Aires de Libertad

www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 705247 mensajes en 36719 argumentos.

Tenemos 1286 miembros registrados.

El último usuario registrado es frasesdemujer.

Últimos temas

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 21 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 19 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

José Antonio Carmona, Lluvia Abril


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Mar 16 Mayo 2017, 23:10.

Septiembre 2017

LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

SALVADOR RUEDA (coplas y sonetos)

Comparte
avatar
helena

Cantidad de envíos : 6891
Fecha de inscripción : 12/05/2009

SALVADOR RUEDA (coplas y sonetos)

Mensaje por helena el Jue 08 Abr 2010, 16:03

Salvador Rueda (1857-1933) es uno de los grandes nombres del modernismo ibérico. Sus composiciones, de elevado lirismo, son además de una gran riqueza cromática. Junto con Manuel Machado, Francisco Villaespesa o un joven Juan Ramón Jiménez forma el grupo de los escasos representantes del movimiento modernista español, émulos de Rubén Darío. Como en toda esta corriente poética, la mitología clásica también está presente en la obra de Rueda. Su gran dominio es el metro clásico del soneto, pero tiene muy bellas canciones líricas, que algunos tachan de descuidadas y poco profundas, precursoras del género que culminaría con el noventayochista Antonio Machado.
Salvador Rueda fue muy estimado y valorado en Hispanoamérica, donde vivió una larga temporada, siendo solemnemente coronado en La Habana en 1919. Él agradeció la hospitalidad en su poema “El milagro de América”, de 1929. Regresó a su ciudad natal, Málaga, donde enseguida enfermó y murió.
Voy a dejar una muestra de sus sonetos. En una segunda entrega dejaré otra de sus coplas.



EL AVE DEL PARAÍSO

Ved el ave inmortal, es su figura;
la antigüedad un silfo la creía,
y la vio su extasiada fantasía
cual hada, genio, flor o llama pura.

Su plumaje es la luz hecha locura,
un brillante hervidero de alegría
donde tiembla 1a ardiente sinfonía
de cuantos tonos casa la hermosura.

Su cola real, colgando en catarata;
y dirigida al sol, haz que desata
vivo penacho de arcos cimbradores.

Curvas suelta la cola sorprende,
y al aire lanza cual tazón de fuente
un surtidor de palmas de colores.

***

LA CIGARRA

Silencio; es la cigarra, la doctora,
la que enseñó a Virgilio la poesía
y dio a las viñas griegas su armonía
cual bordón inmortal de luz cantora.

Aun pasa con su lira triunfadora
ardiendo en entusiasmo y energía;
encerrado en sus élitros va el día,
escuchad su canción abrasadora.

Ser en la roja siesta enardecido,
es un ascua del sol hecha alarido
que a su propio calor fundirse quiere.

Quema al cantar su real naturaleza,
canta por el amor a la belleza,
canta a las almas, y cantando muere.

***

HORA DE FUEGO

Quietud, pereza, languidez, sosiego...;
un sol desencajado el suelo dora,
y a su valiente luz deslumbradora
queda el que a fascinado y ciego.

El mar latino, y andaluz, y griego,
suspira dejos de cadencia mora,
y la jarra gentil que perlas llora
se columpia en la siesta de oro y fuego.

Al rojo blanco la ciudad llamea;
ni una brisa los árboles cimbrea,
arrancándoles lentas melodías.

Y sobre el tono de ascuas del ambiente,
frescas cubren su carmín rïente
en sus rasgadas bocas las sandías.

***

LAS BODAS DEL MAR

Ya acudes a tu cita misteriosa
con el inquieto mar, luna constante,
y asoma las playas de Levante,
hostia de luz, tu cara milagrosa.

En la onda azul, cual nacarada rosa,
se abre tu seno con pasión de amante
y dibuja un reguero rutilante
tu pie sobre la espuma en que se posa.

