Aires de Libertad

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 863729 mensajes en 41690 argumentos.

Tenemos 1410 miembros registrados

El último usuario registrado es Fernando

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 53 usuarios en línea: 8 Registrados, 2 Ocultos y 43 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

cecilia gargantini, clara_fuente, Fernando, Liliana Aiello, Maria Lua, Pascual Lopez Sanchez, Rafael Valdemar, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Septiembre 2020

LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930    

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty

UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E


CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Miér 13 Mayo 2020, 13:42

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Jue 14 Mayo 2020, 03:55

Un cuento de Carlos Drummond de Andrade:

FLOR, TELÉFONO, MUCHACHA

No, no es cuento. Yo soy uno de esos tipos que a veces escucha y otras no escucha, y así va tirando.
Aquel día escuché porque era una amiga la que hablaba y hace bien oír a los amigos, aunque no hablen, porque un amigo es capaz de hacerse entender hasta sin señales. Hasta sin ojos.

¿Se hablaba de cementerios? ¿De teléfonos? No me acuerdo, pero fuera de lo que fuese, mi amiga —ah, sí; ahora me acuerdo, hablábamos de flores— de pronto se puso seria y bajó la voz.
—Sé el caso de una flor, ¡pero es tan triste!
Y sonriente:
—Además, estoy segura de que no lo vas a creer.

¿Quién sabe? Todo depende de quién lo cuenta y de cómo lo cuenta. Hay días en que ni de esto depende: es cuando estamos poseídos de una credulidad universal; pero, argumento máximo para mí, ella aseveraba que la historia era verdadera.

—La muchacha vivía en la calle General Polidoro —empezó diciendo—. Cerca del cementerio de San Juan Bautista. Como has de saber, los que viven por ahí, quiéranlo o no, se familiarizan con la muerte. No hay hora en que no pase un entierro y termine por interesarnos. No es tan fascinante como ver pasar navios, o casamientos, o la carroza de un rey, pero siempre vale la pena mirarlos. La muchacha, naturalmente, prefería ver un entierro a no ver nada. Menos mal que el desfile de tanto cadáver no la deprimía.

Si el entierro era muy importante, de esos, sabes, con un obispo o un general, la muchacha se quedaba a la entrada del cementerio para ver mejor. ¿Te has fijado cómo la gente se impresiona con las coronas? Demasiado, ¿no? Y se muere de curiosidad por saber qué hay escrito en las cintas. El muerto que da verdaderamente pena es el que llega sin acompañamiento floral, tanto da que sea por decisión de la familia o por falta de medios.

Las coronas no sólo confieren prestigio al difunto, sino que hasta lo acunan. A veces ella entraba al cementerio y seguía al séquito hasta el lugar de la sepultura. Así adquirió, seguramente, la costumbre de pasear por allí dentro. ¡Dios mío, con tantos lugares para pasear como hay en Río! Y en el caso de esa muchacha, de haberse aburrido mucho, no tenía más que tomar el tranvía que va a la playa, bajar en el Morisco y apoyarse en el múrete. Tenía el mar a su disposición, a cinco minutos de su casa. El mar, los viajes, las islas de coral, todo gratis. Pero, por pereza, o por su interés en los entierros o... qué sé yo, le dio por ir al San Juan Bautista, a contemplar bóvedas. ¡Pobre!

—En el interior eso es muy común...
—Pero ella era de Botafogo.
—¿Trabajaba?
—En su casa. Pero no me interrumpas. Ni me pidas el certificado de su nacimiento ni que te describa su físico. Para el caso que te estoy contando, eso no interesa. El hecho es que, de tarde, solía pasearse —o mejor dicho, "deslizarse"—, ensimismada, entre las callecitas blancas del cementerio. Leía una inscripción, o no la leía, descubría una figura de angelito, una columna trunca, un águila; comparaba las tumbas ricas con las tumbas pobres, hacía cálculos sobre la edad de los difuntos, miraba retratos y medallones —sí, ha de haber sido esto lo que hacía, porque allí, dime, ¿qué más podía hacer?—. Quizá llegó a subir el cerro, donde está la parte nueva del cementerio, las tumbas más modestas. Debe de haber sido ahí donde, una tarde, recogió la flor.
—¿Qué flor?
—Una flor cualquiera. Una margarita, por ejemplo. O un clavel. Para mí era una margarita, pero esto es puro palpito, nunca lo averigüé. La tomó con ese ademán, vago y maquinal, que en ese caso todos hacemos, se la acercó a la nariz —como era de esperar, no tenía aroma—, después machucó la flor distraídamente y la arrojó hacia un costado, pensando en otra cosa. Tampoco sé si la muchacha tiró la margarita al pavimento del cementerio o al de la calle, de vuelta a su casa. Ella misma trató, más tarde, de esclarecer este punto, pero no pudo. Lo cierto es que ya estaba tranquilamente en su casa desde hacía unos minutos, cuando sonó el teléfono. Ella lo atendió.
—Hola.
—¿Qué es de la flor que sacaste de mi sepultura?
La voz era distante, pausada, sorda. Pero la muchacha rió y, comprendiendo a medias, preguntó:
—¿La qué?
Cortó. Volvió a su cuarto, a sus obligaciones. Cinco minutos después, el teléfono llamaba de nuevo.
—Hola.
—¿Qué es de la flor que sacaste de mi sepultura?

Cinco minutos bastan para que la persona menos imaginativa se haga una composición de lugar. La muchacha rió de nuevo, pero prevenida.
—La tengo aquí: ven a buscarla.
En el mismo tono lento, severo, triste, la voz respondió:
—Quiero la flor que me robaste. Dame mi florcita.
¿Era hombre? ¿Era mujer? Imposible adivinarlo por esa voz distante que, sin embargo, se hacía entender. La muchacha siguió su juego:
—Ya te he dicho: ven a buscarla.
—Sabes muy bien, hija mía, que yo no puedo buscar nada. Quiero mi flor y es tu obligación devolvérmela.
—Pero ¿quién habla?
—Dame mi flor, te lo suplico.
—O me dices quien eres o no te la doy.
—Dame mi flor. Tú no la necesitas y yo sí. Quiero la flor que brotó en mi sepulcro.
La broma era estúpida, machacona. La muchacha, aburrida, cortó la comunicación. Se quedó tranquila el resto del día.
Pero al siguiente, a la misma hora, el teléfono volvió a sonar. La muchacha, con toda inocencia, fue a atenderlo:
—¡Hola!
—¿Qué es de la flor ..?
No oyó más. Irritada, colgó el receptor. ¡Qué ganas de embromar! Con rabia, volvió a su costura. Apenas se sentó, la campanilla sonó de nuevo. Y antes de que la voz quejumbrosa recomenzase, ella advirtió:
—Oiga, cambie de disco. Ya estoy harta.
—Tienes que devolverme la flor —retrucó la voz doliente—. ¿Por qué razón te entrometiste con mi tumba? Tienes todo en el mundo, y yo, pobre de mí, he terminado. Me hace mucha falta esa flor.
—Bueno, déjate de embromar.
Cortó. Pero al volver a su cuarto, ya no iba sola.
Llevaba consigo la idea de aquella flor, o, mejor dicho, la idea de la persona idiota que la vio arrancar una flor en el cementerio y ahora la cargaba por teléfono. ¿Quién podría ser? No recordaba haber visto a ningún conocido; era distraída por naturaleza. No sería fácil adivinar por la voz. Claro, era una voz camuflada, pero tan bien que no podía saberse si era de hombre o de mujer. Una voz extrañamente fría. Y llegaba de lejos, como de fuera de la ciudad. O de algún lugar más distante aún... ¿Te darás cuenta de que la muchacha ya empezaba a tener miedo?
—Yo también.
—No seas tonto. Bueno, el hecho es que esa noche a ella le costó dormirse. Y de ahí en adelante no durmió nada. La persecución telefónica no cesaba. Siempre a la misma hora, siempre en el mismo tono. La voz no amenazaba, no subía de volumen: imploraba. Parecía que la maldita flor era, para ella, la cosa más valiosa del mundo, y que su eterno descanso —admitiendo que se trataba de una persona muerta— dependiera de la restitución de una humilde florcita, pero sería absurdo admitir tal cosa y, por lo demás, la muchacha no quería dejarse abatir. Al quinto o sexto día, escuchó firme la cantilena de la voz y, a continuación, le dijo de todo: que se fuera al demonio, que dejara de ser imbecil (palabra excelente porque se adecuaba a ambos sexos) y que si no se callaba, ella tomaría las medidas pertinentes.

La medida consistió en avisarle al hermano y después al padre. (La intervención de la madre no había conmovido a la voz.) Por el teléfono, el padre y el hermano cubrieron de improperios a la voz suplicante. Estaban totalmente convencidos de que se trataba de alguien que quería hacerse el gracioso, sin tener pizca de gracia, pero lo raro era que, al referirse a él, decían 'la voz".

—¿La voz llamó hoy?—preguntaba el padre al volver del centro.
—¡Mira que no! Es infalible —suspiraba la madre, desalentada.

