

CXXI


Las estrellas dejan caer sus pétalos de oro. Más,
¿Porqué todavía no esmaltaron mi jardín?
Como el cielo derrama sus flores por la tierra,
vierto dentro de mi cáliz negro un vino color de rubí.

* * *

CXXII


Bebo vino como la raíz del sauce bebe el agua cristalina del arroyo.
Solo Dios es Dios y Dios todo lo sabe-¿eso dices?-
Cuando me creó, sabía que bebería vino.
Si me negara a beber, la ciencia de Dios fracasaría.

* * *

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

CXXIII


Solo el vino te librará de tus dudas.
Solo el vino te impedirá vacilar entre las setenta y dos sectas.
No abandones nunca al poderoso mago
que puede transportarte a la región del olvido.

* * *

CXXIV


Pesa el rocío cada mañana sobre tulipanes, jacintos y violetas,
pero el sol los descarga de su brillante peso.
Pesa más, cada mañana, mi corazón en el pecho,
pero tu mirada lo alivia de su tristeza.

* * *

CXXV


Si quieres gozar la soledad magnífica de las estrellas y las flores,
sepárate de todos los hombres, aléjate de todas las mujeres.
No te avengas con nadie.
No te inclines sobre ninguna llaga ni participes de ningún festejo.

avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Evangelina Valdez el Lun 22 Abr 2013, 12:10

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

CXXVI


El vino tiene el color de las rosas.
Tal vez no sea sangre de viñas, sino de rosas.
Quizás no sea cristal éste cáliz, sino azul de mar profundo.
Tal vez no haya noche sino párpado del día.

* * *

CXXVII


El vino brinda a los prudentes una embriaguez semejante a la de los Elegidos.
Nos da la juventud, nos da lo que perdimos y nos da lo que anhelamos.
Nos quema como un torrente de fuego,
pero puede también trocar nuestra tristeza en agua refrescante.

* * *

CXXVIII


Cierra tu Corán. Piensa en libertad y encara sin miedo el cielo y la tierra.
Al pobre que pasa, entrégale la mitad de lo que posees.
Perdona a todos los culpables.
No entristezcas a nadie y escóndete cuando sientas deseo de sonreír.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

CXXIX


¡Cuán débil el hombre y cuán implacable su destino!
Prestamos juramentos que no cumplimos y nuestra deshonra nos deja indiferentes.
Yo mismo procedo a veces como si hubiera perdido mis facultades.
Pero tengo la excusa de estar ebrio de amor.

* * *

CXXX


Escucha: Si este mundo no es más que una ilusión.¿Por qué te angustias?
¿Por qué piensas día y noche en tu miserable estado?
Abandona tu alma a la fantasía de las horas. Escrito está en tu destino.
Ningún borrón será capaz de corregirlo.

* * *

CXXXI


El halo que envuelve esta rosa,
¿es un arabesco de su aroma o la frágil defensa que le abandonó la bruma?.
La cabellera sobre tu rostro,¿es la noche que tu mirada ha de disipar?
¡Despierta bienamada! El sol dora nuestros cálices.¡Bebamos!

* * *
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25135
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 22 Abr 2013, 23:12

Ya sabes María que sigo con auténtico interés la obra de este poeta - desconocido para mí hasta que tú lo trajiste al foro de Grandes escritores-. Y me encanta la exposición que estás realizando y en la que te acompaña Evangelina. Yo no podría aportar nada nuevo puesto que no soy estudioso de él y , hasta ahora, no lo había leído. Prefiero seguirte ( seguiros) mientras continúo con Bertolt Brecht y con La promoción poética de los 50 que, ahora, tengo un poco abandonada.
Besos.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39974
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Maria Lua el Mar 23 Abr 2013, 10:03

Pascual, OMAR KHAYYAM es uno
de mis poetas preferidos: su
obras es profunda, es mágica,
es llena de sabiduría...
Gracias, amigo...
Besos
Maria Lua



_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Walter Faila
Fundador del Foro
Fundador del Foro

Cantidad de envíos : 13932
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Edad : 55
Localización : Santiago Del Estero

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Walter Faila el Miér 24 Abr 2013, 16:57

«Rubaiyat», fue uno de los primeros libros que tuve en mis manos, siempre fue para mi extraordinario su decir e incluso Borges hace mención de el, cuando escribe Ajedrez, inspirado en Omar Khayyam.-

Texto de Omar:

Porque esta vida no es
-como probaros espero-,
Mas que un difuso tablero
de complicado ajedrez.
Los cuadros blancos: los días
los cuadros negros: las noches...
Y ante el tablero, el destino
acciona allí con los hombres,
como con piezas que mueven
a su capricho sin orden...
Y uno tras otro al estuche
van. De la nada sin nombre.


Poema de Borges (segundo soneto de Ajedrez)

Tenue rey, sesgo alfil, encarnizada
reina, torre directa y peón ladino
sobre lo negro y blanco del camino
buscan y libran su batalla armada.

No saben que la mano señalada
del jugador gobierna su destino,
no saben que un rigor adamantino
sujeta su albedrío y su jornada.

También el jugador es prisionero
(la sentencia es de Omar) de otro tablero
de negras noches y blancos días.

Dios mueve al jugador, y éste, la pieza.
¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza
de polvo y tiempo y sueño y agonías?


Más humildemente, yo lo nombro en mi poema "Palabras a Sunny" que está aquí en el foro:

Tal vez fue mucho antes de Gaspar o de Neruda
del carrusel de la plaza, y los autitos de lata,
de las Rayuelas de Cortazar
del Ajedrez de Omar
o los espejos de Borges
No lo se ¡no puedo descifrar tanta tristeza!
Quizá fue en el mismo instante
en que perdí la desnudez de mis angustias
o me enterré en la vanidad de su cintura
Tal vez cuando la miel de sus ojos
soltó el aguijón de sus abejas
o cuando sus senos de trigo
ya no se hacían panes en mis dedos


Gracias Maria por traerlo, a Evangelina, Lluvia, Pascual, Pedro, Ceci, Angel y todos los que participan para hacer crecer los conocimientos a traves de los grandes escritores de siempre.-



Última edición por Walter Faila el Miér 24 Abr 2013, 18:44, editado 1 vez


_________________



Cualquier realidad desmerece lo soñado, pero todos tenemos derecho a nuestros sueños*
P.Casas Serra¨[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Evangelina Valdez el Miér 24 Abr 2013, 18:02

En la unión está la fuerza y estamos unidos en estos trabajos.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

CXXXII


Decídete a no ver mas el cielo. Cuida que te rodeen gráciles doncellas y acarícialas.
¿Tienes dudas?¿Conservas aún la tentación de suplicar a Dios?
Antes de ti, otros seres le elevaron fervientes oraciones.
Todos partieron ya y tú no sabes si Dios les escuchó.