El agua, como un tálamo amoroso,
te ofrece sus cristales movedizos
donde tiendes tu cuerpo luminoso.

Y al ostentar desnuda tus hechizos,
el mar, con un abrazo tembloroso,
te envuelve en haz de onduladores rizos...

***

EL "COPO"

Tíñese el mar de azul y de escarlata;
el sol alumbra su cristal sereno,
y circulan los peces por su seno
como ligeras góndolas de plata.

La multitud que alegre se desata
corre a la playa de las ondas freno,
y el musculoso pescador moreno
la malla coge que cautiva y mata.

En torno de él la muchedumbre grita,
que alborozada sin cesar se agita
doquier fijando la insegura huella.

Y son portento de belleza suma:
la red, que sale de la blanca espuma:
y el pez, que tiembla prisionero en ella.

***

LA SANDÍA

Cual si de pronto se entreabriera el día
despidiendo una intensa llamarada,
por el acero fúlgido rasgada
mostró su carne roja la sandía.

Carmín incandescente parecía
la larga y deslumbrante cuchillada,
como boca encendida y desatada
en frescos borbotones de alegría.

Tajada tras tajada, señalando
las fue el hábil cuchillo separando,
vivas a la ilusión como ningunas.

Las separó la mano de repente,
y de improviso decoró la fuente
un círculo de rojas medias lunas.

***

RAMO DE LIRIOS

Porque de ti se vieron adorados,
tengo un vaso de lirios juveniles:
unos visten pureza de marfiles;
los otros terciopelos afelpados.

Flores que sienten, cálices alados
que semejan tener sueños sutiles,
son los lirios, ya blancos y gentiles,
ya como cardenales coagulados.

Cuando la muerte vuelva un ámbar de oro
tus largas manos de ilusión que adoro,
iré lirios en ellas a tejerte.

Y mezclarán sus tallos quebradizos
con sus dedos cruzados y pajizos,
¡que fingirán los lirios de la muerte!

AFRODITA

Venus, la de los senos adorados
que nutren de vigor savias y rosas;
la que al mirar derrama mariposas
y al sonreír florecen los collados;

la que en almas y cuerpos congelados
fecunda vierte llamas generosas,
de Eros a las caricias amorosas
ostenta sus ropajes cincelados.

Ella es la fuerza viva, el soplo ardiente
de cuanto sueña y goza, piensa y siente;
de cuanto canta y ríe, vibra y ama.

En el niño es candor, eco en la risa;
en el agua canción, beso en la brisa,
ascua en corazón, flor en la rama.

LA COPLA

Tiene la mariposa cuatro alas;
tú tienes cuatro versos voladores;
ella, al girar, resbala por las flores;
tú por los labios, al girar, resbalas.

Como luces su túnica, tú exhalas
de tu forma divinos resplandores,
y fingen ocho vuelos tembladores
tus cuatro remos y sus cuatro palas.

Ya te enredas del alma en una queja,
ya en la azul campanilla de una reja,
ya de un mantón en el airoso fleco.

En el pueblo, andaluz, copla, has nacido,
y tienes --¡ave musical!-- tu nido
de la guitarra en el sonoro hueco.

***

EL ROSARIO

De la pobreza de tu herencia triste
sólo he querido, oh madre, tu rosario.
Sus cuentas me parecen el calvario
que en tu vida de penas recorriste.

Donde los dedos al rezar pusiste,
como quien reza a Dios en el Sagrario,
en mis horas de errante solitario
voy poniendo los besos que me diste.

Los cristales prismáticos y oscuros,
collar de cuentas y de besos puros,
me ponen al dormir círculo bello.

Y de mi humilde lecho en el abrigo,
¡me parece que tú rezas conmigo,
Con tus brazos prendidos en mi cuello!


******


Última edición por HELENA el Jue 08 Abr 2010, 16:48, editado 1 vez
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39835
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: SALVADOR RUEDA (coplas y sonetos)

Mensaje por Maria Lua el Jue 08 Abr 2010, 16:20

Gracias, querida Helena!
Bellos sonetos, no los
conocía!
volveré a leerlos...
besos, amiga...