Por lo visto, con enfurecerse no se sacaba nada. Era menester usar el cerebro, indagar, hacer averiguaciones en el vecindario, vigilar los teléfonos públicos. Padre e hijo se repartieron las tareas. Lo primero fue frecuentar los comercios, los cafés más próximos, las florerías, los marmolistas. Si alguien entraba y pedía permiso para usar el teléfono, el oído del espía se afinaba. ¡Pero qué...!
Nadie reclamaba una flor de sepultura. Quedaba la red de los teléfonos particulares. Uno en cada departamento, diez, doce en el mismo edificio. ¿Cómo descubrirlo?

El hermano comenzó a llamar a todos los teléfonos de la calle General Polidoro, después a todos los de las calles transversales, después a todos los de la característictí 2-6... Discaba, oía el "Hola", verificaba que ésa no era la voz y cortaba. Tarea inútil: la persona de la voz debía de estar mucho más cerca: el tiempo de salir del cementerio y llamar a la muchacha. Y muy escondida tenía que estar ya que sólo se hacía oír cuando quería, es decir, a cierta hora de la tarde. Este problema de la hora le inspiró a la familia algunas diligencias. Pero infructuosas.

Claro que la muchacha dejó de atender el teléfono. Ni siquiera con sus amigas hablaba. Entonces la "voz" que le pedía "dame mi flor", le decía al que atendía el aparato: "Quien me robó la flor tiene que restituirla", "quiero mi flor", etc. ... No dialogaba con estas personas. Únicamente conversaba con la muchacha. Y la "voz"no daba explicaciones.

Quince días o un mes así termina por enloquecer a un santo. La familia quería evitar el escándalo, pero tuvo que quejarse a la policía. O la policía estaba demasiado ocupada en detener comunistas, o las investigaciones telefónicas no eran de su incumbencia: el hecho es que no se averiguó nada. El padre, entonces, corrió a la Compañía Telefónica. Lo recibió un caballero amabilísimo que, rascándose el mentón, aludió a factores de orden técnico.

—¡Pero se trata de la paz de mi hogar, eso vengo a pedirle! La tranquilidad de mi hija, de mi casa. ¿O me veré obligado a privarme del teléfono?
—No, no vaya a hacer eso, mi estimado señor: sería una locura. Entonces sí que no sabríamos nada. Hoy en día es imposible vivir sin teléfono, radio y heladera. ¿Me permite un consejo? Mire, vuelva a su casa, tranquilice a la familia y espere los acontecimientos. Le prometo que haremos lo posible.

Bueno, ya te habrás dado cuenta de que todo eso no sirvió para nada. La voz siguió mendigando la flor. La muchacha, perdiendo el apetito y el ánimo. Andaba pálida, sin fuerzas para salir a la calle o para trabajar. ¡Ni qué decir para ver pasar los entierros! Se sentía desdichada, esclava de una voz, de una flor, de un vago difunto que ni siquiera conocía. Porque —ya te dije que era distraída— ni siquiera recordaba de qué tumba había sacado esa maldita flor. Si por lo menos lo supiera...

El hermano volvió del cementerio diciendo que por donde su hermana había pasado aquella tarde había cinco sepulturas con flores plantadas. La madre no dijo nada, bajó, entró a la florería más cercana, compró cinco enormes ramilletes, cruzó la calle hecha un jardín viviente y con ademán votivo, esparció las flores sobre los cinco túmulos. Volvió a casa y quedó a la espera de la hora insoportable. El corazón le decía que aquel gesto propiciatorio aplacaría el ansia del enterrado —si es que los muertos sufren y a los vivos les es dado consolarlos, después de haberlos afligido.

Pero la "voz" no se dejó consolar ni sobornar. Ninguna flor le convenía sino aquella menuda, estrujada, olvidada, que había quedado rodando en el polvo y que ya no existía. Las otras venían de otra tierra; no habían nacido de su humus —esto decía la voz, sin decirlo—. Y la madre desistió de las ofrendas que había proyectado. ¿Flores, misas, para qué?...

El padre jugó la última carta: espiritismo. Descubrió un médium eficaz a quien le expuso largamente el caso, pidiéndole que estableciese contacto con el alma despojada de su flor. Asistió a innumerables sesiones y grande era su fe de emergencia, pero los poderes sobrenaturales se negaron a cooperar, o son impotentes cuando alguien quiere alguna cosa en su última fibra: la voz continuó sorda, desdichada, metódica. Si era de una persona viviente (como a veces la familia todavía conjeturaba, aunque se aferraba cada día más a una explicación desalentadora que era la falta de cualquier explicación lógica), esa persona había perdido toda noción de misericordia. Y si era de una persona muerta, ¿cómo juzgar, cómo vencer a los muertos? De cualquier modo, en el llamado había una tristeza húmeda, una congoja tan honda, que hacía olvidar su crueldad y reflexionar que hasta la maldad puede ser triste. Esto era todo lo que se podía comprender. Alguien pide continuamente cierta flor, y esa flor no se le puede dar porque ya no existe. ¿No te parece que es el colmo de la falta de esperanza?

— Pero ¿y la muchacha?
— Carlos, te previne que este caso era muy triste. La muchacha murió, exhausta, al cabo de algunos meses. Pero quédate tranquilo, para todo hay esperanza: la voz no llamó nunca más.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Jue 14 Mayo 2020, 05:51



_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Vie 15 Mayo 2020, 04:27

Os Ombros Suportam o Mundo

Chega um tempo em que não se diz mais: meu Deus.
Tempo de absoluta depuração.
Tempo em que não se diz mais: meu amor.
Porque o amor resultou inútil.
E os olhos não choram.
E as mãos tecem apenas o rude trabalho.
E o coração está seco.

Em vão mulheres batem à porta, não abrirás.
Ficaste sozinho, a luz apagou-se,
mas na sombra teus olhos resplandecem enormes.
És todo certeza, já não sabes sofrer.
E nada esperas de teus amigos.

Pouco importa venha a velhice, que é a velhice?
Teus ombros suportam o mundo
e ele não pesa mais que a mão de uma criança.
As guerras, as fomes, as discussões dentro dos edifícios
provam apenas que a vida prossegue
e nem todos se libertaram ainda.
Alguns, achando bárbaro o espetáculo
prefeririam (os delicados) morrer.
Chegou um tempo em que não adianta morrer.
Chegou um tempo em que a vida é uma ordem.
A vida apenas, sem mistificação.
Publicado em 1940, na antologia Sentimento do Mundo, este poema foi escrito no final da década de 1930, durante a Segunda Guerra Mundial. É notória a temática social presente, retratando um mundo injusto e repleto de sofrimento.
O sujeito descreve a dureza da sua vida sem amor, religião, amigos ou sequer emoções ("o coração está seco"). Em tempos tão cruéis, repletos de violência e morte, ele tem que se tornar praticamente insensível para suportar tanto sofrimento. Deste modo, sua preocupação é apenas trabalhar e sobreviver, o que resulta numa solidão inevitável.
Apesar do tom pessimista de toda a composição, surge um laivo de esperança no futuro, simbolizada pela "mão de uma criança". Aproximando as imagens da velhice e do nascimento, faz referência ao ciclo da vida e à sua renovação.
Nos versos finais, como se transmitisse uma lição ou conclusão, afirma que "a vida é uma ordem" e deve ser vivida de forma simples, focada no momento presente.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Sáb 16 Mayo 2020, 05:16



_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Dom 17 Mayo 2020, 09:43

AMOR Y SU TIEMPO
 
Amor es privilegio de maduros
extendidos en la más estrecha cama,
que se vuelve la más ancha y herbosa,
rozando, en cada poro, el cielo del cuerpo.
 
Es esto, amor: la ganancia no prevista,
el premio subterráneo y fulgurante,
lectura de relámpago cifrado
que, descifrado, nada más existe
 
que valga la pena el precio de lo terrestre,
salvo el minuto de oro en el reloj
minúsculo, vibrando en el crepúsculo.
 
Amor es lo que se aprende al límite,
después de archivarse toda la ciencia
heredada, oída. Amor comienza tarde.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Lun 18 Mayo 2020, 12:41

Carlos Drummond de Andrade

Contenido: Carlos Drummond de Andrade. Introducción. Mi poema sobre la traducción de A máquina do mundo. A Máquina do mundo traduzido.Biografia de Carlos Drummond de Andrade. Video
La traducción para mí es traslación, es tomar un relato o un poema: prefiero la poesía porque es más dúctil, más maleable; y trasladarlo a otra casa con todas las pertenencias. También es el acomodo en el nuevo espacio. Me siento obligado a dejar lo mejor posible en la nueva residencia todo lo recogido de la anterior; habitaciones nuevas, nuevo salón, jardín recién conquistado. Espero haber tomado en mi mente lo más de lo que Drummond de Andrade quiso decir y sugerir en “La Máquina do Mundo”
Espero haberlo trasladado sin romper ninguna pieza, ni el jarrón de Sévres ni el hombrecillo de los gansos, adorno de terracota que rompió siendo niño con disgusto y pegó con resina. Espero haberlo colocado como él lo hubiera querido, contando con que todo en la nueva casa es distinto queriendo ser lo mismo. Por eso quise conocer a Drummond lo suficiente para atreverme a traducirlo, para atreverme a interpretarlo. Como el nuevo espacio es mayor, las piezas pueden estar más separadas. Conocer el idioma de partida o dominar las herramientas que lo cercan, diccionarios, referencias de uso; conocer el idioma de llegada, conocer el género literario de la pieza. Eso necesita el traductor; y con frecuencia no se tiene todo.
Trabalhos do tradutor


Pedro Sevylla de Juana


Tinha trazido ao castelhano

desde o idioma português vários centos

de poemas, filhos de muito diferentes

bardos;

por isso me atrevi com um dos grandes:

Carlos Drummond

de Andrade e seu audaz

e celebrado

“A Máquina do Mundo”;

pilar do Modernismo neste

Brasil

de meus desvelos.

