Aires de Libertad

www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 710511 mensajes en 36893 argumentos.

Tenemos 1292 miembros registrados.

El último usuario registrado es RafaelaDeroy.

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 24 usuarios en línea: 2 Registrados, 2 Ocultos y 20 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Chambonnet Gallardo, Juan Martín


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Mar 16 Mayo 2017, 23:10.

Noviembre 2017

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Comparte
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25661
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Pedro Casas Serra el Vie 21 Sep 2012, 04:57

"Vida, casa encantada,
donde vivo y vive en mí,
te quiero así verdadera
oliendo a mango y jazmín.
Que dejes encandilado
como ternura de moza
rodando sobre el capín.

Thiago de Mello"




"No es posible que la poesía sirva para ensalzar egos, eso no debe ser, la poesía no es para volverse famoso o para ganar dinero, debe servir para crear conciencia, para que los otros se puedan identificar con tus sentimientos, que puedan vivir sus vivencias a través de la poesía de los otros.", dice Thiago de Mello en la entrevista que se recoge en este tema, y me gusta mucho lo que dice y pienso: por ahí iremos bien.

Un abrazo.
Pedro



...........


Os dejo aquí el poema La vida verdadera en la traducción de Enrique Lihn que he encontrado en [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


LA VIDA VERDADERA

Aquí, pues, está mi vida,
lista para ser usada.
Vida que no se guarda,
ni se esquiva, asustada.
Vida siempre al servicio
de la vida.
Para vivir lo que valga
pena y precio del amor.

Por más que el gesto me duela,
no encojo la mano: avanzo
llevando un ramo de sol.
Aunque cubierta de polvo,
aún en la noche más fría,
la vida que va conmigo
arde
siempre encendida.

Desciende de los barrancos
la forma dulce y violenta
de mi vida, ay, ese gusto
de agua negra cristalina.

La vida va por mi pecho
pero es ella quien me lleva:
tizón ardiente que vela
girasoles en lo oscuro.

Soporto un grito que crece
más y más en la garganta’,
dejando su huella triste
en la verdad de mi canto.

Húmedo canto barroso
de niño del Amazonas
que vio la vida crecer
donde la tierra es más firme.
Que sabe prever la lluvia
por el temblor de las palmas
y descifrar los mensajes
que trae el viento en su ala;
mas que también sabe el tiempo
de las fiebres y del hambre.

En las aguas de mi infancia
Perdí el miedo al remolino.
Por eso avanzo cantando.
Estoy al centro del río,
en el medio de la plaza.
Tengo los pies en la tierra,
sé que estoy en mi lugar
como la olla en el fuego,
la estrella en la oscuridad.

Por eso es que ahora voy así
Por mi camino. Públicamente andando.
No, no tengo camino nuevo.
Lo nuevo que yo tengo
Es la manera de andar.
Aprendí
(lección del camino)
a recorrerlo cantando
como conviene a mí
y a los que conmigo van.
Pues ya no camino solo.

Pues aquí está mi vida.
Hecha a la imagen del niño,
Pero semejante al hombre,
Con todo lo que hay en él de primavera,
De valiente esperanza y rebeldía.

Vida, casa encantada,
Vivo en ella, vive en mí.
Te quiero así verdadera
Oliendo a mango y jazmín.
Que sigas tu deslumbrada,
Como ternura de moza
Rodando por la campiña.

Vida, limpio mantel, vida sobre la mesa,
Vida brasa vigilante, vida piedra y espuma.
Estiércol y rosa del amor, la vida.
Pero hay que merecerla.

THIAGO DE MELLO
Santiago de Chile, 1962
Traducción de Enrique Lihn



.
avatar
Marusa F.Macias

Cantidad de envíos : 10874
Fecha de inscripción : 27/01/2012

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Marusa F.Macias el Vie 21 Sep 2012, 10:35

avatar
Marusa F.Macias

Cantidad de envíos : 10874
Fecha de inscripción : 27/01/2012

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Marusa F.Macias el Vie 21 Sep 2012, 10:40

Mi querida María Lua
con tu permiso dejo ese video de Thiago de Mello
no consegui el poema traducido al español,pero es bello en portugues
Abrazos mi reina!

Marusa
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23640
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Lluvia Abril el Vie 21 Sep 2012, 18:00


No conocía a Thiago de Mello y he leído aquí su poesía , realmente es buena.Gracias por haberme dado esta oportunidad, que por supuesto aprovecho.
He buscado algún poema de él que no estuviese aquí para no repetir y encontré este poema entre sus inéditos.
Besos .

LA BOCA DE LA NOCHE


Para Rosemary Alves

Lo que no hice siguió vivo
al revés. Lo que no tuve
pertenece al dolor de mi canto.
La estrella que más amé
enciende mi desencanto.
¿Vinagre? Sombra de vino.
De noche, la vida se tragó
(es dulce la boca de la noche)
los dolores de mi camino.
Mi vuelo se serena
cuando la tormenta me abraza.
Lo que tengo se enriquece
con todo lo que no retuve.
¿Diamante? Flor de carbón.






_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio Paz
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Maria Lua el Vie 21 Sep 2012, 18:29

Gracias, Marusa, por el video
Consegui la letra, en portugués...



Faz escuro mas eu canto,

porque a manhã vai chegar.

Vem ver comigo, companheiro,

a cor do mundo mudar.

Vale a pena não dormir para esperar

a cor do mundo mudar.

Já é madrugada,

vem o sol, quero alegria,

que é para esquecer o que eu sofria.

Quem sofre fica acordado

defendendo o coração.

Vamos juntos, multidão,

trabalhar pela alegria,

amanhã é um novo dia.




Vale la pena ouvir la poesía de Thiago de Mello en plena época oscura de la dictadura en Brasil...


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Maria Lua el Vie 21 Sep 2012, 18:45

Gracias, Pedro, Evangelina,
Lluvia por los aportes...

Poetas como Thiago de Mello y
Ferreira Gullar, no son muy divulgados,
el contenido de sus poemas es
peligroso para los gobiernos...

El poema Canción para los fonemas de la alegría
es dedicado al trabajo del profesor
Paulo Freire que usaba en la región más pobre
de Brasil ( nordeste) un método de alfabetización
de aldultos que era una verdadera revolución
social...
El método empleaba palabras palabras
de la vida de los alumnos...




PAULO FREIRE
En los años 50, perteneció al primer Consejo Estatal de Educación de Pernambuco. En 1961, fue nombrado director del Departamento de Extensión Cultural de la Universidad de Recife. En 1963 puso en práctica su primer experiencia educativa de grupo, dentro de la Campaña Nacional de Alfabetización, consiguiendo la alfabetización de 300 trabajadores rurales en mes y medio. Fue acusado por la oligarquía y por ciertos sectores de la Iglesia de agitador político.

**********************************************

"La palabra y la imagen generadora


Las lecciones para los adultos se organizaban a partir de la palabras generadoras, por medio de diapositivas, fotografías, dibujos o carteles que generaban un diálogo. En Brasil podía comenzar por la palabra generadora tijolo (ladrillo), a partir de una imagen o fotografía de un ladrillo. En Chile, comenzaba por la palabra trabajo, y la imagen de alguien trabajando, según el entorno, urbano o campesino en el que se encontrara el grupo de adultos y las experiencias vividas por ellos.

Los participantes de los círculos de cultura dialogaban entre sí y con quien dirigía el debate, sobre los contenidos asociados a las diferentes figuras, y la repercusión en su propia vida. En ocasiones, cuando había posibilidades, se trabajaba con películas y grabaciones que se convertían en generadoras de diálogo.





[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Evangelina Valdez el Vie 21 Sep 2012, 20:34

¡Excelente material estamos disfrutando, gracias a todos por sus aportes!

lluvia: Ese es el objetivo de estos "Poetas semanales", que vayamos conociendo poco a poco estos post para el enriquecimiento cultural nuestro; y de una forma fácil, ligera y accesible a todos por medio del internet.
Conocer a un poeta ruso-por mencionar alguno- sin necesidad de cruzar fronteras, es ya un gran logro cultural.

"Los libros no muerden, ellos instruyen"
Besos a todos y gracias.
avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Evangelina Valdez el Vie 21 Sep 2012, 21:05

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

"BARCOS Y VIENTOS"

Acaricie la navegación fácil
barco navegando por el río
sin ningún afán de puerto.
tener éxito en la ya deleita.
adición de agua, yo
escuche el sonido del viento
que agita el mar y saber
la dirección que él me empuja.
¡Ay, triste es ser como el caracol
que fabulário, protege
tu cóncavo en el murmullo
del mar a la que pertenecía,
pero nunca escucha.

-------- 000 --------

"LA PARED INVISIBLE"

no sirve para nada mis palabras
van más allá de las fronteras,
si todavía quedan.
pared invisible que existe
entre el decir y el hacer
, y tal vez su sombra
sólo envelheçamos.
Nunca se sabe la hierba
Cuando el rocío desciende,
y es un regalo de la tierra,
¿Qué la fruta madura.
'plain m ansiosos que
vienen de los cielos Deseando
el fertilizante lluvia.
Mientras tanto, veo flores,
sin saber si cosechará.

*fuente:http://mardehistorias.wordpress.com/2009/12/19/para-revisitar-a-poesia-de-thiago-de-mello/

avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Evangelina Valdez el Vie 21 Sep 2012, 21:30

"CIUDADANÍA"

La ciudadanía es el deber
de personas.

Sólo los ciudadanos
que conquista su lugar
perseverando en la lucha
el sueño de una nación.

También se requiere:
para ayudar a construir
claridão en la conciencia
que merece el poder.