Maria Lua


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
helena

Cantidad de envíos : 6891
Fecha de inscripción : 12/05/2009

Re: SALVADOR RUEDA (coplas y sonetos)

Mensaje por helena el Vie 09 Abr 2010, 14:45

A continuación voy a colgar seis sontetos de su obra "La bacanal", que nos muestra el gusto por la mitología cláscia en los modernistas.



LA BACANAL

1

Está de fiesta la triunfante Roma;
desierto y mudo su elocuente Foro;
con estallar de estrépito sonoro
la delirante bacanal asoma.

No importa que minando la carcoma
esté su base de sillares de oro,
ni que entre mares de imborrable lloro
caiga como la impúdica Sodoma.

El festival con su esplendor la baña,
y sus noches magnificas recrea,
y con báquicos bailes le acompaña.

Y Roma, entre el festín que la rodea,
vacila como tronco en la montaña
que, antes de herirlo, el viento bambolea.


2

Abren la marcha grupos numerosos
de Silenos con pieles revestidos,
que adelantan el paso confundidos
con grupos de bacantes bulliciosos.

Agitando los tirsos primorosos
de cien lazos espléndidos ceñidos,
excitan y enardecen los sentidos
con sus bailes de ritmos cadenciosos.

De la noche rompiendo las tristezas,
van antorchas de rayos penetrantes
que del cuadro destacan las bellezas.

Y un escuadrón de sátiros saltantes
conduce en las cornígeras cabezas
hojas de hiedra en círculos triunfantes.


3

Mujeres con figura de victoria
siguen vestidas de lujosas galas,
y abren en sus omóplatos las alas,
símbolo de su triunfo y de su gloria.

Vivas luces ardiendo a la memoria
del gran Dionisos brillan cual bengalas,
y de sus tonos tienden las escalas
sobre el festín de la romana escoria.

Un bello altar de perlas coronado,
que irradia como asiático tesoro,
va de frondosas pámpanas orlado.

Y en pos de cien niños a compás sonoro,
llevan como presente delicado
el azafrán en páteras de oro.


4

Tras de un tropel que rompe y desbarata,
libre de toda ley, lazos y frenos,
llegan en el tumulto dos Silenos
en cuya piel la luz rayos desata.

Uno que e1 vivo júbilo retrata
va dando brincos de destreza llenos,
y el otro lanza vibradores truenos
de una trompeta de maciza plata.

Entre los dos, de trágico vestido,
un hombre va colérico accionando
y el rostro tras la máscara escondido.

Es el actor que avanza declamando,
y viene con acento enardecido
dáctilos y espondeos recitando.


5

Esparciendo, prolíficas, los dones
con que la madre tierra las dotara,
entre pompas que un rey ambicionara
avanzan las diversas estaciones.

Resuenan encomiásticas canciones
en las que va la perfección más rara,
y en copa enorme que de hervir no para
hacen sátiros mil sus libaciones.

Trípodes al de Delfos semejantes
y piedras erizadas de facetas,
van mezclados con copas deslumbrantes.

Y ensalzan en su lira los poetas,
con ditirambos bellos y brillantes,
el premio destinado a los atletas.


6

Baco, encima de un carro reluciente,
va por torvas panteras arrastrado,
y en un vaso de plata cincelado
bebe la espuma del licor hirviente.

Un tazón de Laconia transparente,
bajo el dosel de pámpanas formado,
luce su primoroso modelado
junto a jarros y perlas del Oriente.

Muestran las cabelleras destrenzadas
en el carro triunfal nobles matronas
con las sacerdotisas inspiradas.

Y cubiertas de pieles de leonas,
van al pagano rito encadenadas
mujeres con laureles y coronas.