“…se foi miudamente recompondo,

enquanto eu, avaliando o que perdera,

seguia vagaroso, de mão pensas.”

Cheguei ao ponto morto,

certamente,

na postrema estrofe, pedra angular

e fechamento do poema.

Mas stricto sensu

a di culdade,

insuperável por então,

de mão pensas

premeditada falta de concordância

estava nas três palavras

últimas.

“Y como mis pies palparan suavemente

una carretera de Minas, empedrada,

y en la aldaba de la tarde una campana ronca…”

Me animou o princípio, o confesso,

e me crendo

capaz de traduzí-lo inteiro

continuei carregado

de otimismo contagioso:

“…la máquina del mundo se entreabrió

para quien de romperla ya se arrepentía

y solo por haberlo imaginado lagrimaba.”

Pressentia a minha imodéstia

algum inconveniente

dos considerados menores.

Nada ni nadie iba a suponer obstáculo bastante

para que, mi fuerza expresiva, expresara

-raíz y tallo nutriéndose, armonía encadenada-

lo mucho que mi inteligencia compartía.

“Arrancó suntuosa y reservada,

sin emitir un sonido considerado impuro

ni un resplandor mayor que el soportable…”

Progresivos

sonido y movimiento, amanecían

martes y miércoles unidos,

jueves y viernes de la mano

y yo me las prometía

tan felices.

Desconhecendo ainda

o que agora sei, minha intuição

apagava: Se abrió, para escrever

em seu lugar: Arrancó:

palavra-chave.

“…esa exégesis integral de la vida

ese vínculo inicial y único

que no llegas a interpretar pues tan arisco…”

Filosofía, metafísica, teosofía, naturalismo,

sociología, sicología: entiendo al hombre

en su conjunto y en las partes:

homo homini lupus; amor, primera fuerza

metafórica:

estoy bien preparado:

me dije: exégesis sin duda tiene ahí su hueco.

¿Sé adónde voy?: conozco el sendero.

“…y la gloria de los dioses y el imponente

sentimiento de muerte, que florece,

en el mástil de la existencia más gloriosa…”

Exultante estava e convencido

de minhas instáveis reservas, ente eu

que se autoalimenta

alimentando a própria dúvida;

já, sexta-feira dia nove,

pouco antes

das duas da manhã,

desconhecendo que numa noite de insónia

posterior,

o laberinto de mão pensas

pensando e repensando

me ia mostrar sua saída.

“…como olvidados credos requeridos

pronto y vibrantes no se dispusieran

a colorear de nuevo la cara neutra…”

Presto y fremente:

pronto y vibrantes: pluralizo;

mas mão pensas segue martelando a minha cabeça

porque perguntada R^Bomfim,

temporalmente lisboeta, não

me pode fechar uma mão,

nem o dicionário Priberam, sempre tão

atento a minhas necessidades;

recorro a Mario

também Andrade de apelido,

a suas cartas cruzadas com Carlos,

e não está nelas a saída.

A Ester Abreu voy, último recurso,

y de su respuesta rauda y precavida,

minucioso análisis de las palabras,

infiero una posición de duda sobre la fiabilidad

del texto de partida.

Incorporo la incertidumbre a las posibles soluciones;

y decido escribir: “olvidados credos requeridos”

como versión del verso al que,

por el momento, llego.

“…pasara a dirigir mi voluntad

que, ya de por sí inestable, se cerraba

semejante a esas ores indecisas…”

Descobria admirável o nexo literário,

o ritmo, a paixão,

a veemência sujeitada; mas na amanhecida

me intrigava mais ainda

o sentido exato que o poeta

quis dar às indômitas palavras

de mão pensas, sua concreção abstrata.

Me encontraba en punto muerto

esperando una resurrección imposible

o un entierro profiláctico, cuando

la primera luz de la alborada, en otra noche,

avivó mi mente trasladándome,

infante, a mi pueblo;

época agitada do traçado

dessa breve estrada que vai de Valdepero

a Valdeolmillos:

povos limítrofes separados pelos montes

de azinheiras.

Allí el burrero y su reata de asnos,

serones repletos de rocas;

allí los pedreros, que

con sus martillos largos

machacaban peñas, alisando;

allí los peones con sus paladas de tierra,

allí la máquina aplanadora,

apisonadora por buen nombre:

férreo cilindro macizo la rueda delantera

destinada a compactar el suelo,

transformando

tierra y piedra sueltas

en calzada resistente.

Isso era, aí estava o quid.

Esclarecido e esclarecedor

compreendi que podia retirar da engrenagem o pau

na tradução de «A Máquina do Mundo».

La acompasada voz silente de la cachazuda máquina,

vino a mí: atrás y adelante, adelante y atrás,

guiada por un operario experimentado,

sutil e inteligente, que se hacía preguntas y respuestas,

iluminado en la noche

por un fanal sereno,

y en los descansos muchos

bajaba a tierra para palpar con el pie el empedrado

o apoyaba, pensativo, en el timón

los brazos cruzados, las manos sobrepuestas,

observando los trajines de los demás oficios

desarrollados a sus pies.

Ainda habitava eu a dúvida, quando Carlos Machado,

poeta difusor de poetas, grande pesquisador

de Drummond

com firme conhecimento de causa,

me enviou o carinhoso e esclarecedor aviso:

“Essa falta de concordância não existe:”

as edições certas incluem o “s” de mãos.

Assim que eu havia sofrido sem ração verdadeira

porque nesse verso postreiro

Drummond escreveu

inequivocamente:

seguia vagaroso, de mãos pensas.

Saturados de murmullos: “hálito, eco

o simple sacudida”, mis oídos internos,

lleno yo de un vigor intuitivo

destinado a seguir vertiendo

al castellano

esas “verdades más altas que tantos

monumentos erigidos a la verdad;”

esclarecido o mistério das três robustas palavras,

últimas do vibrante poema,

adotei a decisão de terminá-lo assim:

“…poco a poco se fue recomponiendo,

mientras yo, valorando lo perdido,

permanecía indolente, mano sobre mano.”


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Mar 19 Mayo 2020, 04:10

CONVITE AO SUICÍDIO
A MÁRIO DE ANDRADE                   
  
Vamos dar o tiro no ouvido, Vamos ?
Largar essa vida largar esse mundo comprar o ultimo bilhete
e desembarcar na estação central do Infinito pe­rante a commissão importante de archan-jos bem-aventurados prophetas—vivôôôô !
Vamos acabar com isso, dar o fóra nas aporrinhações. Adeus contrariedades. Nunca mais desastres nem callos nem desejos
nem percevejos nem nada.
Só um gesto PUM PUM Acabou-se.
Já estou cansado da Metro, da Paramount, de todas as marcas inclusive a barbante. O fita pau.
Repetir é casar dobrado. Me dá o braço, vamos s'embora.
A vida foi feita pros trouxas
que esperdiçam as riquezas do coração
nessa lenga lenga infindável
e depois vão dormir o somno abençoado dos burros
justos pra recomeçar no dia seguinte cedinho.
Vida que não é vida...
(Suspirei
foi pra abrir o peito, soltar o ultimo desgosto.)
Estou prompto pra sahir. Vamos sahir juntos ? E' mais divertido
e enche mais os jornaes: um suicídio duplo, hein ?
que mina pros repórteres e pros cidadãos que gostam de misturar o café matinal com historias de Smith and Wess.
 
A noite está fria.
Noite indifferente.
Vamos morrer daqui a um minuto
(si você não roer a corda)
e no entanto o Cruzeiro do Sul parece
dizer: que m'importa,

E astros   aguas e terras  repetem
machinalmente: que m'importa.

 
Elles têm razão.
Nós também temos.
Dois contribuintes de menos,
que perderá o Brasil com isso.
No frio da noite os amorosos multiplicam a espécie.
O Brasil é tão grande.
Mais grande que o mundo inteiro.
Estamos caceteados, vamos s'embora
 
Adeus minha terra
terra bonita
pintada de verde

com bichos exquesitos e moleques
treteiros,

abençoada pelo Deus brasileiro das
felicidades e descarrilamentos. Meu povo
amigos inimigos
canalha miúda

me despéço de todos sem excepção.
Apezar de ser inútil,
se lembrem de mim nas suas orações.
 
Está na hora.
Agora vamos.

Me acompanhe nesse passo
tão complicado.
Me ajude a morrer,
morre com a gente, irmãosinho.

 
Vamos fazer a grande besteira: rebentar os miolos
e ir receber no céo o castigo de nossos
amores
e o premio de nossas
devassidões.

 
                   Carlos Drummond de Andrade
 
(poema publicado originalmente na edição da revista
VERDE, Número 4, Anno 1, Dezembro 1927, Cataguases, MG)


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Miér 20 Mayo 2020, 04:03



_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Jue 21 Mayo 2020, 03:15

O enterrado vivo
 
É sempre no passado aquele orgasmo,
é sempre no presente aquele duplo,
é sempre no futuro aquele pânico.
 
É sempre no meu peito aquela garra.
É sempre no meu tédio aquele aceno.
É sempre no meu sono aquela guerra.
 