Glorioso fuerza que hace
ser un hombre a otro hombre,
el camino mismo terreno,
luz favorable y el canto.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

"APRENDIZAJE EN EL VIENTO"

La tormenta terminó.
Ahora es sólo el viento
soplando su ferocidad
más fría que la piel
rígido y azul
trabajadores fusilados.

La tormenta terminó.
Ahora es sólo el viento todos los días,
implacablemente caluroso, el aliento podrido.
Es con lo que uno tiene que aprender
la lección de la derrota, la vida vivida.

De los muchos que se fueron,
pocos, muy pocos, se reúnen
un día, con suerte, ¿cuáles fueron
o quenão podría ser.
Por ahora, la cresta transpuesto
que es malvavisco
es la locura de la boca,
es cada vez más la pared
entre la boca y la mano.

Los que lo soñé, al ver el curso
y que podrían permanecer
corazón ardiente en la sombra,
es el trabajo de enseñanza superior.
Se aprende de todo lo que se ha hecho
y también con todo lo que queda por hacer,
cómo rasgar el camino de la esperanza
que palpita, palpita que,
trabajando en la fragua de la paciencia.

La tormenta terminó. Techos hueco
no puede dar cobijo a las aves.

------

"APRENDIZAGEM NO VENTO"

O vendaval findou.
Agora é só o vento
soprando a sua ferocidade
mais fria do que a pele
enrijecida e azulada
dos operários fuzilados.

O vendaval findou.
Agora é só o vento cotidiano,
implacavelmente morno, hálito podre.
É com ele que se tem de aprender
a lição do revés, vida vivida.

Dos tantos que saíram,
poucos, muito poucos, se reencontrarão
um dia, tomara, naquilo que foram
ou quenão puderam ser.
Por enquanto, a cordilheira transposta,
o que se alteia
é o desvario da boca,
é cada vez mais o muro
entre a boca e a mão.

Aos que sonhavam mesmo, vendo o claro,
e que puderam permanecer
no coração ardente da sombra,
cabe o labor maior da aprendizagem.
É aprender com tudo o que foi feito
e também com tudo que deixou de ser feito,
como rasgar o caminho da esperança
que lateja, que lateja,
na frágua da paciência operária.

O vendaval findou. Telhados ocos
não poderão servir de abrigo a pássaros.

--------- 000 -----------

"MENSAJE DEL COMPAÑERO"

Para no llegar al día
en el que la llama de la esperanza
quema a la tierra de su día
amanece cubierto
un hollín como frío
como una picadura de incertidumbre
Alegría en azul;
para ese día - y el día es
donde se inicia hasta la muerte -
no llega, hay que tener
día a día, aún dolorido,
el amor en tu corazón:
sabiendo que el amor sólo crece
en la asignación de número entero
y deja de crecer
amor también deja de ser ...

-------

"RECADO DE COMPANHEIRO"

Para que não chegue o dia
em que a flama da esperança
que arde no chão de teu dia
amanheça recoberta
de uma fuligem tão fria
como um ferrão de incerteza
no azul da alegria;
para que esse dia – e é o dia
em que te começa a morte –
não chegue, tens de guardar
dia a dia, mesmo doendo,
o amor no teu coração:
sabendo que amor só cresce
quando se reparte inteiro
e se deixa de crescer
de ser amor também deixa…

*Fuente:http://eupassarin.wordpress.com/2011/01/27/thiago-de-mello-brasil-1926/

avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Evangelina Valdez el Vie 21 Sep 2012, 23:54

Maríaaaaaaaa, aquí te traje esto que encontré, dedicado al primo Thiago.

"Cordel de Thiago de Mello"


Amadeu Thiago de Mello:
En Barreirinha nacido ...
Estado de Amazonas:
Thiago apareció ...
Bird Uirapuru:
La natura concebido ...

Año 1926:
30 de marzo, el día ...
El poeta llegó al mundo:
En las alas de la poesía ...
Amazónico universal:
Fluidos paz y la fantasía ...

En la ciudad de Manaus:
Educación en el Hogar ...
Hacia Río de Janeiro:
Educación proyecto ...
Facultad de Medicina:
Cuatro años en total ...

La poesía profundamente la piel:
En el alma desde la infancia ...
Los misterios de la selva:
Diamante corazón ...
Amornauta lo eterno:
Alcance ... Crystal ...

Dictadura Militar:
Brasil está encarcelado ...
El silencio, la tortura y el dolor:
Corazón roto ...
Dream ido:
Condor atrapado ...

Largo exilio en Chile:
A partir de ahí tenía que cambiar ...
Con la caída de Allende:
La dictadura militar ...
Sanguinario Pinochet:
Sonríe cuando torturando ...

El bar era muy pesada:
En América Latina ...
Salvajismo, brutalidad:
Y la furia assasina:
El terror, la muerte, la violencia:
Brasil, Chile y Argentina ...

Pablo Neruda traducido:
Eliot y Cardenal ...
Se tradujo en Cuba:
Etc y esas cosas ...
Francia, Chile, Inglaterra
Es bien leer en Portugal ...

Estados Unidos, Alemania:
Poetry in Translation ...
En varios otros países:
Su voz es la alquimia ...
El poeta Thiago de Mello:
Versos en la discografía de ...

Los Estatutos del Hombre:
Es un disco profundo ...
En "Hazelwood Bosque":
Naturezarte el fondo
Se discos poéticos:
Como "La creación del mundo" ...

El poeta Thiago de Mello:
Telurbano ... Lyric-social ...
El bardo de Barreirinha:
Navegantena natural:
Amazónico cantante:
Artista por excelencia ...

Borges Luz de Borges:
"El silencio y la palabra« poesía ...
Narciso ciegos ecos:
Viento general es magia ...
Oscuro Acqua leer:
los retos Wanderer ...

La Mañana y Distribución:
Pero sí rincón oscuro
La canción de amor de la Armada
El Estatuto es el encanto ...
Horóscopo para aquellos que están vivos:
Vivir en el desencanto ...

Paulo Freire la nominou:
Errante de la Libertad ...
De una vez por todas:
Vate fraternidad ...
Amazon Nacional del Agua:
Pororoca de nostalgia ...

La lucha por la justicia:
La ética y la dignidad ...
Amargo exilio duro:
El dolor, la arbitrariedad ...
Caboclo suburucu:
Fluye naturalmente ...

En el corazón de la selva:
Una pulsación poeta ...
Manatee Mapinguari ......
Curupira la luz de la luna ...
Caipora en Hiléia:
En las olas de Rio-Mar ...

Gustavo Dourado
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


*Fuente: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25661
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Pedro Casas Serra el Sáb 22 Sep 2012, 14:02

Os dejo mi traducción de la letra del vídeo.

Un abrazo.
Pedro


.........



Faz escuro mas eu canto,
porque a manhã vai chegar.
Vem ver comigo, companheiro,
a cor do mundo mudar.
Vale a pena não dormir para esperar
a cor do mundo mudar.
Já é madrugada,
vem o sol, quero alegria,
que é para esquecer o que eu sofria.
Quem sofre fica acordado
defendendo o coração.
Vamos juntos, multidão,
trabalhar pela alegria,
amanhã é um novo dia.

Thiago de Mello



Es oscuro más yo canto,
la mañana va a llegar.
Ven a ver conmigo, compañero,
el color del mundo cambiar.
Vale la pena no dormir para esperar
el color del mundo cambiar.
Ya es de madrugada
viene el sol, quiero alegría,
para olvidar lo que sufría.
Quien sufre se vuelve lúcido
defendiendo el corazón.
Vamos juntos, multitud,
a trabajar por la alegría,
mañana es un nuevo día.

Thiago de Mello
(Versión de Pedro Casas Serra)


.
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Maria Lua el Lun 22 Oct 2012, 06:51

GRacias, Evangelina!
Qué hermoso poema
de Gustavo Dorado...
Precioso trabajo, yo
solo encuentro poemas
en portugués...
Besos, amiga
Maria Lua


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Maria Lua el Lun 22 Oct 2012, 06:53

Gracias, Pedro por tu bella
traducción del poema de
Thiago de Mello, musicalizado
en el video...
Es su poema más conocido, junto
con Los Estatutos del Hombre...
Besos, amigo
Maria Lua


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Maria Lua el Jue 09 Oct 2014, 14:06

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE Y OTROS POEMAS, DE THIAGO DE MELLO

Por Crear en Salamanca
Thiago de Mello




Inmenso honor para Crear en Salamanca el poder publicar estos poemas del notable escritor brasileño Thiago de Mello (Barreirinha, Estado de Amazonas, 1926), traducidos especialmente para nuestra revista por Alfredo Pérez Alencart, poeta y profesor de la Universidad de Salamanca, quien recibió el libro “Faz Escuro mas Eu Canto porque a manha vai chegar” (Bertrand Brasil, Río de Janeiro, 1998, 22ª ediçao, pp. 110), cordialmente firmado por el autor, a petición del poeta Paulo de Tarso Correia de Mello, quien lo presentó el pasado 14 de marzo en el Palacio Potengi, sede de la Pinacoteca del Estado de Río Grande del Norte, en Natal. “Los Estatutos del Hombre” es un poema ya clásico en la literatura brasileña contemporánea, y por ello se le homenajeó en dicha capital nordestina y en la ciudad de Mossoró, tierra del poeta David Leite, doctor por Salamanca. Thiago de Mello, el autor de “Está oscuro pero yo canto porque la mañana llegará”, tenía amigos tan destacados como Pablo Neruda, Mario Benedetti o Nicolás Guillén, por citar solo algunos del único continente del Castellano.