S. Rueda


avatar
helena

Cantidad de envíos : 6891
Fecha de inscripción : 12/05/2009

MARIA LUA

Mensaje por helena el Vie 09 Abr 2010, 14:49

Gracias, querida Helena!
Bellos sonetos, no los
conocía!
volveré a leerlos...
besos, amiga...

Maria Lua



---

Muchas gracias por entrar,
querida amiga. Me alegro
de que te guste este autor.
Un beso cariñoso
Helena


.
avatar
helena

Cantidad de envíos : 6891
Fecha de inscripción : 12/05/2009

SALVADOR RUEDA (coplas)

Mensaje por helena el Vie 09 Abr 2010, 15:02

Hé aquí cincuenta coplas de Salvador Rueda, que algunos han tildado de descuidadas y algo confusas. Yo las encuentro preciosas, con un gran sentido popular, contrastando con la grandiosidad de muchos de sus sonetos.


COPLAS


1

Como el almendro florido
has de ser con los rigores,
si un rudo golpe recibes
suelta una lluvia de flores.

2

Antes que el sepulturero
haya cerrado mi caja,
echa sobre el cuerpo mío
tu mantilla sevillana.

3

Tiro un cristal contra el suelo
y se rompe en mil cristales,
quiero borrarte del pecho
y te miro en todas partes.

4

Sobre su negro ataúd
daban las gotas del agua,
¡qué lejos el cementerio
y qué noche tan amarga!

5

A las puertas de la muerte
sentado habré de aguardarte;
no faltarás a la cita,
allí te espero, ya sabes.

6

Allá en el fondo del río
cuando nada turba el agua,
palpita de las estrellas
el hormiguero de plata.

7

Aprovecha tus abriles
y ama al hombre que te quiera,
mira que el invierno es largo
y corta la primavera.

8

Para alcanzar las estrellas
sonda el cisne la laguna;
en el mar de los amores
yo soy cisne y tú eres luna.

9

A la luz de tu mirada
despido mis penas todas,
como a la luz de los astros
la hoja despide la sombra.

10

No soy dueño de mí mismo
ni voy donde a mí me agrada,
atado llevo el deseo
al hilo de tu mirada.

11

Parecía la amapola
que ayer vi en el cementerio,
sus rojos labios que ansiaban
darme los últimos besos.

12

Cuando eche mi cuerpo flores
sólo una cosa te pido,
que las pongas en el pecho
donde no pude estar vivo.

13

Mira qué triste está el cielo,
mira qué sendas tan solas,
mira con cuánta amargura
se van quejando las hojas.

14

Para mirar qué es la vida,
cuando estoy en mi aposento
con un fósforo señalo
la forma de un esqueleto.

15
La campiña cuando sales
se inunda de luz alegre,
y las hojas de las ramas
baten las palmas al verte.

16

De dos montañas distintas
corren al mar dos arroyos,
y en el camino se juntan
para no caminar solos.

17

Tengo los ojos rendidos
de tanto mirar tu cara,
si los cierro, no es que duermen,
es tan sólo que descansan.

18

Tus ojos son un delito
negro como las tinieblas,
y tienes para ocultarlo
bosque de pestañas negras.

19

De aquella peña más dura
sale el manantial alegre,
de un pecho con ser humano
no sale el cariño siempre.

20

Dentro de una calavera
dejó la lluvia un espejo,
¡y en él a la media noche
se contemplaba un lucero!

21

Para formarle un collar
a tu pecho, dueño mío,
voy buscando por las ramas
los diamantes del rocío.

22

Fuera entre todas las cosas
por abrazarte temblando,
enredadera florida
de tu cuerpo de alabastro.

23

Rayito fuera de luna
para entrar por tu ventana,
subir después por tu lecho
y platearte la cara.

24

Cuando me esté retratando
en tus pupilas de fuego,
cierra de pronto los ojos
por ver si me coges dentro.