É sempre no meu trato o amplo distrato.
Sempre na minha firma a antiga fúria.
Sempre no mesmo engano outro retraio.
 
É sempre nos meus pulos o limite.
É sempre nos meus lábios a estampilha.
É sempre no meu não aquele trauma.
 
Sempre no meu amor a noite rompe.
Sempre dentro de mim meu inimigo.
É sempre no meu sempre a mesma ausência.
 
 
El enterrado vivo
 
Está siempre en el pasado el mismo orgasmo,
y siempre en el presente el mismo doble,
y siempre en el futuro el mismo pánico.
 
Esta siempre en mi pecho la misma garra.
Y siempre en mi tedio la misma llamada.
Y siempre en mi sueño la misma guerra.
 
Está siempre en mi acuerdo el gran desacuerdo.
Siempre en mi firma la antigua furia.
Siempre en el mismo engaño otro retrato.
 
Está siempre en mis saltos el límite.
Y siempre en mis labios la estampilla.
Y siempre en mi no el mismo trauma.
 
Y siempre en mi amor la noche rompe.
Y siempre dentro de mí mi enemigo.
Y en mi siempre la misma ausencia siempre.
 
De Fazendeiro do ar (19S2-19S3)
 
 
 Metadados: Mãe (poesia); Itabira (Minas Gerais); Metapoesia; Metapoema; Poesia erótica. Modernismo.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Vie 22 Mayo 2020, 07:30



_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Sáb 23 Mayo 2020, 04:08

Reconocimiento del amor








Amiga, cómo carecen de norte


los caminos de la amistad.


Apareciste para ser el hombro suave


donde se reclina la inquietud del fuerte


(o que ingenuamente se pensaba fuerte).


Traías en los ojos pensativos


la bruma de la renuncia:


no querías la vida plena,


tenías el previo desencanto de las uniones para toda la vida,


no pedías nada,


no reclamabas tu cota de luz.


Y te deslizabas en ritmo gratuito de ronda.


Descansé en ti mi fajo de desencuentros


y de encuentros funestos.


Quería tal vez -sin percibirlo, lo juro-


sádicamente masacrarte


bajo el hierro de culpas y vacilaciones y angustias que dolían


desde la hora del nacimiento,


estigma desde el momento de la concepción


en cierto mes perdido en la Historia,


o más lejos, desde aquel momento intemporal


en que los seres son apenas hipótesis no formuladas


en el caos universal.


¡Cómo nos engañamos huyéndole al amor!


Cómo lo desconocimos, tal vez con recelo de enfrentar


su espada reluciente, su formidable


poder de penetrar la sangre y en ella


imprimir una orquídea de fuego y lágrimas.


Pero, él llegó mansamente y me envolvió


en dulzura y celestes hechizos.


No quemaba, no brillaba, sonreía.


No entendí, tonto que fui, esa sonrisa.


Me herí con mis propias manos, no por el amor


que traías para mí y que tus dedos confirmaban


al juntarse a los míos, en la infantil búsqueda del Otro,


el Otro que yo me suponía, el Otro que te imaginaba,


cuando -por agudeza del amor- sentí que éramos uno sólo.


Amiga, amada, amada amiga, así el amor


disuelve el mezquino deseo de existir de cara al mundo


con la mirada perdida y la ancha ciencia de las cosas.


Ya no enfrentamos al mundo: en él nos diluimos,


y la pura esencia en que nos transmutamos perdona


alegorías, circunstancias, referencias temporales,


imaginaciones oníricas,


el vuelo del Pájaro Azul, la aurora boreal,


las llaves de oro de los sonetos y de los castillos medievales,


todos los engaños de la razón y de la experiencia,


para existir en sí y para sí,


con la rebeldía de cuerpos amantes,


pues ya ni somos nosotros,


somos el número perfecto: Uno.


Tomó su tiempo, yo se, para que el «Yo» renunciase


a la vacuidad de persistir, fijo y solar,


y se confesara jubilosamente vencido,


hasta respirar el más grande júbilo de la integración.


Ahora, amada mía para siempre,


ni mirada tenemos para ver, ni oídos para captar la melodía,


el paisaje, la transparencia de la vida,


perdidos como estamos en la concha ultramarina de mar.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Sáb 23 Mayo 2020, 21:09

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Dom 24 Mayo 2020, 07:34

Elegia 1938




Trabalhas sem alegria para um mundo caduco,
onde as formas e as ações não encerram nenhum exemplo. 
Praticas laboriosamente os gestos universais,
sentes calor e frio, falta de dinheiro, fome e desejo sexual.


Heróis enchem os parques da cidade em que te arrastas,
e preconizam a virtude, a renúncia, o sangue-frio, a concepção. 
À noite, se neblina, abrem guarda-chuvas de bronze
ou se recolhem aos volumes de sinistras bibliotecas.


Amas a noite pelo poder de aniquilamento que encerra
e sabes que, dormindo, os problemas te dispensam de morrer. 
Mas o terrível despertar prova a existência da Grande Máquina
e te repõe, pequenino, em face de indecifráveis palmeiras.


Caminhas entre mortos e com eles conversas
sobre coisas do tempo futuro e negócios do espírito. 
A literatura estragou tuas melhores horas de amor.
Ao telefone perdeste muito, muitíssimo tempo de semear.


Coração orgulhoso, tens pressa de confessar tua derrota
e adiar para outro século a felicidade coletiva. 
Aceitas a chuva, a guerra, o desemprego e a injusta distribuição
porque não podes, sozinho, dinamitar a ilha de Manhattan.






*************




Elegía 1938






Trabajas sin alegría para un mundo caduco,

donde las formas y las acciones no encierran ejemplo alguno.

Practicas laboriosamente lso gestos universales,

sientes calor y frío, falta de dinero, hambre y deseo sexual.



Héroes llenan los parques de la ciudad por la que te arrastras,

y preconizan la virtud, la renuncia, la sangre fría, la concepción.

De noche, si hay neblina, abren paraguas de bronce

o se recogen a los volúmenes de siniestras bibliotecas.



Amas la noche por el poder de aniquilamiento que encierra

y sabes que, durmiendo, los problemas te dispensan de morir.

Pero el terrible despertar prueba la existencia de la Máquina Enorme

y vuelve a reponerte, minúsculo, frente a indescifrables palmeras.



Caminas entre muertos y con ellos conversas

sobre cosas del tiempo futuro y asuntos del espíritu.

La literatura estropeó tus mejores horas de amor.

Al teléfono perdiste mucho, muchísimo tiempo de sembrar.



Corazón orgulloso, tienes prisa por confesar tu derrota

y aplazar para otro siglo la felicidad colectiva.

Aceptas la lluvia, la guerra, el desempleo y la injusta distribución

porque no puedes, tú solo, dinamitar la isla de Manhattan.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Lun 25 Mayo 2020, 12:50

SENTIMENTAL




Ponho-me a escrever teu nome

com letras de macarrão.

No prato, a sopa esfria, cheia de escamas

e debruçado na mesa, todos contemplam

esse romântico trabalho.

Desgraçadamente falta uma letra,

uma letra somente

para acabar teu nome!

– Está sonhando? Olhe que a sopa esfria!
Eu estava sonhando…

E há em todas as consciências um cartaz amarelo:

“Neste país é proibido sonhar”.

Carlos Drummond de Andrade


Sentimental


Me pongo a escribir tu nombre
con fideos de letritas.
En el plato, la sopa se enfría, llena
de escamas
y acodados en la mesa todos contemplan
ese romántico trabajo.


Desgraciadamente falta una letra
¡una letra solamente
para acabar tu nombre!


-¿Estás soñando? ¡Mira que la sopa se
enfría!


Yo estaba soñando…
Y hay en todas las conciencias este cartel
amarillo:
“En este país está prohibido soñar”.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Mar 26 Mayo 2020, 14:10

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Jue 28 Mayo 2020, 04:02

Destruição

Os amantes se amam cruelmente
e com se amarem tanto não se veem.
Um se beija no outro, refletido.
Dois amantes que são? Dois inimigos.

Amantes são meninos estragados
pelo mimo de amar: e não percebem
quanto se pulverizam no enlaçar-se,
e como o que era mundo volve a nada.

Nada, ninguém. Amor, puro fantasma
que os passeia de leve, assim a cobra
se imprime na lembrança de seu trilho.

E eles quedam mordidos para sempre.
Deixaram de existir, mas o existido
continua a doer eternamente.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Sáb 30 Mayo 2020, 03:49

Ao Amor Antigo

O amor antigo vive de si mesmo,
não de cultivo alheio ou de presença.
Nada exige nem pede. Nada espera,
mas do destino vão nega a sentença.

O amor antigo tem raízes fundas,
feitas de sofrimento e de beleza.
Por aquelas mergulha no infinito,
e por estas suplanta a natureza.

Se em toda parte o tempo desmorona
aquilo que foi grande e deslumbrante,
a antigo amor, porém, nunca fenece
e a cada dia surge mais amante.