Thiago de Mello

Pérez Alencart considera que “Desde ‘Silencio y palabra’ (1951) la obra toda de Thiago de Mello atiende a las veinticuatro horas del hombre y su entorno, selvas y ríos y carnalidades necesitando de su lenguaje para manifestar un otrora clamor enmudecido. Con él la poesía cívica de Brasil se hace universal; con él también la ternura hacia los prójimos alcanza distinción mayor; con él la querencia o el ovidiano arte de amar edifica memorables ‘criaturas’ que alcanzarán lo porvenir. Difícil sencillez la suya, hecha a base de sentir y trabajar y trabajar…”.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Maria Lua el Jue 09 Oct 2014, 14:10

Poeta Thiago de Mello llama a trabajar por la integración cultural de América Latina
Destacado artista brasileño ofreció un conversatorio en la sede de la CEPAL.



(25 de septiembre, 2014) El poeta brasileño Thiago de Mello llamó a trabajar por la integración cultural de todos los países de América Latina, durante un conversatorio ofrecido el miércoles 24 de septiembre en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en Santiago, Chile.

"Llamo a todos, y en especial a la CEPAL, a participar en el trabajo de la integración cultural de todos nuestros pueblos, ya que aún no nos conocemos bien", dijo el reconocido artista ante una audiencia de invitados especiales, entre ellos académicos, funcionarios de organismos internacionales, diplomáticos y personalidades del mundo cultural chileno y regional.

De Mello fue recibido por Antonio Prado, Secretario Ejecutivo Adjunto de la CEPAL, quien le dio la bienvenida en nombre de esta comisión regional de las Naciones Unidas, y por el Embajador de Brasil en Chile, Georges Lamazière.

"Esta ocasión es especial ya que nos honra con su presencia una de las voces más preclaras de las letras brasileñas, autor de los Estatutos del Hombre, cuya poesía resuena en todos los confines de Brasil, América Latina y el mundo, y que es fuente permanente de inspiración para quienes desean y luchan por un mundo mejor", señaló Antonio Prado.

El Secretario Ejecutivo Adjunto de la CEPAL indicó también que eventos de este tipo permiten insuflarle ritmo, emoción, esperanza a nuestras reflexiones y nuestros actos, "especialmente en un lugar como este, normalmente destinado a debates técnicos -y a ratos áridos- sobre los grandes desafíos que enfrenta nuestra región", declaró.

Durante su exposición en la CEPAL, el poeta nacido en Barreirinha (Brasil) en 1926, recitó pasajes de algunas de sus obras y repasó la historia de su relación con Bolivia y Chile, países que lo acogieron tras ser exiliado de su patria luego del golpe de Estado ocurrido en Brasil en 1964.

De Mello recordó especialmente su amistad con algunos personajes del mundo cultural, político y económico chileno y latinoamericano, como el poeta Pablo Neruda, el ex ministro, embajador y senador Gabriel Valdés, los artistas Roser Bru y Mario Toral, los economistas Fernando Henrique Cardoso y Celso Furtado, y el ex presidente Salvador Allende, entre otros.

"He aprendido que la verdad es lo único que importa. Se debe trabajar por cambiar lo que es necesario cambiar, cada uno desde su propio lugar", insistió De Mello.

En su intervención hizo hincapié en que la cultura no es solamente arte, sino toda la vida de un pueblo y su capacidad creadora. "Por eso los ministerios de cultura no deberían ocuparse solamente del ‘arte'; o al menos tendrían que cambiar su nombre a ministerios de ‘cultura artística'", declaró.

Conocido defensor de la naturaleza y de la foresta amazónica, Thiago de Mello hizo también un llamado a trabajar por aminorar los efectos del cambio climático. "Las consecuencias del calentamiento global ya no las podemos evitar, pero cada uno de nosotros puede hacer su propia contribución para atenuarlas, ya que la vida del planeta está en peligro", indicó.





[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Maria Lua el Jue 09 Oct 2014, 14:10

CIUDADANÍA



Ciudadanía es un deber

del pueblo.

Solo es ciudadano

quien conquista su lugar

en la insistente lucha

del sueño de una nación.

Y también obligación:

la de ayudar a construir

la claridad en la consciencia

de quien merece el poder.

Fuerza gloriosa que hace

un hombre ser para otro hombre,

camino del mismo suelo,

luz solidaria y canción.



_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Maria Lua el Vie 24 Jul 2015, 09:34

La restauración de nuestros lazos con el mundo

[Artículo de Daisaku Ikeda, publicado en el diario The Japan Times, el 12 de octubre de 2006.]

“Por las olas de nubes del mar celestial
surca un barco que se pierde en el bosque de estrellas.”

Este poema elaborado al estilo tradicional japonés fue compuesto hace mil trescientos años. Fue recopilado en el poemario más antiguo del Japón, denominado Manyoshu (Colección de la Miríada de Hojas o Colección para Diez Mil Generaciones).

La humanidad ha viajado más allá de la atmósfera terrestre y ha estado en la Luna. Sin embargo, la lectura de esos versos nos hace reflexionar sobre la percepción de la Luna y las estrellas de nuestros antepasados. Tal vez, gozaban de mayor profundidad y riqueza espiritual, a diferencia del hombre moderno que, abstraído en sus comodidades, se olvida de apreciar el firmamento.

En la actualidad, la humanidad vive inmersa en el fragor de su ajetreo material, desvinculada del vasto universo y de la eternidad del tiempo. La gente trata de combatir los sentimientos de aislamiento y marginación, y de saciar su corazón a pesar de que sus deseos se acrecientan inconteniblemente.

En cierto modo, la verdadera tragedia que oculta la civilización moderna reside en su separación y distanciamiento: vivimos divorciados del cosmos, la naturaleza, la sociedad y nuestros semejantes, y estamos divididos y fragmentados.

Mientras la ciencia y la tecnología han dado al género humano un poder impensable y han traído beneficios inestimables a su modo de vida y salud, muchos se han distanciado de la esencia de la vida y han reducido todo a cosas y cifras. Incluso el ser humano se ha convertido en un mero objeto. Las víctimas de la guerra se reducen a estadísticas y actuamos con entumecimiento ante la realidad del sufrimiento y el dolor inenarrable que experimentan otros.

El poeta, en cambio, ve en cada individuo su humanidad única e irremplazable. El sentir lírico hace que la persona se incline con reverencia ante los misterios de la vida, mientras que el intelecto regido por la arrogancia hace que el individuo intente ejercer control y sacar provecho del mundo.

Cada ser humano es un microcosmos. Al vivir en la Tierra, respiramos al ritmo del universo que se extiende infinito ante nosotros. La poesía nace cuando el universo interior del ser humano y el vasto universo exterior entran en armonía.

Quizás ha habido tiempos en que todos eran poetas y dialogaban en sus adentros con la naturaleza. El Manyoshu es una compilación de versos compuestos por individuos de los más diversos extractos sociales, la mitad de los cuales eran anónimos. Sus autores no tuvieron ninguna intensión de ganar renombre. Eran poemas y canciones que brotaron del manantial infinito de su alma y cobraron vida propia al ser transmitidas de persona a persona, de corazón a corazón, trascendiendo las fronteras de las naciones y de los tiempos.

El sentir poético está presente en todo quehacer humano. Palpita fuertemente en el científico que busca tenazmente la verdad. Cuando tenemos sentido poético, los objetos dejan de ser meros objetos, ya que estamos preparados para ver una realidad espiritual más profunda. Por eso, una flor deja de ser una mera flor; la Luna deja de ser una simple materia suspendida en el firmamento. Al observar una flor o la Luna percibimos los insondables lazos que nos unen con el universo.

Los niños son poetas innatos. Los adultos hacen gratos descubrimientos cuando atesoran y cultivan el corazón poético infantil, y coadyuvan a su desarrollo. El ser humano no vive simplemente para satisfacer sus deseos. La auténtica felicidad no se mide en proporción al caudal de nuestras posesiones, sino al grado en que armonicemos con el mundo que nos rodea.

El espíritu poético tiene el poder de afinar el sentido y de recomponer al mundo de la discordia y la división. Un verdadero poeta es quien se erige sólidamente y enfrenta los conflictos y las complejidades del mundo. El daño ocasionado a cualquier persona, sea donde fuere, es causa de agonía para el poeta. Un poeta es quien ofrece palabras que infunden valentía y esperanza, y procura la superación y el avance constante en base a una clara percepción del aspecto espiritual de la vida.

La espada de la pluma y la palabra resultó esencial para quienes se resistieron y trataron de combatir las atrocidades del apartheid, ese sistema de segregación racial que fue un crimen contra la humanidad de innegable gravedad. Oswald Mbuyiseni Mtshali, el vate de Sudáfrica, que esgrimió sus versos para enfrentar las injusticias del apartheid, señaló: “La poesía despierta y restituye la verdadera fortaleza interior del ser humano y su espiritualidad. Es el cimiento de la fortaleza que nos hace seres decentes y llenos de amor compasivo por los que sufren y necesitan ayuda como resultado de la injusticia, el agravio o los males sociales”. Se dice que Nelson Mandela obtuvo fuerzas para continuar su lucha leyendo los poemas de Mtshali en prisión.

El gran poeta del Brasil, Thiago de Mello, conocido por sus esfuerzos en proteger el Amazonas, se encontró con un verso de su autoría en la pared de la celda a la cual había sido confinado por el gobierno militar. Ahí decía: “Canto a pesar de la oscuridad, porque sé que llegará el mañana”.