25

Dos velas tengo encendidas
en el altar de mi alma,
y en él adoro a una virgen
que tiene tu misma cara.

26

Cuando me envuelvo en el rayo
de tus pupilas siniestras,
como terrible martillo
toda mi sangre golpea.

27

Creyendo darlo en tu boca
he dado en el aire un beso,
y el beso ha culebreado
como una chispa de fuego.

28

Divididas en manojos
están tus negras pestañas,
y cuando la luz las besa
no he visto sombras más largas.

29

Si quieres darme la muerte
tira donde más te agrade,
pero no en el corazón
porque allí llevo tu imagen.

30

Viviendo como tú vives
enfrente del cementerio,
qué te importa ver pasar
un cadáver más o menos.

31

Una lápida en su pecho
pone al amar la mujer,
que en letras de luto dice:
«muerta, menos para él».

32

A saludar a su amada
voló un dulce ruiseñor,
vio otro pájaro en su nido
y de repente murió.

33

El día de conocerte,
mira qué casualidad,
tu nombre estuve escribiendo
en la escarcha de un cristal.

34

En el altar de tu reja
digo una misa de amor,
tú eres la virgen divina
y el sacerdote soy yo.

35

Yo no sé qué me sucede
desde que te di mi alma,
que cualquier senda que tomo
me ha de llevar a tu casa.

36

Sobre la almohada
donde duermo a solas,
¡cuántas cosas te he dicho al oído
sin que tú las oigas!

37

Cuando el claro día
llama a mis cristales,
desvelado me encuentra en la sombra
trazando tu imagen.

38

Hay en tu mirada
yo no sé qué cosa,
que en mis fibras penetra y penetra
como espada sorda.

39

Creyendo en mis sueños
poder abrazarte,
¡qué de veces, mi bien, he oprimido
las ondas del aire!

40

Jugara la vida
gozando en perderla,
si a las cartas les dieran su sombra
tus pestañas negras.

41

El acento dulce
de tu voz amada,
me parece una ola de llanto
que besa las playas.

42

Cada vez que a verte voy
en tu puerta me detengo,
pues temo que la alegría
me trastorne el pensamiento.

43

Sólo le pido al Eterno
que al despuntar cada día,
las sombras de nuestros cuerpos
sorprenda la luz unidas.

44

Si fuera rayo de luna
por tus ojos penetrara,
y en silencio alumbraría
el sagrario de tu alma.

45

Quisiera tener un rizo
de tu oscura cabellera,
para gastarme los ojos
en sólo mirar sus hebras.

46

Ya viene la primavera,
ya los pájaros se hermanan,
¡cuánto espacio entre nosotros
y cuán cerca nuestras almas!

47

Tu desaire más ligero
pone mi pecho vibrando
como un granillo de arena
hace temblar todo un lago.

48

Antes de yo conocerte
soñaba que me amarías;
¡quién presta oído a los sueños,
quién de los sueños se fía!

49

Cuando muerto esté en la tumba
toca en ella la guitarra,
y verás a mi esqueleto
alzarse para escucharla.

50

Cuando a media noche
los ramajes tiemblan,
el silencio interrumpen y pasan
las almas en pena.


S.Rueda

avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39835
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: SALVADOR RUEDA (coplas y sonetos)

Mensaje por Maria Lua el Vie 09 Abr 2010, 15:06

Querida Helena...
No vas a creer...
Estaba leyendo las bellas
coplas de Salvador Rueda
y pensaba publicarlas,
ahora, en este instante...
Vuelov al foro y ya las
publicaste...
Magia o brujería?
Besos amiga
Maria Lua


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
helena

Cantidad de envíos : 6891
Fecha de inscripción : 12/05/2009

Re: SALVADOR RUEDA (coplas y sonetos)

Mensaje por helena el Vie 09 Abr 2010, 15:42

Feliz casualidad, querida amiga,
pero, si te fijas en la primera
entrega, verás que había anunciado
una segunda con las coplas.
Muchas gracias, corazón.
Besitos
Helena
avatar
Andrea Diaz

Cantidad de envíos : 2183
Fecha de inscripción : 10/01/2010
Edad : 44
Localización : donde me encuentren...(Argentina)

Re: SALVADOR RUEDA (coplas y sonetos)

Mensaje por Andrea Diaz el Dom 11 Abr 2010, 01:12

Ya viene la primavera,
ya los pájaros se hermanan,
¡cuánto espacio entre nosotros
y cuán cerca nuestras almas!