* * *

CXXXIII


La aurora: felicidad y pureza. Un inmenso rubí brilla en cada cáliz.
Coge dos gajos de sándalo:
transforma uno en laúd y quema el otro
para que uno en el otro nos perfumemos.

* * *

CXXXIV


Cansado de consultar inútilmente a los hombres y a los libros, he querido dialogar con el ánfora.
Posé mis labios sobre sus labios y murmuré: ¿A dónde iré cuando muera?
-el ánfora me contestó-
¡Bebe en mi boca!¡Bebe largamente!¡No retornarás jamás!


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

CXXXV


Si estás ebrio, Khayyám , eres feliz.
Si contemplas a tu bienamada de rosadas mejillas, eres feliz.
Si sueñas que no existes, eres feliz,
porque la muerte es igual a la nada.

* * *

CXXXVI


Atravesaba yo el desierto taller de un alfarero donde había alrededor de dos mil cántaros.
Hablaban apenas en un susurro. De pronto alguien clamó:
"Permitid a este caminante
la evocación de los alfareros y mercaderes que antaño fuimos".

* * *

CXXXVII


¿Dices que el vino es el mejor bálsamo?
¡Tráeme todo el vino del mundo!
¡Son tantas las heridas que punzan mi corazón!...
¡Todo el vino del mundo y que guarde el corazón todas sus heridas!

* * *
avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Evangelina Valdez el Miér 24 Abr 2013, 18:09

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

CXXXVIII


¡Que alma tan grácil la del vino! Alfareros:
Modelad para esta alma delicada cántaros de paredes tersas
Cinceladores de cálices: Redondeadles con primor para que ésta alma voluptuosa
pueda saciarse en el mar azul de su cristal.

* * *

CXXXIX


Ignorante que presumes de sabio:
preocupado te veo entre el infinito del pasado y el infinito del porvenir.
Quisieras poner límite entre estos dos infinitos y detenerte...
Siéntate antes bajo un árbol con un cántaro de vino y olvidarás tu impotencia.

* * *

CXL


¡Una aurora más! Día tras día descubro el esplendor del mundo
y lamento no poder agradecerle a su Creador;
pero tantas son las rosas que me consuelan y tantos los labios que se brindan a los míos.
Deja tu laúd mi bienamada ,los pájaros gorjean...

* * *

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

CXLI


Conténtate con saber que todo es misterio:
la creación del orbe y la tuya, el destino del orbe y el tuyo.
Sonríe a estos misterios como a un peligro que desprecias. Nada sabrás al franquear la puerta de la Muerte.
¡Paz a los hombres en el negro silencio del Más Allá!

* * *

CXLII


En el verde prado, la sombra de este árbol parece una isla.
Caminante: detén tu paso.
Entre la ruta que llevas y esta sombra que gira con lentitud
hay quizás un infranqueable abismo.

* * *

CXLIII


¿Qué haré hoy? ¿Iré a la taberna? ¿Iré a sentarme al jardín y meditaré sobre un libro?
Cruza un avecilla. ¿A dónde va?... Ya no la veo.
¡Oh embriaguez de un ave en el azur tropical!
¡Oh aflicción de un hombre en la fresca sombra de una mezquita!

avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Evangelina Valdez el Miér 24 Abr 2013, 18:46

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

CXLIV


¡Un poco más de vino, amada mía!
Tus faces no tienen aún el brillo de las rosas.
¡Un poco más de tristeza, Khayyám!
Va a sonreírte tu bien-amada.

* * *

CXLV


Este mundo es un rosedal.
Nuestros visitantes son las mariposas; nuestros músicos los ruiseñores.
Cuando no hay ni rosas ni frondas,
las estrellas son mis rosas y tus guedejas, mi selva.

* * *

CXLVI


Coperos: no traigáis las lámparas.
Extenuados, mis huéspedes se durmieron.
Veo lo bastante para observar su palidez. Yertos están y fríos como en la noche de la tumba.
No traigáis las lámparas: no hay aurora entre los muertos.

* * *

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

CXLVII


Cuando te tambalees bajo el peso del dolor, y cuando agotes el manantial del llanto,
piensa en las silvestres yerbas que la lluvia como espejo bruñe.
Cuando te exaspere el resplandor del día, y cuando anheles que una noche eterna se abata sobre el mundo,
piensa en el despertar de un niño.

* * *

CXLVIII


¡Disimulo mi tristeza como las aves heridas se ocultan para morir!
¡Escancia vino! ¡Escucha mis chanzas!
¡Quiero vino, rosas, cantos al son del laúd
y tu indiferencia por mi tristeza, oh bien-amada!

* * *

CXLIX


Señor: mil celadas invisibles armaste en la ruta que recorremos y nos dijiste:
"Miserable de aquel que no las salve!"
Tú ves todo y lo sabes todo. Nada acontece sin tu licencia.
¿Somos responsables de nuestros pecados? ¿Puedes tú censurar mi rebeldía?


avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39974
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Maria Lua el Miér 24 Abr 2013, 20:25

«Rubaiyat»:


I. La caravana en el desierto

1
¡Despertad! Que ya el sol desde el remoto Oriente
dispersó las estrellas de su sesión nocturna,
y al escalar de nuevo el cielo iridiscente
la regia torre ciñe con su lazada ardiente.

2
Antes que el brillo fatuo del alba se extinguiera,
oigo una voz que dentro de la taberna grita:
-«Si el altar todo en luces para la fiesta espera,
¿por qué el tardo devoto duerme en la sombra afuera?»

3
Canta el gallo, y el grupo que a la intemperie queda,
-«¡Ea, abridnos, pues! -grita- nos resta un breve instante
de aguardar nuestro turno, pues al girar la rueda,
¡Quién hará que a este sitio volver otra vez pueda?»