Yo encontré en Hojas de hierba de Walt Whitman una fuente indescriptible de aliento durante mi juventud, como muchos de mis coetáneos, que experimentamos el caos y el vacío espiritual tras la derrota de la Segunda Guerra Mundial. Recuerdo cómo estremecieron mi ser aquellos versos de Whitman que brotaron de su corazón libre.

La humanidad necesita, hoy más que nunca, que resuene la poesía y que se escuchen odas apasionadas por la paz y por los lazos que unen a todo lo existente. Debemos despertar ese sentir poético connatural, que nos da la energía y la sabiduría que necesitamos para vivir con plenitud. Tenemos que convertirnos todos en poetas.

Un antiguo poeta japonés escribió: “La poesía que brota de la semilla del corazón se convierte en miríadas de hojas de palabras”.

Nuestro planeta está profundamente herido y dañado, a tal grado que el sistema de vida está en peligro de colapsar. Tenemos que proteger y abrazar la Tierra con innumerables “hojas de palabras” que surjan de lo más profundo de nuestro corazón. La sociedad moderna recuperará su salud cuando el ser humano recobre su espíritu poético.




[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23640
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 25 Jul 2015, 04:32

Un antiguo poeta japonés escribió: “La poesía que brota de la semilla del corazón se convierte en miradas de hojas de palabras”.

Nuestro planeta está profundamente herido y dañado, a tal grado que el sistema de vida está en peligro de colapsar. Tenemos que proteger y abrazar la Tierra con innumerables “hojas de palabras” que surjan de lo más profundo de nuestro corazón. La sociedad moderna recuperará su salud cuando el ser humano recobre su espíritu poético.


¡Qué verdad!
Hacía mucho que no venía por aquí, hoy ha sido el día, y hoy aprendo un poco más.

Gracias, y besos.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio Paz
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Maria Lua el Sáb 15 Ago 2015, 08:31

Poemas de Thiago de Mello, con traducción al español de Pedro Casas Serra



A APRENDIZAGEM AMARGA



Chega um dia em que o dia se termina
antes que a noite caia inteiramente.
Chega um dia em que a mão, já no caminho,
de repente se esquece do seu gesto.
Chega um dia em que a lenha já não chega
para acender o fogo da lareira.
Chega um dia em que o amor, que era infinito,
de repente se acaba, de repente.

Força é saber amar, perto e distante,
como o encanto de rosa livre na haste,
para que o amor ferido não se acabe
na eternidade amarga de um instante.

Thiago de Mello, Faz escuro mas eu canto, 1965.





EL AMARGO APRENDIZAJE





Llega un día que finaliza

antes de que la noche caiga enteramente.

Llega un día en que la mano, en movimiento,

olvida de repente su gesto.

Llega un día en que la leña no alcanza

para encender el fuego de la chimenea.

Llega un día en que el amor, que era infinito,

acaba de repente, de repente.


Es necesario saber amar, de cerca y de lejos,

con el encanto de la rosa libre en su tallo,

para que el amor herido no acabe

en la eternidad amarga de un instante.


Thiago de Mello, Es oscuro mas yo canto, 1965.

(Versión de Pedro Casas Serra)





A BOCA DA NOITE




O que não fiz ficou vivo
pelo avesso. O que não tive
pertence à dor do meu canto.
A estrela que mais amei
acende o meu desencanto.
Vinagre? Sombra de vinho?
De noite, a vida engoliu
(é doce a boca da noite)
as dores do meu caminho.
O meu voo se apazigua
quando a tormenta me abraça.
O que tenho se enriquece
de tudo que não retive.
Diamante? Flor de carvão.

Thiago de Mello, Poemas Preferidos pelo autor e seus leitores, 2001.




LA MADRUGADA




Lo que no hice siguió vivo

por el envés. Lo que no tuve

pertenece al dolor de mi canto.

La estrella que más amé

enciende mi desencanto.

¿Vinagre? ¿Sombra de vino?

De noche, la vida se tragó

(es dulce la madrugada)

los dolores de mi camino.

Mi vuelo se serena

cuando la tormenta me abraza.

Lo que tengo se enriquece

con todo lo que no retuve.

¿Diamante? Flor de carbón.


Thiago de Mello, Poemas Preferidos por el autor y sus lectores, 2001.



A FRUTA ABERTA




Agora sei quem sou.
Sou pouco, mas sei muito,
porque sei o poder imenso
que morava comigo,
mas adormecido como um peixe grande
no fundo escuro e silencioso do rio
e que hoje é como uma árvore
plantada bem alta no meio da minha vida.

Agora sei as coisa como são.
Sei porque a água escorre meiga
e porque acalanto é o seu ruído
na noite estrelada
que se deita no chão da nova casa.
Agora sei as coisas poderosas
que valem dentro de um homem.

Aprendi contigo, amada.
Aprendi com a tua beleza,
com a macia beleza de tuas mãos,
teus longos dedos de pétalas de prata,
a ternura oceânica do teu olhar,
verde de todas as cores
e sem nenhum horizonte;
com tua pele fresca e enluarada,
a tua infância permanente,
tua sabedoria fabulária
brilhando distraída no teu rosto.

Grandes coisas simples aprendi contigo,
com o teu parentesco com os mitos mais terrestres,
com as espigas douradas no vento,
com as chuvas de verão
e com as linhas da minha mão.
Contigo aprendi
que o amor reparte
mas sobretudo acrescenta,
e a cada instante mais aprendo
com o teu jeito de andar pela cidade
como se caminhasses de mãos dadas com o ar,
com o teu gosto de erva molhada,
com a luz dos teus dentes,
tuas delicadezas secretas,
a alegria do teu amor maravilhado,
e com a tua voz radiosa
que sai da tua boca
inesperada como um arco-íris
partindo ao meio e unindo os extremos da vida,
e mostrando a verdade
como uma fruta aberta.

(Sobrevoando a Cordilheira dos Andes, 1962)

Thiago de Mello, Es oscuro mas yo canto, 1999.


LA FRUTA ABIERTA






Ahora sé quién soy.

Soy poco, pero sé mucho,

porque sé el poder inmenso

que vivía conmigo,

aunque dormido como un gran pez

en el fondo oscuro y silencioso del río

y que es hoy como un árbol

plantado muy alto en medio de mi vida.


Ahora sé como son las cosas.

Sé porque el agua discurre tierna

y porque su ruido es un murmullo

en la noche estrellada

que se extiende por el piso de la nueva casa.

Ahora sé las cosas poderosas

que tienen valor en un hombre.


Aprendí contigo, amada.

Aprendí con tu belleza,

con la suave belleza de tus manos,

tus largos dedos de pétalos de plata,

la ternura oceánica de tu mirada,

verde de todos los matices

y sin ningún horizonte;

con tu piel fresca e iluminada por la luna,

tu infancia permanente,

tu sabiduría fabuladora

brillando distraída en tu rostro.


Contigo aprendí grandes cosas sencillas,

con tu familiaridad con los mitos más terrestres,

con las espigas doradas en el viento,

con las lluvias de verano

y con las líneas de mi mano.

Contigo aprendí

que el amor reparte

pero sobre todo añade,

y cada instante aprendo más

con tu manera de andar por la ciudad

como si caminaras de la mano del aire,

con tu sabor a hierba mojada,

con la luz de tus dientes,

tus secretas delicadezas,

la alegría de tu amor maravillado,

y con tu voz radiante

que sale de tu boca

inesperada como un arco iris

partiendo por la mitad y uniendo los extremos de la vida,

y mostrando la verdad

como una fruta abierta.


(Sobrevolando la Cordilheira de los Andes, 1962)


Thiago de Mello, Es oscuro mas yo canto, 1999.
















Última edición por Maria Lua el Lun 17 Ago 2015, 09:45, editado 1 vez


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23640
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 16 Ago 2015, 04:22

La verdad es que hacía tiempo que no venía por aquí.
¡Maravilloso disfrute!
Gracias, por seguir enriqueciendo, y besitos.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio Paz
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Maria Lua el Dom 16 Ago 2015, 08:30

Me encanta verte aquí, amiga LLuvia!
Estás en todos los caminos!
Besos
Maria Lua


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Maria Lua el Dom 16 Ago 2015, 08:31


Poemas de Thiago de Mello, con traducción al español de Pedro Casas Serra



A MAGIA




Eu venho desse reino generoso,
onde os homens que nascem dos seus verdes
continuam cativos esquecidos
e contudo profundamente irmãos
das coisas poderosas, permanentes
como as águas, os ventos e a esperança.
Vem ver comigo o rio e as suas leis.
Vem aprender a ciência dos rebojos,
vem escutar os cânticos noturnos
no mágico silêncio do igapó
coberto por estrelas de esmeralda.


Thiago de Mello, Mormaço na Floresta, 1984.







LA MAGIA




Yo procedo de ese reino generoso,

donde los hombres nacidos de sus verdes

continúan cautivos y olvidados

y sin embargo profundamente hermanados

con las cosas poderosas, permanentes

como las aguas, los vientos y la esperanza.

Ven a ver conmigo el río y sus leyes.

Ven a aprender la ciencia de los rebojos,

ven a escuchar los cánticos nocturnos

en el silencio mágico del bosque inundado

cubierto de estrellas esmeralda.


Thiago de Mello, Bochorno en la Selva, 1984.




*******




A VIDA VERDADEIRA




Pois aqui está a minha vida.

Pronta para ser usada.


Vida que não se guarda

nem se esquiva, assustada.

Vida sempre a serviço da vida.

Para servir ao que vale

a pena e o preço do amor.


Ainda que o gesto me doa,

não encolho a mão: avanço

levando um ramo de sol.

Mesmo enrolada de pó,

dentro da noite mais fria,

a vida que vai comigo é fogo:

está sempre acesa.