Mais ardente, mas pobre de esperança.
Mais triste? Não. Ele venceu a dor,
e resplandece no seu canto obscuro,
tanto mais velho quanto mais amor.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Sáb 30 Mayo 2020, 08:48

A Máquina do Mundo





E como eu palmilhasse vagamente
uma estrada de Minas, pedregosa,
e no fecho da tarde um sino rouco

se misturasse ao som de meus sapatos
que era pausado e seco; e aves pairassem
no céu de chumbo, e suas formas pretas

lentamente se fossem diluindo
na escuridão maior, vinda dos montes
e de meu próprio ser desenganado,

a máquina do mundo se entreabriu
para quem de a romper já se esquivava
e só de o ter pensado se carpia.

Abriu-se majestosa e circunspecta,
sem emitir um som que fosse impuro
nem um clarão maior que o tolerável

pelas pupilas gastas na inspeção
contínua e dolorosa do deserto,
e pela mente exausta de mentar

toda uma realidade que transcende
a própria imagem sua debuxada
no rosto do mistério, nos abismos.

Abriu-se em calma pura, e convidando
quantos sentidos e intuições restavam
a quem de os ter usado os já perdera

e nem desejaria recobrá-los,
se em vão e para sempre repetimos
os mesmos sem roteiro tristes périplos,

convidando-os a todos, em coorte,
a se aplicarem sobre o pasto inédito
da natureza mítica das coisas,

assim me disse, embora voz alguma
ou sopro ou eco o simples percussão
atestasse que alguém, sobre a montanha,

a outro alguém, noturno e miserável,
em colóquio se estava dirigindo:
“O que procuraste em ti ou fora de

teu ser restrito e nunca se mostrou,
mesmo afetando dar-se ou se rendendo,
e a cada instante mais se retraindo,

olha, repara, ausculta: essa riqueza
sobrante a toda pérola, essa ciência
sublime e formidável, mas hermética,

essa total explicação da vida,
esse nexo primeiro e singular,
que nem concebes mais, pois tão esquivo

se revelou ante a pesquisa ardente
em que te consumiste… vê, contempla,
abre teu peito para agasalhá-lo.”

As mais soberbas pontes e edifícios,
o que nas oficinas se elabora,
o que pensado foi e logo atinge

distância superior ao pensamento,
os recursos da terra dominados,
e as paixões e os impulsos e os tormentos

e tudo que define o ser terrestre
ou se prolonga até nos animais
e chega às plantas para se embeber

no sono rancoroso dos minérios,
dá volta ao mundo e torna a se engolfar
na estranha ordem geométrica de tudo,

e o absurdo original e seus enigmas,
suas verdades altas mais que tantos
monumentos erguidos à verdade;

e a memória dos deuses, e o solene
sentimento de morte, que floresce
no caule da existência mais gloriosa,

tudo se apresentou nesse relance
e me chamou para seu reino augusto,
afinal submetido à vista humana.

Mas, como eu relutasse em responder
a tal apelo assim maravilhoso,
pois a fé se abrandara, e mesmo o anseio,

a esperança mais mínima — esse anelo
de ver desvanecida a treva espessa
que entre os raios do sol inda se filtra;

como defuntas crenças convocadas
presto e fremente não se produzissem
a de novo tingir a neutra face

que vou pelos caminhos demonstrando,
e como se outro ser, não mais aquele
habitante de mim há tantos anos,

passasse a comandar minha vontade
que, já de si volúvel, se cerrava
semelhante a essas flores reticentes

em si mesmas abertas e fechadas;
como se um dom tardio já não fora
apetecível, antes despiciendo,

baixei os olhos, incurioso, lasso,
desdenhando colher a coisa oferta
que se abria gratuita a meu engenho.

A treva mais estrita já pousara
sobre a estrada de Minas, pedregosa,
e a máquina do mundo, repelida,

se foi miudamente recompondo,
enquanto eu, avaliando o que perdera,
seguia vagaroso, de mãos pensas.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Dom 31 Mayo 2020, 13:24

Ruas
Por que ruas tão largas?
Por que ruas tão retas?
Meu passo torto
foi regulado pelo becos tortos
de onde venho.
Não sei andar na vastidão simétrica
implacável.
Cidade grande é isso?
Cidades são passagens sinuosas
de esconde-esconde
em que as casas aparecem-desaparecem
quando bem entendem

e todo mundo acha normal.
Aqui tudo é exposto
evidente
cintilante. Aqui
obrigam-me a nascer de novo, desarmado.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Miér 03 Jun 2020, 08:26

Es normal que todos odien los lunes, que odien sus trabajos de oficina, que odien responder correos a las dos de la mañana y sentir que su vida se vuelve cada vez más mecánica a causa de la exigencias de su mundo laboral. Mientras las empresas confunden explotación con compromiso, el ciudadano común tiene la opción de dejarse oprimir a cambio de un sueldo mísero, o alejarse en busca de una alternativa que llene sus propias expectativas. El primero es aplaudido porque cumple con sus obligaciones de la maquinaria capitalista, mientras que el segundo, casi siempre joven, es vapuleado por su falta de responsabilidad.
Y aunque pareciera que este mal es consecuencia de los tiempos actuales, donde el consumismo y la tecnología tienen aprisionado a todo asalariado, el aumento del estrés e insatisfacción en la vida del trabajador es un tema que se ha discutido desde antes de la aparición de los celulares touch y con wi-fi. A finales de la primera mitad del Siglo XX, el brasileño Carlos Drummond de Andrade ya abordaba en sus poemas los problemas de la vida entregada al mundo monetario y maquinal.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Este poeta brasileño, nacido en Itabira en 1902 y muerto en Río de Janeiro en 1987, se encargó de plasmar las actitudes y actividades de los hombres preocupados cada vez más por las necesidades económicas. Drummond se vio influenciado por las vanguardias europeas de principios de siglo, y por autores de lengua portuguesa como [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  y Mário de Sá-Carneiro; ideas que en el país amazónico se concretaron en el movimiento conocido como Modernismo brasileño (uno muy diferente al hispanoamericano de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ), que buscaba colocar la literatura regional en un contexto universal.
Sin embargo, este poeta logró contraponerse, por ejemplo, al Futurismo del italiano Filippo Tommaso Marinetti (cuya propuesta estética era toda una exaltación a la máquina) y su obra no se convirtió en el himno al gran tiempo sino más bien la constatación de las fisuras y las tristezas, por lo que pasó de la oda a la ciudad a la sospecha y previsión de sus males. Drummond se descubrió como el vocero no sólo de los bienes sino de los males de la modernidad.
Trabajas sin alegría para un mundo caduco,
donde las formas y las acciones no guardan ningún ejemplo.
Practicas laboriosamente los gestos universales,
sientes calor y frío, falta de dinero, hambre y deseo sexual.
[…]
Aceptas las lluvia, la guerra, el desempleo y la injusta distribución
porque no puedes, solo, dinamitar la isla de Manhattan.
Junto a sus compañeros de generación, como Mário y Oswald de Andrade, Manuel Bandeira, Cecilia Meireles, entre otros, Carlos Drummond de Andrade buscó una poesía que fuera de utilidad y no sólo artificio de la palabra, ya que en el Brasil de principios de siglo la mejor obra lírica era aquella que se conseguía con la mejor rima y el mejor metro, dejando de lado el contenido. En “Poema de siete faces”, el nacido en Itabira hace burla de esto al decir “Mundo mundo vasto mundo, / si yo me llamase Raimundo / sería una rima, no una solución”, exigiendo una poesía que supere el mero adorno verbal.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
La poesía de Carlos Drummond de Andrade es una poesía sin ornamentos y de un carácter más directo y profundo, donde el lenguaje precisa ser claro para que el mensaje de ayuda y utilidad pueda ser recibido por el lector, no sólo de Brasil, sino de aquel que sufre los estragos de los tiempos modernos.
Vomitar este tedio sobre la ciudad.
Cuarenta años y ningún problema
resuelto, ni siquiera ubicado.
Ninguna carta escrita ni recibida.
Todos los hombres vuelven a casa.
Son menos libres pero llevan periódicos
y deletrean el mundo, sabiendo que lo pierden.
Nuevamente, en “Poema de siete faces”, texto que abre su primer libro de poemas, Drummond expone una especie de autorretrato pero también una poética, donde conversa intertextualmente con poetas como Giuseppe Ungaretti y Álvaro de Campos, heterónimo de Fernando Pessoa. Al principio del poema, el autor dice: “Cuando nací, un ángel tuerto / de esos que viven en la sobra / dijo: ve, Carlos! sé gauche en la vida”. De las distintas traducciones que hay de este texto, ningún traductor se atreve a darle un valor fijo en español a la palabra “gauche”, que es algo similar a torpe, poco apto, muy parecido al personaje de “Tabaquería” de Álvaro de Campos, aquel que dice “No creo en mí”, y “El mundo es para quien nace para conquistarlo / Y no para quien sueña que puede conquistarlo, aunque tenga razón.” De esta forma, el poeta se convierte en un ser más terrenal y menos etéreo, lejano a los dioses y las musas y cercano al hombre que padece y se ensucia.
Existe una famosa estatua de Carlos Drummond de Andrade en la Playa de Copacabana, en Río de Janeiro, donde se encuentra el poeta sentado en una banca. Tanto los turistas como la gente de la localidad acostumbran tomarse fotos con ella. De todas esas fotografías, algún curioso usuario de internet extrajo una donde un hombre común, en bermudas y sandalias, se ve entablando una conversación con la figura de bronce a pesar de que es una efigie sin vida, por lo que le agregó a la imagen la leyenda “Efectos secundarios del alcohol”.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Si bien no es obligación del creador de este meme conocer la vida y obra de Drummond de Andrade, resulta curioso que este sea un autor con el que se pueda hablar directamente sin la necesidad de que esté vivo. El brasileño en el poema “Manos dadas”, dice que “No seré el poeta de un mundo caduco. / Tampoco cantaré el mundo futuro // […] El tiempo es mi materia, el tiempo presente, los hombres presentes, / la vida presente”, y él pensaba que la pertinencia de su obra se limitaría a un lapso de tiempo pequeño. Sin embargo, su presente se ha extendido hasta nuestros días, donde “Los hombros soportan el mundo”:
Llega una época en que no se dice más: Dios mío.
Época de absoluta depuración.
Época en que no se dice más: amor mío.
Porque el amor resultó inútil.
Y los ojos no lloran.
Y las manos tejen apenas su rudo trabajo.
Y el corazón está seco.
 