4
Y ahora el nuevo año, removiendo ansias muertas,
al alma pensativa llama a la soledad,
donde Moisés asoma sus blancas manos yertas,
y Jesús resucita las llanuras desiertas.

5
Iram llevó sus rosas a donde nadie sabe,
con la septanulada ánfora de Jamshid;
¡Oh! pero aún destila del vino el rubí suave
y la fuente en el huerto canta su salmo grave.

6
Ya, de David los labios selló la última arcilla,
mas el Bulbul en sacro y mimético Pehlví,
-«Vino!» a la rosa ofrece en rauda seguidilla
para teñir de púrpura su marchita mejilla.

7
Ven a llenar mi copa, y en primaveral anhelo,
echa de ti ese manto de contrición y dudas;
El ave-tiempo apenas tiene luz para el vuelo,
y -¡mira! ya sus alas está tendiendo al cielo.

8
Ya en Babilonia impía, ya en Naishapur, mi cuna,
ya la copa os ofrezca dulce o amargo vino,
el de la vida filtra con tarde importuna,
y las hojas sin savia van cayendo una a una.

9
El alba de mañana nos traerá primorosas
nuevas rosas, mas ¿dónde se fueron las de ayer?
Pero el Estío llega desbordante de rosas,
y Kaikobad, Jamshid, volverán a sus fosas.

10
¡Y deja que se vayan! Libre el mundo se vea
de Kaikobad el Grande o Kaikosrú el potente;
y de Rustúm los gritos llamando -«¡a la pelea!»
y Hatím-Taí -«¡a la orgía!»- allá se vayan, ¡Ea!

11
Ven tú conmigo al margen de este oasis florido
que pone nuevo verde al valle pedregoso:
Aquí «esclavo» y «sultán» duermen igual olvido,
y -«paz a Mahmoud»- clama amor compadecido.

12
Aquí con un mendrugo, entre el gayo ramaje,
una ánfora de vino, un manojo de versos,
y tú conmigo, sola, cantando entre el boscaje,
es para mí un paraíso el yermo más salvaje.

* * *

II. Lo fugitivo y lo eterno

13
¡Cuántos la gloria buscan en este mundo vano!
¡Cuántos van tras los goces futuros del Profeta!
¡Oh! tu oro, poco o mucho, asegura en tu mano...
Ni te seduzca el eco de ese tambor lejano.

14
Si locura no fuese, cual la araña en su nido
cuidarías la tela de tu vida presente:
¿Y a qué, si nadie sabe si el aliento absorbido
puede volver al aire de donde fue bebido?

15
¡Mira esa rosa, cómo su aire de reina asume!
Ella sonríe y dice: -«Yo en esta tierra impero;
de mi bolsa de seda el nudo se consume,
y vierte en los jardines la gracia del perfume».

16
La terrena esperanza do el alma se encadena
o se torna en cenizas o en el logro se colma:
Por sólo una o dos horas su loco andar serena,
y a volar, cual del yermo la diluida arena.

17
Ni el que su oro guardara con sórdido decoro,
ni los que 10 arrojaron al viento cual la lluvia,
ninguno fue enterrado como ceniza de oro
para incitar las ansias de exhumar su tesoro.

18
Y piensa, amigo, que esta tienda desvencijada
a cuyas puertas túrnanse las noches y los días,
fué de un sultán tras otro con su pompa habitada
por breves horas y... de prisa abandonada.

19
Los leones y lagartos han hecho su guarida
donde Jamshid brillara y hondamente bebiera
y de Bahrán forzudo la cabeza temida
pisa el asno salvaje, ¡mas no vuelve a la vida!

20
En palacios que al cielo alzaron sus pilares
y reyes a sus puertas curvaron las cabezas,
yo oí la triste tórtola, sola entre sus sillares,
-«Cuú, cuú. -gimiendo sus íntimos pesares.

21
¡Oh, dulce amada! llena la copa que hoy liberta
de dolores pasados y nuevas inquietudes:
¡Mañana! ¿Y qué? Mañana, si mi vida despierta,
siete mil años idos llamarán a mi puerta.

22
Porque aquellos que amamos con más santos amores,
en quienes ya el tiempo apuró su vendimia,
también su copa alzaron y ciñeron sus flores
y a reposar se fueron hacia mundos mejores.

23
Y nosotros que el fausto de este estío gozamos
en la cámara misma que abandonaron ellos,
a su capa de tierra a nuestra vez bajamos
a formar otra capa... ¿y a quién se la dejamos?

24
Pienso a veces que nunca la rosa abrió más roja
que sobre el suelo ungido por la sangre de un César
y el jacinto glorioso que del sol se sonroja,
de una cabeza antigua caído al surco se antoja.

25
Y esta preciosa hierba cuyo verde apacible
guarnece la ribera que nos hospeda grata,
pisa en ella muy suave, pues saber no es posible
de qué labios amantes ella brota invisible.

26
¡Oh, sí! apresuremos nuestro humano trajín,
antes que suene la hora de bajar hacia el polvo:
¡Polvo al polvo y debajo yacer del polvo ruin,
sin vino, sin canciones, sin cantar y... sin fin!

* * *

III. Ayer, hoy, mañana

27
A aquellos que en el hoy aguardan su ventura,
y a los que en el mañana fijaron su esperanza,
un muezín les grita desde la Torre Oscura:
-«¡Locos! ni aquí, ni allí, vuestra paga es segura!»

28
En sueños, otra voz, que me repite, advierto:
-«La flor abrirá al beso de la nueva mañana»;
mas un rumor que pasa, me dice, ya despierto:
-«La flor que ayer abrió, dio su aroma y ha muerto».

29
Y los santos, y sabios, y rígidos ascetas
que de ambos universos el estudio agotaron,
son arrojados fuera como locos profetas,
sus bocas y palabras del mismo polvo prietas.

30
¡Oh! cuando yo fui joven ávido he frecuentado
los santos y doctores, y oí cosas sublimes
sobre esto y sobre aquello: mas siempre me ha pasado
volverme por la puerta por donde había entrado.

31
Yo he sembrado semilla de aquel saber arcano,
y la ayudó a crecer la labor de mi mano:
y ésta fue mi cosecha: -«yo vine como el agua,
y me voy de este mundo como va el viento vano».