Vem da terra dos barrancos

o jeito doce e violento

da minha vida: esse gosto

da água negra transparente.

A vida vai no meu peito,

mas é quem vai me levando:

tição ardente velando,

girassol na escuridão.


Carrego um grito que cresce

Cada vez mais na garganta,

cravando seu travo triste

na verdade do meu canto.


Canto molhado e barrento

de menino do Amazonas

que viu a vida crescer

nos centros da terra firme.

Que sabe a vinda da chuva

pelo estremecer dos verdes

e sabe ler os recados

que chegam na asa do vento.

Mas sabe também o tempo

da febre e o gosto da fome.


Nas águas da minha infância

perdi o medo entre os rebojos.

Por isso avanço cantando.


Estou no centro do rio,

estou no meio da praça.

Piso firme no meu chão,

sei que estou no meu lugar,

como a panela no fogo

e a estrela na escuridão.


O que passou não conta?

indagarão as bocas desprovidas.

Não deixa de valer nunca.

O que passou ensina

com sua garra e seu mel.

Por isso é que agora vou assim

no meu caminho.

Publicamente andando.


Não, não tenho caminho novo.

O que tenho de novo

é o jeito de caminhar.

Aprendi (o caminho me ensinou)

a caminhar cantando

como convém a mim

e aos que vão comigo.

Pois já não vou mais sozinho.


Aqui tenho a minha vida:

feita à imagem do menino

que continua varando

os campos gerais

e que reparte o seu canto

como o seu avô

repartia o cacau

e fazia da colheita

uma ilha de bom socorro.


Feita à imagem do menino

mas à semelhança do homem:

com tudo que ele tem de primavera

de valente esperança e rebeldia.


Vida, casa encantada,

onde moro e mora em mim,

te quero assim verdadeira

cheirando a manga e jasmim.

Que me sejas deslumbrada

como ternura de moça

rolando sobre o capim.


Vida, toalha limpa,

vida posta na mesa,

vida brasa vigilante

vida pedra e espuma,

alçapão de amapolas,

o sol dentro do mar,

estrume e rosa do amor:

a vida.


Há que merecê-la.


Thiago de Mello, Faz escuro mas eu canto, 1999.





LA VIDA VERDADERA





Pues aquí está mi vida.

Lista para ser usada.


Vida que no se protege

ni se escabulle, asustada.

Vida siempre al servicio de la vida.

Para servir a lo que merece la pena

y el precio del amor.


Aunque el gesto me entregue,

no retiro la mano: avanzo

llevando un ramo de sol.

Aún envuelta de polvo,

en la noche más fría,

la vida que va conmigo es fuego:

está siempre encendida.


Viene de la tierra de los barrancos

la forma de ser dulce y violenta

de mi vida: ese gusto

de agua negra transparente.

La vida va en mi pecho,

pero es quien me lleva:

tizón ardiente velando,

girasol en la oscuridad.


Cargo un grito que crece

Cada vez más en la garganta,

clavando su traba triste

en la verdad de mi canto.


Canto mojado y fangoso

de niño del Amazonas

que vio la vida crecer

en medio de tierra firme.

Que sabe llega la lluvia

por el temblor de los verdes,

sabe leer los recados

que trae en alas el viento.

Mas sabe también el tiempo

de fiebre y el gusto a hambre.


En las aguas de mi infancia

perdí el miedo entre los trozos.

Por eso avanzo cantando.


Estoy en medio del río,

en el centro de la plaza.

Piso seguro en mi suelo,

sé que estoy en mi lugar,

como la olla en el fuego,

la estrella en la oscuridad.


¿No cuenta lo que pasó?

indagaron las bocas desprovistas.

No deja de valer nunca.

Lo que pasó nos enseña

con su garra y con su miel.

Por eso ahora voy así

por mi camino.

Públicamente andando.


No, no tengo camino nuevo.

Lo que sí tengo de nuevo

es la manera de andar.

Aprendí (el camino me enseñó)

a caminar cantando

cómo me conviene a mí

y a los que conmigo van.

Pues ya no voy nunca solo.


Aquí tengo mi vida:

hecha a imagen del niño

que continúa varando

los campos comunes

y que reparte su canto

como su abuelo

repartía el cacao

y hacía de la cosecha

una isla del buen socorro.


Hecha a imagen del niño

pero a semejanza del hombre:

con todo lo que tiene de primavera

de valiente esperanza y rebeldía.


Vida, casa encantada,

donde vivo y vive en mí,

te quiero así verdadera

oliendo a mango y jazmín.

Que dejes encandilado

como ternura de moza

rodando sobre el capín.


Vida, toalla limpia,

vida lugar en la mesa,

vida brasa vigilante

vida piedra y espuma,

escotillón de amapolas,

el sol dentro de la mar,

estiercol y rosa del amor:

la vida.


Hay que merecerla.























Última edición por Maria Lua el Lun 17 Ago 2015, 09:44, editado 1 vez


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Maria Lua el Lun 17 Ago 2015, 09:25

Poemas de Thiago de Mello, con traducción al español de Pedro Casas Serra




ÁGUA DE REMANSO



Cismo o sereno silêncio:
sou: estou humanamente
em paz comigo: ternura.

Paz que dói, de tanta.
Mas orvalho. Em seu bojo
estou e vou, como sou.

Ternura: maneira funda,
cristalina do meu ser.
Água de remanso, mansa
brisa, luz de amanhecer.

Nunca é a mágoa mordendo.
Jamais a turva esquivança,
o apego ao cinzento, ao úmido,
a concha que aquece na alma
uma brasa de malogro.

É ter o gosto da vida,
amar o festivo, o claro,
é achar doçura nos lances
mais triviais de cada dia.

Pode também ser tristeza:
tranquilo na solidão macia.
Apaziguado comigo,
meu ser me sabe: e me finca
no fulcro vivo da vida.

Sou: estou e canto.

Thiago de Mello, Faz escuro mas eu canto, 1999.





AGUA DE REMANSO


Medito en sereno silencio:
soy: estoy humanamente
en paz conmigo: ternura.

Paz que duele, de tanta.
Pero rocío. En su interior
estoy y voy, como soy.

Ternura: manera honda,
cristalina de mi ser.
Agua de remanso, mansa
brisa, luz de amanecer.

Nunca es pena mordiente.
Jamás turbia esquivez,
apego a lo gris, a lo húmedo,
concha que calienta en el alma
una brasa de desecho.

Es poseer el sabor de la vida,
amar lo alegre, lo claro,
es hallar dulzura en los envites
más triviales de cada día.

Tambien puede ser tristeza:
tranquilo en la suave soledad.
Apaciguado conmigo,
mi ser me conoce: y me hinca
en el punto de apoyo vivo de la vida.

Soy: estoy y canto.



Thiago de Mello, Es oscuro mas yo canto, 1999.




***************




AMOR MAIS QUE IMPERFEITO




Não do amor. De mim duvido.
Do jeito mais que imperfeito
que ainda tenho de amar.

Com frequência reconheço
a minha mão escondida
dentro da mão que recebe
a rosa de amor que dou.

Espiando o meu próprio olhar,
escondido atrás estou
dos olhos com que me vês.
Comigo mesmo reparto
o que pretende ser dádiva,
mas de mim não se desprende.

Por mais que me prolongue
no ser que me reparte,
de repente me sinto
o dono da alegria
que estremece a pele
e faz nascer luas
no corpo que abraço.

Não do amor. De mim duvido
quando no centro mais claro
da ternura que te invento
engasto um gosto de preço.
Mesmo sabendo que o prêmio
do amor é apenas amar.



Thiago de Mello, Mormaço na floresta, 1981.





AMOR MÁS QUE IMPERFECTO




No del amor. De mí dudo.
Del modo más que imperfecto
que aún tengo de amar.

A menudo reconozco
mi mano escondida
dentro de la mano que recibe
la rosa de amor que doy.

Espiando mi propio mirar,
detrás escondido estoy
de los ojos con que me ves.
Conmigo mismo reparto
lo que pretende ser dádiva,
mas de mí no se desprende.

Por más que me prolongue
en el ser que me reparte,
de repente me siento
el dueño de la alegría
que estremece la piel
y hace nacer lunas
en el cuerpo que abrazo.

No del amor. De mí dudo
cuando en el centro más claro
de la ternura que te invento
engasto un precio de gusto.
Aún sabiendo que el premio
del amor es sólo amar.



Thiago de Mello, Bochorno en la Selva, 1981



_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Maria Lua el Miér 19 Ago 2015, 08:10

Poemas de Thiago de Mello, con traducción al español de Pedro Casas Serra




AS ENSINANÇAS DA DÚVIDA




Tive um chão (mas já faz tempo)
todo feito de certezas
tão duras como lajedos.

Agora (o tempo é que fez)
tenho um caminho de barro
umedecido de dúvidas.

Mas nele (devagar vou)
me cresce funda a certeza
de que vale a pena o amor.



Thiago de Mello, Mormaço na floresta, 1981.





LAS ENSEÑANZAS DE LA DUDA

Tuve un suelo (ya hace tiempo)
Hecho todo de certezas
tan duras como baldosas.

Ahora (el tiempo es quíen lo hizo)
tengo un camino de barro
humedecido de dudas.

Mas por él (despacio voy)
me crece honda la certeza
que el amor vale la pena.



Thiago de Mello, Bochorno en la selva, 1981.




***************************




CANÇÃO DO AMOR ARMADO



Vinha a manhã no vento do verão,
e de repente aconteceu.
Melhor
é não contar quem foi nem como foi,
porque outra história vem, que vai ficar.
Foi hoje e foi aqui, no chão da pátria,
onde o voto, secreto como o beijo
no começo do amor, e universal
como o pássaro voando — sempre o voto
era um direito e era um dever sagrado.