ME LLEVO ESTA PARA MI CASA HELENA, BELLISIMAS COPLAS GRACIAS POR TRAERLA...
avatar
Andrea Diaz

Cantidad de envíos : 2183
Fecha de inscripción : 10/01/2010
Edad : 44
Localización : donde me encuentren...(Argentina)

Re: SALVADOR RUEDA (coplas y sonetos)

Mensaje por Andrea Diaz el Sáb 10 Jul 2010, 16:48

esto es una belleza amiga, ire entrando de a poco para ir disfrutando la magnificiencia, por ahora hasta la cigarra llego. esa que le enseño a Virgilio la poesia...
avatar
helena

Cantidad de envíos : 6891
Fecha de inscripción : 12/05/2009

Re: SALVADOR RUEDA (coplas y sonetos)

Mensaje por helena el Dom 11 Jul 2010, 07:14

Veo que hasta ahora no cumplí lo anunciado sobre las coplas de este magnífico escritor.
Hoy traigo una buena muestra de este género popular. Obsérvese que las cuatro últimas tienen una medida diferente del habitual octosílabo.


COPLAS


Tiro un cristal contra el suelo
y se rompe en mil cristales,
quiero borrarte del pecho
y te miro en todas partes.

**

Antes que el sepulturero
haya cerrado mi caja,
echa sobre el cuerpo mío
tu mantilla sevillana.

**

Aprovecha tus abriles

y ama al hombre que te quiera,
mira que el invierno es largo
y corta la primavera.

**

A la luz de tu mirada
despido mis penas todas,
como a la luz de los astros
la hoja despide la sombra.

**

La campiña cuando sales
se inunda de luz alegre,
y las hojas de las ramas
baten las palmas al verte.

**

De dos montañas distintas
corren al mar dos arroyos,
y en el camino se juntan
para no caminar solos.

**

Tengo los ojos rendidos

de tanto mirar tu cara,
si los cierro, no es que duermen,
es tan sólo que descansan.

**

Tus ojos son un delito
negro como las tinieblas,
y tienes para ocultarlo
bosque de pestañas negras.

**

De aquella peña más dura
sale el manantial alegre;
de un pecho, con ser humano,
no sale el cariño siempre.

**

Rayito fuera de luna
para entrar por tu ventana,
subir después por tu lecho
y platearte la cara.

**

Cuando me esté retratando
en tus pupilas de fuego,
cierra de pronto los ojos
por ver si me coges dentro.

**

Dos velas tengo encendidas
en el altar de mi alma,
y en él adoro a una virgen
que tiene tu misma cara.

**

Si quieres darme la muerte
tira donde más te agrade,
pero no en el corazón
porque allí llevo tu imagen.

**

A saludar a su amada
voló un dulce ruiseñor,
vio otro pájaro en su nido
y de repente murió.

**

Antes de yo conocerte
soñaba que me amarías;
¡quién presta oído a los sueños,
quién de los sueños se fía!

*****

Sobre la almohada
donde duermo a solas,
¡cuántas cosas te he dicho al oído
sin que tú las oigas!

**

Cuando el claro día
llama a mis cristales,
desvelado me encuentra en la sombra
trazando tu imagen.

**

Hay en tu mirada
yo no sé qué cosa,
que en mis fibras penetra y penetra
como espada sorda.

**

Creyendo en mis sueños
poder abrazarte,
¡qué de veces, mi bien, he oprimido
las ondas del aire!