32
Llegado a este Universo el porqué ignorando
y el de dónde, como agua que, quiera o no quiera, corre,
salgo de él como el viento que el desierto cruzando,
sin saber hacia donde, quiera o no sigue andando.

33
¿Y qué, y así me traen desde un donde cualquiera
y desde aquí hacia allá, sin pulsar mi albedrío?
¡Si el cielo, al menos, darnos siempre el vino quisiera,
que ahogue este recuerdo que la mente lacera!

* * *

IV. El gran secreto

34
Por la séptima puerta, sidéreo peregrino,
volé y fui a sentarme de Saturno en el trono:
Muchos cerrados nudos desaté en mi camino,
mas no el nudo maestro del humano destino.

35
Y allí estaba la puerta cuya llave no vi;
y allí se alzaba el velo que lo ocultaba todo:
Un vago murmurar cerca de Ti y de Mí
se escuchó... y después nada, ni de Mí ni de Ti.

36
Nada pudo la Tierra decir, ni el taciturno
mar que en flúida púrpura su ausente Dios implora;
ni el cielo que mil signos pregonan, y a su turno
velan, la luz del día y el luminar nocturno.

37
Luego al Tú en Mí que oculto tras el velo infinito
incesante labora, en mi extravío invoco:
-«¿Con qué lumbre orientarme en mi vagar fortuito?»
-«Con una mente ciega!»-se contesta a mi grito.

38
Después el labio frío de este vaso terreno
besé, en pos del Secreto del Pozo de la Vida,
y a mi ardiente contacto, -«¡Bebe, dijo, sin freno
en vida, antes que duermas en el eterno seno!-

39
Y pienso que aquel vaso que tímido me hablara,
también vivió su vida y bebió con deleite;
y su labio impasible que en mi sed yo besara,
¡cuántos besos sintiera y ¡ay! cuántos otorgara!

40
Y recuerdo que un día mi paso se detuvo
por ver un alfarero que batía su barro:
Y el barro en frase tímida su frenesí contuvo:
-«¡Suave, hermano, mi forma también tu forma tuvo!»

41
¿Y no es ésta la misma milenaria balada
que desde el primer hombre historia abajo rueda,
sobre aquella bolilla de tierra fecundada
que dentro el limo humano dejó Dios encerrada?

42
Y ni una de esas gotas que de la copa echamos
a la sedienta hierba, se escurrió bajo tierra,
a mitigar la angustia de un alma que olvidamos
y muy hondo y muy lejos en el tiempo dejamos.

43
Como los tulipanes, en su sed inexhausta
de celeste vendimia, sus cálices elevan,
tú podrás desde arriba conjurar tu hada infausta,
inclinándote a tierra como una copa exhausta.

44
Mientras del breve viaje el fin no se resuelva,
puedes la amada forma ceñir entre tus brazos,
antes que la alma tierra a recobrarte vuelva,
y en la última caricia en polvo te disuelva.

45
Si la copa en que libas, si el labio que oprimiste
acaban donde todo comienza y se concluye,
piensa que ahora eres el mismo que ayer fuiste,
y más allá no harías nada más que aquí hiciste.

46
Cuando el Ángel, copero de aquel brebaje oscuro,
te halle sentado al margen del río confidente,
y te ofrezca su néctar, no huyas del conjuro:
Toma y bebe hasta el fondo con ánimo seguro.

47
Ni temas que al ajuste de tu vida irredenta
pueda romperse el molde, ni extinguirse tu tipo:
el Saki eterno ha echado, en innúmera cuenta,
de esas mismas burbujas en la copa sedienta.

48
Cuando hayamos cruzado tú y yo el negro velo,
¡Oh! el mundo impasible continuará su ronda;
nuestra venida y vuelta le darán tal recelo
como al mar si le arrojas un guijarro del suelo.

49
¡Un instante de aliento en la ruta desierta
gustar solo una gota del agua de la vida!
Las estrellas se apagan; la caravana alerta
parte ya hacia la Nada: ¡ya es la hora, despierta!

50
¿Y necio gastarías en pos del Gran Secreto
esta brizna de vida? Un cabello, nos dicen,
de lo cierto y lo falso forma el espacio neto:
Y el hilo de la vida ¿de dónde está sujeto?

51
¡Que un cabello lo falso de lo cierto separa!
¡Oh, sí! Aunque un tilde fuese la seña guiadora,
acaso hasta el oculto Tesoro te llevara,
y acaso contemplases al Señor ante su Ara.

52
Su presencia difusa por las arterias rueda
del mundo como azogue, para ahorrarte su busca:
desde Máhi hasta Máh, toda forma remeda:
Todo muda o perece, mas Él inmune queda.

53
Un momento fantástico y luego al negro abismo
volver con igual prisa, do el drama se despliega,
en que para solaz del eterno humorismo,
Él lo inventa, es artífice y actor a un tiempo mismo.

54
Si en vano bajo el suelo con avidez sondeas
y hacia arriba, a esa Puerta sin término sellada,
-Hoy, mientras seas tú y un sentido poseas,-
¿Qué harás mañana cuando ni tú ni nada seas?

* * *

V. La magia de la viña

55
¡Oh!, no más te atormente lo humano o lo divino,
y que el mañana solo desate su madeja:
¡Hunde tus dedos muelles en el ébano fino
de las trenzas de alguna flexible Hada del vino!

56
Y tu hora no malgastes, ni en la conquista ociosa
de este o aquel engaño te empeñes ni disputes:
Alégrate más bien con la uva generosa,
que ir en pos de una fruta, o ausente, o venenosa.

57
Y bien sabéis, amigos, con cual altivo porte
de mi nuevo himeneo celebré el festival,
La Razón repudiando de mi lecho y mi corte,
y a la Hija de la Viña tomando por consorte.

58
Si al «es» como al «no es», en cierta ley y norma,
y el «abajo y «arriba» con lógica defino,
de todo lo que he visto en la sensible forma,
lo más hondo es el vino que en su alma se transforma.

59
Mas mis computaciones -se dice- punto a punto,
han ajustado el año a la humana medida;
y si es así, arranca, de un golpe y todo junto,
EL «mañana» aun innato y el «ayer» ya difunto.

60
Y poco ha en la Taberna, por la puerta fluía,
filtrándose en la sombra, una silueta de Ángel:
una pintada cuba en su espalda traía;
La gusté, y de la uva el sabor trascendía.