De repente deixou de ser sagrado,
de repente deixou de ser direito,
de repente deixou de ser, o voto.
Deixou de ser completamente tudo.
Deixou de ser encontro e ser caminho,
deixou de ser dever e de ser cívico,
deixou de ser apaixonado e belo
e deixou de ser arma — de ser a arma,
porque o voto deixou de ser do povo.

Deixou de ser do povo e não sucede,
e não sucedeu nada, porém nada?

De repente não sucede.
Ninguém sabe nunca o tempo
que o povo tem de cantar.
Mas canta mesmo é no fim.
Só porque não tem mais voto,
o povo não é por isso
que vai deixar de cantar,
nem vai deixar de ser povo.

Pode ter perdido o voto,
que era sua arma e poder.
Mas não perdeu seu dever
nem seu direito de povo,
que é o de ter sempre sua arma,
sempre ao alcance da mão.

De canto e de paz é o povo,
quando tem arma que guarda
a alegria do seu pão.
Se não é mais a do voto,
que foi tirada à traição,
outra há de ser, e qual seja
não custa o povo a saber,
ninguém nunca sabe o tempo
que o povo tem de chegar.

O povo sabe, eu não sei.
Sei somente que é um dever,
somente sei que é um direito.
Agora sim que é sagrado:
cada qual tenha sua arma
para quando a vez chegar
de defender, mais que a vida,
a canção dentro da vida,
para defender a chama
de liberdade acendida
no fundo do coração.

Cada qual que tenha a sua,
qualquer arma, nem que seja
algo assim leve e inocente
como este poema em que canta
voz de povo — um simples canto
de amor.
Mas de amor armado.

Que é o mesmo amor. Só que agora
que não tem voto, amor canta
no tom que seja preciso
sempre que for na defesa
do seu direito de amar.

O povo, não é por isso
que vai deixar de cantar.



Rio, 6 de febrero, 1966.

Thiago de Mello, A Canção do Amor Armado, 1966.





CANCIÓN DEL AMOR ARMADO



Llegaba la mañana en el viento del verano,
y aconteció de repente.
Mejor
será no contar qué fue ni cómo fue,
porque llega otra historia, que se va a quedar.
Fue hoy y fue aquí, en el suelo de la patria,
donde el voto, secreto como el beso
al comienzo del amor, y universal
como el pájaro que vuela — siempre el voto
era un derecho y era un deber sagrado.

De repente dejó de ser sagrado,
de repente dejó de ser un derecho,
de repente dejó de ser, el voto.
Dejó de ser completamente todo.
Dejó de ser encuentro y ser camino,
dejó de ser deber y de ser cívico,
dejó de ser apasionado y bello
y dejó de ser arma — de ser el arma,
porque el voto dejó de ser del pueblo.

Dejó de ser del pueblo y no sucede,
y no sucedió nada, ¿pero nada?

De repente no sucede.
Nadie sabe nunca el tiempo
en que el pueblo va a cantar.
Mas canta aunque sea al final.
No porque no tenga el voto,
el pueblo, sólo por eso,
no dejará de cantar,
ni va a dejar de ser pueblo.

Puede haber perdido el voto,
que era su arma y su poder.
Mas no perdió su deber
ni su derecho de pueblo,
que es tener siempre su arma
al alcance de la mano.

De canto y paz es el pueblo,
con arma para guardar
la alegría de su pan.
Y no siendo la del voto,
que le han quitado a traición,
otra ha de ser, y cual sea
no cuesta al pueblo saber,
nadie sabe nunca el tiempo
en que el pueblo ha de venir.

El pueblo sabe, no yo.
Sólo sé que es un deber,
sólo sé que es un derecho.
Ahora sí que es sagrado:
que cada cual tenga su arma
por si llega la ocasión
amparar, más que la vida,
la canción en nuestra vida,
para defender la llama
de libertad encendida
en lo hondo del corazón.

Cada cual tenga la suya,
cualquier arma, ni que sea
algo tan leve e inocente
como un poema que canta
voz de pueblo — un simple canto
de amor.
Mas de amor armado.

Que es el mismo amor. Pero ahora
que no hay voto, el amor canta
en el tono que precise
siempre que sea en defensa
de su derecho de amar.

El pueblo, sólo por eso,
no dejará de cantar.



Río, 6 de febrero, 1966.

Thiago de Mello, La canción del amor armado, 1966.




******************



CANÇÃO PARA OS FONEMAS DA ALEGRIA



A Paulo Freire


Peço licença para algumas coisas.
Primeiramente para desfraldar
este canto de amor publicamente.

Sucede que só sei dizer amor
quando reparto o ramo azul de estrelas
que em meu peito floresce de menino.

Peço licença para soletrar,
no alfabeto do sol pernambucano
a palavra ti-jo-lo, por exemplo,

e pode ver que dentro dela vivem
paredes, aconchegos e janelas,
e descobrir que todos os fonemas

são mágicos sinais que vão se abrindo
constelação de girassóis gerando
em círculos de amor que de repente
estalam como flor no chão da casa.

Às vezes nem há casa: é só o chão.
Mas sobre o chão quem reina agora é um homem
diferente, que acaba de nascer:

porque unindo pedaços de palavras
aos poucos vai unindo argila e orvalho,
tristeza e pão, cambão e beija-flor,

e acaba por unir a própria vida
no seu peito partida e repartida
quando afinal descobre num clarão

que o mundo é seu também, que o seu trabalho
não é a pena que paga por ser homem,
mas um modo de amar — e de ajudar

o mundo a ser melhor
Peço licença
para avisar que, ao gosto de Jesus,
este homem renascido é um homem novo:

ele atravessa os campos espalhando
a boa-nova, e chama os companheiros
a pelejar no limpo, fronte a fronte,

contra o bicho de quatrocentos anos,
mas cujo fel espesso não resiste
a quarenta horas de total ternura.

Peço licença para terminar
soletrando a canção de rebeldia
que existe nos fonemas da alegria:

canção de amor geral que eu vi crescer
nos olhos do homem que aprendeu a ler.



(Santiago do Chile, primavera de 1964.)

Thiago de Mello, Faz Escuro Mas Eu Canto, 1965.






CANCIÓN PARA LOS FONEMAS DE LA ALEGRÍA



A Paulo Freire

Pido permiso para algunas cosas.
De entrada para izar
publicamente este canto de amor.

Sucede que sólo sé decir amor
cuando reparto el ramo azul de estrellas
que florece en mi pecho de niño.

Pido permiso para deletrear,
en el alfabeto del sol pernambucano
la palabra la-dri-llo, por ejemplo,

y poder ver que dentro de ella viven
paredes, cobijos y ventanas,
y descubrir que todos los fonemas

son señales mágicas que van abriéndose
constelación de girasoles girando
en círculos de amor que de repente
estallan como una flor en el suelo de la casa.

A veces ni hay casa: es sólo el suelo.
Pero sobre el suelo quien reina ahora es un hombre
diferente, que acaba de nacer:

porque uniendo pedazos de palabras
poco a poco va uniendo arcilla y rocío,
tristeza y pan, hierba y colibrí,

y acaba por unir la propia vida
partida y repartida en su pecho
cuando finalmente descubre en un destello

que el mundo también es suyo, que su trabajo
no es la pena que paga por ser hombre,
sino un modo de amar — y de ayudar

al mundo a ser mejor
Pido permiso
para avisar que, al modo de Jesus,
este hombre renacido es un hombre nuevo:

él atraviesa los campos sembrando
la buena nueva, y llama a los compañeros
a pelear limpio, frente a frente,

contra el bicho de cuatrocientos años,
cuya espesa hiel no resiste
cuarenta horas de total ternura.

Pido permiso para terminar
deletreando la canción de rebeldía
que existe en los fonemas de la alegría:

canción de amor general que yo vi crecer
en los ojos del hombre que aprendió a leer.




(Santiago de Chile, primavera de 1964.)

Thiago de Mello, Es oscuro mas yo canto, 1965.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23640
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 22 Ago 2015, 03:21

Y sigo aprendiendo.
¡Muchas gracias, mi querida amiga por este espacio encantador, bueno, y por el otro, y el otro...
Gracias por todo lo que nos dejas.

Besos de fin de semana, y que lo disfrutes como tú desees.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio Paz
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25661
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Pedro Casas Serra el Dom 13 Sep 2015, 14:11

Thiago de Mello es un gran poema brasileño todavía vivo, que escribe una poesía muy bella, profunda y comprometida. Agradezco mucho a Maria Lua que me lo diera a conocer. Os dejo mis traducciones de sus poemas dispuestos cronológicamente por los libros a los que pertenecen.

Un abrazo.
Pedro

....................................



Thiago de Mello

Amadeu Thiago de Mello (Barreirinha, Amazonas, 30 de marzo de 1926) es un poeta brasileño.

Después de estar detenido durante el golpe de Estado en 1964, se exilió en Chile, donde conoció a Pablo Neruda y a la cantora popular Violeta Parra, aunque también viajó por Argentina, Francia, Alemania y Portugal hasta el fin del régimen militar, cuando volvió a Barreirinha, su pueblo natal.

Es hermano del músico Gaudêncio Thiago de Mello.