En vano mujeres golpean la puerta: no abrirás.
Te quedaste solo; la luz se apagó,
pero en la sombra tus ojos brillan enormes,
Eres todo certeza; ya no sabes sufrir
y de tus amigos no esperas nada.
 
Poco importa que llegue la vejez, ¿qué es la vejez?
Tus hombros soportan el mundo:
y no pesa más que la mano de un niño.
Las guerras, las hambres, las discusiones dentro de los edificios
prueban apenas que la vida prosigue
y no todos se liberan todavía.
Algunos, encontrando bárbaro el espectáculo,
preferirían (los delicados) morir.
Llegó una época en que da igual morir.
Llegó una época en que la vida es una orden.
La vida apenas, sin mistificación.
Actualmente, son sólo dos libros los que se pueden conseguir de Carlos Drummond de Andrade. Se trata de Sentimiento del mundo, publicado en 2005 por la editorial Hiperión en traducción de Adolfo Montejo Navas, y que es el libro paradigma de la poética de este brasileño. Por otra parte, El amor natural, también en Hiperión, son poemas de amor que se publicaron de manera póstuma, ya que, al parecer, son textos dedicados a otra mujer que no fue su esposa. Afortunadamente, en internet se pueden encontrar antologías accesibles, como la que se recoge en [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] , y [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  en traducción de Rodolfo Alonso, el primer traductor de Pessoa al español.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]




[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Vie 05 Jun 2020, 13:04

Resíduo

Carlos Drummond de Andrade
100 anos: 1902-2002

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
 
De Drummond ficou muito. Mas o poeta, sempre gauche, minimizava a importância de seus versos.
"Minha motivação foi esta: tentar resolver, através de versos, problemas existenciais internos. São problemas de angústia,  incompreensão e inadaptação ao mundo”, disse Drummond ao jornalista Geneton Moraes Neto, em sua última entrevista, publicada cinco dias após sua morte, no caderno Idéias, do Jornal do Brasil, em 22 de agosto de 1987.

Essa entrevista, completa, foi reproduzida no livro O Dossiê Drummond, de Geneton Moraes Neto (Editora Globo, 1994).

                    • • •
BIOGRAFIA

A fortuna crítica de Drummond é imensa. Dá para encher uma biblioteca. Com certeza, não há outro poeta brasileiro com maior volume de estudos dedicados ao seu trabalho. Todo departamento de letras de qualquer faculdade que se preze tem pelo menos um drummondólogo que já publicou — em tese, em artigo ou em livro — algum tipo de apreciação crítica sobre os escritos de Drummond: poesia, crônica ou conto.  

Em contraste, são minguadas as biografias do poeta. Há muitas notícias biográficas, em geral entremeadas nas análises da obra. Biografia, mesmo, há apenas uma: Os Sapatos de Orfeu, do jornalista José Maria Cançado (Scritta, 1994). Infelizmente, essa obra está esgotada. Numa narrativa sensível, contém toda a trajetória de Drummond, desde a Itabira do início do século 20, até sua morte em 1987.

Além de Os Sapatos de Orfeu, existe uma longa reportagem sobre Drummond, focada principalmente no final da vida do poeta. É 
Dossiê Drummond, de Geneton Moraes Neto (citado acima). Inclui entrevistas com amigos, uma longa entrevista com Lygia Fernandes, namorada do poeta durante quase trinta anos, e a última entrevista do autor de Sentimento do Mundo.

 
De tudo ficou um pouco
Do meu medo. Do teu asco.
Dos gritos gagos. Da rosa
ficou um pouco.

Ficou um pouco de luz
captada no chapéu.
Nos olhos do rufião
de ternura ficou um pouco
(muito pouco).

Pouco ficou deste pó
de que teu branco sapato
se cobriu. Ficaram poucas
roupas, poucos véus rotos
pouco, pouco, muito pouco.

Mas de tudo fica um pouco.
Da ponte bombardeada,
de duas folhas de grama,
do maço
 vazio   de cigarros, ficou um pouco.

Pois de tudo fica um pouco.
Fica um pouco de teu queixo
no queixo de tua filha.
De teu áspero silêncio
um pouco ficou, um pouco
nos muros zangados,
nas folhas, mudas, que sobem.

Ficou um pouco de tudo
no pires de porcelana,
dragão partido, flor branca,
ficou um pouco
de ruga na vossa testa,
retrato.

Se de tudo fica um pouco,
mas por que não ficaria
um pouco de mim? no trem
que leva ao norte, no barco,
nos anúncios de jornal,
um pouco de mim em Londres,
um pouco de mim algures?
na consoante?
no poço?

Um pouco fica oscilando
na embocadura dos rios
e os peixes não o evitam,
um pouco: não está nos livros.
De tudo fica um pouco.
Não muito: de uma torneira
pinga esta gota absurda,
meio sal e meio álcool,
salta esta perna de rã,
este vidro de relógio
partido em mil esperanças,
este pescoço de cisne,
este segredo infantil...
De tudo ficou um pouco:
de mim; de ti; de Abelardo.
Cabelo na minha manga,
de tudo ficou um pouco;
vento nas orelhas minhas,
simplório arroto, gemido
de víscera inconformada,
e minúsculos artefatos:
campânula, alvéolo, cápsula
de revólver... de aspirina.
De tudo ficou um pouco.

E de tudo fica um pouco.
Oh abre os vidros de loção
e abafa
o insuportável mau cheiro da memória.

Mas de tudo, terrível, fica um pouco,
e sob as ondas ritmadas
e sob as nuvens e os ventos
e sob as pontes e sob os túneis
e sob as labaredas e sob o sarcasmo
e sob a gosma e sob o vômito
e sob o soluço, o cárcere, o esquecido
e sob os espetáculos e sob a morte escarlate
e sob as bibliotecas, os asilos, as igrejas triunfantes
e sob tu mesmo e sob teus pés já duros
e sob os gonzos da família e da classe,
fica sempre um pouco de tudo.
Às vezes um botão. Às vezes um rato.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Drummond: 100 anos
Carlos Machado, 2002
Carlos Drummond de Andrade
In A Rosa do Povo
José Olympio, 1945
© Graña Drummond


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Sáb 06 Jun 2020, 08:40

A Flor e a Náusea




Preso à minha classe e a algumas roupas,
vou de branco pela rua cinzenta.
Melancolias, mercadorias espreitam-me.
Devo seguir até o enjôo?
Posso, sem armas, revoltar-me?
Olhos sujos no relógio da torre:
Não, o tempo não chegou de completa justiça.
O tempo é ainda de fezes, maus poemas, alucinações e espera.
O tempo pobre, o poeta pobre
fundem-se no mesmo impasse.
Em vão me tento explicar, os muros são surdos.
Sob a pele das palavras há cifras e códigos.
O sol consola os doentes e não os renova.
As coisas. Que tristes são as coisas, consideradas sem ênfase.
Uma flor nasceu na rua!
Vomitar esse tédio sobre a cidade.
Quarenta anos e nenhum problema
resolvido, sequer colocado.
Nenhuma carta escrita nem recebida.
Todos os homens voltam para casa.
Estão menos livres mas levam jornais
E soletram o mundo, sabendo que o perdem.
Crimes da terra, como perdoá-los?
Tomei parte em muitos, outros escondi.
Alguns achei belos, foram publicados.
Crimes suaves, que ajudam a viver.
Ração diária de erro, distribuída em casa.
Os ferozes padeiros do mal.
Os ferozes leiteiros do mal.
Pôr fogo em tudo, inclusive em mim.
Ao menino de 1918 chamavam anarquista.
Porém meu ódio é o melhor de mim.
Com ele me salvo
e dou a poucos uma esperança mínima.
Passem de longe, bondes, ônibus, rio de aço do tráfego.
Uma flor ainda desbotada
ilude a polícia, rompe o asfalto.
Façam completo silêncio, paralisem os negócios,
garanto que uma flor nasceu.
Sua cor não se percebe.
Suas pétalas não se abrem.
Seu nome não está nos livros.
É feia. Mas é realmente uma flor.
Sento-me no chão da capital do país às cinco horas da tarde
e lentamente passo a mão nessa forma insegura.
Do lado das montanhas, nuvens maciças avolumam-se.
Pequenos pontos brancos movem-se no mar, galinhas em pânico.
É feia. Mas é uma flor. Furou o asfalto, o tédio, o nojo e o ódio.