61
La uva, sí, que puede con lógica absoluta
las setenta y dos sectas rivales confundir
Con su Alquimia, que al plomo de nuestra vida bruta
en un tris de maniobra en oro lo transmuta.

62
Y el potente Mahmoud que aliento de Allah aspira,
la tenebrosa turba, la temerosa horda
de espantos y tristezas, que nuestra alma transpira,

63
Y si esta esencia fuese de Dios un atributo,
¿Quién blasfemar osara de la vid como un lazo ?
Y si es un crimen ¿quién nos mandó su tributo?
Antes, pues, como gracia gustemos de su fruto.

64
Debo abjurar del Bálsamo de vida, sí, ya es hora;
Antes que nuevas tasas pague mi fe sincera,
O, yendo en pos de alguna bebida redentora,
mi vaso caiga al polvo que todo lo devora.

65
Si la secta de abstemios del amor y del vino
sola es llamada al goce del Edén del Profeta,
¡Ay! temo que el Paraíso, con su encanto divino,
Vaya a quedar desierto, sin fieles ni destino!

66
¡Amagos del infierno! ¡Promesas del Paraíso!
sólo es cierta una cosa -que nuestra vida vuela!
Sólo es cierta una cosa, -lo demás falso viso-:
«La flor que un día abriera, por siempre se deshizo»

* * *

VI. El vuelo del alma

67
Y caso extraño ¿no? De las vidas aquéllas
que primero pasaron tras la cortina oscura,
ninguna aquí retorna a mostrarnos sus huellas,
para abrir nuevas rutas por entre las estrellas.

68
Y las revelaciones del sabio y del devoto,
que profetas ungidos en llamas difundieron,
¿qué son sino consejos de un ensueño remoto,
dichos y al punto vueltos a su dormir ignoto?

69
Porque si el alma puede dejar su polvo turbio,
y cabalgar desnuda por los aires del cielo
¿No es, acaso, vergüenza, no es un fatal disturbio
habitar por más tiempo en este vil suburbio?

70
Y éste es sólo una tienda donde un sultán reposa
mientras va de camino al reino de la muerte:
Sale el sultán, y al punto, un hosco peón de fosa
la alza, y para otro huésped la adereza lujosa.

71
Y yo envié mi alma tras lo Invisible eterno,
del más allá una carta buscando descifrar;
tras una larga angustia de mi conflicto interno,
vuelve y me lee: -«Mira: yo soy Cielo e Infierno».

72
Cielo es sólo visión del Deseo cumplido
y el Infierno la sombra de un alma de ansia presa,
lanzada a esta tiniebla donde, apenas surgido,
el hombre ha de quedar en polvo convertido.

73
Y al fin no somos más que una movible fila
de fantásticas formas que vienen y que van
en torno a esta Linterna del Sol, que alumbra, oscila,
y el Maestro abre y cierra cual mágica pupila.

74
Nosotros, piezas mudas del juego que Él despliega
sobre el tablero abierto de noches y de días,
aquí y allá las mueve, las une, las despega,
y una a una en la Caja, al final, las relega.

75
La bola nada inquiere de sí, ni no, ni modo,
y el jugador doquiera de un lado al otro corre:
pero él, que los echara en el campo de lodo,
todo de ellos lo sabe, ¡oh, todo, todo, todo!

76
Su índice el fallo escribe: si tu piedad impetra,
si tu ingenio excogita, si tu fe intercede
por borrar una línea, tu voz nunca penetra;
ni tus lágrimas juntas lavarán una letra.

* * *

VII. Predestinación

77
Que el Doctor y el Filósofo sigan en su faena
de hablar de lo que quieran y de lo no pensado:
Todo no es más que un tramo de infinita cadena
que nadie mueve, corta, ni hace girar , ni enfrena.

78
Y esa crátera inversa del cielo que te escuda,
bajo la cual rampantes vivimos y morirnos,
no le tiendas tu mano en súplica de ayuda,
pues, ¡como tú y yo gira tan impotente y muda!

79
Del primitivo barro se hizo el hombre primero,
y se echó la semilla de la última cosecha;
y la primera aurora dejó escrito el letrero
que leerá la última de aquel Juicio postrero.

80
El ayer ya dispuso del hoy la suerte triste,
y el silencio y el triunfo y el dolor del mañana:
¡Bebe! pues que no sabes cuándo y porqué viniste
e ignoras porqué y dónde predestinado fuiste.

81
Cuando el corcel flamígero de estrellas fué domado
y fijos los destinos de Parwin y Mushtari,
mi sino así fue escrito dentro del desmedrado
grumo de polvo y alma para mí prefijado.

82
Brotó la vid, y mi alma de su esencia fué ungida
y aunque ría el Derviche, de mi metal plebeyo
puedo forjar la llave para darle subida,
cuando aúlle a la puerta su alma despavorida.

83
Y esto más sé: ya sea que la luz verdadera
en amor me deleite o en ansia me consuma.
Un solo rayo suyo que en mi copa encendiera
es mejor que en el templo perderla toda entera.

84
Por cierto que más vale desde la innocua Nada
hacer vivir un algo de conciencia o sentido,
que soportar el yugo de la dicha vedada,
con penas infinitas si la ley es violada.

85
¡Cómo! ¡Ser resarcido por la inmane criatura,
en oro vivo, de eso en vil mezcla prestado;
por deuda no debida ser juzgada perjura,
sin poder contestar! -¡Oh, mercancía impura!

86
No será por temer su mirada severa:
no confundir os juro su gracia y su injusticia;
y al cobarde que tales confesiones hiciera,
de la Taberna echáranle por la ventana afuera.

87
¡Oh, Tú! que de mil lazos y pozos sin medida
de mi paso errabundo sembraste el derrotero,
¿No harás que un mal prefijo mi marcha enrede e impida,
e impute luego a crimen mi segura caída?

88
¡Oh, Tú! que al hombre hiciste de la arcilla más vil,
y en el Edén, oculto, lo pusiste al reptil,
de toda humana falta que su vida mancilla,
dale el perdón y el suyo recibe Tú... ¡es gentil!