Obras de poesía publicadas:

1951 Silêncio e Palavra (Silencio y palabra)
1952 Narciso Cego (Narciso ciego)
1956 A Lenda da Rosa (La leyenda de la rosa)
1965 Faz Escuro mas eu Canto (Está oscuro pero canto)
1966 A Canção do Amor Armado La canción del amor armado
1975 Poesia comprometida com a minha e a tua vida (Poesía comprometida con tu vida y la mía)
1977 Os Estatutos do Homem (Los estatutos del hombre)
1984 Horóscopo para os que estão Vivos (Horóscopo para los que estamos vivos)
1981 Vento Geral (Viento general)
1984 Mormaço na Floresta (Bochorno en la floresta)
1986 Num Campo de Margaridas (Un campo de margaritas)
1996 De uma Vez por Todas (De una vez por todas)

(https://es.wikipedia.org/wiki/Thiago_de_Mello)


POEMAS


De Silêncio e Palavra, 1951:

BREVE SERÁ DEZEMBRO

Somos homens e sabemos
que breve será dezembro
no tempo de nossa carne.
Se habitaremos um tempo
de limites impossíveis,
somos homens, não sabemos.
E a despeito do cansaço.
quase nada percorremos
da estrada que nos tocou.

De nosso tivemos pouco:
tivemos crenças legadas,
herdamos o sangue antigo
e sobretudo o desejo.
Prolongamos o roteiro
que a mão primeira traçou.
Nosso corpo limitado
serviu de atalho à infinita
substância do pecado.

De tudo, apenas foi nosso
o débil gesto esboçado
que se extinguiu muito aquém
da fronteira.

Contudo, algo esperamos.


SERÁ BREVE DICIEMBRE

Somos hombres y sabemos
que diciembre será breve
en tiempo de nuestra carne.
Si habitaremos un tiempo
de límites imposibles,
lo ignoramos, somos hombres.
Y a despecho del cansancio.
casi nada recorremos
del curso que nos tocó.

De nuestro tuvimos poco:
tuvimos creencias legadas,
heredamos sangre antigua
y sobre todo el deseo.
Prolongamos el trayecto
que trazó mano inicial.
Nuestro cuerpo limitado
fue el atajo a la infinita
sustancia del pecado.

De todo, apenas fue nuestro
el débil gesto esbozado
que se extinguió de este lado
de la frontera.

Sin embargo, algo esperamos.


NÃO FUI PROFETIZADO

Não fui profetizado. Aconteci.
Como é difícil cumprir
missão que não recebi.
Vivendo foi que aprendi
a que vim ao mundo: amar.

Quando liberto do tempo
me pediram testemunho,
as minhas mãos mostrarei:
não terei marca de cravos.
Verão, indeléveis, lanhos
da rosa que mais amei.


NO FUI PROFETIZADO

No fui profetizado. Acontecí.
Qué difícil es cumplir
misión que no recibí.
Viviendo fue que aprendí
a qué vine al mundo: a amar.

Cuando librado del tiempo
me pedirán testimonio,
mis manos enseñaré:
no tendrán marcas de clavos.
Verán, indelebles, daños
de la rosa que yo amé.


Thiego de Mello
(Versiones de Pedro Casas Serra)


(continuará)


.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25661
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Pedro Casas Serra el Lun 14 Sep 2015, 05:29

.


De Silêncio e Palavra, 1951 (continuación):

ROMANCE DE SALATIEL

I — O velório

Se foi triste, se não foi,
se gostou de olhar o azul,
se sofreu por desamor,
se digeria a contento,
se procurou Deus (achou-o?)
não conta mais.

Salatiel
Já é matéria sem ganga,
que se oferta, horizontal,
aos olhares e aos pesares.

Chegam vizinhos, amigos
de longa data, parentes
trajando roupas de festas.
E ao penetrarem na sala,
onde Salatiel repousa
de todos os cansaços,
esquecem-se de si próprios
ou porventura se encontram
com total exatidão:
o rosto bêbado é sóbrio,
o folgazão, compungido,
os sempre austeros ensaiam
gestos suaves e os tristes
disfarçam sua tristeza.
Mas Salatiel defunto
adorna o meio da sala
sombria, apesar das flores,
sem nem perceber, que pena
que o gordo senhor de óculos
veio lhe pedir perdão
por malquerenças antigas,
um vulto esguio num canto,
a recordar o colóquio
que teve com o morto, um dia,
chuvoso, em antiga praça,
e desse encontro conserva
lembrança em forma de flor,
que perdura, delicada,
entre as páginas de um livro
de poemas dee amor eterno,
do seu barbeiro, contrito,
que lhe contempla o bigode,
a barba espesa, azulada,
e lembra canção de infância
contando que o capinzal
é cabeleira de mortos.

Pelas narinas do morto,
que já não sentem o aroma
do café que corre a sala,
penetra o velado som
dos faladores incautos:
cada qual lembra seus mortos,
todos bons, quase perfeitos
em sua humana condição,
imperfeitos, porque humanaos,
mas isentos da soberba.

Depois cambiam de tema:
falam de jogos, de guerras,
comentam velhas intrigas,
fazendo sempre um parêntesis
para louvar as virtudes
de quem foi Salatiel.
Que já não é. Suas orelhas
são búzios côncavos, secos.

Ah, Salatiel, se visses
a ternura de teu filho,
de todos o mais rebelde,
que regozijo seria.
Com quanto zelo ele muda
as velas dos castiçais
e espanta — no gesto, afago—
a mosca da tua boca.

Mas Salatiel não vê.
Como também não percebe
as filhas arrematando
com seus soluços ritmados
o choro seco da mãe
que, em seu respeito ao defunto,
repele os erros furtivos,
o desamor não contado
e o desapreço profundo
de saber-se repartida
que lhe voltam à memória,
já se dissolvem no pranto
e o purificam.

II — O sepulcro

Na clareira de treva
em que o tempo não conta
e onde o brilho de luas
afoga-se em argila,
os vermes já circundam
a carne recém-vinda.
Abraçam-na com júbilo
de seres separados
que afinal se reencontram
e este abraço revela
um sutil parentesco:
não aquele que implica
em um correr de hormônios,
certas cumplicidades
pobres conquanto físicas
e que o tempo desgasta
e em lembrança converte.
Outro, porém, mais fundo,
que elimina a distância
do que, por ser minguado,
alonga-se no sonho,
ao exato minério
feliz em seu contorno:
e brandamente reúne
a besta que se entrega
a êxtases promíscuos
e o que de amor constrói
sandálias adequadas
para a longa excursão,
numa aventura só
de crescer e acabar
e aguardar, entre sombras,
que a mão cega do mundo
vá recompondo as cinzas.

E com um linguajar
que só as coisas entendem
os vermes confabulam
acerca do destino
deste novo parente
que, aos poucos, se devolve
ao útero da terra.

III — Epílogo

O dono de tal carne, todavia,
conhece a paz de canto em que se evola
de garganta demasido tensa.
Liberto dos enredos da memória,
isento de esperança, ele palmilha
os caminhos abstratos, modulados
em matéria de além, de sono puro.

Salatiel não-sendo desconhece
a exata perfeição do que não é
e integra-se à paisagem absoluta
onde nem sombras há das três colunas,
suportes do planalto que assegura
o repouso dos deuses fatigados:
consante prolongar do sétimo dia.
O outrora sonhador de galardões,
que passeou pelo bosque dos enigmas
e entregou-se a engenhos intrincados
como o de mergulhar na própria luz
e de lá regressar sujo de treva,
ou do chão mais rasteiro para erguer montanhas,
exerce, então, mister dos mais humildes:
Salatiel não sendo já faz parte
do azul na arquitetura do vazio.


ROMANCE DE SALATIEL

I — El velatorio

Estuviese triste o no,
gustó de mirar el cielo,
padeció por desamor,
se alimentaba contento,
a Dios buscó (¿lo encontró?)
no importa ya.

Salatiel
es ya materia sin ganga,
que se ofrece, horizontal,
a miradas y congojas.

Llegan vecinos, amigos
de mucho tiempo, parientes
vistiendo ropas de fiesta.
Y al penetrar en la sala,
donde Salatiel reposa
de tantísimas fatigas,
no se acuerdan de sí mismos
o por ventura se encuentran
con total exactitud:
el rostro borracho es sobrio,
el alegre, compungido,
los siempre austeros ensayan
gestos suaves y los tristes
disimulan su tristeza.

Pero Salatiel difunto
orna el centro de la sala
sombría, pese a las flores,
sin percatarse, qué lástima,
que el señor gordo con gafas
vino a pedirle perdón
por antiguas malquerencias,
uno alto en una esquina,
a recordar el coloquio
que tuvo con el difunto,
en la plaza un día lluvioso,
y de ese encuentro conserva
recuerdo en forma de flor,
que perdura, delicada,
entre las hojas de un libro
de poemas de amor eterno,
de su barbero, contrito,
que le contempla el bigote,
la barba espesa, azulada,
y evoca cantos de infancia
narrando que el hierbazal
es cabellera de muerto.

Por las narices del muerto,
que no aspiran el aroma
de café que hay en la sala,
penetra el velado hablar
de los incautos bocazas:
todos recuerdan sus muertos,
tan buenos, casi perfectos
en su humana condición,
imperfectos, por humanos,
pero exentos de soberbia.

Luego varían de tema:
hablan de juegos, de guerras,
comentan viejas intrigas,
haciendo siempre un paréntesis
para loar las virtudes
de quien fuera Salatiel.
Que ya no es. Sus orejas
son conchas cóncavas, secas.

Ah, Salatiel, si tú vieras
la ternura de tu hijo,
el más rebelde de todos,
qué contento que estarías.
Con cuanto celo él renueva
de velas los candeleros
y espanta — con dulce gesto—
una mosca de tu boca.