Fonte: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Sáb 06 Jun 2020, 08:43

Áporo






Um inseto cava
cava sem alarme
perfurando a terra
sem achar escape.
Que fazer, exausto,
em país bloqueado,
enlace de noite
raiz e minério?
Eis que o labirinto
(oh razão, mistério)
presto se desata:
em verde, sozinha,
antieuclidiana,
uma orquídea forma-se.





Fonte: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Sáb 06 Jun 2020, 08:45

I – Poesia social


Pelo menos duas dezenas dos cinqüenta e cinco poemas de A rosa do povo podem ser enquadrados nesta tendência na qual a angústia subjetiva do poeta transforma-se em engajamento e compromisso com a humanidade.
De certa forma, é possível distinguir neles uma espécie de seqüência lógica que revela as mudanças de percepção do poeta face ao fenômeno social. Este processo temática não é unívoco, sendo composto por mais ou menos quatro movimentos muito próximos e que, na sua totalidade, formam a mais elevada manifestação de poesia comprometida na história da literatura brasileira. Vamos encontrar então:
– a culpa e a responsabilidade moral – a repulsa ao egocentrismo e a abertura em direção à solidariedade estão representadas por dois poemas totalmente simbólicos e despidos de referências à historicidade e ao cotidiano: Carrego comigo e Movimento da espada.
– o registro puro e simples de uma ordem política injusta – ainda que toda a sua poesia social submeta a ordem vigente a um inquérito implacável, há sempre nestes poemas a indicação do novo, ou pelo menos das lutas que indivíduos, classes e povos travam para impugnar a injustiça do planeta. A exemplo de O medo, entretanto, a esperança ou o enfrentamento não se delineiam e o resultado é um dos textos mais opressivos de toda a obra de Drummond.
Os versos irregulares, (embora um bom número deles tenha sete sílabas) não impedem a criação uma cadência grave e soturna, nascida da repetição exaustiva da palavra medo. No desenrolar das quinze estrofes do poema, essa palavra e aquilo que ela traduz no contexto da época (ditadura, prisão, tortura, guerra, massacres, etc.) vão tecendo uma rede de tentáculos sobre os seres, impedindo-os de pensar, protestar e agir.
Além da impugnação desta era de medo, Drummond deixa transparecer no poema a sensação de culpa e de responsabilidade  que o acomete com freqüência.
– a passagem da náusea à perspectiva de uma nova sociedade (em termos concretos e em termos abstratos) – Neste bloco, encontramos um significativo número de poemas. Eles refletem a transição de um clima acabrunhante  no qual um indivíduo em crise e um sistema desolador se identificam  para uma atmosfera radiosa de esperança e afirmativa do novo.
Dentro desta ótica são escritos dois dos mais importantes poemas de A rosa do povoA flor e a náusea e Nosso tempo. São também os mais concretos pois aludem diretamente ou indiretamente à realidade objetiva. Neles, o sentimento de culpa é substituído pela noção de náusea: a náusea existencialista, à maneira de Sartre, que, mais do que uma sensação física de enjôo, é uma situação de absoluta liberdade de quem a vivencia. Liberdade no sentido da destruição de todos os valores tradicionais, da morte de todos os deuses e crenças. A náusea decorre desta liberdade aterradora, próxima do absurdo. O homem, despojado de suas antigas certezas, vaga num universo de destroços, porém, ao mesmo tempo que o tédio e o desespero o ameaçam, este mesmo homem pode, na grande solidão em que se converteu sua vida, encontrar uma alternativa válida de existência individual e coletiva.
– a celebração da nova ordem – O despojamento do egoísmo burguês e a superação da situação de náusea induziram Drummond a vários compromissos: primeiro, o moral; segundo, o humanista; terceiro, o ideológico. Imerso numa era onde a barbárie ameaçava a civilização, o poeta entende que a mera solidariedade ou apenas a argüição áspera da sociedade injusta não bastariam. Seria necessário que o indivíduo sujeitasse seu egocentrismo a um sistema de idéias em que a organização e os interesses coletivos prevalecessem.
O marxismo  na sua formulação soviética  surge, então, como a possibilidade redentora do homem. O heroísmo da URSS, na II Guerra, é o combustível desta expansão ideológica. Há, em todo o Ocidente, uma expressiva fraternidade em relação ao povo russo e ao seu regime. Como centena de intelectuais, Drummond não escapa da sedução comunista. Alguns poemas vão traduzir esta adesão. Com raras exceções, eles constituem a parte mais perecível de A rosa do povo.




II – Poesia de reflexão existencial




Entre os múltiplos temas do autor, o único presente em todas as suas obras, de Alguma poesia a Farewel, com maior ou menor insistência, é o do questionamento do sentido da vida. Mesmo num livro em que o engajamento social e político exerce forte hegemonia, como é o caso de A rosa do povo, sobressaem-se inúmeros poemas de interrogação existencial, alguns situados entre os momentos culminantes do lirismo de Drummond. Principais motivos:
Solidão, angústia e incomunicabilidade – Mais centrada na esfera da subjetividade do poeta, esta tendência desvela a impotência do eu-lírico para estabelecer vias comunicantes com os demais seres humanos. Trata-se de uma solidão terrível, pois ela ocorre na grande cidade, cidade antropofágica e impassível, onde o indivíduo caminha desorientado em meio a uma multidão indiferente e sem rosto.
O fluir do tempo – Um dos temas nucleares da obra drummondiana, a percepção da passagem do tempo se estabelece através de interrogações diretas sobre o sentido deste fluxo que degrada os corpos, a beleza, as coisas e também as ilusões, os amores e as crenças dos indivíduos. Affonso Romano de SantAnna, em ótima análise estilística, mostra a predominância em A rosa do povo de vocábulos que indicam mudança e viagem. A vida flui e reflui, corre, passa, escorre, espalha-se, desliza, dissipa-se, num desfile ininterrupto e cujo destino final é a morte.
A morte – A consciência da progressiva destruição operada pelo tempo  núcleo principal de todo o amplo espectro temático de CDA  condensa-se na convicção de que o ser é sempre o ser-para-a-morte.
viagem mortal do indivíduo percorre não apenas toda a poesia de indagação filosófica, mas igualmente a lírica que expressa o passado, o cotidiano, o compromisso ético e político e até a que fala do amor. A tragédia da condição humana é a da certeza da finitude. Desta expectativa da própria destruição, Drummond elabora poemas de desconcertante lucidez.




III – A poesia sobre a poesia




A reflexão metapoética (ou metalinguagem) constitui uma das vertentes dominantes da obra de Drummond. A própria poesia é tematizada, na forma característica do poema sobre o poema, e discute-se o ofício de escrever, a construção do texto, o âmago da linguagem lírica, etc.
A poética – Consideração do poema e Procura da poesia abrem A rosa do povo. Isso já revela a importância que Drummond confere ao problema do fazer literário, porque em ambos estabelece-se a tentativa de fixação de uma poética, isto é, de um processo de enumeração  direto ou metafórico  dos princípios técnicos e semânticos e dos valores filosóficos que regem a escrita do autor.
Uma poética controversa – Os críticos se dividiram a respeito do significado dos dois principais poemas de metalinguagem de Drummond. Alguns interpretaram os textos como contraditórios porque afirmariam realidades antagônicas: um, o domínio do compromisso social; outro, o império da linguagem. Representariam, portanto, a condensação das tendências opositivas de A rosa do povo, obra dilacerada entre a esperança no futuro socialista e a amargura filosófica.
Já outros críticos especulam que Consideração do poema corresponde ao projeto ideológico do autor, enquanto Procura da poesia traduz o seu projeto estético, não havendo diferenças estruturais entre ambos, e sim uma variação de enfoque determinada pela especificidade de cada projeto.
No entanto, para José Guilherme Merquior  o mais importante entre os estudiosos da obra drummondiana  os dois poemas formam um conjunto coerente, porque estão alicerçados sobre uma concepção dialética do gênero lírico, o qual se comporia de duas camadas interligadas:
a) A natureza preponderantemente verbal da poesia. Ou seja, poesia, em primeiro lugar, é seleção e ordenação de palavras;
b) As palavras  captadas em seu mistério e em algumas de suas mil faces  não são vazias de conteúdo. Ora, se o discurso poético não é um zero semântico, suas referências obrigatoriamente designam elementos do real.

Em suma, a pesquisa e a invenção de linguagem constituem o cerne da poesia, mas as palavras trazem consigo uma constelação de significados que o poeta escolhe. Não se trata  como já frisamos  de privilegiar a mensagem, exprimindo-a diretamente. Isso não é poesia. Apenas através da penetração no reino das palavras, o autor lírico poderá dar um sentido a seu canto. Ou seja, aquilo que o poeta diz é também a forma como ele o diz.
IV – Poesia sobre o passado
A idéia do passado e de suas infinitas recordações afeta profundamente a criação poética de Drummond, tanto que alguns de seus mais celebrados poemas giram em torno deste baú de lembranças que, aberto, deixa entrever uma formidável multiplicidade de experiências pessoais, familiares e históricas.Em resumo, o passado é apresentado da seguinte maneira na poesia de Drummond:
1– O registro realista (mais sugerido do que descrito) do quadro familiar e sócio-cultural do interior rural mineiro de fins do século XIX e início do século XX;
2- A evocação de um mundo estritamente pessoal, formado por fatos, palavras e sentimentos que tiveram eco ou atingiram a subjetividade do menino e/ou do jovem Drummond;
3– A projeção do passado (pessoal, familiar, social) no presente, fazendo com que toda a indagação daquilo que ficou para trás seja também uma indagação da identidade atual do poeta e dos outros remanescentes do universo rural / provinciano, recuperados por uma memória que os interpela incessantemente.