S.Rueda

.
avatar
helena

Cantidad de envíos : 6891
Fecha de inscripción : 12/05/2009

ANDREA DÍAZ

Mensaje por helena el Dom 11 Jul 2010, 07:22

Me alegro mucho de que te guste este autor. A mí me encanta.
Gracias por entrar y leer.
Un abrazo
Helena
avatar
helena

Cantidad de envíos : 6891
Fecha de inscripción : 12/05/2009

Re: SALVADOR RUEDA (coplas y sonetos)

Mensaje por helena el Dom 11 Jul 2010, 07:33

Voy a colgar un soneto de Salvador Rueda por el que siento una particular querencia. Lo tuve como tema de estudio en una de mis aulas de bachillerato y desde entonces no lo he olvidado. Un poema triste, sombrío, pero bellísimo.


EL ROSARIO DE MI MADRE

De la pobreza de tu herencia triste
sólo he querido, oh madre, tu rosario;
sus cuentas me parecen el calvario
que en tu vida de penas recorriste.

Donde los dedos al rezar pusiste,
como quien reza a Dios ante el Sagrario,
en mis horas de errante solitario
voy poniendo los besos que me diste.

Los cristales prismáticos y oscuros,
collar de cuentas y de besos puros,
me ponen al dormir círculo bello.

Y, de mi humilde lecho entre el abrigo,
¡me parece que tú rezas conmigo,
con tus brazos prendidos en mi cuello!

S. Rueda

.



Última edición por HELENA el Dom 11 Jul 2010, 10:24, editado 1 vez
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39835
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: SALVADOR RUEDA (coplas y sonetos)

Mensaje por Maria Lua el Dom 11 Jul 2010, 09:56

Gracias, querida Helena...
Bellísimo,muy triste, que en
este momento me llega
intensamente...
Un beso, amiga
Maria Lua


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
helena

Cantidad de envíos : 6891
Fecha de inscripción : 12/05/2009

ANDREA DÍAZ

Mensaje por helena el Dom 11 Jul 2010, 10:33

Hola, amiga.
Soy tan despistada y tengo tantas responsabilidaes en la cabeza, que no recordaba haber traído las coplas en una segunda publicación de poemas de Salvador Rueda y las he colgado también en la primera.

Muchas gracias por interesarte por este gran autor que fue tan importante y popular en su tiempo y hoy es casi un desconocido.

Un abrazo
Helena

.
avatar
helena

Cantidad de envíos : 6891
Fecha de inscripción : 12/05/2009

MARIA LUA

Mensaje por helena el Dom 11 Jul 2010, 10:42

Hola, querida Lua, ya ves, ando tan deprisa
por estos foros, que ni siquiera recordaba
haber colgado las coplas de este autor, por
separado, y he vuelto a dejarlas aquí, aunque
no sé si son exactamente las mismas.

Sí, el soneto es muy triste, pero hondamente
conmovedor. Recuerdo que, cuando el profesor
me pidió que la leyera en voz alta (yo tendría
unos doce años), no pude acabarla y me eché
a llorar entre una gran congoja.
Muchas gracias por tu permanente interés
en todo lo que pasa por estos foros, que sin tí
no serían los mismos.
Un beso cariñoso
Helena
avatar
Carmen Parra

Cantidad de envíos : 14622
Fecha de inscripción : 17/04/2009

Re: SALVADOR RUEDA (coplas y sonetos)

Mensaje por Carmen Parra el Dom 24 Oct 2010, 12:02


Para formarle un collar
a tu pecho, dueño mío,
voy buscando por las ramas
los diamantes del rocío.

Preciosas coplas de Salvador Rueda querida Helena
graqcias amiga mia por permitir que las disfrutemos
Un abrazo
Stella

Contenido patrocinado

Re: SALVADOR RUEDA (coplas y sonetos)

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Dom 24 Sep 2017, 02:01