Pero Salatiel no ve.
Como tampoco percibe
a sus hijas rematando
con sus hipidos ritmados
el seco llanto materno
que, por respeto al difunto,
ahuyenta errores furtivos,
desamores no narrados
y el menosprecio profundo
de saberse compartida
que vuelven a su memoria,
se disuelven en el llanto
y lo purifican.

II — El sepulcro

En claridad de tinieblas
en que nada cuenta el tiempo
y donde el brillo de lunas
se disimula en arcilla,
los gusanos ya circundan
la carne recién llegada.
La abrazan con la alegría
de personas separadas
que finalmente se encuentran
y en este abrazo revelan
un suave parentesco:
no aquel que viene ya implícito
en un propagar de hormonas,
pequeñas complicidades
pobres por cuanto son físicas
que va desgastando el tiempo
y convirtiendo en recuerdos.
Sino otro, más profundo,
que deshace la distancia
de lo que, por ser menguado,
va prolongando en el sueño,
hasta aquel mismo filón
que es feliz en su contorno:
y reúne con bondad  
a la bestia que se entrega
a los éxtasis promiscuos
y lo que hace del amor  
las sandalias adecuadas
para una larga excursión,
en la aventura tan sólo
de crecer y terminar
y aguardar, entre las sombras,
que ciega mano del mundo
amontone las cenizas.

Y en su propio dialecto
que sólo ellos comprenden
los gusanos van hablando
sobre la fatalidad
de este inédito pariente
que, lentamente, regresa
al útero de la tierra.

III — Epílogo

El dueño de tal carne, todavía,
oye la paz del canto que se eleva
de una garganta demasiado tensa.
Libre de los enredos del recuerdo,
exento de esperanzas, él recorre
los caminos abstractos, modulados
de ser del más allá, de sueño puro.

No siendo, desconoce Salatiel
la exacta perfección de lo que no es
e integra totalmente en el paisaje
donde no hay sombra de las tres columnas,
soportes de altiplano que aseguran
el reposo a los cansados dioses:
prolongación tenaz del séptimo día.

El antes soñador de galardones,
que por bosque de enigmas paseó
y se entregó a ingenios intrincados
como el de bucear en la luz propia
y de allá regresar sucio de sombras,
o alzar montañas del rastrero suelo,
ejerce, ya, labores más humildes:
No siendo, Salatiel forma ya parte
del azul en la arquitectura del vacío.


Thiago de Mello
(Versión de Pedro Casas Serra)


(continuará)


.


Última edición por Pedro Casas Serra el Lun 21 Sep 2015, 00:22, editado 1 vez


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39975
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Maria Lua el Lun 14 Sep 2015, 08:48

Gracias, Pedro, por tus excelentes traducciones
de los poemas de Thiago de Mello...


Gracias, Lluvia por tus visitas, estás
presente en todos los espacios del foro...

Besos para los dos
Maria Lua


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25661
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Pedro Casas Serra el Mar 15 Sep 2015, 05:14

Celebro que te gusten, Maria.

Un abrazo.
Pedro


..........................................



De Silêncio e Palavra, 1951 (continuación):

RUMO

Somente sou quando em verso.

Minhas faces mais diversas
são labirintos antigos
que me confundem e perdem

Meu pensamento perfura
muros de nada à procura
do que não fui nem serei.

Ante a carne fêmea e branca
meu corpo se recompõe
ofertando o que não sou.

Meu caminhar e meus gestos
mal e apenas anunciam
minha ainda permanência.

Para chegar até onde
não me presumo, mas sou,
sigo em forma de palavra.


RUMBO

Soy solamente en el verso.

Mis caras más diferentes
son antiguos laberintos  
que me confunden y pierden

Mi pensamiento perfora
muros de nada a la busca
del que no fui ni seré.

Ante la carne hembra y blanca
mi cuerpo se recompone
brindando lo que no soy.

Mi caminar y mis gestos
apenas y sólo anuncian
mi duración todavía.

Para llegar hasta dónde
no conjeturo, mas soy,
sigo en forma de palabra.


SILÊNCIO E PALAVRA

I

A couraça das palavras
protege o nosso silêncio
e esconde aquilo que somos
Que importa falarmos tanto?
Apenas repetiremos.
Ademais, nem são palavras.
Sons vazios de mensagem,
são como a fria mortalha
do cotidiano morto.
Como pássaros cansados,
que não encontraram pouso
certamente tombarão.
Muitos verões se sucedem:
o tempo madura os frutos,
branqueia nossos cabelos.
Mas o homem noturno espera
a aurora da nossa boca.

II

Se mãos estranhas romperem
a veste que nos esconde,
acharão uma verdade
em forma não revelável.
(E os homens têm olhos sujos,
não podem ver através.)
Mas um dia chegará
em que a oferenda dos deuses,
dada em forma de silêncio,
em palavra transfaremos.
E se porventura a dermos
ao mundo, tal como a flor
que se oferta – humilde e pura – ,
teremos então cumprido
a missão que é dada ao poeta.
E como são onda e mar,
seremos homem e palavra.



SILENCIO Y PALABRA

I

Armadura de palabras
protege nuestro silencio
y oculta aquello que somos.
¿Qué importa que hablemos tanto?
Tan sólo repetiremos.
Además, ni son palabras.
Sones faltos de mensaje,
son cual la fría mortaja
del difunto cotidiano.
Como pájaros cansados,
sin lugar donde posar
ciertamente caerán.
Muchos veranos se siguen:
el tiempo dora los frutos,
blanquea nuestros cabellos.
Mas el nocturno hombre espera
la aurora de nuestra boca.

II

Si manos extrañas rompen
el traje que nos esconde,
hallarán una verdad
en forma no revelable.
(Y los hombres de ojos sucios,
no pueden ver a través.)
Pero un día llegará
en que la ofrenda a los dioses,
dada en forma de silencio,
en palabra transformemos.
Y si por suerte nos damos
al mundo, como la flor
que se ofrece – humilde y pura – ,
habremos cumplido entonces
la misión dada al poeta.
Y como son ola y mar,
seremos hombre y palabra.


Thiago de Mello
(Versiones de Pedro Casas Serra)


(continuará)


.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25661
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Pedro Casas Serra el Miér 16 Sep 2015, 05:17

.

De Silêncio e Palavra, 1951 (continuación):

TEMO POR MEUS OLHOS

Temo por meus olhos
diante das puras vestes.
E no entretanto, desejo.

Temor que sugere o epílogo
de ser cântaro partido
ao lado de fonte pródiga.

A não contemplar, prefiro
definitiva cegueira.

Não como os homens cegos,
mas como os pés das crianças
que são cegos, caminhando.


TEMO POR MIS OJOS

Temo por mis ojos
ante puras vestiduras.
Y sin embargo, deseo.

Temor que sugiere el fin
de ser cántaro partido
al lado de fuente pródiga.

A no contemplar, prefiero
ceguera definitiva.

No como los hombres ciegos,
sino como pies de niños
que son ciegos, caminando.


UM MENINO CHEGA AO MUNDO

Chegou ao mundo um menino
mais sozinho que a primeira
estrela que acende a noite.
Nenhum pano o envolvia.
Além, do suave fulgor;
trazia o condão da infância
que aos homens faz tanta falta.

Bois não rodeavam o menino.
Nem burros, Puro silêncio
orlava o claro mistério
de um coração sem pecado.

Os pastores da comarca
cuidavam na madrugada
dos seus rebanhos. Os anjos
que navegam no céu
ao trabalho se deram
de anunciar que um menino
chegava com um recado
ao tempo da eternidade.

Mais que rês, trezentos mil
magos são que hoje dominam
os sortilégios das mirras,
dos incensos e dos ouros.
Mas nenhum deles chegou
com oferenda à criança.

As estrelas que nos cobrem
já mal sabem de caminhos
que levem o homem à frágua
onde se forjam milagres.

Os homens fugiram todos.
Infância já infunde medo:
Aquele recém-chegado
reacendia brasas murchas
e recordava que cinzas
escondem constelações

O menino, atravessando
mordidas e escuridões
não achou sequer lugar
numa estalagem do mundo.
Aconchegada na rua,
perdida ficou a infância
por entre as gretas escusas
da indiferença dos homens.


UN NIÑO LLEGA Al MUNDO

Un niño al mundo llegó
más solo que la primera
estrella que abre la noche.
Ningún paño lo envolvía.
A más del suave fulgor,
traía el don de la infancia
que tanto falta a los hombres.

Ningún buey rodeaba al niño.
Ni burro, puro silencio
orlaba el claro misterio
de un corazón sin pecado.

Pastores de la comarca
cuidaban de madrugada
a sus rebaños. Los ángeles
que navegan por el cielo
no se dieron el trabajo
de avisarles de que un niño
llegaba con un mensaje
de la eternidad al tiempo.

Más de unos trescientos mil
son los magos que hoy dominan
los conjuros de las mirras,
los oros y los inciensos.
Pero ninguno llegó
con ofrendas para el niño.

Las estrellas que nos cubren
no saben ya de caminos
que conduzcan a la fragua
donde se forjan milagros.

Huyeron todos los hombres.
Ya infunde miedo la infancia:
El niño recién llegado
reavivaba mustias brasas
recordando que cenizas
esconden constelaciones.

El pequeño, atravesando
pesares y oscuridades
ni siquiera halló lugar
en posadas de este mundo.
Aposentada en la calle,
perdida quedó la infancia
entre cuarteadas escusas
de la indiferencia humana.


Thiego de Mello
(Versión de Pedro Casas Serra)


(continuará)


.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Contenido patrocinado

Re: LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE ( THIAGO DE MELLO)

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun 20 Nov 2017, 04:38