* * *

VIII. El coloquio de las ánforas

89
Oye más: una noche, entre el rumor postrero
del Ramazán, y antes que la luna se alzara,
quedéme solo dentro de un taller de alfarero,
por su pueblo de arcilla rodeado y prisionero.

90
Y esta vez, entre todos, la voz desvanecida
circula cual si fuese el chirrido medroso
de cenizas de alguna lengua ha tiempo extinguida,
que mi oído excitado devolviese a la vida.

91
Entonces uno dijo: -«No fué vano el intento
de amasar mi substancia con la más vil materia:
El que, sutil, me diera la forma que hoy ostento,
podrá tornarme en tierra informe en un momento».

92
Y otro replica: -«¿Y qué? ¿Acaso no podría
un niño que en la copa escanció con deleite,
romperla, y el que la hizo de amor y fantasía,
no la quebrara, acaso, de cólera algún día ?»

93
Nadie dió la respuesta; pero tras breve pausa,
otro vaso de menos arrogante figura,
-«Me burlan -dice- por mi menguada apostura;
¿la mano del artista tembló, pues, por mi causa?»

94
Con la muerte y la vida el mismo qué inquiero;
el porqué siempre listo, pero no el por tanto;
y así otro vaso anónimo interroga certero:
-«¿Quién aquí es la vasija y quién el alfarero?»

95
Dijo uno: -«Todos hablan de un Señor inmutable,
y su rostro le tiznan con humo del Infierno,
y también de un juicio último de rigor implacable...
mas es buen camarada y todo irá admirable».

96
-«Bien -otro habló-; si así es, probémoslo conmigo:
mi arcilla, por olvido del Maestro, se ha secado;
mas llenadme de nuevo del viejo vino amigo
¡y veréis con qué gracia mi frescor os prodigo!»

97
Y mientras que los vasos van así departiendo,
otro espiaba hacia afuera la luna en el creciente:
y habló: -«¡Hermano, hermano! -el Shawwal presintiendo,-
¡ya el nudo de la bolsa se abre, ya está crujiendo!»

* * *

IX. El ocaso del astro

98
Ah! reanimad con la uva mi marchitada vida;
ungidme en sus aromas si es ya mi último sueño;
y envuelto de hojas frescas en túnica florida
dejadme entre las frondas de una huerta escondida;

99
Para que, reviviendo por la vernal tibieza,
pueda enviar mis adioses a los viejos amigos,
en la rama que al muro se inclina y se adereza
para verter sus flores por sobre su cabeza;

100
Para que mis cenizas, como el vástago altivo
de la viña, el espacio en espiral escalen,
y así, el buen creyente, si pasa pensativo,
no quedará enredado por absorto o esquivo.

101
¡Ah! y en verdad los ídolos que yo amé con pasión
mucho daño me hicieron a los ojos del mundo:
En frágil copa ahogaron mi gloria y mi ambición
y mi fama vendieron por una ruin canción.

102
Es cierto, sí, es cierto: Yo prometí enmendarme;
lo juré, ¿mas estaba en mi juicio al jurarlo?
La Primavera vino sus rosas a ofrendarme...
y de mi contrición la túnica a rasgarme.

103
Y aunque el vino el sainete del infiel me jugara,
y aunque me despojase de mi traje de honor,
yo admiro siempre cómo el viñador comprara
tal merca por venderla la mitad menos cara.

104
¡Ah, y esta Primavera marchitará sus rosas!
Se cerrará este escrito de juvenil perfume;
y el Bulbul que en sus frondas ritmó piedras preciosas,
¿dónde tendió -quién sabe- sus alas misteriosas?

105
¡Si al menos de la Fuente del Desierto surgiese
una vaga vislumbre que el rumbo revelase!
El caminante exánime al frescor reviviese
cual la hierba del campo que el rocío reverdece.

106
¡Ah! si fuese posible rehacer el Universo,
cerrar a nuestro antojo el Libro del Destino;
el Autor en un folio más sonrosado y terso
grabara nuestros nombres, ¡o borrara su verso!

107
¡Oh Amor, si pudiéramos con ayuda del Hado
tachar de un rasgo solo todo este embrión de cosas!
Vuelto de nuevo a polvo, lo habríamos forjado
más cercano a la forma que hubiésemos soñado.

108
¡Cuánto mejor no fuera del catálogo arcano
borrar del Universo toda alma infortunada,
que engrosar gota a gota del infortunio humano
los ríos que se llevan al Infinito Océano!

109
Mas la luna del cielo, al subir en Creciente,
nos mira, oh dulce amada, tras el trémulo llano:
¡Cuántas veces, más tarde, me buscará impaciente,
entre estas mismas hojas, y vana, vanamente!

110
Y cuando el pie de nácar Tú deslices un día
por las tumbas dispersas sobre esta hierba mustia,
y en tu vagar abstracto llegues hasta la mía,
¡vuelca tu copa y, quede para siempre vacía!

Así sea.







[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Evangelina Valdez el Jue 25 Abr 2013, 10:39

¡Es hermoso todo lo que has dejado, precioso!
Gracias María, besos

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

CL


Mucho aprendí y mucho olvidé también por propia voluntad. En mi memoria, cada cosa ocupaba su lugar.
Así, lo que estaba a la derecha no podía pasar a la izquierda.
Sólo conocí la tranquilidad el día que repudié todo con desprecio.
Comprendí al cabo que no es posible afirmar ni negar nada.

* * *


CLI


Tuve maestros eminentes y me enorgullecí de mis progresos y mis triunfos.
Cuando recuerdo al sabio de aquel entonces,
le comparo al agua que toma la forma de su cáliz
y a la humareda que disipa el viento.

* * *


CLII


Lámparas que se apagan,
esperanzas que se encienden: la Aurora.
Lámparas que se encienden,
esperanzas que se apagan: la noche.

* * *


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

CLIII


Visto que nuestra suerte es sufrir para después morir
¿anhelaremos que nuestro mísero cuerpo vuelva de prisa a la tierra?
¿Y el alma, que Dios espera para juzgarla según sus méritos?- preguntaréis-.
Os contestaré cuando reciba noticias de alguien que torne del otro mundo.

* * *


CLIV


Derviche: ¡despójate de esa veste estampada de que te ufanas
y que al nacer no trajiste! ¡Cúbrate el manto de la pobreza!
Te negarán el saludo los peregrinos,
pero un coro de serafines cantará en tu pecho.