V – Poesia sobre o amor




Drummond talvez seja a voz lírica/amorosa mais rica e complexa da literatura brasileira. Há em sua poesia uma inesgotável variedade de visões e abordagens do fenômeno afetivo, tanto nos aspectos espirituais quanto nos eróticos.
No entanto, em A rosa do povo a questão amorosa ocupa espaço mínimo, registrando-se apenas um poema de assunto estritamente sentimental: O mito. Verdade que não seria equivocado enquadrar O caso do vestido nesta vertente, mas por razões que veremos adiante, preferimos inseri-lo na categoria dos poemas sobre o cotidiano.




VI – Poesia do cotidiano




Embora vários textos da poesia social de Drummond retratem a vida diária com grande vigor, a inclinação participante do poeta dão a estes versos uma dimensão explicitamente engajada. Algo que não encontramos nos poemas específicos sobre o cotidiano. Neles, Drummond fixa cenas ou narra histórias  sem a intervenção do eu  quase como um repórter de linguagem apurada. Com muita propriedade, Merquior define estes poemas como dramas do cotidiano. Em regra geral, são os de leitura mais acessível, o que não lhes retira a beleza e a complexidade. Todavia, em A rosa do povo só nos deparamos com dois desses poemas.




VII – Celebração dos amigos




Em vários de seus livros, Drummond faz a louvação de personalidades que, de alguma maneira, marcaram-lhe a existência, seja pela amizade, seja pela grandeza artística/humana das obras que produziram. Em A rosa do povo, duas longas odes expressam a referida tendência. Mário de Andrade e Charlie Chaplin são os homenageados em textos arrebatadores, enfáticos e, no caso específico do segundo, até mesmo um pouco palavroso.
Nota
A riqueza de A Rosa do Povo não se restringe, porém, às temáticas abordadas. Há uma profusão de outros assuntos, como a abordagem da cidade natal (Nova Canção do Exílio, em que há uma reinterpretação do Canção do Exílio, de Gonçalves Dias), a observação do problemático cotidiano social (Morte do Leiteiro, em que o protagonista, que dá nome ao poema, acaba sendo assassinado em pleno exercício de sua função por ser confundido com um ladrão, o que possibilita uma crítica às relações sociais esgarçadas pelo medo), a rememoração dos parentes (Retrato de Família, em que o eu-lírico percebe a viagem através da carne e do tempo de uma constante eterna ligada à idéia de família) e o amor como experiência difícil, o famoso amar amaro (Caso de Vestido, em que o eu-lírico, uma mulher, narra o sofrimento por que passou quando da perda do seu marido e quando também da recuperação dele).





Fonte: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Sáb 06 Jun 2020, 08:53

 A FLOR E A NÁUSEA





Resumen



En el mundo, Segunda Guerra Mundial. En Brasil, dictadura de Vargas. Impulsado por esa realidad, Carlos Drummond de Andrade publica, en 1945, A rosa do povo, el mayor de todos sus libros, con cincuenta y cinco poemas. En la obra se percibe nítidamente el realismo social. Enfrentando la poesía de Drummond con la obra Raízes do Brasil, publicada en 1936, Sérgio Buarque de Holanda intenta, a través del análisis de nuestro pasado, predecir nuestro futuro. La obra es un análisis de la sociedad brasileña y del surgimiento de nuestras estructuras económicas y políticas. Un análisis innovador que apunta los conceptos de burocracia y patrimonialismo en nuestra cultura. Sérgio buscó en el periodo colonial las raíces de los problemas a los que se enfrenta el Brasil contemporáneo. Describió al brasileño como un “hombre cordial”, o sea, que actúa por sentimientos, prefiriendo las relaciones personales al cumplimiento de leyes objetivas. La “cultura de la personalidad” tratada por Sérgio nos habla de una laxitud de los lazos sociales que resulta en formas de organización solidaria y ordenada. Para Buarque, la colonización brasileña fue promovida por la cultura aventurera de los portugueses, que niega la estabilidad y la planificación y apoya la práctica del ocio. Así, a partir de los textos de Drummond y Buarque analizamos la sociedad brasileña desde un punto de vista político y moral, confrontando sus características históricas con la actualidad.


Rosa Maria FREITAS DO NASCIMENTO, Carina Laís SILVA ACIOLY


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Sáb 06 Jun 2020, 09:05

Síntesis biográfica



Procede de una [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  campesina en declive, realiza estudios en la ciudad de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  y el Colegio de los Jesuitas de Nova Friburgo, donde fue expulsado por "insubordinación de la mente." De vuelta en Belo Horizonte, comenzó su carrera como escritor y colaborador de la revista Journal of Mines, que congregó a simpatizantes locales de la minera movimiento modernista en ciernes.




Etapa estudiantil y laboral



A insistencia de la familia para obtener un diploma, se gradua de farmacéutico en la ciudad de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  en [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  se gana la [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  como periodista y funcionario público. Funda la [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  con otros escritores, que, a pesar de la breve vida, fue un importante vehículo para la afirmación del [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  en [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] . Se une al servicio civil y en [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  se traslada a [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] , donde fue jefe del Estado Mayor Gustavo Capanema, Ministro de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  hasta [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] . Trabajaba entonces en el Departamento de Patrimonio Histórico y Artístico Nacional y se retira en [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] . Desde [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  trabaja como columnista en el Morning Post, y desde el comienzo de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] , el Jornal do [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] .




Actividad literaria





Inicia la actividad literaria militando en las filas del modernismo, propugnando el retorno a la realidad y rechazando toda forma de influencia extranjera en la [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  brasileña. En la primera obra que realiza llamada Alguma poesia ([Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ), domina, en efecto, la [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  de la vida cotidiana y local. Las costumbres y tradiciones de su tierra natal son evocadas sin hacer ninguna concesión al lirismo romantizante, refrenado por una fina ironía, que se revelará permanentemente en todas sus obras.


Muerte

Falleció en Río de Janeiro, el [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] , pocos días después de la muerte de la única hija que procreó, la cronista de María Julieta Drummond Andrade.




Obras





En Brejo das almas ([Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ), el [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  poético se hace más personal, acentuándose el "humour" e iniciándose el proceso de introspección que le conducirá, mediante la superación del sentido de la soledad y de la consiguiente desazón, a la necesidad de acercarse a los demás hombres.


 Expresiones poéticas de este acercamiento son Sentimento do [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  ([Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ), Poesias ([Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ) y A rosa do povo ([Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ), uno de los mejores ejemplos de poesía social y popular de la literatura brasileña, obras todas ellas en las que el poeta denuncia la deshumanización del mundo y, al mismo tiempo, manifiesta su confianza en el advenimiento de un mundo mejor. Con A rosa do povo madura el lenguaje modernista del autor y se anuncia, con unas formas expresivas y experiencias técnicas nuevas, la creación de un lenguaje personal y universal a un tiempo. 


Disminuye el tono coloquial, mientras que aumenta el empleo de la metáfora. Eliminada cualquier forma enfática o retórica, la energía de la expresión y el lirismo surgen de continuos contrastes temáticos, del ritmo, de asociaciones sorprendentes y del "poder de la palabra", estricta y depurada.




Surgen de este modo Claro enigma ([Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ) y Fazendeiro do ar ([Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ), poemarios en los que se atenúa la violencia de la denuncia. Los últimos volúmenes publicados, entre ellos Poemas (1959), Liçao de coisas (1962), Versiprosa ([Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ), Menino antigo (1973) y As impurezas do branco (1973), vuelven a confirmar la conciencia artística de su autor, y la constancia de su búsqueda formal y semántica. Idénticas cualidades se manifiestan en sus obras en prosa, a menudo poética, con las que ofrece un modelo tanto del lenguaje coloquial brasileño como del lenguaje literario moderno. 


Además de Confissoes de Minas (1944), su primer libro en prosa, Drummond de Andrade publicó Contos de aprendiz (1951) y otros volúmenes de crónicas y de ensayos, como Fala, amendoeira (1957), Cadeira de balanço (1966), O poder ultrajoven e mais 79 textos em prosa e verso ([Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ), De noticias e nao noticias faz-se a crónica ([Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ) y Os dias lindos ([Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ).




 Varias obras del poeta fueron traducidos al Español, Inglés, francés, italiano, alemán, sueco, checo y otros. Drummond fue sin duda, durante muchas décadas, el poeta más influyente de la literatura brasileña en su tiempo, también ha publicado varios libros de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] .
Drummond de Andrade se destaca por la consagración al trabajo y una conducta intachable como escritor, dejando una bella obra.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Sáb 06 Jun 2020, 09:26

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Escritor, poeta y narrador brasileño
Nacimiento[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
ciudad de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ,
estado de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ,
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Fallecimiento[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  (84 años) 
ciudad de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ,
estado de Río de Janeiro,
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]  [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Nacionalidadbrasileña
HijosMaría Julieta
Obras destacadasAlguma poesía, Brejo das almas y A rosa do povo


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Dom 07 Jun 2020, 13:10

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Maria Lua el Mar 09 Jun 2020, 07:59



_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Contenido patrocinado

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE - Página 6 Empty Re: CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun 21 Sep 2020, 15:15