* * *


CLV


Ebrio o sediento, sólo quiero dormir. Renuncio a saber
lo que es el bien y lo que es el mal.
Para mí, el placer y el dolor son semejantes. Cuando llega un placer,
le brindo lugar modesto porque sé que un dolor le sigue.

* * *


avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Evangelina Valdez el Jue 25 Abr 2013, 10:46

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

CLVI


Tan imposible es incendiar el mar como convencer al hombre
de que la felicidad es peligrosa.
Sabe, empero, que el menor choque es fatal al ánfora colmada
y deja intacta el ánfora vacía.

* * *

CLVII


Mira a tu alrededor. No verás más que aflicciones, desesperación y angustia.
Tus mejores amigos fallecieron. La tristeza es tu sola compañera.
Pero, ¡yergue la frente! Y abre las manos para coger lo que deseas
y los que puedas lograr. ¡Sepulta el cadáver de tu pasado!

* * *

CLVIII


Diviso un caballero que se aleja en la bruma del ocaso.
¿Cruzará florestas embrujadas o áridas llanuras?
¿A dónde va? Lo ignoro.
Mañana ¿estaré yo acostado en la tierra o bajo tierra? Lo ignoro.

* * *


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

CLIX


"¡Dios es grande!"
Este grito del muecín parece una profunda queja.
¿Gime la tierra inclinada cinco veces al día,
ante su creador indiferente?

* * *

CLX


El Ramadán terminó. Cuerpos agotados, almas marchitas,
¡vuelve el placer! Narran los cronistas nuevas historias.
Vinateros ambulantes, mercaderes de ilusiones, lanzan sus pregones.
Pero yo sólo escucho el que me restituyó la vida: ¡el de mi bien-amada!

* * *

CLXI


Mira es fuente que brilla en el jardín;
imagina como yo que ves el Kausar
y que te hallas en el Paraíso.
Busca a tu amiga, fresca como una rosa.

* * *




Última edición por Evangelina Valdez el Jue 25 Abr 2013, 21:44, editado 1 vez
avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Evangelina Valdez el Jue 25 Abr 2013, 10:53

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

CLXII


Sólo te fijas en las apariencias de los seres y las cosas.
Tienes idea de tu ignorancia, pero te niegas a renunciar al amor.
Recuerda Dios creó el amor,
lo mismo que creó ciertas plantas venenosas.

* * *


CLXIII


¿Eres infeliz? Si dejas de pensar en tu dolor ; ya no sufrirás.
Si es inmensa tu pena, evoca los seres que tan injustamente sufrieron
desde la creación del mundo. Elige una mujer de albos senos y cuídate de amarla.
Que ella a su vez, sea incapaz de amarte.

* * *


CLXIV


Infeliz ; nunca sabrás nada.
Jamás resolverás ni uno solo de los misterios que nos rodean.
Desde que las religiones te prometen el Paraíso.
Intenta crearte uno en la tierra; porque el otro quizá no exista.

* * *


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

CLXV


Lámparas que se apagan, esperanzas que se encienden:
la aurora.
Lámparas que se encienden, esperanzas que se apagan:
la noche.

* * *


CLXVI


Todas las riquezas por un cáliz de vino generoso.
Todos los libros y toda la sabiduría de los hombres, por un suave aroma de vino.
Todos los himnos de amor por la canción del vino que fluye.
Toda la gloria de Féridun por los reflejos del vino en este cántaro.

* * *


CLXVII


Recibí el golpe esperado. Mi bienamada acaba de abandonarme.
Mientras la tuve, era fácil despreciar el amor y exaltar todos los renunciamientos.
Cerca de tu bienamada ¡Ay Khayyám ,que solo estabas!
¿Comprendes? Se fue para que tú pudieras refugiarte en ella...

* * *
avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Evangelina Valdez el Jue 25 Abr 2013, 10:56


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

CLXVIII


Señor , destrozaste mi felicidad. Señor ,
una muralla elevaste entre mi corazón y el corazón de mi bienamada
Mi hermosa vendimia pisoteaste.
Voy a morir. Pero tú te tambaleas borracho.

* * *

CLXIX


Silencio ¡Oh mi dolor!
Déjame buscar un consuelo.
Es necesario que viva. Los muertos no tienen memoria.
Y yo anhelo volver a ver sin cesar a mi bienamada.

* * *

CLXX


Laúdes, cálices y perfumes , bucles y ojos color de almendra ,
juguetes que el tiempo pudre ; juguetes.
Austeridad, labor y meditación , soledad , oración y renunciamiento
Cenizas que el tiempo disemina. Cenizas.

* * *
avatar
Angel Salas
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 13231
Fecha de inscripción : 29/09/2009
Edad : 63
Localización : Santiago - Chile

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Angel Salas el Jue 25 Abr 2013, 15:12

María Lúa....Omar Khayyam..tiene unas obras maravillosas y lo principal de un enorme aprendizaje espiritual, y una frase o cita de el que siempre hecho mía es ..."Acéptate como eres y adáptate a tu circunstancia, ya que ambas cosas son inmodificables", sentenció el hace unos novecientos años.....pura belleza en este lugar amiga....volveré, me hace muy bien...

Un Abrazo
Angel
avatar
cecilia gargantini
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25789
Fecha de inscripción : 25/04/2009
Edad : 64
Localización : buenos aires

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por cecilia gargantini el Jue 25 Abr 2013, 15:50

Si la copa en que libas, si el labio que oprimiste
acaban donde todo comienza y se concluye,
piensa que ahora eres el mismo que ayer fuiste,
y más allá no harías nada más que aquí hiciste.

Gracias, mi querida Luita, es todo muy bello y para saborear de a poco.
Gracias Evangelina, por las notas de color y, por supuesto, por los versos.
Besitossssssssss, amigas
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23616
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Lluvia Abril el Vie 26 Abr 2013, 04:29

Por aquí sigo,leyendo y sorprendiéndome muy agradablemente.
Gracias Maria,Evangelina ,por vuestros grandes aportes.

Besitos.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39974
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Maria Lua el Vie 26 Abr 2013, 16:39

Gracias, amigos: Pascual,
Walter, Evangelina, Angel,
Lluvia,Cecilia...
Gracias a todos los que están
leyendo...


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Evangelina Valdez el Sáb 27 Abr 2013, 09:03

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

LVIII


Los retóricos y los sabios silenciosos murieron sin poder entender
sobre la cuestiones del ser y el no ser. ¿Qué nos importa ser ignorantes?
Sigamos saboreando el zumo del racimo
y dejemos a estos grandes personajes consolarse con las pasas.


* * *

LIX


Mi nacimiento no trajo ningún bien al mundo.
Mi muerte no disminuirá ni su esplendor ni su grandeza.
Nadie pudo jamás explicarme para qué he venido,
ni por qué he venido ni por qué me iré.


* * *

LX


Caeremos en el camino del Amor y el Destino nos aplastará.
¡Oh doncella, oh mi cáliz encantado,
levántate y dame tus labios
antes de que llegue el fin y me convierta en polvo!


* * *


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

LXI


De la Felicidad sólo conocemos la palabra.
Nuestro compañero más viejo es el vino nuevo.
Acaricia con los ojos y con los dedos el único bien que no falla:
el ánfora viva de sangre de la vid.


* * *

LXII


El palacio de Bahrâm es ahora refugio de gacelas.
Merodean leones por los jardines donde antaño cantaban los músicos.
Bahrâm, que cazaba asnos salvajes,
duerme ahora en un otero donde pastan asnos domésticos.


* * *

LXIII


No luches por la felicidad.
La vida es breve como un suspiro.
Cenizas de Djemchid y de Kaî Bobad
ruedan en la tolvanera roja que contemplas.


* * *


avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Evangelina Valdez el Sáb 27 Abr 2013, 09:11

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

LXIV


Siéntate y bebe: gozarás de la felicidad que Mamhud no conoció. Escucha
los armónicos laúdes de los amantes: son los verdaderos salmos de David.
No te abismes en el pasado ni te angusties por el futuro.
Que tu pensamiento no vaya más allá de lo presente. He aquí el secreto de la paz.


* * *

LXV


Los mediocres y los orgullosos establecen diferencias
entre el cuerpo y el alma.
Yo sólo puedo afirmar esto:
El vino destruye nuestro miedo y nos da la quietud perfecta.


* * *

LXVI


¡Qué misterio el de esos astros que ruedan en el espacio! Khayyám:
aférrate con fuerza a la cuerda de la Sabiduría.
¡Cuidado con el vértigo que, a tu alrededor,
derriba a tus compañeros!


* * *


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

LXVII


No tengo miedo a la muerte.
Prefiero este hecho ineluctable al que me impusieron el día que nací.
¿Qué es la vida?
Un bien que yo no elegí y que devolveré con indiferencia.


* * *

LXVIII


La vida huye cual rápida caravana.
Detén tu corcel y procura ser feliz ,
joven doncella: ¿Por qué estás triste ?
escancia un poco de vino. Lucen ya los primeros signos de la noche.


* * *

LXIX


Escucho decir que los amantes del vino serán condenados.
No existen verdades comprobadas, pero hay mentiras evidentes.
Si quienes aman el vino y el amor van al Infierno,
vacío tiene que estar el Paraíso.


* * *


avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39974
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Maria Lua el Lun 29 Abr 2013, 04:21

Seguimos leyendo los
poemas de OMAR KHAYYAM...


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Evangelina Valdez el Lun 29 Abr 2013, 17:42


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

El vasto mundo: un grano de polvo en el espacio.
Toda la ciencia de los hombres: palabras.
Los pueblos, las bestias y las flores de los siete climas:
sombras.
El resultado de tu meditación perpetua: nada.


Si quieres tener la magnífica soledad de las estrellas y de las flores,
rompe con los hombres, con todas las mujeres.
No camines al lado de nadie.
No te inclines sobre ningún dolor. No participes en ninguna fiesta.

Cierra tu Corán. Piensa libremente y mira la tierra y el cielo.
Al pobre que pasa, dale la mitad de lo que poseas.
Perdona a todos los culpables. No entristezcas a nadie.
Y escóndete para sonreír.

Dirige la mirada a tu alrededor: no verás sino desolación y angustia.
Tus mejores amigos han muerto y la tristeza es tu sola compañía.
Mas levanta la cabeza y extiende tus manos: coge todo lo que desees
y puedas conseguir. El pasado es un cadáver que debes sepultar.

avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Evangelina Valdez el Lun 29 Abr 2013, 18:08

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

"NADA"

Has recorrido el mundo palmo a palmo
y todo aquello que en el mundo viste,
es nada, nada;

Has sentido pasar como un ensalmo
músicas y palabras: cuanto oíste,
es nada, nada;

Al Universo todo lo has medido,
y el Universo en su infinita anchura
es nada, nada;

Por fin en el rincón te has escondido
de tu alcoba, y ¿ qué vio tu desventura?
¡Nada, nada, nada!



avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Evangelina Valdez el Miér 01 Mayo 2013, 18:14

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Tú has quebrado mi cántara de vino, mi Dios.
Tú me has clausurado las puertas del gozo, mi Dios.
Soy yo quien bebe, pero tú cometes los desórdenes.
Llénese mi boca de tierra: ¿Estás borracho, mi Dios?


El universo es una cintura pequeñita que nos rodea.
El Oxus un símbolo de nuestras lágrimas mezcladas con sangre.
El infierno el relámpago de una pena baldía.
El paraíso un instante de reposo que alguna vez disfrutamos.


Quien bebe es el que escucha como hablan las rosas,
y no las pobres gentes de pensamientos tardos.
Esas no saben nada. Preciso perdonarlas
porque sólo los ebrios gozan del bien del mundo.

Tú me verás un día, borracho en tu sendero
besar tus lindos pies, ¡Oh, mi suave ídolo!
y perdido el turbante y arrojada la capa
en la red de tu pelo caer en un segundo.

Lo mejor es que abandones tus estudios y rezos.
Abrázate a una novia que despierte en ti el éxtasis.
Escancia en tu copa la sangre de los racimos
antes de que las horas derramen la tuya.



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Reuníos, amigos, después de mi muerte.
Gozad todos juntos y cuando el copero
os escancie un buen vino, más añejo que nunca,
recordad a Jayyam, y bebed recordándolo.




Contenido patrocinado

Re: OMAR KHAYYAM

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Sáb 18 Nov 2017, 09:02